Nuevos productos prometen facilitar la vida






descargar 116.13 Kb.
títuloNuevos productos prometen facilitar la vida
página1/2
fecha de publicación11.06.2016
tamaño116.13 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2
Section 2 - Los Americanos aceptan una cultura de consumo

 ¿Qué tal su aliento hoy?” preguntaban con frecuencia los anuncios de Listerine de la década de 1920. “No se engañe… la halitosis le hace impopular”. El anuncio mostraba, por ejemplo, una sofisticada pareja deslizándose frente a frente por una pista de baile. El mal aliento no parece ser problema para ellos. Sea como ellos, el anuncia parece decir. “La halitosis no se anuncia. Pocas veces se da cuenta uno de que la tiene. Las personas consideradas eliminan toda posibilidad de desprender un desagradable olor al… enjuagar… con Listerine. Todas las mañanas. Todas la noches”.

En 1914 Listerine se introdujo como el primer enjuague bucal sin receta médica. Hasta entonces, pocas personas habían pensado mucho en el mal aliento. Los anuncios de Listerine cambiaron la situación. De repente, la gente empezó a preocuparse por la “halitosis”— un término médico poco conocido para el mal aliento que popularizaron los fabricantes de Listerine.“La halitosis no perdona a nadie”, avisaban los anuncios. “Lo insidioso [calladamente dañino] que tiene es que puede que usted mismo nunca se dé cuenta de tenerlo”. Las ventas de Listerine se dispararon. En sólo siete años, los ingresos por ventas del producto ascendieron a millones de dólares—todo gracias al poder de la publicidad.

Nuevos productos prometen facilitar la vida


El anuncio de Listerine encerraba una promesa: Use Listerine todos los días y su vida mejorará. Durante la década de 1920 los fabricantes de otros nuevos productos repetían promesas de este tipo en anuncios de radio, revistas y periódicos. Con ello ayudaron a crear una nueva cultura de consumo. Ésta es una cultura que considera el consumo de grandes cantidades de mercancías como beneficioso para la economía y una fuente de felicidad personal.

Las ideas para algunos nuevos productos surgieron de mentes brillantes. Por ejemplo, George Washington Carver fue el primero en crear nuevas mercancías basadas en productos agrícolas. Carver fabricó más de 300 productos a base de cacahuates (maní), incluyendo polvos para la cara, tinta de imprenta y jabón. También creó más de 75 productos a base de nueces (pacanas) y más de 100 productos a base de camotes (ñames), como harina, betún para el calzado y dulces. “Todas las cosas revelan sus secretos si uno las ama lo suficiente”, dijo Carver de su trabajo con plantas humildes.

En 1919 Charles Strite inventó la tostadora mecánica porque estaba cansado de que le sirvieran tostadas quemadas en la cantina de una empresa. El aparato fue un gran éxito. Con una inversión de 7 dólares en un ventilador eléctrico, cubetas de agua salada y trozos de hielo, Clarence Birdseye inventó un proceso para la rápida congelación de alimentos frescos en 1923.

La electrificación de las viviendas aceleró la introducción de una gran cantidad de nuevos aparatos domésticos. Las aspiradoras eléctricas facilitaban la limpieza. Las lavadoras y planchas eléctricas revolucionaron el día de lavar la ropa. La preparación de la comida se hizo más fácil con refrigeradores y estufas eléctricas.


La Publicidad aumenta la demanda del consumidor


Nuevos tipos de anuncios creaban demanda por estos nuevos productos. Ya no bastaba con decir lo que era el producto y por qué era bueno. Ahora los publicistas usaban psicólogos para adaptar sus anuncios a los deseos y el comportamiento de la gente. En 1925 el economista Stuart Chase observó:

La publicidad da cierta ilusión, cierta sensación de evasión en una era de las máquinas. Crea un mundo de ensueño: sonrientes caras, brillantes dentaduras, cutis de colegiala, pies sin callos, ropa interior larga que queda perfecto, distinguidos cuellos, pantalones sin arrugas, alientos sin olor… potentes motores, llantas sin pinchazos, … platos que se lavan solos.

—Stuart Chase, “The Tragedy of Waste” (“La Tragedia del desperdicio”), The Atlantic Monthly, 1925

Las empresas descubrieron que, al cambiar de modelo con frecuencia, podían inducir a los consumidores a comprar sus mercancías más a menudo. Las mujeres ya habían aceptado que cada año las faldas se llevaran más largas o más cortas que el año anterior. Ahora la práctica de introducir nuevos modelos todos los años se extendía a mercancías que se suponía iban a durar mucho tiempo, incluyendo automóviles, muebles y aparatos domésticos. Los publicistas trabajaban en paralelo con las empresas para convencer a los consumidores de la importancia de mantenerse al día. El comprar el último modelo, incluso si uno no lo necesitaba, se convirtió en señal de prestigio.

Bruce Barton era el publicista más famoso de la época. En 1925 publicó un libro titulado The Man Nobody Knows (El Hombre desconocido).En él elogió a Jesucristo como el fundador de una exitosa empresa, diciendo: “Recogió a doce hombres del fondo de la escala comercial y con ellos formó una organización que conquistó el mundo”. Para Barton, “Jesucristo era un verdadero ejecutivo… un gran publicitario. Las parábolas son los mejores anuncios de todos los tiempos”. El “irreverente” y controvertido libro de Barton encabezó la lista de bestsellers de no ficción en 1925, con la venta de más de 750,000 ejemplares para 1928.


Los Americanos empiezan a comprar ahora y pagar después


A finales de la década de 1920, los americanos alcanzaron el nivel de vida más alto del mundo. Aun así, muchos consumidores no podían comprarse todas las mercancías que deseaban o creían necesitar. Un motivo de esto es que con frecuencia los nuevos productos costaban mucho más que los productos más viejos que reemplazaban. Una lavadora eléctrica costaba mucho más que una tabla de lavar tradicional. Éste también era el caso de una rasuradura eléctrica en comparación con una maquinita de afeitar.

La extensión del crédito permitió a los consumidores comprar lo que deseaban incluso cuando no disponían de dinero suficiente. El crédito es un arreglo para comprar algo ahora con dinero prestado e ir pagando el préstamo poco a poco. Antes muchos americanos habían creído que era vergonzoso pedir prestado dinero para comprar bienes de consumo. Las personas ahorrativas juntaban el dinero necesario y pagaban al contado. Sin embargo, para la década de 1920 esta frugalidad empezó a parecer anticuado.

El crecimiento de la compra a plazos hizo posible la compra de mercancías a crédito por parte de los americanos. En las compras a plazos, el comprador paga una cuota inicial para comprar el producto. El vendedor le presta al comprador el resto del precio de la compra. Después el comprador paga el préstamo en plazos mensuales. Si el comprador deja de hacer pagos antes de que se pague el préstamo, el vendedor puede recuperar el producto.

Para finales de la década de 1920, más o menos el 15 por ciento de todas las ventas al por menor se realizaban a plazos. Esto incluía alrededor de tres de cada cuatro radios y seis de cada diez automóviles. El comprar a crédito era tan fácil que los americanos empezaron a creer que los buenos tiempos durarían para siempre.

Section 3 - Los Americanos empiezan a viajar por el aire y las carreteras

El 20 de mayo de 1927 un desconocido piloto de correo aéreo despegó de Minnesota en un viaje extraordinario. Charles Lindbergh competía por el Premio Orteig por 25,000 dólares por el primer vuelo sin escala de la Ciudad de Nueva York a París. Llevaba sándwiches, dos cantimploras con agua y 451 galones de combustible. Lindbergh se topó con nubes de tormenta y espesa niebla que lo obligaron a veces a pasar casi rozando las olas del mar. El sol se ponía cuando se acercó a Francia. Después escribió:

Vi las luces de París por primera vez poco antes de las 10:00 P.M. … y unos minutos después sobrevolaba en círculo la Torre Eiffel a una altitud de unos cuatro mil pies… Las luces de Le Bourget [campo de aviación] se veían claramente… Pude divisar largas filas de hangares, y las carreteras parecían estar atestadas de automóviles.

—Charles Lindbergh, The Spirit of St. Louis (El Espíritu de San Luis), 1953

Cuando Lindbergh aterrizó, 100,000 personas esperaban para recibirlo. De la noche a la mañana se había convertido en la persona más famosa de la década. El hecho de que a “Lucky Lindy” (“Lindy el Afortunado”) no parecía importarle esta adulación le granjeó el cariño del público.


Los Aviones dan alas a los americanos


Los aviones habían demostrado su utilidad durante la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra, el gobierno estadounidense ofreció a la venta miles de aviones de combate excedentes a precios de oferta.Estos aviones hechos de madera y lona no eran muy seguros. Aun así, muchas personas que habían servido como pilotos durante la guerra compraron estos aviones y los usaron para un peligroso estilo de aviación llamado barnstorming.

Pilotos acrobáticos recorrían el país montando osados espectáculos aéreos en ferias rurales y otros espectáculos. Enloquecían a los espectadores haciendo que el avión diera vueltas de campana y vueltas en espiral en el aire. Los “wing walkers” (los que caminan en las alas) se jugaban la vida caminando del extremo de un ala al otro de un avión en vuelo. Muchos de los aviones se estrellaban y gran número de pilotos acrobáticos resultaban muertos. Lindbergh era uno de los afortunados pilotos acrobáticos que vivieron muchos años.

El Servicio Postal de los Estados Unidos también compró aviones militares excedentes para el transporte de correo entre unas cuantas grandes ciudades. La primera ruta de correo aéreo transcontinental se inauguró entre Nueva York y San Francisco en 1920. El correo aéreo estimuló enormemente el desarrollo de la aviación comercial. Mientras tanto, ingenieros se esforzaban por diseñar aviones de transporte más seguros y poderosos. Para 1926, Henry Ford producía un avión construido totalmente de metal y propulsado por tres motores en lugar de uno.El Tri-Motor de Ford podía transportar 10 pasajeros a una velocidad de 100 millas por hora.

En los primeros días de la aviación, los pilotos se convertían en celebridades. Aficionados llenos de admiración recibieron a Lindbergh a su regreso de Francia con un desfile triunfal en la Ciudad de Nueva York, tirándole 1,800 toneladas de cinta de teleimpresora [de corredores de Bolsa] y confeti. En 1932 Amelia Earhart se convirtió en la primera mujer en atravesar sola el Atlántico en avión. El Congreso le concedió la Cruz de Vuelo Distinguido (Distinguished Flying Cross). En la ceremonia de condecoración dijo que su vuelo había demostrado que los hombres y las mujeres eran iguales en “tareas que requieren inteligencia, coordinación, rapidez, serenidad y voluntad”.


El Automóvil le da nueva forma a la vida americana


Al hacer asequibles los automóviles, el fabricante de automóviles Henry Ford había cambiado la forma de vivir de los americanos. Los automóviles se convirtieron rápidamente en más que un medio de transporte más. Los automóviles les daban a las mujeres y a los adolescentes una nueva sensación de libertad. Puso fin al aislamiento de los agricultores. Hizo que los viajes a lugares distantes fueran agradables. Para finales de la década de 1920, los americanos poseían más automóviles que tinas. Como explicó una mujer: “No se puede ir al centro en una tina”.

El automóvil cambió los lugares de residencia de los americanos. Los trabajadores urbanos ya no tenían que vivir a poca distancia a pie de su lugar de trabajo o cerca de una línea de tranvías para llegar al trabajo. Los barrios de las afueras empezaron a extenderse en torno a las ciudades conforme a la gente le resultaba más fácil viajar en automóvil ida y vuelta al trabajo. En la década de 1920, por primera vez en la historia de la nación, los barrios de las afueras crecieron más rápido que las ciudades.

Antes de que los automóviles se hicieran comunes, la mayoría de las carreteras eran caminos de tierra. A veces cuando llovía, los automóviles se hundían en barro hasta los cubos (rines). Con frecuencia los automovilistas tenían que esperar durante varios días hasta que se secara el lodo antes de poder seguir su camino. La Ley Federal de Carreteras (Federal Highway Act) de 1916 animó a los estados a crear departamentos de carreteras para tratar este problema. El Congreso aprobó otra ley de carreteras en 1921 para financiar la construcción de carreteras.

A medida que las carreteras se extendían poco a poco por el continente, se establecieron nuevos negocios en sus orillas. Gasolineras, cafeterías, campings y moteles surgieron para satisfacer las necesidades del automovilista. Con frecuencia se veían vallas publicitarias en los bordes de las carreteras. Al mismo tiempo, aumentó el número de víctimas de accidentes. El número de muertos anuales como consecuencia de accidentes automovilísticas aumentó de menos de 5,000 antes de la década de 1920 a más de 30,000 para la década de 1930. El historiador Frederick Lewis Allen observó todavía otro cambio ocasionado por el automóvil:

La edad del automóvil trajo un problema de estacionamiento que se solucionaba una y otra vez y después necesitaba volver a solucionarse. Durante los primeros años de la década de 1920, los conductores que dejaban sus automóviles en estaciones de ferrocarril de las afueras los estacionaban al principio en el borde de la entrada de la estación; después, necesitaban un estacionamiento especial, y dentro de poco, un estacionamiento más amplio, y en su debido momento, uno incluso más grande—y cuanto más crecía el estacionamiento, más personas querían usarlo.

—Frederick Lewis Allen,

The Big Change (El Gran cambio), 1952

Section 4 - Los Medios de comunicación dan forma a la cultura popular

 

Los fervientes admiradores de la estrella de cine Rudolph Valentino lo llamaban el “Gran Amante”. Cuando murió de repente a los 31 años de edad, más de 100,000 personas bordearon las calles de la Ciudad de Nueva York para presenciar su funeral. Fue una asombrosa despedida para un inmigrante italiano que había llegado a Nueva York como adolescente en 1913. También era una señal de que Valentino había llegado a formar una parte importante de la cultura popular de su país adoptivo. La cultura popular es la cultura de la gente común e incluye su música, arte, literatura y diversiones. Industrias que difunden información e ideas, sobre todo los medios de comunicación de masas, le dan forma a la cultura popular.


La Prensa lleva la cultura popular a un público nacional


Hacía mucho tiempo que los periódicos y revistas eran fuentes de información para los americanos. Durante la década de 1920, la cantidad de material impreso disponible aumentó muchísimo. Para 1929, los americanos compraban más de 200 millones de números al año de revistas populares de circulación nacional como el Saturday Evening Post, Ladies’Home Journal, Reader’s Digest y Time.

Conforme aumentaba la circulación de las revistas, cada vez más personas leían los mismos artículos, se enteraban de los mismos acontecimientos y veían las mismas ideas y modas. Como resultado, empezó a formarse una cultura popular común en todas las regiones de los Estados Unidos. Al mismo tiempo, diferencias regionales que una vez habían dividido a los americanos empezaron a perder importancia.

La Radio da voz a la cultura popular


La radio irrumpió en la escena americana en la década de 1920. Al igual que los periódicos y las revistas, la radio era un medio de comunicación de masas capaz de llegar a un público muy numeroso. De repente la cultura popular tenía voz.

Se cree que la emisora de radio KDKA de Pittsburgh, Pensilvania, es la primera emisora comercial. Cuando transmitió los resultados de las elecciones presidenciales de 1920, la gente empezó a vislumbrar lo que podía hacer este nuevo medio de comunicación. Como resultado, las ventas de radios dispararon.

El pionero de la radio David Sarnoff tuvo un gran impacto en el desarrollo de la radiodifusión. Sarnoff, inmigrante judío de Rusia, empezó a trabajar para la Compañía de Telegráfos Inalámbricos Marconi (Marconi Wireless Telegraph Company) en 1906. Al principio, la radio se llamaba “inalámbrica” porque recibía señales por el aire en vez de por alambres conductores, como el teléfono. El 14 de abril de 1912 Sarnoff recibió por casualidad un mensaje transmitido a la ciudad de Nueva York por barcos en alta mar. Decía “Titanic chocó contra iceberg, hundiéndose rápidamente”. Durante las siguientes 72 horas, permaneció en su puesto, transmitiendo los nombres de los sobrevivientes a ansiosos familiares mientras se desarrollaba el desastre en el mar.



En 1919 la Corporación de Radio de América (RCA por sus siglas en inglés, Radio Corporation of America), una empresa fabricante de radios, compró la Inalámbrica Marconi. Sarnoff se dio cuenta de que para que la RCA vendiera muchos radios, tenía que invertir dinero en programación que a la gente le gustaría oír. Pero esta idea no era fácil de promover. “La caja de música inalámbrica no tiene valor comercial imaginable”, argumentaban otros. “¿Quién pagaría por un mensaje enviado a nadie en particular?” Para demostrar que estaban equivocados, Sarnoff organizó la transmisión del combate de boxeo entre Dempsey y Carpentier en 1921. La reacción del público ante este acontecimiento confirmó la capacidad de la radiodifusión para llegar a grandes cantidades de personas.

Luego Sarnoff propuso que la RCA formara una red de radiodifusión nacional. Veía esta red como un conjunto de emisoras de radio de todo el país que compartirían programación. Su propuesto llevó a la formación de la Sociedad Nacional de Radiodifusión (National Broadcasting Company, o NBC, por sus siglas en inglés). Mucho después, Sarnoff aplicó su visión a otro medio de comunicación— la televisión. En 1941 la NBC hizo la primera emisión televisiva comercial. Para ese entonces, Sarnoff era presidente de la NBC, donde era conocido de todos como “el General”.

Dentro de poco. la gente llegó a esperar que las emisoras de radio transmitieran noticias nacionales, como las elecciones. Muchas emisoras también llevaban a sus oyentes comentarios jugada a jugada de las competencias deportivas. Además, las emisoras empezaron a transmitir programas regulares de música, comedia y drama. La comedia Amos ’n Andy se hizo tan popular que muchas personas no contestaban el teléfono durante su transmisión semanal.

Las Películas crean estrellas y aficionados de cine


Las películas también se hicieron un gran negocio en la década de 1920. Las películas se desarrollaron por primera vez en la década de 1890. Las películas de esa época eran mudas. La gente acudía a los cines después de la Primera Guerra Mundial, ansiosa por escapar los problemas de la recesión de posguerra. Se embebía de melodramáticas escenas de amor, se estremecía con emocionantes escenas de combate y se reía de situaciones tontas. Los ingresos por venta de entradas aumentaron de 301 millones de dólares en 1921 a 721 millones de dólares en 1929. El número de asistentes subió de 50 millones en 1920 a 90 millones en 1929.

El descubrimiento de cómo incorporar sonido a las películas revolucionó la industria del cine. En 1927 The Jazz Singer (El Cantante de jazz) fue la primera película sonora de largometraje. Se convirtió en un éxito de la noche a la mañana. El diálogo se hizo una importante parte de las películas, ampliando la tarea de escritores. Aunque algunas estrellas de las películas mudas se adaptaron al nuevo medio, nació todo un nuevo grupo de estrellas.

Al igual que la radio, las películas cambiaron la cultura popular de forma poderosa. Estrellas de cine se convertían en celebridades nacionales.Los aficionados idolatraban a estrellas como Valentino. A la actriz Mary Pickford se la llamaba la “Novia de América”. Las películas iniciaban a los americanos en nuevas modas, nuevos peinados y el relajamiento de las normas del comportamiento social. Como escribió un historiador: “La radio les decía a las masas lo que tenían que hacer, y las películas les mostraban cómo hacerlo”.

Section 5 - Las Mujeres avanzan hacia mayor igualdad

 

Algunos de los cambios sociales más importantes de la década de 1920 se produjeron en las vidas de las mujeres. En 1920 la Enmienda Diecinueve les concedió el derecho al voto a las mujeres. Ese mismo año las mujeres votaron a nivel nacional por primera vez en unas elecciones presidenciales. Para las sufragistas, esto era un sueño hecho realidad. Muchas de ellas habían tenido la esperanza de que, ya que las mujeres habían luchado en bloque por el voto, también votarían en bloque. Sostenían que el “voto femenino” podía acabar con la guerra, la delincuencia y la corrupción política. Pero no fue así. Una vez que las mujeres conquistaron el derecho a emitir votos, tendían a hacer las mismas elecciones que sus familiares varones.

Las Mujeres se organizan y se dedican a la política


Muchas de las mujeres que tanto se habían esforzado por lograr el voto continuaban con sus actividades políticas. Algunas de ellas formaron una organización comunitaria conocida como la Liga de Mujeres Votantes. Las organizaciones comunitarias son creadas y administradas por sus miembros en vez de un fuerte líder central. Los miembros de la Liga de Mujeres Votantes se esforzaban por informarse e informar a todos los votantes sobre cuestiones de interés público.

Carrie Chapman Catt, una líder del movimiento sufragista, se dio cuenta de que el voto en sí no iba a lograr poder político para las mujeres.Observó que las decisiones más importantes las tomaban hombres detrás de puertas “cerradas con llave”. Avisó: “Os costará una lucha larga y dura llegar detrás de esa puerta, porque allí se encuentra el motor que impulsa las ruedas de la maquinaria de vuestro partido… Si realmente deseáis que cuenten los votos de las mujeres, abrid paso hasta allí”.

Unas cuantas mujeres lograron meterse detrás de esa puerta para presentarse como candidatas a cargos públicos. En 1917 Jeannette Rankin de Montana se convirtió en la primera mujer elegida a la Cámara de Representantes. Dos mujeres—Nellie Tayloe Ross de Wyoming and Miriam Amanda Ferguson de Texas—se convirtieron en gobernadoras de sus estados en 1924. Un año más tarde, la representante Mae Ella Norton se convirtió en la primera mujer en presidir un comité del Congreso.


Las Mujeres presionan por asistencia médica e igualdad de derechos


Grupos femeninos también presionaban a los legisladores para que aprobaran legislación de especial interés para las mujeres. Una de sus preocupaciones era la alta tasa de mortalidad entre las nuevas madres y sus hijos recién nacidos. En 1921 unas mujeres convencieron al Congreso para que aprobara la Ley Sheppard–Towner. Esta ley repartía fondos federales entre los estados para la creación de servicios sanitarios para mujeres embarazadas, nuevas madres y bebés. El Congreso promulgó esta ley a pesar de una violenta oposición, en parte porque los legisladores deseaban atraer a nuevas votantes.

Los grupos femeninos tuvieron menos éxito en otras áreas. En 1923 Alice Paul, representando el Partido Nacional de Mujeres, convenció a dos miembros del Congreso para que presentaran Enmienda para la igualdad de derechos (ERA por sus siglas en inglés, Equal Rights Amendment) ante el Congreso. La intención de la ERA era garantizar la igualdad de derechos para todos los americanos sin tener en cuenta su sexo. Decía simplemente: “La igualdad de derechos ante la ley no será denegada o limitada por los Estados Unidos o por cualquier Estado por motivos de sexo”.

A pesar de vigorosos esfuerzos por ejercer presión, el Congreso no aprobó la ERA ese año. La enmienda se volvió a presentar ante el Congreso repetidas veces, siempre sin lograr su aprobación. Sus detractores argumentaban que la Constitución ya garantiza la igualdad bajo la ley y que la enmienda aboliría ciertas leyes locales y estatales relacionadas con las mujeres. En 1972 el Congreso finalmente aprobó la ERA y la pasó a los estados para su ratificación. Sin embargo, a lo largo de la década siguiente, un número insuficiente de estados dieron su aprobación para que la ERA se sumara a la Constitución. A pesar de este contratiempo, la enmienda de Paul se ha vuelto a presentar al Congreso en todas las sesiones celebradas desde 1982.


\Las Mujeres buscan nuevas oportunidades y libertades


Además de mayores derechos políticos, la década de 1920 trajo mayores oportunidades educacionales y laborales para las mujeres. El número de mujeres que completaban los estudios secundarios (de preparatoria) se duplicó durante la década. Para la década de 1920, uno de cada cuatro profesores universitarios era mujer. Las mujeres entraban en muchas profesiones una vez sólo abiertas a los hombres. El número de mujeres profesionales aumentó en un 50 por ciento para el final de la década.

Al disponer de más amplias oportunidades y mayores ingresos, las mujeres, sobre todo las jóvenes, se rebelaban contra las antiguas costumbres.Llevaban el pelo corto, un peinado más fácil de mantener que el pelo largo de la generación de sus madres. Además, se maquillaban. El lápiz labial, el colorete (color para mejillas) y la sombra de ojos ya no eran indicios de mujeres “inmorales”. Las mujeres empezaron a llevar vestidos más cortos también. En 1919 las faldas llegaban a seis pulgadas del suelo. Para 1927, las faldas ya no cubrían las rodillas.

El comportamiento social de las mujeres cambió conforme usaban faldas más cortas. El tomar bebidas alcohólicas y fumar en público ya no eran socialmente inaceptables. De hecho, eran indicios de las mujeres “modernas”. Los patrones familiares cambiaron también. Entre 1914 y 1929 el número de divorcios anuales más que se duplicó.

El descenso en las tasas de natalidad se debía en parte al trabajo innovador de Margaret Sanger. En su capacidad de enfermera que cuidaba a mujeres pobres en la ciudad de Nueva York, Sanger vio una conexión entre el tamaño de las familias y el sufrimiento humano. “Dondequiera que miremos, observamos que la pobreza y las familias numerosas van de la mano”, escribió. Además, llegó a la conclusión de que las mujeres nunca lograrían la igualdad con los hombres a menos que pudieran decidir si tener hijos o no y cuándo tenerlos. “Ninguna mujer puede llamarse libre en tanto no tenga el control de su propio cuerpo”, dijo. “Ninguna mujer puede llamarse libre, en tanto no pueda elegir voluntariamente si quiere o no ser madre”.

En 1916 Sanger abrió la primera clínica de planificación familiar del país, sólo para ser detenida y encarcelada. En esa época, la distribución de información sobre el control de la natalidad estaba prohibida en todos los estados. Sanger dedicó la vida a la alteración de esas leyes.También fundó lo que llegó a ser la organización de planificación familiar más importante de la nación—la Federación de Planificación Familiar de América (Planned Parenthood Federation of America).

Section 6 - Músicos africanoamericanos inauguran la Era del jazz

 

Cuando Louis Armstrong llegó a la ciudad de Nueva York en 1924 para unirse al conjunto de Fletcher Henderson, no les causó muy buena impresión a sus integrantes. Echaron un vistazo a su ropa interior larga y sus botazas toscas y pesadas y se preguntaron si éste era en realidad el famoso intérprete de corneta. La primera noche que Armstrong ejecutó un solo con la banda en el Roseland Ballroom, él también estaba nervioso. Un compañero trompetista lo animó: “Cierra los ojos y toca lo que sientes… Nomás suéltalo… Compórtate con naturalidad… Olvídate de toda la gente”. Armstrong hizo lo que se le dijo y su música tomó vuelo. El público dejó de bailar para agruparse en torno a él. Durante meses después, el Roseland estuvo lleno de gente que no se cansaba de oír tocar a Armstrong.

Armstrong era experto en un nuevo tipo de música llamada jazz. A diferencia de tipos de música más formales, el jazz era difícil de definir. Como Armstrong dijo en cierta ocasión, “Si tienes que preguntar qué es el jazz, nunca entenderás nada”. Esta nueva música se hizo tan popular que a esta década se le llama con frecuencia la Era del jazz.

El Jazz surge del blues y ragtime


El jazz es una forma musical típicamente americana. Surgió de una combinación de influencias, incluyendo ritmos africanos, armonías europeas, música folklórica africanoamericana y la música y los instrumentos de banda americana del siglo diecinueve. Al final del siglo diecinueve y comienzos del siglo veinte, estas formas empezaron a combinarse y se convirtieron en blues y ragtime. El blues surgió de canciones de trabajo africanoamericanas con elementos de gospel y música folklórica. Muchas canciones de blues tratan la soledad o el pesar, pero otras presentan una reacción humorística a los problemas de la vida. El ragtime usaba un ritmo sincopado, o acentuado de forma irregular, que le daba a la música una sensación de alegría y cadenciosidad.



El jazz combinaba los ritmos sincopados del ragtime con los profundos sentimientos del blues. Los músicos agregaron la improvisación a esta mezcla ya rica. Se trata de un proceso mediante el que los músicos inventan la música al tocar en lugar de depender únicamente de partituras impresas.Por consiguiente, hasta cierto punto, los músicos de jazz son sus propios compositores.

El jazz nació en Nueva Orleans. Allí los músicos africanoamericanos eran solicitados para tocar en desfiles funerarios, espectáculos de trovadores y como parte de orquestas de embarcaciones fluviales. Muchos músicos negros talentosos pero faltos de formación no sabían leer música. Empezaron a inventar melodías y ampliar tonadas conocidas. Finalmente, el solo improvisado pasó a formar un elemento esencial del jazz. El pianista de jazz Duke Ellington dijo de la improvisación: “Es como un asesinato; se toca con la intención de cometer algo”.

Al alejarse de Nueva Orleans los barcos y después los trenes, llevaban consigo la nueva música. Pronto el jazz se impuso en Kansas City, San Luis, Los Ángeles, Chicago y la Ciudad de Nueva York. El director de banda Paul Williams recordó:

De pronto el jazz era poco conocido, oscuro—un ruido bajo en un antro bajo. Al poco tiempo, se había convertido en pasatiempo importante para cien millones de personas, diversión de príncipes y millonarios… Estaban dadas las circunstancias… El ritmo del país estaba acelerado… los americanos… vivían con más intensidad y a un ritmo más rápido que nunca. No podían pasarse sin alguna nueva válvula de escape… el gran ruido americano, el jazz.

—Paul Williams, citado en Jazz: A History of America’s Music (El Jazz: Una Historia de la música de América), 2000

Clubs nocturnos y radio llevan el jazz a nuevos públicos


Durante la década de 1920 la población negra de la ciudad de Nueva York más que se duplicó como resultado de migraciones del Sur. Los migrantes negros llevaron su amor del jazz a la ciudad, y el barrio africanoamericano de Harlem atraía como un imán a los aficionados del jazz.



Se calcula que el número de clubs nocturnos y de jazz en Harlem en la década de 1920 fue de entre 500 y varios miles. Casi todos los grandes músicos del jazz tocaron allí en algún momento. El club de jazz más famoso de Harlem era el Cotton Club (Club del algodón). En el espectáculo participaban bailarines con fastuosos trajes. Los bailarines y músicos eran africanoamericanos, pero la mayoría de los clientes eran blancos.

Aunque se podía oír jazz en clubs nocturnos de las ciudades, muchas personas escucharon la nueva música por primera vez en discos. Las primeras grabaciones de jazz se hicieron en la década de 1910. Conforme ganaba popularidad este estilo, muchos artistas grabaron discos de su propias canciones. La radio también ayudó a difundir el jazz. A finales de la década de 1920, la música de Duke Ellington y su banda se transmitió a toda la nación desde el Cotton Club. Benny Goodman, un clarinetista blanco, también tenía una banda popular allí. Para 1929, una encuesta de emisoras de radio mostraba que se dedicaban dos tercios del tiempo de emisión al jazz.

El Jazz se convierte en la música de América


Para entonces estaba claro que el jazz no era una simple moda pasajera. Jelly Roll Morton fue el primer músico en poner por escrito la nueva música. El líder de banda Duke Ellington compuso clásicos del jazz que todavía son muy tocados hoy en día. George Gershwin combinó el jazz con elementos de música clásica en composiciones como Rapsodia en azul, que se componían para orquesta completa.

A los jóvenes en particular les encantaba bailar al compás de la nueva música. El Charleston y otros bailes se extendieron por todo el país.Los nuevos bailes, con sus patadas, giros y vueltas, parecían salvajes e imprudentes. Muchos americanos mayores se escandalizaron con el jazz. Les parecía que sus acelerados ritmos e improvisaciones contribuían a la decadencia moral. El Ladies’ Home Journal hasta lanzó una cruzada anti jazz. Sin embargo, el jazz fue la primera música exclusivamente americana en tocarse y oírse en todo el mundo.

Section 7 - Escritores y artistas en la década de 1920

El joven Langston Hughes había estado residiendo en México con su padre el año antes de entrar a Columbia University. Al llegar a Nueva York en 1921, su primera destinación no fue su universidad. En cambio, Hughes se dirigió a la Calle 135, el corazón de Harlem. Escribió de su llegada:

Salí a la plataforma con dos pesadas maletas y miré alrededor… Cientos de personas de color. Hacía tanto tiempo que no veía gente de color… Subí la escalera y salí a la brillante luz de septiembre.¡Harlem! Me quedé allí, dejé caer mis maletas, respiré hondo y me sentí contento de nuevo.

—Langston Hughes, The Big Sea (El Gran mar), 1940

Para los escritores africanoamericanos de la década de 1920, Harlem era el lugar justo.

Los Africanoamericanos crean un “Renacimiento de Harlem”


La palabra renacimiento significa “renovación” o “renacer”. Por lo general describe un movimiento literario o artístico. El Renacimiento de Harlem fue un derroche de creatividad por parte de escritores, artistas y músicos africanoamericanos que se juntaron en Harlem durante la década de 1920. Se mostraban su trabajo y se animaban unos a otros.

Muchos escritores africanoamericanos que formaban parte de este movimiento exploraban el significado de ser negro en los Estados Unidos.Langston Hughes escribió poesía, piezas teatrales y ficción que captaron la angustia del anhelo de igualdad de los africanoamericanos.Compuso uno de sus poemas más conocidos a los 17 años durante su viaje a Nueva York.

He conocido ríos...

He conocido ríos antiguos como el mundo y más antiguos que la fluencia de sangre humana por las venas humanas.

Mi espíritu se ha ahondado como los ríos.

Me he bañado en el Éufrates cuando las albas eran jóvenes,

He armado mi cabaña cerca del Congo y me ha arrullado el sueño,

He tenido la vista sobre el Nilo y he levantado las pirámides en lo alto.

He escuchado el cantar del Mississippi cuando Lincoln bajó a New Orleans,

Y he visto su barroso pecho dorarse todo con la puesta del sol.

He conocido ríos:

Ríos envejecidos, morenos.

Mi espíritu se ha ahondado como los ríos.

—Langston Hughes, “The Negro Speaks of Rivers” (“El Negro habla de ríos”), 1920



James Weldon Johnson abrió nueves caminos con su libro mejor conocido, The Autobiography of an Ex-Colored Man (Autobiografía de un ex hombre de color). La novela describe el intento de un africanoamericano de escapar la discriminación racial al explorar la cultura negra a principios de los 1900.También escribió la letra de “Lift Every Voice and Sing” (“Levántese toda voz y cante”), que a veces se llama el himno de la raza negra.

Zora Neale Hurston empezó su carrera como antropóloga. Viajó por el Sur y el Caribe, juntando el folklore de los negros. Después lo transformó en novelas, cuentos y ensayos. La novela más conocida de Hurston es Their Eyes Were Watching God (Sus ojos miraban a Dios). Cuenta la historia de una mujer africanoamericana que vive en la ciudad negra de Eaton, Florida. Hurston permite que sus personajes, tanto masculinos como femeninos, hablen en su propio dialecto y con sus propias voces.

La Literatura y el arte reflejan la vida americana


Los escritores blancos también criticaban las ideas y valores americanos.Asqueados por la carnicería de la guerra, algunos hasta se mudaron a Europa, sobre todo París. Allí se reunían en el apartamento de la escritora Gertrude Stein, que llamaba a estos jóvenes la Generación Perdida.Incluían a E. E. Commings, Ernest Hemingway, F. Scott Fitzgerald, John Dos Passos y Sherwood Anderson. Estos escritores desarrollaron temas y estilos literarios que siguen definiendo la literatura moderna.

El poeta E. E. Cummings llevó nuevas ideas a su poesía. No usaba mayúsculas y no seguía la manera acostumbrada de presentar poesía en la página. Ernest Hemingway usaba un estilo directo y terso y expresivo en sus novelas. Si primer libro, The Sun Also Rises (Siempre sale el sol) (también conocido como Fiesta), describe el sentimiento de desarraigo de muchos jóvenes después de la guerra.

F. Scott Fitzgerald era el escritor más importante de la Era del Jazz. Su novela The Great Gatsby (El Gran Gatsby) critica el vacío moral de la sociedad americana de clase alta. Este pasaje de otra novela de Fitzgerald desvela el impacto de la Guerra Mundial en la Generación Perdida:



La tierra aquí costaba sesenta vidas el metro en aquel verano… Vean ese arroyuelo. Podríamos caminar hasta él en dos minutos. Pues a los ingleses les fue necesario un mes para marchar hasta allí. Era todo un imperio que avanzaba muy lentamente… dejando sus muertos como si fueran un millón de alfombras sangrientas. No habrá europeos en esta generación capaces de volver a hacer eso.

—F. Scott Fitzgerald, Tender Is the Night (Suave es la noche), 1933

Algunos escritores en los Estados Unidos también criticaban la vida americana. La novela Main Street (Calle Mayor) de Sinclair Lewis se centraba en el aburrimiento y la estrechez de la vida de pueblo en los Estados Unidos.El dramaturgo Eugene O’Neill entretejía elementos de la vida cotidiana para crear tragedias oscuras y poéticas. Ambos O’Neill y Lewis ganaron el Premio Nobel de Literatura.

Los artistas también retrataban la vida moderna en sus obras. Los cuadros de la Ciudad de Nueva York y los pueblos de Nueva Inglaterra de Edward Hopper expresan un sentimiento de soledad y aislamiento. Rockwell Kent, uno de los artistas más populares de este período, usaba contrastes tonales para crear sombrías escenas de la naturaleza.

Georgia O’Keeffe también encontró inspiración en la naturaleza. Es famosa por sus cuadros de enormes flores y, después, paisajes desérticos. En cierta ocasión O’Keeffe dijo de sus cuadros: “Podría decirse que nadie ve realmente una flor. Es demasiado pequeña y, además, no tenemos tiempo. Y hace falta tiempo para ver, así como hace falta tiempo para cultivar una amistad”.

La Exploración de la cultura se convierte en un pasatiempo popular


Los americanos reaccionaron ante esta explosión de la cultura con entusiasmo. Los museos de arte exponían las obras de nuevos artistas como Hopper y O’Keefe. Las revistas también exhibían el arte popular de la época.

El público americano desarrolló un creciente interés en la literatura también. Revistas y periódicos ayudaron a introducir nuevos escritores a una gama de lectores. Además, dos novedades hicieron los libros más asequibles a los lectores. Una de éstas era el libro de pasta blanda, que era más barato que los libros de tapa dura encuadernados en tela. La otra era el club de libros. Fundado en 1926, el Club del Libro de Mes (Book of the Month Club) introdujo a millones de americanos a nuevos libros.

  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconCompetencia de productos importados (por calidad y denominación de...

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconAula Abierta. // Nuevos Integrantes. // Conductismo. // Psicoanálisis....

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconLa rueda de la vida elizabeth kübler-ross este libro fue pasado a...

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconAntes de conocer a Lydia, la vida de Tyler, al igual que la vida...
«Así que es posible enamorarse en media hora», pensó. Escribió «Amber Ria» en un trozo de papel y lo metió en una botella de cerveza...

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconMaster en Arte de los Nuevos Medios, Academia Superior de Arte y...

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconElaborá productos naturales

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconPortafolio de Productos de Lutron

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconLista de precios de productos azoo

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconEl que ama su vida, la pierde; y el que renuncia su vida en este...

Nuevos productos prometen facilitar la vida iconExplorando productos: los bloqueadores solares






© 2015
contactos
l.exam-10.com