Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario






descargar 442.89 Kb.
títuloReport Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario
página8/20
fecha de publicación03.07.2016
tamaño442.89 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

Comparación de las características del modo-izquierdo y el modo-derecho  

Verbal: Usa palabras para nombrar, describir, definir. No verbal: Es consciente de las cosas, pero le cuesta relacionarlas con palabras.Analítico: Estudia las cosas paso a paso y parte a parte. Sintético: Agrupa las cosas para formar conjuntos.Simbólico: Emplea un símbolo en representación de algo. Por ejemplo, el dibujo significa ojo; el signo + representa el proceso de adición. Concreto: Capta las cosas tal como son, en el momento presente.Abstracto: Toma un pequeño fragmento de información y lo emplea para representar el todo. Analógico: Ve las semejanzas entre las cosas; comprende las relaciones metafóricas.Temporal: Sigue el paso del tiempo, ordena las cosas en secuencias: empieza por el principio, etc. Atemporal: Sin sentido del tiempo.Racional: Saca conclusiones basadas en la razón y los datos. No racional: No necesita una base de razón, ni se basa en los hechos, tiende a posponer los juicios.Digital: Usa números, como al contar. Espacial: Ve donde están las cosas en rela­ción con otras cosas, y como se combinan las partes para formar un todo.Lógico: Sus conclusiones se basan en la lógica: una cosa sigue a otra en un orden lógico. Por ejemplo, un teorema matemático o un argumento razonado. Intuitivo: Tiene inspiraciones repentinas, a veces basadas en patrones incompletos, pistas, corazonadas o imágenes visuales.Lineal: Piensa en términos de ideas encadenadas, un pensamiento sigue a otro, llegando a menudo a una conclusión convergente. Holístico: Ve las cosas completas, de una vez; percibe los patrones y estructuras genera­les, llegando a menudo a conclusiones divergentes.1. Imagine las conexiones entre su hemisferio izquierdo y la mitad derecha de su cuerpo. Puede imaginar las conexiones con la forma que usted quiera: tubos, corrientes eléctricas, cables, lo que sea. Ahora imagínelas en color, azul o rojo, por ejemplo, yendo desde el cerebro izquierdo a todas las partes del lado derecho de su cuerpo.

2. Pase al otro lado. Imagínese las conexiones entre su hemisferio derecho y la mitad izquierda de su cuerpo, en un color diferente; por ejemplo, verde o amarillo.

3. Imagínese ahora todo el sistema y el cruce de las conexiones.
En respuesta a una pregunta de Jacques Hadamard sobre los métodos de trabajo de los matemáticos, Albert Einstein le escribió una carta en la que decía:
«Las palabras o el lenguaje, tal como se dicen y se escriben, no parecen tener ningún papel en mi mecanismo de pensar. Las entidades físicas que parecen servir como elementos del pensamiento son ciertos signos e imágenes más o menos claras, que se pueden reproducir y combinar "voluntariamente".»

Jacques Hadamard
The Psychology of Invention in
the Mathematical Field

Bob Samples, profesor, escritor y filósofo humanista, ofrece un ejercicio de imaginación en su libro sobre la enseñanza The Wholeschool Book:
«Supongamos por un momento que cada uno de nosotros tiene en la cabeza no sólo un prado, sino dos. Dos prados claramente diferentes. Desde luego, como ambos son prados, tienen algunas cualidades en común. Pero aún así existen diferencias apreciables entre ellos. Para que queden bien separados, visualicemos un río ancho y rápido que corre entre los dos. Eso es, un río que fluye de un hemisferio al otro.
«Lo más asombroso de este río es que fluye en ambas direcciones a la vez. La sustancia de un prado puede pasar instantáneamente al otro. Sin embargo, en cuanto llega, se transforma adaptándose a la ecología del nuevo prado.»

EL TELAR ENCANTADO

Una de las más famosas imágenes verbales del cerebro es la del científico inglés sir Charles Sharrington, que lo comparó a «un telar encantado donde millones de lanzaderas tejen una trama que se disuelve, siempre con diseños significativos, pero nunca permanentes...»

1. Visualice en su mente el telar mágico que hay dentro de su cabeza, con sus millones de lanzaderas moviéndose en una parte del cerebro, disolviéndose, oscureciéndose, pasando a otra parte, siguiendo un patrón que cambia constantemente; brillando y apagándose, brillando y apagándose.

2. Imagine ahora que puede usted controlar el diseño, haciendo que las lanzaderas se concentren en una parte, luego se disuelvan y se reúnan en otra parte. Imagine que estos agrupamientos, primero en un sitio y después en otro, causan una sensación física en su cabeza, un ligero cambio de presión, un minúsculo desplazamiento de peso, un ligero calentamiento o enfriamiento, un leve zumbido.

Contemplando el telar

Los psicólogos han informado de que muchos individuos parecen ser capaces de «echarse hacia atrás» y contemplar sus diversos estados mentales, como si estuvieran mirando el funcionamiento de sus cerebros. Estos ejercicios de imaginación y algunos de los ejercicios de dibujo le ayudarán a desarrollar este «observador oculto», haciéndole más consciente de los cambios de estado mental. Esto, a su vez, le ayudará a «activar» el modo-D, que permite a los artistas ver y dibujar.
El psicólogo Charles T. Tart, comentando los estados alternativos de conciencia, ha dicho: «Muchas disciplinas de meditación parten de la base de que uno posee (o puede desarrollar) un Observador sumamente objetivo respecto a la personalidad ordinaria. Dado que el Observador es esencialmente pura atención/conciencia, no tiene características propias.» El profesor Tart continúa diciendo que algunas personas que afirman tener un Observador bien desarrollado «sienten que este Observador puede hacer observaciones esencialmente continuas, no sólo en un estado particular de conciencia, sino también durante la transición de uno a otro estado.»

Charles T. Tart
«Putting the pieces together»

«En prosa, lo peor que uno puede hacer con las palabras es rendirse a ellas. Cuando pensamos en un objeto concreto lo hacemos sin palabras, y después, si uno quiere describir el objeto que ha estado visualizando, probablemente buscará hasta encontrar la palabra exacta que encaja con él. Al pensar en algo abstracto uno se siente más inclinado a emplear palabras desde el principio, y a menos que se haga un esfuerzo consciente por impedirlo, el dialecto más corriente llegará a toda prisa para hacerse cargo de la tarea, a riesgo de confundir e incluso cambiar el significado de las ideas. Probablemente, lo mejor es evitar el uso de palabras durante el mayor tiempo posible, para dejar claras las ideas a base de imágenes o sensaciones.»

George Orweil
«Politics and the English Language»

COMO PREPARAR LAS CONDICIONES PARA EL CAMBIO I D

Los ejercicios del capítulo siguiente están ideados especialmente para provocar un paso mental del modo-I al modo-D. La premisa básica de los ejercicios es que la naturaleza de la tarea a realizar puede contribuir a decidir cuál de los dos hemisferios se hará cargo de dicha tarea, inhibiendo al otro. Como ya he dicho, los científicos opinan que los hemisferios pueden alternarse en su actuación, o funcionar al unísono pero con uno de los dos controlando la acción. La cuestión es: ¿qué factores determinan cuál de los dos hemisferios estará activado y/o en el puesto de control?

Los estudios con animales, pacientes de cerebro dividido e individuos con cerebros intactos parecen indicar que la cuestión del control puede decidirse de dos maneras principales. Un criterio es la velocidad: ¿cuál de los dos hemisferios llega antes a la tarea? Y el segundo es la motivación: ¿cuál de los hemisferios está más interesado en la tarea? O bien al revés: ¿a qué hemisferio le desagrada más o le interesa menos la tarea?

Dado que dibujar una forma observada es principalmente una función del hemisferio derecho, debemos mantener apartado al izquierdo. Nuestro problema es que el lado izquierdo es dominante y rápido, y muy propenso a apresurarse con palabras y símbolos, haciéndose cargo incluso de tareas para las que no está muy capacitado. Los estudios del cerebro dividido indicaban que al hemisferio izquierdo le gustaba ser el jefe, prefiriendo no confiar las tareas a su socio más torpe, a menos que le desagradasen especialmente, bien por necesitar mucho tiempo, por ser demasiado lentas o detalladas, o por ser simplemente incapaz de realizarlas. Eso es exactamente lo que necesitamos: tareas que el hemisferio dominante rechace. Los ejercicios están diseñados para presentar al cerebro una tarea que el hemisferio izquierdo no pueda o no quiera hacer.

Mano izquierda o mano derecha

Puede que resulte útil discutir la cuestión de los dibujantes zurdos y su funcionamiento hemisférico antes de iniciar las instrucciones. Los estudiantes hacen muchas preguntas sobre este tema en mis clases. Trataré de responder a las principales, aunque los estudios científicos sobre la materia parecen algo contradictorios.

Parece claro que entre el 5 y el 12 por ciento de la población de Occidente son zurdos en mayor o menor grado. Esto parece suceder también en otras culturas, pero existe cierta evidencia de que en la antigüedad y en la prehistoria el predominio de la mano derecha era menor.

En otros tiempos se pensó que los individuos zurdos tenían una organización cerebral invertida con respecto a los diestros: sus funciones verbales (lenguaje, escritura, etc.) estarían en el hemisferio derecho. Pero las investigaciones más recientes indican que no es así, y que la mayoría de los zurdos tienen las funciones verbales en el hemisferio izquierdo, como el resto de las personas. Una excepción podrían ser los zurdos hijos de madres zurdas, que quizás tengan las funciones verbales en el hemisferio derecho.

No está nada claro que el ser zurdo favorezca la facultad de acceder a las funciones del hemisferio derecho, como el dibujo. Una cosa que sí parece clara -y es una cuestión que se plantea a menudo en mis clases- es que dibujar con la mano izquierda (cuando se suele hacer con la derecha) no sirve para conectar con los procesos del hemisferio derecho. Los problemas de visión que impiden a una persona dibujar bien no desaparecen simplemente cambiando de mano; lo único que se consigue es que el dibujo sea aún peor. Y, por el contrario, una persona que sepa dibujar puede hacerlo con la mano derecha, con la izquierda, sujetando el lápiz con los dientes, o -con los dedos de los pies si es necesario, porque esa persona ha aprendido a ver.

En los capítulos siguientes, las instrucciones están dirigidas a personas que usan la mano derecha, pero también sirven para personas zurdas, a menos que sus madres lo fueran también. Para estos pocos, las instrucciones referentes a la función hemisférica deben invertirse.
<¡ª¡ª anteriorsiguiente ¡ª¡ª>

 
Principio del formulario

 Search:

µ §

The Web

µ §

Tripod
Report Abuse  Build a Site   µ § µ § « Previous | Top 100 | Next » Final del formulario

   

Una persona creativa es aquélla qua puede procesar de maneras nuevas la información de que dispone, los datos sensoriales que todos recibimos. Un escritor necesita palabras, un músico necesita notas, un pintor necesita percepciones visuales, y todos ellos necesitan algún conocimiento de las técnicas de sus respectivos oficios. Pero cualquier individuo creativo ve instintivamente posibilidades de transformar los datos ordinarios en una nueva creación, trascendiendo la materia prima empleada.

Muchas personas creativas han reconocido las diferencias entre los dos procesos de recoger datos y transformarlos creativamente. Los recientes hallazgos sobre el funcionamiento cerebral comienzan a aclarar este proceso dual. Conocer ambos lados del cerebro es importante para liberar el potencial creativo.

En este capítulo repasaremos algunas investigaciones recientes sobre el cerebro humano, que han ampliado considerablemente las teorías científicas sobre la naturaleza de la consciencia humana. Los nuevos descubrimientos son directamente aplicables a la tarea de liberar las capacidades creativas humanas.

CONOZCA LOS DOS LADOS DE SU CEREBRO

Visto desde, arriba, el cerebro humano recuerda el aspecto de una nuez: como ella, presenta dos mitades redondeadas, de superficie convoluta y conectadas por el centro (Figura 3-1). Estas dos mitades se llaman «hemisferio izquierdo» y «hemisferio derecho».

«Todo acto creativo implica... una nueva inocencia de percepción, liberada de la catarata de creencias aceptadas.»

Arthur Koestier
The Sieepwaikers Fig. 3-1. El sistema nervioso humano está conectado al cerebro mediante una conexión cruzada, de manera que el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, y el hemisferio izquierdo controla el lado derecho. Si se sufre una lesión en el lado izquierdo del cerebro, la parte más afectada del cuerpo será la derecha, y viceversa. A causa de este cruzamiento de las vías nerviosas, la mano izquierda está regulada por el hemisferio derecho, y la mano derecha por el hemisferio izquierdo, como se indica en la Figura 3-2.

Fig. 3-2. El cruce de conexiones entre la mano derecha y el hemisferio izquierdo, y la mano izquierda y el hemisferio derecho. EL CEREBRO DOBLE

En los cerebros de animales, los dos hemisferios son esencialmente iguales o simétricos en sus funciones. Sin embargo, los hemisferios cerebrales humanos presentan una asimetría funcional. El efecto externo más aparente de esta asimetría es el predominio del uso de una mano sobre el de la otra.

Durante el último siglo y medio, los científicos han sabido que la función del lenguaje y las capacidades relacionadas con el lenguaje están localizadas -en la mayoría de las personas- en el hemisferio izquierdo. Esto podía comprobarse estudiando los efectos de lesiones cerebrales. Una lesión en el lado izquierdo del cerebro podía provocar una pérdida del uso del lenguaje, con más probabilidad que una lesión en el lado derecho.

El lenguaje y la palabra están estrechamente ligados con el pensamiento razonado y con las otras funciones mentales elevadas que distinguen al hombre de las demás criaturas, y por ello los científicos del siglo XIX consideraron que el hemisferio izquierdo era el dominante, y el derecho el subordinado. La opinión general, que prevaleció hasta hace muy poco, era que la mitad derecha del cerebro estaba menos avanzada, menos evoluciona-da que la mitad izquierda; una especie de gemelo de inferior capacidad, dirigido y mantenido por el hemisferio izquierdo, el verbal.

Uno de los temas que más intrigaban a los neurólogos eran las funciones -desconocidas hasta hace muy poco- de un grueso cable nervioso, compuesto por millones de fibras, que conecta los dos hemisferios cerebrales. Este cable de conexión, el corpus callosum (ver Figura 3-3) tenía toda la apariencia de ser una estructura importante, dado su gran tamaño, el enorme número de fibras nerviosas que lo componen, y su situación estratégica como conector entre los dos hemisferios. Y, sin embargo, la evidencia indicaba que se podía cortar por completo el corpus callosum sin que se observara un efecto significativo. A lo largo de una serie de estudios sobre animales, realizado durante los años cincuenta en el Instituto Tecnológico de California por Roger W. Sperry, Ronaid Myers, Colwyn Trevarthen y otros, se llegó a establecer que una función importante del corpus callosum consistía en comunicar los dos hemisferios, permitiendo la transmisión de la memoria y el aprendizaje. Además, se comprobó que si se cortaba quirúrgicamente la conexión, las dos mitades continuaban funcionando independientemente, lo cual explicaba en parte la aparente falta de efecto en la conducta y el funcionamiento.

Durante los años 60, se realizaron estudios similares con pacientes humanos, que proporcionaron nueva información sobre las funciones del corpus callosum y obligaron a los científicos a replantearse su opinión sobre las capacidades relativas de las dos mitades del cerebro humano. Era indudable que ambos hemisferios intervienen en funciones cognoscitivas elevadas, aunque cada mitad del cerebro está especializada, de un modo complementario, en diferentes formas de pensamiento, ambas muy complejas.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   20

similar:

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconExamen Final (100 ptos.)

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconRellene los datos sombreados en gris del siguiente formulario siguiendo...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconPrincipio del formulario

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconPrincipio del formulario

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario icon2 1Coordinador: Robinson Salazar-Pérez 2horizon report: Educación Superior 2015

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconCultura Principio del formulario Los toros, sin luces ni oropeles

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconEste autoproclamado Illuminati, apreció en el foro Above Top Secrets...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconEste autoproclamado Illuminati, apreció en el foro Above Top Secrets...

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconWeb sites google com/site/inesactierralta Email ee 22380700198101 @hotmail com

Report Abuse Build a Site µ § µ § «Previous | Top 100 | Next» Final del formulario iconClece, empresa del presidente del Real Madrid, gestiona en España...






© 2015
contactos
l.exam-10.com