Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda






descargar 223.31 Kb.
títuloMonstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda
página2/21
fecha de publicación17.07.2015
tamaño223.31 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

CONSECUENCIAS IMPREVISTAS

Alejandro Gaviria

Hace varias décadas el sociólogo estadounidense Robert Merton formuló su ya célebre ley de las consecuencias imprevistas, una advertencia necesaria, pero sistemática o convenientemente ignorada por políticos de todos los colores.


Merton llamó la atención sobre la complejidad de las relaciones sociales y la probabilidad de que, a su turno, las acciones públicas tengan efectos inesperados e indeseados. Merton puso su dedo escéptico en la llaga (siempre abierta) de las ínfulas y los afanes de los reformadores sociales. Hizo un llamado a la modestia. Y a la paciencia. Recordó que, después de todo, el cambio social no sólo es cuestión de buenas intenciones o voluntades férreas.

La ley de las consecuencias imprevistas ha sido corroborada una y otra vez. A comienzos de los años cincuenta, en Saint Louis, Estados Unidos, se llevó a cabo una ambiciosa intervención social, un macroproyecto de vivienda popular que, en teoría, iba a revolucionar el urbanismo y la sociedad. El proyecto Pruitt-Igoe (así se llamaba) fue presentado como la ciudad del futuro y la redención de los más pobres. Decenas de miles de personas ocuparon las nuevas viviendas llenas de optimismo y buenos augurios. Pero el temperamento colectivo cambió rápidamente. Los residentes comenzaron a sentirse alienados por un proyecto que entorpecía las interacciones sociales más benéficas. Con el tiempo los residentes descuidaron las zonas comunes y sus propios apartamentos.

Algunos abandonaron sus viviendas decepcionados. Otros se resignaron a un deterioro gradual pero ineluctable. El 15 de julio de 1972, el proyecto fue dinamitado. Acabó con un gran estruendo, como los malos sueños.

En Francia, proyectos parecidos han tenido resultados semejantes. En Guatemala, la mitad de las viviendas otorgadas ha terminado en el mercado negro. En Brasil, muchos hogares no han podido pagar los servicios públicos y el mantenimiento de las nuevas viviendas. Para no ir tan lejos, en el noroccidente de Medellín, en el sector de Pajarito, un macroproyecto de vivienda popular habitado, entre otros, por los antiguos residentes del basurero de Moravia, podría convertirse en el Pruitt-Igoe colombiano.

En Pajarito, como en otros lugares, los residentes vieron menguadas las oportunidades económicas y exacerbados los problemas sociales, la violencia por ejemplo. Las externalidades negativas de la concentración de la pobreza en espacios aislados económicamente, densamente poblados y desprovistos de la funcionalidad que sólo viene con el crecimiento gradual y espontáneo, pueden ser fatales. Literal y metafóricamente. “Fue un gran error”, me dijo recientemente un exfuncionario en un momento de sinceridad. La ley de las consecuencias imprevistas suele ser obvia en retrospectiva, cuando ya es demasiado tarde.

Lo que está ocurriendo en Pajarito podría ocurrir en otros lugares de Colombia si la premura política lleva a la construcción de macroproyectos improvisados. Los expertos ya hablan de la necesidad de intervenciones específicas, de una suerte de acupuntura urbana que mejore las viviendas y preserve tanto el capital social como las oportunidades económicas. Pero, como dicen, las cosas buenas toman tiempo. Por ahora sólo cabe esperar que Merton no tenga nuevamente la razón y que, en dos o tres décadas, no estemos destruyendo lo que ahora queremos construir con tanto furor. 


DE ESO TAN BUENO NO DAN TANTO

María Elvira Samper

Resulta obscena —por invasiva, burda y mentirosa— la ofensiva publicitaria de la multinacional Pacific Rubiales Energy para vender la idea de que su inversión en la explotación de petróleo en Campo Rubiales, en Puerto Gaitán (Meta), ha convertido a la región en un paraíso donde la gente vive feliz, tiene empleo, educación, salud y un entorno donde proliferan especies de flora y fauna.



Una ofensiva cuyo valor superaría los $30.000 millones y que no se limita a la jugosa pauta en los medios, sino que incluye el patrocinio de eventos, como el torneo de golf en el que participaron el expresidente Clinton y el presidente Santos; el Festival de Verano en Puerto Gaitán, al que este año aportó más de $2.500 millones; el de alpinismo, Siete Cumbres, y el copatrocinio de la Selección Colombia por cerca de $8.000 millones, entre otros.

Semejante embate propagandístico deja mal sabor y oculta mal la intención de lavar su imagen, de silenciar verdades y realidades que enturbian su historia de éxito. Porque detrás del auge sin precedentes de la empresa que gestaron cuatro venezolanos sin futuro en la Venezuela de Chávez, hay conflictos laborales y contractuales, escándalos que comprometen a socios y varias investigaciones. Pacific ha estado en la mira de la DIAN por presuntas anomalías en el pago de impuestos, y de la Superintendencia de Sociedades, que le ha abierto ocho investigaciones por falta de claridad en la propiedad de las filiales de la empresa matriz (cuatro fueron archivadas y cuatro derivaron en una multa). También tiene problemas contractuales con Ecopetrol y un control de advertencia de la Contraloría, que encontró anomalías en las instalaciones del campo La Creciente (Sucre) y equipos inadecuados de muestreo en varias estaciones, lo cual afectaría la información sobre la producción de hidrocarburos y el cálculo de las regalías en detrimento de la Nación y de las regiones productoras.

Para rematar, ha sometido a un acoso judicial al periodista Héctor Mario Rodríguez, editor del portal de noticias económicas y de negocios PrimeraPágina.com, y quien en los últimos tres años ha tenido que enfrentar cuatro demandas: una por injuria y calumnia; dos por difamación ante cortes de Ontario y Miami, y la cuarta por pánico económico. Acusan al periodista de causar un bajonazo del 50% en el precio de las acciones de Alange el año pasado, situación que derivó en una demanda por US$50 millones contra sus directivos, entablada por inversionistas que se sintieron engañados porque compraron acciones con información falsa aportada por la propia compañía. Rodríguez, quien rindió indagatoria ante la Fiscalía hace una semana, sostiene que le quieren echar la culpa de los errores que cometieron los directivos de Alange y que les costaron la cabeza.

Pacific, que impúdicamente nos satura de publicidad engañosa y que persigue a periodistas que publican información que no le conviene, avanza como un pánzer, no sólo en el sector de los hidrocarburos. También en minería, en el campo de la energía y en la producción de caucho y palma de aceite. Pero lo más preocupante de todo es su decisión de entrar de lleno en los medios de comunicación, y no sólo con pauta, sino apropiándose de ellos. Algunos socios venezolanos ya son accionistas de Cablenoticias, y todo apunta a que, luego de fracasar en el intento de comprar El Tiempo (el presidente Santos habría hecho saber que no veía con buenos ojos esa operación), la multinacional se propone adquirir Caracol Radio, del Grupo Prisa. Si el negocio cuaja, que tiemblen los periodistas o, mejor, que compren bozales, porque a Pacific no le gusta que metan las narices en sus negocios. 

PARA REIR PENSANDO

SEMANA
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

similar:

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconAristeas a filócrates I. IntroduccióN (§§ 1-8)
«aprender y recibir siempre algo», bien sea por narraciones históricas o por propia experiencia. De esta manera se consigue pureza...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconLiteratura de habla hispana en general y la de este territorio en...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconComunicado de prensa
«Siempre soñé que un día crearía una complicación extraordinaria para la mujer. El premio que acabo de recibir por el Margot es un...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconTemas nº: 5, 6, 7, 8
«dígase de una vez, aunque sea prematuro». ¿Qué nos indica esto de la figura del

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEste pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEl derretimiento de los casquetes glaciares conllevó un aumento paulatino...
«cuneiforme», para registrar el flujo de bienes y productos traído por el florecimiento del comercio. Mesopotamia se considera el...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconEntendemos por figura retórica toda modificación del uso normal y...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconUn borracho está orinando en la calle y pasa una señora y dice: Qué...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconNuestro sistema nervioso está preparado pare enfrentar situaciones...

Monstruos piedad Bonnett La humanidad ha estado desde siempre fascinada por la figura del monstruo, bien sea éste una hidra, un cancerbero o una mujer barbuda iconIniciamos una nueva tarea en esta fase en que nos ocupamos de cimentar...






© 2015
contactos
l.exam-10.com