Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario






descargar 442.89 Kb.
títuloReport Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario
página9/20
fecha de publicación03.07.2016
tamaño442.89 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   20

Fig. 3-3. Esquema de una de las mitades del cerebro humano, mostrando el corpus callosum y las comisuras asociadas. Dado que este nuevo concepto del cerebro tiene importantes implicaciones para la educación en general, y para aprender a dibujar en particular, voy a describir brevemente algunas de las investigaciones, mencionadas a veces como «estudios del cerebro dividido», que se llevaron a cabo principalmente en California. En ellas participaron Sperry y sus colaboradores, Michael Gazzaniga, Jerre Levy, Colywn Trevarthen, Robert Nebes y otros.

La investigación se centró en un pequeño grupo de individuos, pacientes de comisurotomía o «cerebro dividido». Eran personas gravemente incapacitadas por trastornos epilépticos que afectaban a ambos hemisferios. Como último recurso, después de que fracasaran todas las demás medidas, se cortó la transmisión de ataques entre los dos hemisferios mediante una operación, practicada por Phillip Vogel y Joseph Bogen, consistente en cortar el corpus callosum y las comisuras anexas, aislando así un hemisferio del otro. La operación tuvo el resultado esperado: los ataques quedaron controlados y los pacientes recuperaron la salud. A pesar del carácter radical de la operación parece que los pacientes no vieron alterado su aspecto externo, movimientos y coordinación. Y para un observador casual, su comportamiento cotidiano tampoco cambió mucho.

A partir de entonces, el equipo del Instituto Tecnológico de California trabajó con estos pacientes en una serie de pruebas que revelaran las funciones separadas de los dos hemisferios. Estos experimentos proporcionaron sorprendentes evidencias de que cada hemisferio, en cierto sentido, percibe su propia realidad; o quizás deberíamos decir que percibe la realidad a su manera. La mitad verbal del cerebro -el hemisferio izquierdo- domina durante la mayor parte del tiempo en los individuos con cerebros intactos. También sucedía así en los pacientes con cerebro dividido; sin embargo, mediante ingeniosos procedimientos, los científicos estudiaron el funcionamiento de la mitad derecha del cerebro de los pacientes, descubriendo que esta mitad no verbal también recibe sensaciones, responde con sentimientos y procesa información por su cuenta. En un cerebro con el Corpus callosum intacto la comunicación entre hemisferios funde o reconcilia los dos tipos de percepción, manteniendo así nuestra sensación de ser «una persona», un ser unitario.
La periodista Maya Fines informa que algunos teólogos y personas interesadas en el problema de la identidad humana han seguido con gran interés las investigaciones científicas sobre los hemisferios cerebrales. Al parecer, pronto descubren que «todos los caminos llevan al Dr. Roger Sperry, profesor de psicobiología en el Instituto Tecnológico de California, que tiene el don de hacer -o provocar- importantes descubrimientos.»

Maya Fines
The Brain Changers

«La cuestión principal es que parecen existir dos modos de pensar, el verbal y el no verbal, representados respectivamente por el hemisferio izquierdo y el derecho, y que nuestro sistema educativo, así como la ciencia en general, tiende a despreciar la forma no verbal del intelecto. El resultado es que la sociedad moderna manifiesta una discriminación en contra del hemisferio derecho.»

Roger W. Sperry
«Lateral Specialization of Cerebral Function in the Surgically Separated Hemispheres», 1973

«Los datos indican que el hemisferio no verbal está especializado en la percepción global, sintetizando la información que le llega. El hemisferio verbal y dominante, por su parte, parece funcionar de un modo más lógico y analítico. Su lenguaje es inadecuado para las rápidas y complicadas síntesis que realiza el hemisferio subordinado.»

Jerre Levy
R. W. Sperry
1968

Además de estudiar la separación de experiencias mentales internas, provocada por la operación quirúrgica, los científicos examinaron los diferentes modos en que cada hemisferio procesa la información. La evidencia demostró que el modo del hemisferio izquierdo es verbal y analítico, mientras que el del derecho es no verbal y global. Posteriormente, Jerre Levy descubrió que el procesamiento en el hemisferio derecho es rápido, complejo, totalizador, espacial y perceptivo, y que este procesamiento no sólo es diferente, sino de complejidad comparable a la del modo verbal y analítico del hemisferio izquierdo. Además de esto, Levy descubrió indicios de que los dos tipos de procesamiento tendían a interferir uno con otro, impidiendo una actuación máxima; en su opinión, esto podría explicar en parte el desarrollo evolutivo de la asimetría en el cerebro humano: sería un modo de mantener los dos tipos diferentes de procesamiento en dos hemisferios diferentes.

Ante la evidencia de los estudios del cerebro dividido, pronto se extendió gradualmente la opinión de que ambos hemisferios utilizan modos de cognición de alto nivel, que, aunque son diferentes, implican pensar, razonar y un complicado funcionamiento mental. En la última década (los primeros informes de Levy y Sperry datan de 1968), se han encontrado nuevas y abundantes evidencias que apoyan este punto de vista, no sólo en pacientes con lesiones cerebrales, sino también en individuos con cerebros normales, es decir, intactos.

Algunos ejemplos de las pruebas ideadas para los pacientes con cerebro dividido permitirán ilustrar la realidad separada que percibe cada hemisferio, y el modo especial de procesamiento empleado. Uno de los experimentos consistía en hacer aparecer, por un instante, dos imágenes diferentes en una pantalla, estando el paciente con los ojos fijos en un punto medio, de manera que no pudiera examinar ambas imágenes. De este modo, cada hemisferio recibía una imagen diferente; el hemisferio derecho captaba la imagen de una cuchara, situada al lado izquierdo de la pantalla, mientras que el izquierdo recibía la imagen de un cuchillo, situado a la derecha de la pantalla (ver Figura 3-4). Al preguntársele, el sujeto daba diferentes respuestas. Si se le pedía que nombrara lo que había visto en la pantalla, el hemisferio izquierdo, verbal y articulado, hacía que el paciente respondiera «cuchillo». A continuación, se le pedía que metiera la mano tras una cortina (la mano izquierda, controlada por el hemisferio derecho) para coger el objeto que había visto en la pantalla, identificándolo al tacto entre un grupo de objetos que incluía una cuchara y un cuchillo. El paciente escogía la cuchara. Si el experimentador le pedía al sujeto que dijera lo que tenía en la mano, detrás de la cortina, el paciente podía mostrarse confuso por un momento y responder «un cuchillo». El hemisferio derecho, sabiendo que la respuesta era errónea, pero careciendo de suficientes palabras para corregir al articulado hemisferio izquierdo, continuaba el diálogo haciendo que el paciente sacudiera la cabeza. Como respuesta, el hemisferio izquierdo (verbal) se preguntaba en voz alta: «¿Por qué estoy sacudiendo la cabeza?»

En otro experimento, que demostró que el hemisferio derecho es superior en los problemas espaciales, se le dieron al sujeto varias piezas de madera, que tenía que disponer según un cierto diseño. Los intentos realizados con la mano derecha (hemisferio izquierdo) fallaron una y otra vez. El hemisferio derecho, mientras tanto, trataba de ayudar. La mano derecha apartaba a la mano izquierda, y finalmente, el sujeto tuvo que sentarse sobre la mano izquierda para impedir que siguiera tratando de intervenir. Cuando por fin se le permitió usar las dos manos fue la izquierda la que tuvo que apartar a la «torpe» mano derecha para evitar sus interferencias.

Como resultado de estos asombrosos descubrimientos, sabemos ahora que a pesar de que sigamos sintiéndonos un solo ser, nuestros cerebros son dobles, y cada mitad tiene su propia forma de conocimiento, su propia manera de percibir la realidad externa. Podríamos decir, en cierto modo, que cada uno de nosotros tiene dos mentes, dos conciencias, conectadas e integradas por el cable de fibras nerviosas que une ambos hemisferios.

Sabemos que los dos hemisferios pueden colaborar de diversas maneras. A veces cada mitad coopera con la otra aportando sus habilidades especiales y haciéndose cargo de la parte de la tarea más adecuada a su modo de procesar la información. En otras ocasiones, los hemisferios trabajan por separado; cuando una mitad entra en acción, la otra mitad queda más o menos desactivada. Y parece que también puede haber conflicto entre los hemisferios, cuando uno de ellos intenta hacer lo que el otro «sabe» que puede hacer mejor. Además, parece que cada hemisferio tiene una manera de «ocultar» conocimientos al otro. Puede que sea verdad el viejo dicho, y que la mano derecha no sepa realmente lo que está haciendo la izquierda.

Fig. 3-4. Esquema del método empleado para estudiar las asociaciones visual-táctiles en los pacientes con cerebro dividido. Adaptado de Michael S. Gazzaniga, «The Spiit Brain in Man». La doble realidad de los pacientes con cerebro dividido

El lector quizás se está preguntando «¿Pero qué tiene todo esto que ver con aprender a dibujar?» Las recientes investigaciones sobre las funciones de los hemisferios cerebrales humanos y sobre el procesamiento de la información visual, indican que la habilidad para el dibujo puede depender del acceso a las facultades del hemisferio «secundario», el derecho; de si se es capaz de «desconectar» el hemisferio izquierdo para activar el derecho. ¿Cómo puede esto ayudar a dibujar? Parece que el hemisferio derecho procesa la información visual del modo necesario para dibujar, mientras que el hemisferio izquierdo la percibe de maneras que parecen interferir con el dibujo.

PISTAS DEL LENGUAJE

Haciendo un poco de retrospección, nos damos cuenta de que los seres humanos siempre han debido tener una cierta noción de las diferencias entre las mitades del cerebro, ya que nuestro lenguaje contiene numerosas palabras y expresiones que sugieren, por ejemplo, que el lado izquierdo de una persona tiene características diferentes. «Tener mucha mano izquierda», «no hacer nada a derechas», y otras expresiones por el estilo, indican parte de las diferencias de carácter que atribuimos a la derecha y la izquierda.

Hay que tener presente que estas expresiones se refieren generalmente a las manos, pero a causa del cruzamiento de las vías nerviosas puede inferirse que también aluden al hemisferio cerebral que controla la mano. Así pues, los ejemplos citados en el párrafo siguiente se refieren específicamente a las manos derecha e izquierda, pero también, indirectamente, a los hemis­ferios cerebrales opuestos: el derecho, conectado con la mano izquierda, y el izquierdo conectado con la mano derecha.

Tendenciosidad en el lenguaje y las costumbres

La palabras y expresiones que implican conceptos de derecha e izquierda abundan en nuestro lenguaje y nuestro pensamiento. La mano derecha (y por lo tanto también el hemisferio izquierdo) está fuertemente asociada con lo que es bueno, justo, moral, adecuado. La mano izquierda (y por lo tanto, el hemisferio derecho) se relaciona con conceptos anárquicos y sentimientos que están fuera del control consciente, a veces malos, inmorales o peligrosos.

Hasta hace muy poco, la antigua predisposición en contra de la mano izquierda/hemisferio derecho hacía que los padres y maestros de niños zurdos trataran de forzar a éstos a usar la mano derecha para escribir, comer, etc., lo cual ocasionaba con frecuencia problemas que se prolongaban hasta la edad adulta.

A lo largo de la historia humana han aparecido en casi todos los idiomas términos con connotaciones de bondad para la mano derecha/hemisferio izquierdo, y con connotaciones de maldad para la mano izquierda/hemisferio derecho. La palabra izquierdo en latín es sinister, de donde se deriva «siniestro», con todas sus implicaciones. En cambio, la palabra derecho en latín es dexter, de donde se deriva «destreza», como sinónimo de habilidad.

En francés, la palabra «izquierdo» es gauche, que también significa «torpe», y de donde se deriva la palabra inglesa «gawky» (torpe, palurdo). Sin embargo, derecho es droit, que significa también «bueno», «justo».

En inglés, la palabra left (izquierdo) viene del anglosajón lyft, que significa «débil» o «inútil». De hecho, en la mayoría de las personas diestras, la mano izquierda es más débil que la derecha, pero el término original implicaba también la falta de fuerza moral. El significado despectivo de la palabra puede reflejar un prejuicio de la mayoría de la población contra la minoría de zurdos, que eran «diferentes». Reforzando esta tendencia, la palabra ríght (derecho) significa también «justo» o «correcto», lo mismo que el término anglosajón originario, reht, que significa «derecho», «recto» y «justo». De reht y del latín rectus derivan las palabras «correcto» y «rectitud».

Estas ideas afectan también a nuestro pensamiento político. En política, la derecha admira el poder nacional, es conservadora y se resiste al cambio. La izquierda, por el contrario, admira la autonomía individual y estimula el cambio, a veces incluso radical. En sus extremos, la derecha es fascista y la izquierda anarquista.

En el contexto de las costumbres culturales, el lugar de honor en una comida formal es a la derecha del anfitrión. En las bodas, el novio se sitúa a la derecha y la novia a la izquierda, como mensaje no verbal del estatus relativo de los dos participantes. Al saludar, damos la mano derecha, y parece incorrecto ofrecer la izquierda.
Nasrudin estaba sentado con un amigo cuando empezó a anochecer. «Enciende una vela», dijo el amigo, «porque está oscureciendo. Hay una justo a tu izquierda». «¿Y cómo voy a distinguir la derecha de la izquierda en la oscuridad, so tonto?», preguntó el Mulla.

Indries Shah
The Exploits of the Incomparable Mulla Nasrudin

Lo «izquierdo» es sinónimo de torpeza, malicia, insinceridad, mientras que lo «derecho» se asocia con lo justo, necesario, digno de confianza. Pero lo importante es darse cuenta de que todos estos términos fueron creados, en el origen de las lenguas, por los hemisferios izquierdos de algunas personas. ¡El hemisferio izquierdo estaba insultando al derecho! Y el derecho, marcado, señalado y obligado a callar, carecía de un lenguaje propio para defenderse.
Formas paralelas de conocimientointelectointuiciónconvergentedivergentedigitalanalógicosecundarioprimarioabstractoconcretodirigidolibreorientadoimaginativoanalíticorelacionadorlinealno linealracionalintuitivosecuencialmúltipleanalíticoholísticoobjetivosubjetivosucesivosimultáneoJ. E. Bogen
«Some educational aspects
of Hemisphere Specialization»
La dualidad del Yin y el YangYinYangfemeninomasculinonegativopositivolunasoloscuridadluzreceptivoagresivoizquierdoderechocalorfríootoñoprimaverainviernoveranoinconscienteconscientehemisferio
derechohemisferio
izquierdoemociónrazónI Ching, o Libro de los Cambios
obra Taoísta chinaDOS FORMAS DE CONOCIMIENTO

Además de las connotaciones contrarias de izquierda y derecha en el lenguaje, los filósofos, maestros y científicos de muchas épocas y culturas diferentes han postulado ideas sobre la dualidad de la naturaleza y el pensamiento humanos. La idea clave es la de que existen dos formas paralelas de conocimiento.

Probablemente, el lector esté familiarizado con estas ideas. Lo mismo que los términos izquierda y derecha, han impregnado nuestro lenguaje y nuestra cultura. Se han establecido, por ejemplo, divisiones entre el pensamiento y el sentimiento, el intelecto y la intuición, el análisis objetivo y la visión subjetiva. Los comentaristas políticos aseguran que generalmente la gente analiza los puntos buenos y malos de un programa, y después votan lo que les dictan sus glándulas. La historia de la ciencia está repleta de anécdotas acerca de investigadores que trataron repetidamente de resolver un problema, hasta que la respuesta se les reveló en sueños, en forma de metáfora que el científico comprendió intuitivamente. La cita de Poincaré (abajo) es un buen ejemplo de este proceso.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   20

similar:

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconExamen Final (100 ptos.)

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconRellene los datos sombreados en gris del siguiente formulario siguiendo...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconPrincipio del formulario

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconPrincipio del formulario

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario icon2 1Coordinador: Robinson Salazar-Pérez 2horizon report: Educación Superior 2015

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconCultura Principio del formulario Los toros, sin luces ni oropeles

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconEste autoproclamado Illuminati, apreció en el foro Above Top Secrets...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconEste autoproclamado Illuminati, apreció en el foro Above Top Secrets...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconWeb sites google com/site/inesactierralta Email ee 22380700198101 @hotmail com

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconClece, empresa del presidente del Real Madrid, gestiona en España...






© 2015
contactos
l.exam-10.com