O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el






descargar 252.54 Kb.
títuloO modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el
página1/5
fecha de publicación06.06.2016
tamaño252.54 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5
http://www.hispanoteca.eu/Lexikon%20der%20Linguistik/a/AKTIONSART%20%20%20Aspecto%20l%C3%A9xico.htm

«Aktionsart

El concepto de Aktionsart o modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el modo de acción de una oración es una propiedad semántica que no radica únicamente en la entrada léxica del verbo ni en el verbo y su morfología. El modo de acción es el resultado de la combinación del verbo y sus complementos: por ser una propiedad composicional, su estudio atañe tanto a la sintaxis como a la semántica.

Vendler (1967) adoptó el término Aktionsart para designar un aspecto de la entrada léxica del verbo, similar al número de complementos y al tipo de participantes en la acción verbal especificados en su subcategorización. En las últimas décadas, sin embargo, diversos autores han utilizado el término Aktionsart para referirse a una propiedad composicional del verbo y sus complementos (Dowty 1979, Tenny 1987, 1992, entre otros). Al mismo tiempo que Vendler exploraba la noción de Aktionsart, Davidson (1967) propuso que entre los participantes en una oración existía un argumento eventivo que recogía las propiedades del modo de acción de la oración. Este “argumento advidsoniano” ha sido aceptado en numerosos estudios contemporáneos de semántica y es utilizado de manera recurrente para dar cuenta de fenómenos sintácticos y semánticos relacionados con diferentes tipos de predicados. Sin embargo, la naturaleza y comportamiento sintáctico de este argumento no han sido satisfactoriamente explicados. [...]

Exploramos aquí aspectos de la relación entre eventos y modo de acción en el ámbito de la gramática del español, y proponemos que estas relaciones se construyen en la sintaxis por medio de una categoría funcional que llamamos Evento, la cual proyecta un Sintagma Evento (similar al Sintagma Aspecto, o Sintagma Tiempo). Así pues, a diferencia de Davidson (1967), y sus implementaciones en el paradigma generativo, no consideramos al evento como un argumento verbal. Es erróneo considerar ‘argumento’ al evento, ya que el evento es una relación de varios componentes de la oración y muy poco tiene en común con los argumentos subcategorizados por el verbo (en particular, los argumentos de un verbo no varían según la construcción). [...]

Tenny (1992, 1995) defiende que los rasgos aspectuales son la base de la proyección de la semántica en la sintaxis, y Borre (1994) propone un análisis de los fenómenos Aktionsart basado en una proyección funcional relacionada con el objeto.»

[Sanz, Monserrat / Laka, Itziar: “Oraciones transitivas con SE. El modo de acción en la sintaxis”. En: Sánchez López, Cristina (ed.): Las construcciones con SE. Madrid: Visor Libros, 2002, p. 309 ss.]



«El término Aktionsart fue propuesto inicialmente por los lingüistas alemanes de finales del siglo XIX y utilizado por vez primera por Sigurd Agrell en su trabajo de 1908 para describir el sistema temporal en polaco. Se ha traducido, además de como “modo de acción” y más o menos con el mismo significado, como “carácter”, “naturaleza”, “índole” y “cualidad de la acción”, como “carácter” y “orden de proceso”, y también como “carácter aspectual”. Ninguno de estos nombres ha sido aceptado de manera general y todos ellos se utilizan de forma indistinta. Estas discrepancias terminológicas añaden confusión al concepto ya de por sí poco preciso, sobre cuyas manifestaciones suelen mostrar desacuerdo los lingüistas y gramáticos.

Por lo que respecta a las traducciones propuestas, interesa subrayar que incluyen normalmente términos como “acción” o “proceso”, que se refieren a clases particulares de eventos; ello las convierte en inadecuadas para referirse de forma general a cualquier tipo de evento (estado, proceso o acción). Ahora bien, ante la ausencia de un término que designe globalmente todas las clases de eventos posibles a dada la extensión y aceptación del término Aktionsart, aquí se usará este en alguna ocasión como sinónimo de ‘aspecto léxico’.»

[Elena de Miguel: “El aspecto léxico”, en: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe, 1999, Vol. 2,  § 46.1.1, n. 7]



«El aspecto ‘léxico’ o Aktionsart es independiente, en principio, del aspecto sintáctico (perfectivo o imperfectivo) de la oración: i. e. la manera en la que se concibe la acción verbal (como terminada o no). También es tradicional la distinción entre verbos semánticamente imperfectivos (p. ej. saber) y verbos semánticamente perfectivos (p. ej. construir).»

[Mendikoetxea, Amaya: “Construcciones con se: medias, pasivas e impersonales”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe. 1999, vol. 2, p. 1655, n. 28]



Aktionsart

Es una categoría semántica, también llamada modo de acción (aunque normalmente se deja sin traducir), asociada al significado del verbo o del sintagma verbal. Abarca una serie de distinciones relativas a la estructura temporal que requiere para su desarrollo la situación denotada por el verbo o por el sintagma verbal. Conocer y existir, por ejemplo, coinciden en la clase de Aktionsart que implican. Ambos aluden a situaciones que deben desarrollarse durante un intervalo de tiempo más o menos amplio. Saltar y disparar son verbos que comportan un tipo de Aktionsart diferente de los anteriores: designan eventos que sólo precisan un instante para su realización.

Según la tipología establecida por Vendler (1967), se distinguen, fundamentalmente, cuatro tipos de Aktionsart: estados, realizaciones, actividades, logros. Los límites que establecen las gramáticas entre Aktionsart y aspecto han sido y siguen siendo problemáticos, debido a que ambas categorías coinciden en el plano del significado: se refieren a diferentes perspectivas sobre el desarrollo temporal de la situación denotada por el verbo. Por lo general, se consideran aspectuales las distinciones que se expresan mediante la flexión verbal – saltaba/saltó – o por medio de perífrasis verbales, en tanto que se remiten a la Aktionsart las distinciones no gramaticalizadas, las que, como es el caso de conocer, saltar son inherentes al significado del verbo o del sintagma verbal.”

[Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 37]



“Es necesario distinguir claramente entre Aspekt  y  Aktionsart. Esta última pertenece al plano léxico en la lengua española y depende de la significación verbal y del contexto (un complemento, por ejemplo, puede modificar el modo de acción de un verbo: „golpear insistentemente“).

La frase nominal carece de aspecto, si bien en ella puede estar marcado de alguna manera parcialmente el modo de acción o  Aktionsart, puesto que los complementos verbales son índices secundarios de tal concepto.

[Hernández Alonso, César: Gramática funcional del español. Madrid: Gredos, 21986, p. 184]



Aktionsart (alem., ‘modo, carácter de la acción’). Término introducido por G. Helbig en 1896 y que habitualmente se deja sin traducir (P. Bertinetto lo traduce con ‘acción’); la A. podría ser considerada un equivalente del aspecto del verbo, pero es preferible aceptar la distinción entre „Aktionsarten“, que indican diferencias en la acción objetivamente diversas, y aspectos, que indican diferencias objetivamente iguales pero subjetivamente diversas. Las Aa. son expresadas con formas incluso léxicamente diversas mientras que el aspecto distingue entre formas léxicamente cercanas o con la misma raíz vistas desde dos direcciones distintas; por ejemplo, en ruso idtí y xodít, ambas ‘andar’, expresan dos Aa. diferentes, la primera determinada en la dirección y en el tiempo, la segunda no; en alemán schweigen ‘callar’ expresa una A. distinta de verstummen ‘enmudecer’.“

[Cardona, Giordio Raimondo: Diccionario de lingüística. Barcelona: Ariel, 1991, p. 10]



Modo de acción: Término que alterna con el de clase de acción para traducir la noción alemana de Aktionsart.“

[Lázaro Carreter, Fernando:  Diccionario de términos filológicos. Madrid: Gredos, ³1968, p. 281]



„Desde el punto de vista de la significación, es preciso establecer una diferenciación nítida entre los conceptos de aspecto y modo de acción. El aspecto es un morfema verbal ligado, o a la flexión o a la construcción de la forma verbal, pero en todos los casos independiente del lexema del verbo. El modo de acción (algunos gramáticos lo llaman clase de acción, modalidad de acción, o prefieren el germanismo Aktionsart), en cambio, es una propiedad del lexema, absolutamente indiferente a las variaciones flexivas o sintagmáticas.

Algunos de estos modos de acción proporcionan al verbo un tipo de significado léxico que puede establecer una relación muy estrecha con los valores aspectuales que se derivan del cambio de las marcas flexivas. Son aquellos modos de acción a los que podemos llamar puntual y durativo.

1.  Tienen un modo de acción puntual aquellos verbos en los que, para que la acción se realice, es necesario que ésta llegue a su término. Son verbos que significan procesos que no admiten duración, que son puntuales, como por ejemplo, morir, matar, disparar, saltar, firmar, etc.

2.  Tienen un modo de acción durativo aquellos verbos en los que no es necesario que la acción llegue a su término para que se pueda realizar, como sucede en la mayor parte de los verbos: amar, cantar, estudiar, crecer, querer, etc. Son verbos cuyo lexema supone un proceso que requiere una duración.“

[Marcos Marín, F./Satorre Grau, F. J./Viejo Sánchez, Ma. L.: Gramática española. Madrid: Síntesis, 1998, p. 210211]



El concepto de aspecto léxico o Aktionsart

Por lo general, con el nombre de ‘aspecto léxico’ se alude a la información aspectual contenida en las unidades léxicas que constituyen predicados.

Corresponde a Aristóteles el mérito de ser el primer autor conocido que observó la existencia de diferentes clases de verbos en relación con el aspecto léxico. En el libro IX de su Metafísica, Aristóteles señaló la existencia de verbos que denotan eventos que han llegado a un punto final y verbos que denotan eventos que carecen de ese punto final. Y se sirvió del perfecto griego para dejar clara la distinción entre los verbos que llamó de kinesis (como construir, llegar, nacer) (. cit., 1048a, 25) y los verbos de energeia (por ejemplo, trabajar, ver, viajar) (ibid., 1048b, 34). Tal y como él mostró, no se da simultáneamente el caso de que uno esté llegando y haya llegado, pero sí de que uno esté trabajando y haya trabajado. (Característica semántica que en la bibliografía actual se conoce con el término de ‘Paradoja Imperfectiva’). Ello indica que el evento descrito por llegar no está completo, realizado, hasta que no alcanza su final, mientras que el denotado por trabajar no implica, no menciona un fin, tiene lugar sin necesidad de acabar. En consecuencia, un evento con punto final que se interrumpe antes de alcanzar el límite no ocurre (Gerardo dejó de construir la casa > «Gerardo no construyó la casa»); en cambio, un evento que carece de punto final ocurre en cualquier momento del intervalo en el que tiene lugar: si se interrumpe, ya ha ocurrido (Gerardo dejó de trabajar > «Gerardo trabajó»).

Por otra parte, un evento delimitado que alcanza su límite interno, no puede continuar. Así, una vez que ha tenido lugar el evento que llegar describe, este no continúa teniendo lugar; constituye un todo cerrado, concluido, que no admite continuación (*El avión ya ha llegado, pero seguirá llegando un rato más); en cambio, un evento que carece de punto final está abierto, admite continuación. Por ejemplo, un verbo no delimitado como viajar, cuyo final no se menciona, presenta el evento mientras ocurre, en desarrollo, y conlleva la posibilidad de seguir ocurriendo (Juan ya ha viajado por toda Europa, pero seguirá viajando un año más).

La distinción señalada por Aristóteles entre eventos que podríamos llamar ‘delimitados’ o ‘perfectivos’ (del latín perfectum, «acabado») y eventos ‘no delimitados’ o ‘no perfectivos’ constituye en realidad la oposición aspectual básica, en la medida en que organiza o cruza la práctica totalidad de las clasificaciones aspectuales de eventos propuestas con posterioridad en los estudios teóricos del aspecto. Dentro de la tradición gramatical del español, la distinción fue recuperada por Bello, quien denominó ‘desinentes’ a los verbos que, como construir, llegar o nacer, denotan un evento cuyo término se ha alcanzado y ‘permanentes’ a aquellos que denotan un evento que «subsiste durando» (Bello 1847: § 625), como trabajar, viajar o ver.

El aspecto léxico, en fin, es la información sobre el evento (por ejemplo, sobre si es delimitado o no delimitado) que proporcionan las unidades léxicas que actúan como predicados. No sólo los verbos sino cualquier unidad léxica que actúe como predicado puede proporcionar información de tipo aspectual. En efecto, también los adjetivos y algunos nombres contienen en ocasiones información aspectual determinante para su compatibilidad con determinados contextos sintácticos.”

[Elena de Miguel: “El aspecto léxico”, en: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe, 1999, Vol. 2, p. 2982-2983]



«Podemos decir que, en principio, cada verbo se asocia a una situación con un determinado conjunto de fases. Pero como la lengua es muy versátil nos proporciona medios para describir simplemente el inicio de una situación

empezó a construir,

su desarrollo

está construyendo,

su finalización

acabó de construir

o bien un hábito

suele construir

o simplemente repetición

construye a menudo

entre otras.

Y atendiendo a su estructura fásica podemos dividir los verbos como sigue:

Logros: describen situaciones constituidas exclusivamente por una culminación (alcanzar una meta):

Juan alcanzó la meta.

Actividades: describen situaciones constituidas exclusivamente por un desarrollo prolongado (correr por el parque). Además presuponen un inicio:

Juan corre por el parque.

Realizaciones: describen situaciones constituidas por un desarrollo prolongado seguido de una culminación (correr hasta el poste). Igual que las actividades, presuponen un inicio:

Juan construyó una casa.

Estados imperfectivos: describen un estado de cosas que no presupone ninguna acción previa:

El libro es rojo.

Junto a estados imperfectivos, hemos defendido (1993) la existencia en español de estados perfectivos. Los estados perfectivos: describen el estado resultante de una culminación anterior (presupuesta). El mecanismo más importante para describir estos estados es la perífrasis estar + participio, como

El libro está roto.»

[Moreno-Torres Sánchez, Ignacio:
  1   2   3   4   5

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconLa escalera: símbolo central de la obra
«tramo de escalera con dos rellanos». Es en este espacio donde tiene lugar toda la acción; en la escalera se comentan los chismes...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el icon1 71 nf iM 1,% 103 Para Felicitas Koselleck prólogo
«Las reflexiones de Koselleck son la contribu­ción alemana más importante de las dos últimas décadas a una teo­ría de la ciencia...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconEl movimiento teatral colombiano ha tenido un notable desarrollo...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconEl objeto de una asignatura hace referencia a su campo de accióN,...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconEl tango es un género musical tradicional de Argentina y Uruguay,...
«arrabalero», que responde al proceso histórico concreto del mestizaje biológico y cultural de la población rioplatense pre-inmigración...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconResumen: De mucho interés resultan las investigaciones pedagógicas...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconEl peor enemigo del hombre
«Es el mayor problema de la Humanidad», dicen ahora los mandatarios mundiales, dispuestos a subirse a un carro, el de la lucha contra...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconDr. Helander & His Medicine Men “Freedom Music”. Rootman 2006. Este...

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconSolucióN. Para que f esté bien definida debe cumplirse en primer lugar que 4 X

O modo de acción ha ocupado en las últimas décadas un lugar central en las investigaciones sobre interfase sintaxis/semántica. Este interés se debe a que el iconHay que situar a la batalla de las ideas en el escenario central...






© 2015
contactos
l.exam-10.com