Samael aun weor






descargar 298.39 Kb.
títuloSamael aun weor
página1/9
fecha de publicación23.06.2016
tamaño298.39 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9
TRATADO ESOTÉRICO

DE ASTROLOGÍA HERMÉTICA

SAMAEL AUN WEOR



CAPÍTULO I
ARIES
(21 de marzo a 19 de abril)
Existen cuatro estados de conciencia posibles para el hombre: el sueño, la conciencia de vigilia, la auto conciencia y la conciencia objetiva.
Imaginad por un momento, querido lector, una casa de cuatro pisos. El pobre animal intelectual, equivocadamente llamado hombre, vive normalmente en los dos pisos de abajo, pero jamás en la vida usa los pisos superiores.
El animal intelectual divide su vida dolorosa y miserable entre el sueño común y corriente y el mal llamado estado de vigilia, que es por desgracia otra forma de sueño.
Mientras el cuerpo físico duerme en la cama, el ego envuelto en sus cuerpos lunares, anda con la conciencia dormida como un sonámbulo, moviéndose libremente por la región molecular.
El ego en la región molecular proyecta sueños y vive en ellos. No existe lógica alguna entre sus sueños, continuidad, causas, efectos, todas las funciones psíquicas trabajan sin dirección alguna y aparecen y desaparecen imágenes subjetivas, escenas incoherentes, vagas, imprecisas, etc.
Cuando el ego, envuelto en sus cuerpos lunares, regresa al cuerpo físico, viene entonces el segundo estado de conciencia llamado de vigilia, que en el fondo no es otra cosa sino otra forma del sueño.
Al regresar el ego a su cuerpo físico, los sueños continúan en el interior. El llamado estado de vigilia es realmente el soñar despierto.
Al salir el Sol, las estrellas se ocultan pero no dejan de existir; así son los sueños en el estado de vigilia, ellos continúan secretamente, no dejan de existir. Esto significa que el animal intelectual, equivocadamente llamado hombre, sólo vive en el mundo de los sueños; con justa razón dijo el poeta que la vida es sueño.
El animal racional maneja carros soñando, trabaja en la fábrica, en la oficina, en el campo etc., soñando, se enamora en sueños, se casa en sueños; rara, muy rara vez en la vida, está despierto; vive en un mundo de sueños y cree firmemente que está despierto.
Los cuatro evangelios exigen el despertar, pero desgraciadamente no dicen cómo despertar.
Ante todo, es necesario comprender que se está dormido; sólo cuando alguien se da cuenta cabal de que está dormido, entra realmente en el camino del despertar.
Quien llega a despertar, se hace entonces auto consciente, adquiere conciencia de sí mismo.
El error mas grave de muchos seudo-esoteristas y seudo-ocultistas ignorantes, es el de presumir de auto conscientes y creer además que todo el mundo está despierto, que todas las gentes poseen auto-conciencia.
Si todas las gentes tuvieran la conciencia despierta, la tierra sería un paraíso, no habrían guerras, no existiría lo mío ni lo tuyo, todo sería de todos, viviríamos en una edad de oro.
Cuando uno despierta conciencia, cuando se hace auto-consciente, cuando adquiere conciencia de sí mismo, es entonces cuando realmente viene a conocer la verdad sobre sí mismo.
Antes de alcanzar el tercer estado de conciencia (la auto-conciencia), uno realmente no se conoce a sí mismo, aun cuando crea que él mismo se conoce.
Es indispensable adquirir el tercer estado de conciencia, subir al tercer piso de la casa, antes de tener derecho a pasar al cuarto piso.
El cuarto estado de conciencia, el cuarto piso de la casa, es realmente formidable. Sólo quien llega a la conciencia objetiva, al cuarto estado, puede estudiar las cosas en sí mismas, el mundo tal cual es.
Quien llega al cuarto piso de la casa, es fuera de toda duda un iluminado, conoce por experiencia los misterios de la vida y de la muerte, posee la sabiduría, su sentido espacial está plenamente desarrollado.
Durante el sueño profundo podemos tener destellos del estado de vigilia. Durante el estado de vigilia podemos tener destellos de auto-conciencia. Durante el estado de auto-conciencia podemos tener destellos de conciencia objetiva.
Si queremos llegar al despertar de la conciencia, a la auto-conciencia, tenemos que trabajar con la conciencia aquí y ahora. Es precisamente aquí, en este mundo físico, donde debemos trabajar para despertar conciencia; quien despierta aquí, despierta en todas partes, en todas las dimensiones del universo.
El organismo humano es un zodíaco viviente y, en cada una de sus doce constelaciones, duerme la conciencia profundamente.
Es urgente despertar la conciencia en cada una de las doce partes del organismo humano y para eso son los ejercicios zodiacales.
Aries, gobierna la cabeza; Taurus, la garganta; Géminis, los brazos, piernas y pulmones; Cáncer, la glándula timo; Leo, el corazón; Virgo, el vientre, los intestinos; Libra, los riñones; Escorpio, los órganos sexuales; Sagitario, las grandes arterias femorales; Capricornio, las rodillas; Acuario, las pantorrillas; Piscis, los pies.
Es realmente lamentable que este zodíaco viviente del microcosmos hombre, duerma tan profundamente. Se hace indispensable lograr, a base de tremendos súper esfuerzos, el despertar de la conciencia en cada uno de nuestros doce signos zodiacales.
Luz y conciencia son dos fenómenos de una misma cosa; a menor grado de conciencia, menor grado de luz; a mayor grado de conciencia, mayor grado de luz.
Necesitamos despertar conciencia para hacer brillar cada una de la doce partes de nuestro propio zodíaco microcósmico. Todo nuestro zodíaco debe convertirse en luz y esplendor.
PRÁCTICA
El trabajo con nuestro propio zodíaco comienza precisamente con Aries. Siéntese el discípulo en un cómodo sillón con la mente quieta y en silencio, vacía de toda clase de pensamientos.
Cierre el devoto sus ojos para que nada en el mundo lo distraiga, imagine que la luz purísima de Aries inunda su cerebro, permanezca en este estado de meditación todo el tiempo que quiera y luego cantará el poderoso mantram AUM abriendo bien la boca con la A, redondeándola con la U, y cerrándola con la M. La vocal A atrae las fuerzas del Padre, la vocal U atrae las fuerzas del Hijo, la vocal M atrae las fuerzas del Espíritu Santo. AUM es un poderoso mantram logóico.
El devoto debe cantar este poderoso mantram cuatro veces durante esta práctica de Aries, y luego poniéndose de pie con dirección al oriente, extenderá su brazo derecho hacia adelante moviendo la cabeza siete veces hacia adelante, siete hacia atrás, siete dando vueltas por el lado derecho, siete dando vueltas por el lado izquierdo, con la intención de que la luz de Aries trabaje dentro del cerebro despertando las glándulas pineal y pituitaria que nos permiten la percepción de las dimensiones superiores del espacio.
Es urgente que la luz de Aries se desarrolle dentro de nuestro cerebro despertando conciencia, desarrollando los poderes secretos contenidos en las glándulas pituitaria y pineal.
Aries es el símbolo de RA, Rama, el cordero. El poderoso mantram RA, cantándolo como es debido, hace vibrar los fuegos espinales y los siete centros magnéticos de la espina dorsal.
Hitler, que fue nativo de Aries, utilizó este tipo de energía en forma destructiva, sin embargo, debemos reconocer que antes de cometer la locura de lanzar a la humanidad a la segunda guerra mundial, utilizó la energía de Aries en forma constructiva, elevando el nivel de vida del pueblo alemán.
Hemos podido verificar, a través de la experiencia directa, que los nativos de Aries riñen mucho con el cónyuge o la cónyuge.
Los nativos de Aries tienen una marcada tendencia a la riña, son muy pendencieros por naturaleza.
Los nativos de Aries se sienten capaces de embarcarse en grandes empresas y llevarlas a buen término.
Existe en los nativos de Aries el grave defecto de querer utilizar siempre la fuerza de la voluntad en forma egoísta, estilo Hitler, antisocial y destructiva.
A los nativos de Aries les agrada mucho la vida independiente, pero muchos arianos prefieren la milicia y en ésta no existe independencia.
En el carácter de los arianos prevalecen el orgullo, la confianza en sí mismos, la ambición y un valor verdaderamente loco.
El metal de Aries es el hierro, la piedra el rubí, el color el rojo, el elemento el fuego.
A los nativos de Aries les conviene el matrimonio con gentes de Libra, porque el fuego y el aire se comprenden muy bien.
Si los nativos de Aries quieren ser felices en el matrimonio, deben acabar con el defecto de la ira.
CAPÍTULO II
TAURO
(20 de abril, a 19 de mayo)
Siendo Taurus el signo zodiacal que gobierna la laringe creadora, ese útero maravilloso donde se gesta la palabra, el verbo, conviene que, a grosso modo, comprendamos en esta lección, las palabras de Juan, cuando dijo: "En el principio era el verbo y el verbo estaba con Dios y el verbo era Dios, por él todas las cosas fueron hechas y sin él nada de lo que es hecho hubiera sido hecho".
Existen siete órdenes de mundos, siete cosmos creados con el poder del verbo, con la música, con el sonido.
El primer cosmos se encuentra sumergido entre la luz increada del Absoluto.
El segundo orden de mundos está constituido por todos los mundos del espacio infinito.
El tercer orden de mundos está constituido por todos los soles del espacio estrellado.
El cuarto orden de mundos es el Sol, que nos alumbra con todas sus leyes y dimensiones.
El quinto orden de mundos está compuesto por todos los planetas del sistema solar.
El sexto orden de mundos es la tierra en sí misma, con sus siete dimensiones y regiones pobladas por infinitos seres.
El séptimo orden de mundos está formado por esas esferas concéntricas o mundos infiernos del reino mineral sumergido bajo la corteza del la tierra.
La música, el verbo, colocado por el Logos en siete octavas musicales, sostiene al universo firme en su marcha.
Primer orden de mundos, nota Do. Segundo orden de mundos, nota Si. Tercer orden de mundos, nota La. Cuarto orden de mundos, nota Sol. Quinto orden de mundos, nota Fa. Sexto orden de mundos, nota Mi. Séptimo orden de mundos, nota Re. Después todo vuelve al Absoluto con la nota Do.
Sin la música, sin el verbo, sin la gran palabra, sería imposible la existencia maravillosa de los siete cosmos.
Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si, Si-La-Sol-Fa-Mi-Re-Do. Las siete notas de la gran escala del verbo creador, resuenan en todo lo creado, porque en el principio era el verbo.
El primer orden de mundos está sabiamente gobernado por la única ley, por la Gran Ley.
El segundo orden de mundos está gobernado por tres leyes.
El tercer orden de mundos está gobernado por seis leyes.
El cuarto orden de mundos está gobernado por doce leyes.
El quinto orden de mundos está gobernado por veinticuatro leyes.
El sexto orden de mundos está gobernado por cuarenta y ocho leyes.
El séptimo orden de mundos está gobernado por noventa y seis leyes.
Cuando se habla de la palabra, se habla también del sonido, de la música, de los ritmos, del fuego con sus tres compases del Mahavan y del Chotavan que sostienen al universo firme en su marcha.
Los seudo-ocultistas y seudo-esoteristas, sólo mencionan al microcosmos y al macrocosmos; sólo citan dos órdenes de mundos, cuando en realidad son siete cosmos, siete órdenes de mundos sostenidos por el verbo, por la música, por el fíat luminoso y espermático del primer instante.
Cada uno de los siete cosmos es fuera de toda duda un organismo viviente que respira, siente y vive.
Desde el punto de vista esotérico, podemos asegurar que todo progreso hacia arriba, es el resultado de un avance hacia abajo. No se puede subir sin bajar. Primero hay que bajar y luego subir.
Si queremos conocer un cosmos, debemos primero conocer los dos adjuntos, el que está encima y el que está debajo, porque ambos determinan todas las circunstancias y fenómenos vitales del cosmos que queremos estudiar, conocer.
Ejemplo: En esta época en que los científicos luchan por la conquista del espacio, se hacen tremendos avances desafortunadamente perversos en el terreno de lo infinitamente pequeño, en el mundo atómico.
La creación de los siete cosmos, sólo fue posible mediante el verbo, mediante la palabra, mediante la música.
Nuestros estudiantes gnósticos no deben olvidar jamás lo que son las tres fuerzas llamadas Padre-Hijo-Espíritu Santo. Estas tres fuerzas constituyen la Sagrada Triamazikamno.
Esta es la sagrada afirmación, la sagrada negación, la sagrada reconciliación. El Santo Dios, el Santo Firme, el Santo Inmortal.
En la electricidad, estos son los polos positivo-negativo-neutro. Sin el concurso de estos tres polos, resulta imposible toda creación.
En ciencia esotérica gnóstica, las tres fuerzas independientes tienen los siguientes nombres: Surp Otheos, Surp Skiros, Surp Athanatos. Fuerza impulsora, afirmativa, positiva. Fuerza negativa, fuerza de negación, fuerza de resistencia. Fuerza reconciliadora, fuerza libradora, fuerza neutralizadora.
Estas tres fuerzas en el rayo de la creación parecen tres voluntades, tres conciencias, tres unidades. Cada una de estas tres fuerzas contiene, en sí misma, todas las posibilidades de las tres. Empero, en su punto de conjunción, cada una de ellas manifiesta solamente su principio: el positivo, el negativo o el neutro.
Es interesantísimo ver las tres fuerzas en acción: ellas se separan, se alejan y luego se reencuentran para formar nuevas trinidades, que originan nuevos mundos, nuevas creaciones.
En el Absoluto, las tres fuerzas son el Logos único, el Ejército de la Voz, dentro de la gran unidad de la vida libre en su movimiento.
El proceso creador de la Sagrada Triamazikamno Cósmica Común se inició con el connubio sexual de la palabra, porque en el principio era el verbo, y el verbo estaba con Dios y el verbo era Dios. Por él todas las cosas fueron hechas y sin él nada de lo que es hecho hubiera sido hecho.
De acuerdo con la Sagrada Ley del Heptaparaparshinok, (la ley del siete), se establecieron siete templos en el caos para la construcción de este sistema solar.
De acuerdo con la Ley Sagrada de Triamazikamno (la ley del tres), los Elohim, se dividieron en tres grupos dentro de todo templo para cantar de acuerdo con la Liturgia del Fuego.
El trabajo de hacer fecunda a la Prakriti, es decir al caos, a la Madre Cósmica, el Gran Vientre, es obra siempre del muy Sagrado Teomertmalogos, la tercera fuerza.
Dentro de cada templo se organizaron los tres grupos así: primero un sacerdote, segundo una sacerdotisa, tercero un grupo neutro de Elohim.
Si tenemos en cuenta que los Elohim son andróginos, entonces es claro que tuvieron que polarizarse a voluntad en forma masculina, femenina y neutra, de acuerdo con la Sagrada Ley Triamazikamno Cósmica Común.
El sacerdote y la sacerdotisa ante el altar, y en la planta baja del templo, el coro andrógino de los Elohim.
Los rituales del fuego fueron cantados y el connubio sexual de la palabra hizo fecundo el Gran Vientre del caos y nació el universo.
Los ángeles crean con el poder de la palabra.
La laringe es un útero donde se gesta la palabra.
Nosotros debemos despertar conciencia en la palabra, en la laringe creadora, para que un día pueda también pronunciar el fiat luminoso y espermático del primer instante.
La conciencia duerme en nuestra laringe, somos inconscientes con la palabra, necesitamos hacernos plenamente conscientes de la palabra.
Dicen que el silencio es oro. Nosotros decimos que existen silencios criminosos. Es tan malo hablar cuando se debe callar, como callar cuando se debe hablar.
Hay veces que hablar es un delito. Hay veces que callar es también otro delito.
Semejantes a una bella flor, llena de colorido y llena de aroma, son las palabras hermosas, pero estériles de quien no obra de acuerdo con lo que dice.
Pero, semejantes a una bella flor, llena de colorido y llena de aroma, son las palabras hermosas y fecundas de quien obra de acuerdo con lo que dice.
Es urgente terminar con la mecanicidad de la palabra; es necesario hablar con precisión, en forma consciente y oportuna. Necesitamos hacer conciencia del verbo.
Hay responsabilidad con las palabras y jugar con el verbo es un sacrilegio. Nadie tiene derecho a juzgar a nadie; es absurdo calumniar al prójimo; es estúpido murmurar de la vida ajena.
Las palabras criminosas caen sobre nosotros tarde o temprano, como un rayo de venganza.
Las palabras calumniosas, infames, siempre retornan a quien las pronunció convertidas en piedras que hieren.
En otros tiempos en que todavía los seres humanos no estaban tan mecanizados con esta falsa civilización, los vaqueros llevaban el ganado al establo cantando en forma deliciosa y sencillamente natural.
El toro, la vaca, el ternerillo, se conmueven con la música, corresponden al signo zodiacal de taurus, la constelación del verbo, de la música.
En la gran alegoría puránica, la tierra perseguida por Prithu huye transformándose en vaca y refugiándose en Brahma. Pero este Brahma es la primera persona de la trimurti indostán. Vach, la vaca, es la segunda, y Virah, el varón divino, el ternerillo, es el Kabir, el Logos, es la tercera persona.
Brahma es el Padre; la vaca, es la Madre Divina, el caos; el ternerillo es el Kabir, el Logos.
Padre, Madre, Hijo, esa es la trimurti puránica. El Padre es sabiduría, la Madre es amor, el Hijo es el Logos, el Verbo.
La vaca astral de cinco patas, que físicamente cree ver el Coronel Olcott frente al maravilloso hipogeo de Karli, esa vaca extraña y misteriosa que ve cierto minero en los Andes, como exótica guardiana de aquellos tesoros que buscaban los mineros de su ranchería, representa a la Madre Divina, Rea, Cibeles, desarrollada totalmente en el hombre verdadero, en el Maestro auto-realizado.
Gautama el Buddha, o Gotama, significa literalmente el conductor de la vaca. Todo boyero, todo conductor de la vaca, puede usar el fuego jaino de la vaca para entrar en las tierras, palacios, templos y ciudades de jinas.
Con el poder de la Madre Divina podemos visitar el Agarthi, las ciudades jinas del mundo subterráneo.
Taurus nos invita a la reflexión... Recordemos que Mercurio se robó las vacas del Sol.
Taurus gobierna la laringe creadora. Es urgente que el Kundalini florezca en nuestros labios fecundos hechos verbo, sólo así podemos usar el fuego jaino para entrar en el reino de los jinas.
En esta época de taurus debemos llevar luz a nuestra laringe creadora con el propósito de prepararla para el advenimiento del fuego.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Samael aun weor iconSamael aun weor
«Didáctica del Auto-Conocimiento»: El de poner en práctica cuanto nos apuntaba el V. M. Samael aun weor en sus Obras «Tratado de...

Samael aun weor iconSamael aun weor
«Didáctica del Auto-Conocimiento»: El de poner en práctica cuanto nos apuntaba el V. M. Samael aun weor en sus Obras «Tratado de...

Samael aun weor iconSamael aun weor

Samael aun weor iconSamael Aun Weor

Samael aun weor iconSamael Aun Weor

Samael aun weor iconSamael aun weor prologo

Samael aun weor iconSamael aun weor: el hombre absoluto

Samael aun weor iconSamael aun weor primera edición colombia

Samael aun weor iconSamael aun weor edad media y esoterismo gnóstico

Samael aun weor iconLa transformación social de la humanidad samael aun weor buddha Maitreya






© 2015
contactos
l.exam-10.com