Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010






descargar 120.62 Kb.
títuloGobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010
página1/4
fecha de publicación27.06.2016
tamaño120.62 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4






ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE CLUBES DE LEONES

GOBERNACIÓN DEL DISTRITO D-4, PERIODO 2009 – 2010




LOS VALORES DE LA VIDA COTIDIANA

EN EL LEONISMO COSTARRICENSE

Escrito por:

C. L. César Fernández Rojas

Gobernador del Distrito D-4

Período 2009-2010

Julio del 2009


I ETAPA

PRESENTACIÓN

El progreso es la ambición del cambio, y quienes no pueden cambiar su mentalidad, difícilmente pueden transformar su entorno y liberarse de sus prejuicios.
Cada una de nuestras actitudes estimula receptores neuronales que perpetúan estados emocionales, algunos anhelados y otros indeseados.
Por ello, cuando elegimos cogniciones más elevadas y positivas, producimos neuropéptidos que activan el poder de la conciencia, para transitar hacia una mejor percepción de la realidad y sentido del éxito.
El Universo es una condición infinita de energía, un estado continuo de crecimiento en expansión, y por consiguiente, nada existe sin esta energía vital.
Lo hermoso de las leyes universales es que todos y /as, unidos por una conciencia mundial de amor al servicio humanitario, produciremos los cambios que darán sustentabilidad a las futuras generaciones del Leonismo mundial.
Dedico este ensayo a mi familia nuclear, a mi familia del Club de Moravia y a los Leones buenos de corazón que eligen vivir con calidez, respeto, decencia y armonía. Leonísticamente,
C. L. César Fernández Rojas

En mis viajes, a veces me han preguntado quiénes son exactamente los Leones.

Pues bien, sin querer parecer engreído, diré que los Leones son héroes cotidianos.

Nos ocupamos de nuestro servicio, enriqueciendo, sin gloria o notabilidad, las vidas de otros.
Así sucede con los Leones de otras partes,
día tras día, año tras año, y nuestros milagros a través del servicio colman las brechas en nuestras comunidades. Somos héroes cotidianos”.
Albert Brandel, Presidente Internacional, 2008-2009
LOS VALORES

Los individuos, las instituciones y las naciones poseen valores. Es decir, tienen objetos, principios, relaciones, condiciones o conceptos espirituales y culturales positivos que consideran importantes.
Los valores contribuyen a que una persona, una institución o una sociedad establezcan sus rumbos, sus metas y sus fines. Algunos sociólogos consideran que los elementos básicos determinantes de una cultura son: las creencias, los conocimientos, las metas y los valores.
En la medida en que se cultiven o se descuiden los valores, se fortalece o debilita nuestra cultura, nuestra conciencia moral y nuestra sociedad.
El patriotismo se manifiesta en el respeto por los símbolos nacionales, pero se hace más evidente con la práctica del bien común hacia las personas, el respeto a los derechos humanos y al servicio altruista a quienes nos necesitan.
Es evidente la necesidad de fortalecer los principios y los valores en las instituciones públicas y privadas, así como en las organizaciones comunales.
La crisis de valores se produce, por lo general, por la indolencia al dejar de hacer y dejar pasar, al promover el afán por la riqueza fácil o la búsqueda de un ocio desmedido. Los disvalores corrompen a una sociedad, son su mayor enemigo y la pueden destruir. Es no tener claridad de las cosas buenas que se desean en la vida.
Por lo general, se paga un alto costo por los disvalores. Los vicios, las drogas, el racismo, los desfalcos, la falta de firmeza, la avaricia, el egoísmo, el lucro, la impericia, la deslealtad entre otros factores, conducen a la injusticia, a la violencia, la abyección, el maltrato psicológico y a tantos otros ultrajes nocivos para el fortalecimiento de la personalidad. Hay que enseñar a combatir los disvalores: el robo, la explotación de unas personas por otras, la permisividad, el maltrato a seres humanos y animales, la afectación de los recursos naturales, la contaminación, la corrupción, la violencia y la defraudación fiscal.

Una síntesis de las ideas del Dr. Luis Pérez Aguirre (1999) dice que: “Estamos afirmando algo que para el formador es fundamental: que en el origen no esté solamente la razón, sino también la pasión (Pathos y Eros). Y que la misma razón actúa impulsada por el Eros que la habita. El Pathos no es sólo afectividad que se siente estimulada por la existencia propia o ajena, sino que es principalmente actividad, es tomar la iniciativa de identificarse con esa realidad sentida. Y el Eros no supone sentir, sino con-sentir. No es pasión, sino com-pasión. No es vivir, sino con-vivir y simpatizar.
La trampa en que cayó esta cultura globalizada es la de haber cedido la primacía al Logos sobre el Eros, desembocando en mil cercenamientos de la creatividad y gestando mil formas represivas y discriminadoras de la vida. Y la consecuencia de esto es que se sospecha profundamente del sentimiento, de las ‘razones’ del corazón. Y entonces ya nada nos conmueve, sólo campea la frialdad de la ‘lógica’, la falta de entusiasmo por el servicio, por cultivar la vida; y entonces campea la muerte de la ternura y del respeto a las personas.
Todo lo que se ha mencionado nos introduce en un problema mayor: no se puede guiar a una Organización desde cualquier lugar ni desde cualquier disposición interior. Es pertinente recordar aquella frase de Engels, de que ‘no se piensa lo mismo desde una choza que desde un palacio’. Tan simple afirmación constituye una verdad incuestionable. Lo que está afirmando Engels es que aunque la verdad es una y es absoluta no lo es su acceso a ella. Es decir, que aunque sea posible para la persona un cierto acceso real a la verdad, ese acceso nunca será ‘neutro’ e incondicionado”; se requiere formación e instrucción constante, pureza del espíritu de entendimiento y estar físicamente cerca de los acontecimientos.
El valor propicia un proceso de calidad de la vida personal, de tal manera que nuestra visión contribuya a la propia realización personal y, a su vez, fomente el bien de la comunidad.

Como decía Ortega y Gasset: “Los valores no se ven con los ojos, como los colores, ni siquiera se entienden, como los números y los conceptos. La belleza de una estatua, la justicia de un acto, la gracia de un perfil femenino, no son cosas que quepa entender o no entender. Sólo cabe sentirlas y mejor, estimarlas o desestimarlas.

La estimación es una función psíquica real: como el ver, como el comprender, que no existe sino para sujetos dotados de la facultad estimativa, del mismo modo que la igualdad y la diferencia sólo existen para seres capaces de comparar. En este sentido y sólo en este sentido, puede hablarse de cierta subjetividad en el valor”.
Para Isaac Felipe Azofeifa: “El mundo se ha ensanchado hasta el máximo de sus límites, o mejor, ya no parece tener límites, porque les parece cosa de todos los días los lanzamientos de cohetes al espacio y las comunicaciones por medio de satélites artificiales…Pero también se empieza a ver de cerca la otra cara de esta sociedad. Todo tiene un alto precio…y en todas partes –y esto se ve todos los días por la televisión – están los crímenes, la gran corrupción. Y descubren la más profunda pobreza, el hambre, la enfermedad y una insondable miseria moral.
Y ven que en este mundo todo es diversión y consumo y luces y deportes y música…pero arrastra un peso enorme de dolor violencia y muerte…Y ven que aquella aparente paz y alegría es la máscara de una humanidad que se destruye a sí misma…el mundo es un campo de pruebas para cada uno de nosotros, en cada etapa de nuestra existencia.”

Ciertamente, la vida nos plantea desafíos que debemos resolver, buscar soluciones, que al cabo son los propósitos que nos conducen a proponernos retos, objetivos y metas que mejoren nuestra calidad de vida y la de las demás personas.
La vida se debe vivir como se vive la historia: liberando el espíritu y educando la conciencia con visión del pasado, el presente y el futuro. Hay que orientar nuestro potencial hacia el Servicio voluntario, de manera que se fortalezca nuestro propio crecimiento personal. Somos seres con voluntad de creer, de crecer… y de ser arquitectos de nuestro propio destino.


Personalidad







Consigo mismo y para proyectarse.

Habilidades, destrezas, actitudes,

conocimientos.

Sentido humano.



En síntesis, los valores son guías generales de conducta que se derivan de las experiencias personales y tienden a dar una dirección determinada a nuestra vida. Los valores determinan la manera como preferimos invertir nuestro tiempo, nuestra capacidad personal y nuestra energía.
Los valores influyen decisivamente en nuestra existencia; son nuestra autodefinición como personas.
Ocupan el primer lugar en nuestra escala de prioridades y constituyen la más querida pertenencia; guían todas las decisiones que tomamos y configuran la naturaleza misma de nuestro ser.
Según el Dr. Henry Johnson, un valor “…es aquello que es bueno y que vale la pena hacerse porque es correcto”.

¿Cómo se determinan los valores dominantes de una cultura?


  1. La Duración.

El tiempo que se mantienen


  1. La Extensión.

El número de personas que los practican y la cobertura geográfica que logran alcanzar.
3. La Intensidad.

Las acciones que se toman cuando sus valores no se quebrantan.
4. El Prestigio.

El reconocimiento social de quienes los practican.


¿Cómo se originan los valores?

Mario Bunge explica que los valores y la moral “no flotan sobre la vida diaria, sino que se originan en nuestra lucha diaria por sobrevivir y alcanzar o retener un estado de bienestar”.
Su planteamiento es sencillo, pues parte de que todos los seres humanos tienen necesidades y esas necesidades originan los valores. Se valora algo como bueno si sirve para satisfacer algunas necesidades. A su vez, los valores se manifiestan, por lo general, como códigos morales cuya función es proteger el bien común de una sociedad.
Lo moral se presenta en forma de derechos y deberes que tienen los miembros sociales que se traducen en normas. Son estas normas y otras referidas a calidad de vida las que guían la acción de las personas. Tener valores es apreciar en alto grado: los elementos de nuestra cultura, las relaciones humanas, a las personas, el altruismo, a determinados sistemas políticos, conceptos religiosos o morales que afectan a nuestra persona, nuestro hogar, nuestra organización y nuestra sociedad.
Este aprecio debe ser comprobable y observable. No es sólo una manifestación verbal. Es establecer prioridades, preferencias y tomar decisiones sobre ellas.
Tener valores no es sólo decir que apreciamos algo, es demostrar ese aprecio con acciones. Es actuar consecuentemente con lo que se piensa, se dice y se hace. Los valores de una persona, de una comunidad o de nuestra organización se detectan por el precio que estamos dispuestos a pagar por ellos. Alguien, por ejemplo, puede estimar mucho su dinero, pero en un determinado momento lo gasta, sin reparos, para comprar medicinas que le devuelvan su salud; es decir, valoró más su salud que el dinero. Un León /a sale a solicitar ayuda para atender una emergencia nacional; valoró más las necesidades sociales a su propia comodidad.
Un joven estudiante se lanza al mar y se ahoga por salvar la vida de personas que no conocía. Valoró más la vida de otros que la suya propia. (Sensio Ergo Sum).
Una jueza condena a un narcotraficante sabiendo que ese veredicto le puede costar su vida. Sin embargo, lo hace por dignidad, porque valora más la calidad de vida de toda la comunidad que su propia vida. (Sensio Ergo Sum).
¿Qué significa tener valores?


  • Procurar aquellos propósitos que producen el bien (felicidad, satisfacción, realización, sentido de vivir), de las personas y de la comunidad (progreso, armonía, convivencia justa, pacífica, solidaria).




  • Darle atención a lo más importante y estar dispuesto y /a a pagar un precio, a veces alto, para adquirirlo o mantenerlo.




  • Estimar un objeto, una obra de arte, un principio (la libertad).




  • Ordenar las cosas por grados de importancia, apreciar los elementos de la cultura, las relaciones humanas, a las personas, el civismo, la religión etc., que afecten nuestra persona, a la escuela, el hogar y la sociedad. Es actuar acorde con lo que se piensa, se dice y se hace.



  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconMéxico, Distrito Federal I agosto-Septiembre 2010 I año 5 I número 27

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconCursos 2008-09 y 2009-2010

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconEn el contexto del Día del Idioma
«Premio Copé Internacional 2010», y se inaugurará la exposición «Afiches del Premio Copé (1979-2009)», una muestra de las convocatorias...

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconCursos en paisajismo asiático 2009-2010

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 icon1ras nueve semanas – 2009-2010

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconSecuenciación y temporalizacióN. Curso 2009-2010. Nivel: 6º primaria

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconSecuenciación y temporalizacióN. Curso 2009-2010. Nivel: 6º primaria

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconSecretario General de la Gobernación del Valle

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconC reada mediante decreto Departamental de la gobernación del Huila...

Gobernación del distrito d-4, periodo 2009 – 2010 iconCreada mediante decreto Departamental de la gobernación del Huila...






© 2015
contactos
l.exam-10.com