Cultivo del camote para el mercado






descargar 301.12 Kb.
títuloCultivo del camote para el mercado
página1/5
fecha de publicación01.07.2016
tamaño301.12 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5


Leonardo Chamba Herrera



CULTIVO DEL CAMOTE PARA EL MERCADO

INTERNACIONAL

1. INTRODUCCIÓN

La oferta y demanda de raíces y tubérculos (yuca, papa, camote) en los países en desarrollo empezó a cambiar en forma significativa a partir de los años sesenta, acelerándose en los noventa. Entre 1983 y 1996 el consumo de raíces y tubérculos como alimento en los países en desarrollo se incrementó de 45 millones a 253 millones de toneladas. El consumo de camote como alimento ha disminuido, al igual que la producción, debido a la urbanización y los cambios asociados a los patrones de consumo; sin embargo, el consumo para alimentación animal se ha incrementado muy rápidamente en este período (Scott y otros 2000).
La siembra en pequeña escala de productos agrícolas, como el de algunos tubérculos y raíces, es una actividad ejercida con poco uso de tecnología y sin asesoramiento profesional, obteniéndose escasos rendimientos y baja calidad de las cosechas.
El cultivo del camote o batata es un ejemplo de esa situación. En particular en la provincia de Loja, a lo largo del tiempo, siempre ha sido cultivado por las familias rurales en forma tradicional, en asociación con otras especies, como un elemento primordial en la dieta diaria de la familia campesina. Con el ascendente éxodo del campo a la ciudad, gran parte del consumo del camote ha sido sustituido por el pan y otros artículos de más fácil preparación y mayor atractivo.
El camote es cultivado en 111 países, anotándose que el 90% de la producción es obtenida en Asia, y apenas el 5% en África y el otro 5% en el resto del mundo. Solamente el 2% de la producción se logra en las naciones industrializadas como Estados Unidos y Japón. La China es el país que más produce, con 100 millones de toneladas (FAO 2001, citado por Silva y otros 2004).
El camote se siembra en las regiones localizadas desde la latitud 42º N hasta 35º S, y desde el nivel del mar hasta los 3 000 metros de altitud. Es cultivado en localidades de climas diversos como en la Cordillera de los Andes, en regiones de clima tropical como en la Amazonía, e incluso desértico, como en la costa del Pacífico.
El camote se adapta mejor en áreas tropicales donde habita la mayor proporción de poblaciones pobres. En esas regiones, además de constituir un alimento humano de buen contenido nutricional, principalmente como fuente de energía y proteínas, esta raíz tiene gran importancia en la alimentación animal y en la producción industrial de harina, almidón y alcohol. Es considerado un cultivo rústico; presenta gran resistencia a plagas, es poco exigente en fertilizantes, y crece bien en suelos pobres y degradados.
Se mencionan pueblos en Nueva Guinea que viven casi exclusivamente de la batata. Como cultivo, es capaz de producir más energía comestible por unidad de superficie que la mayoría de los principales cereales. Por todo ello, está siendo estudiado por la NASA para en el futuro ser cultivada en estaciones espaciales orbitales (Martí 2004).
La zona andina es probablemente la región del mundo donde han sido domesticadas el mayor número de especies vegetales tuberosas; aquí las variedades locales o primitivas, que han sido cultivadas por los agricultores durante cientos de años, sumados los variados microclimas, han hecho que se mantengan y aporten con la evolución de importantes cultivos que actualmente son alimento de muchas comunidades. El máximo éxito agronómico de la agricultura andina es, sin lugar a dudas, la papa (Solanum tuberosum o S. andigenum) que ahora se cultiva y consume en todo el mundo. Luego de la papa, en cuanto a la extensión de la superficie cultivada, se encuentra el camote o batata, Ipomea batatas, (Maza y Aguirre 2002).
El propósito del presente trabajo sobre el camote es el de contribuir a la difusión de esta relegada pero importante tuberosa americana. Para su elaboración se han consultado los recursos electrónicos y fuentes bibliográficas disponibles en el medio local, los cuales constan en el acápite final correspondiente a la bibliografía.

2. DENOMINACIONES Y ORIGEN

2.1 NOMBRES COMUNES
La palabra camote es de origen nahuatl, dialecto de los antiguos habitantes de Centroamérica y México. En algunas regiones de África, el camote es llamado cilera abana, que significa “protector de los niños”, aludiendo al papel que cumple en las densamente pobladas planicies semiáridas de África oriental, donde miles de a aldeas dependen de su cultivo para combatir el hambre (Ortega y Cartano 2000; Perúprensa, citado por Huamani 2006).
En los diferentes países e idiomas el camote es conocido con las siguientes denominaciones:
Batata (Venezuela, Argentina, Puerto Rico); camote (Perú, Ecuador, Chile, México, Bolivia, Panamá y Centroamérica); moniato (Cuba y Uruguay); batata doce (Brasil); patata douce (francés); patata dolce (italiano); sweet potato (inglés) (Montaldo 1991).

2.2 ORIGEN Y DISPERSIÓN
Según De Decandolle, citado por Montaldo (1991), la batata es originaria de la América Tropical, señalando como evidencia los trabajos de Humboldt, Meyer y Biossier, así como el hecho de que de 15 especies del género reconocidas hasta esa época, sólo 11 crecían en el continente americano y las otras cuatro tanto en América como en el Viejo Mundo, a donde pudieron haber sido introducidas. Ha sido domesticado en Ayacucho desde hace 8 000 años y hoy es uno de los principales aportes de Perú al mundo (Rengifo s.f.).
Vavilov, mencionado por Montaldo (1991), estima que la batata se originó en la región comprendida entre el sur de México, Guatemala, Honduras, hasta Costa Rica.
Montaldo (1991), cita a Jiménez de la Espada, quien afirma que en la porción andina equinoccial de Ecuador se cultivaban camotes en comarcas como Otavalo, Quito, Paute, Chunchi, preferentemente en los valles abrigados y no en las planicies frías. También era cultivado en la vertiente amazónica de los Andes ecuatoriales, así como en la cuenca del Gran Río. Menciona registros de camotes en la cuenca del río Chinchipe (afluente del Marañón), y en Zamora de los Alcaldes; agrega que se cultivada junto con la yuca en Nambija y Yaguarzongo, Valladolid, Mainas, y en la gobernación de Juan de Salinas Loyola.

3. USOS y COMPOSICIÓN QUÍMICA

3.1 ALIMENTACIÓN Y FORRAJE
Los camotes, desde el punto de vista de su aprovechamiento, se dividen en tipos alimenticios y tipos forrajeros. Las raíces del camote pueden utilizarse frescas, enlatadas, deshidratadas y como forraje (Montaldo 1991).
En Asia se prefiere el camote de pulpa seca, dura, blanca, con alto contenido de almidón, poca proteína y carotenos, que se utiliza en la industria de extracción del almidón, producción de alcohol y alimentación animal; mientras que en los países de occidente el camote es empleado para la alimentación humana, por lo que se prefiere que tenga más proteína y caroteno (Ramón-Ávalos y otros s.f.).
En Guatemala el camote se consume fresco (cocido) y conservado en dulces de trozos de raíz en forma de “marqueta”. La elaboración de harina en el ámbito experimental ha dado buenos resultados; el consumo animal es reducido y el industrial no ha sido explotado (Soto Guevara 1992).
En el Perú la raíz se destina a la alimentación humana en forma fresca, y a la agroindustria como insumo; mientras que el follaje se destina a la alimentación animal y se emplea como semilla, forraje y abono verde. También es utilizado para la elaboración de pan de camote, el que contiene 34% de harina de camote y 66% de harina de trigo (Peralta y otros 1992).
En Guatemala, mediante la deshidratación artesanal de la raíz se obtiene harina de camote, la que se usa para la elaboración de atol, que es una bebida que se prepara disolviendo 100 g de harina de camote en 1,5 litros de agua fría, se cocina a fuego lento, se le agrega azúcar y canela al gusto, y sirve para la alimentación de infantes.
En estudios realizados en Cuba se ha llegado a la conclusión de que la raíz deshidratada puede sustituir hasta el 50% del maíz en las dietas de los cerdos con resultados satisfactorios; el uso de la pulpa cocida del camote puede sustituir con buenos resultados todo el maíz en la dieta de los cerdos cuando se utiliza un suplemento proteico adecuado. Por otra parte, el bejuco fresco es muy apetitoso para los cerdos y puede ser una fuente económica de proteína en la dieta. El camote como cultivo integral, utilizando combinadamente la raíz y el bejuco, puede competir ventajosamente y aun sobrepasar al maíz como alimento para los cerdos (Domínguez 1992).
En la provincia de Loja la mayoría de la población lo consume al camote cocinado en forma natural; aunque otras formas tradicionales, ampliamente difundidas, son las rodajas fritas y las tortillas de camote cocido con queso. Mientras que para el consumo animal, en la alimentación de cerdos, sólo se usan los camotillos y los camotes de descarte.

3.2 INDUSTRIAL

Otro de los usos es el industrial. En el 2005 un equipo de técnicos de la Escuela Politécnica Nacional determinó que debido a la alta cantidad de amilasa que contiene, el almidón de camote al mezclarlo con dos plastificantes naturales, glicerol y sorbitol, puede servir como constituyente de láminas de plástico de alta resistencia (SENACYT/FUNDACYT 2005).
Pruebas de laboratorio efectuadas en el Perú demuestran que se puede obtener 125 litros de alcohol por tonelada métrica de camote; teóricamente es posible obtener 22 000 litros de alcohol por ha/año. El siguiente paso es instalar una planta que produzca alcohol para el consumo humano, para la fabricación de shochu, y para la reproducción de plántulas libres de virus. Actualmente, en Japón se consumen 980 millones de litros de shochu, equivalentes a 7 litros por persona. Después de lograr la producción de alcohol y shochu, se puede pasar a la producción de etanol (Paz s.f.).


3.3 COMPOSICIÓN QUÍMICA
La composición química del camote se expone en los Cuadros 1 y 2.

Cuadro 1. Composición media de 100 g de materia fresca de camote


Componente

 

Cantidad

 

 

 

Humedad




70%

Carbohidratos totales




26,1 g

Proteína




1,5 g

Lípidos




0,3 g

Calcio




32 mg

Fósforo




39 mg

Hierro




0,7 mg

Fibras digeribles




3,9 g

Energía




111 kcal

 

 

 

Fuente: Wolfe, citado por Silva y otros 2004

Cuadro 2. Composición química de 100 g de raíz cruda de camote


Componente

 

Cantidad

 

 

 

Agua




72,8 g

Calorías




102

Fibras digeribles




1,1 g

Potasio




295 mg

Sodio




43 mg

Magnesio




10 mg

Manganeso




0,35 mg

Zinc




0,28 mg

Cobre




0,2 mg

Vitamina A - retinol




300 mg

Vitamina B - tiamina




96 mg

Vitamina B12 - riboflavina




55 mg

Vitamina C - ácido ascórbico




30 mg

Vitamina B5 - niacina




0,5 mg

 

 

 

Fuente: Luengo, citado por Silva y otros 2004


4. REQUERIMIENTOS DE CLIMA Y SUELO

4.1 CLIMA
Es un cultivo de gran producción durante todo el año bajo las condiciones ecológicas de las regiones tropicales, desplazándose en altitud desde el nivel del mar hasta llegar a los 2 500 msnm en las tierras andinas de Ecuador y Colombia. Produce en buenas condiciones desde aproximadamente 12-15ºC de promedio en la estación de cultivo hasta 25-28ºC; es indiferente al fotoperiodismo y requiere suficiente humedad (Montaldo 1991).
Los elementos de clima que estimulan el crecimiento vegetativo de la planta son: fotoperíodo largo, gran luminosidad y altas temperaturas, siendo los contrarios los requerimientos para una buena tuberización (Folquer 1978).

4.2 SUELO
El mejor suelo para el camote es el fresco, arenoso y bien drenado; sin embargo, si las condiciones de clima son apropiadas, puede cultivarse en diversos suelos con buenos resultados. En los arenosos y con escasa fertilidad se obtienen rendimientos adecuados. En los muy ricos se produce mucho crecimiento vegetativo y las raíces son, a veces, muy grandes e irregulares, lo que reduce su valor comercial (Montaldo 1991).
Se considera como suelo ideal para el camote el que posee un horizonte A limo-arenoso, de 30 a 60 cm de espesor, y un horizonte B areno-arcilloso friable, que evita la pérdida de humedad y los nutrimentos, pero sin causar un estancamiento del agua. Es una planta muy tolerante a las variaciones en la acidez del suelo, pudiendo desarrollarse bien en niveles de pH que oscilan entre 4,5 y 7,5, siendo el rango de pH óptimo entre 5,6 y 6,5. En suelos muy ácidos se produce el ataque de Rhizoctonia violacea (Folquer 1978).
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Cultivo del camote para el mercado iconLos riesgos de China: cierta duda razonable (y algunas “incongruencias”)...

Cultivo del camote para el mercado iconLa cualidad humana como fruto del cultivo de ids en jesús de nazaret
«cualidad humana profunda» para apuntar aquello a lo que nuestros padres llamaron espiritualidad

Cultivo del camote para el mercado iconAcm – el Monte Activo del Motor de Control. Los Acms son controlados...

Cultivo del camote para el mercado icon2- el cultivo del olivar en la villa de baena

Cultivo del camote para el mercado iconCamisea: lote 88 exclusivamente para el mercado interno

Cultivo del camote para el mercado icon“noticias continuas de su estado y movimientos” para un mundo y un...

Cultivo del camote para el mercado iconPrezado colega, grato por ter assistido o curso. Estou enviando textos...

Cultivo del camote para el mercado iconTeoría clásica o neoclásica del mercado de trabajo

Cultivo del camote para el mercado iconNo solo es alguien que puede sacar el punto de equilibrio para un...

Cultivo del camote para el mercado iconNo le sorprendió la caída de la bolsa ni el derrumbamiento del mercado nipón






© 2015
contactos
l.exam-10.com