Su vida y aporte a la filosofía






descargar 282.17 Kb.
títuloSu vida y aporte a la filosofía
página1/8
fecha de publicación10.04.2017
tamaño282.17 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8





Jacques Maritain:

su vida y aporte a la filosofía

Jorge Capella Riera


Introducción

A fines del siglo XIX y principios del XX se produce, especialmente en Europa, una fuerte reacción ante el positivismo, con el fin de establecer el carácter irreductible del ser humano a la naturaleza.

La estrategia consistía en encontrar y acreditar ciertos aspectos (valores estéticos y mentales, la libertad, el finalismo) que constituyen el «mundo del espíritu» y hallar caminos, que sean distintos a los de las ciencias naturales, hacia esos ámbitos.

Ello fue parte de un gran fenómeno, cuya culminación se dio en Francia. Los personajes más importantes son: Ravaisson, los Boutroux, padre e hijo, y sobre todo Blondel, Bergson, Mounier y Maritain.

Los problemas que abordaron fueron: los derechos de la conciencia y los derechos inalienables de la persona. Problemas que eran percibidos como urgentes y a los que no respondían las ciencias particulares y que necesitaban de una respuesta racional.

Pues bien Jacques Maritain, por su obra y por su compromiso es - entre todos ellos- uno de los mayores pensadores del Siglo XX con importante influencia en el siglo XXI.
Nuestro filósofo contrapone la filosofía tomista al subjetivismo, al irracionalismo, al materialismo y al pragmatismo, centrando su atención en un humanismo integral, que va más allá del liberalismo capitalista y de las sociedades totalitarias.
Consciente de su compromiso como filósofo y como cristiano, se propone adecuar el legado tomista verificándolo con los requerimientos de la humanidad de hoy, para proyectarlo hacia el futuro.
Concuerdo plenamente con Picón (2007) que “cualquier acercamiento a la obra de Jacques Maritain pide, casi de modo inevitable, que no dejemos pasar por alto su propia vida, el momento particular por el que atravesaba su existencia por ese entonces. Y esto, no porque sus obras y su pensamiento hayan sido fruto de inclinaciones subjetivas o de una especie de sublimación psicológica, sino porque desde muy temprana edad, Jacques Maritain cayó en la cuenta de que el pensamiento no puede estar descarnado ni de la propia vida ni del propio tiempo. Él, que supo ser “un medieval entre los modernos y un moderno entre los medievales”, siempre sustentó su doctrina en un realismo – con declarada simpatía tomista- abierto a la problemática existencial personal y de su época”.
Si afinamos nuestra mirada sobre la vida y la obra de este pensador galo, aparecerá ante nosotros - con total claridad- no sólo una aguda reflexión acerca de la problemática humana, histórica, ética y gnoseológica, sino también el itinerario existencial del mismo.
Es por ello que inicio mi trabajo con el contexto vital de Maritain y de sus obras. Luego le seguirá el estudio de su pensamiento, su legado y la vigencia de su pensamiento.
Pero antes quiero aclarar que, como hago en todos mis escritos, en este trabajo uso algunas de mis lecturas de textos de Maritain y sobre todo intento hacer hablar a los autores más reconocidos que han estudiado a este filósofo católico, a los que he podido acceder.
Contexto vital
Jacques Maritain nació el 18 de noviembre de 1882 en París en el seno de una familia protestante, aún cuando él durante la juventud fue abandonando la práctica religiosa hasta llegar a ser no-creyente.

Cursó sus estudios básicos en el Liceo Enrique IVy según Picón (2004), desde su adolescencia buscó incansablemente un basamento sólido en el que pudiese descansar su espíritu, una plataforma sobre la cual edificar toda su existencia y la de la humanidad. Inclusive, pese a que la realidad le presentase la ausencia de sentido en todas sus formas, él decidió dar crédito a su búsqueda. Estaba convencido de que su sed de Verdad no podía ser vana.
La formación universitaria la realizó en la Sorbona, época en la que imperaba el "cientismo”, y se licenció en letras y en ciencias naturales. Entre sus maestros figuró Félix Le Dantec, un destacado discípulo de Pasteur quien lo envió a Sao Paulo para conducir investigaciones sobre la fiebre amarilla. En 1886 tuvo a su cargo una cátedra de embriología y comenzó a publicar una serie de trabajos sobre filosofía de la ciencia.

Pronto contó entre sus amistades primero a Ernest Psichari y a Charles Péguy; y luego entró en contacto con el círculo de intelectuales integrado por Jean Guitton, Gabriel Marcel, Luis Massignon, Daniel Halévy, Nicolas Berdiaev, Ramón Fernández y Raïssa Oumansoff.

Y en 1904 que se casó con Raïssa que pertenecía a una familia judía que había huido del antisemitismo de la Rusia zarista. Raïssa, como Jacques, tampoco era creyente. Ambos compartieron muchas de sus inquietudes intelectuales y obra. No consideraban que la ciencia por sí sola fuera capaz de responder a cuestiones existenciales de carácter vital. 

En 1905 obtuvo una beca que le permitió cursar dos años de estudios biológicos en Heidelberg, con Hans Driesch, un biólogo prusiano, que poco a poco comenzó a interesarse profundamente por la filosofía de tal suerte que acabó abandonando la embriología, convirtiéndose en profesor de filosofía y en uno de los más célebres abogados del vitalismo.

Raïsa fue para Maritain una fecunda fuente de inspiración. Poetisa y colaboradora del filósofo. A ella se debe, entre otras obras, el texto fundamental de la biografía de Jacques anterior a 1917, Las grandes amistades. Su vida llegó a confundirse con la del marido.
Pronto los dos experimentaron una crisis filosófico-religiosa. Hay que tener en cuenta que él era de familia protestante y ella, como hemos visto, judía. Bergson, del que eran discípulos, les libró de los prejuicios del positivismo y les devolvió la confianza en la metafísica. Y por otra parte Léon Bloy les fue revelando el semblante del catolicismo.
Henri Bergson fue Profesor del Colegio de Francia, miembro de la Academia de Ciencia Morales y Políticas, y de la Academia Francesa, escribió « La evolución creativa », « Las dos fuentes de la moral y la religión », y otras importantes obras. Es sin duda uno de los más ilustres filósofos franceses y se le confirió el Premio Nobel de Literatura en 1927.
El primer libro importante de Jacques Maritain se titula : « La filosofia de Bergson ».Esta obra trata temas discutidos con ese gran maestro de la filosofía. Maritain hace una severa crítica de sus creencias anteriores « bergsonianas », pero reconoce la calidad y la importancia del aporte de Bergson al pensamiento contemporáneo.
En efecto, la separación de las ideas de Maritain con Henri Bergson se conservaron siempre dentro del respeto. En « La filosofia de Bergson» los temas que trata Maritain versan sobre: Bergson y la metafísica, la filosofía de la intuición, la evolución bergsoniana y la inteligencia.

En 1906, Raïsa y Maritain se convirtieron al catolicismo. Bloy actuó como padrino en el bautismo de los esposos en la iglesia de Saint Jean l'Évangeliste de Montmartre.

La conversión al catolicismo constituyó una ruptura brusca; sin embargo, el conocimiento de Santo Tomás de Aquino, estudiado al principio con el auxilio de H. Clérissac, O. P., aclaró a Maritain su misión filosófica.

Pero en realidad Maritain conoció a fondo la obra de Santo Tomás de Aquino por medio de su esposa, quién lo sedujo a la lectura de la Suma Teológica. Ambos decidieron realizar una serie de tertulias literarias, filosóficas y religiosas, para estudiar el pensamiento de Santo Tomás, organizadas como Círculos de Estudios, para junto con otros intelectuales profundizar en el tomismo.

 

Estos Círculos se realizaron durante 20 años, reuniendo a diversos sectores del catolicismo. La familia Maritain sirvió de anfitrión, donde se entrelazaron grandes amistades, de personas vinculadas a la Doctrina de la Iglesia. Los estudios Tomistas se realizaban en la residencia de los Maritain en Meudon.

Ya profesor de filosofía del Collége Stanislas en 1912, en 1914 fue llamado a enseñar filosofía moderna en el "Institut Catholique" de París (donde, en 1913, había dado una serie de conferencias reunidas luego en su primer volumen, La filosofía bergsoniana, de 1914).

Consolidado como profesor comenzó a dar cursos en universidades de Europa como la Universidad de Verano de Santander; en las Universidades de Columbia, Chicago y Princeton de los Estados Unidos; y en el Instituto Pontificio de Estudios Medievales de Toronto de Canadá.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Su vida y aporte a la filosofía iconSabiduria del consejo, la reflexion y aporte a la vida

Su vida y aporte a la filosofía iconUn aporte adecuado y continuo de agua es un requerimiento para la...

Su vida y aporte a la filosofía iconLa fe es pues el primer principio de la filosofía oculta. El ser...

Su vida y aporte a la filosofía iconFilosofia tercer periodo grado once “No llegaré nunca a ser un filósofo”...
«una vez en la vida» e intentar derrumbar todas las ciencias admitidas hasta entonces y reconstruirlas. La filosofía es una incumbencia...

Su vida y aporte a la filosofía iconEl lugar de la filosofía en la educación. El papel de la filosofía...
«filosofía» y «educación» toma el enunciado titular: «El lugar de la filosofía en la educación»

Su vida y aporte a la filosofía iconLa Filosofía siempre se ha destacado por ser una actitud de búsqueda,...

Su vida y aporte a la filosofía iconAporte del área al logro de los fines de la educacióN

Su vida y aporte a la filosofía iconAporte Local Integrantes del proyecto: $ 100. 000

Su vida y aporte a la filosofía iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Su vida y aporte a la filosofía iconIteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales






© 2015
contactos
l.exam-10.com