Resumen Las relaciones entre los






descargar 0.71 Mb.
títuloResumen Las relaciones entre los
página9/10
fecha de publicación24.09.2015
tamaño0.71 Mb.
tipoResumen
l.exam-10.com > Derecho > Resumen
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

4.4 Del Símbolo al Ritual Virtual

Las herramientas que ofrecen las redes sociales virtuales han hecho que las relaciones humanas y su interacción se modifiquen. Estos procesos sociales se observan tanto en lo individual como en la colectividad, por lo que esta reproducción de acciones prácticas sociales es proyectada en el ritual.

4.4.1 Ritualizción virtual

Una característica significativa de los rituales es la repetición constante de una actividad. El resultado de los análisis muestra una acción repetitiva por parte de los usuarios vivos cuando interactúan en el perfil del usuario muerto por medio de la publicación de comentarios, fotos, videos, notas, etc.), por tal motivo, es necesario indicar que estas interacciones forman un ritual.

En el apartado La muerte como símbolo, se explica que los rituales tienen características que los distinguen, (Cazeneuve, 1971) y solamente se mencionan diez de ellas que pueden vincularse con la interacción social cuando un usuario de las redes sociales virtuales muere. A continuación se realizará un análisis profundo sobre ellas.

En primer lugar se menciona el valor universal que tienen los rituales, a pesar de algunas discrepancias y localización geográfica. En el mundo virtual es necesario mencionar que, cuando un usuario muere su comunidad sigue escribiéndole. Esta característica no es endémica de un solo lugar, religión, nivel socio-económico, educación, etc., ya que, en los corpus de los usuarios muertos se observó que los usuarios vivos tienen una interacción post mortem con el difunto a pesar de su ausencia física. Algunos de estos ejemplos se observan en los corpus, tanto objeto como ampliado, ya que hay usuarios muertos de otro países, diferente género, nivel socio-económico, soporte de red social virtual, etc.

El segundo punto está relacionado con la necesidad de sentido que causa el ritual. En el mundo virtual esta necesidad de sentido se visualiza en los ejes de interpretación antes planteados. Por ejemplo, en el caso psicológico se busca seguir manteniendo el contacto con el usuario muerto para la superación del duelo y desviación de la melancolía. El ontológico va ligado a la existencia que el usuario vivo le otorga al usuario muerto después de su fallecimiento. En el antropológico se aborda el respaldo que el usuario vivo busca en la comunidad post mortem para seguir manteniendo vivo, aunque sea de manera virtual, al difunto.

Otra característica de los rituales es que pueden evolucionar con el cambio de la sociedad y el tiempo. En la actualidad, si el doliente quiere establecer una especie de “comunicación”, opta por ir al cementerio y “hablar” con el muerto, o bien, hablar con alguna foto del fallecido. Sin embargo, ahora es posible tener una interacción más “real” con el difunto mediante su red social, ya que en ésta puede ver sus fotos, sus últimos comentarios y rastros de los lazos libidinales que dejó en vida, lo cual crea un nuevo auxiliar para la ritualización del duelo, dejando ver que las tecnologías ayudan y pueden, en cierto modo, transformar la manera tradicional de algún rito.

En los resultados de análisis se percató que el proceso de ritualización de la muerte en las redes sociales es individual, ya que cada usuario vivo continúa una interacción y participación en torno al perfil del usuario muerto con el fin de prolongar la vida virtual de éste. Sin embargo, al no ser solamente un usuario vivo quien mantiene esta interacción, sino que también es la comunidad post mortem, se concluye que también es un ritual colectivo.

Otra característica perteneciente a los ritos es la relación que mantiene con los mitos, ya que el proceso de ritualización religioso recrea un ambiente sagrado mediante la representación de los mitos, en el que se busca generar un vínculo entre el mundo fáctico y el mítico de las divinidades.

Esta característica se visualiza claramente en el ritual de muerte dentro de las redes sociales, porque los usuarios vivos tratan de prolongar la existencia del usuario muerto, pues hablan sobre un encuentro post mortem, en la eternidad, relacionándose así directamente con aquellos mitos referentes a la eternidad.

Por tal motivo, esta ritualización en las redes sociales son sincro-diacrónicas, ya que los usuarios vivos introducen el tiempo fáctico en los comentarios dirigidos a los usuarios muertos, debido a mencionan un pasado, un presente y un futuro; respecto a éste último, los usuarios vivos tratan de introducir el modelo mitológico de la eternidad, el cual está fuera del tiempo, ya que la realización del ritual hace que el mito adquiera su autentica significación.

4.4.2 Toteísmo Virtual

Para poder establecer los rituales es necesario un símbolo que represente la condición humana y aquello que sale de este mismo orden. Es por eso que los usuarios muertos en el momento que fallecen representan para los usuarios vivos la condición humana de la finitud, pero también la eternidad después de la muerte, la cual sale del orden fáctico, puesto que las representaciones simbólicas en los ritos sagrados o religiosos no pueden consumarse más que en el aspecto mitológico.

Como se había mencionado, en los rituales celebrados en Australia el ser es considerado como sagrado, ante todo, como símbolo, ya que el culto se dirige a la imagen. De igual manera, se puede observar que para los usuarios vivos el perfil del usuario muerto después de fallecer se convierte en un Tótem, en un símbolo para la Comunidad, ya que lo transforman en un ente sagrado dirigido a una trascendencia.

El tótem (simbolismo del usuario muerto) es configurado por la comunidad post mortem, une a la misma mediante lazos de solidaridad, los cuales están constituidos en sí por la misma interacción y participación que los usuarios vivos tienen alrededor del perfil del difunto.

En los rituales, el tiempo y el espacio permiten la síntesis de lo cotidiano con lo otro, pues el tiempo y el espacio fáctico buscan la eternidad, lo que motiva a los usuarios vivos a intentar comunicarse con seres que se encuentran en un plano que los trasciende. Por lo tanto, el tiempo y el espacio sagrado son elementos importantes para que el rito forme un contacto y una participación entre el mundo humano y el mundo de lo divino.

En este aspecto, el centro totémico (espacio sagrado) se refiere a los perfiles de los usuarios muertos, por el cual se busca establecer una conexión con lo divino, ya que los usuarios vivos realizan actividad de manera repetitiva. Por otro lado, se busca que el tiempo fáctico se santifique mediante la relación que se tiene con el mito de la eternidad.

Por lo tanto, se puede concluir que, cuando un usuario muere, su perfil se convierte en un Tótem (símbolo) para su misma comunidad post mortem, ya que ésta le atribuye características que parten de la necesidad de sentido (psicológico, existencial, antropológico), por lo que los usuarios vivos mediante esta ritualización prolongan la existencia del usuario muerto, perdurando así en el imaginario colectivo la idea de una existencia dirigida hacia el mito de la eternidad. Es decir, el Tótem se convierte en el foco de interacción de la Comunidad, porque las interacciones de los usuarios vivos giran en torno al símbolo del usuario muerto.

4.5 El mito después del rito

Después de revisar diferentes concepciones sobre qué es el tiempo y la eternidad, en el capitulo dos de este trabajo, podemos hacer algunas interpretaciones ocurridas con los perfiles de los usuarios muertos, e incluso, lo que provocan las manifestaciones de sentido de los usuarios vivos.

Primero que nada se deben acentuar dos concepciones: la primera es la relación del tiempo con la capacidad de mutabilidad de las cosas y la segunda es la calidad de “permanencia” que caracteriza a la eternidad, ya que estas dos constantes son las que unen a las diversas concepciones de la eternidad y el tiempo en las diferentes teorías.

Se alude a la teoría de Heráclito cuando se hace referencia al tipo de eternidad, en donde las cosas cambian y se transforman en algo diferente a lo que eran para volverse eternas. Esto se relaciona con el perfil de los usuarios muertos, quienes sufren una mutabilidad de la que habla el filósofo. Esta mutación o traspolación no se distingue a partir de los propios usuarios muertos si no a partir de la imagen que los usuarios vivos crean del fallecido al momento de comentar y expresar lo que sienten por su pérdida.

Ahora bien, desde cierta perspectiva esta transición del perfil del usuario muerto a un objeto inmóvil se debe a que cuando el usuario muere, su perfil y la representación sobre él, pierde su capacidad de transformación, es decir, a excepción de la constante participación de los otros, el perfil en sí permanece inmutable.

Esto haría pensar que la representación del usuario muerto tiene la capacidad de ser eterno debido a que “permanece”, sin embargo, apegándonos a las teorías de Aristóteles y Plotino, la eternidad no tiene ni principio ni fin, por lo tanto, la representación en el perfil del difunto pierde ese carácter de eterno, porque se encuentra sujeto a una temporalidad, es decir, en algún momento tuvo un inicio cuando el usuario muerto decidió crear su perfil.

Para complementar lo anterior, tampoco podría considerarse que la representación del perfil del usuario muerto tiene un carácter de eterno, porque sigue transformándose, esto es, inicia con un perfil activo donde el difunto desarrolló su vida virtual; después de su muerte esa representación de su ser se reconfigura en un símbolo, que es interpretado por el resto de la Comunidad; y finalmente, sufrirá una nueva transformación en el momento en que, alcanzado el momento donde el símbolo dejara de tener quien lo interprete, se convertiría en información almacenada en la web.

Si bien es cierto que la representación del perfil del usuario muerto tiene un inicio marcado, también, es imposible saber en qué momento llegará a su fin, por tal motivo consideramos pertinente introducir una nueva distinción entre lo eterno y lo infinito para esclarecer la situación real de las representaciones de los perfiles de los usuarios muertos.

Lo infinito es aquello que no tiene fin, pero que tiene un inicio. Sin embargo, de acuerdo a Plotino, la eternidad no tiene un inicio ni un fin, porque la eternidad es algo que siempre ha sido, siempre es y siempre será. De este modo, se asume que la representación de los perfiles de los usuarios muertos no puede tener un carácter eterno, porque tuvo un inicio, en cambio, si puede considerárseles como infinitos, porque al no ser eliminados de la base de datos pueden estar almacenados en la web mientras ésta exista.

Asimismo, se puede apreciar que en algunos comentarios dedicados a los usuarios muertos se refleja una mutación del difunto hacia otro plano metafísico o existencial. Donde los recuerdos y los lazos libidinales se aferran y trasladan al Dasein del fallecido a otro tipo de “vida”. Es por eso, que la prolongación del usuario muerto a otro plano existencial se refleja en los usuarios vivos que no terminan de aceptarse, reconocerse y resignarse ante la pérdida del finado. Este comportamiento varía de acuerdo a la concepción o creencia que cada uno de los usuarios vivos tiene arraigada a su propio existir.

Con lo anterior, se puede justificar por qué hay usuarios vivos que utilizan objetos retóricos diferentes para prolongar el existir del usuario muerto; ya que emplean estos recursos retóricos para proyectar el “existir” del difunto, Por ejemplo, en los dispositivos retóricos de símil se pudieron apreciar distintas maneras para referirse a la traspolación, hacia otra forma de existencia, que el usuario vivo otorga al usuario muerto.

Queda claro que la infinitud es posible gracias a los usuarios vivos en el perfil del usuario muerto, en donde sincronizan sus creencias y sus deseos para prolongar el existir en una atmósfera metafísica de una persona sobre quien están bastante marcados los lazos libidinales. Y de este modo, se muestra una creación de “eternidad” en el sentir colectivo de los usuarios vivos, quienes lo proyectan en el tiempo presente.

Este sentir es provocado por una necesidad de sentido, que en el mundo virtual se materializa en los ejes de interpretación antes planteados. En la línea interpretativa que corresponde al eje psicológico se busca mantener el contacto con el usuario muerto para la superación del duelo y desviación de la melancolía. El eje ontológico va ligado a la existencia que el usuario vivo cree que tiene el usuario muerto después de su fallecimiento. En lo antropológico se aborda la interacción y el respaldo que el usuario vivo busca en la comunidad post mortem para seguir manteniendo “vivo”, de manera virtual, al fallecido.

Lo anterior tiene como consecuencia, una resignificación de la muerte, que consiste en adaptar su concepción a través del depósito de creencias y ritualizaciones en un espacio que relativamente materializa significaciones, por medio de la retroalimentación en las concepciones de cada uno de los usuarios vivos.

CONCLUSIONES

Los avances tecnológicos han abierto espacios de comunicación virtual que posibilitan una interacción entre los usuarios. En esta atmosfera ya no se requiere de un contacto físico, ya que es sustituido por un intermediario electrónico, el cual simula las estructuras de una relación personal en el mundo fáctico. Así, la manera en cómo los individuos interactúan en Internet, se ha transformado por las herramientas que los servidores virtuales ofrecen.

  1. A partir de la creación de la web 2.0, la sociedad se ha visto incluida en el mundo de la red, la cual propicia la interacción entre los usuarios. De este modo, en la web se observa un traslado del comportamiento fáctico al virtual, como por ejemplo: la significación de la muerte.

  2. Con el reciente surgimiento de la muerte de usuarios en las redes sociales virtuales, se han empezado a crear aplicaciones como “Cementerios Virtuales”, “Cuentas In Memorian” y “Testamentos virtuales”; en donde el tema a tratar es la perdurabilidad de las cuentas virtuales.

  3. Por otro lado, mientras un usuario fallecido sigua teniendo notificaciones creadas por los demás usuarios, continuará presente virtualmente para una comunidad post mortem, que tiene como fin común continuar interpretando la representación que un usuario muerto ha dejado plasmada en su perfil.

Como parte de los ejes teóricos de interpretación del capítulo I: A través del espejo 2.0 se pudo observar que:

  1. Virtualidad

  • Tanto la vida fáctica como la virtual son reales, ya que ambas se emanan de un mismo ser ahí, que involucra posibilidades, acciones, reacciones, consecuencias, así como un inicio y un final. Sin embargo, el hecho de que ambas pertenezcan a la realidad, no significa que sean lo mismo, ya que la virtualidad jamás podrá sustiuir a lo fáctico.

  1. Psicológico.

  • Cuando existe la pérdida de un objeto de amor, que provoca displacer, se atraviesa por un proceso de duelo, que busca la de evasión o superación del dolor mediante el deseo de prolongar la interacción con dicho objeto de amor, que produce placer. Sin embargo, existen personas que pueden sufrir melancolía, quienes a consecuencia de la pérdida del objeto de amor presentan un empobrecimiento de su Yo.

  1. Ontológico.

  • El Dasein consiste en el arrojo al mundo de un ser con posibilidades, las cuales están destinadas a la anulación; cuando eso sucede, el Dasein pierde su ser ahí para dejar de existir.

  • Heidegger, hace una distinción entre individuos auténticos, los que se abren a la posibilidad de la muerte; e inauténticos, los que no integran la conciencia sobre la muerte en su ser-en-el-mundo.

  1. Antropológico.

  • El Yo se configura constantemente en virtud de las acciones del Otro, ya que para el Yo, la simpatía del Otro es fundamental para la construcción del mundo en el que habita y de su propio Yo.

  • Las tecnologías tienen un papel clave en las relaciones humanas, de hecho, pese a lo que se plantea en la modernidad líquida sobre la fragilidad de los vínculos, se pudo observar que, los lazos entre los individuos se mantienen solidarios, incluso, ante la ausencia fáctica del Otro.

  • Los rituales son manifestaciones sociales que implican una necesidad de sentido. Estas necesidades se satisfacen mediante la valoración de símbolos, los cuales son esenciales para el rito, ya que son focos de interacción social, que tienen un sentido en común.

  1. Mito.

  • La eternidad siempre ha estado y siempre estará; mientras que la infinitud no tiene final, pero sí un inicio. Pese a esto, los usuarios vivos le otorgan a la ilusión de presencia del usuario muerto, una calidad de eterno a través de la manifestación de sus creencias metafísicas.

Los resultados de análisis expuestos en el apartado De lo Terrenal a lo Divino muestran que:

  1. En los textos poéticos, las figuras retóricas son usadas fundamentalmente para expresar la profundidad del dolor causado por el ausente. Mientras que, en el texto argumentativo se muestra unanimidad acerca de una creencia de la continuación de vida. Por su parte, los textos diegéticos están enfocados a recordar las experiencias vividas con el usuario muerto, en donde se observó que las relaciones actanciales son de solidaridad, apoyo, salvación y admiración.

  2. Las emociones discursivas muestran sentimientos de alegría, orgullo, admiración y, en pocas ocasiones, de tristeza. En tanto que, en las emociones de contenido existen sentimientos de nostalgia, tristeza y frustración ante la pérdida.

  3. De manera general, se observó que el sentido del relato se enfoca en el recuerdo del usuario muerto; esta remembranza constante del usuario muerto es lo que propicia una ilusión de su presencia. Asimismo, se refuerza esta presencia cuando los usuarios vivos integran al fallecido dentro de la Comunidad.


Las recientes tecnologías han construido nuevas formas de manifestación de sentido de los individuos, ya que estas proporcionan espacios de comunicación virtual que implican formas diferentes de interacción, expresión, relación y participación a comparación de las existentes en la vida fáctica.

El individuo que usa estos espacios ha adaptado esta forma de comunicación virtual a su vida cotidiana, por lo que la reconfiguración de una parte de su ser implica un cambio individual (psicológico y existencial) en su conducta en la sociedad (antropológico).

De tal modo, se hace referencia en primera instancia al eje psicológico de la investigación, en donde los resultados de análisis muestran que los usuarios vivos, cuando se enfrentan a la pérdida de un usuario muerto, tratan de asimilar la pérdida mediante la prolongación de la vida virtual del fallecido.

Cabe destacar que, además de utilizar el texto poético para expresar lo más profundo de su sentir, también los usuarios vivos crean una imagen positiva del usuario muerto; así, pese al dolor que existe ante la pérdida, se le puede recordar de manera placentera.

A su vez, el duelo muestra características, que de manera similar se observan en el mundo fáctico y en el virtual. Por ejemplo, en este proceso se perciben tanto emociones negativas como positivas; la pérdida del objeto de amor en cada usuario vivo es diferente; se exterioriza el proceso de duelo.

Sin embargo, es pertinente indicar que una diferencia importante en los resultados, es la solidaridad en las redes sociales virtuales por parte de la comunidad post mortem en una dinámica de duelo colectivo, mientras que, en el mundo fáctico existe una imposibilidad de involucrarse en el duelo de otro, ya que se considera como un proceso muy íntimo e individual.

Además, se puede observar que las herramientas de las redes sociales virtuales ayudan al individuo a sobrellevar el duelo, pues el mismo usuario vivo hace uso de estas herramientas para tener una interacción en la que se busca sostener un contacto con el usuario muerto; así, esta interacción puede considerarse como una herramienta terapéutica alternativa que contribuye al proceso de duelo del usuario vivo.

Cabe señalar que, como parte del proceso de duelo en las redes sociales virtuales se observa que la libido del usuario vivo no está encausada a otro objeto nuevo, ya que ésta se enfoca en la representación virtual del usuario muerto (perfil de Facebook). Siendo así, Facebook como herramienta terapeútica alternativa, al proporcionar una representación de aquel a quien se ha perdido, ¿podría contribuir al tratamiento de un individuo melancólico?

Por otra parte, la continuidad de la interacción con el usuario muerto, también, se abordó desde el punto de vista ontológico, con el cual se concluye que, pese a las herramientas proporcionadas por Facebook para compartir parte del ser ahí de un usuario, no existe una prolongación de su Dasein después de que el usuario fallece, sino que son los Otros quienes se valen de estas herramientas para continuar comprendiendo la representación del usuario muerto que ha quedado registrada en su perfil.

De este modo, se puede decir que sin la interpretación, interacción ni vinculación existente entre la comunidad post mortem, Facebook por sí solo no podría significar la representación del usuario muerto, puesto que esta plataforma sólo es el medio del que se valen los usuarios vivos para encontrar la forma de enfrentar el dolor ante la pérdida del fallecido.

Asimismo, debe tomarse en cuenta que esta forma de comprender la representación del Dasein no sería posible si no se realizara de manera colectiva, es decir, es gracias a la interacción que tienen los usuarios vivos en torno al usuario muerto que se genera una ilusión de presencia, la cual facilita una comprensión del ser del usuario muerto mediante la remembranza de anécdotas, la valoración de su persona en la vida fáctica y el registro en su perfil ,a manera de información digital, de sus últimas actividades realizadas antes de fallecer.

Así, se puede decir que, si bien no se prolonga el existir del usuario muerto, sí perdura el registro y la documentación de su vida en las redes sociales virtuales, lo que se convierte en un símbolo interpretado por el resto de los usuarios vivos, que finalmente, se mantendrá en la web como un vestigio que perdurará como simple información digital almacenada en la base de datos de Internet. No obstante, el usuario muerto llegará al fin de su vida virtual cuando no existan interpretantes que le otorguen un significado.

Cabe destacar que, no es posible saber cuándo un usuario muerto llegará al fin de su vida virtual, porque esto depende de dos factores:

a) La comunidad post mortem, puesto que el cese de la interacción en torno al perfil, podría ocurrir a corto, mediano o largo plazo.

b) El desarrollo de tecnológicas de espacio-tiempo, ya que pueden aparecer nuevos espacios de interacción que desplacen a las redes sociales virtuales actuales como Facebook, por lo que el perfil del usuario muerto dejará de tener actividad, corroborando así una de las hipótesis secundarias acerca de la finitud de la vida virtual.

Pero no sólo se trata de que los Otros le den un significado al perfil del usuario muerto, ya que también los usuarios vivos sufren una reconfiguración a partir de la pérdida del fallecido, puesto que en sus comentarios hablan de cómo era su ser cuando vivía; también, hacen referencia a cómo se sienten actualmente después de la pérdida del usuario muerto, esto es, los usuarios vivos reconocen que ya no son como eran antes de la pérdida del difunto.

Se percibe que la relación del Nosotros entre el usuario vivo y el usuario muerto está completamente fundamentada en la retroalimentación de su ser. Por tal motivo, cuando en esa relación del Nosotros se pierde una de las dos partes, dejando al Yo falto del , se crea en el usuario vivo una necesidad por recuperar lo que el finado se llevó consigo por lo que se aprovecha de la situación de solidaridad entre la Comunidad, que padece de la misma pérdida, para crear una ilusión de presencia del usuario muerto con el fin de evadir su ausencia, acercándolo e intentando integrarlo a la Comunidad como estaba anteriormente.

De esta manera, se puede deducir que el Yo pretende sanar su pena individual mediante el intento por seguir reconfigurándose con base en la reconstrucción que hace del , pero a su vez, cuando el Yo se respalda en la Comunidad para hablar del usuario muerto, se puede asumir que entonces el es reconstruido gracias a la Comunidad.

Bauman dice que, las tecnologías causan fragilidad en los vínculos, sin embargo, la interacción que los usuarios vivos mantienen en los perfiles de los usuarios muertos, demuestran lo contario, puesto que se observa en los usuarios vivos una búsqueda por conservar la comunicación con el difunto a lo largo de un tiempo sin tiempo, es decir: una eternidad.

Asimismo, se denota un fuerte vínculo entre usuario vivo y usuario muerto, puesto que el hecho de seguir intentando comprender al fallecido, refleja una renuencia por perder el vínculo con éste, de hecho, esta continua interacción con él demuestra un esfuerzo por acercarlo, pese a que desde su muerte: “está lejos”.

Cabe destacar que, esta continuidad de interacción se identifica como un patrón que se repite de manera constante, tanto en la dinámica de interacción individual de cada usuario vivo, así como en la dinámica de interacción de cada comunidad post mortem en cada uno de los objetos de estudio.

A partir de lo anterior, se destaca que la dinámica de interacción con el usuario muerto mantiene características similares en todos los corpus, pese a sus diferencias de género, edad, o situación geográfica, lo que demuestra que se está observando un fenómeno social de carácter universal.

Es así como, estas formas de interacción que se siguen manteniendo en torno al usuario muerto muestran una ritualización, en la cual el perfil del fallecido se considera como un símbolo, ya que se le otorgan cualidades de trascendencia, en la que el perfil del usuario muerto se convierte en un puente que une lo terrenal con lo divino, puesto que es por medio de éste que los usuarios vivos pretenden seguir en contacto con el finado, pese a que, según ellos, ahora se encuentra en otro plano existencial al que le otorgan un carácter divino.

Si bien, el ritual en torno al tótem se realiza de manera colectiva a través de una interacción entre usuarios vivos, también se puede hablar de un ritual individual que se ve reflejado en la comunicación directa y personal que se tiene con el usuario muerto, es decir, los mensajes dejados en el perfil del difunto pese a tener conciencia de que se encuentran en un espacio público, visto por todos, se construyen como si se estuviera en contacto íntimo y privado con el usuario muerto, ya que se dirigen a él como si el resto de la Comunidad no estuviera presente.

Asimismo, según la fortaleza del lazo libidinal existente con el usuario muerto es la intensidad del ritual individual, esto es, seguramente un usuario vivo que no convivió lo suficiente con el fallecido, sólo mantendrá contacto con él en contadas ocasiones, a comparación de un usuario vivo que mantenía una relación de noviazgo o cercanía afectiva, cuya interacción es mucho más frecuente, repetitiva y emocionalmente intensa.

Como se mencionó anteriormente en el capítulo cuatro de este trabajo de investigación, el rito va estrechamente ligado al mito, en específico, al mito de la eternidad. De este modo, la eternidad sólo puede considerarse como presente desde el punto de vista de la otredad, ya que la Comunidad crea una sensación de eternidad desde una perspectiva religiosa y de fe, al hacer referencia a símbolos divinos como “el cielo”, que se considera como representación de la vida eterna.

Sin embargo, Facebook como plataforma no puede propiciar un sentido de eternidad en la representación simbólica del usuario muerto contenida en su perfil, ya que dicha representación concuerda más con el principio de infinitud, que se fundamenta en la permanencia del vestigio de la existencia del difunto en la base de datos de Internet por un tiempo indefinido, que dependerá por completo de la existencia misma de la web.

Al tomar en cuenta lo descrito anteriormente, se cumple con el objetivo de esta investigación. Ya que, debido a que las personas reaccionan de forma diferente ante la muerte, se puede inferir que cada individuo crea su propia concepción sobre la pérdida del usuario muerto al escribir comentarios en el perfil, etiquetar fotos, crear fotos destinadas al fallecido, dedicar canciones y poemas que corresponden al sentir del usuario vivo en esos momentos, sin embargo, cuando esta concepción la hace pública en el perfil del fallecido, está contribuyendo a una concepción comunitaria de la misma, la cual consiste en:


  1. Los usuarios vivos se “reúnen” de forma aleatoria para reconstruir al usuario muerto, es decir, se lleva a cabo un ritual fragmentado que no está sometido a una periodicidad, mediante una remembranza de todos los recuerdos y vivencias que desean expresar al difunto.

  2. El enfrentar a la muerte deja de ser un suceso privado para convertirse en un suceso público, que se comparte con el resto de la Comunidad, dicho de otro modo, se sale del silencio para entrar en la palabra. Esto con el fin de mostrar afecto al usuario muerto, a la persona misma y la comunidad post mortem.

  3. Dentro de las dinámicas de interacción de la red social virtual se observan eufemismos utilizados por los usuarios vivos, e incluso, tintes de humor contenidos en sus comentarios, lo que revela un intento por crear una imagen de la muerte menos negativa o pesimista.

  4. La materialización del sentir, en un soporte relativamente más físico que el del pensamiento humano, implica que el usuario vivo una vez que escribe su mensaje en el perfil del usuario muerto, se vea reflejado así mismo en ese símbolo, porque gracias a su mensaje, forma parte de esa significación que es interpretada por el resto de la comunidad post mortem.



Pese a que los usuarios vivos siguen interactuando con el usuario muerto, no se puede considerar como una prolongación de una vida virtual. Así como tampoco se puede pensar que se desplaza a la muerte fáctica. Esa pérdida o ese usuario se reconfigura dejando de ser el mismo, para convertirse en un símbolo al cual la comunidad le asigna un significado. Lo anterior refuta la hipótesis principal, puesto que, como ya se dijo anteriormente, no se prolonga el existir del usuario muerto, más bien sufre una transformación propiciada y mantenida por el resto de la Comunidad.

Y respecto a la ilusión de presencia, se concluye que si se crea esa ilusión es porque más que desplazar la muerte fáctica, ésta se mantiene presente en la Comunidad demostrando que no se termina de aceptar la inexistencia del fallecido, es decir, la mayoría de los usuarios vivos aceptan que los usuarios muertos, están finados, pero no aceptan que han dejando de existir.

De este modo, se puede concluir que, actualmente la web está construyendo dinámicas de interacción de las personas con acceso a los medios digitales de comunicación. Es decir, se están adaptando a la web las relaciones humanas, las cuales, a su vez, modifican los usos de manifestación de sentido. Esto conlleva a la creación de nuevas formas de expresión y significación tanto de cosas como de situaciones e incluso de personas, lo cual se puede ver reflejado, por ejemplo, en la compleja resignificación de la muerte creada en las redes sociales virtuales.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Resumen Las relaciones entre los iconResumen: En el presente documento se intentará vislumbrar algunas...

Resumen Las relaciones entre los iconConjunto de normas jurídicas que rigen las relaciones entre los miembros...

Resumen Las relaciones entre los iconLa teoría del comercio internacional se preocupa por los aspectos...

Resumen Las relaciones entre los iconTesis (idea o pensamiento central que sostiene el texto) que defiende...
«Las relaciones entre los intereses económicos y políticos de las grandes potencias y las guerras existentes en el mundo actual»...

Resumen Las relaciones entre los iconResumen: Entendemos el campo del arte contemporáneo como un laboratorio...

Resumen Las relaciones entre los iconCosmic, una divertida historia sobre las relaciones entre padres e hijos para jóvenes lectores

Resumen Las relaciones entre los iconAmor cortés, código de comportamiento que definía las relaciones...

Resumen Las relaciones entre los iconResumen Más allá de la justificación de la irrenunciabilidad del...

Resumen Las relaciones entre los iconResumen En el plexo que comprende la noción de los Derechos Sexuales...

Resumen Las relaciones entre los iconResumen. El debate entre la gestión pública y la privada de los servicios...






© 2015
contactos
l.exam-10.com