Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne)






descargar 37.31 Kb.
títuloNuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne)
fecha de publicación03.07.2016
tamaño37.31 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos



Galaxias y estrellas

Ciencias para el Mundo

Contemporáneo
IES Juan A. Suanzes

Avilés. Asturias


Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne).

La Vía Láctea es una galaxia espiral formada por unos 100.000 millones de estrellas y de unos 100.000 años luz de diámetro. En el disco central se agrupan las estrellas más viejas, en los brazos se encuentran las estrellas con luz más azulada, las más jóvenes. Sólo son visibles las estrellas más brillantes, pero en las zonas oscuras situados entre los brazos, también hay estrellas. La edad de la Vía Láctea se calcula en unos 13.000 millones de años y su masa se estima en un billón (1012) de masas solares ( 1)

Además de estrellas existen grandes zonas oscuras (nebulosas) en las que se concentarn nubes de gas y polvo que impiden ver lo que hay situado tras ellas. Estas nebulosas ( como la de Orión) son zonas en las que se están formando nuevas estellas.

Todas las estrellas rotan alrededor del centro de la galaxia. Nuestro Sol rota a una velocidad de 250 km/s (900.000 km/h) y tarda en completar una vuelta unos 225 millones de años.

No sabemos muy bien lo que se oculta en el centro de nuestra galaxia, pero hay bastantes razones para creer que puede localizarse un gigantesco agujero negro.

La Vía Láctea forma parte de un agrupamiento de galaxias llamado el Grupo Local. En él existen dos subgrupos muy claros: 20 galaxias ligadas gravitatoriamente a la Vía Láctea, mucho más pequeñas que ella y otro grupo de 15 pequeñas galaxias que rodean a la galaxia M31 o galaxia de Andrómeda. Ésta tiene un tamaño de 250.000 años luz (más del doble que nuestra galaxia) y está situada a 2,5 millones de años luz de nosotros, aunque se calcula que su masa no es mayor de 4.1011 masas solares. M31 viaja hacia nosotros a la nada despreciable velocidad de 400.000 km/h y se calcula que colisionará con nuestra galaxia dentro de aproximadamente cinco mil millones de años (5.109). Además, existe un elevado número de pequeñas galaxias “libres”. En la actualidad se considera que el Grupo Local está formado por 54 galaxias.

Se calcula que en el universo observable o visible (esfera situada a nuestro alrededor de 93.000 millones de años luz de diámetro) existen unos cien mil millones de galaxias (1011).

El primero que realizó una clasificación de las galaxias fue E. Hubble. Según su esquema las galaxias se calsifican en:

  • Elípticas. Se nombran con la letra E y un número del 0 al 7 que indica su excentricidad. El cero se correspondería con una galaxia prácticamente esférica y el 7 con una muy aplanada.

  • Lenticulares. Nombradas como S0. Tienen forma de disco

  • Espirales. Se usa la letra S y una letra a,b, c que indica si los brazos están muy pegados al núcleo (letra a) o muy separados de éste (letra c)

  • Espirales barradas. (SB) Parecidas a las espirales pero se puede apreciar una barra que conecta diametralmente el núcleo con los brazos.


Se cree que la Vía Láctea pertenece al grupo Sa, aunque últimamente existen datos que nos inclinan a creer que puede ser del tipo SBa.

Además de éstos existe un quinto grupo, el de las galaxias irregulares (I), sin forma definida.

Las galaxias elípticas están formadas por estrellas más viejas que las que forman las galaxias espirales, cuyos brazos son auténticos crisoles de nuevas estrellas. Los astrofísicos piensan que las galaxias elípticas surgen como consecuencia de una colisión entre galaxias espirales (o irregulares). Como consecuencia del choque se expulsa al espacio gran cantidad de gas y polvo, además de estrellas, que posteriormente se juntarán formando cúmulos estelares. Este parece ser el destino de nuestra Vía Láctea tras la colisión con M31.

Las estrellas

Las estrellas son la parte más visible del firmamento. Son auténticos hornos que generan cantidades enormes de energía a partir de reacciones nucleares de fusión consistentes, básicamente, en juntar átomos de hidrógeno para formar helio. En el proceso de fusión parte de la masa se transforma en energía según la conocida ecuación de Einstein: E = m c2 .

Existen varias formas de clasificar las estrellas. Una de ellas se basa en su color o clase espectral. Según este criterio las estrellas se clasifican en las siguientes clases (2)

La clase espectral está muy relaccionada con el color, la temperatura y el tamaño de la estrella:

Clase

Temperatura (oC)

Color

Masa (M/Msol)

Radio (R/RSol)

O

50.000 – 28.000

Azul

60

15

B

28.000 - 9600

Blanco azulado

18

7

A

9600 - 7100

Blanco

3,1

2,1

F

7100 - 5700

Blanco amarillento

1,7

1,3

G

5700 - 4600

Amarillo

1,0

1,0

K

4600 - 3200

Amarillo anaranjado

0,8

0,9

M

3200 - 1700

Rojo

0,3

0,4

Otra manera de clasificar las estrellas es según su magnitud visual o magnitud aparente. Las estrellas más tenues que pueden distinguirse a simple vista son de magnitud 6 y cuanto más brillante es la estrella menor es su magnitud. La estrella Polar, por ejemplo, es de magnitud 2 y Sirio (la más brillante del cielo tiene una magnittud de -1,4 (negativa). El Sol según esta clasificación tiene una magnitud parente de – 26,8.

La magnitud aparente es engañosa. Podemos apreciar una estrella como muy brillante no porque realmente lo sea, sino porque está cerca (el brillo es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia). Por eso los astrónomos definen la magnitud absoluta o magnitud aparente que tendría la estrella si la colocásemos a un parsec (1 parsec = 206.265 UA = 3,26 años luz) de distancia. La relación entre magnitud aparente (m) y magnitud absoluta (M), viene dada por la siguiente expresión, donde d es la distancia a la que se encuentra la estrella, medida en parsecs:



Algunos ejemplos:

  • El Sol está situado de la Tierra a una distancia d = 1 UA y su magnitud aparente o visual es m = - 26,4. Su magnitud absoluta sería:



  • Betelgeuse es una estrella de la constelación de Orión de magnitud 1 situada a 200 pc de nosotros. Su magnitud absoluta sería:



El nacimiento, vida y muerte de un estrella están condicionados por la magnitud de dos efectos contrapuestos:

  • Por un lado la fuerza de gravedad hace que la estrella, una vez que ha alcanzado cierta masa, se contraiga. La energía gravitatoria liberada en el proceso hace que la materia se caliente hasta que en su núcleo se alcance una temperatura tal que comiencen las reacciones de fusión del hidrógeno para dar helio.

  • Una vez que las reacciones de fusión se han iniciado en el núcleo, la energía liberada y las partículas (electrones, neutrinos) resultantes ejercen una presión (presión de radiación) que tiende a expandir la estrella.

Cuando ambas presiones se equilibran la estrella entra en un periodo de estabilidad que dura aproximadamente el 90 % de su vida. Se dice que la estella se encuentra en la secuencia principal.

La estrella permanecerá en la secuencia principal mientras tenga hidrógeno que quemar. Pero, inevitablemente, llega un tiempo en que el combustible (hidrógeno) se agota. Las estrellas cuya masa se sitúa alrededor del 1% de la masa del Sol (estrellas enanas) queman su combustible lentamente, pudiendo permanecer en la secuencia principal billones de años. Las que tienen una masa similar al Sol lo consumen mucho más rápidamente (4,5 millones de toneladas por segundo) y lo agotan en sólo unos miles de años, 10.000 millones de años en el caso del Sol. En el extremo opuesto las estrellas muy masivas (60 veces la masa del Sol, estrellas gigantes) consumen el hidrógeno muy rápidamente y sólo duran en la secuencia principal unos pocos millones de años (entre 1 y100).

Cuando el hidrógeno se agota el núcleo de la estrella, formado ahora por helio, se expande primero para contraerse a continuación a la vez que su envoltura se expande y enfría convirtiéndose en una estrella mucho más grande y cuya luz tiene un tono rojizo. Se convierte en una gigante roja. En su núcleo se seguirá generando energía fusionando ahora núcleos de helio para formar otros elementos tales como el litio, carbono, oxígeno, neón… Cuando todo el helio se haya consumido la estrella abandona el estado de gigante roja y entra en un periodo de gran inestabilidad . El núcleo comenzará a contraerse de nuevo (la presión de la gravedad se hace mayor que la de la radiación del núcleo) lo que aumentará su temperatura permitiendo que comience la fusión de núcleos más pesados y la consiguiente generación de nuevos elementos hasta llegar al hierro. En este punto la temperatura alcanza los 5.000 millones de grados en su núcleo y su fin está próximo, porque la fusión de los átomos de hierro para generar elementos más pesados no desprende energía, sino que la absorbe. La fuerza de gravedad comenzará a comprimir el material de la estrella a la vez que se eleva su temperatura. El final de la estrella dependerá ahora de su masa:

  • Si la masa es inferior a 1,2 masas solares (límite de Chandrasekhar) la compresión se detiene cuando su núcleo alcance la increíble densidad de 10 6 g/cm3. La estrella termina su vida como una enana blanca. Es demasiado densa para seguir contrayéndose y las reacciones nucleares han cesado en su núcleo.



  • Si la masa es superior a 1,2 masas solares puede acabar sus día de dos formas diferentes.

SI la masa es doble que la del Sol terminará estallando como una supernova y esparciendo la mayor parte de la materia al exterior quedando como residuo una pequeña (y enormemente densa) estrella de neutrones que gira rápidamente. Su campo magnético atrapará las partículas cargadas haciendo que emitan una radiación en forma de haz giratorio. Para un observador que se encuentre en la dirección del haz éste aparecerá como una especie de faro que aparece a intervalos regulares de tiempo. La estrella se ha convertido en un pulsar.

Una estrella de masa superior que después de explotar como una supernova aún tenga una masa aún considerable (cinco soles) sufrirá un colapso gravitatorio que la convierte en algo inimaginablemente denso: un punto de volumen cero con un campo gravitatorio infinito. Esto es, aparece una singularidad (las ecuaciones de la física no pueden manejar campos gravitatorios tinfinitos) que se conoce con el nombre de agujero negro.



En la década de lo cincuenta se descubrieron los quasar (quasi-stellar radio source), objetos estelares mucho más pequeños que las galaxias (del orden de un millón de veces más pequeños que la Vía Láctea), que emiten una enorme cantidad de energía (cien veces más que una galaxia gigante), cuyo brillo fluctúa con periodos que van desde pocos años hasta días, situados e enormes distancias de nosotros (se han descubierto quasares a 12.000 millones de años luz) y que se alejan a velocidades superiores la 90% de la velocidad de la luz.

A día de hoy la naturaleza de los quasares es un misterio. Se cree que pueden ser núcleos de galaxias muy jóvenes en las que un agujero negro arrastra la materia situada a su alrededor acelerándola y calentándola a millones de grados lo que explicaría la gran luminosidad de estos objetos.





1() La masa del Sol es 2.10 30 kg. Esto es, más de 300.000 veces la masa de la Tierra.

2() La regla nemotécnica para recordarlas consiste en retener la frase Oh, Be A Fine Girl, Kiss Me (Oh, sé una buena chica, bésame)




Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconPorque no se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconEl Sol ilumina constantemente nuestro planeta tierra. Todos los días...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconS hakira Isabel Mebarak Ripoll nació el 2 de Febrero de 1977 en la...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconEl Mito de La Formación de la Vía Láctea

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconEl 12º planeta
«de los cielos» -los antiguos dioses- bajaban a la Tierra. Lo que no aporta ninguno de estos autores populares que tratan estos temas...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconEl 12º planeta
«de los cielos» -los antiguos dioses- bajaban a la Tierra. Lo que no aporta ninguno de estos autores populares que tratan estos temas...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconParadójicamente las palabras, a quienes debemos nuestro título de...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconV teorías acerca de la Tierra 17 El pequeño y sucio planeta del reverendo Thomas

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconL lamado, por el New York Times, uno de los compositores más grandes...

Nuestro planeta, la Tierra, se encuentra situado en uno de los brazos más exteriores de la Vía Láctea, el brazo de Orión (o del Cisne) iconBiografía
«ningún poeta del hemisferio occidental de nuestro siglo admite comparación con él»,[2] considerándolo uno de los veintiséis autores...






© 2015
contactos
l.exam-10.com