Dpto de Historia y Ciencias Sociales






descargar 45.49 Kb.
títuloDpto de Historia y Ciencias Sociales
fecha de publicación30.06.2016
tamaño45.49 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos


Royal American School

Marcelo Ipinza Bolívar

Dpto. de Historia y Ciencias Sociales

El impacto de la batalla de Yungay en la formación de la identidad del Roto Chileno

Josselyn Alfaro

Carla Campos

Comenzando con la batalla de Lircay, bajo el mandato de José Joaquín Prieto, y su triunfo sobre las fuerzas de Freire, explicamos el inicio de tres décadas marcadas por la hegemonía conservadora. A comienzos de 1830, chile, ya consolidaba su régimen político, sobre lo cual se baso el presidente de Bolivia, Andrés Santa Cruz, (CONFUNDEN CON LA REDACCIÓN) en un proyecto que luego puso en marcha, uniéndose Perú, conformo la Confederación Perú-Boliviana, con el fin de iniciar un estado que conformara el territorio que habían pertenecido a los incas.

La declaración de guerra, no fue bien recibida en Chile. Tras el ejército comandado por Manuel Bulnes, se logro tomar el control de Lima y establecer un gobierno interno.

La victoria de las tropas Chilenas en la batalla de Yungay, determinó la disolución completa de la Confederación Perú-Boliviana.

Una vez construida la plaza de Yungay, se creó una estatua en honor al ‘’Roto Chileno’’, llamada así por los civiles que participaron y triunfaron en esta batalla.

Pese a los intentos de la clase política, la inestabilidad interna experimentada en Chile durante los años que siguieron a la independencia no pudo resolverse dentro del marco institucional. Al finalizar la década de 1820, las distintas posturas políticas se hicieron irreconciliables y resolvieron sus disputas en una guerra civil en la cual José Joaquín Prieto, apoyado por el sector conservador dirigió a su ejército junto al río de Lircay. En esta batalla el ejército comandado por Prieto salió victorioso ante las fuerzas de Freire que concluyó con el triunfo de los conservadores en la batalla de Lircay, el 17 de abril de 1830 la que puso fin a este periodo de siete años marcados por la inestabilidad política. A partir de entonces, se inicio en Chile un periodo de tres décadas marcadas por la hegemonía conservadora, a lo largo de las cuales estas lograron proveer de una sólida organización al país y acabar definitivamente con la crisis interna mediante la implementación de un modelo autoritario. Por este motivo, las décadas comprendidas entre 1831 y 1861 han sido denominadas como República conservadora o autoritaria.

¿FUENTE DE INFORMACIÓN?

http://proyectopoliticoconservador.wordpress.com/acerca-de/

Así fue como José Joaquín Prieto asumió como presidente de la república el año 1831 en un contexto marcado por la adversidad. La crisis política fracturo profundamente a la clase dirigente y el bando vencido en la guerra no asumió directamente la derrota, iniciando una serie de levantamientos aislados, que el gobierno enfrentó en forma enérgica.

Evidentemente, la crisis política no era el único asunto que preocupaba a los conservadores, la economía, tras treinta años de guerra casi ininterrumpida se encontraba prácticamente paralizada, asiéndose necesario una limpieza completa de las finanzas publicas, para poder enfrentar a los gastos internos y a los compromisos contraídos con el extranjero durante los años anteriores. Además, al independizarse, los nacientes de estados americanos tuvieron que delimitar sus soberanías sobre el territorio pues, tras la partida de las autoridades españolas, los imprecisos límites coloniales fueron factor de desacuerdos ante las ambiciones territoriales de cada uno de estos nuevos países.

FUENTE DE INFORMACIÓN

¿http://proyectopoliticoconservador.wordpress.com/acerca-de/proyecto-politico-conservador/?

A comienzos de la década de 1830, Chile ya consolidaba su régimen político e institucional, iniciando el camino hacia la estabilidad interna, mientras que los territorios de ex virreinato del Perú se mantenían aun en la búsqueda de un modelo adecuado de organización.

En este contexto, el presidente de Bolivia, Andrés de Santa Cruz, puso en marcha un ambicioso proyecto que pretendía, mediante la anexión del Perú, iniciar la conformación de un estado que abarcara los territorios que antiguamente habían pertenecido al imperio inca

¿FUENTE DE INFORMACIÓN?

http://historiabarriga.blogspot.com/2010/09/la-confederacion-peru-boliviana.html

esto se puede demostrar en el siguiente Párrafo.

“A los pocos años después que el ejercito libertador de San Martin obtuvo la independencia del Perú de la dominación española, los peruanos empezaron a sentir deseos de incorporar Bolivia a sus territorios, y para ello invocaban la razón de que ya les había pertenecido, como que antes de la independencia se le conocía como el Alto Perú. A su vez el presidente de Bolivia, General Don Andrés de Santa Cruz, estaba dominado por el propósito, secretamente mantenido, de adueñarse del Perú, y empezó a preparar un ejército poderoso.”1

El apoyo obtenido por parte de la aristocracia peruana permitió a Santa Cruz materializar esta propuesta mediante la creación de la confederación Perú-Boliviana. Esto fue observado con desconfianza por nuestra clase dirigente, especialmente por Diego Portales, quien interpretó el proyecto de Santa Cruz como una potencial amenaza a la soberanía nacional. Sin embargo, este no fue el único factor que incidió en el estallido del conflicto, pues nuestro país ya mantenía algunas disputas con sus vecinos del norte.

http://historiabarriga.blogspot.com/2010/09/la-confederacion-peru-boliviana.html

Se iniciaron negociaciones diplomáticas en las que Chile fue representado por Mariano Egaña como embajador plenipotenciario del gobierno de Prieto.

“Hubo en seguida un intenso cambio de notas, entre el ministro Egaña y Santa Cruz con un resultado también negativo”2.

Como condición para restaurar el clima de paz, nuestro país exigía el reconocimiento de la deuda que Perú tenía pendiente, el fin de las rivalidades entre Valparaíso y el callao y la inmediata disolución de la confederación. La negativa de Andrés de Santa Cruz ante estas exigencias significó el inicio del enfrentamiento armado.

“Llego un momento en que el señor Egaña determino retirarse, y en su última comunicación oficial dejo establecido que en el gobierno peruano podía considerar como declarada la guerra entre Chile y los estados norte y sur peruanos. Como respuesta, Santa cruz organizó las fuerzas de la confederación Perú-Boliviana movilizando como 12.000 hombres que distribuyo proporcionalmente entre los tres estados que estaban bajo su dominio”3.

La Declaración de la guerra a la confederación no fue bien recibida en Chile. El descontento generalizado se tradujo en el desprestigio de su principal impulsor, Diego Portales, quien había regresado a los labores de ministro. En pleno proceso de preparación, Portales fue apresado y asesinado por un grupo de oficiales que buscaban impedir la guerra esto se demuestra en el siguiente fragmento. “Santa cruz creyó que con la muerte de Portales los chilenos desistirían de sus intenciones bélicas y comenzó negociaciones de paz”4. Sin embargo este hecho produjo el efecto contrario pues, al ser interpretado como un complot del gobierno peruano, el pueblo incorporó con mayor fuerza al proyecto de guerra.

Tras una inútil campaña comandada por Manuel Blanco Escalada, el gobierno puso al general Manuel Bulnes al mando del ejército, quien logró tomar el control de Lima y establecer un gobierno transitorio.

“Jefe del ejercito restaurador del Perú se nombró al general Don Manuel Bulnes y jefe del estado mayor al general Don José María de la Cruz. Cuatro naves salían de Valparaíso entre los días 6 y 10 de julio de 1838, resguardando a 26 transportes que llevaban al norte a 5.400 hombres que marchaban dispuestos a destruir la confederación Perú Boliviana del general Santa Cruz”5.

El triunfo de las tropas chilenas en la Batalla de Yungay, en enero de 1839, determino la victoria de chile y la disolución definitiva de la confederación Perú-Boliviana esto se puede demostrar en el siguiente párrafo.

“En el lapso de cuatro a cinco meses, se libraron varios combates sangrientos y encarnizados como el de Matucana, de Puente de Buin y Pan de Azúcar; la acción naval de Casma, etc. Hasta que llegó el día del 20 de enero de 1839 en que se libró la gran batalla de Yungay, que decidió el triunfo de las armas chilenas y, por consiguiente, la restauración de la independencia del Perú”6.

Las consecuencias de este conflicto fueron de suma relevancia para nuestro país. Por una parte, Chile se asignó la hegemonía comercial y marítima sobre el pacifico sur y por otra, el éxito en el primer conflicto internacional que nuestro país enfrentaba como nación independiente favoreció el desarrollo de un fuerte sentimiento nacional.

El júbilo que irradió en el alma de los chilenos por el glorioso triunfo de Yungay se tradujo en diversas ideas y proyectos para conservar el recuerdo de tan memorable acción guerrera.

Uno de los acuerdos que tuvo pronta realización fue denominar Barrio Yungay, al sector rural que se extendía desde la Acequia de Negrete (Avenida de Brasil) hasta la Alameda de Matucana, que en esos años comenzaba a poblarse. En la manzana comprendida entre las calles de las Rosas, Santo Domingo, Sotomayor y Libertad, se formó la plaza de Yungay que vino a reemplazar el proyecto de fundar un arco de triunfo que conservara la siguiente inscripción.

“El pueblo chileno consagra este monumento a la gloria del ejercito de chile, que bajo el mandato del general Manuel Bulnes hizo la campaña del Perú y triunfo de Yungay el 20 de enero de 1839”7.

Una vez construida la plaza de Yungay se trató de llevar a la práctica otra idea que había encontrado también entusiasta acogida: la creación en dicha plaza de una estatua al Roto Chileno. Pero pasaban los años y esta deuda ya estaba pareciendo el “pago de Chile”, cuando sobrevino la guerra del Pacífico y nuevamente el roto se cubrió de glorias en los campos de batalla. Entonces la nueva explosión de entusiasmo aceleró la realización del esperado proyecto y se publicaron bases y bocetos, que fueron discutidos por la prensa local.

Por fin entre muchos discutidos proyectos presentados por nuestros artistas el gobierno resolvió aceptar el del escultor Don virginio Arias, que se encontraba en París perfeccionando sus estudios, era el que mejor simbolizaba el soldado ciudadano que con sus atrevidas hazañas había admirado el mundo.

Sobre este monumento hace la siguiente descripción el periodista don Luis Eduardo Chacón Lorca que publico en 1910.

“Este monumento es un vértice de cuadro columnas que parten de una superficie de una pila imitando una tosca gruta con piedras sobrepuestas. Sobre este pedestal descansa una estatua de 1 ½ metro de altura que representa un hijo del pueblo en su traje característico de jornalero. Su brazo derecho sostiene un fusil y su mano izquierda se apoya en su cadera, su actitud es soberbia y desdeñosa, a sus espaldas hay una gavilla de trigo con una hoz entre sus mieses”8.

En esta estatua al frente se exhibe la siguiente inscripción. “Chile agradecido a sus hijos por sus virtudes cívicas y guerreras”9.

La inauguración se efectuó un domingo siete de octubre de 1888. Por diversos inconvenientes no se pudo realizar el 20 de enero como se deseaba. Una inmensa concurrencia llenaba totalmente las avenidas de la plaza de Yungay, y al frente del monumento en una tribuna especial tomo lugar la comisión de ornato de la plaza de Yungay, que presidía el señor Regidor Municipal Don José María Benítez.

El sitio de honor fue ocupado por el intendente de la providencia, Señor Don Prudencio Lazcano.

Inició el solemne acto con el siguiente discurso el Presidente de la Comisión de Ornato de la plaza de Yungay regidor don José María Benítez.

“Señores: Como encargado de la Comisión de Ornato de la ilustre municipalidad para terminar los trabajos de esta plaza, he sido designado para dirigiros la palabra. Ya la patria agradecida ha tributado el homenaje de su gratitud a los héroes marinos que rindieron la vida en las aguas del pacífico para mantener en alto la bandera de la república; se alza ya en las orillas de ese mismo mar que fue testigo de su sacrificio y de su gloria, el monumento que recordará a las generaciones venideras el más alto ejemplo de amor a la patria”10.

Termino tan patriótica fiesta, con un simpático ejercicio de esgrima a la bayoneta, efectuado por una de las escuelas públicas concurrentes al acto, la Nº3.

La nota más oportuna y simpática de aquella inolvidable ceremonia, fue seguramente la presencia de la heroica cantinera Irene Morales la cual se hace presente en el siguiente fragmento. “Humilde y desvalida mujer que había hecho un gran esfuerzo para abandonar su lecho de enferma, momentáneamente, a fin de concurrir a este significativo acto patriótico”11

La popular cantinera estaba confundida entre la multitud: pero cuando el pueblo la reconoció, la colmó de atenciones y la hizo objeto de una ruidosa ovación.

En 1888 al inaugurarse en el centro de la plaza la figura esculpida por virginio Arias, a la que se llamó “el defensor de la patria”, años más tarde fue bautizada como El Roto Chileno, en honor a los soldados chilenos que participaron en la guerra de 1839.

Desde un comienzo esta plaza fue un centro de reunión vecinal, donde las señoras y caballeros salían a pasear durante las tardes o para discutir sobre la actividad política.

A partir de esto, comenzó a expandirse el sector, hasta llegar a los límites actuales. A mediados del siglo XIX, el intelectual argentino Domingo Faustino Sarmiento se refirió al barrio Yungay como un "pueblito de las afueras de Santiago".

Finalmente así fue como se dio origen a la identidad del Roto Chileno creándose varios cantos a las proezas de estos personajes uno de ellos es un canto creado por Antonio Bórquez Solar y se llama El Roto Chileno que se puede observar en el siguiente párrafo.

“Yo soy el roto chileno, bravo y prudente a la par, bravo en los tiempos de guerra, prudente en tiempo de paz.

Soy el mismo que hace siglos, hizo su nombre tronar, desde un extremo de América, por invencible y audaz”12.

También esto se puede observar en una oda a los porotos por Mendiluce que se observara en el siguiente fragmento. “Suculento poroto, alimento eficaz del pobre roto, ¿Pensaste tú algún día, que un bate aunque infeliz te encantaría?, Nadie. Nadie de ti se compadece, ¡Oh ingratitud traidora!, ningún poeta su laúd te ofrece, y hasta el menos hambriento te devora, más yo cantarte quiero…”13.

Finalmente esta este canto que es de autor anónimo pero se creo con motivo al monumento y se llama Al Roto. “…Y el grita una y otra vez; ¡VIVA CHILE, mi nación!, ¡Grita Roto! Que en tu grito, Vibra el entusiasmo ardiente, Que habrá de dar a tu frente, Lauro inmortal y bendito…”14.
¿FUENTE DE INFORMACIÓN?
Bibliografía:

  • Rafael Carranza (1939) “La batalla de Yungay, monumento al roto chileno” libro PDF,

  • Verónica Mendez Montero, Carolina Santelices Ariztía, Rodrigo MartineZ Iturriaga, Isidora Puga Serrano ``historia y ciencias sociales``, libro ministerial.

  • Carlos Aldunate, ''Nueva Historia de Chile'', editorial Zig-Zag


Royal American School

Historia, Geografía y Ciencias Sociales

Profesor: Marcelo Ipinza Bolívar
Pauta de evaluación Primera entrega

Indicador

Puntaje

FORMALIDAD




Tamaño carta

1/1

Uso de letra 12

1/1

Interlineado 1,5

1/1

Márgenes 2,5

1/1

Identificación de colegió, asignatura y profesor

2/2

Identificación de estudiantes

2/2

CONTENIDO




Título de fantasía

2/2

Contexto general

6/6

Desarrollo de tema específico

2/10

USO DE CITAS




Presenta la cantidad de citas requeridas

6/6

Cita adecuadamente

4/4

El uso de la cita es justificado

4/4

FUENTES DE INFORMACIÓN




Presenta fuentes de información

2/2

Las fuentes de información se presentan según los requerimientos

2/2

Total

36/44


No abordan el tema de investigación

Presentan el contexto y una narración de la Guerra

Deben revisar fuentes de información y trabajar con ellas, no copiar y pegar

5,2

Carla Josselyn


1 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 13


2 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 15

3 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 15

4 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 15

5 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 16

6 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 16

7 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 57

8 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 58

9 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 58

10 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 59

11 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 64

12 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P.75 y P.76

13 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 89

14 Carranza, José Rafael (1939) “La batalla de Yungay: Monumento al roto Chileno”, P. 92


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconColegio Particular Castelgandolfo Área de Historia y Ciencias Sociales...

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconDpto. Ciencias Sociales tema 9-las primeras civilizaciones

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconLiceo Italia de Chaitén Depto. De Historia y Ciencias Sociales Historia...

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconPedagogía En Historia & Ciencias Sociales

Dpto de Historia y Ciencias Sociales icon3º guía psu de historia y ciencias sociales

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconPreuniversitario alc historia y Ciencias Sociales

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconHistoria, geografía y ciencias sociales / 5° básico

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconCiencias Sociales, Geografía, Historia, Constitución Política y Democracia

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconX jornadas regionales de investigación en humanidades y ciencias...

Dpto de Historia y Ciencias Sociales iconSugerencia planificaciön anual historia; geografia y ciencias sociales 6º Básico






© 2015
contactos
l.exam-10.com