Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el






descargar 237.82 Kb.
títuloHabiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el
página7/10
fecha de publicación07.04.2017
tamaño237.82 Kb.
tipoDirección
l.exam-10.com > Derecho > Dirección
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

27 Zósimo parece indicar que Gaínas pertenecía al estamento senatorial, lo que no es cierto. Desde Seeck, la historiografía moderna asumió la idea de que la hostilidad de Gaínas hacia Eutropio constituía sólo un reflejo de la existente entre este último y Estilicón (cf. G. Albert, Goten.... cit., pág. 18); dicha idea resulta de la visión de Gaínas como agente de Estilicón en el Oriente, visión que, a su vez, ha sido rechazada por A. D. E. Cameron, Claudian..., cit., págs. 147 78 y G. Albert, ibid., págs. 108 15. Ambos estudiosos suponen que desde su vuelta al Oriente Gaínas vio su carrera militar entorpecida por Eutropio, contra quien hubo de maniobrar para no verse excluido del poder; según Albert, entre tales maniobras se contó la creación de una nutrida guardia personal, reclutada entre los godos y que constituía un séquito militar unido a Gaínas por lazos de fidelidad personal (serían bucelarios: cf. H. J. Diesner, «Das Bucellarierturri ... », cit.); la búsqueda de recursos con que mantener a su ejército particular habría sido uno de los factores determinantes de la conducta de Gaínas durante la crisis de estos años y a ello aludiría la observación de Zósimo sobre su insaciabilidad.

28 Las tropas bárbaras mandadas por Tribigildo eran aquellos ostrogodos que en el 386 fueron establecidos en Frigia como colonos (cf. Zósimo, IV 39, 5). Posiblemente el papel que desempeñaron en la reciente guerra contra los hunos los hizo conscientes de su significado y valía, lo que les indujo a exigir mejores condiciones de vida; tales reivindicaciones constituyeron un factor esencial en su alzamiento (cf. Claudiano, 20, 177 78; 198 201). Sin embargo, todas las fuentes antiguas con excepción de Claudiano (relación en G. Albert, Goten.... cit., pág. 89) coinciden con Zósimo en aducir como causa fundamental de la revuelta la influencia ejercida por Gaínas sobre Tribigildo: la historiografía reciente tiende a favorecer el testimonio de Claudiano (así E. Demougeot, De Vunité..., cit., págs. 224 26; G. ALBERT, ¡bid., págs. 92 98, pero véanse las reservas de F. Paschoud, ed. cit., V, n. 28). El alzamiento de Tribigildo se inició en primavera del 399 (Claudiano, 20, 95 99).

29 elegido para combatir a Tribigildo (A. Demandt, «Magister ... », cit., cols. 733 34; PLRE I, pág. 380). El que Eutropio ascendiera a Gainas no cuadra con la hipótesis que ve en este último un agente de Estilicón, por lo cual sus defensores deben suponer que el ascenso tuvo lugar contra la voluntad de Eutropio, constituyendo una imposición de los grupos políticos hostiles al regente (así 0. Seeck, Geschichte..., cit., pág. 308): a ello cabe objetar la noticia que aquí ofrece Zósimo según la cual fue Eutropio quien nombró a Gaínas. La promoción de Gaínas pudo ser un ardid mediante el cual Eutropio, que había mostrado a Tribigildo el cebo de un ascenso a las altas jerarquías del ejército romano (cf. Claudiano, 20, 316 24), intentó crear y explotar en propio interés una relación de competencia y rivalidad entre ambos jefes godos por acaparar los grados superiores de la carrera militar: véase G. Albert, Goten..., cit., págs. 96 97, 116.

30 Se refiere a Heraclea de Tracia.

31 Al frente de fuerzas donde el elemento godo era prominente, Gaínas pasé a Asia Menor con objeto de vigilar la frontera persa, amenazada por aquellos años (cf. E. Demougeot, De Vunité... cit., págs. 225 26); León desempeñaba un papel esencial por doble motivo, pues de un lado aislaba las fuerzas de Gaínas de las rebeldes (el contacto entre ambas entrañaba riesgo no tanto de que Gaínas traicionase la causa romana cuanto  como se desprende de las palabras de Zósimo referentes a las defecciones de soldados bárbaros  de que los contingentes godos de sus tropas desertasen al bando rebelde; cabe suponer que incluso con la barrera de León por medio se produjeron deserciones que Zósimo, en su esfuerzo por hacer ver que desde el principio hubo entendimiento entre los dos militares godos, presenta como envíos secretos de fuerzas a Tribigildo); en segundo lugar, León impedía que Tribigildo se acercara al Helesponto y amenazara el aprovisionamiento de Constantinopla, siendo el cumplimiento de esta misión de vigilancia la razón determinante de su inmovilidad.

32 Selga (actual Sirk o Serük, Turquía), se hallaba no en Panfilia sino en Pisidia. Los ostrogodos luchaban montados, por lo que la caballería constituía el núcleo de las fuerzas de Tribigildo. Para los rebeldes evitar el encuentro con las fuerzas de León pudo ser una consideración importante a la hora de elegir ruta; G. Albert, Goten..., cit., págs. 98 103, supone además, siguiendo a Zósimo, que desde el principio de la insu­rrección grupos de esclavos y población marginada se unieron al núcleo ostrogodo; estos grupos no estaban interesados en planes de largo alcan­ce ni en maniobras que forzasen al gobierno de Constantinopla a una solución negociada, pues necesariamente habían de verse excluidos de ta­les soluciones, que afectarían únicamente al núcleo godo: su único objeti­vo era así el saqueo y la subsistencia cotidiana, y de aquí la ausencia de auténtica estrategia en los movimientos seguidos por Tribigildo.

33 La traducción sigue aquí el texto del Vat. Graec. 156, frente a la lectura propuesta por L. Mendelssohn, OP. Cit., que admite F. Paschoud, ed. cit.

34 Side (actual Selimiye), estaba en la costa de Panfilia, al sur de Selga: unos Km. al Oeste se hallaba Aspendo (actual Belkis).

35 Sigo aquí la lectura del Vat. Graec. 156, sin aceptar la corrección de Bekker y Mendelssohn que admite Paschoud.

36 De acuerdo con G. Albert, Goten..., cit., págs. 117 19, las unida­des que acabaron con las fuerzas de León pertenecerían al séquito militar de Gaínas y habrían desertado por iniciativa propia, pues hacia estas fechas Gaínas guardaba aún fidelidad al Imperio. Cabe también pensar que los desertores pertenecían a las fuerzas godas que servían en el ejérci­to romano bajo Gaínas. Según Claudiano, 20, 432 61, Tribigildo atacó por sorpresa a León causando gran mortandad y produciendo la muerte del mismo León.

37 Las palabras «desde entonces» intentan traducir la vaguedad de la expresión correspondiente en el texto griego, vaguedad agravada ade­más ante el hecho de que la costumbre de erigir las iglesias en lugar de asilo es bastante anterior a Eutropio. Por el contrario, éste intentó reforzar la autoridad del Estado frente a la Iglesia mediante una serie de medidas que le valieron la enemistad de la jerarquía eclesiástica y entre las cuales se contaban determinadas restricciones al derecho de asilo (cf. E. Demougeot, De Punité..., cit., págs. 192 93; G. Albert, Goten..., cit., pág. 152). Ahora bien, una de las circunstancias más comentadas en los relatos acerca de la caída de Eutropio es la de que hubo de buscar refugio en una iglesia, apoyándose en aquel derecho que él mismo había atacado (SÓCRATES, V 5; Sozómeno, VIII 7, 3 4: cf. E. Demougeot, ibid., pág. 230); es posible así que la ambigua expresión de Zósimo constituya un eco deformado de este tipo de comentarios. Sobre la expresión «la iglesia cristiana» véase n. 15.

38 Sobre los factores que motivaron la deposición de Eutropio véase J. M. Candau, La historia.... cit. Los soldados cercaron la iglesia donde se había refugiado Eutropio reclamando su muerte, pero la intervención de Juan Crisóstomo logró que abandonara su refugio bajo promesa de salvar la vida (cf. F. Demougeot, De Punité... cit., págs. 230 31). Eutropio fue depuesto a finales del verano del 399 y ejecutado con anterioridad al 1 de enero del 400, transcurriendo varios meses entre su deposición y su muerte (cf. G. Albert, Goten..., cit., pág. 67; J. H. N. G. Liebeschuetz, «The identity ... », cit., pág. 428).

39 El período que va desde la ejecución de Eutropio hasta la entrega de los notables a Gaínas abarca los meses comprendidos entre otoño del 399 y abril del 400 (cf. G. Albert, «Sur Chronologie...», cit.; Goten..., cit., pág. 126). De SÓCRATES, VI 6, Sozómeno, VIII 4, 5 Y JUAN DE Antioquía, f. 190 [Müller], parece desprenderse que la entrega de los notables fue anterior al encuentro entre el Emperador y Tribigildo; los mismos autores mencionan al hablar de la entrega de los dignatarios sólo a Aureliano y Saturnino, y su testimonio se ve reforzado de un lado por el título de la homilía compuesta con tal ocasión por Juan Crisóstomo  Homilia praedicata cum Saturninus et Aurelianus in exsilium acti essent  y de otro por el contenido de la undécima acusación dirigida contra el mismo obispo Juan en el Concilio de la Encina (cf. Focio, cod. 59), según la cual cuando la «rebelión de los soldados»  esto es, cuando, tras el acuerdo con el Emperador, Gaínas se estableció en Constantinopla  el acusado habría delatado a su homónimo, el dignatario Juan. Sobre la trama política subyacente a lo que narra aquí Zósimo véase J. M. Candau, La historia.... cit.

40 Cuando su encuentro con el Emperador en Calcedonia, Gaínas habría obtenido confirmación del grado militar que ostentaba y quizás promesas referentes a su promoción a un cargo similar al ocupado en Occidente por Estilicón (cf. E. Demougeot, De Punité..., cit., págs. 250 51; A. DEMANDT, «Magister ... », cit., col. 734; G. ALBERT, Goten..., cit., pág. 129). El relato que ofrece Zósimo del enfrentamiento entre los godos de Gaínas y la población de Constantinopla incurre en evidentes absurdos; sobre los intentos de reconstruir lo ocurrido véase J. M. Candau, La historia.... cit.

41 Los cristianos rigurosos que se quejaban por el sacrilegio cometido, esto es, por la violación del derecho de asilo, fueron posiblemente Juan Crisóstomo y sus partidarios, pues el obispo ya había defendido la inviolabilidad del derecho de asilo con motivo de la detención de Eutropio (véase n. 37). La matanza tuvo lugar el 12 de julio del 400 (cf. Chron. Pasch. s. a., 400).

42 El Quersoneso Tracio.

43 Se trata posiblemente de los bandidos isauros (cf. J. Rougé, op. cit., pág. 297). Sobre la participación del Senado

en el nombramiento de Fravito véase n. 23.

44 Posiblemente la presente disgresión naval resume desmañadamente un discurso más amplio. Los liburnos (que Zósimo llama erróneamente «libernos») eran navíos rápidos de dos filas de remos; el nombre provendría de los liburnos, pueblo dado a la piratería que habitaba en la costa dálmata. Cabe pensar que Zósimo utiliza el término liburno no en su sentido técnico, sino en la acepción amplia que era usual en esta época (Cf. Vegecio, mil. 4, 87); en todo caso, y según se desprende de la reproducción que figura en la columna erigida para conmemorar la victoria, los barcos de Fravito tenían una sola fila de remos: véase E. Demougeot, De Punité..., cit., pág. 260. Los pentecóntoros, navíos de aproximadamente 50 remos, constituyeron el tipo usual de barco de guerra hasta la llegada del trirreme; éste, a su vez, representó el tipo estándar (para las grandes flotas italianas, no para las provinciales, que usaban el liburno) desde la batalla de Accio hasta el 324. El texto de Polibio al que alude Zósimo no ha sido conservado, pero los barcos preferentemente empleados en las guerras púnicas no fueron trirrermes (barcos de 3 filas de remos) ni hexeres (los «barcos de seis filas de remos» de Zósimo) sino quinquerremes. Sobre todo esto véase L. Casson, OP. Cit., págs. 61 62, 100 107, 141 42, 148; F. W. Walbank, Op. Cit., pág. 746; F. Paschoud, ed. cit., V, n. 41.
45 El Gran Muro separaba el Quersoneso Tracio del resto del continente; fue construido a mediados del vi a. C. por Milciades el Viejo para impedir las invasiones de los tracios (Heródoto, VI 32, 6: cf. L. Bürcrner, Op. cit., col. 2245; E. OBST, Op. Cit., Col. 1680; C. Schrader, Op. cit., n. 171 al libro VI).

46 La actual Kerner (Turquía); se hallaba como Lámpsaco, al nordes­te de la cual estaba situada, en la orilla asiática del Helesponto.

47 En la orilla asiática del Helesponto, al suroeste de Lámpsaco.

48 Sócrates, VI 6, Y Sozómeno, VIII 4, 19, atribuyen la derrota de Gaínas a un violento céfiro, JUAN DE Antioquía, f. 190 [Müller], al oleaje; posiblemente el efecto del viento combinado con la fuerza de la corriente, muy impetuosa en la angosta zona de los Dardanelos por donde los bárbaros intentaron atravesar, fueron aprovechados por Fravito (cf. F. Paschoud, ed. cit., V, n. 42). Chron. Pasch. s.a., 400 sitúa la batalla el 23 de diciembre del 400, pero también afirma que la cabeza de Gaínas llegó a Constantinopla el 3 de enero del 401: se admite desde 0. Seeck, Geschichte..., cit., V, pág. 570, que el 23 de diciembre corresponde en realidad a la muerte del caudillo godo, mientras que la batalla habría tenido lugar hacia mediados de otoño, cuando resulta probable un temporal como el que obstaculizó a Gaínas: cf. E. Demougeot, De Punité..., cit., pág. 261.

49 Fravito fue designado cónsul para el 401. Las acusaciones de traición contra su persona reaparecieron en el año 403 ó 404, cuando fueron usadas para derrocar al gobierno que sostenía a Fravito. Dicho gobierno, encabezado por Cesario, abogaba por un entendimiento con la corte de Milán  el período correspondiente a su mandato marcó una época de entendimiento entre las dos partes Imperii  y permaneció en el poder desde abril del 400 hasta ser desbancada en el 403 4, desbancamiento que arrastró consigo la ejecución de Fravito: cf. E. Demougeot, De l'unité... cit., págs. 262 65; G. ALBERT, Goten..., cit., págs. 77 85 y 183 95.

50 Cuando, tras salir de Constantinopla, Gaínas merodeaba por las comarcas tracias se unieron a sus tropas bandas de esclavos, desertores y población desarraigada; decidido a regresar a territorio transdanubiano, el imperativo de homogeneizar sus huestes movió al jefe godo a desprenderse de aquellas bandas, en las que veía más un lastre para sus nuevos planes que un refuerzo, de aquí el exterminio mencionado por Zósimo (cf. G. Albert, Goten..., cit., págs. 137 39).

51 En las fuentes latinas Huldino o Uldino.

52 La cabeza de Gaínas llegó a Constantinopla el 3 de enero del 401
53 El texto presenta aquí una laguna provocada por la desaparición de un folio en el Vat. Graec. 156.

54 No es cierto, al menos en sentido literal, que Teófilo fuese el primero en atacar las tradiciones ancestrales (esto es, el culto pagano); es verdad, en cambio, que destacó por su celo en la persecución del paganismo (cf. H. G. Opitz, op. Cit., col. 2151).

55 No es posible reconstruir el contenido de la laguna situada al inicio del presente capítulo, pero evidentemente su párrafo inicial trata la vuelta de los dignatarios exiliados a petición de Gaínas (véase capítulo 18, 9), vuelta que enlaza con la llamada crisis iohannita, esto es, la crisis desatada en los primeros años del siglo V por la actuación de Juan Crisóstomo, obispo de Constantinopla. Sobre dicha crisis véase J. M. Candau, La historia.... cit.

56 Se trata del segundo destierro de Juan Crisóstomo, acerca del cual consúltese J. M. Candau, La historia.... cit.

57 La iglesia en cuestión es Santa Sofía (cf. n. 15). Aunque las fuentes responsabilizan del incendio mayoritariamente a los partidarios del obispo Juan (véase relación en F. Paschoud, ed. cit., V, n. 49), Sozómeno, VIII 22, 5, afirma que éstos y sus adversarios se lanzaban recíprocas acusaciones al respecto.

58 Dodona, en el Epiro, era sede de un renombrado templo de Zeus. Lindos se halla en Rodas.

59 Expresión proverbial griega que alude a un objeto nimio y carente de valor.

60 Las incursiones de isauros que combatió Arbazaquio (Narbazaicus en las fuentes latinas y Artabazaco en Sinesio, op. 135) se iniciaron en verano del 404; aún en el 408 el Gobierno decretaba medidas contra el bandidaje isauro (cf. J. Rougé, Op. cit., pág. 299; F. Paschoud, ed. cit., V, n. 52).
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconTaller de Lectura y Escritura
«imperio», como se lo llama ahora. Un imperio que mantiene el apellido «yanqui» y que, de la mano de algunos líderes populistas,...

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconSingularísimo objeto descubierto en 1799 y cuyo estudio permitió...
«modo de producción asiático», caracterizadas por la existencia de un poder omnímodo en la cúspide del imperio y el pago de tributos...

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconLa era de los excesos El imperio de la explotación laboral

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconEl Imperio de los Incas tuvo como capital a la ciudad del Cuzco (Valle...

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconPracticando el poder del ahora
«Quizá solamente una vez cada diez años, incluso una vez cada generación, surge un libro como El Poder del Ahora. Hay en él una energía...

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconCon este actividad vas a poder aprender a utilizar un mecanismo que...
«¿No veis que está loca? como mariposas ¡Dice que en las manos la gente que pasa y las va agitando!»

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconTema pessoa y las vanguardias poéticas. El ortónimo y el heterónimo
«yo soy el imperio al fin de la decadencia». Es una corriente poética que surge del simbolismo, pero se caracteriza por el refinamiento...

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconCapítulo 1 fundacçion del imperio 6

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconEl imperio del sur: el isláM

Habiendo pasado el Imperio a manos de Arcadio y Honorio, nominalmente era como si éstos tuvieran el poder, pero la dirección del Imperio la ejercía en el iconJÓvenes caballeros del imperio






© 2015
contactos
l.exam-10.com