Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda






descargar 223.31 Kb.
títuloMonstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda
página7/21
fecha de publicación17.07.2015
tamaño223.31 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   21

LA GRAN PARTIDA

Alfredo Molano Bravo

No hay duda: una de las cartas que está jugando Santos es la de la paz. También la de la guerra, por supuesto.


Es decir, todas las formas de lucha legales. Las ilegales siguen su curso aunque no sean manejadas por el Estado. Tampoco son controladas por la Fuerza Pública. La oposición a cualquier negociación crece. Uribe trina, El Colombiano da alaridos, José Obdulio y Fernando Londoño disparan columnas. La Ley de Víctimas, el Marco Legal para la Paz, el fuero militar son para ellos concesiones a las Farc. Creen a pie juntillas que Santos quiere poner a Timochenko en la presidencia del Senado. Todo les sabe a entrega de patria, a traición, a derrota, a deshonra. La condición previa que exigen para la paz es que las guerrillas entreguen las armas y acaten la ley. Lo mismo que han pedido siempre los “enemigos agazapados de la paz”, que por lo menos hoy dan la cara: la de Uribe y sus cinco áulicos. Hay otros que firman sin cédula y otros más que organizan operativos. Santos no los ignora. Trata de negociar con todos ellos en público: señores oficiales, no le teman a la paz; señores empresarios, la paz traerá más inversiones. Sabe que el miedo que tienen los militares no es a la paz sino a la merma de privilegios que traería, por definición, un arreglo definitivo con la guerrilla. Cierto que ese detrimento en honores e ingresos también se produciría si ganan la guerra. Por eso, una de las explicaciones sobre la duración de nuestro conflicto —en buena hora reconocido en la Ley de Víctimas— es la de los privilegios del estamento militar. La otra, sin duda, la parcialidad política del Estado en favor de los intereses del establecimiento, condensados en el Plan de Desarrollo.

Vistas así las cosas, al presidente le queda más fácil negociar con la guerrilla que con los militares, los empresarios y los gamonales para no terminar derrotado en otro Caguán. Fue esa carencia el verdadero obstáculo de la negociación entre Pastrana y Marulanda. El error del expresidente no fue el despeje de 30.000 kilómetros, fue no haber negociado previamente con el establecimiento y con los militares el precio que esas dos poderosas fuerzas estaban dispuestas a pagar. Pastrana se dio cuenta del error y trató de enmendarlo tardíamente fortaleciendo las Fuerzas Armadas y poniendo en manos de políticos y empresarios la suerte de la negociación. No sólo la jugada no le resultó, sino que los dos poderes le salieron adelante y eligieron a Uribe.

Es claro hoy que las guerrillas no llegarán a guindar hamacas en la Casa de Nariño; creo que tampoco sus jefes apuntan a desfilar triunfantes por la carrera séptima. Esa alternativa fue derrotada tanto en lo político como en lo militar. Pero los levantados en armas no están dando patadas de ahogado. Su estrategia visible es aumentar con acciones militares su poder de negociación, una estrategia idéntica a la del gobierno. El resultado ideal sería un empate relativo y por tanto un acuerdo de fondo. Pero Santos tiene aún la esperanza de negociar imponiendo sus condiciones. Así, la pregunta es: ¿cuál es el campo de acción que sus amigos y enemigos políticos —desde Obama hasta Uribe— le permitirían y cuya oferta pudiera ser aceptable para las guerrillas? No veo fácil resolver la cuadratura del círculo. En esta partida uno de los jugadores tiene que perder y pagar el costo de un arreglo. Me temo que no será Santos. En parte porque Uribe no va a terminar su vida respondiendo en La Haya sino internado en Sibaté, como dice Daniel Samper; y en parte porque, como dijo María Elvira Samper, estamos mamados de la guerra.

Nota. En Arauca y en Cauca ha comenzado la represión contra ciudadanos acusados de colaboración con la guerrilla. La detención de Neisair Ramos, Félix Manuel Banguero y los hermanos Rafael y Sergio Ulcué, dirigentes campesinos negros e indígenas, busca castigar sus denuncias y criminalizar la defensa de sus territorios.

EL COLOMBIANO

MARCO DE IMPUNIDAD


Rafael Nieto Loaiza

La aprobación en último debate del ‘marco jurídico para la paz’ y las inclusiones finales que se le hicieron exigen unas nuevas reflexiones.

Sea primero decir que pasó lo esperado: los guerrilleros asesinos, secuestradores, violadores y narcotraficantes podrán ser elegidos a cargos de elección popular. Los veremos de candidatos a la Presidencia, de congresistas, gobernadores y alcaldes. El Gobierno volvió a meter, por la puerta de atrás, un artículo que permite incluso la elección popular de guerrilleros condenados por delitos atroces. En este país desmemoriado hay que recordar que una norma con diferente redacción pero el mismo efecto había sido retirada de la discusión en el Congreso, cuando un grupo de los policías y militares secuestrados fue asesinado a sangre fría por las Farc. Pero el retiro de entonces fue una jugada táctica para que, anestesiados como vivimos y lejanísimo ya el recuerdo de los muertos, ahora se volviera a abrir la puerta a que ‘Timochenko’ y compañía puedan ser tratados como, por ejemplo, honorables padres de la patria.

La cosa se hizo por vía de entregarle a una ley estatutaria la posibilidad de definir “los delitos considerados conexos al delito político para efectos de la posibilidad de participar en política”. La única restricción estará en que los crímenes de lesa humanidad y el genocidio no podrán ser considerados conexos siempre que se hayan “cometido de manera sistemática”. Pareciera una precisión innecesaria, porque por definición el crimen de lesa humanidad requiere un “ataque generalizado o sistemático contra la población civil”.

Pero en realidad no es gratuita: la explícita restricción de que haya sistematicidad beneficia de entrada a todos los asesinos, secuestradores y violadores ‘ocasionales’. Si eso no fuera mucho, desde ya es posible imaginar a todos los jueces que sostendrán que el delito cometido con ‘fines altruistas’ no es nunca un crimen de lesa humanidad y a todos los congresistas que en la ley estatutaria fijarán unos criterios de ‘sistematicidad’ que permitirán que prácticamente ningún guerrillero quede excluido de los beneficios.

No menos importante es resaltar lo que la norma dice tácitamente cuando establece que sólo los crímenes de lesa humanidad y el genocidio no podrán ser considerados conexos con los delitos políticos. Eso significa que los guerrilleros responsables de crimines de guerra y de delitos atroces que no constituyan crímenes de lesa humanidad sí podrán ser elegidos, y que también podrán serlo los terroristas y los narcotraficantes porque el terrorismo y el narcotráfico no son crímenes de lesa humanidad.

Si eso no bastara para asquearse, habría que agregar que el marco permite que sólo “los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad, genocidio, o crímenes de guerra cometidos de manera sistemática” sean investigados. Es decir, que no serán investigados esos criminales si no caen en la categoría de “máximos responsables”. Y remata con la perlita que de que aún a los “máximos responsables” de estos crímenes, los más abominables que puedan ser concebidos, les puede ser suspendida la pena, de manera que aún condenados podrán disfrutar de su libertad sin restricción alguna.

En fin, el senador Barreras, ponente de este engendro, se llevará las palmas de los caraduras. No tuvo reparo en afirmar, sin sonrojarse, que el marco “no es un instrumento de impunidad, no le rebaja un día de cárcel a nadie, ni le regala beneficios”. Creerá que somos todos unos p… Quizás tenga razón.

CORRUPCION

EL ESPECTADOR
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   21

similar:

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconAristeas a filócrates I. IntroduccióN (§§ 1-8)
«aprender y recibir siempre algo», bien sea por narraciones históricas o por propia experiencia. De esta manera se consigue pureza...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconLiteratura de habla hispana en general y la de este territorio en...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconComunicado de prensa
«Siempre soñé que un día crearía una complicación extraordinaria para la mujer. El premio que acabo de recibir por el Margot es un...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconTemas nº: 5, 6, 7, 8
«dígase de una vez, aunque sea prematuro». ¿Qué nos indica esto de la figura del

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEste pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEl derretimiento de los casquetes glaciares conllevó un aumento paulatino...
«cuneiforme», para registrar el flujo de bienes y productos traído por el florecimiento del comercio. Mesopotamia se considera el...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEntendemos por figura retórica toda modificación del uso normal y...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconUn borracho está orinando en la calle y pasa una señora y dice: Qué...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconNuestro sistema nervioso está preparado pare enfrentar situaciones...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconIniciamos una nueva tarea en esta fase en que nos ocupamos de cimentar...






© 2015
contactos
l.exam-10.com