La Bendición de vivir una vida más verdadera”






descargar 23.97 Kb.
títuloLa Bendición de vivir una vida más verdadera”
fecha de publicación02.04.2017
tamaño23.97 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
La Bendición de vivir una vida más verdadera”.

Erev Rosh Hashaná 5776. B´nei Israel, 2015
Rabino Darío Feiguin

“Tijé shaná vekilelotéha; Tajel shaná uvirjotéha”

“Que se acabe el año y con él sus maldiciones. Que comience el año, y con él sus bendiciones”.
Así rezamos en nuestras plegarias de Selijot, para ser capaces de dejar atrás lo que nos hacía tanto daño, y tener la fuerza, el coraje, y la fe, para salir al encuentro de lo nuevo, desde un lugar de esperanza y renovación.
Dejar atrás, no es olvidar. Al revés, aquello que vivimos tiene que ser evaluado. Ser judío es también “recordar”. Tenemos la oportunidad de arrepentirnos de lo que hicimos mal, para intentar hacerlo un poco mejor, mientras el Tiempo no se detiene, y la Vida sigue un curso que no siempre elegimos.
El 5775 que se acaba fue un año difícil en muchos sentidos.
En mi país se acrecentaron la inseguridad, la inestabilidad, la polarización, y el odio a la que ésta conduce. Hay menos confianza y menos sonrisas. Los “egos” inmensos no le dan lugar a los “Minianim”, a los colectivos, a las hermandades.

Poco duró la euforia de la Copa América, como sugiriendo que “ganar” en la Vida, no tiene que ver con ganarle a otro, sino ser uno mismo: auténtico, capaz de compartir y no sólo de competir, capaz de amar, soñar y proyectar.

El asesinato del Procurador Alberto Nisman y la arrogancia de la Presidenta dejaron a la Comunidad Judía más grande de Latinoamérica, con una sensación de desolación.
Israel venía de un estado de guerra, atroz como toda guerra, frente a un enemigo escondido en un hormiguero bajo la mismísima tierra, y escudado por civiles inocentes e impotentes. El horror de tanta muerte y tanta sangre derramada nos sigue sacudiendo, mientras nuestros hijos y los hijos de nuestros amigos ponen allí su cuerpo para poder vivir en paz, sin misiles, sin que un terrorista se aparezca en tu jardín para matarte a vos y a tu familia.

Toda guerra es una profanación del Nombre de D’s. Mucho más, la guerra contra el terrorismo asesino y despiadado.

Este estado de guerra está como el momento de quietud anterior a una tormenta, con un cielo gris oscuro, que aterroriza y nos llena de desesperanza.
Al mismo tiempo, somos testigos de un antisemitismo que parecía adormecido, y que resurgió en medio de un caldo de cultivo de hipocresía e intereses, demonizando al judío desde la ignorancia, casi como en la Edad Media.

Mientras tanto, también fuimos testigos de la creciente amenaza del integrismo asesino. De grupos que desarrollan su filosofía de vida sobre la base de la conquista de la Humanidad, apelando al terror, a asesinatos de estudiantes, decapitaciones, y una crueldad sin igual. Se trata de la aberrante amenaza de tratar de convertir a la Humanidad en una sola y única fe verdadera.

Primero creíamos que la OLP era la peor amenza. Despues Hamas y Hizballah, después Al Kaeda, despues ISIS. ¿Cuál será la peor amenaza que nos espera en el futuro cercano?
Me aterra también el fanatismo judío, puesto de manifiesto en Israel, hace tan poco, con el asesinato de una joven que acompañaba a su amigo en una Marcha del Orgullo, y con el asesinato de un bebé palestino al ser quemada su casa. Me aterra porque la enfermedad ya no viene sólo de afuera. La tenemos también adentro.
No nos confundamos: ser judío no debería ser tratar de hacer al Mundo más judío, sino tratar de hacer al Mundo más humano. Si otros se confunden, no nos confundamos nosotros.
Para muchos de nosotros, el 5775 que se acaba, fue un año difícil también desde lo personal. Muchos sufrimos pérdidas de seres queridos, vivimos crisis y situaciones conflictivas y de cambios profundos en nuestras vidas laborales, enfrentamos enfermedades, enfrentamos situaciones familiares, frustraciones y desilusiones.
Lo que nos sostiene en esos momentos es el Amor. Sólo el Amor puede cuando las maldiciones se dan una tras otra en cadena, y uno siente que todo su Mundo se desmorona.

Por eso, además de casi gritar “Shehejeiánu” y agradecer a D’s por estar vivos, hoy más que nunca, agradecemos a nuestros seres queridos por el amor que nos sostiene aún en las crisis y en las pruebas más duras de la Vida.

Hoy es el momento de mirar a los ojos a quienes amamos, agradecerles, y decirles cuánto los queremos y cuán importantes son en nuestras Vidas.

Agradecemos también a quienes ya no están, pero nos siguen sosteniendo con su amor, desde el lugar misterioso de la memoria.
Quiero aprovechar y agradecer en este momento, a la Comunidad B´nei Israel, a través de la gente que me llamó, confió en mí, nos abrió a Yudi y a mi las puertas, haciéndonos sentir en casa.

Agradezco a las autoridades de la Congregación, por el trabajo, el esfuerzo y la dedicación para llevar adelante una Kehilá Kedoshá, con escasos recursos, pero con almas comprometidas con el destino de Am Israel. No se imaginan cómo valoro ese esfuerzo. Vengo de un lugar donde hay tantas opciones judías como canales de televisión. Y uno elige, como si sostuviera un control remoto.

Pero aquí no es así. Si sos rechazado por la institución Central que se adjudica la potestad de decidir quién va a la derecha y quién va a a izquierda, quedan sólo dos opciones: la asimilación, o pelear por la propia identidad. Y B´nei Israel está dando una pelea, cuyo Rúaj (espíritu) es contagioso.
Agradezco vuestro afecto, vuestra apertura, vuestra disposición para aceptar cambios. Ninguna situación de cambio y transición es fácil, y en lo institucional, esto no es una excepción.

Pero Uds abrieron sus almas a estos dos extranjeros soñadores, que vienen básicamente, a dar y recibir amor.
Tenemos muchos sueños y muchos proyectos. Y les confieso algo: Me pasó en mi vida que algunos sueños que parecían utópicos, se concretaron. Porque cuando se anhela desde el fondo del corazón y se trabaja con entusiasmo y coraje, si se puede!

Les agradezco a todos Uds. por llenar este Bet Kneset y crear un Minián de Tefilá y de encuentro, de poesía y de canción. No se imaginan lo importante que es para mí.
Ojalá en los próximos días podamos rezar, emocionarnos, evaluar y arrepentirnos, para que al volver a la cotidianeidad, podamos tomar las decisiones correctas que nos lleven hacia una Vida de Bendiciones.

Ojalá el Shofar que tocamos por las mañanas nos sacuda de nuestra apatía y volvamos a despertar hacia los valores más profundos, tan intensos como ese gemido que brota desde lo más arcaico e íntimo del ser, y que nos llama a vivir vidas más verdaderas.

Ojalá las plegarias tradicionales nos motiven a elegir lo mejor; porque D’s nos juzga en estos días por nuestras decisiones, por nuestro arrepentimiento y por cómo nosotros mismos vamos a encarar y reencausar nuestras Vidas.
Tal vez, para intentar que se acaben las maldiciones y comiencen las bendiciones no sea imprescindible cambiar toda la Realidad. ¡Ojalá pudiésemos hacerlo! Pero no funciona así.

Mientras intentamos cada uno desde su lugar, generar un Tikún Olam, es decir, una corrección del Mundo, se me ocurre que lo que también podemos hacer, es enfocar diferente. Deberíamos tratar de entender las cosas de otra manera. Eso, en sí mismo, ya sería una bendición.

Varios filósofos y pensadores judíos modernos hicieron referencia a esto, y durante estos Iamim Noraím compartiré con Uds. algunas de sus reflexiones, que creo, nos pueden ayudar a “enfocar” mejor.
Hoy quiero empezar esta búsqueda, con una enseñanza de Martin Buber. Para mí, Buber apunta directamente a la soberbia como una de las fuentes de una Vida de vacío y sinsentido.

Él dice que hay dos tipos de relaciones: una de ellas es la relación YO-ELLO, y la otra es la relación YO-TU.

En toda relación YO-ELLO, yo estoy encima de todo lo demás. Por eso es una relación desde la soberbia.
Así, desde ese lugar, me relaciono con las cosas y les doy el valor que creo que tienen.

Así me relaciono con la Naturaleza, la uso, la conquisto y hasta la maltrato.

Así me relaciono con el otro. Si el otro es un ELLO, ejerzo sobre él control, actúo por interés y conveniencia, compito contra él, le tengo desconfianza, y establezco estrategias para dominarlo.

Y así también será mi relación con D’s. Si D’s es un ELLO, entonces le pido, le exijo y le cuestiono.
Pero si bajo de mi soberbia, no cambio la realidad en sí misma, pero mi visión de ella, será totalmente diferente. Si veo en las cosas un TU, no les doy el valor intrínseco y supremo de acuerdo a mi propio interés. No voy a idolatrar las cosas, ni como decía mi querido Rabino, Mentor y Amigo Marshall T. Meyer Z”L: No voy a dejar que una sóla monedita me tape todo el Sol.

Si Veo a la Naturaleza como un TU, no la voy a ultrajar. Le voy a pedir permiso, la voy a respetar, en sus tiempos y en sus ciclos.

Si veo en el otro un TU y no un ELLO, dejaré de controlar y me arriesgaré a la entrega. Pasaré de la desconfianza del ELLO al riesgo de una relación simétrica sincera, profunda y auténtica.

Si puedo decir “BARUJ ATÁ” y concebir a D’s como un TU, dejaré sólo de pedir, y seré capaz también de agradecer y alabar.
No se trata de una distinción filosófica, sino de cómo podemos reenfocar la realidad para que no la sintamos como una maldición.

En otras palabras, la Vida misma se transforma en una Maldición si nos pasamos el tiempo controlando desde arriba, relacionándonos sólo por interés, y mirando el Mundo como si fuésemos su centro.
Pareciera ser que no es tan malo bajar. A veces, nos hace más humanos.

Pareciera ser que no es tan terrible ablandar. A veces, nos hace más permeables.
A partir de esta noche, y durante los próximos diez días, vamos a intentar re-enfocar la realidad, también desde adentro. Es una oportunidad que nos da el Calendario Judaico, para nada más y nada menos que volver a decidir por nuestra propia existencia.

Esto quiere decir que no todo nos viene desde afuera. No somos sólo víctimas del Moira, el destino o la predeterminación.

Esto quiere decir que elegimos dónde ubicarnos: Elegimos mirar desde arriba, como el querido y recordado Robin Williams subiéndose al escritorio en “La Sociedad de los Poetas Muertos”, dándole proporción a quienes creen estar por encima de nosotros; y también elegimos mirar desde abajo, como cuando nos tiramos al piso en “Alenu Demaljuiot” y bajamos de nuestra soberbia, y reconocemos nuestra pequeñez humana, nuestra fragilidad y vulnerabilidad.
משול כחרס הנשבר , dice el poeta de Unetane Tokef: Nuestra Vida se asemeja a una vasija de arcilla, quebradiza, que cualquier golpe la parte en muchos pedazos.

Esto quiere decir, que podemos seguir quejándonos que vivimos rodeados de maldiciones, o podemos elegir aunque sea intentar, salir al cruce de una Vida de bendiciones, más auténtica y más verdadera.
Una Vida de maldiciones es una Vida de soberbia y mentiras, de packaging sin contenido, de cosificación del otro, de relaciones YO-ELLO descartables, que estarán repletas de traiciones y huecas de afecto.
¡Tijlé shaná vekilelotéha!

¡Que se acabe de una vez esa Vida de maldiciones!
Démosle la bienvenida al agradecimiento, a las relaciones simétricas, a los afectos desinteresados, a las miradas sinceras.
¡Tajél shaná uvirjotéha!

Que comience un año en el que elijamos las bendiciones, y que sea este 5776 que se inicia, un año de salud, sustento, amor y Shalom.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconLos remedios de la abuela
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconLos remedios para su salud jean Michel Pedrazzani
«saber vivir», en el sentido más literal del término. Y en el más noble también, ya que me enseñó una auténtica ética, muy distinta...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconVida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconVida: Quien no tenga el valor de inventar su vida, sencillamente...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconDar dos minutos diarios de tu vida para vivir en un mundo más limpio

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconSefer ha bahir (el libro de la claridad)
«Es más vasta que la mar». ¿Y qué significa «lleno de la bendición de Significa que en todas partes en donde aparezca la beth se...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconDesde que sé que existes, vale la pena vivir una noche más”

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconColección andanzas
«progreso», terminaba con la vida de uno de los más preclaros defensores de la amazonia, y una de las figuras más destacadas y consecuentes...

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconSemana Santa será una ‘bendición’ para los turisteros de México

La Bendición de vivir una vida más verdadera” iconPrefacio
«ver» y «oír» que mas tarde ejercerían verdadera influencia en mi, aunque entonces no fuera consciente de ello, porque todos mis...






© 2015
contactos
l.exam-10.com