Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual






descargar 92 Kb.
títuloFamosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual
página2/4
fecha de publicación17.07.2015
tamaño92 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

EL ABRAZO TZIMISCE.

Dado que el clan por completo desprecian la Tradición de la Progenie, son muy selectivos sobre a quien Abrazan. Los Tzimisce no son humanos, no lo desean y buscan Abrazar a alguien que se desvíe de la raza humana. social, mental o emocionalmente. Los Tzimisce priman la inteligencia y la perspicacia, pero la inteligencia debe ser más una habilidad de percibir las cosas de otro modo que la lógica o resolver problemas. Se parece un poco a lo que buscan los Malkavian, pero los Tzimisce no respetan la locura. Un vegetal catatónico o un psicópata es una manifestación de fragilidad humana, no un principio de proto vampiro. Un Tzimisce debe modelar su locura antes que esta le modifique a él. Ni siquiera la necesidad o conveniencia excusa un Abrazo. Los Tzimisce, durante los Ritos de Creación, suelen dejar que los Brujah y los Pander animen la carne de cañón. Un Demonio que necesite músculo prefiere construir una docena de ghouls antes que transmitir la preciosa vitæ Tzimisce a un ser indigno. Los Sires Tzimisce mantienen una gran cantidad de influencia sobre sus Chiquillos, más de lo que hacen los Sabbat. Aunque no es tan exagerada como la que mantienen los Sires de la Camarilla, los Tzimisce mantienen relación con neonatos, aunque estén en otras manadas. Aunque nunca se hacen responsables de las acciones de sus Chiquillos, un Tzimisce que tiene un neonato que hace algo malo suele perder respeto ante sus compañeros de clan.
MAGIA TZIMISCE.

Muchos Tzimisce son reputados magos, aunque el clan carece de la maestría de los Tremere en las artes mágicas. Los que practican la magia son conocidos como koldun e inspiran respeto en sus camaradas. Las Sendas que comúnmente practican son las de El Encanto de las Llamas, Taumaturgia Espiritual, Senda de Conjuración y Dominio Elemental. Extráñamente pocos practican la Senda de la Corrupción, prefieren conseguir los mismos objetivos con alquimia o Vínculos. Las prácticas mágicas Tzimisces difieren de las de sus rivales Tremere. Enfatizan lo espiritual y reverencial como oposición al oculto pragmatismo Tremere. Cantos, letanías y pompa acompañan a todos los rituales Tzimisce. Algunos grupos, incluidos magos, Tremere, Lasombra y la Inquisición del Sabbat estarían muy interesados en obtener información sobre la magia específica Tzimisce.
JERARQUÍA DEL CLAN.

A primera vista, los Tzimisce parecen un clan quebrado, individualista, reflejando la secta anárquica que fundaron. Esto es erróneo. A pesar de la falta de una estructura formal, y están estrechamente unidos. El respeto por la secta y su herencia impregna al clan, los caprichos de la Vicisitud mantienen un grado de autoexpresión individual dentro de la estructura común. Además, muchos de sus miembros están unidos por Vinculums. La pequeña jerarquía que existe entre los Tzimisce del Sabbat está basado sólidamente en el poder. Los que han despertado su forma zulo, tienen, al menos, un nivel de Taumaturgia y han demostrado sabiduría y lealtad a la secta y al clan son llamados zhupans. Son respetados por sus conocimientos y poder y suelen "sugerir" métodos de acción a los Tzimisce menores. Estos no están obligados a atender a esa "sugerencia", pero ignorarla es considerado grosero y conlleva, como mínimo, una reprimenda por parte del zhupan. El cabecilla del clan es llamado Vaivoda. Aunque el título no tiene peso específico en el Sabbat, en la práctica tiene el mismo estatus que un cardenal. Es más un título religioso. El Vaivoda es el que decreta los Autorictas y Ignoblis Ritae del clan y supervisa las sagradas noches del clan. El Vaivoda es siempre un maestro en Vicisitud y Taumaturgia, maestro en su Senda de Iluminación y extremadamente sabio. El único símbolo que le representa es una capa hacha con la piel de al menos 3 Tremere que el mismo mató en combate personal. Las luchas por la posición nunca ocurren; si lo hicieran, los luchadores toman la forma zulo y entran en una Monomacia física y mágica cuyo único fin es la muerte o la sumisión.

El Viejo Clan.

La mayoría de los antiguos del clan murieron cuando el clan se unió al Sabbat, pero unos pocos escaparon. A salvo en sus refugios de los ataques del Sabbat, llevan existiendo siglos. Algunos se refieren a ellos como el "Viejo Clan", aunque es un nombre falso. Estos blanquecinos vampiros tienen poco uso para la secta o el clan, ellos recuerdan las antiguas noches cuando un vampiro era dueño de si mismo y otro vampiro era un enemigo potencial. La sociedad del Viejo Clan está estructurada en nidadas de un Sire y uno, o más, Chiquillos vinculados. Esos chiquillos cumplen el rol de amantes, amigos, familia, guardaespaldas y sirvientes. La maestría de los Tzimisce en el Vínculo permite que los Sires afinar las emociones de sus Chiquillos a su gusto haciendo que un amante quiera cumplir todos los deseos del Sire, que el guardia sea Vinculado para la lealtad...o cualquier cosa que quiera "programarles". Los del Viejo Clan raramente se reunen. Los otros Tzimisce son, si cabe, menos dignos de confianza que otros vampiros. En verdad, muchos del Viejo Clan gastan su tiempo recordando los siglos pasados y el desprecio de sus hijos en vez de preocuparse de la muy real amenaza del Sabbat. Esto no quiere decir que hayan olvidado a su progenie traidora. De hecho algunos repudian a los jóvenes por completo, diciendo que no son vampiros sinó los nidos de carne de unos parásitos llamados "Comealmas". Esta distinción se basa en la posesión de la Vicisitud, aunque se ha comprobado que algunos antiguos Tzimisces que no son del Sabbat tienen Vicisitud desde hace siglos. Algunos Sabbat murmuran que unos pocos Chiquillos de los del Viejo Clan han sido hechos inmunes al Vinculum por sus Sires y han sido enviados para infiltrarse en la secta y echarla abajo. El clan se mofa públicamente de estos rumores, pero algunos Sabbat de alto rango han expresado en privado hallarse inquietos ante tal posibilidad.

Los Tzimisces de la Madre Patria.

El clan tiene un rico legado. Ahora se encuentra en EEU en su mayoría, pero proviene de la Europa Oriental. Pocos permanecen allí, pero son extremadamente ancianos, y tienen gran poder, mortal y no-muerto. Sólo temen al cambio. Son claramente ricos e, incluso con la guerra y otras perturbaciones en el mundo mortal, los asuntos mortales rara vez les afectan. La mayoría tienen por lo menos uno o dos sirvientess humanoss que se ocupan de sus asuntos, pero algunos tienen docenas. La mayoría habita en los mismos castillos que han habitado durante siglos, además de ser los propietarios de los terrenos colindantes. Rara vez Abrazan. Temen a casi todos los vampiros jóvenes debido a la tracición que sufrieron de sus propios jóvenes hace siglos. Un pequeño grupo de ellos han formado una alianza llamada Sociedad de Oradea. Si uno de los 12 miembros es atacado por otros vampiros, los demás de la sociedad están obligados a acudir en su ayuda. Esto ha sido suficiente para ahuyentar a los enemigos más sabios del clan Tzimisce. Otros del “Viejo Clan”, como llaman los Sabbat a los Tzimisce que no se pasaron al Sabbat, son del Inconnu. Se sasbe que algunos han viajado al extranjero, pero es poco frecuente. El “Viejo Clan” no tiene ningún tipo de plan de desatar la guerra contra los jóvenes de su clan, ya que se jugarían demasiado. Sin embargo, rara vez dejan pasar la ocasión de dar muerte a un Tzimisce del Sabbat en tanto que el peligro no sea demasiado grande. Saben muy poco del Sabbat, aparte del hecho de que es una secta de vampiros fundada por los traidoress de su propio clan.

Generación X.

Aunque los Tzimisce escogen a sus neonatos con cuidado, algunos se escapan a los estándares del clan. Una selección experimental puede producir una progenie indeseada; los soldados carne de cañón creados durante un asedio pueden sobrevivir; un supuestamente perfecto candidato puede mostrarse defectuoso durante los Ritos de Creación. Los Tzimisce hacen pocos Caitiff, admitir un error es amargo. Algunos "indeseables" son inducidos en el clan, de muy mala gana. El resto los tratan como ciudadanos de segunda clase, mejores que humanos o ghouls, pero no Tzimisce del todo y que sólo viven por la gracia del clan. Naturalmente el sujeto que recibe el desprecio no le gusta. Estos, en vez de renegar del clan se reunen entre ellos. En el proceso crean su propia subcultura. Muchos "indeseables" retienen su Humanidad en vez de abrazar una Senda de Iluminación. Después de que todos los vampiros son unos bastardos, una filosofía de "supremacía vampírica" es difícil de tragar. Estos Tzimisce desafían abiertamente a sus antiguos e interaccionan con los mortales. Algunos mantienen una visión utópica similar a los de los Idealistas Brujah de que vampiros y mortales pueden coexistir armoniosamente. A través del uso de la Vicisitud, mantienen, el mundo y todo en él, puede ser literalmente reformado en un paraíso carnal.
LAS GRANDES NOCHES IMPÍAS.

Ciertas noches son sagradas o importantes para el clan. La más notable es la noche del 24 de Junio, conocido en el folklore eslavo como la noche de Kupala. En esta noche, se dice que los Tzimisce fundadores del Sabbat encontraron la legendaria flor que les permitió romper el Vínculo. En esa noche, el Vaivoda llama al clan a un sitio predeterminado y se lleva a cabo un salvaje y terrible Ritus. Torrentes de sangre de centenares de sacrificios y los Tzimisce tomando cien formas alrededor de grandes hogueras. Las acusaciones de la Inquisición del Sabbat de que en esta noche se invocan y atan demonios son vehementemente denegadas por el clan. El clan también mantiene una reunión anual, generalmente en el atardecer del equinoccio de otoño. Esta fecha simboliza el paso del verano al invierno y la transición entre la mortalidad y el vampirismo. Esta reunión sirve más con una función secular que religiosa. En ella, los Tzimisce demuestran sus avances en las búsquedas del clan y maduran planes para las Partidas de Guerra de Halloween y los asedios. Los más grandes planes militares del clan se llevan a cabo, al menos en Norte América, en Halloween. En esa noche, cuando todos los mortales se disfrazan de la forma más grotesca y fantástica, incluso los más deformes szlachta pueden andar por la calle. Un grupo entero de Sabbat y sus ghouls pueden unirse en una ciudad sin que los mortales y la Camarilla ven nada anormal.
HORRIBLES POSTULACIONES DE UN VAMPYR TEMIBLE.

Desde el principio, los Tzimisce han sido un clan de estudiosos. Así como los Ventrue o Lasombra han liderado a los Vástagos y los Toreador han creado diversiones para hacer la no vida más llevadera, los Tzimisce han buscado respuestas a los enigmas fundamentales de la existencia vampírica, por eso los Tzimisce son, entre los Cainitas, los mejores científicos, alquimistas, historiadores y metafísicos. Pero no se contentan con sentarse a pensar. Son más experimentadores que filósofos y el mundo, en particular el mortal, es su laboratorio. Para purificar sus pensamientos y separarlos de la subjetividad humana, han fundado varias Sendas de Iluminación del Sabbat. También varios Auctoritas e Ignoblis Ritae. Estas creencias y rituales sirven a distintos propósitos:engendrar solidaridad entre los vampiros, proveer nuevos hábitos que sustituyan a los humanos y fomentar un entendimiento de lo que significa ser vampiro. Algunos Lasombra susurran que quizás los gestos y palabras de los Ritae sirven para otras funciones más siniestras:adorar a seres prohibidos, por ejemplo, o distraer de los verdaderos objetivos del clan. Los Tzimisce, por supuesto, rechazan esas alegaciones. Algunas creencias del clan se han sumido en la maquinaria del Sabbat, pero otras permanecen únicas para el clan.

Metamorfosistas.Muchos adoptan este concepto. Creen que la humanidad es la precursión del vampirismo y que el ser vampiro es un preludio a otro estado de existencia. Los Tzimisce, a través de la Vicisitud tienen la capacidad de superar las limitaciones innatas y convertirse en cuasidivino, lo único que hay que encontrar son los medios. Muchos Metamorfosistas poseen una inclinación científica, buscando la iluminación a través de una serie de experimentos sobre humanos y vampiros. Trabajando con la vida, pueden comprender la no vida;investigando la no-vida comprenderán lo suficiente como para trascender al siguiente estado. Los aliados magos de los Metamorfosistas remarcan su parecido entre estos y su visión de la Ascensión. Algunos magos han teorizado sobre que el Antediluviano Tzimisce era un mago que fue Abrazado y que su progenie continua instintivamente la búsqueda de la Ascensión, aunque por unos caminos adulterados.

Neofeudalistas.Este movimiento atrae a los más viejos y conservadores del clan. Recordando los días en los que dominaban la Europa del Este, desean subyugar a la raza humana y reestablecer sus dominios. Desde su punto de vista, los vampiros deben gobernar abiertamente, apoyados por los ghouls y Aparecidos y en la base de la pirámide, los humanos. Ven la disolución de la URSS, Yugoslavia y Checoslovaquia, como una clara llamada de que el clan debe reconquistar sus tierras ancestrales. Algunos mantienen grandes estados en zonas desoladas, participando en las actividades de la secta sólo cuando están obligados. Ejércitos privados de szlachta, Aparecidos y Chiquillos patrullan por sus tierras. En estos estados, los bosques preservan a los ghouls alterados por la Vicisitud que sirven para ser cazados por su amo y sus sabuesos infernales. Otros Sabbat cuestionan la lealtad de este grupo a la secta. La confianza en la soledad de los Neofeudalistas en oposición a las manadas, disturba a los Lealistas. Aunque presentan a sus Chiquillos para la Vaulderie, algunos dicen que después en secreto rompen el Vinculum y lo sustituyen por Vínculos privados.

Reclamacionistas.Incluso los otros Tzimisce temen a los fanáticos de este credo. Llevando los dogmas de esta Senda de Caín un paso más allá, buscando la apoteosis del modo más directo posible. Mantienen que a través de la diablerie, los vampiros pueden gobernar su propia evolución, avanzando al siguiente estado de ser en menos tiempo al beber sangre de un vampiro más poderoso. Ven la diablerie, no sólo como un placer, sinó como un deber para con la especie, así "reclaman" le legado de Caín de los vampiros indignos de poseerlo. Devoran ávidamente a todos los demás vampiros, a los menores(para usar su vitæ), a los iguales(por que son una amenaza) y a los superiores (para aumentar el propio potencial). Incluso los otros Reclamacionistas valen. Raramente se relacionan, pero todos entienden que al final sólo debe quedar uno, el último superviviente de la Yihad, que encontrará y se beberá al mismo Caín. Este nuevo semidios podrá repoblar la estéril tierra de acuerdo con los mandamientos de la sabiduría Reclamacionista y sus caprichos. Ellos prefieren beber sangre vampírica exclusivamente, así van en las vanguardias de las Partidas de Guerra y proponen con insistencia el genocidio humano(al matar el alimento de los vampiros, tendrán que beberse unos a otros). Raramente Abrazan a alguien, pasan la mayor parte del tiempo en forma zulo y los otros Tzimisce les consideran fríos y monstruosos.

Diversificadores.La secta subersiva de los Diversificadores mantiene que todos los vampiros descienden de un único Antediluviano y que están corrompidos por los pecados de él. Sólo apartándose de ese árbol genealógico, puede uno librarse de las cuerdas del Antediluviano. Por esto, raramente fraternizan con otros vampiros salvo con sus propios compañeros de clan, Lasombra y Caitiff. El resto son peones del Antediluviano. Exhortan a sus hermanos del Sabbat que desarrollen nuevas formas de autoexpresión(poderes, Disciplinas, líneas de sangre), porque sólo de este modo irán más allá del autodestructivo estado de ceguera que Caín les impuso. Son los más activos de los investigadores Tzimisce. Los más poderosos a veces muestras nuevas Disciplinas extrañas de su invención. Son los responsables de algunas líneas de sangre únicas en el Sabbat, como los Hermanos de Sangre. Tales investigaciones normalmente requieren ingredientes exóticos y sujetos.
1   2   3   4

similar:

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconSus diversos grados y de quienes lo poseen. Del segundo capítulo del libro primero del
«uno de los más notables genios que haya dado nunca Persia, pues fue a la vez un gran poeta, un gran erudito y un gran místico1»,...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconL lamado, por el New York Times, uno de los compositores más grandes...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconComunicar significa la transmisión de mensajes entre dos o mas personas...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconEl rasgo mas típico del pensamiento griego es sin duda el sentido...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconEl mundo no está en peligro por las malas personas, sino por aquellas...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconContienen más fructosa que las anteriores y alcalinos Poderosos por...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconEscribir algo a mi padre en sus 80 cumpleaños es difícil para mí....
«más allá», pero reconozco que hay veces que desearía que ese «más allá» fuese «un ven acá»

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconCreo que lo chido empieza por la mitad y lo más chido está ya como...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconPara su mayor comodidad, pida a su proveedor habitual que le reserve...

Famosos por su maldad. Entre sus miembros más notables está Vlad Tepes, que se separó del clan y la secta. Celebre por su crueldad, ese rasgo es el más habitual iconPodemos elegir entre dos modelos, en el modelo 1 (más indicado para...






© 2015
contactos
l.exam-10.com