Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles






descargar 48.2 Kb.
títuloSegún exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles
fecha de publicación21.06.2016
tamaño48.2 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
El Holocausto

Por Diego Ascunce

 

La palabra holocausto es derivada del Griego holokauston, una traducción de la palabra Hebrea 'olah, que significa sacrifico quemado ofrecido entero a YAHWEH. Esta palabra fue escogida porque en la máxima manifestación del programa de exterminio Nazi – los campos de exterminio – los cuerpos de las víctimas eran consumidos enteros en crematorios y fuegos al aire libre. El Hebreo sho'ah, Yiddish y Hebreo Hurban (Destrucción) el sistemático patrocinio estatal del asesinato de seis millones de hombres, mujeres y niños y millones otros por la Alemania Nazi y sus colaboradores durante la Segunda Guerra Mundial. Los Alemanes llamaban a esto "la solución final al asunto Judío."  

 

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles.

 

En estos cortos temas sobre la historia del pueblo de Israel no se pueden cubrir con lujo de detalles todos los temas en los cuales una nación, Alemania Nazi, señaló a un pueblo, los Judíos, y sistemáticamente y con una crueldad escandalizante asesinó a 6 millones de ellos. No sólo los Nazis se dispusieron para eliminar a los Judíos de la faz de la tierra, virtualmente ningún otro país del mundo alzó un dedo para detenerlos. Por supuesto, hubo incidentes aislados de gran heroísmo de parte de algunos no-Judíos, pero la historia da testimonio mudo que esto fue un esfuerzo fútil.

 

Aun antes de que los Nazis vinieran al poder en Alemania en 1933, ellos no ocultaron su antisemitismo. Tan temprano como 1919; Adolfo Hitler había escrito "Antisemitismo racional, sin embargo, tiene que guiar a una oposición legal sistemática... Su objetivo final tiene que ser la remoción del todo de los Judíos." En Mein Kampf (Mi lucha, 1925-27), Hitler aún fue más lejos y desarrolló la idea de los Judíos eran una raza maldita que luchaba por el dominio mundial.

 

El Holocausto lanza una pregunta al rostro de toda la humanidad: ¿Cómo pudo la gente civilizada permitir que esto sucediera? Tenemos una pista de donde yace la respuesta a esta pregunta del propio Adolfo Hitler, él dijo: "¡Sí, somos bárbaros! ¡Queremos ser bárbaros! Es un título honorable.... La providencia ha ordenado que yo sea el mayor libertador de la humanidad. Yo estoy liberando hombres de..... la sucia y degradante auto-mortificaciones de una falsa visión (una invención Judía) llamada 'conciencia' y 'moralidad.'" De los libros de Herman Rausching "Hitler Habla" y Voz de Destrucción"

 

Adolfo Hitler

Para comenzar, tenemos que explorar algunos mitos mayores acerca de Hitler. Adolfo Hitler, quien nació en Braunau, Austria en 1889, no tuvo más que interacciones positivas con los Judíos en su niñez y juventud, contrario a la creencia popular que trata de culpar sus acciones en una temprana vendetta. En su juventud, cuando él era un artista luchador, mucha de la gente que lo patronizaban eran Judíos. Aún más, algunas figuras importantes en su vida eran Judíos – como el médico de cabecera o su comandante en la Primera Guerra Mundial quien lo nominó para la condecoración La Cruz de Hierro (Iron Cross). Y, sin embargo, a pesar de estas experiencias positivas, Hitler tenía un profundo odio por los Judíos. En términos de la Historia de Israel, el único pueblo que tenía un odio patológico similar, era el pueblo de Amalek. (Amalek, como podemos recordar de la Toráh era el máximo enemigo del pueblo Hebreo en la historia. La mayor ambición de Amalek era librar al mundo de los Hebreos y su influencia moral y regresar al mundo a la idolatría, al paganismo, y al barbarismo). El odio de Hitler por los Judíos – como el de los Amelikitas – no era ilógico. Podemos hasta llamarlo racional, en que él tenía una razón para ello la cual él entendía muy bien, como veremos.

 

Hitler tampoco estaba demente, padecía de neurosis, pero no estaba loco. De hecho, él era un manipulador político brillante. Podemos ciertamente decir muchas cosas horribles acerca de él, pero Hitler era uno de los máximos oradores en la historia de la humanidad. Si tú entendías Alemán, comprenderías mientras miras cintas de sus discursos porqué aquellos Alemanes rubios de ojos azules vitoreaban tan sinceramente a un hombre cuya apariencia contradecía todo lo que él predicaba. Allí estaba con pelo negro y ojos café, tan lejos como él podía acercarse en apariencia de los Arios, la raza superior con la cual él quería poblar al mundo. Y aun ellos le dieron su lealtad y dieron sus vidas por él.

 

Hitler fue elegido democráticamente para su cargo en 1932, y un año después él fue el Canciller de Alemania. Inmediatamente después de tomar el poder, él construyó Dachau – no como campo de concentración para los Judíos, eso vendría después, sino como un lugar donde poner a sus opositores. Poco a poco, él tomó un muy sofisticado sistema democrático de la República Alemana y lo convirtió en un estado totalitario. Su dictadura en lugar, Hitler se enfrascó en una política intimidante para tomar a la mayor parte de Europa.

 

Inicialmente Europa, y ciertamente los Estados Unidos, no hicieron nada. El absorbió a Austria hacia Alemania en 1938, por consenso mutuo. Luego tomó la mayor parte de Czekoslovakia, una región llamada Sudetenland, sin el consentimiento de los Czekos pero con la bendición de los poderes Europeos – particularmente Inglaterra y Francia. El Primer Ministro de Inglaterra en ese tiempo, Neville Chamberlain, demostró qué poco le importaba a Inglaterra los problemas de Europa oriental en su discurso:

"Qué horrible, fantástico, increíble es que nosotros estemos cavando trincheras y poniéndonos máscaras de gas aquí por una pelea en un país distante entre pueblos de quienes no conocemos nada."

 

Inglaterra y Francia negociaron un pacto con Hitler en Munich el 29 de Octubre, 1938, prometiendo volver la vista, hacerse los desentendidos. Después de eso, Chamberlain, satisfecho de que Europa estaría segura de Hitler, declaró:

"Yo creo que es paz en nuestro tiempo... paz con honor."

 

Un año después de esta infame declaración estalló la Segunda Guerra Mundial – una guerra en la cual 50 millones de personas murieron – demostrando qué ingenuo es un líder que cree que aplacando el mal la paz se puede ganar.

 

Ofensiva contra los Judíos

En el 10 de Mayo de 1933, miles de estudiantes Nazis, junto con muchos profesores, irrumpieron en bibliotecas universitarias y librerías en 30 ciudades para remover los libros escritos por escritores que no eran Arios y de aquellos que se oponían a la ideología Nazi. Los libros fueron lanzados en hogueras en un esfuerzo de limpiar la cultura Alemana de escritos "no-Alemanes." Un siglo antes  Heindrich Heine – un poeta Alemán de origen Judío – había dicho: "Donde uno quema libros, uno, a la postre quemará gente." Y esto fue lo que exactamente sucedió; en la Alemania Nazi el tiempo entre quemar libros y quemar personas fue de ocho años.

 

Algunos tres años antes de que él diera su zarpazo a Europa, Hitler ya estaba poniendo en lugar su plan para aniquilar a los Judíos. Comenzó en 1935 con las Leyes de Nürnberg. Estas leyes básicamente cancelaron todos los derechos que los Judíos habían adquirido en Alemania después del movimiento filosófico del siglo 18. Por muchos años antes de este movimiento los Judíos eran odiados porque eran diferentes y rehusaban asimilarse. Después de este movimiento en todos los países donde los Judíos fueron asimilados más fácilmente, ahora era odiados porque armonizaban muy bien. La máxima pesadilla de Hitler era que los Judíos se casaran con los Alemanes y envenenaran los genes de la "raza superior." Así que leyes como ésta fueron promulgadas para conservar "la pureza de la sangre Alemana":

 

"Los matrimonios entre Judíos y sujetos Alemanes o sangre emparentada están prohibidos."

"Relaciones extramatrimoniales entre Judíos y sujetos Alemanes o sangre emparentada están prohibidas."

"Un ciudadano del "Reich" (Imperio) sólo puede ser miembro del Estado si es Alemán de sangre Alemana, que muestre por medio de su conducta y es deseoso y capaz de servir en la fe del pueblo y el Reich Alemán. El ciudadano del Reich es el único que tiene derechos políticos."

"Un Judío no puede ser ciudadano del Reich. No puede ejercitar el derecho al voto. No puede ocupar un cargo público."

"Los judíos están prohibidos desplegar la bandera nacional del Reich o mostrar los colores nacionales."

Sistemáticamente los Judíos perdieron su ciudadanía, sus derechos políticos, sus derechos económicos.

 

Para los últimos años de la década de 1930 había una búsqueda desesperada por países de refugio. Aquellos que pudieron obtener visas bajo cuotas estrictas emigraron hacia los Estados Unidos. Muchos fueron a Tierra de Israel, donde la pequeña comunidad judía estaba deseosa de recibir refugiados. Aun otros buscaron refugio en países Europeos vecinos. La mayor parte de los países, sin embargo, no estaban dispuestos a recibir grandes cantidades de refugiados y muchos a ninguno. Por ejemplo, cuando se le preguntó al Ministro del exterior de Canadá ¿Cuántos judíos podría Canadá aceptar? Su respuesta fue: "Ninguno ya son muchos."

 

Así la Comenzó Violencia

Sucedió en la noche del 9 de Noviembre, 1938. Esa noche una violencia anti-Judía planeada cuidadosamente hizo erupción a través de todo el tercer Reich, que desde Marzo incluía a Austria. En las próximas 48 horas 1,000 sinagogas fueron destruidas y saqueadas, rompieron las ventanas de vidrio de más de 7,500 negocios. Los Nazis arrestaron a 30,000 hombres entre las edades de 16 y 60 años y los mandaron a campos de concentración. La policía estaba allí mirando mientras la violencia – en muchos casos las acciones de vecinos, no de desconocidos – ocurría. Los bomberos estaban presentes no para proteger las sinagogas sino para asegurarse que las llamas no se esparcieran a las propiedades "Arias" adyacentes. Resultado: cientos de Judíos muertos, muchos golpeados hasta la muerte. Este pogrom (Ruso: devastación o motín por una turba), primera explosión de la principal violencia contra los Judíos, fue llamado Kristallnacht – "La noche del Cristal" o "La Noche del Cristal (Vidrio) Roto."

 

En el 12 de Noviembre de 1938, el Mariscal de Campo Hermann Göring convocó una reunión de oficiales Nazis para discutir el daño a la economía Alemana causado por los pogroms. La comunidad Judía fue multada un billón de Marcos del Reich (Reichmarks). Además, fueron hechos responsables de limpiar el destrozo. A los Judíos Alemanes se les prohibió cobrar sus pólizas de seguro. Adicionalmente, poco después, a los Judíos se les prohibió la entrada en los teatros, tenían que viajar en compartimientos separados en los trenes, y fueron excluidos de las escuelas Alemanas. Estas nuevas restricciones fueron añadidas a anteriores prohibiciones, tales como no poder lograr un título universitario, poseer negocios, o practicar la medicina y la abogacía en el servicio a personas no-Judías. Los Nazis continuarían confiscando las Propiedades de los Judíos en un programa llamado "Arianización." Göring concluyó la reunión de Noviembre con una nota de ironía: "¡Yo no quisiera ser un Judío en Alemania!"

 

Mientras que los Judíos eran las víctimas primarias del Nazismo, otros grupos también fueron perseguidos. Entre ellos los disidentes políticos, los unionistas y demócratas sociales fueron entre los primeros en ser echados en campos de concentración. Entonces comenzaron a hacer redadas en los lugares frecuentados por homosexuales y a ellos también los echaron en campos de concentración; sin embargo, no había persecución sistemática de  lesbianas.

 

En 1939 los Alemanes iniciaron el Programa T4  – llamado eufemísticamente "programa eutanasia" – para el asesinato de los retrasados mentales, los tullidos, los enfermos psicológicos Alemanes que se alejaban del ideal Nazi de la supremacía Aria. Los Nazis comenzaron el uso de cámaras de gas y crematorios bajo este programa.

 

Expansión Nazi y la formación de Ghettos (judería, barrios Judíos)

Paradójicamente, al mismo tiempo que Alemania exterminaba a los Judíos, su expansión territorial mantenía trayendo más Judíos bajo su control. Alemania anexó a Austria en 1938 y al Sudetenland (ahora la República Checa) en Septiembre de 1938. Estableció control sobre el protectorado de Bohemia y Moravia en Marzo del 1939. Cuando Alemania invadió a Polonia el 1ro de Septiembre de 1939, la "cuestión Judía" se hizo urgente. En Polonia más de 2 millones de Judíos cayeron bajo el control de Alemania. Por un tiempo los Nazis consideraron embarcar a los Judíos hacia la isla de Madagascar, al sur este de Africa, pero descartaron el plan como impráctico.

 

El 21 de Septiembre de 1939, Reinhard Heydrich (lugarteniente de Himmler, el hombre más poderoso en Alemania después de Hitler) ordenó el establecimiento del Judenräte (Concejos Judíos), se componían de 24 hombres – Rabinos  y líderes Judíos. Estos consejos eran responsables de llevar a cabo las órdenes Alemanas. Cuando los Nazis sellaron el Ghetto de Varsovia, el mayor de los 400 ghettos de Polonia ocupada, en el otoño de 1940, los Judíos – entonces 30% de la población de Varsovia – fueron forzados en 2.4% del área de la ciudad. La población del ghetto alcanzó una densidad de 77,000 personas por km2 y 9.2 por habitación. Las enfermedades, malnutrición, hambruna, y la pobreza cobraron muchas víctimas aun cuando no se había disparado la primera bala.

 

Para los dirigentes Alemanes el ghetto era una medida temporal, un corral de espera para la población Judía hasta que una política sobre su destino fuera establecida e implementada. Para los Judíos, la vida en el ghetto era la situación bajo la cual ellos pensaron que serán forzados a vivir hasta el final de la guerra. Ellos se proponían hacer la vida lo más llevadera posible, aun bajo las peores circunstancias. Cuando lo Nazis prohibieron las escuelas, ellos abrieron escuelas clandestinas. Cuando los Nazis abolieron la vida religiosa, persistió ocultamente. Los Judíos usaban el humor como medio desafiante, como también los cantos. Recurrieron a las armas solamente después durante el asalto Nazi.

 

Los historiadores difieren en la fecha de la decisión para asesinar a los Judíos sistemáticamente, la llamada "solución final a la cuestión Judía." Hay un debate si fue una decisión central o una serie de decisiones regionales como respuesta a condiciones locales; pero en cualquier caso, cuando Alemania atacó a la Unión Soviética, su antiguo aliado, en Junio de 1941, los Nazis comenzaron el asesinato sistemático de los Judíos.

 

La Einsatzgruppen

Entraron en los territorios Soviéticos conquistados junto con el Wehrmacht (Fuerzas Armadas Alemanas) los Einsatzgruppen  (Grupos de Despliegue), unidades especiales entrenadas para matar. Su tarea era matar Judíos, comisarios Soviéticos, y Roma (grupos de Gitanos), en los territorios conquistados por el ejército. Einsatzgruppen entraba en un pueblo recogían a sus víctimas y las arriaban como ganado hacia las afueras del pueblo, allí les disparaban hasta matar a todos. Ellos mataban familias enteras Judías. En las afueras de Kiev, Ukrania, en el valle de Baby Yar, la Einsatzgruppen  mató a 33,771 Judíos entre el 28-29 de Septiembre 1941. En el Bosque de Rumbula en las afueras del ghetto en Riga, Latvia, 25,000-28,000 Judíos murieron el 30 de Noviembre. En el verano de 1941 mataron a 70,000 Judíos en Ponary, en Vilna (ahora Vilnius) en Lituania. Y la lista es interminable, la Einsatzgruppen, por medio de sus asesinatos en masa, mató a más de un millón y medio de Judíos en Rusia.

 

Los Campos de Exterminio       

El 20 de Enero de 1942 Reinhard Heydrich convocó la Conferencia de Wannase en una villa en las costas de un lago en los suburbios de Berlín, para organizar "la solución final para la cuestión Judía." Aquí se acordó: "Otra posible solución a la cuestión Judía ahora ha tomado el lugar a la emigración, esto es, evacuación hacia el este...." Los participantes entendieron que "evacuación hacia el este" significaba deportación a centros de exterminio.

 

En 1942 los Nazis construyeron campos de exterminio en Treblinka, Sobidor y Belzec en Polonia. Los campos de exterminio eran instrumentos esenciales para "la solución final." La Einsatzgruppen había viajado para matar a sus víctimas. Con los campos de exterminio el proceso fue revertido. Las víctimas viajaban por tren, muchas veces en vagones de ganado, a sus asesinos. Los campos de exterminio se convirtieron en fábricas que producían cadáveres, efectiva y eficientemente, a un mínimo de costo psicológico y físico al personal Alemán. Asistidos por colaboradores Ucranianos y Latvios y prisioneros de guerra, unos pocos Alemanes podían matar a miles de Judíos cada mes. En Chelmo, el primero de los campos de exterminio, los Nazis usaban vagonetas móviles de gas. En los otros lugares construyeron cámaras de gas permanentes unidas a crematorios donde los cadáveres eran quemados. Monóxido de carbono era el gas de predilección en la mayoría de los campos de extermino; Zylon-B, un agente de exterminio especialmente letal, era empleado en Auschwitz y después en otros campos de exterminio.

 

Auschwitz, quizás el más notorio y letal de los campos de exterminio, era en realidad tres campamentos en uno: Un campo de prisión (Auschwitz I), un campo de exterminación (Auschwitz II-Birkenau), y un campo de labores esclavas (Auschwitz III-Buna-Monowitz). Al llegar, los Judíos prisioneros se encontraban con lo que era llamado Selektion. Un médico Alemán presidía sobre la selección de mujeres preñadas, niños, ancianos, minusválidos y enfermos para la inmediata muerte en las cámaras de gas. Como fuera necesario, los Alemanes seleccionaban prisioneros de cuerpos hábiles para la labor de esclavos en las fábricas adyacentes a Auschwitz donde una compañía, IG Farben, invirtió 700,000 millones de marcos del Reich en 1942 solamente para tomar ventaja de la labor esclavista. Privados de comida adecuada, techo, ropa, y cuidados médicos, estos prisioneros eran literalmente trabajados hasta la muerte. Periódicamente, ellos se encontraban con otra Selektion. Los Nazis transferían a aquellos incapaces para poder trabajar a las cámaras de gas de Birkenau.

 

Mientras que los campos de exterminio de Auschwitz y Majdanek usaban prisioneros para soportar el esfuerzo de guerra de los Alemanes, los campos de exterminio de Treblinka, Beltzec, y Sobidor tenían una sola tarea: matar, matar y matar. En Treblinka un personal de 120, de los cuales 30 eran SS (los cuerpos paramilitares Nazi), mataron entre 750,000 y 900,000 Judíos en los primeros 17 meses de operación. En Belzec, los registros Alemanes detallan un personal de 104, incluyendo 20 SS, quienes mataron a 600,000 en menos de 10 meses. En Sobidor, ellos mataron cerca de 250,000. Estos campos comenzaron a operar durante la primavera y verano de 1942, cuando los ghettos de la Polonia ocupada por Alemania estaban llenos de Judíos.

 

En ningún lugar fue más intenso el Holocausto que en Hungría. Lo que tomó lugar en algunos años en Alemania ocurrió en Hungría en 16 semanas. Hungría entró en la guerra como aliado de Alemana, había perseguido a sus Judíos, pero no había permitido su deportación. Después que Alemania invadió a Hungría el 19 de Marzo de 1944, esta situación cambió dramáticamente. Para mediados de Abril los Nazis habían encerrado los ghettos Judíos. El 15 de Mayo, la deportación comenzó, y en los próximos 55 días, los nazis deportaron 438,000 Judíos de Hungría hacia Auschwitz en 147 trenes.

 

Había diferentes políticas entre los aliados Alemanes de los Balkanes. En Rumania eran primordialmente los Rumanos los que sacrificaban a los Judíos. Bulgaria permitió la deportación de los Judíos de Tracia y Macedonia, pero había mucha oposición en deportar los Judíos Búlgaros.

 

Dinamarca ocupada por los Alemanes rescató a la mayoría de sus propios Judíos, mandándolos por mar hacia Suecia en Octubre de 1943. Esto fue posible porque la presencia Alemana en Dinamarca era relativamente pequeña. Además, mientras el antisemitismo en la población general de muchos otros países los llevó a colaborar con los Alemanes, los Judíos eran una parte integral de la cultura Danesa. Bajo estas circunstancias únicas, el humanitarismo Danés floreció.

 

En Francia, los Judíos bajo la ocupación fascista Italiana en el sudeste la pasaron mejor que los Judíos bajo la ocupación directa Alemana, donde las autoridades colaboracionistas Francesas y la policía proveyeron soporte esencial a las fuerzas Alemanas.

 

Por todo el territorio ocupado Alemán la situación de Los Judíos era desesperante. Sus recursos eran magros y pocos aliados, y se enfrentaban a pocas opciones imposibles. Alguna gente vino a su rescate, por supuesto, los menos. El diplomático Sueco Raoul Wallenberg llegó a Budapest el 9 de Julio de 1944, en un esfuerzo por salvar a la única comunidad Judía que quedaba. En los próximos seis meses él trabajó con otros diplomáticos neutrales, y los propios Judíos para prevenir la deportación de éstos. En otros lugares, Le Chambon-sur-Lignon, una villa Francesa Hugonote, se convirtió en refugio para 5,000 Judíos. En Polonia, donde era ilegal ayudar a los Judíos y donde tal acción era castigada por la muerte, La Zegota (Concejo para la ayuda a los Judíos) rescató a un número similar de hombres, mujeres y niños Judíos. Financiados por el Gobierno Polaco en el exilio y envolviendo un número amplio de organizaciones políticas clandestinas, la Zegota proveyó lugares donde esconderse, ayuda económica, y falsificó documentos de identificación.

 

Algunos Alemanes, aun algunos Nazis difirieron del asesinato de Judíos y vinieron a su ayuda. El más famoso fue Oskar Schindler, un industrial Nazi, quien había comenzado operaciones usando labor involuntaria en la Polonia ocupada por los Nazis para lucrar con la guerra. Eventualmente, él fue movido para proteger a sus trabajadores Judíos de la deportación a los campos de exterminio. En todos los países ocupados, había individuos que vinieron a rescatar a los Judíos, ofreciéndoles un lugar donde esconderse, alguna comida, o techo por días, o aun por el transcurso de la guerra. La mayor parte de los rescatadores no vieron su acción como heroica sino que se sintieron unidos a los Judíos por un sentido común de humanidad. Después Israel reconoció a los rescatadores con ciudadanía honoraria y conmemoración en el Yad Vashem, el memorial de Israel al Holocausto. Si no hubiera sido por estas personas, el número de Asesinados por el sistema Nazi hubiera sido mucho mayor de los seis millones de muertos reconocidos.

 

Resistencia Judía

Frecuentemente es preguntado por qué los Judíos no hicieron mayores esfuerzos a la resistencia. Principalmente ellos no tenían acceso a armas y estaban rodeados de poblaciones nativas antisemitas que colaboraban con los Nazis o dejaban de ver voluntariamente la eliminación de los Judíos. En esencia los Judíos estaban solos en una máquina de guerra Alemana celosamente determinados a llevar a cabo la "solución final." A causa de la represiva Alemana, los Judíos en los ghettos muy a menudo vacilaban a resistirse. Esto cambió cuando los Alemanes ordenaron la liquidación final de los ghettos, y los residentes reconocieron la inminencia de su muerte.

 

Los Judíos se resistieron en los bosques, en los ghettos, y aun en los campos de exterminio. Ellos pelearon solos y junto a grupos de resistencia en Francia, Yugoslavia, y Rusia. Como regla, levantamientos a toda marcha ocurrieron solamente en un extremo, cuando los Judíos reconocieron la inevitabilidad de la amenaza de muerte. El 19 de Abril de 1943, nueve meses después de la deportación masiva de los Judíos de Varsovia a Treblinka había comenzado, la resistencia Judía, dirigida por el joven Moredejai Anielewitz, montó el Levantamiento del Ghetto de Varsovia. En Vilna el líder Abba Kovner, reconociendo las intenciones completas de la política de los Nazis hacia los Judíos llamó a la resistencia en Diciembre de 1941 y organizó una fuerza armada que peleó contra los Alemanes en Septiembre de 1943. En Marzo de ese año, un grupo de la resistencia dirigido por Willem Arondeus, un artista y autor, bombardearon el registro de la población en Ámsterdam para destruir los registros de Judíos buscados por los Nazis. Levantamientos ocurrieron en Treblinka y Sobidor justo cuando los campos de exterminio estaban siendo desmantelados y los prisioneros que quedaban pronto iban a ser asesinados. Esto también sucedió en Auschwitz, donde el Sonderkommando (Comando Especial), la unidad de prisioneros que trabajaba en la vecindad de las cámaras de gas, destruyeron un crematorio justo cuando la matanza estaba llegando a su fin en 1944.

 

Ya para el invierno de 1944-45, con los ejércitos Aliados acercándose, oficiales de la SS desesperados trataron frenéticamente evacuar los campos y ocultar lo que había tomado lugar. Ellos no querían que quedara ningún testigo. Los prisioneros fueron movidos hacia el oeste, forzados a marchar hacia el corazón de Alemania. Hubo 50 marchas diferentes de los campos de exterminio y concentración Nazi durante esta dominación final, algunos cubriendo cientos de millas. A los prisioneros les fue dada muy poca comida o ninguna comida ni agua, y casi ningún tiempo para descansar o hacer las necesidades corporales. Aquellos que hacían una pausa o se quedaban atrás eras muertos a tiros. En Enero 1945, sólo horas antes que el ejército Rojo llegara a Auschwitz, los Nazis marcharon algunos 60,000 prisioneros a Wodzislaw y los pusieron en trenes de carga con destino a Bergen-Belsen, Gross-Rosen, Buchenwald, Dachau, y Mauthausen, Cerca de uno en cuatro murieron en ruta.

 

En Abril y Mayo de 1945, fuerzas Americanas e Inglesas en ruta a blancos militares entraron en los campos de concentración en el oeste  y echaron una mirada a lo que había ocurrido. Aun cuando miles de miles de prisioneros habían muerto, estos campos estaban lejos de ser los más sangrientos. Aun, los soldados más fatigados por la batalla que pensaron que ya habían visto lo peor, lo que vieron, los hedores y los sobrevivientes emancipados que ellos se encontraron, los dejó con una indeleble impresión. En Dachau se encontraron 28 vagones de ferrocarril atestados de cuerpos muertos. Las condiciones eran tan horrendas en Bergen-Belsen que unos 28,000 prisioneros murieron después de haber sido puestos en libertad y el campamento completo tuvo que ser quemado para evitar que la pestilencia del tifus se esparciera. Los soldados Aliados tuvieron que hacer trabajos para los cuales no estaban entrenados: sanar a los enfermos, consolar a los abatidos, y sepultar a los muertos. En cuanto a las víctimas, la liberación no fue un momento de exultación. Víctor Frankl, sobreviviente de Auschwitz, recordó, "Todo era irreal. Tan remoto como un sueño. Sólo después – y para algunos fue mucho después o nunca –la liberación fue de hecho liberadora."

 

Los Aliados, que tenían información temprana y precisa sobre los asesinatos de los Judíos, no hicieron un esfuerzo militar especial para rescatarlos a ellos o bombardear los campos y las líneas de ferrocarril que conducían a ellos. Ellos sentían que sólo después de la victoria se podía hacer algo acerca de la situación Judía. Advertencias fueron declaradas, condenaciones hechas, los planes procedieron a llevar a los culpables a tribunales después de la guerra, pero ninguna acción concreta fue llevada a cabo para detener el genocidio. Un memorando interno al Secretario del Tesoro de Estados Unidos Henry Morgenthau, jr.,  de su consejo general en Enero 1944 caracterizó la política del Departamento de Estado de Estados Unidos como " conformista hacia el asesinato de los Judíos Europeos." Como respuesta Morgenthau ayudó a crear el Consejo de Refugiados de Guerra, que hizo un tardío y limitado esfuerzo para rescatar a Judíos en peligro, mayormente por medio de la diplomacia y subterfugio.

 

Los Resultados

A pesar de que los Alemanes mataron víctimas de muchos grupos, el Holocausto es primeramente asociado con el asesinato de Judíos. Solamente los Judíos fueron hechos blanco para aniquilación total y su eliminación era el centro en la visión de Hitler de la "Nueva Alemania." La intensidad de la campaña Nazi contra los Judíos continuó sin detenerse hasta el final de la guerra y en puntos aun tomó prioridad sobre los esfuerzos militares de los Alemanes.

 

Cuando la guerra terminó, los ejércitos Aliados encontraron entre siete y nueve millones de personas desplazadas, viviendo fuera de sus propios países. Más de seis millones de personas regresaron a sus tierras nativas, pero más de un millón rehusaron repatriación. Otros temieron persecución bajo los nuevos regímenes comunistas. Para los Judíos la situación era diferente. Ellos no tenían hogares a los cuales regresar. Sus comunidades habían sido despedazadas, sus hogares destruidos u ocupados por extraños, y sus familias muertas o dispersas. Primero vino lo que es a menudo el largo tiempo y difícil recuperación física de la hambruna y la malnutrición, entonces la búsqueda por los seres amados perdidos o desaparecidos, y finalmente la cuestión del futuro.

 

Muchos Judíos vivieron en campamentos para personas desplazadas. En el principio fueron forzados a habitar entre sus propios verdugos porque los Aliados no diferenciaron sobre la base de religión, meramente por nacionalidad. Su presencia en suelo Europeo y la ausencia de un país o países dispuestos a recibirlos aumentó la presión sobre los Ingleses de resolver el asunto de una tierra para los Judíos en la "Palestina" administrada por Inglaterra. Ambos esfuerzos, clandestinos y los dados a mucha publicidad fueron hechos para traer a los Judíos a "Palestina". De hecho, no fue hasta el establecimiento del Estado de Israel en Mayo de 1948 y 1949 que el problema de encontrar hogares para los sobrevivientes fue resuelto.

 

Al liberar los campos, muchas unidades Aliadas estaban tan escandalizadas por lo que vieron que ellos repartieron castigo espontáneo a algunos de los remanentes del personal de la SS. Otros fueron arrestados y custodiados hasta el juicio. El más famoso de estos juicios de la posguerra ocurrió en 1945-46 en Nürnberg, el antiguo sitio de las convocaciones del Partido Nazi. Allí el Tribunal Militar Internacional juzgó a 22 importantes oficiales Nazi por crímenes de guerra, crímenes contra la paz, y una nueva categoría de crímenes: crímenes contra la humanidad. Esta nueva categoría comprendía "asesinato, exterminación, deportación en grupo, incluyendo a médicos responsables por experimentación médica (pero no la llamada eutanasia), jueces que preservaron la fachada de legalidad por los crímenes Nazi, líderes de la Einsatzgruppe, comandantes de campos de concentración, Generales Alemanes, y negociantes prominentes quienes se lucraron de la labor esclava. Los acusados, sin embargo, eran una fracción minúscula de aquellos que habían perpetrado los crímenes. A los ojos de muchos, sus juicios fueron un esfuerzo desesperado, inadecuado, pero necesario para restaurar una semblanza de justicia después de tan grande crimen. Los juicios de Nürnberg establecieron el precedente, luego establecidos por convención internacional, que los crímenes contra la humanidad son castigables por un tribunal internacional.

 

A través del medio siglo siguiente, juicios adicionales documentaron la naturaleza de los crímenes y tuvieron un impacto público como también judicial. En 1961 el juicio en Jerusalén de Adolf Eichmann, (Principal verdugo en "La Solución Final") quien supervisó las deportaciones de los Judíos a los campos de exterminio, no sólo lo trajeron a él a justicia sino que hicieron a una nueva generación de Israelitas conscientes del Holocausto; fue condenado a muerte en la horca, la condena se llevó a cabo en Mayo 31, 1962. Los juicios de Auschwitz en Frakfurt am Main, Alemania Occidental, entre 1963 y 1976 aumentaron el conocimiento público de Alemania de los asesinatos y de su perversidad. Los juicios de Klaus Barbie (1987) y Maurice Papón (1996-98) y las revelaciones de Fracois Mitterrand en 1944 referente su indiferencia hacia la política antijudía de Francia llamó la atención la noción de la resistencia Francesa y forzó a los Franceses a lidiar con el asunto de la colaboración.

 

La derrota de la Alemania Nazi dejó un amargo legado para el liderazgo Alemán y el pueblo. La cultura Alemana y el liderazgo Alemán – político, intelectual, social, y religioso – había participado o había sido cómplice en los crímenes Nazis o inefectivos en oponérseles. En un esfuerzo para rehabilitar el nombre del pueblo Alemán, la República Federal de Alemania firmemente estableció una democracia que protegió los derechos humanos de todos los ciudadanos y hacer reparación económica al pueblo Judío en un acuerdo que pasó el parlamento en 1953. Pero no creo que a la luz de las Escrituras esto sea suficiente y la maldición de Bereshit ..."Y maldeciré a los que te maldigan..." se cumplirá en un futuro cercano. Como también todos los colaboradores del gobierno del demonio con bigotes Adolfo Hitler.

 

El gobierno Suizo, el llamado "país neutral de Europa" también tendrá que responder a las acusaciones del Altísimo YAHWEH Elohim Tzavaot por la participación de los banqueros Suizos en el Holocausto y el reciclaje del oro y metales encontrados en los cuerpos muertos del Pueblo Judío, sobre todo en las dentaduras de las personas.

La iglesia católica y su papado tendrán que dar cuentas por todo el dinero que le robaron al pueblo Judío y por su participación  en la colaboración con Alemania Nazi, así como la iglesia cristiana.    

 

 Este autor vivió en Nürnberg, Alemania  en 1989 y un día fue a Dachau. Todavía, después de casi medio siglo de finalizada la Segunda Guerra mundial y cerrado los campos de exterminio Nazi, de los cuales Dachau era uno, se podía oler el hedor a muerto en el ambiente y sentir la presencia de ha satán allí. Ese lugar en realidad es horrible, tan horrible que hay que verlo para creerlo. Todavía las memorias están vivas en mi mente.

 

Uno de los padres del cristianismo había profetizado esta maldición hacia el pueblo Judío unos 450 años antes de que ocurriera, él dijo:

 

¿Qué haremos nosotros los cristianos con este pueblo rechazado y condenado, los judíos?... quiero darles mi más sincero consejo: Primero, debemos incendiar sus sinagogas... para honrar a nuestro Señor y el cristianismo, para que Dios pueda ver que somos cristianos. Les aconsejo que sus casas también sean arrasadas y destruidas. Les aconsejo que sus libros de oración y sus escritos talmúdicos les sean quitados. Aconsejo que a sus rabinos les sea prohibido enseñar bajo pena de muerte y pérdida de sus miembros.”» Esto fue escrito en su libro “On the jews and their lies”(Sobre los judíos y sus mentiras) del propio Martín Lutero.

 Próximo: Holocausto, La Tragedia del S.S. St. Louis

Diego Ascunce

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconComo sabemos este hecho histórico sucedió en los años de 1946 y 1948,...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconMatilda no necesita presentación. ¡Ni el cine ha podido resistirse...
«Su hijo Maximilian —escribiría— es un auténtico desastre. Espero que tengan ustedes algún negocio familiar al que puedan orientarle...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconHay dos iguales y eternas maneras de mirar este crepuscular mundo...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconStar Wars: La amenaza fantasma
...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconSin nadie querido, á quién dedicar éste libro, en éste momento especial;...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconDado que el número de nombres en este libro es muy vasto, este índice...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconPor primera vez (literalmente quiere decir "después de la física")...
«¿Qué hay?». Puede además responderse en una sola palabra: «Todo», y todos aceptarán esta respuesta como verdadera. Sin embargo,...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconTema: el hijo prodigo
...

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconDe lo que le sucedió a nuestro caballero cuando salió de la venta

Según exponemos este doloroso tema para nuestro pueblo, tengan en mente que éste es un tema muy vasto. En el momento hay como 1,200 libros editados examinando porqué sucedió, cómo sucedió, y todos los detalles iconTodo mi pasado de la Laboral apareció de pronto en mi mente al leer...






© 2015
contactos
l.exam-10.com