Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales






descargar 36.02 Kb.
títuloPregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales
fecha de publicación21.09.2015
tamaño36.02 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
PREGUNTA 8ª. LA GENERACIÓN DEL 27: CARACTERÍSTICAS, AUTORES Y OBRAS PRINCIPALES
En 1927 se celebra en el Ateneo de Sevilla un acto para conmemorar el tercer centenario de la muerte de Góngora. Esta celebración tuvo un doble significado:

· Por un lado, supuso la toma de conciencia de lo que debe ser el poeta (cuyo modelo es Góngora) y la poesía (reencuentro total con el estilo barroco).

· Por otro, se hizo manifiesto el rechazo a la tradición académica y estética del siglo XIX y del Modernismo.
En este acto se juntarán un grupo de poetas como Rafael Alberti, Federico García Lorca, Jorge Guillén, Dámaso Alonso, José Bergamín, Gerardo Diego, Pedro Salinas, Vicente Aleixandre, Luis Cernuda, José María Hinojosa, Emilio Prados y Manuel Altolaguirre.
Los rasgos comunes como generación literaria a todos ellos son la formación universitaria, el origen familiar acomodado, el talante abierto y las actitudes liberales y progresistas en el plano político y, en especial, el deseo de modernizar la poesía española. Todos frecuentaron la Residencia de Estudiantes de Madrid y el Centro de Estudios Históricos, puesto que fueron lugares de reunión y de trabajo para la mayoría, y fomentaron en ellos un espíritu europeísta abierto y liberal, una sólida formación cultural y un conocimiento profundo de la tradición literaria española.
CARACTERÍSTICAS DE LA GENERACIÓN DEL 27
1) Sus temas poéticos más frecuentes son los siguientes:

-La ciudad: los poetas del 27 insisten en el tema de la ciudad, la comodidad de los nuevos tiempos, los nuevos inventos y los transportes

-El amor y la naturaleza: predomina una naturaleza cercana a la ciudad. Estos poetas son contempladores del mundo cotidiano y, en su madurez, tendieron a ver la naturaleza ligada a su propia visión del mundo.

-El compromiso: estos poetas estaban comprometidos con su tiempo, con el arte. Su preocupación religiosa fue escasa, si exceptuamos a Gerardo diego y Dámaso Alonso.

Otros temas que abordaron, aunque en menor intensidad, fueron el universo, el destino y la muerte.
2) Sus principales influencias son las siguientes:
a) De la poesía clásica admiran a todos los grandes poetas, desde el Arcipreste de Hita a Francisco de Quevedo, pasando por Garcilaso de la Vega y Lope de Vega, pero, sobre todo, a Luis de Góngora por su búsqueda incesante de la belleza.
b) De los poetas del siglo XIX admiran a Gustavo Adolfo Bécquer.
c) De sus contemporáneos destacan las influencias del Modernismo, de Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez, además de las vanguardias europeas, sobre todo del simbolismo y del surrealismo.

3) Métricamente utilizan temas y metros tradicionales. Durante la etapa surrealista, buscan expresar la autenticidad de sus sentimientos mediante la acumulación caótica de imágenes visionarias y un lenguaje minoritario, pero sin perder el deseo de comunicarse con los demás. Su gran innovación fue el uso del verso libre y, a través de él, descubrieron al lector las posibilidades y la riqueza expresiva de un mundo métrico nuevo que, al no estar sujeto a medida, respondía bien a las características del mundo moderno. También cultivaron el verso blanco y el versículo.
4) Así pues, podemos señalar las siguientes tendencias poéticas:
· Neopopularismo (tradición): surge a partir del descubrimiento de la poesía tradicional y sus cultivadores se sienten atraídos por la ligereza expresiva, el metro breve y la musicalidad del ritmo popular. Sus principales representantes son Federico García Lorca y Rafael Alberti.
· Poesía pura (renovación): es una corriente poética que se caracteriza por eliminar las anécdotas y sentimentalismos. Su campo de acción es el lenguaje, la inteligencia y la fantasía, tiende al poema breve y a la imagen visionaria. Su principal representante es Jorge Guillén.
· Surrealismo (renovación): exige el uso de un lenguaje nuevo, con rasgos como el epíteto incoherente, la sinestesia, la imagen visionaria... Sus principales representantes son Federico García Lorca, Rafael Alberti, Luis Cernuda y Vicente Aleixandre.
· Gongorismo (tradición): caracterizado por el uso continuado de la metáfora, vocabulario seleccionado, hipérbaton y sintaxis complicada. Sus principales representantes son Gerardo Diego y Rafael Alberti.
5) Trayectoria literaria del grupo:
1) Primera etapa. La poesía pura (1920 - 1928): en esta etapa escriben una poesía de gran perfección técnica en la que se mezclan las tendencias vanguardistas con la mejor poesía de épocas pasadas. En estos años triunfa la poesía pura, es decir, una poesía formada por poemas breves en la que lo importante es lograr una construcción rigurosa y plasmar un mundo de belleza perfecta, convirtiendo al poema en una obra artística, autónoma y autosuficiente, no contaminándolo con circunstancias históricas o personales del poeta. En esta etapa se producen contactos con el surrealismo, movimiento artístico que pretende acceder a una realidad superior amordazada en lo más hondo de las conciencias.
2) Segunda etapa. Época humanizada (1928 - 1931): en esta etapa se va produciendo una progresiva humanización influenciada por el surrealismo que se irá intensificando a lo largo de la década de los años treinta. A partir de este momento pasarán a primer plano poético los eternos sentimientos del hombre: amor, ansia de plenitud, inquietud ante los problemas de la existencia, etc. En esta etapa la cohesión del grupo empieza a resquebrajarse.
3) Tercera etapa. La poesía social (1931 - 1936): durante la guerra civil la casi totalidad de sus miembros tomaron partido por la República y en algunos se impone la urgencia de una poesía de corte social, inmersa en las circunstancias sociales y humanas. Las composiciones que escriben la mayoría de los poetas en estos años son bastante inferiores a las escritas con anterioridad o a las que escriban con posterioridad.
4) Cuarta etapa. El exilio y la posguerra (1939 - ): tras la guerra civil, la mayor parte de ellos se exilia excepto Gerardo Diego, Vicente Aleixandre y Dámaso Alonso. Ninguno de ellos se integró plenamente en sus nuevas patrias y en el exilio publican nuevos libros de poemas en los que aparecen una serie de temas recurrentes como son la nostalgia de la patria perdida, la tristeza por los amigos muertos y el desarraigo. Su poesía se va haciendo cada vez más intimista y preocupada, reflejando los problemas humanos y sociales de su tiempo. En los años finales de su vida, la vejez, la soledad y la nostalgia irán tiñendo los poemas con matices diversos.

Poetas de la Generación del 27

Algunos poetas especialmente representativos de esta generación son los siguientes:
Pedro Salinas (1891 - 1951), poeta que concibe la poesía como un modo de acceso a la realidad y una búsqueda intensa de la verdad de las cosas, para intentar expresar toda su complejidad de la forma más exacta y esencial posible. Su trayectoria poética está marcada por tres etapas:
· 1923 - 1931: está marcada por la influencia de la poesía pura y de Juan Ramón y la forman tres poemarios titulados: Presagios (1924), Seguro azar (1929).

· 1931 - 1936: es la etapa de plenitud y está formada por tres poemarios con los que alcanza su cima poética: La voz a ti debida (1933), Razón de amor (1936) y Largo lamento (1939); en ellas encuentra su auténtica expresión personal dentro del tema amoroso y se muestra como un extraordinario poeta erótico dotado de fina intuición y sensibilidad.

· 1939 - 1951: es la etapa del exilio y está formada por tres poemarios titulados: El contemplado (1946).
Rafael Alberti (1902 - 1999), poeta que en 1925 gana el Premio Nacional de Literatura con Marinero en tierra. Durante la guerra civil se decanta a favor de la República, por lo que se exilia en Argentina hasta 1963 en que se traslada a Italia. En 1966 obtuvo el Premio Lenin. Tras la muerte de Franco regresa a España (abril de 1977). En 1983 obtiene el Premio Cervantes. Muere en 1999.
Su evolución poética viene marcada por varias etapas:
· Neopopularismo: formada por varios poemarios: Marinero en tierra (1925), Otros poemarios de este periodo son La amante (1926), relato poético de un viaje del poeta y su amante imaginaria y El alba del alhelí (1927), en la que ya aparecen algunos rasgos barrocos, aunque están influidas especialmente por Juan Ramón Jiménez.
· Gongorismo o irracionalismo: formada por varios poemarios titulados: Cal y canto (1929), obra que apunta al futurismo y es un homenaje a Góngora, Sobre los ángeles (1929), obra en la que crea un mundo onírico e infernal donde el poeta se sitúa para plasmar su zozobra interior.
· Poesía comprometida: formada por poesía de guerra con poemarios como El poeta en la calle (1931 - 1936),
· Poesía del exilio: formada por poemarios como Retornos de lo vivo lejano (1948 – 1956)
A nivel métrico es uno de los poetas que posee un repertorio estrófico más variado y a nivel de lengua y estilo se caracteriza por la fluidez de la expresión y la destreza con la que maneja el lenguaje.

Gerardo Diego (1896 - 1987), catedrático de instituto en Soria y Madrid; fue académico desde 1947 hasta su muerte, a lo largo de su vida recibió numerosos premios como el Premio Cervantes (1979). Su poesía se caracteriza por la variedad de formas y puede agruparse en cuatro grandes bloques:
1) Poesía de creación: también llamada ‘absoluta’, posee carácter vanguardista y se caracteriza por la libertad formal, la ruptura con las fórmulas tradicionales, la musicalidad y las imágenes plásticas y sugerentes. Destacamos los siguientes poemarios: Imagen (1922) y Manual de espumas (1924).
2) Poesía tradicional y amorosa: es la más abundante de su producción y en ella abandona el culto a la imagen para expresar emociones personales. Los temas fundamentales son el paisaje, el amor, la música y los toros. Destacamos los siguientes poemarios: Amor solo (1958) y Canciones a Violante (1959).
3) Poesía humana: se inspira en la realidad inmediata y, utilizando formas clásicas, se orienta hacia una poesía de contenido más humano y en la que frecuentemente da forma literaria a experiencias personales.

4) Poesía religiosa: poeta profundamente católico, cultivó con bastante acierto la poesía religiosa. Destacamos los siguientes poemarios: Ángeles de Compostela (1940) y Alondra de verdad (1941).
Dámaso Alonso (1898 - 1990), crítico, lingüista y catedrático de Universidad. Desde 1945 fue académico de la R.A.E. y director de la misma entre 1968 y 1982. Fue Premio Cervantes (1978). Su producción literaria puede dividirse en dos etapas:

La primera etapa pertenecen: Poemas puros, poemillas de la ciudad (1921) y El viento y el verso (1925), poemarios juveniles escritos bajo influencias modernistas, tradicionales y juanramonianas.
A la segunda etapa pertenecen: Hijos de la ira (1944), obra típica de poesía desarraigada en la que el autor intenta conmover el corazón y la inteligencia de los hombres, dar un testimonio del drama del vivir humano, para lo que se interroga incansablemente sobre el sentido de la vida humana. Así, el mundo y la vida se presentan como realidades sin sentido por lo que el poeta, desesperado por no poder comprender al hombre, se vuelve hacia sí mismo pero sus profundidades le resultan tan incomprensibles como las de los demás, por lo que pasa a invocar a Dios, pero éste se presenta como un enigma más y como un monstruo inaccesible para el hombre.
Hombre y Dios (1955) es una obra en la que el poeta analiza serenamente la existencia del hombre, al que concede un puesto central en el universo puesto que ha sido creado a imagen de Dios.
Vicente Aleixandre (1898 - 1984), académico desde 1949; en 1969 recibe el Premio de la crítica y en 1977 el Premio Nobel. Murió en 1984. Su obra está consagrada desde el principio a la indagación trascendental del conocimiento; su búsqueda íntima atraviesa las sendas del surrealismo para adentrarse en el significado del cosmos y en el sentido del hombre y de la vida. El tema central de su obra es el deseo de fusión del hombre con la naturaleza: los seres elementales del mundo natural (viento, fuego) se convierten en protagonistas de sus versos, portadores de valores vitales y símbolo de lo auténtico

Algunos poemarios suyos son los siguientes: Ámbito (1928), Espadas como labios (1932), Pasión de la tierra (1935), La destrucción o el amor (1935), Sombra del paraíso (1944), Historia del corazón (1954), Poemas de la consumación (1968) y Diálogos del conocimiento (1974).
Federico García Lorca (1898 - 1936) nació en Fuentevaqueros (Granada), hijo de un agricultor acomodado se trasladó a vivir a Granada donde estudió Derecho y Música; en 1919 se instaló en Madrid en la Residencia de Estudiantes, donde conoció a Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti, Luis Buñuel y Salvador Dalí. Viaja a Nueva York (1929) y, durante la Segunda República (1933), funda y dirige el grupo teatral ‘La Barraca’. En 1933 efectúa un viaje triunfal a Montevideo y Buenos Aires. En agosto de 1936 fue fusilado en Víznar (Granada).

Las etapas de su trayectoria poética son las siguientes:
1ª) Primera etapa (1921 - 1928): está formada por una serie de obras que tienen un hondo sabor popular con clara influencia de la lírica tradicional.

Libro de poemas ,Canciones (1927), Romancero gitano (1928), obra con cuya publicación alcanzó un gran éxito en la que el autor convierte al gitano en un mito que encarna el destino trágico. Consta de dieciocho romances que giran en torno al mundo gitano andaluz y a la muerte de Antoñito Camborio, asesinado por sus primos.

Poema del Cante Jondo (1931), obra incluida en esta etapa a pesar de la fecha de su publicación; en ella, el autor se aparta de la expresión de la intimidad en un intento de llegar a lo más hondo del sentimiento popular (el mundo gitano andaluz) y aparecen los temas típicos de su poesía: amor, soledad, muerte, destino trágico, pena, ansias de vivir reprimidas por la sociedad, etc.

2ª) Segunda etapa (1928 - 1935): el poeta, sin abandonar aquellas raíces, se va haciendo más universal, profundo y difícil, rompe con el verso tradicional y se enriquece con las influencias surrealistas, manteniendo su actitud solidaria con los marginados, raciales y sexuales. Los principales títulos de esta etapa son los siguientes:
Poeta en Nueva York (1929): obra de marcado acento social con críticas al poder del dinero, la injusticia social, la deshumanización, etc. Consta de diez partes: las ocho primeras tratan de Estados Unidos, y las dos últimas, del viaje de regreso. Su lenguaje poético se llena de imágenes visionarias y apocalípticas y acumulaciones caóticas, junto a versos largos y sin rimas (frecuentemente versículos), para mostrar ese ambiente de aglomeración, injusticia y caos que percibe a su alrededor.. El Diván de Tamarit (1935.)Llanto por Ignacio Sánchez Mejías (1935) Sonetos del amor oscuro (1935 - 1936), obra desconocida hasta 1984, está formada por un conjunto de once composiciones en las que la gloria y el dolor de amar alcanzan expresiones muy hondas. Presentan una construcción manierista con un acento doliente y desgarrado. En ellos se ha visto el deseo del poeta de regresar a los autores clásicos y la reivindicación del amor homosexual.
LA OBRA POÉTICA DE LUIS CERNUDA: Luis Cernuda (1902 - 1963) nació en Sevilla, su padre era comandante de Ingenieros, estudió Bachillerato y se licenció en Derecho; tras la muerte de su madre se establece en Madrid (1928). Fue lector de español en la Universidad de Toulouse (1928 - 1929) donde comienza su etapa surrealista. En 1933 se afilió al partido comunista y en 1936 viajó a París como secretario del embajador Álvaro de Albornoz; durante la guerra civil apoyó a la República y en 1938 se exilió. Tras la guerra se instaló en Inglaterra y Estados Unidos donde fue profesor; en 1952 se trasladó a Méjico, donde murió (1963).
En su obra poética se pueden distinguir dos etapas principales:
1ª) Primera etapa (1927 - 1936): condicionada por la lectura de los clásicos, las vanguardias y la influencia surrealista. Destacamos los siguientes poemarios:

Los placeres prohibidos (1931), es un poemario escrito en versos libres y versículos y en el que la jubilosa experiencia del amor se mezcla con un fuerte sentimiento de soledad y vacío espiritual; en esta obra el autor muestra su orgullo de poeta rebelde, enfrentado al mundo, a sus leyes y códigos y proclama la condición solitaria, altiva y libre del que escoge el amor prohibido.

Donde habite el olvido (1935), es su poemario más introspectivo e intimista; escrito en primera persona, el amor es presentado como una experiencia amarga ya que, cuando desaparece, sólo queda el recuerdo de un olvido. En esta obra el poeta desnuda sin pudor su interior y alcanza, posiblemente, la cota más alta de su poesía.
En 1936, engloba toda su poesía anterior bajo un título común: La realidad y el deseo. El término ‘deseo’ entendido como un ciego afán de posesión se halla coartado por códigos y prohibiciones, por lo que se enfrenta fatalmente con la realidad. Toda su obra se halla articulada sobre el eje de la lucha entre ambos conceptos. La obra puede ser considerada una biografía espiritual y un ejemplo de “poesía moral”.
2ª) Segunda etapa (1936 - 1963): comienza tras el destierro en Inglaterra con la publicación de Las nubes (1937 - 1940). En esta etapa aparecen una serie de temas recurrentes como son el análisis de un país del que se siente expulsado, la visión de un momento de la historia que se despide para siempre, la interrogación sobre el sentido de la vida y una angustiada conciencia del paso de su tiempo vital.

Otros poemarios de esta etapa son los siguientes:

Vivir sin estar viviendo (1944 - 1949) es un poemario en el que evoca al amigo perdido, la juventud y la obsesión por la muerte. Es también autor de un libro titulado Ocnos (1942), escrito en prosa poética.

A nivel métrico suele utilizar el verso libre y el versículo y su lenguaje poético se caracteriza por la abundancia de hipérbatos y por el uso de un lenguaje coloquial.





Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconPregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales icon16. Generación del 98. Características. Principales autores y obras

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconTema 10. Generación del 98. Características. Principales autores y obras

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconPregunta 12ª. La poesía española a partir de 1936: de la posguerra...

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconTemas La Generación del 27: características, autores y obras más significativas

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconPregunta 3ª. El realismo literario: marco histórico y cultural. Características...

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconLiteratura. El siglo XVIII: marco histórico-cultural. Características...

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconLa poesía de 1939 a finales del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconLa novela y el cuento hispanoamericano de la segunda mitad del siglo...

Pregunta 8ª. La generación del 27: características, autores y obras principales iconTema 12. Pau 2012-2013. La novela de 1975 a finales del XX. Tendencias,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com