Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por






descargar 27.41 Kb.
títuloSi bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por
fecha de publicación16.03.2016
tamaño27.41 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos


(Salmo 15)
Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por medio de la Compañía me confío el trabajar en la formación acompañando a las Hermanas que “habiendo llamado a las puertas de la Compañía” daban sus primeros pasos para ser siervas de los Pobres; sus testimonios, su generosidad para correr la aventura, su ilusión, su transparencia para manifestar “el paso del Señor por su vida” eran de tal manera motivadores e ilusionantes que al verme tan enriquecida con estas vivencias, me brotaban fácilmente del corazón. En estos días, compartidos con algunas de aquellas Jóvenes, y que hoy son Hermanas, dispuestas a celebrar su historia de 25 años, han recobrado una fuerza especial, y sintiendo la lozanía de aquellos tiempos han estado más llena y han sido más reales por el fuerte contenido que nos da la experiencia del día a día vivido según el Proyecto de vida de la Hija de la Caridad y a ello ha contribuido nuestro encuentro fraterno en la Misión de Marruecos.


  • Sí “me ha tocado un lote hermoso” al haber podido visitar de nuevo nuestra Misión de Ksar el Kebir experimentando como “se alargan los brazos de nuestra Provincia” y las Hermanas realizan esa preciosa Obra entre los más Pobres de los Pobres.




  • Sí “me ha tocado un lote hermoso” cuando he podido experimentar, de nuevo, la alegría y el entusiasmo de estas Hermanas “paseándose virtualmente” por su recorrido vocacional y expresando mediante sus palabras, gestos y expresiones el gozo de ser Hijas de la Caridad.




  • Sí “me ha tocado un lote hermoso” al compartir la preciosa Eucaristía celebrada por el Padre Director que, invitándolas a manifestar su experiencia, las motivó fuertemente a expresar con toda sencillez y espontaneidad lo que habían supuesto, para cada una, estos 25 años en la Compañía después de haber pasado por distintos Servicios, varias Comunidades y asumiendo “roles” de responsabilidad.


  • Sí experimento “ese lote hermoso” siempre que las Hermanas nos acogen allí abriéndonos las puertas de la Casa y del corazón y concretamente lo sentí en estos días en los que con su ambientación, preparación litúrgica sus múltiples detalles y la expresión constante de sus rostros nos hicieron vivir fuertemente el valor de la Comunión fraterna y de la alegría compartida..


Expresando una vez más que “me encanta mi heredad” dejo la palabra a las mismas Hermanas para que de forma sintética y desafiando la pobreza que ofrece cualquier medio para expresar, desde el corazón, lo vivido y lo que estamos viviendo puedan dirigirnos algunas palabras.
Sor Mª Pilar Rendón


Nuestro encuentro en Marruecos una forma de celebrar los 25 años en la Compañía.
Allí hemos vivido días de celebración, de fraternidad, de acción de gracias y de encuentro con dios, con ese dios encarnado en los Pobres y que un día nos puso en camino para servirle en ellos y amar.
Ellos, los Pobres, envueltos en carencias pero alegres necesitados de superación, con hambre de pan y justicia, con deseos de aprender y crecer… me siguen afianzando en la convicción de que el seguimiento de Cristo es un don recibido por el que solo puedo dar gracias y al mismo tiempo servirle en los Pobres, es un reto a vivir día a día compartiendo con ellos un mismo sueño: Otro mundo el posible.
Estas letras no manifiestan ni con mucho lo vivido, pues es muy difícil expresar con palabras los sentimientos. Pero procuraré expresarlos cada día viviendo en fidelidad y coherencia la Misión.
¡Gracias!

Sor Teresa Pérez Coto.


La fidelidad del Señor dura por siempre”
Creo que es una gracia de Dios el poder vivir los hermanos unidos y eso es lo que las cuatro Hermanas que permanecemos en la Compañía desde hace 25 años hemos tenido la suerte de experimentar.
A lo largo de nuestro recorrido vocacional muchos han sido los regalos recibidos de parte de Dios, éste ha sido uno muy especial, encontrarnos en nuestra querida Misión de Ksar el Kebir (Marruecos) y además acompañadas de una Maestra Excepcional que nos ha acompañado a lo largo de todo este tiempo, nos referimos a Sor Mª Pilar Rendón que, desde los comienzos, alentó nuestros pasos para crecer día a día en libertad y responder al Señor en fidelidad creciente y renovada.
Con ilusión esperaba mi Comunidad y yo muy especialmente la llegada de nuestros visitantes y desde que cruzaron la frontera el tiempo de espera se hacía largo… pero por fin llegó el momento deseado del encuentro, abrazos… risas… cariño desbordado… y lo primero Magníficat desde lo más profundo de nuestro corazón en la capilla que estaba engalanada de fiesta para tan grato acontecimiento.
Mucho habíamos preparado este encuentro, algunos jóvenes de los estudiante becados que tenemos en la Misión, recibieron a nuestras Hermanas y al Padre director, que también nos acompañó en este peregrinar, con el grito de Bienvenida típico del país y les ofrecieron el dátil junto con la leche, símbolo de la acogida que les expresaban, sus ojos brillaban por la alegría de recibirles.
Las Hermanas pudieron conocer la Misión en sus diversas áreas de servicio y yo gozaba al poderles mostrar “en su lugar” todo cuanto a lo largo del tiempo les he ido explicando en mi afán de acercar la Misión a la Provincia.
También pudimos visitar la Mezquita de Hassan II en Casa Blanca y el Mausoleo de Mohamed V en Rabat no sin las dificultades propias ocasionadas por el tráfico y la conducción en Marruecos, un poco diferente a los colapsos de coches en España; ello nos hizo reír y disfrutar en el interior de nuestro vehículo y sentir una vez más que somos capaces de pasárnoslo bien en acontecimientos pequeños, aún conservamos la alegría y compenetración de los comienzos.
Las Eucaristías las vivimos intensamente y de forma especial una de ellas en la que agradecimos al Señor su fidelidad, compartimos nuestro recorrido vocacional y lo que hoy significa para cada una de nosotras el permanecer en la Compañía, el “único lugar” que existe en el mundo para nosotras en el que podemos ser felices.
Hemos rezado por las Hermanas de nuestras comunidades locales, por todos los Pobres a los que servimos, hemos agradecido al Señor la ayuda valiosa de todos los que nos acompañaron a lo largo del camino y sobre todo hemos agradecido el don de la vocación.


  • Ha sido una celebración feliz.




  • Ha sido un encuentro fraterno.




  • Ha sido un momento privilegiado para comprobar que nuestra vocación está viva.

  • Ha sido un tiempo para agradecer a nuestra primera Maestra todo el bien recibido




  • Ha sido principalmente una ocasión fuerte para sentirnos Hijas de la Caridad privilegiadas.


Hemos querido compartir, algo de lo vivido, con las Hermanas de la Provincia porque en ella y desde ella seguimos renovando cada día nuestra fidelidad al Señor.
¡Gracias!
Sor Mª del Carmen Sánchez


El Señor ha estado Grande con nosotras y

estamos alegres”.
Ha permitido que para celebrar nuestros 25 años de vocación nos reuniéramos en Marruecos, con aquella Comunidad que comparte la vida con los pobres marroquíes.
Todos los días se viven experiencias positivas cuando se está cercana a los Pobres, pero cuando ves y conoces la pobreza y miseria de los Pobres sientes como el corazón te dice: “date sin reservas y sin esperar recompensa, es Cristo quien te espera en ellos”.
Durante todo este tiempo de mi recorrido vocacional he experimentado en mi la enseñanza de los Pobres, siempre de los ancianos, la soledad, la dependencia y el sufrimiento son realidades que me han hecho darme cuenta de que mi servicio hacia ellos tenía sentido. Me ayudan a caminar diciéndome con sus vidas como tengo que actuar para ser la Hija de la Caridad que ellos necesitan. Y ahora con este encuentro con aquellos niños, jóvenes, mayores, Hermanas en Marruecos ha sido como un impulso fuerte para seguir trabajando y luchando para que juntas con las Hermanas de la Comunidad que hoy comparto mi vida llegamos a ser testigos fieles de esta admirable vocación que Dios ha puesto en nosotras.
Gracias a mi comunidad, a la Provincia, a la comunidad de Ksar el Kebir, por darme, por darnos al grupo, la posibilidad de disfrutar y compartir nuestra vida tanto en la misión en la que trabajáis como en la vivencia de nuestra vocación que hemos compartido juntas.
¡Gracias!
Sor Mª Dolores Martínez

La bondad y el amor del Señor duran por siempre”.
Quiero empezar, con las palabras del salmo “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres…”. Sí, esos eran los sentimientos que estos días invadían mi mente y mi espíritu y los de mis compañeras. Esperábamos con ilusión el año 2007. ¡Hacíamos nuestras bodas de plata! Las cuatro estábamos llenas de gozo por revivir, junto a Sor Pilar, nuestros 25 años de entrega al Señor en la Compañía.
Decidimos viajar a Marruecos, donde se encontraba Sor Mª del Carmen, nos hacía ilusión compartir y vivir esos días la misión con ella y así conocer la obra que en Marruecos tiene la Provincia. Nos ponemos en camino con gran alegría e ilusión, con deseos de renovar en nosotras aquel primer fervor. Una vez más le queremos responder tímidamente desde nuestra respuesta vicenciana y celebrar nuestra acción de gracias al Señor por los momentos de gracias que a lo largo de estos años nos ha concedido y nuestro encuentro fraterno.
La acogida de la comunidad de Marruecos no pudo ser mejor, todas se desvivieron por nosotras durante esos días, todo les parecía poco para que nos sintiéramos como en nuestra comunidad, y lo consiguieron. Para nosotras fueron días ricos, en experiencias nuevas. El servicio que las Hermanas realizan allí nos impactó fuertemente, no solo por la pobreza que allí se vive, sino por la labor de promoción que realizan las Hermanas.
La liturgia que hemos compartido estos días, también ha significado mucho para todas nosotras, hemos vivido unos días de una riqueza espiritual grande, que nos ha hecho “calentar motores” para emprender otros 25 años con energías renovadas y hacer partícipe de ella a la Comunidad que la Provincia nos ha confiado.
Hemos recordado situaciones vividas a lo largo de todos estos años, que nos han hecho crecer como personas u como hijas de la Caridad, y todo ello con una mano amiga, desde el diálogo, partiendo siempre de nuestra realidad, que nos elevaban hacia Dios, que nos empujaba hacia metas más elevadas, vicencianas, más fraternas, siempre contando con su ayuda.
Queremos agradecer al Señor y a la Provincia, también a nuestra Comunidad el que hayamos podido realizar este viaje, estoy segura que va a marcar de una manera especial nuestra vida.
¡Gracias! Sor Rocío Lozano





Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconCantar Primero: Destierro del Cid
«¡Loor a ti, señor Padre, que estás en lo alto! Esto me han urdido mis enemigos malos». Notas

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconCantar primero destierro del cid
«¡Loado seas, Señor, Padre que estás en lo alto! Todo esto me han urdido mis enemigos malvados.»

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconEducar para celebrar la vida y la Tierra
«Siempre que nace un niño es señal de que Dios todavía cree en el ser humano». No es necesario decir más, pues en estas palabras...

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconMi historia, la historia de "cómo me hice monja", comenzó muy temprano...

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconOsho el libro del ego Liberarse de la ilusión Título original: The...
«Ha acabado el viaje. He llegado a la cima que deseaba». Nadie ha sido capaz de hacer eso en el transcurso de la historia de la humanidad,...

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por icon1 El Cid convoca a sus vasallos; Éstos se destierran con él. Adiós del Cid a Vivar
«¡Loado seas, Señor, Padre que estás en lo alto! Todo esto me han urdido mis enemigos malvados.»

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconLiteratura y sus formas a La medida de los versos
«¡Loor a ti, señor Padre, que estás en lo alto! Esto me han urdido mis enemigos malos»

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconHan sido tan sólo ocho días, y aunque los días previos a mi partida,...

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconTodas estas organizaciones no son competitivas pero estrechamente ligadas y complementarias
«circuitos o paneles de control» han sido duplicados o triplicados, con el objeto de

Si bien estas palabras del Salmo siempre han sido elocuentes y significativas en mi vida e historia vocacional, recuerdo que en la etapa en la que el Señor, por iconBryan Lee “Katrina Was Her Name”. Justin Time / Resistencia 2007....






© 2015
contactos
l.exam-10.com