La formación del carácter de los niños






descargar 60.98 Kb.
títuloLa formación del carácter de los niños
fecha de publicación14.03.2016
tamaño60.98 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos


_______________________________________________
La formación del carácter de los niños

(Parte II)
Las pasiones

Profr. Roberto Durán


Introducción
Quiero comenzar con un hecho verídico e histórico para darnos cuenta de la importancia de la formación del carácter en las personas.

Cuando una persona tiene una formación del carácter correcta, tiene sus emociones, sus pasiones sostenidas de tal manera que es dueña de ellas. Pero cuando la persona no ha sido formada en su carácter, las pasiones continuamente la están traicionando. De ahí que la persona sea inestable emocionalmente.
Por ejemplo:
Mary Gilbert, ella nació en Limerick, Irlanda en 1818. Llegó a París en 1840 para hacer fortuna como bailarina y actriz, adoptó el nombre de Lola Montes. Su madre tenía una lejana ascendencia hispana y afirmó ser una bailarina de flamenco, oriunda de España.

A partir de 1845, su carrera comenzó a decaer de modo que para sobrevivir se hizo cortesana, pronto llegó a ser una de las más exitosas de París. Sólo un hombre podía salvar la carrera de bailarina de Lola, Alexander Dujarier, dueño y crítico de arte de aquél entonces, del diario de mayor circulación de Francia.
Lola decidió cortejarlo y conquistarlo e investigo las costumbres de Dujarier y encontró que le gustaba cabalgar todas las mañanas. Como también ella era un excelente jinete salió a caballo una mañana y se encontró por “casualidad” con él.
Inmediatamente comenzaron a salir a cabalgar juntos todos los días. Unas semanas después Lola se mudó al departamento de Dujarier. Durante un tiempo ambos fueron muy felices, con la ayuda de Dujarier Lola comenzó a reactivar su carrera de bailarina. A pesar del riesgo que eso significaba para su posición social, Dujarier anunció a sus amigos que se casaría con Lola aquella primavera.
Lola nunca le había confesado que a los 19 años se había fugado con un inglés, con el cual continuaba legalmente casada. A pesar de que Dujarier estaba profundamente enamorado, su vida comenzó a desmoronarse. Aquí es donde comienzan las inestabilidades emocionales. Su suerte en los negocios cambiaba, sus influyentes amigos comenzaban a eludirlo.

Una noche Dujarier fue invitado a una fiesta a la que concurrían algunos de los jóvenes más acaudalados de París, Lola quería ir a toda costa pero él no se lo permitió. Esa fue la primera pelea de la pareja.
Dujarier asistió solo a la fiesta, ahí totalmente borracho insultó a un influyente crítico teatral, Jean Baptist , supuestamente por algo que el hombre había dicho de Lola. A la mañana siguiente, Vawalo, que era el mejor tirador de Francia lo desafió a batirse en duelo.

Dujarier intentó disculparse, pero el duelo se llevó a cabo y finalmente fue muerto. Así termina la vida de uno de los jóvenes más prometedores de la sociedad de París. Desconsolada Lola abandonó París.

La mala influencia, la inestabilidad emocional de esta mujer hizo pedazos la vida de un joven. En 1946 Lola Montes estaba en Munich, donde decidió cortejar y conquistar al rey Luis de Baviera. Descubrió que la mejor manera de abordar al soberano era a través de su edecán, el Conde Otto Von, un hombre que tenía gran debilidad por las jóvenes bonitas.
Un día, cuando el Conde se encontraba desayunando en un café al aire libre, Lola pasó par ahí montada en su caballo y sufrió una oportuna caída “accidental” y aterrizó a los pies del Conde. El conde corrió en su auxilio, quedó encantado con ella y le prometió presentarle a Luis de Baviera.
Dispuso una audiencia con el rey, pero cuando Lola llegó a la antesala oyó que Luis de Baviera decía que se hallaba demasiado ocupado para encontrarse con una extraña que necesitaba favores.
Lola apartó a los guardas e ingresó a la sala donde se encontraba el rey. En el forcejeo con los guardias su vestido se desgarró de la parte delantera. Algunos dicen que lo hizo ella misma, quizá uno de los custodios. Finalmente fue un hecho planeado.
De manera que ante la mirada atónita de todos y sobre todo la del rey, sus pechos desnudos quedaron al descubierto. Lola obtuvo su audiencia con Luis de Baviera. 55 horas después Lola debutó en los escenarios bávaros.
Las críticas fueron espantosas, pero ello no impidió que el rey le consiguiera más actuaciones para ella. Según sus propias palabras, Luis de Baviera había sido “hechizado” por Lola.
Empezó a aparecer en público del brazo con ella y le compró y amuebló una vivienda en una de las zonas más elegantes de Munich, a pesar de que tenía fama de tacaño comenzó a ser afecto a las extravagancias, a colmar a Lola de regalos y escribirle poemas de amor y a convertirla en la amante favorita del rey. Fue lanzada a la fama de la noche a la mañana.
Lola comenzó a perder su sentido común. Cierto día durante una de sus cabalgatas vio a un hombre mayor que cabalgaba más adelante. Con demasiada lentitud para el gusto de ella y como no conseguía pasarlo comenzó a golpearlo el látigo.
En otra ocasión sacó a su perro a pasear sin llevarlo de la correa, cuando el animal atacó a un transeúnte, Lola en lugar de ayudar al hombre lo golpeó con la correa del perro.

Incidentes de este tipo enfurecían a los conservadores de Baviera. Pero el rey defendía a Lola contra viento y marea e incluso le consiguió la ciudadanía bávara. Quienes conformaban su entorno trataron de advertirle de los peligros que entrañaba aquella relación, pero el rey despedía a todo aquel que osaba criticar a Lola.
Parecía que este hombre no escuchaba, pues la influencia que ejercía Lola sobre él era tremenda.

Cuando una persona influencia a otra y ésta es inestable emocionalmente, ¡qué terribles consecuencias!
Mientras los bávaros que hasta entonces habían amado a su rey, ahora le habían pedido todo respeto. Lola fue nombrada condesa, residía en un nuevo palacio, construido para ella y comenzó a meterse en política como asesora del rey. Era una de las personas más poderosas del reino.
Su influencia sobre el gabinete del reino iba creciendo, trataba a los demás ministros con mayor arrogancia y desdén y como consecuencia, en toda Baviera comenzaron a producirse manifestaciones contra la amante del rey.
Un país que antes parecía pacífico ahora se hallaba al borde de una guerra civil. Los estudiantes clamaban en todas partes. Para febrero de 1848, Luis de Baviera ya no pudo resistir la presión. Con profunda tristeza ordenó a Lola que abandonara Baviera de inmediato.
Lola se fue, no sin antes cobrar una importante indemnización. Durante las 5 semanas siguientes la ira de los bávaros se dirigió contra su antes tan amado rey, que en mayo de aquel año se vio obligado a desertar.
Lola Montes se mudó a Inglaterra y a pesar de estar casada, aún no se había divorciado del inglés, le echó el ojo a George Stafford Held, un joven y brillante oficial del ejército, hijo de un influyente abogado. Aunque él era 10 años menor que Lola y podría haber elegido esposa entre las jóvenes más bellas y adineradas de la sociedad británica.
Held cayó bajo su hechizo y se casaron en 1849 no mucho después. Lola fue arrestada acusada de bigamia pero logró eludir la cárcel y ella y Held se dirigieron a España. Tenían peleas terribles y en cierta ocasión Lola lo atacó con un cuchillo y terminó echándolo.
Cuando Held regresó a Inglaterra se encontró con que había perdido su cargo en el ejército, marginado por la sociedad inglesa marchó a Portugal, donde vivió en la pobreza. Al cabo de pocos meses concluyó su corta vida en un accidente náutico.
Algunos años más tarde, el hombre que había publicado la autobiografía de Lola Montes fue a la banca rota. En 1853 Lola se mudó a California, donde conoció a un hombre llamado Pat Hud con quien se casó. Esta relación, como todas las anteriores, fue tormentosa.
Lola lo abandonó por otro hombre. Hud comenzó a beber y cayó en una profunda depresión que duró hasta su muerte, cuando aún era relativamente joven.

La importancia del carácter




La formación del carácter en los niños es muy importante, porque van a ser los futuros ciudadanos del día de mañana. Algunos políticos, otros licenciados, abogados o doctores. Para ello se requiere personas con un carácter estable, que hayan sido formadas en su carácter, que tengan sus pasiones gobernadas y sometidas.

Aristóteles en “Ética a Nicodemo” dice lo siguiente:
Cualquiera puede ponerse furioso -todos tenemos la capacidad de hacerlo- eso es fácil, pero estar furioso con la persona correcta, en la intensidad correcta, en el momento correcto, por el motivo correcto y de la forma correcta eso no es fácil”.
Se requiere dominio propio, tener carácter para que las pasiones no gobiernen la mente y se cometan imprudencias de la nos arrepintamos.
La formación del carácter es importante para tener sometidas nuestras pasiones y sentimientos y porque tenemos que relacionarnos con todas las personas, desde que nacemos, en una familia, en la escuela, hasta que somos adultos y ancianos, siempre tendremos la necesidad de relacionarnos, es algo que es inherente y necesario.
En la vida cotidiana la gente es impulsada continuamente por sus pasiones. Siente molestia, contestan de mala gana, están alegres, se sienten muy bien y las ves sonrientes pero según el estado de ánimo es como las personas reaccionan. Muy pocas personas, son estables emocionalmente y tienen dominio y control sobre sus pasiones.
En el mundo en el cual estamos viviendo las personas están saliendo fuera de control, por las presiones, el estrés, las angustias o preocupaciones. De tal manera que dentro de la misma sociedad se ha buscado la forma de aliviar estas pasiones desbordadas, buscando un alivio a través de la psiquiatría, de la psicología, neuróticos anónimos, etc.
Muchas personas creen que una vez que ha estado viviendo en los continuos enojos, altibajos emocionales, etc., ya no podrá salir de ahí.
Se puede tener control de las emociones cuando se nos educa desde temprana edad y si somos adultos y entendemos que nuestras pasiones nos gobiernan también podremos salir de todo esto.

Un antiguo relato japonés:
Un belicoso samurai, guerrero japonés que desafió en una ocasión a un maestro Zen. Los maestros Zen son personas cultas y que tienen la facilidad del pensamiento. Y este belicoso samurai le dijo que le explicara el concepto de cielo y de infierno pero el monje respondió con desdén: “No eres más que un patán, no puedo perder el tiempo con un tipo como tú”.
Herido en lo más profundo, el samurai se dejó llevar por la ira, por el coraje, desenvainó su espada y gritó: “podría matarte por lo que acabas de decir, por tu impertinencia”, tranquilamente el monje le dijo las siguientes palabras: “eso es el infierno”.
El hombre desconcertado por un momento sabiendo que había sido ilustrado por el maestro Zen, reaccionó, sometió su pasión y su ira, y con respeto le dijo al monje: “le agradezco por la enseñanza que usted me acaba de dar”. El monje con una mirada serena le dijo: “eso es el cielo”.
La ira viene, las pasiones o sentimientos vienen en cualquier momento y quieren gobernarnos, pero debemos aprender como someterlas.
Hoy en día la gente dice que está neurótica y que no se aguantan más; maridos o esposas que tienen cambios de personalidad porque son gobernados por sus pasiones. De repente un hombre tranquilo cambia a un estado emocional y se vuelve agresivo, iracundo y que no tiene control sobre su boca ó una mujer que de repente está en un estado apacible y de repente cambia por la pasión de los celos y se vuelve ofensiva, agresiva e insoportable.
La ira es una pasión que está dentro de nosotros que estalla y nos es prácticamente imposible someterla. Pero no es imposible, es algo perfectamente posible.


Cómo someter las pasiones
Se hizo un experimento con un hombre para medir el control de las pasiones. Esta persona no sabía sobre el experimento. Estaba buscando un empleo y le dieron una cita para el empleo como parte del experimento.
¿En qué consistía el experimento? Hacían esperar a este hombre largas horas y ponían a prueba su paciencia. Para colmo llega un hombre azotando la puerta y le dice: “¿es usted el que está buscando el empleo? Pues por su sola apariencia usted no califica para nada y la verdad es que tan sólo de verlo usted produce un sentimiento desagradable.”
Se sale el hombre y azota la puerta. La persona que estaba esperando comienza a sentir la ira. En eso entra otra persona y le dice: “oye, ¿viste a ese tipo que acaba de entrar? Está en la compañía y ya nos tiene harto, ya nos fastidió, es un neurótico, loco y agresivo. Seguramente te hizo sentir mal”. Y entonces la ira empezó a subir porque esas palabras le dieron fuerza a su pasión, tuvo el deseo de golpear aquel hombre.
Después llegó otro hombre más agresivo que lo empujó y le dijo: “yo vengo aquí a pedir trabajo, pero usted me está haciendo la competencia”. Entonces siente que ya no puede controlar su ira. En eso entra una mujer con voz apacible y tranquila y le dice: “he estado leyendo el currículum de esta persona, platiqué con ella, perdónelo tiene problemas familiares, se le acaba de morir un hijo, está en la bancarrota, estar en una situación así es muy difícil”.
El hombre que estaba experimentando sus pasiones, se le aquietaron, porque le dieron razones, su mente gobernó sobre su pasión. La razón triunfó en este momento.
A través de este ejemplo, nos damos cuenta que cualquier pasión es perfectamente gobernable cuando se ejercita la razón y los argumentos.
Ejemplo de pasiones y sentimientos:
1. La ira: cuántas personas se divorcian porque un día se pelearon y no se perdonaron, personas que en los pleitos familiares están diciéndose palabras hirientes, ofendiéndose, lastimándose, no entendiendo que la ira produce ira y que esa ira luego se va a un tono más alto y se transforma en amargura y se vuelve un verdadero infierno la condición en el hogar.
Cuando alguien es motivado por celos o codicias, comienza su lengua a ser llevada a hablar mal de otra persona, a calumniarla. Las pasiones en cualquier área, son terribles cuando no se les gobierna.
2. El área sexual: cuántas relaciones extramaritales no se dan porque un día alguien experimentó un placer de estar con la otra persona. En muchas escuelas la filosofía es “si tienes deseo de hacer algo, hazlo, si te agrada, hazlo”. Pero en lugar de ayudar a los jóvenes a que su razón gobierne. A los jóvenes se les motiva a que den rienda suelta a sus pasiones.
Es triste ver que las campañas que se dan para la prevención de enfermedades sexuales como el sida, no es la abstención, es usar un preservativo, nunca el abstenerse como solución.
¿Porqué razón? Porque estamos en un mundo en el cual los sentimientos y la pasión gobiernan. Y cuando esto está a flor de piel se vuelve incontrolable y la persona comienza a hacer cosas totalmente irracionales.
Por ejemplo; una persona que adultera, traiciona a su esposa y a su familia por tener una relación fuera del matrimonio, es un acto irracional. Cómo cambian todo el beneficio de la familia por 10 ó 15 minutos de placer, es algo totalmente irracional. Pero la pasión gobierna sobre la razón.

3. La toma de malas decisiones: Un padre de familia tenía grandes problemas con su hijo adolescente. El hijo estaba consumiendo droga, no trabajaba, era irresponsable, la familia lo estaba manteniendo.
En una ocasión el padre decidió decirle de una forma seria a su hijo: “hijo tú necesitas trabajar, ser responsable en la vida y hacer las cosas como un hombre”. E inmediatamente le pidió por favor que abandonara su casa, que trabajara y se formara y entonces si, con esa actitud sería recibido en la casa.
La esposa amaba mucho a su hijo y lloró profundamente. Y esta mujer, motivada por los sentimientos, habló con su hijo aparte y le dijo: “hijo, tu padre es duro pero yo te voy a ayudar, yo te amo hijo”. Y comenzó a darle dinero al joven durante mucho tiempo, estuvo sustentándolo económicamente para que fuera del hogar y tuviera todo lo necesario.
Lo que esta madre no sabía era que esos sentimientos la llevaron a tomar una mala decisión. Primero le estaba diciendo que ella si lo amaba, entonces su padre no lo amaba, ya le estaba diciendo que aquella persona que busca su bien y que quiere que sea trabajador no lo ama. Pero ella como si lo ama le daba dinero.
¿Qué hacía con el dinero el joven? Compraba droga, comenzaba a tener más vicios y sobre todo la flojera, por cuanto no se esforzaba para salir adelante en sus necesidades, las consecuencias de una mala decisión.
Los sentimientos traicionan cuando no tenemos la razón en su lugar y los sentimientos por debajo de la razón.
Muchas mujeres quieren a un hombre a pesar de que es drogadicto, borracho o irresponsable y que no sabe sacar adelante a una familia. Pero pareciera que la muchacha no piensa, que no razona. ¿Qué está pasando? El sentimiento está ahí, está gobernando su razón, sus pensamientos y pareciera que no tiene la capacidad de razonar y pensar.
Hoy en día en nuestra sociedad, la pasión gobierna sobre la razón, los sentimientos llevan a tomar malas decisiones. ¿Es malo todo esto? ¿Nuestros sentimientos, nuestras pasiones, son malas? Son malas cuando no las sabemos usar racionalmente. Pero se vuelven un gran beneficio cuando sabemos utilizarlas a través de la razón.


La importancia del afecto en los hijos
Hay tantas cosas que vienen a consecuencia de esas pasiones y también por la ausencia de ellas. Por ello debemos instruir a nuestros hijos desde pequeños a saber gobernar sus pasiones. A la vez de nutrirlos de abundantes sentimientos profundos en la etapa de crianza.
¿Cómo es entonces que a un niño se le instruye en todo esto? ¿Cómo se forma a los hijos para sometan sus sentimientos a su razón y voluntad?
Un estudio realizado después de la Segunda Guerra Mundial:
Se observó que en los orfanatos de Europa, por ejemplo Alemania, muchos bebés eran retraídos y entraban en diferentes depresiones y su coeficiente intelectual era mínimo.

En aquel entonces había muchos huérfanos con la necesidad de ser cuidados y criados en un orfanatorio, pero a falta de personal, los bebés no eran atendidos correctamente. Solamente se les suministraba el alimento pero muy pocas veces se jugaba y sonreía con el niño y vieron que estos retrasos mentales eran producto de la falta de afecto hacia esos bebés.
Comenzaron a experimentar dando todo el afecto, cariño, nutriendo diariamente al bebé de amor, supliendo la necesidad afectiva de esos niños. Fue sorprendente el cambio, esos niños fueron normales.




La conclusión fue:
Todos los seres humanos, desde pequeños tienen la necesidad de afecto y se tiene que suplir desde que son bebés.”

Hoy en día muchos de los padres no saben realmente ser padres. No hay tiempo para sus hijos, los padres trabajan, y no se dan tiempo para estar con ellos.
Un niño que está siendo nutrido por el afecto de sus padres es un niño normal, se va a reír, se va a desarrollar y se va a ver sano en todo el sentido de la palabra. Pero los niños con falta de afecto se verán adormecidos, como en un estado depresivo por la ausencia afectiva.
Muchos psicólogos afirman que la ausencia del afecto en los primeros años de vida son determinantes para formar el carácter de la persona y le va a durar para toda la vida. Si les damos todo el afecto y jugamos con ellos, ellos crecerán sanos.
El doctor Peter Sifneos, psiquiatra de Harvard en 1972 acuñó el término Alexitimia.
Alexitimia: significa la carencia de emociones.
Son personas que son incapaces de expresar en palabras cuáles son sus sentimientos. ¿Por qué? Porque no se les dio el afecto desde pequeños para poder manifestar sus sentimientos en edad adulta.

La violencia también afecta emocionalmente a los niños. Hay bebés que desde temprana edad el padre les grita, los azota y esto los lleva tener sentimientos de desagrado. Si el niño crece en un ambiente de violencia será afectado para toda la vida.
En muchos matrimonios y familias la violencia es terrible. El padre es neurótico, grita, maldice y genera un ambiente de violencia en el hogar y temor. La madre al vivir en esta violencia descarga su ira contra sus hijos.
Si los niños crecen en un contexto donde las pasiones están gobernando sobre la razón, continuamente estarán expresando esa manifestación de lo que están viviendo y experimentando.
No se puede gobernar sobre las pasiones en nuestros hijos, si primero nosotros como padres no sabemos gobernarlas. El ser padre no es nada sencillo, pero aquel padre que en verdad ama a sus hijos se va a esforzar.
Muchos padres golpean a sus hijos por el coraje que traen, por la travesura que hicieron, pero no están razonando con ellos qué hicieron mal. Estos mismos padres están enseñando a sus hijos a reaccionar como ellos, con la misma pasión.
Dominio propio en los padres
Se necesita que usted ejercite continuamente el dominio propio, que se guié por la razón y no por las pasiones. Cuando entiende esto, se va a esforzar para vivir en un ambiente agradable y correcto en el hogar.
Si usted ama a sus hijos y desea proveerles el mejor bien, lo más importante no es darles dinero, la mejor escuela, que alguien los instruya en algo, lo más importante es que usted sea el ejemplo a seguir de sus hijos.
Sí usted gobierna sus pasiones y sentimientos, seguro será una persona que tiene control sobre sí mismo.
Kerry Strog, gimnasta de Estados Unidos, participó en las olimpiadas de 1996 en Atlanta y llamó poderosamente la atención. Estados Unidos no había destacado en la gimnasia, pero el equipo de Estados Unidos estaba adelante en los juegos, eso era lo que llamaba la atención.
Las rusas empezaron bien, pero después de la primera rotación de eventos las estadounidenses estaban en primer lugar. A medida que competían en cada evento, el liderazgo del equipo de Estados Unidos se afianzaba, pero no por mucho tiempo.
Cuando los equipos llegaron a la final de los ejercicios, el equipo de Estados Unidos solo tenía que hacer sus ejercicios con solidez y la medalla de oro sería suya. Parecía sencillo pero no lo era. Vamos a ver qué ocurrió.
La gimnasta Dominique Moceanu de Estados Unidos, realizo su primer salto, pero para sorpresa cayó sentada en vez de caer de pie, lo que le dio un puntaje muy bajo. Por suerte, en salto femenino cada atleta tiene una segunda oportunidad y solo cuenta el mejor puntaje, pero de modo increíble, Moceanu perdió su segundo intento con los mismos resultados. Fue algo pésimo y eso desmoralizó al equipo.
A Estados Unidos aún le quedaba una atleta, Kerry Strog, quien había recibido los mejores puntajes en un salto durante las pruebas de selección olímpica. Un buen salto de Ferry Strong y la medalla de oro sería para el equipo de Estados Unidos.
Strog realizó su primer salto, sus pies no quedaron en una posición muy buena, ella también cayó y peor todavía, se lesionó y aún debía completar otro salto para el equipo. Ahora el destino del equipo de Estados Unidos estaba sobre Kerry Strog.
Imagínese la presión del público, del entrenador, del equipo, los temores y todo lo que un ser humano pueda sentir en un momento como eso. Estaba en desventaja porque tenía una lesión y le quedaba un salto del cual dependía todo. No era sencillo. La situación era desesperada.
Strog sabía lo que debía hacer. Tenía que saltar, era el evento final en la competencia del equipo femenino. El entrenador le dijo: “dame un gran último salto” y la animó.
El entrenador dijo de ella: “es una niña pequeña que nunca fue la más ruda, siempre un poco tímida, parada detrás de alguien más, pero a veces esta es la persona con las mejores agallas”.
En ese momento Strog se enfocó a sí misma. Más tarde recordó: “yo sabía que algo no andaba bien en mi, oí que algo sonó. Me estuve diciendo que no fallaría en el salto o la medalla de oro se perdería y todo el trabajo duro y esfuerzo se desmoronarían en pocos segundos”.
Strog no sabía que durante su primer salto se había desgarrado 2 ligamentos en su tobillo izquierdo. Pero eso no le importaba. Corrió por la pista, pegó en el trampolín, dio el salto con la ayuda de las manos y voló por el aire. De manera milagrosa cayó en tierra con ambos pies. Luego sintió un dolor insoportable. Rápidamente saludó a los jueces parada en un solo pie y entonces fue a dar contra el suelo. Había completado su salto, había obtenido su puntaje y todo el equipo consiguió la medalla de oro.
Después de eso, la niña que siempre había estado en segundo plano, que nunca había sido la estrella de su gimnasio, se convirtió en la estrella del equipo olímpico. Todo el equipo parecía apreciar el sacrificio que hizo.
El periodista Swid escribió:
Lo único que Kerry sabía, además de la seguridad de la medalla de oro era que se había lesionado demasiado como para participar en la competencia completa individual que se efectuaría 2 días después. Una meta a la que se había aferrado durante los últimos 4 años. Este era su momento de mayor triunfo y también de su mayor desilusión.
Su voluntad había encontrado la manera de bloquear el dolor durante unos momentos cruciales, pero exigió un precio castigador. Kerry prácticamente se sacrificó por su equipo”.
A través de este ejemplo, vemos el dominio que tiene esta persona sobre la presión, los temores, el dolor físico y la presión tan intensa a la que fue sometida.
Cuando las pasiones gobiernan se comienza a cometer errores garrafales, cuando la presión está encima de uno, uno comienza a ser incontrolable.


Enseñando a los hijos
Cuando se educa correctamente desde temprana edad, los sentimientos y las pasiones de los niños y jóvenes estarán en autocontrol, vencer donde usted ha fracasado, tener una vida victoriosa cuando en verdad se les dedica el tiempo, cuidado y esmero.
¡Esto no es imposible! Vemos continuos ejemplos de personas que han tenido autocontrol, que sus pasiones no les han gobernado ni dominado, sino que han sabido vencer a través de la razón porque han aprendido las cosas correctas.
Usted debe de enseñar a sus hijos a vivir por la razón no por lo que sienten. Para ello, en la relación diaria, cuando su hijo tenga un mal sentimiento tiene que enseñarle a superarlo rápidamente.
Usted deberá estar enseñando y encaminando correctamente a sus hijos y dando ejemplo, entonces habrá un ambiente familiar y una atmósfera de amor, un ambiente de comprensión, donde no hay asaltos emocionales.
Se requiere un hogar con emociones equilibradas, estar contentos cuando hay que estar contentos, someter la ira cuando aflore, vencer esas pasiones que son incorrectas, de cualquier tipo. Es importante el dominio sobre ellas.
La razón tiene que gobernar. Estar fundado en principios morales y enseñar así a sus niños será algo que dará su fruto cuando ellos sean adultos. Usted no se arrepentirá y tendrá una gran satisfacción cuando vea a sus hijos en la vida, no siendo arrastrados por la ola de las pasiones que ha aplastado a muchas familias y a la gran mayoría de los seres humanos porque actuaron en sus pasiones y no en lo que es correcto.

Esperanza para la Familia, A.C.
info@esperanzaparalafamilia.com

Lada sin costo: 01800 690 6235
www.esperanzaparalafamilia.com

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La formación del carácter de los niños iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

La formación del carácter de los niños iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

La formación del carácter de los niños iconLos signos del Zodíaco y su carácter

La formación del carácter de los niños iconEl abecedario de Gilles Deleuze A1
«A». Y «A» es «animal». Y con «animal», podríamos recordar en lo que te concierne la frase de W. C. Fields: «Un hombre al que no...

La formación del carácter de los niños iconLos niños de darwin
«niños de Darwin» en «escuelas» especiales, verdaderos campos de concentración, mientras grandes sectores de la población los demonizan...

La formación del carácter de los niños iconEl maltrato fisico y verbal que ejercen los padres de familia en...

La formación del carácter de los niños iconMáster Universitario en Formación del Profesorado de Educación Secundaria...

La formación del carácter de los niños iconEnsayos de carácter argumentativo en los que desarrollo mis ideas...

La formación del carácter de los niños iconPelícula de ficción pero de carácter documental, se convierte en...

La formación del carácter de los niños iconSin nadie querido, á quién dedicar éste libro, en éste momento especial;...






© 2015
contactos
l.exam-10.com