El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la






descargar 236.54 Kb.
títuloEl hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la
página1/6
fecha de publicación06.06.2015
tamaño236.54 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6
Ciencias de la Filosofía

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la naturaleza.

Ciencias de la Filosofía

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la naturaleza.

Antropología Filosófica

La ética mantiene también estrecha relación con las ciencias que estudian las leyes que rigen el desarrollo y la estructura de las sociedades humanas, entre esas ciencias figuran la antropología social y la sociología. En ellas se estudia el comportamiento del hombre como ser social en el marco de unas relaciones dadas, se estudian asimismo las estructuras en que se integran esas relaciones, así como las formas de organización y de relación de los individuos concretos en el seno de ellas. Esas relaciones, de instituciones y organizaciones sociales, no se dan al margen de los individuos, pero a las ciencias sociales les interesa, sobre todo, no el aspecto psíquico o subjetivo de la conducta humana (que es tema de psicología), sino las formas sociales en el marco de las cuales actúan los individuos.

Mientras que la sociología pretende estudiar a la sociedad humana en general, sobre la base de análisis de las sociedades concretas, a la vez que investiga los factores y condiciones del cambio social, la antropología social estudia las sociedades primitivas o desaparecidas, sin preocuparse de su inserción en un proceso histórico de cambio y sucesión. Dentro del estudio de la conducta de esas comunidades, entra también el análisis de su conducta moral. Sus datos y conclusiones revisten gran importancia en el examen de los orígenes, fuente y naturaleza de la moral. Los antropólogos han logrado establecer correlaciones entre la estructura social de una comunidad y el código moral que las rige, demostrando con ello que las normas que hoy, conforme a nuestro código moral actual, parecen en algunos casos inmorales –como la de no respetar la vida de los ancianos y de los prisioneros--, responden a cierto modo de vida social. Las conclusiones de los antropólogos constituyen una seria advertencia contra los intentos de los teóricos de la moral que, desconociendo la relación entre ésta y las condiciones concretas sociales, tratan de elevar el plano de lo absoluto determinados principios y normas que corresponden a una forma concreta de vida social.

Si existe una diversidad de morales no solo en el tiempo, si no en el espacio, y no solo en las sociedades que se insertan en un proceso histórico definido, sino incluso en aquellas sociedades hoy desaparecidas que precedieron a las sociedades históricas, la ética como teoría de la moral ha de tener presente un comportamiento humano que varía y se diversifica en el tiempo. El antropólogo social y el historiador, ponen ante nosotros la relatividad de las morales, su carácter cambiante, su cambio y sucesión al cambiar y sucederse sociedades concretas. Pero esto no significa que el pasado moral de la humanidad sea solo un montón de ruinas, y que todo lo que en otros tiempos tuvo una vitalidad moral se extinga por completo, al desaparecer la vida social a la que respondía determinada moral. Los datos y conclusiones de la antropología y la historia contribuyen a que la ética se aleje de una concepción absolutista o supra histórica de la moral, pero a la vez le plantea la necesidad de abordad el problema de si, a través de esta diversidad y sucesión de morales efectivas, existen también, junto a sus aspectos históricos y relativos, otros que perduran, sobreviven o se enriquecen, elevándose a un plano moral superior.

La antropología y la historia a la vez que contribuyen a establecer la correlación entre la moral y la vida social, plantean a la ética un problema fundamental: el de determinar si existe un progreso moral.

Filosofía de la Naturaleza

La ética se nos presenta con un objeto propio que se tiende a tratar científicamente. Esta tendencia contrasta con la concepción tradicional que la reducía a un simple capítulo de la filosofía.

Se arguye que la ética no establece proposiciones con validez objetiva, sino juicios de valor o normas que no pueden aspirar a esa validez, esto se aplica a la ética normativista, que ve su tarea fundamenta en hacer recomendaciones y formular una serie de normas y prescripciones morales, pero dicha objeción no alcanza a la teoría ética, que trata de explicar la naturaleza, fundamentes y condiciones de la moral, poniéndola en relación con las necesidades sociales de los hombres. Un código moral no es una ciencia, pero se explica científicamente. La moral no es científica, pero sus orígenes, fundamentos y evolución pueden ser investigados racional y objetivamente (como la ciencia). Como cualquier otro tipo de realidad, natural o social no puede excluir un tratamiento científico.

Los perjuicios no son científicos, pero si cabe una explicación científica de los perjuicios humanos en cuanto que forman parte de una realidad humana y social.

La ética se presenta como una pieza de una filosofía especulativa, construida a espaldas de la ciencia y de la vida real, ésta ética filosófica trata más de buscar la concordancia con los principios filosóficos universales que con la realidad moral en su desenvolvimiento histórico y real, y de ahí también el carácter absoluto de sus afirmaciones sobre lo bueno, el deber, los valores morales, etc. Aunque la historia del pensamiento filosófico se halle preñada de este tipo de éticas, en una época en que la historia, la antropología, la psicología y las ciencias sociales nos brindan materiales valiosos para el estudio del hecho moral, ya que no se justifica la existencia de una ética puramente filosófica, especulativa o deductiva, divorciada de la ciencia y de la propia realidad humana moral.

Como teoría de una forma específica del comportamiento humano, la ética no puede dejar de partir de cierta concepción filosófica del hombre. La conducta moral es propia del hombre como ser histórico, social y practico, como un ser que trasforma conscientemente el mundo que le rodea, que hade de la naturaleza exterior un mundo a su medida humana y que, de este modo, transforma su propia naturaleza, el comportamiento moral no es la manifestación de una naturaleza humana eterna e inmutable, dada de una vez y para siempre, sino de una naturaleza que está siempre sujeta al procesa de transformación que constituye justamente la historia de la humanidad. La moral, y sus cambios fundamentales, no son sino una parte de esa historia humana, del proceso de autoproducción o auto transformación del hombre que se manifiesta en diversas formas, estrechamente vinculados entre sí: desde sus formas materiales de existencia a sus formas espirituales, a las que pertenece la vida moral.

El tratamiento científico va extendiéndose a nuevos sectores de la realidad, comprendiendo en esta realidad social del hombre diversas ramas del saber se van desgajando del tronco común de la filosofía para constituir ciencias especiales con una materia propia de estudio, y con un tratamiento sistemático, metódico, objetivo y racional común a las diversas ciencias.

Por lo tanto una ética científica presupone necesariamente una concepción filosófica racionalista del mundo y del hombre.

Teoría del Conocimiento (Epistemología)

A favor del carácter puramente filosófico de la ética se arguye también que las cuestiones éticas han constituido siempre una parte del pensamiento filosófico.

En los tiempo modernos se sientan las bases de un verdadero conocimiento científico y a medida que el tratamiento científico va extendiéndose a nuevos objetos o sectores de la realidad, comprendiendo en esta la realidad social del hombre, diversas ramas del saber se van desgajando del tronco común de la filosofía para constituir ciencias especiales con una materia propia de estudio, y con un tratamiento sistemático, metódico, objetivo y racional común a las diversas ciencias. Una de las últimas ramas que se han desprendido de ese tronco común es la psicología aunque haya también quien se empeñe en hacer de ella una simple psicología filosófica.

Por esa vía científica marchan hoy diversas disciplinas que tradicionalmente eran consideradas como tareas exclusivas de los filósofos. Pero, en la actualidad, este proceso de conquista de una verdadera naturaleza científica cobra más bien el carácter de una ruptura con las filosofías especulativas que pretender supeditarlas y de un acercamiento a las ciencias que ponen provechosas conclusiones en sus manos.

La ética tiende así a estudiar un tipo de fenómenos que se dan efectivamente en la vida del hombre como ser social y constituyen lo que llamamos el mundo moral; asimismo trata de estudiarlos no deduciéndolos de principios absolutos o apriorísticos, sino hundiendo sus raíces en la propia existencia histórica y social del hombre.

Ahora bien, el hecho de que la ética así concebida busque la autonomía propia de un saber científico, no significa que esta autonomía pueda considerarse absoluta con respecto a otras ramas del saber y, en primer lugar, con respecto a la filosofía misma.

Una ética científica presupone necesariamente una concepción filosófica inmanentista y racionalista del mundo y del hombre, en la que se eliminen instancias o factores extramundanos o supra humanos e irracionales.

Asimismo los problemas relacionados con el conocimiento moral, o con la forma, significación y validez de los juicios morales requieren que la ética recurra a disciplinas filosóficas especiales como la lógica, la filosofía del lenguaje y la epistemología.

Fuente

Sánchez Vázquez, Adolfo (1999). Ética. Recuperado de http://books.google.com.mx/books/about/%C3%89tica.html?id=XdWhSNIeXVoC&redir_esc=y p. 17-36.

Consultado el 24 de agosto de 2013

Objeto de la ética

Trata de problemas prácticos, que se plantean en relaciones efectivas entre individuos, al juzgar decisiones y acciones de ellos. Trata de problemas cuya solución no solo afecta al sujeto que se los plantea, sino también a otras personas que sufrirán las consecuencias de sus decisiones y acciones. Los individuos se enfrentan a la necesidad de ajustar su conducta a normas que se tienen por más adecuadas o dignas de ser cumplidas, esas normas son aceptadas íntimamente y reconocidas como obligatorias, los individuos comprenden que tienen el deber de actuar en una u otra dirección, y así se dice que el hombre se comporta moralmente. El comportamiento es el fruto de una decisión reflexiva y por tanto no es espontaneo o natural, y así la gente juzga si se hizo bien o mal, es decir, actos morales aprobados o desaprobados. Los actos y los juicios morales presuponen ciertas normas que señalan lo que se debe de hacer.

El comportamiento humano practico-moral se remonta a orígenes mismos del hombre como ser social. Éste comportamiento no solo explica la actuación moral, el enfrentarse a problemas en relaciones mutuas, toma de decisiones o actos para resolver dichos problemas, sino que también reflexionan sobre ese comportamiento practico y lo hacen objeto de su pensamiento, y con esto ya son problemas éticos. Éstos problemas éticos se caracterizan por su generalidad, todos los problemas en la vida real acerca de una situación dada, se tienen que resolver con ayuda de una norma que el individuo reconoce y acepta íntimamente. La ética podrá decirle lo que es una conducta sujeta a normas, con la ética, el individuo no podrá encontrar esperanza en lo que se debe de hacer en cada situación concreta.

Lo que se debe de hacer en cada situación concreta es un problema práctico moral, en cambio, definir lo que es bueno respecto a cada caso en partículas, es un problema ético. Muchas teorías giran en torno a lo que es bueno, aunque varían, para unos lo bueno es la felicidad o placer, para otros es autoproducción u otras cosas.

Junto al problema central, se plantean también problemas éticos fundamentales como los de definir la esencia del comportamiento moral, que remite a la responsabilidad. Es comportamiento moral cuando el sujeto que así se comporta es responsable de sus actos, suponiendo que por cada acción tiene dos o más alternativas y de actuar de acuerdo con la decisión tomada, investigar el modo en cómo se relacionan la responsabilidad moral con la libertad y con el determinismo a que se hallan sujetos nuestros actos, es un problema teórico, cuyo estudio corresponde a la ética.

Se le ofrece a la ética un ancho campo de estudio, una parte especial de ella es la metaética, la cual estudia a la naturaleza, función y justificación de los juicios morales. Y con esto examinar si pueden argüirse razones o argumentos, el tipo de estas mismas razones o argumentos, para demostrar la validez de un juicio moral, y de las normas morales.

Las soluciones que se dan a los problemas éticos no dejan de influir en el planteamiento y solución de los problemas prácticos. Los problemas que plantea la moral práctica, constituyen materia de reflexión, el hecho al que tiene que volver constantemente la teoría ética, para que esta sea no una especulación estéril, sino la teoría de un modo efectivo, real, de comportarse el hombre.

El campo de la Ética

Los problemas éticos se caracterizan por su generalidad, no como los problemas morales, que son de la vida cotidiana. La ética puede contribuir a fundamentar o justificar cierta forma de comportamiento moral. La ética revela la existencia de una relación entre el comportamiento moral y las necesidades e intereses sociales, nos ayuda a poner su verdadero lugar a la moral efectiva, real de un grupo social que pretende que sus principios y normas tengan una validez universal, al margen de las necesidades e intereses concretos. Si la ética trata de definir lo bueno rechaza su reducción a lo que satisface mi interés personal, propio, es evidente que influirá en la práctica moral al rechazar una conducta egoísta como moralmente valiosa. Por su carácter práctico, se ha tratado de ver en le ética una disciplina normativa, cuya tarea principal seria señalar la conducta mejor en sentido moral, pero puede conducir a olvidar su carácter teórico.

Muchas éticas parten de la idea de que la misión del teórico es decir a los hombres lo que se debe hacer, mediante normas o principios, pero la tarea fundamental de la ética es la de la teoría: explicar, esclarecer o investigar una realidad dada produciendo los conceptos correspondientes. Mientras que la realidad moral varía históricamente junto con sus principios y normas.

La ética es teoría, investigación o explicación de experiencia humana o forma de comportamiento de los hombres. Su valor como teoría esta en lo que explica, y no en prescribir o recomendar con vistas a la acción en situaciones concretas.

Las ustiones acerca del lenguaje, naturaleza y significado de juicios morales no pueden ser las únicas de la ética ni tam´poco pueden ser abordadas al margen de los problemas éticos fundamentales que plantea el estudio del comportamiento moral, que es una forma de conducta humana, como un hecho, y a la ética le corresponde dar razón de él, tomando como objeto de su reflexión la práctica moral de la humanidad en su conjunto. La ética es explicación de lo que ha sido o es, no simple descripción.

A la ética no le corresponde emitir juicios de valor acerca de la practica moral de otras sociedades u otras épocas, ha de esclarecer el hecho de que los hombres hayan recurrido a prácticas morales diferentes e incluso opuestas.

La ética parte del hecho de la existencia de la historia de la moral, arranca la diversidad de morales en el tiempo con sus correspondientes valores, principios y normas. No identifica los principios y normas de ninguna moral en particular, ni tampoco puede situarse en una actitud indiferente ante ellas. Tiene que buscar junto con la explicación de sus diferencias, el principio que permita comprenderlas en su movimiento y desarrollo.

La ética se enfrenta a hechos. El que éstos sean humanos implica que se trate de hechos valiosos, no compromete las exigencias de un estudio objetivo y racional. La ética estudia una forma de conducta humana que los hombres consideran valiosa, obligatoria y debida. Pero no altera la verdad de que la ética tiene que dar razón de un aspecto real, efectivo, del comportamiento de los hombres.

Fuente

Sánchez Vázquez, Adolfo (1999). Ética. Recuperado de http://books.google.com.mx/books/about/%C3%89tica.html?id=XdWhSNIeXVoC&redir_esc=y p. 17-36.

Definición de la Ética.

No puede confundirse la ética con la moral, la ética no la crea, la moral efectiva supone ciertos principios, normas o reglas de conducta, no es la ética la que, en una comunidad dada, establece esos principios o normas.

La ética es la teoría o ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad. Es una ciencia de una forma específica de conducta humana.

Se responde a la necesidad de un tratamiento científico de los problemas morales, la ética se ocupa de un objeto propio: el sector de la realidad humada que llamamos moral, constituido por un tipo peculiar de hechos o actos humanos. Como ciencia, parte de cierto tipo de hechos tratando de descubrir sus principios generales, aunque parte de datos empíricos, de la existencia de un comportamiento moral efectivo, no puede mantenerse al nivel de una simple descripción o registro de ellos, sino que los trasciende con sus conceptos, hipótesis y teorías. En cuanto al conocimiento científico, la ética ha de aspirar a la racionalidad y objetividad, y a la vez ha de proporcional conocimientos sistemáticos, metódicos y verificables.

La ética es la ciencia de la moral, una esfera de la conducta humana. Las preposiciones de la ética deben tener el mismo rigor, coherencia y fundamentación quien las proposiciones científicas. Lo científico radica en el método, en el tratamiento del objetivo, y no en el objeto mismo. Puede decirse que el mundo físico no es científico, pero si lo es su tratamiento o estudio de el por la ciencia física.

La moral no es ciencia, sino objeto de la misma, siendo estudiada e investigada. La ética no es la moral, por ello no puede reducirse a un conjunto de normas y prescripciones, su misión es explicar la moral efectiva, e influir en la moral misma.

Su objeto de estudio lo constituye un tipo de actos humanos: los actos conscientes y voluntarios de los individuos que afectan a otros, a determinados grupos sociales o a la sociedad en su conjunto.

La ética y la moral se relacionan entre sí.

La moral procede del latín mos, que significa “costumbre”, en el sentido de conjunto de normas o reglas adquiridas por hábito, teniendo que ver con el comportamiento adquirido o modo de ser conquistado por el hombre.

La ética proviene del griego ethos, que significa análogamente “modo de ser” o “carácter” en cuanto forma de vida también adquirida o conquistada por el hombre.

Entonces ethos y mos, hacen hincapié en un modo de conducta que no responde a una disposición natural, sino que es adquirido o conquistado por hábito. El comportamiento moral solo lo es del hombre en cuanto que sobre su propia naturaleza crea esta segunda naturaleza, de la que forma parte su actividad moral.

ÉTICA

Se relaciona con el estudio de la moral y de la acción humana. Una sentencia ética es una declaración moral que elabora afirmaciones y define lo que es bueno o malo, obligatorio o permitido, de una acción o una decisión.

La ética, es la encargada de estudiar la moral y determina cómo deben actuar los miembros de una sociedad. Es definida como la ciencia del comportamiento moral. Claro que la ética no es coactiva, ya que no impone castigos legales. La ética ayuda a la justa aplicación de las normas legales en un Estado de derecho, pero en sí misma no es punitiva desde el punto de vista jurídico, sino que promueve una autorregulación.

Bibliografía

FRONDIZI Risieri (2000). ¿Qué son los valores? México D.F.: BREVIARIOS del Fondo de cultura económica.

ÉTICA

En filosofía hay una extensa tradición que las vincula partiendo de definiciones específicas aunque muy discutidas, a saber: la ética es la reflexión filosófica sobre la moral que a su vez consistiría en los códigos de normas impuestos a una sociedad para regular los comportamientos de los individuos.

Desde Kant, la mayoría de los trabajos interesantes preocupados por dar la necesaria reestructuración a las nociones de ética y moral así como de redefinir sus conexiones han estado influenciadas por el kantismo (Moore, Nagel, Richards, Rawls)

1. Lo moral es diferente de lo ético (o no moral) principalmente porque lo primero no implica un interés particular, mientras que lo segundo, sí.

2. La perspectiva moral es imparcial y es indiferente a los deseos y propósitos de seres individuales.

3. Lo moral en cuanto tal se abstrae de circunstancias y características particulares en función de su carácter universal capaz de establecer normas válidas para cualquier situación moralmente similar,

4. El agente moral parte necesariamente de la aplicación racional de un principio imparcial por lo tanto sus motivaciones son totalmente distintas de las motivaciones privadas (éticas) de los individuos para actuar pues estas últimas se guían por inclinaciones sumamente variables que, en todo caso, escapan al análisis sistemático de la filosofía.

Las diferencias tan marcadas entre ética y moral que se sugieren desde esta perspectiva son debidamente justificadas por cada autor pero dejan el problema de justificar la relación que puede subsistir entre entidades tan distintas así como el conflicto práctico de otorgar un papel menor a la dimensión ética, plural e individual de la existencia dentro de los análisis filosóficos.

Bibliografía:

Rodríguez Aguilar María del Carmen. (Licenciada en Filosofía y Letras). Sobre ética y moral. http://www.revista.unam.mx/vol.6/num3/art19/mar_art19.pdf La palabra ética viene del término ETHOS que significaba CARÁCTER o MODO DE SER. El carácter que un hombre tiene es decisivo para su vida porqueaunque los factores externos los condicionen en un sentido u otro el carácterdesde el que los asume es el centro último de decisión. Cortina Adela (2008).

Mientras que para Sanchez Vazquez Adolfo (2004) "la ética es la teoria o ciencia del comportamiento moral de los hombres en sociedad. O sea, es ciencia de una forma especifica de conducta humana."

La ética es la reflexión filosófica sobre la moral que a su vez consistiría en los códigos de normas impuestos a una sociedad para regular los comportamientos de los individuos.Rodriguez Aguilar Maria del Carmen ( 2005). disponible en: http://www.revista.unam.mx/vol.6/num3/art19/mar_art19.pdf. consultado el 22 de agosto de 2013 a las 5:37.

Por otro lado Velasquez Manuel (2006) nos dice que "la ética en los negocios es ética aplicada. Es la aplicacion de nuestra comprension de lo que es bueno y correcto a esa variedad de instituciones, tecnologias, transacciones, actividades y busquedas llamadas negocios."

ÉTICA

Las nociones el bien y el mal han sido fundamentales en la ética. Aunque todos reflexionamos sobre cuestiones morales, cuando menos en forma rudimentaria e inconsciente, el filósofo pone en cuestión los contenidos de la moral, para analizar a qué responden, en qué circunstancias y condiciones materiales emergieron, cuáles son sus fines. Por ello es usual decir que el objeto de estudio de la ética es la moral. De igual forma se puede referir a la ética llamándola “teoría moral”. En términos más sencillos, la ética es la reflexión y sistematización filosófica sobre la moral, es decir, de una esfera de la conducta humana. El objetivo de estudio de la ética lo constituye un tipo de actos humanos: los actos conscientes y voluntarios de los individuos que afectan a otros, a determinados grupos sociales, o a la sociedad en su conjunto.

Bibliografía:

Angulo Parra Yolanda (2004). Ética y Valores I (3ª edición). Méxio, D.F.: Santillana consultado en: http://www.hacienda.go.cr/cifh/sidovih/cursos/material_de_apoyo-F-C CIFH/1MaterialdeapoyocursosCIFH/2EticaprofesionalenAdmPublica/Eticayvalores.pdf a la 1:15 a.m.
ETICA ≠ MORAL

La ética es la reflexión filosófica sobre la moral que a su vez consistiría en los códigos de normas impuestos a una sociedad para regular los comportamientos de los individuos.

La moral es el conjunto de principios, criterios, normas y valores que dirigen nuestro comportamiento. La moral nos hace actuar de una determinada manera y nos permite saber qué debemos hacer en una situación concreta.

La ética es una ciencia que se desarrolla aparte de la moral, lo es de modo distinto a como la han querido definir los sistemas que brevemente he citado. Y quizá sea ésta la causa principal del por qué nos preocupa encontrar su sentido y propósito en la vida actual y en la filosofía. Entre los extremos de nuestros días (relativismos, cientificismos nihilismos, deconstrucción) hay un catálogo de propuestas que, pese no haber podido establecer acuerdos mayoritarios ni respuestas satisfactorias, demuestran que en el siglo que se presume más carente de ellos, sobre ética y moral hay mucho que aclarar y establecer pues del contenido que demos a ambos pende el contenido y significado que demos a nuestra vida y su interacción con el entorno social que le corresponde.

Aunque la mayoría de las veces expresamos nuestra ética por medio de juicios morales esto no implica que ella sea equivalente a tales juicios o que esté sujeta a dispositivos establecidos de manera imparcial e impersonal y tampoco podemos pretender simplemente ignorar a la ética a causa del aspecto variable que ofrece, o debido a que “son tantas las diferentes consideraciones pertinentes a su verdad o falsedad, que se torna o muy difícil alcanzar una probabilidad, o imposible lograr una certeza”. En colusión, la moral tiene que ver con el nivel práctico de la acción y trata de responder a la pregunta ¿qué debo hacer?; la ética con el nivel teórico de la reflexión y trata de responder a preguntas del tipo ¿qué es la moral? ¿Cómo se fundamenta? ¿Cómo se aplica la reflexión a la vida cotidiana?
Rodríguez Aguilar, María del Carmen, (2008), Sobre Ética y Moral, México, Pp. 4- 5.

Disponible en: http://www.revista.unam.mx/vol.6/num3/art19/mar_art19.pdf

Consultado el 22 de agosto de 2013

La estructura del acto moral

Adolfo Sánchez Vázquez:

El acto moral es una totalidad o unidad indisoluble de diversos aspectos o elementos: motivo, fin, medios, resultados y consecuencias objetivas. Lo subjetivo y lo objetivo son aquí como dos caras de la misma medalla. El acto moral no puede ser reducido a uno de sus elementos, sino que está en todos ellos, en su unidad y relaciones mutuas. Así, pues, aunque la intención se encuentre genéticamente antes que el resultado, es decir, antes que su plasmación objetiva, la calificación moral de la intención no puede dejar de tomar en cuenta el resultado. A su vez, los medios no pueden ser considerados al margen de los fines, ni los resultados y las consecuencias objetivas del acto moral tampoco pueden ser aislados de la intención, ya que circunstancias externas imprevistas o casuales pueden dar lugar a resultados que el agente no puede reconocer como suyos.

Finalmente, el acto moral, como acto de un sujeto real que pertenece a una comunidad humana, históricamente determinada, no puede ser calificado sino en relación con el código moral que rige en ella. Pero, cualquiera que sea el contexto normativo e histórico-social en que lo situemos, el acto moral se presenta como una totalidad de elementos -motivo, intención o fin, decisión personal, empleo de medios adecuados, resultados y consecuencias- en unidad indisoluble.



  1. LA IDEA DEL HOMBRE DE PLATON

Según Platón (filosofo ateniense del S.V a. C.) lo real y verdaderamente humano se encontraba en el alma. Para él el alma es la esencia humana y el cuerpo un instrumento a su servicio. Entonces para Platón el ser humano es un alma racional encadenada a un cuerpo material y sensible, que busca salir de él para retornar a un estado original de perfección a través de una continua lucha por el logro de mayores y más perfectos conocimientos y evitando caer en los apetitos de su ser sensible y material. De donde se concluye que la función prioritaria de todo ser humano ha de ser el cultivo de su inteligencia como un deber moral por el rescate de su alma de lo terrenal, DEXA (mundo sensible) y su retorno al mundo superior, de la perfección llamado EPISTEME (mundo inteligible).

Platón busca un modelo de Estado que produzca hombres “buenos”, justos y virtuosos. Sólo es un estado justo pueden evitarse injusticias como la de la muerte de Sócrates. Por eso la ética está directamente relacionada con la política, y no se puede pensar la una sin la otra. El hombre bueno, contribuye al bien del estado, y el Estado ideal produce hombres buenos. La relación entre ambos es recíproca:

Ética <=> Política

La justicia se convierte, en consecuencia en la virtud fundamental de la Ética y de la Política. La justicia hace al hombre virtuoso, y al Estado perfecto. Por eso es necesario encontrar una definición de justicia universal, válida para todo hombre, para todo Estado, en todo momento y en todo lugar. Esto es lo que intenta Platón en “La República”, donde Sócrates discute con Telémaco y Glaucón. La discusión es muy actual.

La naturaleza social del ser humano

A diferencia de los sofistas, para quienes la sociedad era el resultado de una convención o pacto entre los individuos, para Platón la sociedad es el medio de vida "natural" del ser humano. Si atendemos a las características de la vida humana, en efecto, podremos observar que el ser humano no es autosuficiente, ni en cuanto a la producción de bienes materiales necesarios para su supervivencia, ni en cuanto a los aspectos morales y espirituales que hacen de la vida del ser humano algo propiamente humano. Las tendencias que inclinan al ser humano al amor, a la amistad, a la convivencia en general, son tendencias naturales, por lo que no tendría sentido pensar que el medio, necesariamente social, en el que se desarrollan, fuera algo no-natural. Esta teoría de la "sociabilidad natural" del ser humano será mantenida posteriormente también por Aristóteles.
  1   2   3   4   5   6

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconResumen Si aceptamos que existe una estrecha interrelación entre...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconComprensión de la relación que existe entre la parte y el todo

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconEl hecho religioso es una parte de la historia humana porque es una...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconEl hecho religioso es una parte de la historia humana porque es una...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la icon“La ciudad (polis) es una de las cosas que existen por naturaleza;...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconUniendo los puntos entre alimentación, salud y medio ambiente
«naturales», son noticia de cada día. Al mismo tiempo, existe en el mundo mucha confusión

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconLa metáfora es cuando se establece una relación de semejanza entre...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconLa agricultura es una de las actividades más vieja del mundo que...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconExiste una escala cuando hay una relación de proporción matemática...

El hombre es parte de la naturaleza y al mismo tiempo la trasciende, es por eso que existe una estrecha relación entre la antropología y la filosofía de la iconDe la Medicación
«enfermedad» significa que no podemos ser felices con lo que somos, que uno no puede acep­tar lo que es. Es la propia enfermedad...






© 2015
contactos
l.exam-10.com