Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable






descargar 309.29 Kb.
títuloEste pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable
página6/7
fecha de publicación13.06.2015
tamaño309.29 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7
PARTE III
LA ACADEMIA MUNDIAL

PARA LAS CIENCIAS

CREATIVAS, LAS ARTES Y

LA CONSCIENCIA
LA MAYOR SÍNTESIS
La ciencia existirá para hacer la vida más cómoda, más exuberante, más bella; y la meditación se convertirá en una parte de la educación en todo el mundo. Y el equilibrio entre las dos creará al hombre completo.

Sin la meditación no puedes tener claridad y firmeza dentro de ti mismo, ni una visión simple e inocente.

Quiero que nuestro lugar poco a poco se convierta en una Academia de Ciencias para la Creatividad. Esta será quizás la mayor síntesis de todos los tiempos.

La búsqueda de la verdad religiosa de ningún modo estorba la búsqueda de la realidad objetiva, puesto que las dos áreas están absolutamente separadas. No se interponen: puedes ser un científico y un meditador. De hecho, cuanto más profundo vayas en la meditación, encontrarás que florece en ti una mayor claridad, una mayor inteligencia, un mayor genio. Esto puede crear una ciencia totalmente nueva.

A mi parecer, la nueva ciencia será una sola ciencia, con dos dimensiones: una dimensión trabajando en el mundo exterior, otra dimensión trabajando en el mundo interior, y una sola palabra es suficiente. La palabra “ciencia” es una palabra hermosa, significa saber.

La ciencia utiliza la observación como método. La religiosidad también utiliza la observación como método. Pero la llama meditación. Esta es la observación de tu propia subjetividad.

La ciencia llama a su trabajo “experimento” y la religiosidad llama a su trabajo “experiencia”. Ambas comienzan desde el mismo punto, pero caminan en direcciones opuestas: la ciencia va hacia fuera y la religiosidad hacia dentro.

Estoy absolutamente desinteresado en cualquier cosa que no se base en la razón, en la lógica, en la experimentación, en la experiencia.

La antigua ciencia fue creada como reacción contra la religión. La nueva ciencia de la que hablo no es una reacción contra nada, sino una energía desbordante, una inteligencia, una creatividad. La política corrompió a la ciencia porque su propio interés estuvo sólo en la guerra. Las religiones no pudieron aceptar la ciencia porque todas eran supersticiosas y la ciencia iba a demoler a todos sus dioses y a todas sus supersticiones. La ciencia ha pasado estos últimos trescientos años en una situación muy difícil. Por un lado, luchando con la religión y por el otro, inconscientemente, volviéndose esclava de los políticos.

Quiero que este lugar crezca y estoy preparando todo para una Academia Mundial de las Ciencias y las Artes que sea dedicada totalmente a metas afirmativas de la vida.

La ciencia puede crear Hiroshima y Nagasaki y destruir a gente, pájaros, árboles, sin ninguna razón, sólo porque los políticos quieren ver si la energía atómica funciona o no. Esa misma ciencia puede crear más alimento, más vida, mejor salud, más inteligencia puede crear más alimento, más vida, mejor salud, más inteligencia a todos los campos de la vida. Pero tiene que ser arrebatada de las manos de los políticos. Y no tiene que preocuparse de las religiones. Los científicos se preocupaban por las religiones en el pasado porque ellos mismos estaban condicionados por esas religiones.

He estado en contacto con científicos, ganadores del Premio Nobel, quienes han estado luchando por mis derechos en otros países. Estos eminentes hombres de ciencia, artistas de diferentes dimensiones, contribuirán a la Academia, y ellos realizarán esfuerzos por cambiar la dirección destructiva dada a la ciencia.

Nuestros sannyasins –hay muchos que son científicos, artistas, médicos- ayudarán a la Academia. Otorgaremos becas y gente de todo el mundo podrá venir y estudiar una nueva forma de ciencia, una nueva forma de arte que afirme la vida, que cree más amor en la Humanidad y que prepare la última revolución para un gobierno único en el mundo.

Y la Academia para las Ciencias Creativas, las Artes y la Consciencia será el primer paso, puesto que si los científicos de todo el mundo lentamente salen de las garras de los políticos, todo el poder de los políticos terminará. Ellos no son poderosos, los científicos son el poder que los respalda. Y los científicos están en dificultades porque no hay institución en el mundo que provea al científico de los suficientes materiales, instrumentos y máquinas que necesita para trabajar.

La Academia tendría el apoyo de todo el mundo, de todos los científicos sin excepción, porque todos verían que están sirviendo a la muerte, no a la vida.

Podríamos tener la mayor biblioteca para investigaciones científicas y podríamos tener a sannyasins trabajando, estudiando. La síntesis sería que todos los que estuvieran trabajando en el instituto estuvieran también meditando, porque a menos que la meditación profundice en ti, las fuentes de tu amor permanecerán dormidas. Tu bienaventuranza, tu gozo, permanecerán sin florecer.

El hombre no está para la ciencia; la ciencia está para el hombre.

Pero la ciencia puede ser una tremenda ayuda si los científicos de todo el mundo que están creando poder destructivo son desplazados de sus posiciones. Ellos quieren cambiarse, pero no tienen lugar donde ir. Tenemos que crear un lugar para ellos. Ellos se están sintiendo culpables…

Albert Einstein murió sintiéndose enormemente culpable porque ayudó a crear la bomba atómica y esas bombas fueron ofrecidas al Presidente Roosevelt en los Estados Unidos. Cuando esas bombas estuvieron en manos de los políticos. Einstein se puso a escribir cartas diciendo: “No debéis usarlas, debéis reservarlas sólo como último recurso”. Pero nadie se ocupó más de esas cartas –¿a quién le importa?- y las bombas fueron utilizadas sin razón ni tino.

Los científicos están en dificultades. No pueden trabajar individualmente; tienen que trabajar con el gobierno. El interés del gobierno está en la guerra. Y ninguna religión va a apoyar a los científicos porque sus descubrimientos destruyen las supersticiones religiosas. Hay un inmenso vacío que quiero llenar creando la Academia para las Ciencias Creativas, las Artes y la Consciencia, absolutamente dedicada a la vida, al amor, a la risa, absolutamente dedicada a la creación de una Humanidad mejor; una atmósfera mejor y más pura. Saludable, para restaurar la perturbada ecología.

Lo más importante para la Academia será crear ciencia pura del mismo modo que mi mayor esfuerzo es crear una religiosidad pura. El hombre contiene dentro de sí pura religiosidad, que significa amor, que significa silencio, que significa meditación, y también un sentido de ciencia pura, para que ninguna rama de la ciencia pueda ser destructiva para las otras partes.

La segunda gran cosa que la Academia tiene que hacer… Hasta ahora la ciencia se ha desarrollado accidentalmente, no ha tenido sentido de dirección; la gente iba descubriendo cosas sin ninguna idea de para qué. Aun caminando accidentalmente se ha creado mucho, pero eso está al servicio de la destrucción. La ciencia pura le dará un sentido de dirección y unidad a todas las ciencias, para que la ciencia trabaje como un todo y no como ramas independientes.

Tal como existe ahora, cada ciencia se ha vuelto tan especializada que ninguna sabe nada acerca de la otra. Esta es una situación peligrosa, pero puede evitarse. No ha sido posible evitarlo usando sólo la inteligencia humana. Estar al corriente de toda la información acerca de una rama de la ciencia es una tarea imposible, así como conocer todas las ciencias y sus detalles; la mente no es capaz ciertamente de eso. Pero los ordenadores abren una nueva puerta.

Con los ordenadores, todas las ciencias pueden ser acumuladas en una ciencia como tal. Y el ordenador puede inclusive eliminar lo contradictorio en las diversas ramas de la ciencia. Esto puede ayudar a convertir a toda la ciencia en orgánica, de modo que una rama no vaya en contra de otra rama. ¡Hay tantas cosas que la Academia Mundial tiene que hacer! Esta tiene que difundir en el mundo la idea de que la pobreza no es natural, que la tristeza es enfermedad, que el ansia de poder necesita tratamiento psiquiátrico, que un hombre que va acumulando dinero está loco. Y una vez que hagamos a la Humanidad consciente de los peligros de nuestras formas pasadas de vida y a dónde este pasado nos está conduciendo, a un suicidio global; no será difícil convencer a los inteligentes, los jóvenes, que hay que dejar el pasado y aceptar el amor desafío de crear un Futuro de Oro.

La Academia Mundial dedicada a todas las esferas a la creatividad, va a realizarse. Este mundo no se va a acabar por los estúpidos políticos. En todo el mundo es lo que está haciendo: preparar la pira funeraria para la Humanidad entera. Vamos a detenerla. Y si ellos insisten les diremos: “¿Arrojaos a la pira funeraria vosotros mismos!”.

En cuanto logremos deshacernos de los sacerdotes y los políticos, toda la Tierra quedará tan llena de paz, silencio, amor… y flores y arcos iris. Hemos estado en malas manos; la Academia Mundial tiene que crear una atmósfera que haga que estas manos dejen de ser poderosas.

La Academia Mundial es un esfuerzo consciente para darnos perfecta cuenta de lo que serían las consecuencias. Pueden llevarse a cabo pequeños experimentos que nos den idea de las consecuencias. Ahora mismo hay miles de inventos de científicos que han sido comprados por los intereses creados y permanecen en sus sótanos; nunca han sido llevados al mercado para el uso de la gente.

Debido a que nos comportamos tan patológicamente –explotando, solucionando la Tierra –cada invención tiene que cambiar muchas cosas. Tal muchas industrias tengan que cerrarse porque un mejor producto, más a favor de la vida, esté disponible. Entonces aquellos industriales tratarán de comprar los derechos y ocultarán a la Humanidad esos descubrimientos científicos.

Quiero que nuestra sede sea la primera síntesis entre la religiosidad y el enfoque científico para la vida.

Esto cumplirá mi sueño de que lo interno y lo externo en el hombre no estén separados. Y es perfectamente posible, no hay dificultad en ello. Yo he encontrado las fuentes adecuadas, así que puedes alegrarte por el hecho de que pronto este sitio se convertirá en la capital de la ciencia y la religión en el mundo. Y en cuanto los gobiernos vean desaparecer a sus científicos, el Gobierno Mundial se hará posible.

La ciencia no debe ser el monopolio de ninguna nación, de ningún país. La idea en sí es estúpida. ¿Cómo puede monopolizarse la ciencia? Y todos los países están tratando de monopolizar sus científicos, de guardar sus inventos en secreto. Esto va contra la Humanidad, contra la Naturaleza, contra la Existencia.

Cualquier cosa que un genio descubra debe estar al servicio de la totalidad.

Esto será una gran revolución en la historia del hombre. Todo el poder estará en manos de los científicos, quienes jamás han hecho daño a nadie. Y en cuanto el poder quede en manos de los científicos, los políticos desaparecerán por sí solos. Han estado explotando a los científicos para sus propios fines y ser explotado por cualquiera no es un acto de dignidad.

Los científicos deben reconocer que durante siglos han sido explotados por sacerdotes y políticos.

Ahora es tiempo de declarar que la ciencia se va a sostener por sí misma. Los científicos deben tener el suficiente valor para declarar que no pertenecen a ninguna nación, a ninguna religión, y que cualquier cosa que hagan ha de ser para la Humanidad entera. Esto significará una gran libertad, y no lo veo en absoluto imposible.
EL CUERPO ES LA PUERTA
Esta Academia no puede ser solamente de la Ciencia puesto que la Ciencia es sólo una parte de la realidad humana. La Academia tiene que comprenderlo todo, tiene que favorecer la creatividad, el arte, la consciencia. La ciencia está para el mundo exterior, la consciencia para el mundo interior, y el arte es el puente que las une.

Por lo tanto tendrá tres divisiones; divisiones generales, no separadas, sino sólo arbitrariamente denominadas como algo separado.

Lo más fundamental será la creación de métodos, técnicas, maneras de elevación de la consciencia humana. Y ciertamente esta consciencia no puede ir en contra del cuerpo, esta consciencia reside en el cuerpo. No pueden ser aceptados como enemigos entre sí; se apoyan siempre. Yo te digo algo y mi mano hace un gesto sin yo decirle nada a mi mamo. Mi mano y yo estamos en profunda sincronicidad.

Caminas, comes, bebes… y todas estas cosas indican que eres cuerpo y consciencia como un todo orgánico. No puedes torturar tu cuerpo y elevar tu consciencia; el cuerpo tiene que ser amado; tienes que ser un gran amigo de él. El es tu hogar. Tienes que limpiarlo de toda la basura y recordar que él está a tu servicio continuamente, día tras día: digiriendo, convirtiendo el alimento en sangre, expulsando del cuerpo las células muertas, absorbiendo el oxígeno, oxígeno fresco dentro del cuerpo, y tú estás profundamente dormido.

El está haciendo todo lo necesario para tu supervivencia, para tu vida, aún cuando eres tan ingrato que nunca se lo has agradecido. Al contrario, tus religiones te han venido enseñando que lo tortures, que el cuerpo es tu enemigo y que tú tienes que liberarte de él y de sus apegos. Yo también sé que eres algo más que el cuerpo y que no hay necesidad de tener apegos; pero el amor no es apego, la compasión no es apego. Amor y compasión son absolutamente necesarios para tu cuerpo y su nutrición. Y cuanto mejor cuerpo tengas, mejor será la posibilidad de que tu consciencia se expanda. Es una unidad orgánica.

Se necesita en el mundo una educación totalmente nueva por la cual todos sean introducidos al silencio del corazón; en otras palabras, a la meditación, por la que todos sean preparados para ser compasivos con su propio cuerpo, pues a menos que seas compasivo con tu propio cuerpo, no podrás ser compasivo con ningún otro.

Tu cuerpo es el más gran misterio de toda la Existencia. Este misterio necesita ser amado. Ser íntimamente investigado, en sus misterios, en su funcionamiento.

Pero las religiones desdichadamente han estado absolutamente en contra del cuerpo. Esto te da una clave, una definida indicación de que si un hombre conoce la sabiduría del cuerpo y sus misterios, nunca se preocupará ni de los sacerdotes ni de Dos. Él habrá encontrado el mayor misterio dentro de sí mismo. Y en medio del misterio del cuerpo está el santuario mismo de tu consciencia.

Y en cuanto te das cuenta de tu consciencia, de tu ser, no hay Dios por encima de ti. Solamente esa persona puede ser respetuosa con otros seres humanos, con otros seres vivientes, pues ellos son tan misteriosos como ella misma –diferentes expresiones, variedades- lo que hace la vida más rica.

En cuanto un hombre encuentra la consciencia en sí mismo, ha encontrado la llave para el Absoluto. Aquella educación que no te enseña a amar tu cuerpo, que no te enseña a ser compasivo con él, que no e enseña cómo penetrar en sus misterios, no será capaz de enseñarte a entrar en tu propia consciencia.

El cuerpo es la puerta, el cuerpo es el pasaje. Y cualquier educación que no te enseñe esta materia –de tu cuerpo y consciencia- no sólo está incompleta, sino que es absolutamente perjudicial, pues continuará siendo destructiva. Es sólo el florecimiento de la consciencia dentro de ti lo que te protege contra la destrucción y lo que te da una tremenda urgencia de crear: crear más belleza en el mundo, más comodidad.

Por esto incluyo el arte como la segunda parte de la Academia. El arte es un esfuerzo consciente para crear belleza, para descubrir la belleza, para hacer tu vida más gozosa; para enseñarte a danzar, a celebrar.

Y la tercera parte es una ciencia creativa. El arte puede crear belleza, la ciencia puede descubrir la verdad objetiva y la consciencia puede descubrir la realidad subjetiva. Las tres juntas pueden hacer cualquier sistema de educación, completo. Todo lo demás es secundario; quizá útil para propósitos mundanos, pero no es útil para el crecimiento espiritual ni para llevarte a las fuentes del gozo, amor, paz y silencio. Y un hombre que no haya experimentado el éxtasis interior, ha vivido en vano, innecesariamente. Ha vegetado, se ha arrastrado desde el útero hasta la tumba, sin haber podido danzar ni cantar ni haber podido contribuir con algo al mundo.

Para mí, la persona religiosa es aquella que contribuye al mundo con algo de belleza, algo de gozo, algo de felicidad, algo de celebración, algo que no haya estado antes ahí. Algo nuevo, fresco; algunas flores más. Pero la religión nunca se ha definido del modo como yo la defino. Y todas las definiciones que las religiones han usado, han resultado ser totalmente erradas y distorsionadas. No han ayudado a la Humanidad a elevarse a las alturas del gozo, belleza y amor; han hundido a la Humanidad en la miseria y el sufrimiento. No te han enseñado a ser libre; por el contrario, te han impuesto toda clase de esclavitudes en nombre de la obediencia. ¿Obediencia a quién? Obediencia a los sacerdotes, obediencia a los que tienen dinero, obediencia a quienes tienen poder; en suma, obediencia a todos los intereses establecidos.

Una pequeña minoría ha estado esclavizando a la Humanidad entera durante siglos. Sólo una educación correcta puede transformar esta fea y enfermiza situación.

Mi idea de una Academia de las Ciencias Creativas, Arte y Consciencia es realmente, en otras palabras, mi visión de una religión verdadera. El hombre necesita un cuerpo mejor, más saludable; el hombre necesita un ser más consciente y alerta. El hombre necesita toda clase de comodidades y lujos que la Existencia está preparada para proporcionar.

La Existencia está lista para darte el Paraíso aquí, ahora. Pero tú continúas posponiéndolo; siempre lo dejas para después de la muerte. Mi intento es enseñarte que esto es el Paraíso; no hay ningún Paraíso en otra parte. Y no hay necesidad de prepararse para ser feliz. No se necesita una disciplina para ser amoroso, sólo mantenerte un poco alerta, un poco despierto, ser un poco comprensivo.
1   2   3   4   5   6   7

similar:

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconTraducido y revisado por: Enrique Rey Arufe y
«No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la transmisión de ninguna forma...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconRealice una lectura detenida de este poema e interprete, explicando...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconLa lectura de este libro defraudará a quien espere fáciles enseñanzas...
«tropieza» si tiene suerte? Este libro se basa en la primera premisa, si bien es indudable que la mayoría de la gente de hoy cree...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconSin nadie querido, á quién dedicar éste libro, en éste momento especial;...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconEl peor enemigo del hombre
«Es el mayor problema de la Humanidad», dicen ahora los mandatarios mundiales, dispuestos a subirse a un carro, el de la lucha contra...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconEste libro va dirigido al gran público y, por consiguiente, no se...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconLa versión cibernética de este libro es para poder llegar a los ojos...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconMe he esforzado en este pequeño libro fantasmal

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconTales son los perfiles que adopta, en este momento, la preocupación...

Este pequeño libro está, sin ninguna vergüenza, dirigido a la gente inteligente de este amenazado planeta. Es la visión de un hombre por una humanidad viable iconCapítulo 185 La fe acerca de la Humanidad de Cristo
«Jesucristo vino a este mundo para salvar a los pecadores» (1 Tim 1, 15), es necesario mostrar antes de qué manera el género humano...






© 2015
contactos
l.exam-10.com