Los sueños como vía hacia lo divino






descargar 0.78 Mb.
títuloLos sueños como vía hacia lo divino
página1/16
fecha de publicación01.04.2017
tamaño0.78 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16
SCOTT CUNNINGHAM

EL SUEÑO SAGRADO

Los sueños como vía hacia lo divino

LA TABLA DE ESMERALDA
Título del original inglés:

SACRED SLEEP. Dreams & the Divine
Traducción de:

ALEJANDRO PAREJA
© 1992. By Scott Cunningham

© 1994. De la traducción, Editorial EDAF. S. A.

© 1994. Editorial EDAF, S. A. Jorge Juan, 30. Madrid

Para la edición en español por acuerdo con CROSSING PRESS, Freedom, California (USA)
No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del Copyright.
Depósito legal: M. 76888.7994

ISBN: 84-7640-812-9
PRINTED IN SPAIN IMPRESO EN ESPAÑA

Gráficas Rogar, S. A. - León. 44 - Pol. Ind. Cobo Calleja - Fuenlabrada (Madrid)
Dedico este libro a Aquellos

que nos hablan de noche.
Revélate a mí y hazme ver

un sueño favorable.

Que el sueño que sueñe sea

favorable,

Que el sueño que sueñe sea verdadero,

Que Mamu, la diosa de los sueños,

esté a mi cabecera;

Que yo entre en E-Sagila, el templo de los dioses,

la casa de la vida.
_____
Antigua oración asiría auspiciadora de sueños.
Agradecimientos
A la diosa que llegó hasta mí de noche y me ayudó a terminar este libro. A Tracy Regula, que me aclaró temas concretos sobre el antiguo Egipto y la antigua Roma, me facilitó información sobre los templos de sueños, me prestó algunos libros difíciles de encontrar, me ayudó en mis investigaciones, me ofreció su opinión sobre ciertos capítulos y respondió incansablemente a innumerables preguntas por mi parte. A Marilee Bigelow, que me ofreció información sobre las deidades egipcias y su opinión sobre ciertos capítulos, y a la que debo en gran parte mis primeros contactos con muchas religiones y culturas antiguas. A Julie Feingold, sin cuya ayuda no existiría este libro. A todo el personal de la editorial Crossing Press, por su fe en este proyecto. A mi ordenador, por no averiarse. (Naturalmente, sigo siendo el único responsable de cualquier error en la presentación o en la interpretación de los datos históricos.)

Índice

Primera parte

EL DÍA
CAPÍTULO 1. LOS MISTERIOS DE LOS SUEÑOS

CAPÍTULO 2. EGIPTO

CAPÍTULO 3. EL ORIENTE MEDIO (Sumer, Babilonia y Asiría)

CAPÍTULO 4. GRECIA

CAPÍTULO 5. ROMA

CAPÍTULO 6. LAS ISLAS HAWAI

CAPÍTULO 7. AMÉRICA DEL NORTE

CAPÍTULO 8. LOS LIBROS DE SUEÑOS

Segunda parte

LA NOCHE
CAPÍTULO 9. EL SUEÑO SAGRADO

CAPÍTULO 10. LOS MENSAJEROS DE LOS SUEÑOS

CAPÍTULO 11. PREPARATIVOS PARA EL SUEÑO SAGRADO

CAPÍTULO 12. RITUALES ONÍRICOS

Tercera parte

LA AURORA
CAPÍTULO 13. EL RECUERDO Y EL REGISTRO DE SUS SUEÑOS

CAPÍTULO 14. LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS

CAPÍTULO 15. LOS SUEÑOS DIVINOS

CAPÍTULO 16. LOS SUEÑOS SAGRADOS

APÉNDICE 1. CATÁLOGO DE SÍMBOLOS ONÍRICOS SAGRADOS

APÉNDICE 2. LISTA DE DEIDADES ONÍRICAS

APÉNDICE 3. TÉCNICAS NATURALES PARA DORMIR

APÉNDICE 4. FORMULAS MÁGICAS PARA PRODUCIR SUEÑOS

Glosario

Notas

Bibliografía
Prefacio

PASAMOS casi un tercio de nuestra vida envueltos en sombras y en sueños. El reposo es un descanso para nuestro cuerpo y para nuestra mente consciente. Pero nuestro ser interior no está inactivo ni mucho menos durante el reposo, como lo demuestran nuestros sueños1.

Los sueños han sido tema de debate espiritual y filosófico desde hace tres mil años. Este debate sigue en pie, sobre todo entre los investigadores del reposo, que todavía no han sido capaces de identificar los procesos mentales y fisiológicos que actúan durante la aparición de los sueños. Aunque se han propuesto centenares de teorías, los sueños siguen siendo un aspecto misterioso y poco explicado de nuestra vida diaria.

Los antiguos pueblos politeístas se explicaban fácilmente el fenómeno de los sueños. Sus explicaciones eran algo diversas, pero en su mayoría se basaban en una creencia que resulta inaceptable para la práctica de la investigación científica moderna: la de que los sueños son experiencias espirituales en las que las divinidades emiten consejos o advertencias.

El profundo interés por los sueños no ha decaído jamás. Se han publicado millares de libros sobre el tema, cada uno de los cuales prometía revelar los secretos de estos mensajes nocturnos. Pero casi todos los trabajos modernos dejan de lado el evidente carácter espiritual de algunos sueños. Los autores de estos libros prefieren considerar que los sueños indican deseos insatisfechos y experiencias pasadas. Afirman taxativamente que todos los sueños proceden de los cuerpos y de las mentes de los soñadores. Algunos investigadores modernos de los sueños reconocen a regañadientes que algunos sueños parecen tener un origen videncial, pero todas las alusiones a los sueños como mensajes que proceden de una deidad sólo aparecen en un contexto histórico, o se eliminan por completo.

Este libro sobre los sueños es excepcional. Aunque reconoce que algunos sueños están desprovistos de un significado profundo, también suscribe la opinión de que nuestras deidades personales pueden visitarnos en nuestros sueños. Así, el reposo mismo puede ser un acto espiritual.

En la primera parte del libro estudiaremos las teorías sobre los sueños, y su importancia para los antiguos egipcios, sumerios y babilonios, griegos, romanos, hawaianos e indígenas americanos. Concluimos con un breve repaso a los libros de sueños.

En la segunda parte se describe un sistema de rituales pensado para que nos permita recibir sueños de nuestras deidades personales, y basado en las técnicas de la antigüedad, así como en nuestra propia experiencia personal. La tercera parte del libro consiste en una guía en profundidad sobre el recuerdo y el registro de nuestros sueños, su interpretación y el modo de determinar si tienen un origen divino.

El sueño sagrado es, por lo tanto, un estudio histórico y, al mismo tiempo, una guía para la práctica de este antiguo proceso. Reconoce y celebra el hecho de que, durante el reposo, accedemos a un estado alternativo de la conciencia en el que nuestros dioses y diosas acceden a nosotros con mayor facilidad.

Las técnicas que se describen en la segunda y en la tercera parte de este libro no son complejas ni exigen mucho tiempo: unos cuantos actos, una invocación, y acostarse. Pero bien pueden conducirnos a niveles superiores de la conciencia, proporcionarnos consuelo y consejos, enviarnos advertencias sobre el futuro y robustecer nuestras relaciones con nuestras deidades personales.

El sueño (reposo) puede ser, ciertamente, un acto ritual. El sueño sagrado es, además de una guía, un sistema único para la práctica espiritual personal. Basándose en tres milenios de aplicación ininterrumpida de ritos similares, dignifica el reposo, que de ser un periodo necesario de descanso mental y físico pasa a asumir un propósito más elevado.

El sueño sagrado tiene algo que ofrecer a todos los adoradores de la Diosa y del Dios.




Capítulo 1
Los misterios de los sueños
LAS visiones que llegan a nosotros por la noche pueden ser tan enigmáticas, tan interesantes, tan temibles, y pueden estar tan cargadas de información, que casi todas las culturas importantes les han atribuido una gran importancia. Algunos pueblos llegaron a la conclusión de que los sueños estaban causados por demonios; otros, que procedían de divinidades. Se explicaban los sueños como recuerdos del alma humana, que vagaba separada del cuerpo durante el reposo; como mensajes de los parientes muertos; como fantasías puras y creativas; incluso, como la ordenación durante el reposo de los sucesos recientes, por parte de la mente. Al menos una cultura antigua afirmó que los sueños eran impulsos inconscientes del «alma» que afloraban en la mente consciente durante el reposo.

¿A qué conclusión podemos llegar a la vista de este amasijo de concepciones enfrentadas? Quizás debamos empezar por estudiar la naturaleza de la conciencia humana.
LAS DOS MENTES
Los místicos de todas las épocas han afirmado que poseemos dos mentes: la mente consciente, que utilizamos en nuestras actividades diarias, y la mente subconsciente (o videncial), que asume el control durante el reposo. (Las últimas teorías sobre la diversidad de las funciones de los dos hemisferios del cerebro parecen concordar con esta teoría.)

La mente consciente es hábil a la hora de sumar cantidades, leer, formular teorías, ordenar al cuerpo que realice tareas de precisión, conducir un automóvil y otras actividades. Despierta cuando despertamos, y reposa durante el descanso nocturno. Se ocupa del mundo material, de la comunicación oral y escrita, de las cuestiones económicas y de otras tareas de la vida diaria.

Nuestra sociedad atribuye una gran importancia a la mente consciente. Con ella hemos creado nuestras civilizaciones, nuestras costumbres, nuestros avances tecnológicos, nuestros sistemas jurídicos y todos los demás aspectos de nuestras vidas diarias durante la vigilia. La educación consiste en gran medida en formar nuestras mentes conscientes para que funcionen en armonía con otras mentes conscientes. La mente inconsciente es mucho más misteriosa. Su esfera es la del reposo, los sueños, la espiritualidad, la conciencia videncial y la intuición. Normalmente, la mente videncial sólo sale de su reposo diario cuando estamos echados y quietos durante la noche (aunque las corazonadas pueden ser mensajes que proceden de este plano de la conciencia).

Cuando estamos despiertos, la mente consciente bloquea la comunicación con la mente subconsciente. Sencillamente, no permite que la información que procede de la otra mente irrumpa en nuestra vida de la vigilia. Esto es consecuencia directa de muchas de las enseñanzas que recibimos en nuestros primeros años: «No sueñes despierto.» «Presta atención.» «¡Concéntrate!» «La conciencia videncial no existe.»

Algunas personas son capaces de utilizar la mente videncial durante la vigilia: los videntes, los muy sensitivos, los místicos, los artistas y los escritores. No cabe duda de que la mente videncial también actúa durante los rituales espirituales y religiosos. No obstante, normalmente ni siquiera somos conscientes de su presencia... salvo en nuestros sueños.

Solemos considerar que los sueños son irracionales o fantásticos debido precisamente al hecho de que no están sometidos al control de la mente consciente. El estado onírico no tiene limitaciones de tiempo ni de espacio; opera dentro de una realidad alternativa. En nuestros sueños pueden aparecérsenos los muertos; podemos visitar lugares lejanos y movernos a través del agua como peces o volar como pájaros. Libres de todas las leyes físicas, la mente subconsciente nos hace emprender viajes profundamente simbólicos.
EL SIMBOLISMO
El simbolismo es el lenguaje de la mente subconsciente. Así, aunque en nuestros sueños podemos caminar, hablar y realizar muchos otros actos, suelen aparecer símbolos como mensajes encubiertos. El origen de estos símbolos puede ser la misma mente subconsciente; o los impulsos videnciales recibidos durante el reposo; o, incluso, la deidad o las deidades a las que veneramos.

Estos símbolos oníricos (la lluvia, círculos, números, animales, plantas, colores, y muchos más hasta componer una larga lista) suelen portar informaciones o mensajes importantes que quedarían bloqueados durante la vigilia. Todos los psicólogos y todos los místicos son conscientes de este fenómeno, aunque sus opiniones sobre la naturaleza de estos mensajes varían. La interpretación de los sueños depende en gran medida del examen de los símbolos que aparecen en ellos. (Ver el capítulo 14.)

Nuestros lenguajes oníricos personales son diferentes de los que utilizamos en nuestra comunicación y en nuestros pensamientos diarios. Afortunadamente, tienen su estructura y su lógica propias. El ser interior de cada persona, sus emociones, su espiritualidad y su experiencia personal determinan la naturaleza de sus símbolos oníricos. No todos los símbolos oníricos tienen un significado, pero todo símbolo onírico con un significado es un intento directo de comunicación con nuestra mente consciente.
TIPOS DE SUEÑOS
Se han descrito diversos tipos de sueños. En los párrafos siguientes describiremos brevemente los más generales. Entraremos en más detalles en el capítulo 14.
Sueños naturales
Algunos sueños son de los llamados «de satisfacción de deseos», de fantasía o de entretenimiento. No portan mensajes profundos, ni significados ocultos, ni profecías del futuro. Son creados por nuestros deseos y nuestras esperanzas. La información que procede del cine, de la televisión, de los libros y de las revistas también puede integrarse en los sueños naturales. Estos sueños pueden resultar interesantes, pero tienen poca sustancia.
Sueños videnciales
Uno de los sueños videnciales más famosos de la historia de los Estados Unidos lo tuvo Abraham Lincoln. Una noche, dormido en su cama, soñó con su próxima muerte. Poco después de este incidente desazonador, fue al teatro donde sería asesinado1.

Los sueños videnciales son aquellos que presentan información sobre sucesos futuros, procedentes de fuentes todavía inex-plicadas. Estos mensajes no se reciben a través de ninguno de los cinco sentidos «normales», sino a través de la mente subconsciente (videncial). Dichos sueños son bastante comunes entre las personas de todas las razas, religiones y niveles culturales. Los tienen personas de todas las edades.

La teoría es sencilla: la información videncial es recibida por la mente subconsciente durante el reposo. A continuación, esta mente traduce la información a símbolos significativos, construyendo quizás un escenario semejante al revelado en el mensaje: un avión cae a tierra; un terremoto sacude la casa; un amigo viene a hacernos una visita; llega una carta que esperamos desde hace mucho tiempo. O bien, el mensaje puede recibirse en forma de palabras pronunciadas por una persona que nos es familiar o desconocida. Los sueños videnciales son más bien poco comunes, pero casi todos nosotros hemos tenido por lo menos uno.
Sueños telepáticos
La posibilidad de que existieran los sueños que nosotros llamaríamos «telepáticos» fue expresada por el científico griego Demócrito, que escribió que los sueños podían deberse a «emanaciones» de otras personas u objetos que se introdujesen en la conciencia durante el reposo2. Los no científicos todavía tienen un gran respeto por esta teoría, aunque suelen limitarla a la penetración en los pensamientos de otra persona durante el reposo. La telepatía (la transferencia directa del pensamiento entre los seres humanos) sigue siendo un terreno de estudio muy polémico.

Los sueños telepáticos podrían explicar, en parte, los sueños videnciales. Los mensajes de pensamiento enviados por un pariente moribundo o por un amigo en peligro podrían desencadenar sueños. Todavía queda mucho por estudiar.

Comentaremos, de paso, que algunos estudios han indicado que de las personas que afirman haber vivido una experiencia de telepatía, entre un 60 y un 70 por 100 la tuvieron en un sueño3.
Los «sueños» de proyección astral
La mayoría de las culturas antiguas consideraban que el reposo era un periodo en que el alma humana se liberaba temporalmente del cuerpo. En el reposo, el alma vagaba, explorando este mundo y otros, reuniéndose con deidades y con otras almas humanas. Este concepto antiguo se llama hoy día «proyección astral». Algunas personas opinan que ciertos sueños pueden ser recuerdos de proyecciones astrales controladas inconscientemente. Estos sueños suelen estar cargados de ficciones, pues vemos lo que queremos ver en la esfera astral.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Los sueños como vía hacia lo divino iconCaracol I madre de los caracoles mar de nuestros sueños hacia la...

Los sueños como vía hacia lo divino iconEl nombre de Noruega proviene del significado “Camino hacia el Norte”este...

Los sueños como vía hacia lo divino iconUna conciencia en camino desde lo sagrado hacia lo divino

Los sueños como vía hacia lo divino iconSus abismos ­oh, girar como ella hacia abajo, hacia el fondo, hacia...

Los sueños como vía hacia lo divino iconUn ángel es un ser espiritual de origen divino que tiene la capacidad...

Los sueños como vía hacia lo divino iconQué significa la palabra «odisea»
«inspiran» a los hombres para indicarles cómo deben actuar es a través de los sueños. Busca en este canto (VI) un ejemplo

Los sueños como vía hacia lo divino iconResumen: Los jóvenes españoles se lanzan los fines de semana al “botellón”...

Los sueños como vía hacia lo divino iconArtista italiano, uno de los maestros fundamentales de la transición...

Los sueños como vía hacia lo divino icon2. Síntesis explicativa de los Premios “gran víA”

Los sueños como vía hacia lo divino iconArmando Palacio Valdés, un novelista cantado por poetas
«Los mosquitos líricos». En la misma, lanza una buena andanada contra los numerosísimos poetastros que, a lo que parece, tanto proliferaban...






© 2015
contactos
l.exam-10.com