Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero






descargar 33.5 Kb.
títuloEntrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero
fecha de publicación05.06.2016
tamaño33.5 Kb.
tipoEntrevista
l.exam-10.com > Derecho > Entrevista


“No creo que Los Aldeanos sean el hip hop cubano " (Segunda Parte y final)
Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero
Por Alejandro Zamora Montes
Mi eterno agradecimiento a Reina Ramírez Granela.

Sin ella hubiera sido imposible esta entrevista y otras que de seguro vendrán.
Para Antonio Emilio Méndez Mayo (Tony Manigua), quien comenzó

esta idea de recoger una cartografía del rap más subterráneo hecho en Cuba.
Alejandro Zamora: Me interesa conocer más acerca de los proyectos «underground» realizados por los raperos en la Habana. Háblame del proyecto D´Sur, El Cartel, La Komisión Depuradora (KD), etc…
Aldo: Todos estos proyectos fueron uniones de grupos. Ya sea por la situación geográfica del barrio, los que vivíamos cerca. Gente que se encuentra y tienen ideas en común, energía entre sí. Personas que se juntan y surge algo que es más que una canción. Así me junté yo una vez con Silvito y salió un disco titulado Los Kabayeros. El Cartel fue el primer proyecto que conozco que agrupó a bastantes grupos. D´ Sur era Proyecto Chardo, La Alianza. Han existido muchos proyectos. Yo traté de juntar a través de la Komisión Depuradora a todos los que creía que pudieran estar. Porque hay gente que no tienen que ver, aunque hagamos hip hop no tenemos que ver. Por carácter, por ideales. Es todo lo que te puedo contar acerca de eso.
dsc04384 (medium)
Alejandro Zamora: ¿Consideras que la KD surge como un grito desesperado de raperas/os que no tienen acceso a mecanismos eficaces de promoción, que luchan contra la censura (y la autocensura), la falta de espacios para presentación, así como el acomodamiento e indiferencia de algunos raperos «profesionales»?
Aldo: No, más bien cuando la Komisión Depuradora surgió, empezamos a tener presentaciones en todos los clubes. La gente se empezó a emocionar y a partir de ahí empezó la carrera de muchos raperos. Pero no creo que haya sido por la censura, porque cuando yo hice eso, no tenía idea de que iba a tener una presentación. No iba a presentar ese disco en Los Lucas o en el Cubadisco, porque sabía que no lo iban a aceptar. Todo fue por nuestra propia inspiración, muy alternativo. Ese disco se grabó en Real 70. Gracias a Dios y a Papá Humbertico, que nos prestó su propio estudio. Yo produje, él grabó y mezcló. Así fue como lo hicimos. Creo que también este volumen fue elaborado con el fin de limar un poco las diferencias entre nosotros. Al fin y al cabo, todos perseguíamos el mismo sueño y es que nos escucharan, porque es un mensaje que no estaba en el periódico, en el noticiero. La realidad que vivíamos nosotros en ese momento. Y a la gente le gustó, porque sobre todo tuvo la opción de escoger. Si te gustaba tal canción era porque tal o mas cual artista era de tu preferencia, etc. Porque haber hecho un disco tan sentido como ese no fue en la condición de raperos separados, tú graba por aquí o yo hago tal cosa por acá. Ese disco lo hicimos todos. No fue algo frío, fue hecho de verdad. Por eso desde que empieza el disco hasta que se acaba, tú le sientes esa energía positiva.
Alejandro Zamora: ¿Cuál es tu opinión sobre el estado actual de la Agencia Cubana de Rap? Han cambiado los directivos de la misma. Raudel, Papá Humbertico, El Discípulo, Soandry y otros muchos raperos que antes eran considerados underground, ahora pertenecen oficialmente a esta institución cultural… ¿Hay esperanza?
Aldo: Yo no sé, porque como mismo pertenecen ellos, pertenecen grupos de reguetón y grupos de cualquier cosa. Yo pienso que los raperos que pertenecen aquí, son raperos de tremenda calidad. Y no se podían pasar la vida entera en la calle. También son raperos que no han tenido la posibilidad que he tenido yo, que me han contratado, que he podido salir más del país. La mayoría de ellos han salido, pero ya era tiempo de pertenecer y de intentar cambiar las cosas desde adentro. Que se haya logrado, no sé. No conozco eso, no sé cómo es el mecanismo de eso, y realmente ni me interesa saberlo. Para mí eso ni existe.
Alejandro Zamora: ¿Qué significó para Los Aldeanos trabajar con Adrián Monzón Cutiño (Matraka) y con la investigadora Melisa Riviére?
Aldo: A través de Melisa pudimos colaborar con artistas como Toteking, Guarinaca, Intifada, Luis Díaz, de Puerto Rico, Siete nueve. Adrián Monzón, cuando hicimos el proyecto de la comisión depuradora y otras cosas más, era la persona que se fajaba por conseguirnos lugares, tú sabes, vamos a presentarnos aquí, vamos a hacerlo allá. Porque yo no podía ir a ningún lugar. Ellos (los integrantes del proyecto Matraka) trataban más o menos de negociar esos asuntos. Y al final, cantamos lo que estaba en el disco. No fuimos a cantar Barquito de papel ni nada de eso. Fueron personas que pasaron por la vida nuestra y pusieron su granito de arena.
paint aldo 2 (medium)

Obsequio entregado a Aldo en Perú
Alejandro Zamora: Desde el periodismo cultural cubano, existe una persona que ha elaborado una cartografía exhaustiva sobre el trabajo de Los Aldeanos, vista a través de diferentes ópticas. Estoy hablando de Jorge Enrique «761» Rodríguez, último director de la revista Movimiento (lamentablemente desaparecida) y actual director de la revista digital Esquife. La musicóloga Grizel Hernández está al frente de una antología sobre rap y hip hop que debe salir pronto, Joaquín Borges Triana, Sandra Álvarez, Roberto Zurbano, Víctor Fowler y Tomás Fernández Robaina han apoyado mucho a los raperos con sus textos, sus consejos y sus clases. ¿Crees que las raperas y raperos valoran a profundidad el acercamiento de los intelectuales cubanos a esta cultura de resistencia?
Aldo: Lo primero es que yo creo que algunos ni se enteran de eso. No hay manera. Porque tú sabes que aquí no hay Internet. Esa revista Esquife, a lo mejor no todo el mundo tiene acceso a ella. Y a lo mejor tú puedes hacer un escrito sobre Periquito Pérez, pero Periquito Pérez no lo sabe. Y no creo que haya comunicación suficiente para que yo me entere, tú te enteres y nos enteremos todos. Y bueno, gracias, qué bien que haya alguien que tenga 2 dedos de frente, valore lo que estamos haciendo y sobre todo, que lo diga con palabras como bien saben usarlas las escritoras y los escritores, a profundidad. Y sobre todo, que hagan un análisis profundo de la poesía que nosotros hacemos, que es poesía de la calle. Pero creo que todo es falta de comunicación, aquí hay mucha falta de comunicación.
Alejandro Zamora: ¿Crees entonces que el acercamiento sería provechoso para ambas partes?
Aldo: Por supuesto. Sería maravilloso para ambos, pues de todo el mundo se aprende, de todo se aprende un poco en la vida. Y las personas que hacen estos análisis, sabemos que son estudiados, saben de lo que están hablando. Y no es que pueda venir cualquiera y decir: esta palabra está mal puesta, porque esto está aquí no sé qué, no. Se trata de personas que saben de poesía, y que valoran mucho lo que hacemos. Creo que esas son las personas a las que deberían premiar aquí, en este país.
Alejandro Zamora: ¿Crees que el movimiento hiphopero cubano murió, está en crisis, nunca existió como tal, o está pasando por un proceso evolutivo?
Aldo: No sé, compadre. Yo tengo mi propio movimiento, yo creo en lo que siento. Yo hice y traté, traté. Ahora mismo hay muchos raperos y mucha gente que olvidó que el hip hop es la manera que nosotros tenemos (por lo menos, como nació para mí) de ayudar y apoyar a la comunidad. De abrirles los ojos a los jóvenes para que no estén metidos en las drogas, que en lugar de tú estar dándole una puñalá a alguien, puedas estar estudiando o dándole un beso a tu mamá. Ahora los raperos quieren ser los mejores raperos, los que más parten, los que más llenan, los que mejor se visten, las marcas. Y no solo las marcas, sino que va criticándose todo el mundo, y se olvidaron que hay cosas más importantes.
Alejandro Zamora: ¿A qué crees que se deba eso?
Aldo: A que aquí al parecer no hay más nada que hacer. El chisme camina en Cuba más rápido que la luz. Y es todo el mundo arriba de todo el mundo. Pasa con todo, no solo con el rap. Aquí tú ves una banda musical en vivo y el de la batería quiere sonar más que el de la tumbadora. Y aquí todo el mundo tiene que tener su lugar, si no, no es una banda. Así funciona aquí, todo el mundo se come a todo el mundo. Yo tengo una obligación con el rap, y es expresar lo que siento. Pero aparte de eso, debo llevar un mensaje positivo a alguien que se sienta un día, que tenga un problema y encuentre una salida con mi música. Que si estás metido en las drogas, esa persona pueda decir: Coño, esta persona está diciendo mi vida, la está narrando y yo puedo hacer lo que hizo él, o puedo hacer lo que él me está diciendo. Mucha gente se me acerca siempre y nunca me dice: ¡Coño, como yo gozo con tu música! Sino: Yo he cambiado mi vida gracias a tu música, yo te debo parte de mi vida, tu música me educó. Esa, creo yo, es la mayor satisfacción y responsabilidad que me ha dado la música rap, haber ayudado a tantos jóvenes. Que no es el mundo, pero al menos una parte. Y esas personas pueden ayudar a otras, porque se van pasando el mensaje de esperanza y fuerza.
Alejandro Zamora: Coméntame acerca de los conciertos ofrecidos por ustedes en el exterior. He leído que Silvito «El Libre» y tú han arrasado en la arena internacional, sobre todo en Perú.
llegando a perujpg (medium)

Aldo: En Perú estuvimos hace poco. Gracias a Dios y a todo lo que hemos trabajado, nos presentamos y fue increíble la energía. Yo había ido anteriormente con Bian. El que no había ido era Silvito. Fue increíble. La gente apoyándonos, la gente pidiéndonos autógrafos. Las personas coreaban nuestras canciones, incluso las nuevas. Y estaba eso que te estaba diciendo, la gente agradeciendo por nuestra música. No estábamos en plan: ¡Eh, mami, muévete!, sino: cambia tu vida, levántate. Dándole mensajes de esperanza a la gente. Sobre todo, cuando se da un concierto donde hay muchas personas, yo por lo menos digo que no se puede faltar el respeto a las mujeres que están presentes, y si se forma una bronca, porque en esos países la gente es bastante agresiva… Bueno, en todos los lados donde hay multitudes y se está tomando, tú sabes. Pero hasta ahora, gracias a Dios, nunca se ha formado una bronca ni han sonado los disparos. La gente ha salido de nuestros conciertos con buena energía, buena vibra. Con deseos de hacer su vida un poquito mejor. Eso es reconfortante para nosotros, porque hemos visto lágrimas en sus caras, pero no de tristeza, sino de felicidad.
Alejandro Zamora: Aldo, con estas dos preguntas creo que hablo en nombre de muchos seguidores de «La Aldea» en Cuba. También las mismas podrían servir para derribar mitos y leyendas. ¿Siguen existiendo Los Aldeanos como proyecto? ¿No ha habido ningún tipo de ruptura entre «El B» y tú?
reencuentro de los aldeanos en miami 2014 (medium)
Aldo: Ahora mismo terminamos de grabar un disco que no tiene nombre. Yo estaba allá, él estaba aquí. Ahora vine yo a Cuba, pero él está allá. La gente, tú sabes, parece que aquí no tiene nada que hacer. Es el chisme, el chisme, el chisme. No ha pasado nada, el cuartico está igualito. Lo que pasa es que él tiene una familia, yo tengo la mía. No era como antes cuando empezábamos, que andábamos juntos para arriba y para abajo. Ahora su hijo vive en Matanzas. Yo estoy casado, vivo en los EUA ahora. Nos juntamos para grabar, seguimos siendo los mismos de siempre, pero ya no nos ven en la calle juntos. Él tiene su vida, yo tengo la mía. En muchas cosas somos diferentes, a lo mejor a él le gusta el helado, a mí no me gusta el helado, no sé, cualquier cosa. Somos seres humanos.
Alejandro Zamora: Y yo que pensé que se habían separado por culpa de su dulce predilecto: el flan.
Aldo: Sí. Sí. (Risas). Hemos tenido bronca por el flan.
Alejandro Zamora: Háblame de la colaboración que has tenido con artistas fuera de Cuba. Tengo entendido que el actor Rafael Lahera aparece en un videoclip con Bian y tú…
Aldo: Sí, Rafael Lahera. ¡Increíble actor! Él estaba allá en Miami y yo hablé con él. La canción habla sobre lo que la gente siempre me dice: ¡Tú estás loco, tú siempre dices malas palabras, no sé qué! Y yo me digo: bueno, ¿Pero loco yo? Si hay tanta gente que asaltan bancos, violan niñas, que hacen horrores. Y entonces se hizo el video y él aceptó hacer de psiquiatra. La pasamos súper bien, y te repito: la actuación de Lahera fue sencillamente genial. El videoclip se hizo sin recursos exagerados. Nos prestaron la oficina de un hospital, de una clínica, un día que no se trabajaba. Y ahí lo hicimos.
Alejandro Zamora: He visto el videoclip Gamboa, todo un homenaje a la labor de púgiles cubanos fuera de Cuba. MusiK, otro clip muy bien pensado. En este es mostrado un discurso de total apoyo para toda persona que respeta el arte y lo utiliza como herramienta de transformación social. Incluso Loco, el videoclip sobre el que hablábamos antes, estética y comunicacionalmente funciona. El realizador de todos estos materiales audiovisuales se llama Johan Hernández. Coméntame al respecto.
Aldo: Johan Hernández es un hermano que conocí en Orlando. Yo estaba en casa de mi hermana y me lo presentaron. Un amigo me dijo: este hombre hace videos. Contacté con él y hasta ahora hemos hecho mucha química. Somos amigos, él estudia en una escuela de audiovisuales. Es quien está haciendo todos los videoclips de Los Aldeanos. No me ha cobrado un peso por los videoclips, en un país donde todo vale. Y aunque tú seas familia, te dicen: sí, eres mi familia, pero esto para sacarlo aquí vale tanto, las luces, las cosas, tú sabes. La unión de nosotros es de akokán, de a corazón.
Alejandro Zamora: ¿Has realizado colaboraciones con artistas foráneos?
Aldo: Sí, he trabajado con los muchachos de Rapper´s school, de Perú. Hicimos un tema Silvito y yo con ellos. Con NK Profeta, que es un rapero tremendo, de Venezuela. Con Gabilonia, con Highcollide, con Raymond, un guitarrista formidable.
Alejandro Zamora: ¿En qué países se han presentado?
Aldo: En México hemos estado 3 veces, en Venezuela, en Colombia, en Chile (2 veces), en Perú, en Ecuador, en España como 5 veces. A teatro lleno. Me presenté una vez en Noruega, gracias a unos amigos míos que viven allá. Hemos estado en muchos lugares del mundo, y en todos, gracias a Dios, las masas nos han recibido con los brazos abiertos. Y ojalá algún día pueda hacerlo aquí.

otra de perú 1 (medium)
Alejandro Zamora: Verás que sí. Un amigo abogado me dijo hace años que «La verdadera guerra nunca se lleva a cabo con los que están en un extremo u otro, sino con los que quieran permanecer en el medio». En ciertos órganos de prensa representativos del exilio han aparecido opiniones acerca de que Bian, Silvito y tú, son sumamente críticos con el régimen cubano. Sin embargo, el hecho de que tampoco hayan querido seguirle el juego a la derecha en Miami para que dijeran el discurso que esta quería oír, ha provocado que incluso en algunos sitios web opositores aparezcan ofensas arbitrarias hacia ustedes. ¿Cómo han podido enfrentar esta presión internacional?
Aldo: Bueno, yo he tenido que enfrentar la presión en mi propio país. Y uno no es monedita de oro para caerle bien a todo el mundo. Yo, como rapero, como se dice en buen cubano, soy un «ponedor de dedo». Y bueno, ellos dicen lo que quieren, yo les digo lo que quiero también. Me ofenden, yo los ofendo. Como dijo Maceo: «Yo tengo el valor de lo que pienso». Y me limpio con eso. Tengo la conciencia tranquila. Ni con ellos ni con nadie. No estoy en contra de nadie, estoy a favor de mi gente, de mi pueblo. Ellos son lo mismo, sólo que al revés.
Alejandro Zamora: La posición de ustedes está muy clara desde los inicios. Recomiendo a todo el que pueda, que observe y escuche el videoclip Cuba. ¿Algún consejo para las raperas y raperos que comienzan y para los que se mantienen firmes en su fe?
Aldo: Creo que lo principal de todo es mantener el arte vivo. Y los sentimientos. Cuando dejas de trabajar por amor para cobrar o caerle bien a alguien, se pierde la esencia de lo que tú quieres transmitir. Yo soy un ser humano libre, y me hago 5 discos al año. A mí nadie me puede decir que me peine o me ponga el pelo rubio. Simplemente la calle es un canto de libertad, es algo de barrio, de sentimiento callejero, de hermandad, de vida, de sueño. Y de fantasía. Que no pierdan eso nunca. Mientras exista el amor, el respeto y pasión por lo que haces, siempre va a fluir y a llegar bien limpio el mensaje que quieras transmitir. Porque cuando tú estás mal, estás equivocado de la vida, cuando estás por mal camino, tu arte sale sucio, contaminado. Pero cuando tu espíritu crece también contigo y con tus ideas, lo que sale es de pinga. Eso es lo que llega, eso es lo que puede cambiar al mundo y a las personas.



Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconRoberto Rosellini / Hélene Frappat; traducción, Antonio Francisco...

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconEntrevista con el Profesor Hebert Pistón Rodríguez

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconEntrevista realizada por Pedro Rodríguez. Publicada en Palabra (Madrid), octubre 1967

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconEl lector como detective en la narrativa de Roberto Bolaño
«en la obra de Roberto Bolaño la impresión de facilidad es nítida, casi indiscutible ( ) puede decirse que ( ) ha construido un sistema...

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconFlorencio Sevilla Arroyo Begoña Rodríguez Rodríguez

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconAldo Gonzalez representante estudiantil

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconAldo Gonzalez representante estudiantil

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconAldo ranks el baile del pescao

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconPortafolio digital integrantes aldo yaret ortega hernández

Entrevista a Aldo Roberto Rodríguez Baquero iconFicha de la cátedra de Administración Gerencial, elaborada por el Dr.(L. A.) Aldo Ivnisky






© 2015
contactos
l.exam-10.com