No es una santa… es una gigante de la santidad






descargar 12.19 Kb.
títuloNo es una santa… es una gigante de la santidad
fecha de publicación08.03.2016
tamaño12.19 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
NO ES UNA SANTA… ES UNA GIGANTE DE LA SANTIDADhttp://www.mossenjoan.com/evangelitzacio/veronica/creu_p.jpg

Santa Verónica Giuliani (1660 – 1727) Fiesta: 9 de julio.

Úrsula, la futura Verónica, nació el 27 de diciembre de 1660 en Mercatello Sul Metauro, en lo que eran los Estados Pontificios, en el centro de Italia.

Su madre, en el lecho de muerte tiene delante de sí a sus cinco hijas, y las dedica, a cada una, a una de las cinco llagas de Jesús. A Úrsula le toca la llaga del costado. Fue providencial pues llegaría a identificarse del todo con el Crucificado para la salvación del mundo.

Adolescente, recibe una revelación de Jesús, que le dice: “Úrsula, a la guerra”.

Ella lo interpreta literalmente. Su primo es maestro de esgrima y aprende a luchar con la espada. En un combate, su primo la hiere en una pierna. Ella comprenderá que Jesús la llama a otro tipo de “guerra”.

Entrará en un convento de monjas capuchinas franciscanas. Allí podrá experimentar lo que ha dicho muchas veces la sabiduría cristiana: “Vita Communis mea máxima penitentia est”.

Jesús la llevará siete veces al Infierno, para que comprendiera bien el horror eterno del cual hay que salvar a la humanidad. Queda tan horrorizada por lo que ve, que va a ponerse en la entrada del infierno para que las almas no entren en él: “Almas, retroceded, retroceded…”

Le pedirá a Jesús la gracia de participar de su Pasión Redentora, y Jesús se lo concederá de manera extraordinaria.

“Jesús la atrae y la quiere del todo semejante a Él. Verónica experimentará en su carne la coronación de espinas, la flagelación, la crucifixión y la muerte de Jesús. Le será atravesado el corazón por la lanza y le serán impresas las llagas como señal definitiva de conformidad y de amor.”

“Recuerda la impresión de las llagas. Era el 5 de abril de 1697: ‘En un instante vi salir de sus llagas cinco rayos resplandecientes y vinieron a mí. Los veía convertirse en pequeñas llamas. En cuatro de estas había clavos y en una la lanza, como de oro, toda rusiente, y me atravesó el corazón; y los clavos perforaron las manos y los pies". Verónica puede repetir ya con san Pablo: ‘He sido crucificada con Cristo’.”

De ella es esta impresionante oración:

“Oh almas, recurrid a la sangre preciosa de vuestro Creador, que Él os ha comprado y redimido. Dios mío, no os pido otra cosa que la salud de los pobres pecadores. Convertidlos todos a Vos, todos a Vos. ¡Oh amor, oh amor! Mandadme más penas, más tormentos, más cruces, que estoy contenta, con tal de que todas las criaturas vuelvan a Vos, y nunca, nunca, vuelvan a ofenderos. Me pongo por medianera entre Vos y los pecadores. Vengan los tormentos; el amor lo sufrió todo. El amor ha vencido, y el mismo Amor ha quedado vencido, porque el alma lo siente en sí, en modo que no tengo modo de decirlo.”

Deja escrito un diario de 22.000 páginas, al cual pone el título: “El poema del dolor y del amor”.

En este diario explicaba que ella sentía dentro de su corazón, los instrumentos de la pasión: los clavos, las espinas, la lanza… Cuando murió, el obispo quiso comprobar que aquello tan extraordinario, era verdadero. Y así fue.

Impresiona, también, su total identificación con la Virgen María, con la cual hubo el intercambio de corazones. La Virgen la llamaba, “Corazón de mi Corazón”.

Como abadesa, a veces, presidia las reuniones de comunidad estando en éxtasi: era la Virgen María quien hablaba, trayendo aquello, naturalmente, una gran paz y armonía a la comunidad.

Murió el 9 de julio de 1727, a los 67 años de edad. Después de 33 días de “un triple purgatorio: dolores físicos, sufrimientos morales y tentaciones diabólicas, como lo había predicho.”

“Al alba del 9 de julio, recibida la obediencia de su confesor para poder dejar este mundo, vuela al encuentro con Dios.”

“’¡El Amor se ha dejado hallar!’ Son sus últimas palabras dichas a sus hermanas. Así terminó su padecer por amor y comenzó su paraíso.”

El papa Beato Pio IX, el papa de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, dirá de ella: “No es una santa, es una gigante de la santidad.”

Fue beatificada en 1804 y canonizada en 1839. Será, seguramente, la próxima Doctora de la Iglesia.

¡Hermanos y hermanas, los tiempos son “muy recios”, seamos, pues, nosotros también como Verónica Giuliani, Gigantes de la Santidad, con la ayuda de Dios, de la Madre de Dios y de todos los ángeles y santos y santas del cielo!

Mn. Joan Manuel Serra i Oller (jserrao@bisbatsantfeliu.cat)

Ver más en: http://www.corazones.org/liturgia/santos/santa_veronica_giuliani.html

www.mossenjoan.com

Audiencia del Papa Benedicto XVI, sobre Santa Verónica Giuliani:

http://www.corazones.org/santos/benedicto16/audiencias/2010/diciembre_15.html


Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

No es una santa… es una gigante de la santidad iconUn gigante se yergue tras unos montes, en una alegoría ya decididamente...
«a españa, después de la revolución de marzo», en la que sombras enormes de héroes españoles, entre las que se encuentran Fernando...

No es una santa… es una gigante de la santidad iconSi observamos una oficina de correos, una agencia de seguridad, una...

No es una santa… es una gigante de la santidad icon500 años de una mujer apasionada: Santa Teresa de Jesús

No es una santa… es una gigante de la santidad iconY era, entre nubes de fuego, una trompeta gigante
«¡Hermosa tarde, nota de la lira inmensa 15 toda desdén y armonía; hermosa tarde, tú curas la pobre melancolía de este rincón vanidoso,...

No es una santa… es una gigante de la santidad iconPreambulo
«Una de estas cartas está dirigida a Aristodemo, dos a Arquiras, cuatro a Dionisio, una a Hermias, Erasto y Corisco, una a Laodamas,...

No es una santa… es una gigante de la santidad iconSemana Santa será una ‘bendición’ para los turisteros de México

No es una santa… es una gigante de la santidad iconLes contaré una historia, una historia sobre el amor y el tiempo....

No es una santa… es una gigante de la santidad iconIdentifiquen (una película de amor, una comedia, una película de...

No es una santa… es una gigante de la santidad iconResumen Una invitación a una fiesta campestre en el castillo de Beaumont...

No es una santa… es una gigante de la santidad iconLa calle Montero Rosas en Santa Beatriz, un espacio tranquilo de...






© 2015
contactos
l.exam-10.com