Resumenes # 128 y 129






descargar 380.54 Kb.
títuloResumenes # 128 y 129
página5/11
fecha de publicación12.06.2016
tamaño380.54 Kb.
tipoResumen
l.exam-10.com > Derecho > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Si quiere que este correo llegue a otras instituciones o personas envÃenos el email a: eljoroponoticias@gmail.comTwitter @Eljoroponoticia




Responder | Responder a todos | Reenviar | Eliminar

Siguiente | Cerrar como no leido | http://mail.intercable.net.ve/skinfiles/interlink.net.ve/*/printletter.gif


Pedro Palma

Unificación cambiaria

autro image

14 de julio 2014 - 00:01

El gobierno ha planteado su intención de lograr una unificación cambiaria, lo cual es positivo, ya que las distorsiones y conflictos que genera el mantenimiento de cuatro tipos de cambio exige la implementación de un sistema cambiario más racional. Sin embargo, ese anuncio también ha generado expectativas e incertidumbres.¿Cuál es la unificación que se está buscando?,¿qué tan rápido desea lograrse?, ¿se intenta alcanzar un único tipo de cambio en un esquema de libre convertibilidad, o lo que se busca es unificar las tres tasas oficiales existentes pero manteniendo el control de cambios? Por lo que se ha dicho, parece que la segunda opción es la que se está considerando.

De ser así, y de tenerse éxito en la unificación de las tres tasas oficiales, pasaríamos a tener dos tipos de cambio, el oficial y el libre, no uno solo. Surge entonces otra pregunta, ¿a cuánto se va a unificar?, ¿será a un nivel cercano a 6,30 bolívares?, ¿a los 10,80 del sicad 1?,¿a los 50 del sicad 2?, ¿a un nivel intermedio, digamos 25 o 30 bolívares? No lo sabemos, pero lo que sí es cierto es que la decisión que se tome tendrá implicaciones muy diversas e importantes. Si se busca mantener la tasa de cambio en un nivel bajo para evitar el encarecimiento abrupto de los productos básicos, no se corregiría el grave problema de la sobrevaluación del bolívar. Eso mantendría la avidez por obtener divisas artificialmente baratas, lo cual potenciaría la escasez de moneda extranjera, la corrupción y la inoperatividad de los controles, además de mantener el divorcio entre la tasa libre y la oficial, lo cual avivaría la inflación.

Si, por el contrario, se busca unificar de manera inmediata o en un breve lapso en torno a los 50 bolívares por dólar, se generaría una disparada de los precios, particularmente de los alimentos y medicinas, creándose una escalada inflacionaria muy intensa, un tsunami cambiario, con consecuencias devastadoras para la población, particularmente para los más desposeídos, generándose peligros de erupción social y consecuencias políticas adversas.

La búsqueda de una tasa intermediano es una tarea fácil; ello implicaría, por una parte, una importante depreciación de la moneda que se destina a comprar dólares a 6,30, o incluso a 10 u 11 bolívares, lo cual generaría importantes encarecimientos de los productos básicos y, por la otra, un abaratamiento de los dólares del sicad 2, estimulando esto la demanda de divisas que hoy se adquieren en ese mercado. Estas consecuencias podrían mitigarse si se busca alcanzar la unificación de forma progresiva, haciendo que converjan las tres tasas oficiales paulatinamente hasta alcanzarse la tasa deseada en un lapso prudencial, digamos seis o nueve meses, permitiéndose luego ajustes periódicos de la misma.

En cualquier caso, el gobierno tiene que tener claro que el logro de una unificación funcional de las tasas oficiales dependerá en gran medida de que se disponga de los dólares suficientes para alimentar el mercado, no solo el controlado, sino también el libre, el cual  debe ser lícito, pues su ilegalidad lo que hace es presionar el tipo de cambio paralelo, separándolo del oficial, con lo cual se aviva el deseo de obtener dólares preferenciales y se alimenta la inflación.

Pero no solo de la oferta debe preocuparse el gobierno. Es crucial que se logre limitar substancialmente la demanda de divisas, tanto en el mercado controlado como en el libre, para lo cual es necesario limitar la cantidad de bolívares que se puedan canalizar al mercado cambiario. De allí la necesidad de que paralelamente se hagan esfuerzos para corregir los desequilibrios fiscales y monetarios que han dislocado la creación de dinero, a lo cual coadyuvaría el incremento de los ingresos de Pdvsa y del fisco que generaría un aumento del tipo de cambio oficial.

Más aún, es indispensable tener presente que la corrección de la cuestión cambiaria no puede atacarse aisladamente, tiene que ser parte de un ajuste integral que busque corregir los múltiples desequilibrios que hoy aquejan a la economía.

Caracas: Escrito el 11 de julio de 2014 y publicado en El Nacional el lunes 14 de julio.

Este artículo no apareció en la versión impresa del diario por escasez de papel.

palma.pa1@gmail.com

Tweeter: @palmapedroa

BELTRÁN HADDAD | 06:00 a.m.

Exterminio e impunidad

Los nazis llegaron a denominar “solución final” su operación de aniquilamiento del pueblo judío

Esa aspiración perversa de la cúpula sionista que gobierna Israel para borrar a Palestina a fuerza de exterminio en cada operación y el establecimiento de colonos para la ocupación ilegítima de territorios, es la mayor crueldad de estos tiempos vista con ojos de impunidad. Los nazis llegaron a denominar “solución final” su operación de aniquilamiento del pueblo judío. Hoy, el gobierno guerrerista de Israel, utilizando el más avanzado poderío militar, y con denominaciones similares a los nazis (como “Plomo Fundido” o “Margen Protector”), convierte a Gaza en campo de exterminio, igual que la Alemania de Hitler lo hizo con millones de judíos, entre ellos niños, mujeres y ancianos inocentes. Fue horroroso aquel holocausto y nadie se imaginó, a la caída del nazismo, que esa barbarie volvería a suceder entre seres humanos. Hace poco, se preguntaba un refugiado palestino: “¿Cuál es el error que hemos cometido los palestinos para tener que pagar el precio de los crímenes de aniquilación del pueblo judío cometidos por los nazis?”.

No se trata ahora del pueblo judío sometido a campos de concentración y muerte, sino de un Estado guerrerista con sus matanzas de niños palestinos, mujeres y ancianos en operaciones militares sistemáticas para la muerte y exterminio de un pueblo sitiado militarmente, colonizado territorialmente y prácticamente abandonado por el llamado derecho internacional. Los pueblos del mundo y los Estados verdaderamente democráticos, de derecho y de justicia, deben tomar conciencia de que estamos ante un nuevo holocausto en el sentido de una realidad asesina en busca del exterminio del pueblo palestino.

La ofensiva criminal que se inició el 7 de julio ha causado más de cien muertos e innumerables heridos, viviendas y escuelas destruidas, un pueblo acorralado, bloqueado y en zona de exterminio y, aun así, no falta el cinismo que habla del “acorralado Israel” o del “incesante apaleo a Israel” o que la entrada a Gaza por parte del Ejército israelí aumentará las pérdidas de civiles palestinos que son utilizados como escudos humanos. ¡Qué cinismo! La excusa inexistente para la muerte de inocentes, esa inocencia marcada en el rostro ensangrentado del niño muerto en su casa por la bomba de un avión israelí. Es hoy la masacre e impunidad en Gaza.

beltranhaddad@hotmail.com

 

¿Como caballeros o como lo que somos?

JOSÉ RAFAEL AVENDAÑO TIMAURY |  EL UNIVERSAL

lunes 14 de julio de 2014  12:00 AM

La frase del recordado Cantinflas la traigo a colación como algo muy serio y de ninguna manera jocoso. La entrevista hecha al alcalde de Baruta el pasado 6 de julio, publicada en El Universal, contiene los criterios definitorios para constatar los propósitos y el espíritu de cuerpo reinante del declarante y de la mayoría de los partidos e individualidades que conforman la MUD ¡De curules se trata! y por "allí van los tiros". Poco les importa que el CNE y las Salas  Constitucional y Electoral del TSJ permanezcan conformadas de igual manera a lo actual. Su estrategia consiste en ocupar el mayor número de asientos en la inútil Asamblea Nacional para proseguir con el esclarecido principio ideológico que los agrupa: "según vaya viniendo, así vamos viendo".

Todo indica también que los seguidores de la consigna "Asamblea Constituyente ya" están dispuestos a transitar por similar vía, especie de "horcas caudinas", de los mismos poderes.
  
Ambos sectores quieren jugar un partido de fútbol contra el equipo contrario cuyo árbitro es jugador efectivo, además dueño del balón y del cuerpo de seguridad interna que custodia el juego. Mayor torpeza y cinismo es imposible imaginar.
  
El alcalde -pésimo administrador municipal ya que como habitante del municipio me consta y lo palpo a diario- contó con mi voto  gracias a los acuerdos unitarios logrados en el pasado. Asoma de manera impúdica e inocultable ya, los deseos de los altos prebostes e individualidades pertenecientes a la MUD que están dispuestos a sacrificarse por la patria por un nuevo, reluciente y ornamental cambur parlamentario.
  
Desde hace algún tiempo estoy persuadido de que es hora de abortar de manera definitiva la gestación de una política equivocada puesta en marcha, entre gallos y media noche, que pone en riesgo mortal la salud de la República. El gobierno está y sigue interesado en arroparse con los pocos vestigios de legalidad y legitimidad que aún le quedan. Para ello cuentan con la trampa para atrapar -incautos unos y bribones otros- tontos útiles que siempre estarán dispuestos a prestarse al baboso juego. La típica miel para atrapar moscas o la zanahoria colocada delante del jamelgo para que arrastre la carreta.
  
En las recientes elecciones -nacionales, estatales y municipales- he participado con autodisciplina producto de convicciones  unitarias y votado por candidaturas que en lo personal no han gozado ni gozan de mi simpatía. He logrado sobreponer los intereses generales de una causa común por los particulares y no me arrepiento de ello, pese a determinadas conductas asumidas por algunos de los depositarios de mi voto.
  
Lo que no estoy dispuesto ahora es pecar por acción u omisión en políticas erradas que no tienen fundamento alguno y cuya finalidad se circunscribe a la satisfacción grosera de intereses subalternos. Invito a los venezolanos que padecemos del infortunio nacional a no dejarnos naricear por pseudo líderes, que desde ya y de manera tortuosa, lo único concreto que proponen es incrementar el número de parlamentarios. Que desde este mes de julio de 2014 al mes de diciembre de 2015 nos pongamos un pañuelo en la nariz y esperemos que el hedor se disuelva por los nuevos vientos que, utópicamente, piensan soplarán de manera antiséptica en la nación.
  
Me niego a votar por un nuevo diputado que permita el irrespeto continuo a su investidura porque carece de las agallas y la disposición de evitarlo ya que no discierne que ese irrespeto no es sólo inferido a su persona, sino al caudal de votos que lo llevaron al solio.
  
Me niego a creer en pajaritos en estado de gravidez y en que los cambios deseados van a ser concedidos de manera gratuita y en paz por un gobierno que irrespeta, viola y no cumple diariamente los preceptos constitucionales. Para ello se arropan con el poder milico como único argumento y medio de disuasión coercitiva.
  
Es hora que emulemos al chino que se paró desafiante ante el tanque de guerra en la principal plaza de Pekín. Estoy casi seguro de que en ese país no existe en su Carta Magna un texto parecido al artículo 350 constitucional.
  
Protestar de manera armónica y escalonada para que el gobierno convenga en transitar sin baches la vía constitucional con acciones concretas: modificación sustantiva del CNE, TSJ y demás órganos del poder ciudadano. Que la advertencia cívica se haga ostensible desde los barrios, urbanizaciones y centros de trabajo de manera progresiva, como una ola, a nivel municipal, estatal y nacional. Convocatorias a paros breves en las actividades cotidianas de la sociedad y/o negativa a cancelar los impuestos nacionales de marzo de 2015 al Seniat. Serían actos de reparo cívico, avalados por el contenido del citado 350 CN, hasta que se produzca la nueva interpretación de la Sala Constitucional.

cheye@cantv.net

@CheyeJR

http://avendanotimaury.tk/
MARIADELA LINARES | 06:00 a.m.

La salida se cerró

Creemos que quienes hoy critican el proyecto golpista se abstuvieron de condenarlo con contundencia

Han tenido que transcurrir cinco meses para que finalmente comiencen a escucharse críticas en el seno de la oposición a aquella inexplicable reacción violenta que condujo a los grupos más radicales a enrumbarse hacia un callejón ciego.

Si, en su momento, esos voceros oposicionistas, incluyendo a su ex candidato presidencial, hubieran tenido el coraje de enfrentar a quienes lideraron esa aventura conspirativa que denominaron “la salida”, el costo de esa macabra experiencia habría resultado mucho menor. No olvidemos que no fueron pocos los jóvenes que se sumaron a las manifestaciones, convencidos como les hicieron creer de que la suya era una acción respaldada por todos los sectores que adversan al Gobierno. Fue cobarde no decir en esa oportunidad que no estaban de acuerdo. Creemos que quienes hoy critican el proyecto golpista se abstuvieron de condenarlo con contundencia, por si acaso la acción obtenía algún efecto y hacía tambalear al Gobierno. No quisieron quedarse fuera.

Lo mismo pasó en el año 2002. Al festín de Carmona asistió todo el que quería ser visto en la celebración. Después lo negaron. Iban pasando por ahí y se asomaron por curiosidad. Dicen que solo firmaron una lista de asistencia, no un aval a un golpe. Ahora, “el loco de carretera”, como lo llamó alguien del lado opositor que entendió la insensatez de la aventura, está preso y, además, solo. Nadie lo acompaña en su barranco. Demasiada soberbia de su parte haber creído que saldría victorioso y no previó que la derrota siempre es huérfana.

En estos tiempos difíciles para el país, siguen sin aparecer los venezolanos de buena voluntad dispuestos a prestar sus consejos, sus críticas sanas, para aportar en el proceso de sacarnos del hoyo en el que nos hemos sumergido. Esta Venezuela que hoy somos, con sus carencias y sus errores, es el producto del concurso de todos nosotros. Por acción o por omisión, todos tenemos responsabilidad en nuestro presente. Pero se requiere dignidad, valor y honestidad para admitir que unos hicieron lo posible por empujarnos al hueco y otros han sido poco efectivos en evitarlo. La oposición nunca tendrá salida mientras un Andrés Velásquez y una María Corina Machado aparezcan juntos en una foto.

Cada uno de ellos es, históricamente, la negación del otro. La contradicción la cargan encima como una rémora.

Mlinar2004@yahoo.es


¿Quién confía en Venezuela?

LUIS OLIVEROS |  EL UNIVERSAL

lunes 14 de julio de 2014  12:00 AM

La Cepal publicó recientemente que Venezuela recibió en los primeros 9 meses del año 2013 $3.649millones en Inversión Extranjera Directa (IED). Fuimos el único país del informe que no presentó la data del año 2013 completa (el BCV violando su propia ley dejó de publicar datos importantes como la Balanza de Pagos del últimos trimestre de 2013 y del primero del 2014 al igual que el PIB, la escasez de varios meses, etc.).

Toda América Latina y el Caribe recibieron en 2013 en IED casi $185millardos, con lo cual la participación de Venezuela fue de apenas el 2%. Y eso que somos el país del mundo con las mayores reservas petroleras del mundo, estamos en pleno boom petrolero y supuestamente somos un país blindado en el plano económico. La situación de Venezuela con esta variable es tan lamentable que el total de lo obtenido entre 1998 y el 1er trimestre de 2013  es muy parecido a lo que han recibido en solo 1 año países como México, Chile, Brasil, Perú o Colombia.

En su informe, la Cepal hace el desglose, comentando que la mitad de la IED recibida por nuestro país se debió a "reinversión de utilidades" y la otra mitad "a préstamos entre compañías", ya que "no hubo prácticamente inversiones de capital". Saquemos algunas cuentas:

Aproximadamente $1.825millones de la "inversión extranjera" que recibió el país vino de que las empresas reinvirtieron sus utilidades, ¿por qué lo hicieron?, ¿por qué realmente veían oportunidades en el país?, obviamente no, la razón sencillamente es que no pudieron repatriar dividendos y se vieron obligados a "reinvertirlos" aquí. Otro punto importante: ese monto resulta de pasar una cantidad de bolívares a la tasa oficial de Bs. 6.3/$, ¿qué creen ustedes que le pasaría a esa cifra si le aplicamos una tasa más "realista"?. Los otros $1.825millones ocurrieron por préstamos entre compañías, las cuales han podido utilizar ese dinero para adquirir activos (por ejemplo apartamentos, oficinas, edificios) como mecanismos de cobertura ante el cerco cambiario y la elevada inflación.  

¿Quién se siente cómodo invirtiendo en Venezuela?, ya ni los chinos lo están, colocando peros y condiciones en los documentos de los créditos que nos aprueban (se han convertido en nuestro FMI personal). En un país con un problema cambiario tan grave, con nula seguridad jurídica, legislación laboral anacrónica, inflación galopante, alarmante corrupción, niveles elevados de violencia y escasez grave de instituciones muy pocos pueden sentir incentivos serios para arriesgarse a colocar su dinero aquí. Innumerables son los estudios que existen sobre lo que significa invertir en Venezuela (en todos aparecemos en los últimos puestos).

La IED sería una excelente manera de paliar parte de la caída de las exportaciones petroleras, en tener una entrada de divisas interesante y en diversificar proyectos de inversión, sin embargo el actual gobierno y su modelo político alejan toda posibilidad de IED.   

Luis_cesar_13@yahoo.com
 
@luisoliveros13

 
Maduro, se te acabó el Mundial

FÉLIX R. CHACÓN |  EL UNIVERSAL

lunes 14 de julio de 2014  12:00 AM

En los meses previos al Mundial 2014 el gobierno venezolano jugaba un partido complicado pero que para el cual contaba con muchas más fortalezas, estrategias, recursos, astucia y despiadado manejo de los faos, en comparación a su débil contendor que entró a la cancha más solo que la una, con un balón de trapo, sin zapatos, sin canilleras, con árbitros y hasta hinchas en contra, no obstante más seguro que Luis Pinto en sus objetivos.

Pero llegó el Mundial y le compró al gobierno ese extratiempo que le sacó las patas del barro y justo antes del novantesimo minuto le brindó el tan buscado respiro necesario en la cancha antes de que a lo Neymar  a lo Messi a lo Robben, los estudiantes, la ciudadanía, la salida se desprendiera y le metiera el gol. El gobierno pudo como en el boxeo, recostarse de las cuerdas, porque no estaba noqueado pero sí comenzando a boquear y en su esquina lo ayudaban a aparentar lo contrario.
Tuvo suerte de que las gradas estuvieron entretenidas por un mes, frente a sus televisores pantalla plana de pulgadasn y súper high definition, cortesía indirecta de Daka, JVG, etc., a las que dejaron sin inventarios. Y así como el tráfico desaparecía cada vez que había partido, asimismo desapareció la sensación de SIDI (Sensación Inminente de Desastre Inescapable) que acecha aún más desde que se produjo el cambio de presidente.

En su eterna receta de pan y circo para el pueblo es de esperar el anuncio para incluir un mundialito venezolano perenne que saque a la gente de las calles y las refugie en sus family entertaiment rooms, mientras aún cuentan con algo de energía eléctrica, y unas cuantas cervecitas que todavía se consiguen por ahí.

Finalizado el Mundial, el gobierno deberá recurrir a otro show so pena de que la realidad lo aplaste. Los estrategas, asesores, socios, la izquierda mundial, y cuanto bicho a tenido que ver con estos terribles 15 años, no le aconsejaron que se cuidara del mediocampista italiano-dominicano-venezolano, quien apenas hace unas semanas le metió un autogol. Tampoco le advirtieron que era mejor devaluar, subir la gasolina, incrementar impuestos, entre partido y partido mientras el pueblo vestía las camisas de sus equipos preferidos y se abstraían de su triste realidad.

Comienza un nuevo tiempo, indefinido pero con las gradas vacías. Las fanaticadas volverán a sus desgraciadas vidas, a ver si regresan a sus casas sanos y  salvos, si consiguen algo de lo que buscan, a su precaria cotidianidad. Esa que entre juego y juego, tercamente y muy a pesar del gobierno se asomaba para decirles, aquí estoy en las calles de Barquisimeto, Mérida, Puerto Ordaz, en las cárceles y morgues del país, en el HCU, en las farmacias, en las colas interminables, en sus devaluados sueldos.

El partido luce que terminará 7 a 1, y hasta los que aún dicen vestir tu camisa se cantarán ellos mismos un sonoro "Oooole".
Maduro, se te acabó el Mundial.

frcintyahoo.com    

@CHACONSAN

Ildemaro Torres

Ahora peor

autro image

14 de julio 2014 - 00:01

Siguiendo el curso de nuestra existencia a través de vivencias personales, experiencias grupales, contactos a escala nacional o mayores, podemos evaluar circunstancias en sus logros positivos o si fallidas; para ello contamos además de lo individual, con lo que nos llega de diversas procedencias y por distintos medios, como acuerdos, dictámenes, noticias. Es particularmente interesante cuán útiles pueden sernos por reveladores, los ejercicios comparativos de lo propio con lo ajeno. Abundan los ejemplos ilustrativos y me referiré a uno de ellos en particular, que hace años comenté.

En 1978, en la ciudad soviética de Alma-Ata, una asamblea de la Organización Mundial de la Salud acordó e hizo pública la meta “Salud primaria para todos en el año 2000”; y los expertos allí reunidos la definieron como “el saneamiento ambiental que le garantice a la población adecuado suministro de agua potable y eficiente drenaje de excretas, una nutrición apropiada en cuanto a que su tenor de proteínas y calorías responda a los requerimientos humanos básicos, asesoría en planificación familiar, y programas de inmunización que alejen los riesgos de contraer determinadas infecciones”.

A su vez la Organización Panamericana de la Salud puso en términos más categóricos el planteamiento y estableció que, idealmente, para la fecha señalada, la totalidad de los niños menores de 1 año debería estar vacunada contra todas las enfermedades infectocontagiosas, y que la mortalidad infantil de ningún modo debería exceder para entonces la cifra de 30 defunciones por cada 1.000 niños nacidos vivos. La OMS, tal como la Unesco en el campo cultural, al formular principios como el de Alma-Ata los refiere a todos los pueblos del mundo. La proposición y su aprobación e inducción a aplicarla, fueron informadas al ámbito internacional.

Para nosotros en Venezuela, lo propuesto parece haber quedado congelado en el tiempo –tan remoto como el punto geográfico en que fue acordado– y carecer de significado, a juzgar por la realidad que nos salta a la cara y como cifras estadísticas que, aunque no confiables, son sin embargo suficientes y crudas evidencias de nuestro atraso.

Hemos sido testigos de múltiples casos de sífilis, del retorno en grande del paludismo, y hasta epidemias de dengue hemorrágico como información destacada de los diarios. Pero no menos preocupa que al lado de esa patología noticiosa existe otra, incorporada en nuestro medio a una triste rutina de mal vivir: la de la desnutrición y la gastroenteritis, que arrastran con ellas numerosas víctimas infantiles.

Y cabe preguntar, qué es de nosotros si aun hoy constatamos la inexistencia  de acueductos en muchos pueblos, la existencia de lugares en el país sin centros asistenciales y ni siquiera caminos vecinales, la imprevisión e ineficiencia de las autoridades sanitarias, la falta o  encarecimiento de los medicamentos, la arruinada producción agrícola, el deterioro del ecosistema y de la higiene ambiental por la basura y cloacas abiertas, las altas tasas de desempleo, el agravado problema habitacional y la falsa gratuidad de la atención médica en los hospitales públicos, al verse conminados los pacientes a llevar la sábana para la cama, los cubiertos con los que van a comer y los remedios con que los van a tratar. Un recorrido por la geografía venezolana y una incursión en la vida de su población, distan de revelar un paraíso infantil; constatación aún más cruda cuando se pasa de las cifras a la realidad cotidiana. Tienen sí el buen cuidado de que la población no llegue a percibir que la salud no es una dádiva oficial, ni un regalo generoso del régimen, sino que ella es un derecho humano y que es obligación del Estado garantizársela.

Elías Pino Iturrieta

Es de orden de doña Luisa

autro image

13 de julio 2014 - 00:01

En 1857, aparte de las primeras fotografías del paisaje venezolano, un polaco llamado Pal Rosti dejó un curioso relato de su paso por Venezuela, Memorias de un viaje por América, repleto de pormenores sobre las costumbres locales. No solo salía con la carga que necesitaba para captar imágenes pioneras, sino también con una libreta en la que anotaba las cosas que llamaban su atención. A la hora de ponerse a escribir se detuvo en la influencia que ejercía la esposa del presidente de la república, José Tadeo Monagas, pues le pareció especialmente exagerada. Gracias al temor que provocaba la mención de su nombre, aseguró Rosti, la primera dama logró adquirir una fortuna que llegó a sumar 20.000 dólares acumulados en la gestión de bonos de la deuda pública. Si un gestor decía las palabras mágicas –“Es de orden de doña Luisa”– la señora se ganaba unos centavos.

Las memorias de Núñez de Cáceres abundan en noticias de esta ralea, propias de la especie de monarquía campestre que fundaron los hermanitos José Tadeo y José Gregorio. Establecieron un predominio de la parentela que logró continuidad a través de la influencia de los vástagos de los dos ilustres personajes, José Ruperto y Domingo, que dieron faena a la república aun después de la devastación de la Guerra Federal, hasta el extremo de lograr que se dividiera la sociedad en facciones de “ruperteños” y “domingueros”, motes que remiten a un estado de postración de principios cívicos que ha sido difícil de superar.

De cómo permaneció tal declive da cuenta la escena representada por Guzmán cuando inició los trabajos para levantar la estatua ecuestre del Libertador en la plaza principal de Caracas. No protagonizó un capítulo burdo como el de sus predecesores, pero en los alardes de modernidad que encarnaba se repitió el hábito de mezclar lo público con lo privado y lo nacional con una sagrada estirpe: acompañado de doña Ana Teresa y de sus querubines, en el foso sobre el cual se fabricaría el pedestal de bronce colocó su retrato y el retrato de su padre, el viejo Antonio Leocadio. ¿No refrendaba así, en majestuosos términos, el nexo entre las prerrogativas de la sangre que detentaba el poder y los intereses de la patria liberal? Uno usualmente se fija en la intromisión de doña Jacinta en los asuntos públicos, dejando de lado un suceso como el abocetado, no en balde la mujer del presidente Crespo actuó después con descaro en la provisión de ministerios y en la distribución de favores, sin la filigrana usada por el Ilustre Americano para dejar constancia de cómo se batía de veras el cobre en el alto mando.

Del gomecismo provienen evidencias sobradas de cómo se prolongó sin simulaciones la monstruosa situación, hasta el extremo de que ejercieran la Presidencia de la República y las vicepresidencias el jefe del clan, su hermano y su hijo mayor. No se repitió semejante escándalo en los tiempos de la democracia representativa, pero el poder ejercido por las señoras Blanca Ibáñez y Cecilia Matos, parejas de los presidentes Lusinchi y Pérez, da cuenta de cómo permaneció y causó perjuicio a los asuntos públicos el vínculo estrenado durante el monaguismo. Lo descrito no vino a cuento para hacer un ejercicio inocuo de memoria, sino para tratar de observar entre todos cómo la situación no ha dejado de presentarse en la actualidad sin los maquillajes capaces de ocultar cicatrices y arrugas.

La privanza de los padres y de los hermanos del desaparecido presidente Chávez demuestra la continuidad de una desviación de valores como las anteriores, a menos que consideremos que su inamovilidad en las alturas del poder se deba a la brillantez de cualidades intelectuales y al cúmulo de sacrificios que los adornan. Lo mismo sucede con el predominio de sus descendientes, cuya rutilante perduración, hasta el extremo de usar como domicilio la residencia reservada a los jefes del Estado, obedece al detalle de ser hijos del papá. De lo cual se desprende el hecho de cómo el cacareado socialismo del siglo XXI, sin que necesariamente se hable ahora de negocios turbios como alguno que ya provoca murmuraciones, ni siquiera ha sido capaz de distanciarse de los deplorables tiempos de doña Luisa Monagas.

epinoiturrieta@el-nacional.com

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Resumenes # 128 y 129 iconBibliografía 129

Resumenes # 128 y 129 iconPoesía 129 – IX, por Roberto Juarroz

Resumenes # 128 y 129 iconRecursos: grupos y sistemas de apoyo 128

Resumenes # 128 y 129 iconRecursos: grupos y sistemas de apoyo 128

Resumenes # 128 y 129 iconAño 3 No. 129 Miami 15 de junio de 2011. Comentarios y correspondencia

Resumenes # 128 y 129 iconD. O. C. M. Núm. 128 Fasc. II 20 de junio de 2008 20271

Resumenes # 128 y 129 iconTristán Bauer – Argentina / Cuba – Documental Histórico – 129 minutos

Resumenes # 128 y 129 iconEl nuevo artículo 129 de la ley hipotecaria. Impresiones y anotaciones apresuradas

Resumenes # 128 y 129 iconPlan Constituyente de la Nación. Programa de Trabajo. Misión Constitucional 128

Resumenes # 128 y 129 iconLista 128. Libros de Etnografía, Antropología, Sociología y otras disciplinas afines






© 2015
contactos
l.exam-10.com