Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez






descargar 350.63 Kb.
títuloRosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez
página3/4
fecha de publicación04.06.2016
tamaño350.63 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4

Escena VIII
Cerca del armario, en la semi penumbra, se mueve Alfonso Antunez. Viste sus ropas gastadas, manchadas. Arrastra una bolsa muy vieja, cargada de cosas. En su apariencia hay cierta amenaza.
RUDI -Pero, ¿la cascada?, a estas alturas, suena feo, Javier…¿Qué coño te mueve a la cascada?
JAVIER -No se….Ahí comenzó todo, ¿no? Con Alfonso…
MIGUEL - Fue un punto máximo, no el inicio.
MIGUEL -¿Quién puso a ese tipo en la cascada?
RUDI -Las esencias que fueron ángeles.
Ruido creciente de cascada.

Sonidos de naturaleza. Pájaros.

Javier avanza hacia proscenio. Se sienta, las piernas cruzadas, disfrutando del paisaje.
ALFONSO -No soy un tipo. Me llamo Alfonso Antúnez y no conozco ningún ángel.
RUDI -Los ángeles saben y nosotros sabemos que saben.
ALFONSO -Llevo meses por estos rumbos.
MIGUEL -Esperándonos.
ALFONSO -Me oculto. Ustedes son los intrusos.
Javier respira hondo. Alarga los brazos a los lados.
RUDI -¿Por qué te ocultas?
ALFONSO -Huyo…(Rie)Escapé de la Penitenciaría Modelo. (Rie)¡Por la puerta

principal!….Nada de túneles, o escalada de muros en la noche…¡Por la puerta principal!...Yo mismo me asombro….No fue una casualidad, sino muchas. Una puerta abierta, otra más y otra. Guardias descuidados en cada sector de vigilancia. Llegué al estacionamiento y estaba el camión recogiendo la basura.

Salté a la parte trasera y me cubrí con las bolsas, esperando los balazos desde las garitas. ¡Tres vigilantes y ninguno me vio!
RUDI -Los ángeles lo llevaron a la cascada, brother.
MIGUEL -¿Tú crees?
RUDI -Para que nos tropezáramos con él.
MIGUEL -Y aprendiéramos que no hay nada que aprender.
JAVIER - Nada que vivir.
ALFONSO -Nací en un pueblito pequeño y sucio. Tan sucio que a sus pocos habitantes los arrastró un río crecido y nadie se enteró
MIGUEL -Divorciado, con dos hijos.
RUDI -Viudo, con dos hijos.
MIGUEL -¿Viudo?
RUDI -¿No recuerdas? Todos sus datos los encontramos en la hemeroteca.
MIGUEL -Es asesino, no viudo.
ALFONSO -Maté a Soraya, mi esposa.
RUDI -Viudo por esfuerzo propio.
ALFONSO -Puse todo de mi parte.
JAVIER -Asomó en un claro, cerca de la cascada. Feo, sucio, fuerte, enfermo. ..No lo vi llegar…
ALFONSO -Tengo tiempo por aquí….Hay una cueva confortable, arriba, en la montaña. Me costó sacar las alimañas. Sudé lo mío, pero las maté.
Alfonso se sitúa a varios metros tras Javier. Lo mira con deseo.

Miguel y Rudi permanecen alejados, viendo las acciones.
MIGUEL -Eres un asesino, y ladrón y violador.

ALFONSO -(Refiriéndose a Javier) Al verlo de espaldas lo confundí con una mujer. ¡Uy, me excité de pies a cabeza! Pelo largo, cuerpo delgado, piernas largas y hermosas….¡Todo se me paró!...¿Quién me culpa?¿Quién me arroja la primera piedra, hipócritas?.....¿Saben ustedes lo que es vivir años enteros encerrado sin tocar una hembra? (Quejoso) Sueño con caderas húmedas, senos, nalgas paraditas, perfume en el pelo….
Abandona la bolsa. Saca un cuchillo y se encima sobre Javier que se encuentra en estado de contemplación.

Le coloca el cuchillo en el cuello.

Javier grita. Trata de evadirse.
ALFONSO -(Lo retiene con fuerza)¡Quieto, quieto, muñequita!
JAVIER -(Tose por la presión del brazo en su cuello)¿Quién?...¿Qué?...
Alfonso se asombra al notar que se trata de un adolescente.
ALFONSO -¡Pero si eres un machito!
JAVIER -¡Suélteme!
ALFONSO -Casi una muchachita linda…
JAVIER -(Ahogándose) ¡Déjeme!
ALFONSO -¡Quieta!(Acentúa la presión)¡O te corto el cuello, mi hembrita!

(Acaricia a Javier)Niña, mi niña….Hueles bien, sabes bien…
JAVIER -¡Por favor, señor!
Alfonso clava el cuchillo en el brazo derecho de Javier, que grita.
ALFONSO -¡Quieta, puta!¡Tranquila o te clavo el cuchillo en el estómago!
JAVIER -¡No me mate, señor!

ALFONSO -¿Qué prefieres, puñal en la barriga o culito regalón?¿Ah?¡Dime! (Se restriega sobre Javier, que se queja)¡Quítate el short, muchachita!
JAVIER -(Lloroso)¡No soy muchachita!¡Suélteme!
ALFONSO -Te va a gustar. ¡Uy, que rico, como me pones!¡Te enseñaré cositas ricas!
Rudi y Miguel que se encontraban en la penumbra, se adelantan.

Miguel extrae un cuchillo de campaña.

Rudi se muestra casi paralizado.

Alfonso intenta quitar el short a Javier, que se resiste.

Con un grito, Miguel se arroja encima de Alfonso y le clava el cuchillo en la espalda. Se separa.

Alfonso grita. Suelta a Javier y se retuerce en el piso. Suelta el cuchillo.

Rudi avanza pasitos, con temor.

Javier también grita y se retira a un lado.

Miguel patea a Alfonso, dos veces. Se retira.

Pausa. Todos se ven, Alfonso en el centro, quejándose. Respiran con agitación.

Alfonso constata la herida en el pulmón derecho, Apoya la espalda en alguna de las estructuras. Gime, tratando de soportar el dolor. No es la primera vez que lo hieren. Observa a los muchachos.
JAVIER -¡Me hirió en el brazo!
Rudi se acerca a Javier. Le estudia la herida con estupor.
RUDI -Estás…herido…
JAVIER -¡Coño, fue él!
ALFONSO -¡Dios, soy el guardabosques?
MIGUEL -¿Guardabosques?
RUDI -(Con cierto terror)Le diste una cuchillada al guardabosques.
MIGUEL -¡Hirió a Javier!¡Le estaba haciendo daño!
ALFONSO -Me lo clavaste bien, amiguito.
MIGUEL -¡No soy tu amigo!
ALFONSO -El pulmón izquierdo. Casi de parte a parte…
JAVIER -(Señalando su herida)¡Me heriste, hijo de puta!
ALFONSO -No fue mi intención…
Miguel estudia a Alfonso desde cierta distancia.
RUDI -(Viendo a Alfonso, con cierto ensimismamiento) En el pulmón derecho…donde me indicaba mi viejo, si quería ver sufrir al oponente…
MIGUEL -¡Que sufra!
RUDI -(A Javier, con cierta recriminación, indicándole a Alfonso) ¿Qué le hiciste al señor?
JAVIER -¿Yo?...¡Nada le hice, cabrón
ALFONSO -Creí que quemarías el bosque.
JAVIER -¿Yo?
ALFONSO -(Quejoso) Los piromaniacos visitan mucho estos bosques.
RUDI -¿Seguro no intentaste encender una fogata?
JAVIER -¡Estaba sentado, viendo la cascada!
ALFONSO -Han destruido muchos parques, que son reserva de la nación y…quizá, me excedí un poco….
JAVIER -(A Rudi)¡Me hirió, no joda!¿No ves?
ALFONSO -Estoy muy arrepentido.
Pausa. Rudi ve a Alfonso. A Javier.
RUDI -Está arrepentido
ALFONSO -Cumplía con mi deber.
RUDI -¿Ven? Su deber.
JAVIER -(Con vergüenza) El…me, me pedía….
ALFONSO -Agredir a un guardabosques es grave.
RUDI -Si…es grave…
MIGUEL -¿Qué te pedía, Javier?
ALFONSO -Lo registraba en busca de armas, como me entrenaron.
JAVIER -¡Me pedía que me bajara el short.
ALFONSO - Buscaba armas ocultas…(Se queja)Muchachos, la herida es grave.
RUDI -Solo te registraba.
JAVIER -¿Si, marica?...(Se acerca a Alfonso y lo patea levemente)¡Me decías niña bonita!¡Ricura!...
ALFONSO -Eran bromas para mantenerte quieto, muchacho. Un poco bruscas, lo sé. (Gime)¡Duele!
RUDI -(Con miedo) Está muy mal herido. Algo debemos hacer.
ALFONSO -Este bosque se encuentra repleto de enfermos que encienden hogueras y se masturban. Policías y mafiosos enterrando cadáveres.
RUDI -Mafiosos.
ALFONSO -La semana pasada desenterramos a tres mafiosos. ¿No lo vieron en la prensa?
JAVIER -Yo solo miraba la cascada.
ALFONSO -Aquí vienen las parejas a follar. Esto no es un hotel y se los digo con toda amabilidad. ¿Adivinan la respuesta que recibo?
RUDI -¿Cuál?
ALFONSO -“Este es un país democrático”. Y siguen follando. ¿Se puede tratar así a un guardabosque?
RUDI -No.
ALFONSO -Mi deber es proteger el bosque, para que lo disfruten las familias cristianas y los jóvenes ecologistas, como ustedes.
RUDI -( A Miguel)¡No tenías que clavarle el cuchillo!
Miguel se encima sobre Alfonso. Lo patea por todo el cuerpo provocando gritos.
MIGUEL -¡No eres guardabosques!¡No eres, mierda!
Javier y Rudi lo retienen.
JAVIER -¡Déjalo, déjalo!
RUDI -(Acercándose a Alfonso, con respeto) ¿Tiene una identificación, señor?
ALFONSO -Olvidé la credencial en casa.
Miguel se encima sobre Rudi. Lo zarandea.
MIGUEL -¿Qué te pasa, come mierda?
RUDI -(Quejoso)¡Si no lo atienden rápido , se muere!
ALFONSO -Es una herida de pronóstico reservado…
MIGUEL -¡Se la merecía!
JAVIER -(Con tono de ruego en la voz, a Alfonso) Estaba tranquilo, viendo la cascada, señor. ¡Se lo juro!¡No soy piromaníaco!
Miguel golpea a Rudi con fuerza. Rudi cae al piso.
MIGUEL ¡Maricas, imbéciles!
Miguel atrapa a Javier. Lo golpea.
MIGUEL -¡No es el guardabosques!¡No es!
ALFONSO -Te esperan graves problemas, muchacho.
Javier y Rudi miran a Miguel con desconcierto.
MIGUEL -¡Es una rata! (Patea a Alfonso, que se queja. Toma la bolsa del hombre, la abre y deja escapar toda la porquería que contiene)¿Creen que un guardabosque guarda tanta mierda? (Patea a Alfonso)¿Cómo te llamas, sucio?
RUDI -¡No lo patees!
JAVIER -¡Vámonos de aquí!
MIGUEL -(Patea a Alfonso con insistencia. Aprieta el cuchillo que siempre ha mantenido en la mano y se lo clava en la pierna derecha)¡Habla o te mato a cuchilladas!
Alfonso grita. Miguel se aparta.
RUDI -¡Coño, lo heriste de nuevo!¿Qué te pasa, loco?
JAVIER -(Se acerca a ver la herida nueva de Alfonso)¡Es grave, Dios mío!
ALFONSO -¡Lo…más adecuado…es llamar a una ambulancia!

RUDI -¡Claro, una ambulancia!(Febril, busca en su pantalón. Saca el celular y lo despliega)¡Novecientos once!...
ALFONSO -¡Al hospital, no al novecientos once!....
RUDI -¡Es emergencia!
ALFONSO -Busquen la ambulancia, la policía está de más…
MIGUEL - ¿Por qué no quieres que venga la policía?
Pausa. Todos ven a Alfonso.
ALFONSO -Si viene la policía…(Ve a Miguel) Tendría que denunciarte por las heridas…Te verías en graves problemas y no quiero tal cosa…Eres un buen muchacho, creo, creo…
RUDI -(A Miguel) ¿Ves?...¡Te está ayudando, marica!
ALFONSO -Una ambulancia, por favor….
Miguel se arroja sobre Alfonso .Le rodea el cuello con el brazo y le coloca el cuchillo en el cuello.
MIGUEL -¡Lo ibas a violar, hijo de puta!¡Conozco a las mierdas como tú!¡Lo matarías después, seguro!
Rudi y Javier ven con asombro las acciones de Miguel.
ALFONSO -¡No, por mi madre!¡Una ambulancia!
RUDI -¡Hay que buscar ayuda!¡Suéltalo!
MIGUEL -(A Javier) ¡Quería follarte!¡Si no llegamos, te rompe el culo, marica!
RUDI -(A Javier)¡Dile que no es cierto, Javier!¡Dile!


JAVIER -(Con gran angustia, tras una brevísima pausa)¡Lo sentí, Rudí!¡Estaba excitado el hijo de puta!¡Me quitaba el short!¡Coño, un poco más y me la mete!
RUDI -¿Estás seguro?¿Estás seguro?
ALFONSO -¡Soy un honesto…padre…de familia!
JAVIER -¡Es una basura!(Se acerca a Alfonso y lo patea)¡Rata!¡Rata!
Javier se retira. Rudi se muestra estupefacto.
RUDI -Entonces….¿Te iba a violar?...
JAVIER -(Pateando a Alfonso)¡Si, si, si!
RUDI -Y después, te mata, seguro….
ALFONSO -Mantengan la calma …¡Y llamen a la ambulancia!….
Rudi extrae su cuchillo de excursionista. Se aproxima a Alfonso. Se inclina cerca de él.
RUDI -¿Crees que puedes engañar todo el tiempo?
ALFONSO -¡Recuerden mis derechos humanos!
RUDI -(Le clava el cuchillo en la pierna izquierda)¡No tienes ninguno!
ALFONSO -(Grita)¡Piedad!¡Piedad, muchachos!
MIGUEL -¿Cómo te llamas, rata?
Pausa. Alfonso jadea. Concibe que lo mejor es responder.
ALFONSO -Alfonso….Antúnez….
MIGUEL -¿Quién eres?...
ALFONSO -Me fugué…de la Penitenciaría Modelo.
MIGUEL -¿Por qué estabas allí?...
ALFONSO -¡Soy inocente, lo juro!....Yo, no la maté….
RUDI -Ahora recuerdo….Fue hace como dos meses….Escuché la noticia por televisión….El viejo mío se unió a las patrullas de búsqueda…
ALFONSO -Me estoy desangrando, muchachos….(Se incorpora. Se queja por las heridas ) Voy a tratar de….llegar al hospital…
MIGUEL -No llamaremos a la policía.
ALFONSO -Gracias.
MIGUEL -Ni a la ambulancia.
Pausa. Miguel, Javier y Rudi se miran.

Ven los esfuerzos de Alfonso por salir.

Música.

Los tres chicos clavan sus cuchillos en el cuerpo de Alfonso hasta matarlo. Gritan.

La luz baja en intensidad hasta el oscuro.
Escena IX
Rostro de Miguel en la pantalla. El rostro bajo, preocupado.

En la habitación se encuentra bajo la luz del reflector y la lente de la cámara.

Rudi toma un refresco y Javier come un bocadillo.
RUDI -“Conozco a las mierdas como tú”-Así le gritaste.
JAVIER -En ningún momento dudaste. Siempre supiste quien era.
RUDI -Nunca te vi con tanto…¡tanto odio!…
JAVIER -Lo querías matar desde el principio…¿Por qué tan seguro?¿Dónde conociste a otros seres como él?
Pausa.
MIGUEL -El señor Strauss era rico, gordito y amable.
JAVIER -¿Strauss?
MIGUEL -Odontólogo, buena gente y esposa opulenta.
RUDI -¿Tenía várices la esposa?
MIGUEL -Carne, marica. ¡Tetotas, bollote!
JAVIER -Bollote es gorda
MIGUEL -Era medio gorda. Y viciosa. Los ojos verdes se le volvían amarillos.
JAVIER -¿Cuándo?
MIGUEL -(Tras una pausita) En ocasiones.
RUDI -¡Coño, cuenta!
MIGUEL -(Se muestra incómodo. Algo entre el asco y la excitación) Se quitaba una bata transparente, azul cielo. Las piernas velludas con medias de seda.
RUDI -(Morboso) ¿Medias de seda negra?
JAVIER -¿Qué tal?
MIGUEL -¡”Los Strauss son ángeles!¿Qué sería de nuestras vidas sin ellos”?- Decían los padres de esta comunidad al referirse a la pundonorosa pareja Strauss. Los míos entre ellos.
RUDI -¿Pundonorosa?
MIGUEL -¡Gandolas de honor! Strauss tenía una pared repleta de diplomas, medallas, post grados, merecimientos por sus investigaciones en lingüística. Fotos con Bush, con Obama, con el Papa, con la Madre Teresa de Calcuta….Tradujo a Eurípides y Platón del griego antiguo…tocaba violín….Amaba a Neruda, a Rimbaud…. Se deleitaba con Verdi…Puccini….Beethoven.
RUDI -(Recordando) ¿Strauss? ¿Strauss?....
MIGUEL -Me narraba “La Iliada”….”Oh, Diosa, Canta del peleida Aquileo la cólera desastrosa que se apoderó de él cuando Agamenón injustamente le arrebató la recompensa”…
RUDI -¡Mierda, marica!¿Ese no fue el sádico que acusaron por violar a varios niños?

Pausa.
MIGUEL -Decenas….
RUDI -Va a estar en prisión por mucho tiempo.
MIGUEL -Mamá entró a mi cuarto una noche, mientras me removía en la cama tratando de dormir. “Hijo, para que te alegres. A Strauss lo violan todas las noches los negros de la prisión. Y lo vigilan para que no se suicide”-Me dijo con una sonrisa de oreja a oreja.
JAVIER - ¿Por qué debías alegrarte?
MIGUEL -(Pausa corta) Fui un niño de Strauss
Miguel sale del foco de la cámara. Baja la luz y va ascendiendo gradualmente en la habitación.

Rudi y Javier lo miran sin saber qué hacer o cómo reaccionar.
RUDI -¿Tú?...
JAVIER -¿Uso violencia contigo?
MIGUEL -No, no me violó….(Recuerda)Yo era jugador en el equipo de futbol de Strauss. Un día suspendieron el juego y me invitó a su casa. La señora Strauss me obsequió un helado grande…Creo que me drogaron…Me excité mucho….
RUDI -¿Cómo?
MIGUEL -Todo…pues, me parecía hermoso. Colorido. ¿Qué le agregarían a los helados?...Después, la señora Strauss comenzó a tocarme todo el cuerpo….se sacó las tetas y me las restregó en la cara….
RUDI -¡Pow, pow!
MIGUEL -“Toma, bebé, chupa. Toma”…
RUDI -¿Se las chupaste?
MIGUEL -Si….Luego vino el señor Strauss…tras de mí. Me acarició la cabeza, el cuerpo…Chupó conmigo las tetas de su señora….me besó….
JAVIER -(Con recriminación)Parece que te gustaba, marica…
Pausa . Javier y Rudi analizan a Miguel.
MIGUEL -(Pausa corta) También me gustaba follar y chupar a la señora Strauss…Un día un chico confesó y varios padres abrieron una investigación. Se destapó la olla y asomaron decenas de niños….El señor Strauss salió esposado de su casa. Frio y sereno, declarando que todo era una conspiración….
JAVIER - ¿Y tú?
MIGUEL -Mis padres me interrogaron y les confesé todo.
RUDI -¿Cómo reaccionaron?
MIGUEL -“Olvida”- Me aconsejaron. También me lo dijo el psiquiatra. Los tíos y vecinos también me recomendaban olvidar. Cualquier prójimo se me acercaba para decirme: “Miguelito, olvida”
RUDI -¿Olvidaste?
MIGUEL -¿Cómo mierda podía olvidar con tanta gente recordándome que debía olvidar?
RUDI -¡Pow!
JAVIER -¡Por eso es que estamos tan confundidos!
MIGUEL -No veo la confusión.
JAVIER - A mi tío Luís Eduardo, el banco le quitó la casa. ¿Ves? Ahora vive junto a su esposa y dos niños en una tienda de acampar.
RUDI - Detuvieron injustamente a un vecino.
JAVIER -Hay millones como nosotros aprendiendo como joder al prójimo en escuelas y universidades.
Pausa.
MIGUEL -El matrimonio Strauss es una gota en un mar....un mar, grande…
Pausa.
RUDI - Por eso se nos hace tan difícil elegir el lugar. ¿No?
MIGUEL -Ya está elegido.
MIGUEL -Mierda, aun no…
JAVIER -(A Rudi, con intensidad) ¿Qué haremos esta tarde?

Rudi no sabe que contestar.
JAVIER -¿No sabes?
RUDI -¿El liceo?...(Pausa corta)¿El cuartel de policía? (Pausa corta)¿La iglesia, en plena misa? ….¿La base naval?...
JAVIER -¡Un coño con la base naval!
RUDI -Tengo un hoyo negro en la cabeza.
MIGUEL -¡No lo creo!
JAVIER -¿Guardaste la cabeza de tu padre en el refrigerador?
Rudi no responde.
MIGUEL -¿Trajiste los tacos?...
Rudi mira a Javier y a Miguel. Afirma. Avanza a la derecha y toma la bolsa que ha dejado cerca del armario. La arroja sobre Miguel que, junto a Javier, buscan con apetito. Sacan los tacos. Le arrojan uno a Rudi.
RUDI -Esta tarde, a las cinco, tengo una cita pero no recuerdo donde, ni con quien ni para qué.
JAVIER -El Liceo.
RUDI -¿Ven?... el liceo. ¡Dije el liceo!
MIGUEL -La Fiesta de Fin de Curso.
JAVIER -¡La fiesta!
Pausa.
RUDI - ¿Tengo que bailar?
MIGUEL Y

JAVIER -¿Bailar?
Javier y Miguel ríen.
RUDI -No veo el chiste. No sé bailar…
MIGUEL -La verdad, me llama la atención la iglesia, en plena misa…
RUDI -¡Eso, la iglesia!. Es bueno que enfoquemos el lugar de los hechos.
JAVIER -Muchos sitios pueden ser el “lugar de los hechos”.
MIGUEL -¡Coño, pululan, lulan, lulan!
JAVIER -Sea sapo o sea rana, llegamos a las cinco en punto a la parte trasera del liceo, donde se encuentran los cubículos de los profesores.
MIGUEL -La especie maldita que enseña sin saber.
RUDI -Usaremos la camioneta de mi difunto padre, que no se va a molestar (Ríe) Primera vez que le uso la camioneta…
MIGUEL -Armados hasta los dientes llegaremos.
JAVIER -Con la uzi, la escopeta recortada, el Kalashnikov….
RUDI -Fracturo la puerta y entramos.
MIGUEL -¡El tiempo camina, no espera, coño!
JAVIER -Rudi coloca una bomba caza bobos en la puerta fracturada.
RUDI -¡Para los cerdos que vendrán, en sus patrullas y armamento asesino para cualquier evento!

Javier extrae un cuchillo de campaña.
JAVIER -Encuentro a Jorge, el conserje y le clavo el puñal en plena garganta. En silencio.
MIGUEL -Avanzamos en dirección al salón principal…Se escucha la música, lejana…Rumor de voces…trescientos estudiantes y cincuenta profesores reunidos….Nos esperan…ellos no lo saben, pero nos esperan…El pasillo ancho se encuentra desierto, iluminado…
JAVIER -El corazón late fuerte.
RUDI -La sangre choca en las sienes, en los tobillos…
MIGUEL -Llegamos a la entrada del salón…La música es muy fuerte, como siempre, para que sea imposible la comunicación….


Rudi abre su chaqueta. Saca un revolver y apunta a Javier y a Miguel.
RUDI -¡Quietos, cabrones!
Rudi empuja a Javier y a Miguel.
MIGUEL -¡Rudi, camarada!
JAVIER -¿Qué pasa?
RUDI -¡No se muevan, piltrafas, lacras enfermas!
MIGUEL -¡Cálmate, por tu madre!
JAVIER -¡Asesinada en la cocina!
Javier y Miguel han elevado las manos.

Rudi los hace girar.
RUDI -¡Los atrapé, enfermitos mentales! ¿Creen que estoy en sus estroncios?
MIGUEL -¡En la luz, el fuego, la sangre de Alfonso!
RUDI -¡Ratas enfermas!¡De rodillas y manos sobre la cabeza, malhechores!
Javier y Miguel se arrodillan, las manos sobre la cabeza.
MIGUEL -¿Malhechores?¿Y esa palabra tan maricona?
JAVIER -(Muy partida a Miguel) ¡Ay, bicha, eres una malhechora!
MIGUEL -(Partidísima, a Rudi)¡Pusiste la cabeza de tu padre en el refrigerador, al lado del rosbif, puta malhechora ¡
Rudi se abre la camisa. Deja ver un grabador en el pecho. Cables. Se muestra feliz.
RUDI -¿Ven, delincuentes?
MIGUEL -¡Coño, eso!....
JAVIER -¡Un grabador!
RUDI -¡Registré sus sucios estroncios!
MIGUEL -¡No lo creo!
RUDI -¡Los agentes de seguridad escuchan!
JAVIER -(A Miguel)¡Coño, nos jodió!
MIGUEL -¿Con el FBI?
RUDI -Y con la Interpol, la Caballería Montada Canadiense, la Gestapo, la

Secretaría de Inteligencia Argentina, el Departamento Administrativo de Seguridad Colombiano, la Agencia Central de inteligencia, la Dirección del Servicio de Inteligencia Policial Venezolano, la KGB, el FBI, el Mossad Aliyah Beth…
MIGUEL -¡La Gestapo ya no existe, mongólico delator!
RUDI -¿Si?¿Eso crees?¿Que no existe la Gestapo? (Ríe)¡Tú si eres rehuevón!...(Señala al exterior) Afuera, un comando armado hasta el culo está esperando mi señal en la típica camioneta de lavandería….
JAVIER -(Con odio) ¡Traidor!
MIGUEL -¡Eres más despreciable que el cura Lawrence Murphi, violador de doscientos niños sordos!

RUDI -(Indica una zona cerca del armario)¿Ven en el rincón?....(Se carcajea)¡Una micro cámara que ha estado grabando sus despreciables acciones…
MIGUEL -¡Sucio cobarde!
RUDI -La pagarán en largos años de presidio. (Risita) Cadenas perpetuas, mínimo…
MIGUEL -Permite que asesine a mi mamá, por lo menos…
RUDI -¿Qué dices? ¡Nunca permitiría tal crimen!
MIGUEL -¡Coño!¿Qué te cuesta? (Llama) ¡Rosa!¡Rosa!
RUDI -¡Seré la estrella en vuestro juicio, enfermos mentales!¡Las chicas me mamarán por todos lados!
MIGUEL -¡Rosa!
Rudi patea a Miguel y a Javier y los encañona.
RUDI -¡Me darán una medalla y saldré en los diarios y estaciones de televisión de todo el mundo, como héroe, no como una piltrafa asesina…
JAVIER -¡Mataste a Alfonso con tus puñaladas!
RUDI -Me dieron inmunidad, hijo de puta. Y me arropa el programa de protección de testigos. Seré un Juan Pérez de la Santísima y viviré en las praderas, con papá y mamá, en mi granja de monstruos de Tasmania….(Habla a un micrófono minúsculo que se encuentra en su pecho)¡Aquí operación Pavo de Gracia. Todo controlado. Vengan a buscar a estos maricones.
VOZ DE

ROSA -¿Qué tanto me llamas?
1   2   3   4

similar:

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconSoy Alfonso, oyente y enamorado de la rosa, un infarto me ha quitado...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez icon1137 Alfonso VII de Leon y Castilla y Alfonso Enriquez de Portugal...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconMiguel: a lo s nueve años consigo que me admitan en un colegio de...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconGracias a la atención continuada de Albino Suárez, los asturianos...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconMiguel grau seminario 133 AÑos de su inmolación en el combate de angamos

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconDiscurso de Orden con motivo de cumplirse cuatrocientos años de la...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconCrónica de una Muerte Anunciada
«Siempre soñaba con árboles», me dijo Plácida Linero, su madre, evocando 27 años después los pormenores de aquel lunes ingrato.”

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconEl nombre de la rosa, de Umberto Eco
«El nombre de la rosa» es más que un libro, es un fenómeno literario y social, convertido en un " best seller " inmediatamente. Publicada...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconTitulo: relacion de la narracion del cuentos y la expresión oral...

Rosa, madre de Miguel. 41 años Alfonso Antunez iconRosa Montero, Manuel Rivas, Rosa Regás, Riszard Kapuscinski, Anna...






© 2015
contactos
l.exam-10.com