Diócesis de San Juan de los Lagos






descargar 134.83 Kb.
títuloDiócesis de San Juan de los Lagos
página2/4
fecha de publicación12.07.2015
tamaño134.83 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4
DINÁMICA DE LA FLAGELACIÓN.
Jesús el Cordero de Dios es entregado para el perdón de todos los pecados.

(pasa y flagela a Jesús, y no a tu prójimo “padres, hermanos, amigos, personas en general” a uno mismo).
DINÁMICA: “LA PASIÓN DE CRISTO”

OBJETIVO: EXPERIMENTAR EL DOLOR, Y APRECIAR EL GRAN AMOR QUE JESÚS DEMOSTRÓ AL ENTREGAR SU VIDA POR LA SALVACIÓN DE TODO AQUEL QUE LO ACEPTE EN SU CORAZÓN.

*= Narrador

-= los personajes

*JESÚS ES ARRESTADO.

Judas lo entrega con un beso.

- JESÚS: lo que has venido a hacer hazlo ya.

*Llevaron a Jesús ante el Sumo sacerdote, y todos se reunieron allí. Estaban los jefes de los sacerdotes, las autoridades judías y los maestros de la Ley.

Los jefes de los sacerdotes y todo el consejo Supremo buscaban algún testimonio que permitiera condenar a muerte a Jesús, pero no lo encontraban (cada día buscamos más pretextos para evitar a Jesús y negar su existencia);

- Sacerdotes: Nosotros lo hemos escuchado decir: “Yo destruiré este templo hecho por la mano del hombre, y en tres días construiré otro no hecho por hombres.

* Se levanta el sumo sacerdote y pregunta a Jesús:

- Sumo sacerdote: ¿no tienes nada que responder? ¿qué es este asunto de que se te acusa?.

* Jesús guarda silencio y no contesta.

- Sumo sacerdote: ¿Eres tú el Mesías, el Hijo de Dios Bendito?

- Jesús: “Yo soy, y un día verán al Hijo del Hombre sentado a la Derecha de Dios poderoso y viviendo en medio de las nubes del cielo”

* El Sumo sacerdote rasga sus vestiduras horrorizado y dice:

- Sumo Sacerdote: ¡para que queremos ya testigos? Ustedes acaban de oír sus palabras blasfemas. ¡Que les parece?

* Todos estuvieron de acuerdo en condenarlo a muerte. Comienzan todos a escupirlo. Le cubrieron la cara y le golpeaban antes de decirle: “¡Hazte el Profeta!, mientras lo policías del templo lo abofetean.

* Jesús es negado tres veces por Pedro.
JESÚS ANTE PILATOS.

* Los sacerdotes, los ancianos y los maestros de la Ley llevan a Jesús encadenado ante Pilatos:

  • Pilato: ¿Eres tú el Rey de los Judíos?

  • Jesús: Así es, como tu lo dices.

  • Sacerdotes 1: Dice que destruirá el templo y lo reconstruirá en tres días.

  • Sacerdotes 2: Se hace llamar Hijo de Dios.

  • Sacerdotes 3: Es un blasfemo, debe morir.

  • Sacerdotes 1: es un Agitador de las masas.

  • Sacerdotes 2: es un mentiroso que se hace llamar el Salvador.

  • Pilato: ¿No contestas nada?, ¡Mira de cuantas cosas te acusan!

* Jesús ya no responde.

  • Pilato: Bien es sabido por ustedes que cada año por motivo de las Pascuas dejo en libertad a un prisionero, al o cual ustedes decidirán a quien quieren que libere. Traigan a Barrabás, el asesino y veremos cual es su decisión.

* Pilato pregunta:

  • Pilato: ¿Quieren que ponga en libertad al Rey de los Judíos?

  • Sacerdotes incitan al pueblo: NO, a Barrabás. Libera a Barrabás, Queremos a Barrabás, Queremos a Barrabás.

  • Pilato: ¿Qué voy a hacer con el que ustedes llaman Rey de los Judíos?

  • La gente grita: ¡Crucifícalo!, ¡Crucifícalo!.

  • Pilato: Pero ¿qué mal ha hecho?.

* La gente grita con más fuerza:

  • Gente: ¡Crucifícalo!, ¡Crucifícalo!, ¡Crucifícalo!.

  • Pilato: que se haga como ustedes digan, mandare tan solo azotar a este Jesús y luego lo libertaré.

  • Gente: ¡No!, ¡Crucifícalo!, ¡Crucifícalo!, ¡Crucifícalo!.

  • Pilato: ¡entonces que liberen a barrabas y este Jesús será azotado y después crucifíquenlo!. Más sepan que son ustedes quienes lo condenan y no yo, yo me lavo las manos. Llévenselo soldados.

  • SOLDADOS 1.- ¡Vamos compañeros, llevémoslo al Pretorio!. Vamos a ponerle una capa roja y una corona de espinas, (se ríen y burlan de Jesús).

  • SOLDADOS 2.- ¡Viva el Rey de los Judíos! ¡ja, ja, ja! Gilaux pégale en la cabeza, pégale más fuerte. ¡Ja, Ja, Ja!. (lo escupen).

  • SOLDADOS 3.- Hey compañeros, inclínense ante el Rey de los Judíos.

  • SOLDADOS 2.- llego la hora, ya quítenle esa capa y vístanlo.

    • Jesús es llevado para ser crucificado. LAS MUJERES VAN LLORANDO Y GOLPEÁNDOSE EL PECHO DETRÁS DE EL. (lo seguía muchísima gente).

  • JESÚS les dice: Hijas de Jerusalén, no lloren por mí. lloren más bien por ustedes y por sus hijos.

*JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ. (Cae la cruz) LOS SOLDADOS LO AZOTAN Y LE GRITAN:

  • SOLDADOS 1.- ¡levántate, vamos, ponte de pie!, ¡levántate Rey de los Judíos¡.

*Jesús se levanta.

*JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ. (Cae la cruz) LOS SOLDADOS LO AZOTAN Y LE GRITAN:

  • SOLDADOS 2.- ¡camina, ponte de pie!, ¡levántate Hijo de Dios¡. Levántate.

*Jesús se levanta.

*JESÚS CAE POR TERCERA VEZ. (Cae la cruz) LOS SOLDADOS LO AZOTAN Y LE GRITAN:

  • SOLDADOS 1: pobre diablo ya no puede ni con su cruz, AZÓTENLO para que se levante, ¡ponte de pie Hijo de Dios¡.

* En ese momento iba pasando Un tal Simón de Cirene, y lo obligan a ayudar a Jesús con su cruz, este sigue a Jesús.

  • SOLDADO 3.- Hey tu el de Cirene, ven y carga con la cruz.


GÓLGOTA. (el lugar de la calavera).

LA CRUCIFIXIÓN.

*los soldados se llevan a Jesús para crucificarlo

  • Soldado 2.- llegamos al Lugar de la Calavera; traigan a ese Jesús para crucificarlo. Acuéstenlo en su Cruz.

* SE ESCUCHA COMO LE CLAVAN LOS CLAVOS A JESÚS, Y A JESÚS LAMENTARSE.

  • SOLDADOS 2.- Agarrenle la otra mano.

  • SOLDADOS 1.- clávenle los pies. (Jesús respira rápidamente).

  • SOLDADOS 3.- Vamos bebe, ja, ja, ja, Si eres el Rey de los Judíos Sálvate a ti mismo.

  • SOLDADOS 3.- claven el la cruz un letrero que diga este es el Rey de los Judíos.

*La gente esta mirando y murmurando, los Sacerdotes se burlan de él.

  • SACERDOTES: “Si salvó a otros, que se salve así mismo, ya que es el Mesías de Dios, el Elegido”.


* Dos ladrones son crucificados con Jesús.

  • LADRÓN 1.- ¿no eres tú el Mesías? ¡Sálvate a ti mismo y también a nosotros!.

  • LADRÓN 2.- ¿No temes a Dios tú, que estas en le mismo suplicio?. Nosotros lo hemos merecido y pagamos por lo que hemos hecho, pero este que no ha hecho nada malo. Jesús, acuérdate de mi cuando estés en tu Reino.

  • JESÚS.- En verdad te digo que hoy mismo estarás conmigo en el paraíso.

* El día se obscurece la gente empieza a murmurar:

  • Gente: ¡que pasa?, que es lo que esta sucediendo.......

  • JESÚS GRITA MUY FUERTE.- ¡Padre en tus manos encomiendo mi espíritu.

* Y dichas estas palabras expiro.

  • El Capitán de los Soldados dice asombrado: ¡en verdad, en verdad este era el Hijo de Dios!.

* La gente se va golpeándose el pecho, y llorando.
MOMENTO DE ORACIÓN.

CANTOS:
“Nadie te ama como yo”.

¿QUIEN LO MATO?

La muerte de Cristo, representada en miles de iglesias y capillas; en las calles de los pueblos y barrios; durante la Semana Santa, exige ser actualizada para que pueda comprenderse mejor y se reviva como algo que está sucediendo ahora y por lo mismo nos exige una respuesta, un compromiso.

La muerte de Jesús para muchos creyentes, no es más que un recuerdo triste y nostálgico de algo que pasó «para salvarnos» pero que no tiene nada que ver con este nuevo Milenio lo que está pasando ahora en nuestra realidad, en nuestro barrio, en nuestro pueblo, en nuestro País o en el mundo...

Otros viven y reviven este hecho a través de la liturgia de Semana Santa, del rezo del Viacrucis de representaciones teatrales, pero tampoco este hecho de la muerte de Jesús se vive como algo que sigue sucediendo.

Otros en cambio, saben que la muerte de Cristo cambió el mundo: Liberó al hombre del pecado y al pueblo de la opresión, pero saben también que esa muerte se sigue prolongando en la muerte lenta del pueblo pobre de México y de América Latina, en el dolor humano, en la marginación, en la soledad y frente a ella no pueden permanecer indiferentes.

¿QUIEN LO MATO? Parece el título de una novela policiaca, o una noticia de «alarma» o de los noticiarios de Televisión. Efectivamente, la policía y las fuerzas de seguridad tienen un papel en este drama, al igual que el juez, el fiscal y el defensor; pero no son ellos los que señalarán al culpable del crimen.

Lo más importante en la representación de este drama, es la participación activa del público que lo ve. Esta puede lograrse invitándolo a que esté muy atento a los diálogos, porque al fin, son ellos quienes dirán quién es el culpable. Para ello, cuando el juez pregunte si el acusado es inocente o no, todos levantarán la mano para dar su voto. Y en algunos momentos, el juez permitirá que se le hagan preguntas al acusado con lo que se podrá entablar un diálogo entres el acusado y el público que representa el jurado.

La actuación de esta obra puede realizarse después de la lectura de la Pasión según San Juan, después de la Misa de alguno de los días de Semana Santa, o en el momento que más le convenga a la comunidad.

El texto de la obra no es más que una guía; ésta puede ser usada con flexibilidad, adaptando el lenguaje e incluso algunos diálogos, a la comunidad que la representa y que participa.

Agradecemos de antemano su colaboración y nos sería útil saber su opinión sobre la misma con el fin de mejorar...

Pbro. Felipe Hernández Alcalá

REPARTO

Juez (hombre o mujer)____________
Fiscal (hombre o mujer)____________
Defensor (hombre o mujer)____________
Guardias de la corte _________________
Poncio Pilato _______________
Herodes __________________
Caifás ____________________
Judas Iscariote ___________________
Capitán Benjamín ___________________

Escena 1a. JUICIO A PONCIO PILATO
(Se necesita: una mesa; una silla; un banquillo de los acusados; Todo esto para representar una sala de Juzgado).

(Al iniciarse la obra, estarán en la escena el Juez, el Fiscal, el Defensor y los Guardias de la Corte. El Juez vestido con traje obscuro estará sentado en la silla. Antes de hablar golpeará 3 veces en la mesa).

JUEZ:

Señores, acabamos de presenciar la muerte de Jesucristo, sin duda alguna la muerte más famosa de toda la historia. Como ustedes han visto, la muerte de Cristo no fue u asesinato clandestino realizado en la obscuridad de la noche, sino que fue el resultado de una sentencia judicial pronunciada en una corte de justicia como esta.

La ejecución de la sentencia ocurrió a mediodía, un día viernes.

El acusado murió tres horas después.

Pero bueno, lo que interesa ahora, es saber ¿QUIEN LO MATÓ?. Como hubo una sentencia judicial, no podemos culpar a los verdugos, o sea a los que físicamente, clavaron al acusado a la cruz de madera en la que más tarde falleció. Es claro que los culpables eran otros.

Entonces, para juzgar mejor lo que pasó, quiero pues llamar nuevamente a las personas principales que tuvieron algo que ver en la condena de Jesús.

Todos ustedes que están aquí presentes, van a ser el Jurado. Dirán frente a cada acusado si lo encuentran culpable o no, después de haberlo escuchado y de escuchar también su Defensa y las acusaciones del Señor Fiscal.

Les advierto que no deben dejarse influenciar por algún parentesco que ustedes puedan tener con los acusados; guíense solamente por el amor a la verdad. Les notifico que su silencio, será interpretado como una acusación de culpabilidad; es imposible ser neutral o callar frente a un acontecimiento de tanta importancia como es la de la crucifixión del Hijo de Dios.

Yo como Juez, aceptaré sin discusión el fallo la decisión de ustedes que son el jurado. ¿Están de acuerdo? (Dejará unos momentos para que el público responda).

Así pues, (da un golpe en la mesa) se abre la sesión. ¡Llamen al primer prisionero, a Poncio Pilato!

GUARDIA (en voz alta dice)

¡Poncio Pilato!

(Entra Pilato vestido elegantemente de traje y corbata)

JUEZ: (Dirigiéndose al Sr. Fiscal)

Tiene la palabra Sr. Fiscal.

FISCAL: (Dirigiéndose al Sr. Juez)

Gracia Sr. Juez.

(Ahora, dirigiéndose a Pilato)

Diga su nombre completo

PILATO:

Poncio Pilato.

FISCAL:

¿Cuál era su ocupación?

PILATO:

Gobernador Romano

FISCAL:

Usted era la máxima autoridad política en el país de Judea en el tiempo de la crucifixión, ¿si o no?

PILATO:

sí , es cierto, aunque yo solamente representaba al Emperador Romano.

FISCAL:

Judea era una colonia del Imperio Romano, ¿no?

PILATO:

Sí, una de las colonias más miserables y asquerosas. Los judíos estaban siempre peleándose entre ellos: fariseos, saduceos y esos guerrilleros zelotes. Yo nunca quise que me mandaran ahí.

FISCAL:

Correcto. Sin embargo, usted tuvo la responsabilidad política y fue usted el que condenó a muerte a Cristo.

PILATO:

No, yo no hice eso. Me lavé la manos públicamente en señal de que yo no era el culpable.

Yo sabía que ese hombre era inocente, e hice todo lo posible para salvarlo. Incluso, como era la costumbre poner en libertad a un preso por ser la fiesta de Pascua, yo dejé que los judíos escogieran entre Jesús y Barrabás. Y ¿cuál fue mi sorpresa? Escogieron la libertad para ese criminal de Barrabás. Y cuando yo les dije que Cristo era inocente me gritaron: «¡crucifícalo! ¡Crucifícalo!». Algunos hasta quería chantajearme diciéndome: «si lo sueltas, te acusaremos ante el Emperador de Roma».

FISCAL:

¿Pero usted lo condenó, no es cierto?

PILATO:

Pero, ¿qué más podía yo hacer?. Esos judíos me acorralaron.

FISCAL:

Pero la verdad es, que en todo el país, solamente usted tenía el poder de condenar a un hombre a morir.

PILATO:

sí es cierto. Además era mi deber. Yo tenía que defender el sistema de dominación del Imperio Romano y evitar cualquier disturbio que pusiera en peligro sus intereses.

FISCAL:

Pero, si usted no hubiera dado su consentimiento, Cristo no hubiera muerto.

PILATO: (muy enojado y con la voz alterada)

¡Mentira! Los dirigentes judíos lo habrían matado de todas maneras y lo habrían hecho clandestinamente. Yo lo hice en forma legal.

FISCAL:

Es todo Sr. Juez, gracia.

JUEZ

Ahora, tiene la palabra el Abogado Defensor.

DEFENSOR: (Dirigiéndose a Pilato)

¿Es verdad que usted era el representante del Imperio Romano?

PILATO:

Sí es verdad.

DEFENSOR:

Usted era representante del Imperio Romano y una de sus funciones primordiales era la de mantener el orden para que no fuera alterado por levantamiento populares, por guerrillas, por

mítines ¿no es así?

PILATO:

Sí, es cierto. Roma no quería que la paz fuera alterada en sus colonias. Teníamos órdenes de suprimir cualquier manifestación que causara desórdenes populares.

DEFENSOR:

Bien. Por otro lado ¿no es verdad que al Imperio romano le interesaba mantener muy buenas relaciones con los dirigentes religiosos de Judea?

PILATO:

Sí, es verdad. Roma nos había recomendado mantener relaciones cordiales con los Sumos Sacerdotes. Teníamos acuerdos secretos y concesiones que le confieso, a veces eran en contra de los intereses del Pueblo.
1   2   3   4

similar:

Diócesis de San Juan de los Lagos iconDirección: Avenida San Juan 460 San Juan de Miraflores

Diócesis de San Juan de los Lagos iconPrograma oficial de las fiestas de san juan y san pedro 2011

Diócesis de San Juan de los Lagos iconPrograma san juan y san pedro 2008 viernes, 13 de junio

Diócesis de San Juan de los Lagos iconEl patriarca de los halcones y el ovni de San Juan de la Maguana

Diócesis de San Juan de los Lagos iconLuis de Mendizábal y Zubialdea, autor de este poema, dedicado al...

Diócesis de San Juan de los Lagos iconF undación Escuelas San Juan

Diócesis de San Juan de los Lagos iconPoemas de San Juan de la Cruz

Diócesis de San Juan de los Lagos iconSan juan damasceno, confesor

Diócesis de San Juan de los Lagos iconJuan zorrilla de san martin

Diócesis de San Juan de los Lagos iconAlcázar de San Juan, 28 de diciembre de 2009






© 2015
contactos
l.exam-10.com