Desesperas. Espera. ¿Qué pasa?






descargar 157.22 Kb.
títuloDesesperas. Espera. ¿Qué pasa?
página1/4
fecha de publicación20.09.2015
tamaño157.22 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4


Desesperas. Espera. ¿Qué pasa?.

En el siglo dieciocho se sufría con mas elegancia. Una tos discreta, una tuberculosis apacible... Pero este siglo es francamente humillante... Bueno no, está bien, está bien: en el siglo diecinueve... Es psicosomático: Mónica me está abandonando y las hemorroides se sublevan... ¿Aló?. Ah, sí, coronel dígame. ¿qué?. Pero hoy es domingo coronel, no... ¿Con la grabadora?. Ay carajo. Si, si, si, claro que sé. Sí... si coronel, por supuesto que sé lo que es un empalamiento. Eso es una vaina horrible, ¿le sucedió a alguien? No, dicen que lo inventó Drácula en el siglo XIV. Sí coronel. Si, ya salgo, en un minuto.

Óigame por favor Silampita, si se atiene a las normas y se comporta correctamente, cosa que no ha sido frecuente en usted, el empalado es suyo.

¿Mío?¿Cómo así que mío?

Suyo, todo suyo. Le estoy entregando la exclusiva. Cómase esto, hágame el favor. Si no le interesa dígame ya y me consigo otro. Nunca falta un periodista muerto de hambre.

No, pues claro que me interesa, pero...

¿Usted conoce una vaina que se llama “La última cena”?

Sí. Es un famoso fresco de Leonardo Da Vinci.

No, hombre, no estoy halando del cuadro. Le pregunto por la institución.

Es una asociación evangélica metacristiana disidente para adelgazar leyendo la Biblia. Un invento de unos gringos de Memphis... ayunan, comen verduras, cocinan juntos... ¿Por qué me lo pregunta? ¿ algún ilícito?

Es mi mujer. Imagínese, ahora se le metió en la cabeza que esa es la solución para mi gordura...

Pues hay un montón de gente metida en eso...

El problema, es que en la primera sesión uno tiene que decir un discurso, explicar por qué quiere estar uno ahí...

Pues no es tan difícil, coronel, basta con ser sincero.

La sinceridad mi querido periodista es algo que no se puede improvisar, y yo no me puedo exponer a hacer el ridículo. Yo soy mas que yo, yo llevo este uniforme ¿si me entiende?

Pues sí, ¿y qué piensa hacer?

Sencillo, mi querido Silampa, yo le digo lo que quiero decir y usted me hace un buen discurso.

Uy noo, no Coronel, no yo soy un periodista. No tengo ni idea de cómo se escriben esas vainas...

Usted es un hombre de letras, un intelectual...

Ya, pero es que eso es un trabajo muy distinto...

¿Es que quiere que le recuerde los favores que me debe?

Está bien, … cuando quiera.

Mi nombre es Moya Aristófanes. Mido 1,80 de estatura y peso 127 kilos. Fui consciente de mi problema el día que, además de haber ingerido las tres comidas que ordena la Iglesia romana, me comí la medio pendejadita de 17 chocolatinas, 14 talegos de goma, además de 11 Obleas con ariquepe. Y estamos hablando únicamente de lo dulce, porque en cuanto a lo salado también puse récord: 12 empanadas con ají, 4 arepas con queso y 3 hamburguesas con tocineta y papa frita...

... “en el país del sagrado corazón, a nadie se le puede dar la absolución, cuando el billete es emperador, y no hay decencia q valga mas honor, por mi vereda la jungla de Semante, supervivencia para el más violento, hoy no hay escrúpulos”... “todos estamos untados, todos quedamos involucrados”...

Víctor Silampa del Observador.

Mucho gusto. Está por el lado de arriba.

...”Aquí no quedan inocentes, todos aquí somos delincuentes, los hay de muchos pelambres y colores, de cuello blanco, esos son los peores, aquí política es sinónimo de robo, millonarios, sueldos y papayas de oro, animal social, como los leones, es la presa riqueza, somos depredadores, todos estamos untados, todos quedamos involucrados, todos andamos armados, queremos harto billete de contado, todos estamos untados, todos quedamos involucrados, todos andamos armados”...

... Por consejo de mi mujer, compro Selecciones del Reader´s Digest... Una vez salió un artículo titulado “Soy el estómago de Juan”... y ahí fue que empecé a darme cuenta de mi problema, que el estómago es una cosa, y la bolsa de basura otra.

No le voy a dejar más mensajes. Que me llame ella, y si no... pues, jodidos. No hay nada qué hacer. Esto podría incluirlo en la novela, ¿verdad?

Soy una persona con poca instrucción, pero no me considero...

¿Bueno ya sabe hace cuánto murió?

Entre dos semanas y dos meses.

Mi hermano... Ese cálculo no es muy preciso...¿eh?

Entonces pregúntele usted, a lo mejor tiene más suerte... Ah, y de paso le pregunta por el nombre, le quemaron las huellas digitales. ¿Es o no es?

No, no es. Mi cuñado no era ni tan viejo ni tan gordo, y además era negro.

Sígame. Nombre de la persona que busca y vínculo familiar...

Ósler Estupiñán Juárez. Hermano menor.

¿Ya tiene los nombres de esos?

¿Nombres? No, con la cantidad que llega no hay tiempo ni personal que dé abasto. Si alguien reclama rápido, se le muestra y que escoja, sino, a la fosa común.

Pues así de entrada no parece, pero tiene algo familiar... ¿Y la ropita? ¿Lo encontraron así, empeloto?

¿Le reconoce o no?

Podría ser.

Bueno, entonces vaya con el enfermero. Le va a hacer unas preguntas de rutina.

¿Su hermano era soltero?, cincuenta años, sin trastornos mentales, chofer de taxi 84.

Modernizado al 94. Cómo son las vainas de raras ¿no?, Me lo encontré hace como un año por pura casualidad. Me había ido a trabajar a Cartagena, reliquia colonial, puerto de entrada de las luminosas ideas de libertad, desde entonces le estoy buscando vivo o muerto.

Oiga, ¿y si será su hermano?

Puede ser.

Y si fuera él, ¿qué le pudo haber pasado?

Misterio. El hombre no chupaba, no le gustaba la rumba y, con las hembritas, lo estrictamente necesario para cumplirle a la cédula en eso que dicen masculino.

¿No lo habrán secuestrado?

Nooo, ¿quién va a secuestrar a un Taxista?

Gracias

¿Y todos los enfermeros hacen esos interrogatorios? Porque a mi se me hace muy extraño que usted me esté... ¿De la secreta...?

Bueno, digamos que les colaboro...

Sí, digamos eso...

Si sabe algo le llama.

Si, yo le colaboro, jefe.

Y piense bien...

¿qué cosa?

...a ver si es su hermano.

¡Ah! Claro.

...nombre de la persona y vínculo familiar.

Tema 1: creo que su Mónica no vuelve. Esa hembra quiere un prohombre exitoso y usted no da ese perfil. Tema 2: ¿por qué le interesa tanto este asunto del empalado? ¿Tanto progresamos en Colombia que ya un solo muerto es noticia?

Bueno... es un caso raro.

¿Un libro?

No, bueno, no sé. No, no lo he pensado.

Yo creo que sí lo está pensando. También debe haber pensado que con un libro exitoso podría recuperarla.

Señor Guzmán.

¿Y esto?

Un premio por mi buena conducta.

El psiquiatra le prohibió los periódicos, hermano, y fue muy claro: nada que lo vincule con la profesión...

No es profesión ni noticia, es sólo historia.

No joda, Guzmán, son periódicos.

Ya no. Aquí me van dando cada día un periódico viejo, comenzando por el día y el año que entré en la clínica... Historia por entregas. Voy en la toma del Palacio de Justicia. Qué vaina tan jodida esa...

Ni se imagina lo que va a venir después.

Ni una palabra, poeta, no me mate la intriga. Volvamos a su empalado. Lo que tengo que decirle es que éste no es un crimen vulgar. Una vaina de estas se hace por odio... o para asustar a alguien.

Por ahora no sé ni cómo se llama ese cadáver...

Ya hablará, todos los muertos acaban por hablar.

... yo soy de Neiva. Mis papás tenían un puesto de fritanga, que es uno de los alimentos más colombianos que hay... pero, sin ofender a la patria, hay que reconocer que es un veneno para la circulación y el colesterol. Y yo me crié así, comiéndome sobrados a escondidas.

¿Cuántas veces les he dicho que no me calienten los "croissants" en el microondas?. Quedan como suelas de caucho...

¿Dónde está la niña nueva? ¿Cómo es que se llama?

¿Nancy, Doctor? No, pues ni idea, ella si llegó hace un ratico pero quién sabe donde se metió.

¿Me buscaba doctor?.

Buenos días, Nancy.

Buenos días doctor.

Búsqueme el fichero de Pereira Antúnez y llévemelo a la oficina. Comuníqueme con el doctor Esquilache, en el Concejo.

Oiga ¿Dónde busco el fichero?

... Si no vamos a negar eso, no pongamos burocráticas trabas para quienes con romana visión de grandeza, nos proponen estas magníficas urbanizaciones para nuestra amada Bogotá... ¿y yo pregunto? ¿Le negaríamos a Roma una vía apia, confluencia grandiosa de todos los caminos que llevan a Roma y aún hoy troncal del devenir de la historia?

Doctor.

¿Quién está?

Barragán por éste y el ingeniero Vargas y Culebro aquí.

Ah bueno, éste.

¿Catalina como está?¿Y los niños?¿Man chiquitica? Entonces todo está divinamente. Lo primero es la familia. Gran pendejo... Márchate. Ahora sí, ¿qué fue lo que pasó con el empalado ese? Mira, no hables pendejadas y mucho menos por teléfono. Más bien le dices a Catalina y a los niños que se vengan el sábado para casa. Almorzamos allá, montamos a caballo... nos comemos un agiaco. Yo también estoy hablando en serio, mira ¿por qué no tratas de honrar ese par de bolas de carne que tenés instaladas bajo el pene, y te portas como un varón? Que esto apenas está comenzando.

¿Aló? Yo, concejal. Yo, Vargas Vicuña. Cuénteme a ver ¿cómo va lo mío? ¿Que qué? No, no, no Esquilache, habíamos quedado en algo muy distinto. Pues claro que te entiendo, hombre ¿cómo no voy a entender si me hablas de “la ley”? Bueno, pues qué le vamos a hacer. Si toca recortar, recortamos... Pero eso sí, recortamos todo, ¿no? incluida tu parte por supuesto. Pues sí, si no podemos hacer más de tres pisos, pues entonces serán tres pisos... pero todo va en proporción, cuéntame, ¿cómo va lo de las tierras del lago?.

Estoy en eso, tengo un abogado pendiente de limpiar la vaina de la sucesión. El marido de mi sobrina, un tipo serio, obediente. Si tu lo conoces... Yo se... para esto están...

Oiga ¿el bar Lolita? Aquí estoy Estupiñán. Cuénteme qué fue lo que averiguó.

Jefe. Jefe, mire, el gorducho ese que está en esa mesa. Dice que le pagaron muy bien por llevar una carta extraña de Tunja a Chocontá...

¿Un cadáver?

Ah no, eso si yo no sé, jefe, pero usted me dijo que Chocontá quedaba cerca a la laguna donde encontraron el tipo ese que me mostró, ¿si o no? Y entonces yo me dije: ¿qué tal que sea el mismo?

Pues sí.

El tipo tiene como que quiere hablar jefe... Yo de usted me le acercaría a ver qué nos cuenta...

Vamos.

Uno, dos, tres.

A ver, a mi derecha, Sigurny; a mi izquierda, Maitéir.

¿Qué sensibilidad no

Mire, si me pagaran lo mismo, transportaría hasta caca.

¿Y qué fue lo que llevó, luego?

Misterio...¿Venga, mi reinita, me acompaña? Eso fue un golpe de suerte. El jueves se me apareció un hembrononón, en un cochecito rojo. Y me dijo que si le llevaba un paquete de Tunja a Chocontá. No acabé de decir el precio y la mujer ya me había puesto en la mano un fajito de billetes, ¿y sabéis que me dice mijo? ¿sabéis que me dice? que en Tunja me daban la otra mitad.

Oiga ¿Y no le preguntó qué había en el bulto?

Noo, yo curioso no soy. ¿Usted sabe? si uno pregunta se le dañan los negocios.

Si claro. Yo brindo por eso.

Claro, claro amigo. Y entonces yo fui y dejé la carga en una bodega que había ahí a la entrada del pueblo.

Granero.

Granero, esa es la palabra amigo, granero. Y listo. Yo fui y cobre la otra mitad. Y me vine para acá a buscar a mi reinita y a socializar, que es lo que uno debe hacer cuando le llega la fortuna.

¡Sí señor! Yo estoy de acuerdo y brindo por esta reina de ébano.

Y como dicen las clases dominantes: primero la amistad que la salud.

Bueno, fue un gusto conocerlo.

¡Jefe! Y claro es que el hombre se nos pasmó ya.

¿Y quien no se va a pasmar a las 5 de la mañana?

¿Dónde vas?

¿Cómo te llamas?

Quica, pero esta noche estoy como ocupadita.

¿Otro día?

Venga mañana, por ahí a las siete, tempranito ¿no?

Que ¿?????? Jefe. Le sacamos el mapa hablado. Y si usted hubiera tenido paciencia le sacamos la historia completa, jefe.

No, si yo paciencia tengo, Estupiñán, lo que pasa es que el dolor estaba muy tenaz, Oiga ¿usted ha sufrido de hemorroides?

No, yo que voy... Que pena jefe, no sabia yo que usted sufriera de esa vaina...

No se preocupe, aquí me despido. Y no me diga “jefe”. ¿si?

¿Y usted por qué está tan apersonado del asunto?

Por mi hermano. Ya le dije. Voy a remover cielo y tierra hasta encontrarlo.

Pero usted no estaba seguro de que fuera el empalado.

¿Y si resulta que sí es? Yo no quiero tener remordimientos en mi conciencia futura. ¡Ay la madre! Huele a puro pedo de chigüiro...

Licencia de construcción, constructor Vargas Vicuña.

¡Jefe, jefe!... Jefe, yo nunca he estado en un baño turco... La propiedad colectiva de los medios de producción debe ser una vaina bien jodida. Oiga jefe. ¿usted si cree que el socialismo regrese algún día?

¿Y cuando fue que estuvo?

¿Quién?

El socialismo

No, yo me refiero a los países de la cortina de hierro, jefe. No me haga caso. Cómo yo no entiendo nada de política aprovecho para preguntar y así aprendo.

Me doy cuenta, Estupiñán. Eso es una vaina muy complicada.

Bueno ¿Y ahora, jefe?

Que no me diga “jefe”.

Bueno, pero aquí el de la autoridad entre los dos quién es, ¿usted o yo? Usted...

Yo soy pésimo para mandar, Estupiñán. Sólo soy un periodista.

¿Entonces no es de la secreta?

Noo, hombre. Si fuera de la secreta estaría en misiones más emocionantes. Persiguiendo narcos por ejemplo, ¿no cree?

Usted es un ángel, Baquetica.

Siempre a la orden, don Víctor...

Oiga, ahí dice que la escritura original se la llevaron para firmas de dos meses. ¿Ya la habrán registrado?

Permítame un momentico, voy a mirar. Mire usted, aquí, en este despacho se solicitó elevar a documento público esta donación de tierras, y en la parte pertinente dice lo siguiente: “El presente documento por medio del cual Casiodoro Pereira Antúnez traspasa en propiedad al señor Heliodoro Tiflis cuatrocientas hectáreas del previo situado entre los linderos tales y tales y tales, tales, que circundan la laguna de Teorsa.

Oiga, pero allí funcionan los Baños Turcos “El Paraíso Terrenal” ...

Claro, pero esa gente no es la propietaria, ¿por qué? Porque tiene esa tierra en usufructo temporal. Y es que aquí el documento lo dice. Aquí está el contrato clarito. ¡Ay! El vencimiento de término ya está cerca Don Víctor. ¿Hoy a cómo estamos?

A 4...

5, 6... Claro, vence la semana próxima.

Entonces el dueño es ahora este Tiflis...

Más o menos...

¿Cómo que “más o menos”?

Claro, ya le dije. Mire, la escritura ya está lista y en poder de las partes, pero no ha sido registrada en esta oficina. ¿Por qué? Porque no han devuelto el original firmado para el registro. ¿Eso que quiere decir? Que no ha sido legalizada como documento público. Y Don Víctor, usted sabe... ese documento ya tiene otra tarifa.

¿Y qué pasa si el donante se muere sin traspasar la escritura?

En París lo hacen mejor. Ha estado en París, ¿verdad?

No, todavía no, doctor...
  1   2   3   4

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconUn borracho está orinando en la calle y pasa una señora y dice: Qué...

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconMegaciudades: ¿qué futuro nos espera?

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconHazlo de todo corazón
«empeño». Podría ser que lo único que queramos es salir de la tarea sin que nos importe la calificación que obtengamos. Tal vez se...

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconPara Rob, que me proporcionó el mejor incentivo que te puede dar...
«Espera… ¿qué hay de esa señora mayor que vive junto al canal?» Eso sí que es poco digno

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconResumen : Qué le pasa al sapito, que no come; eso quieren saber sus...

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconMÚsica en espera

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconAntes de que la espera desgaste

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? icon1. 1 ¿De qué acusa Rojas a su anónimo amigo? ¿Qué intención y qué...
«herejías» en que incurre Calisto? (pp. 31-34) ¿Qué enfermedad padece y cómo se manifiesta?

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? iconA ¿Qué representa para el poeta el río Duero y el discurrir de sus...

Desesperas. Espera. ¿Qué pasa? icon7 de junio como pasa el tiempo






© 2015
contactos
l.exam-10.com