Preguntas al maestro






descargar 191.2 Kb.
títuloPreguntas al maestro
página1/4
fecha de publicación28.03.2017
tamaño191.2 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
Principal

Arriba Porque ya es hora de que entres a tu Verdadera Casa


PREGUNTAS AL MAESTRO



Osho


Solamente un testigo puede bailar...

Pregunta: -Bhagwan, vos nos decís continuamente que "seamos concientes", que "seamos testigos", pero una conciencia que solamente presencia, ¿puede cantar, bailar y realmente saborear la vida? ¿Un testigo es un mero espectador de la vida y nunca un partícipe?

Respuesta: -Tarde o temprano, la mente está destinada a hacer esta pregunta…, porque tu mente tiene mucho miedo que vos te transformes en un testigo…¿porqué pasa esto?, porque si te convertís en testigo ella se muere, es la muerte de la mente…La mente es acción -quiere hacer cosas- y ser un testigo es estar en un estado de no-hacer; por eso la mente tiene miedo este miedo; dice:
"Si te volvés un testigo ya no voy a hacerte falta…"
Y en cierta forma la mente tiene razón...
Porque cuando surge el testigo en vos, la mente tiene que desaparecer, igual que cuando prendés la luz de tu cuarto, la oscuridad tiene que desaparecer, es inevitable…La mente solamente puede existir si vos estás profundamente dormido, porque la mente es un estado de ensueño y los sueños solamente pueden existir mientras estás dormido…
Cuando te volvés un testigo, ya no estás más dormido, te despertás, te volvés pura conciencia…-y esta conciencia es tan cristalinamente clara, tan joven y fresca, tan vital y potente…Te volvés una llama intensa, como una vela ardiendo por ambos cabos…Y en ese estado de intensidad, de luz, de conciencia, muere la mente…de suicidio…
Por eso la mente tiene tanto miedo…y por eso te genera tantos problemas... Va a hacerte muchas, muchísimas preguntas, va a hacerte titubear antes de dar el salto a lo desconocido, va a tratar de empujarte hacia atrás... Va a tratar de convencerte de que:
"Conmigo estás mucho mejor, más seguro, a salvo…conmigo vivís en un refugio, estás bien cuidado…Prometo darte todos los cuidados que necesites…Conmigo sos eficiente, hábil…Si me dejás, vas a tener que abandonar todo tu conocimiento, y todas tus seguridades, todas tus protecciones…Vas a tener que abandonar tus armaduras y vas a ir hacia lo desconocido…Estás tomando un riesgo sin necesidad, y sin ninguna razón…"
Entonces, va a tratar de darte hermosas racionalizaciones…Y esta es una de las racionalizaciones que casi siempre le pasan a todo meditador…
Así que no sos vos quien me hace esta pregunta, es tu mente, tu enemiga, que hace la pregunta a través tuyo…Es tu mente la que dice:
"Bhagwan, vos nos decís continuamente que ‘seamos concientes’, que ‘seamos testigos’, pero una conciencia que presencia puede cantar, bailar y realmente saborear la vida…?"
Y yo digo ¡Sí!…Es más, en realidad, sólo una conciencia que presencia puede cantar, bailar y realmente saborear la vida…Puede parecer una paradoja -¡y lo es!-, pero todo lo verdadero siempre es paradójico…Acordate: si la verdad no es paradójica, entonces no es la verdad en absoluto…será cualquier otra cosa menos la verdad…
La paradoja es una cualidad básica, intrínseca de la verdad…Dejá que penetre en tu corazón para siempre: la verdad como tal es paradójica…-Aunque no todas las paradojas son verdad, todas las verdades son paradojas…
La verdad tiene que ser una paradoja, porque tiene que ser ambos polos, el negativo y el positivo, y todavía más, una trascendencia…Tiene que ser vida, muerte…y plus…Cuando digo ‘plus’ quiero decir la trascendencia de ambas…-de ambas y no de ambas…Y esa es la paradoja final…
¿Cómo podés cantar estando en la mente?…La mente genera infelicidad, y de la infelicidad no puede resultar ninguna canción…¿Cómo podés bailar estando en la mente?…-Sí, podrás hacer ciertos gestos huecos y vacíos y llamar a eso baile, pero eso no es un baile en realidad…
Solamente una Meera sabe lo que es un baile verdadero…o un Krishna, o un Chaintanya…esta es la gente que conoce el verdadero baile…Otros podrán saber solamente la técnica del bailar, pero ahí no hay nada que desborde, sus energías se mantienen estancadas…La gente que vive en la mente, está viviendo en el ego…y el ego no puede bailar…Podrá hacer una representación, pero jamás un baile…
El verdadero baile te pasa solamente cuando te volviste un testigo, entonces estás en tal éxtasis, que el éxtasis mismo te empieza a desbordar…eso es bailar…Cuando el éxtasis mismo empieza a cantar, y la canción brota por sí misma…Y solamente si sos un testigo podés saborear la vida…
De todas maneras, entiendo tu pregunta…Vos estás preocupado con esto que si sos un testigo, te volvés un mero Buddha de la vida, y no es así…Ser un espectador es una cosa y ser un testigo es algo totalmente diferente, cualitativamente diferente…
Un espectador es indiferente…es apagado, está en una cierta especie de sueño, no participa de la vida, tiene miedo, es un cobarde…Se queda al costado del camino y solamente se limita a ver cómo viven los demás…Y eso es lo que vos venís haciendo toda tu vida…Cualquier otro actúa en la película y vos lo ves ¡Sos un espectador! La gente se queda pegada en sus asientos durante horas y horas, frente a sus televisores…-son simples espectadores también…Alguien canta y vos lo escuchás, alguien baila y vos solamente lo mirás…Alguien ama y vos solamente lo ves, no participás…Los profesionales están haciendo lo que tendrías que haber hecho vos por vos mismo…
Un testigo no es un espectador…
Entonces, ¿Qué es un testigo?…Un testigo es alguien que participa, y así y todo se mantiene alerta…Un testigo está en el estado de wei-wu-wei…esa es la palabra de Lao Tzú, y quiere decir acción a través de la inacción…Un testigo no es alguien que se escapó de la vida, sino alguien que vive en la vida mucho más totalmente, mucho más apasionadamente, pero así y todo, se mantiene como un observador en lo más profundo de sí mismo, sigue recordando:
"Soy una conciencia…"
Probá…Caminando por la calle acordate que vos sos una conciencia…El caminar sigue su curso, pero ahora le agregás algo nuevo -una nueva riqueza, una nueva belleza…Le ponés algo de tu interior al acto exterior, te convertís en una llama de conciencia, y entonces el caminar tiene un goce totalmente distinto…Estás en la tierra y sin embargo tus pies no tocan el suelo en absoluto…
Eso es lo que dijo Buddha:


"Pasá a través del río, pero no dejes que el agua toque tus pies…"

Ese es el significado del símbolo oriental del loto…Habrás visto las estatuas, las pinturas de Buddha sentado sobre un loto…eso es una metáfora…El loto es una flor que vive en el agua, y sin embargo el agua no la puede tocar…El loto no se escapa a las cuevas de los Himalayas, vive en el agua, pero sin embargo, se mantiene lejos, muy lejos…
Estando en el mercado, pero sin dejar que el mercado entre en tu ser…Viviendo en el mundo y sin embargo no siendo del mundo: eso quiero decir por ‘conciencia que presencia’…
Eso quiero decir cuando te digo una vez tras otra:
"¡Estate alerta!"
No es que esté en contra de la acción, pero tu acción tiene que estar iluminada por la conciencia…Los que están en contra de la acción, tienen que ser necesariamente represivos, y cualquier forma de represión te vuelve patológico, no integrado, insano…
Los monjes que viven en los monasterios -sean católicos, hindúes, jainas o budistas…-, que se escaparon de la vida, no son verdaderos sannyasins…Solamente reprimieron sus deseos y se retiraron del mundo, del mundo de la acción…¿Adónde podés ser testigo si te retirás del mundo de la acción?…El mundo de la acción es la mejor oportunidad para estar conciente…Te da un reto, es un desafío constante…Podés quedarte dormido y volverte un ‘hacedor’, volverte un hombre mundano, un soñador, una víctima de las ilusiones, o podés llegar a ser un testigo y además seguir viviendo en el mundo…Entonces tu acción tiene una cualidad diferente: es realmente acción…En cambio, las acciones de quienes no están concientes, no son en realidad acciones sino re acciones…Ellos solamente reaccionan…
Alguien te insulta y vos reaccionás…Probá insultar a un Buddha…-él no reacciona, él acciona…La reacción es dependiente del otro…El otro aprieta un botón y vos reaccionás…Sos solamente una víctima, un esclavo, funcionás como una máquina…
La persona real, que sabe qué es conciencia no reacciona nunca, sencillamente actúa como resultado de su conciencia…Su acción no proviene del acto del otro, nadie puede apretar sus botones…Si siente espontáneamente que está bien hacer determinada cosa, lo hace, si siente, en cambio que nada es necesario, se queda quieto…Y no es represivo, siempre está abierto, es expresivo…Su expresión es multidemensional: se expresa en canciones, en poesía, en danza, en amor, en oración, en compasión…fluye…
Si no te hacés conciente, tenés dos posibilidades: una es ser represivo y la otra es ser indulgente…En ambas formas seguís siendo un esclavo…
Violaron a una monja en un monasterio…Cuando la encontraron, la llevaron adentro y llamaron al doctor.
Cuando llegó, el doctor levantó las manos y dijo:
"¡Este es trabajo para un cirujano plástico!"
Después llamaron a un cirujano plástico. Cuando vio a la pobre monja exclamó:
"¡Dios mío!, ¡Qué desbarajuste!, ¿Por dónde empiezo?"
Y la madre superiora contestó:
"Bueno, eso es fácil…Primero ¡Bórrele esa sonrisa de la cara!"


¡EL GANSO JAMÁS ESTUVO ADENTRO!

Pregunta: A veces, cuando aparece el lado oscuro de mi mente, realmente me asusta…Me resulta muy difícil aceptar que es solamente el polo opuesto del lado con luz…Me siento sucio, culpable e indigno de sentarme enfrente tuyo, en tu inmaculada presencia…Quisiera confrontar todas las facetas de mi mente y aceptarlas, porque te escuché muchas veces decirnos que la aceptación es la condición para trascender la mente…¿Podés por favor hablar sobre esto de la aceptación…?

Respuesta: Lo que tenés que entender, básicamente, es que vos no sos la mente -ni la iluminada, ni la oscura…-Porque si te identificás con la parte linda, jamás vas a poder desidentificarte de la parte fea…porque son las dos caras de la misma moneda…Te la podés quedar entera, o la podés tirar entera, pero nunca la vas a poder dividir...
Y toda la ansiedad del hombre es que quiere elegir aquello que le parece hermoso, brillante…Quiere elegir el resplandor plateado de una nube y olvidarse de la nube oscura…Pero no sabe que ese resplandor plateado no puede existir sin la nube oscura…Porque la nube oscura es nada menos que el fondo; por lo tanto es absolutamente necesaria para que el resplandor plateado se pueda mostrar…
Elegir siempre genera ansiedad, cada vez que tenés que elegir te generás un nuevo problema...
Estar sin elegir significa que la mente está ahí, y que tiene un lado oscuro y otro lado luminoso…-¿Y qué?…¿Qué tiene que ver eso con vos?…¿Por qué tenés que preocuparte por eso?...
Cuando no elegís, desaparecen todas las preocupaciones…y surge una gran aceptación, una comprensión de que así es la mente, que esta es su naturaleza…Y que este no es tu problema…porque vos no sos la mente…Si vos fueses la mente, no habría ningún tipo de problema…Porque, ¿Quién elegiría?…y ¿Quién pensaría en trascender?…y, ¿Quién trataría de aceptar y entender la aceptación?…
Vos estás separado, totalmente separado…Sos un testigo y nada más, sólo un observador que se identifica con cualquier cosa que encuentra agradable -y que se olvida que lo desagradable viene detrás como una sombra…
Claro, el lado agradable no te molesta en absoluto, al contrario, te regocija; el problema surge cuando se presenta su polo opuesto, en ese momento te desintegrás…Pero todo el problema lo generaste vos…Al ser sólo un testigo, caíste y te identificaste..
La historia bíblica de la caída de Adán es solamente una ficción; pero ésta es la verdadera caída: el identificarte con algo y perder así tu capacidad de presenciar, después de haber sido un testigo…
Probá de vez en cuando dejar que la mente sea lo que se le antoje…y acordate que vos no sos nada de eso…Y vas a llevarte una gran sorpresa: cuanto menos te identificás, más poder pierde la mente…porque su poder proviene de tu identificación; te chupa la sangre…Pero cuando te parás, distanciado y lejano, la mente empieza a achicarse…
Y cuando llegás a estar completamente desidentificado de la mente, incluso por un sólo instante, hay una revelación: la mente se muere, sencillamente, ya no está más ahí, en ese lugar donde se sentía tan plena, tan continuamente presente -día tras día, caminando o durmiendo…-De repente no está más…
Mirás alrededor tuyo y solamente ves vacío, ves la nada…Y junto con la mente desaparece también el ser…
Entonces, solamente queda la cualidad de conciencia sin el ‘yo’ dentro de ella…A lo sumo la podés llamar algo así como ‘am-ness’, pero ya no ‘I-ness’…Para ser todavía más exacto, sería ‘is-ness’, porque incluso en el ‘am-ness’ todavía hay una sombra del yo…Cuando llegás a saber su ‘is-ness’, se vuelve universal…Y con la desaparición de la mente desaparece también el ser, y otras tantas cosas, que seguramente eran muy importantes para vos, muy problemáticas…A medida que tratabas de resolverlas, se hacían cada vez más complicadas…Todo era un gran problema, ansiedad y parecía no haber salida…
Te voy a recordar la historia El ganso está afuera…Tiene que ver con la mente y tu ‘is-ness’…
El maestro le dice a su discípulo que medite en un koan…Ponen un pequeño ganso adentro de una botella, y ahí lo alimentan y nutren…Este ganso se va haciendo cada vez más grande, más grande y más grande, hasta que llena toda la botella…Llega un punto en que es demasiado grande y no puede salir por el pico de la botella el cual es muy pequeño…Y el koan dice que tenés que sacar al ganso sin romper la botella…y sin matar al ganso…
La cosa se vuelve un rompecabezas…
¿Qué podés hacer?…El ganso es demasiado grande, no podés sacarlo a no ser que rompas la botella, pero esto no está permitido... O podés sacarlo matándolo, pero esto tampoco está permitido…
De esta manera, el discípulo medita día tras día y no encuentra la forma…Piensa en esto y aquello -pero en realidad no hay manera…Cansado, extremadamente exhausto, tiene una repentina revelación…de pronto entiende que su maestro no puede estar interesado ni en la botella ni en el ganso, que tienen que representar algo más…La botella es la mente, y vos sos el ganso…Pero al ser un testigo es posible…Incluso sin estar realmente en la mente, podés identificarte tanto con ella, ¡que llegás a sentir que estás en ella!
Entonces, el discípulo va corriendo a ver a su maestro para decirle que el ganso está afuera, y el maestro dice:
"Lo entendiste…Ahora, mantenete afuera…El ganso jamás estuvo adentro…"
Si seguís luchando con el ganso y la botella, no hay manera que lo puedas resolver…Es ese darse cuenta que:
"Tiene que significar alguna otra cosa, sino el maestro no me lo hubiese dado…y ¿Qué podrá ser?…"
Porque toda la relación entre el maestro y su discípulo, todo este tema es sobre la mente y la conciencia…
Conciencia es el ganso que no está en la botella de la mente, pero vos seguís creyendo que sí lo está…y andás por ahí preguntándole a todo el mundo cómo sacarlo…Y hay idiotas que hasta van a querer ayudarte con técnicas para que lo puedas sacar…Los llamo idiotas porque no entendieron nada de este asunto…
El ganso está afuera, jamás estuvo adentro, entonces el problema de sacarlo o no, no tiene sentido…
Mente es nada más que una procesión de pensamientos, que desfilan frente a vos, en la pantalla de tu cerebro…Sos un observador…Pero vos en seguida te identificás con las cosas lindas que ves -¡Pero esos son sobornos! Y cuando te atraparon las cosas lindas, al mismo tiempo te están atrapando las feas, porque la mente no puede existir sin esta dualidad…Al revés de la conciencia, que no puede existir con dualidad, la mente no puede existir sin dualidad…
La conciencia no es dual, pero la mente sí lo es, entonces limitate a observar…Yo no te voy a dar soluciones, sino que te enseño la solución…
Lo único que tenés que hacer es retroceder un poco y mirar…Formá una distancia entre vos y tu mente…sea buena, bella, deliciosa, algo que te gustaría disfrutar cercanamente, o sea fea…-vos mantenete lo más lejos que puedas, mirála como si fuera una película…¡El problema es que la gente se identifica hasta con las películas!…
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Preguntas al maestro iconMaestro escribo maestro pienso

Preguntas al maestro iconComponentes pepe Maestro (Narrador) Carlos Villoslada (Saxo) Luís...

Preguntas al maestro iconEste Pastor desde hace varios años, se dedica al servicio de su nuevo...

Preguntas al maestro iconPor consejo del maestro Pérez Badía, obtuvo una beca que, en 1899,...

Preguntas al maestro iconOsho La pasión por lo imposible La búsqueda de la verdad, la bondad...
No sabes quién eres. Estás en la oscuridad más absoluta, inconsciente de tu esplendor, tu divinidad, tu belleza, tu verdad. Las preguntas...

Preguntas al maestro iconOsho La pasión por lo imposible La búsqueda de la verdad, la bondad...
No sabes quién eres. Estás en la oscuridad más absoluta, inconsciente de tu esplendor, tu divinidad, tu belleza, tu verdad. Las preguntas...

Preguntas al maestro iconSuerte, maestro

Preguntas al maestro iconEntrevista a un maestro

Preguntas al maestro iconAuxiliar para el Maestro

Preguntas al maestro iconDatos del maestro






© 2015
contactos
l.exam-10.com