La primera expedición misionera salesiana al Amazonas






descargar 1.08 Mb.
títuloLa primera expedición misionera salesiana al Amazonas
página2/30
fecha de publicación18.09.2015
tamaño1.08 Mb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

5. Climatología
El Edo. Amazonas se caracteriza, como zona intertropical por altos valores de precipitación, temperatura y humedad. Los máximos valores de precipitación los encontramos en el suroeste del Estado, en la zona que abarca parte de las cuencas de los ríos Atabapo, Orinoco, Río Negro y Casiquiare. En Guarinuma, pequeño caserío del río Atabapo, la media anual puede alcanzar 3.400 mm. En Yavita 3.000 mm. En Maroa, Democracia, Capiwara y San Carlos 3.500 mm. San Carlos 3.500 mm.

Partiendo de estas puntas de altas precipitaciones, van disminuyendo en todas las direcciones hasta alcanzar 2.000 mm. en Puerto Ayacucho.

El clima, es de tipo A, o sea, clima tropical, caracterizado por tener temperaturas anuales que varían entre 24° y 29° a excepción de los cambios producidos por la altitud.

Los vientos predominantes son de noroeste y sureste. (14)
6. Hidrografía
Las abundantes precipitaciones contribuyen a crear una extendida y densa red hidrográfica que se vierte en dos grandes cuencas, la del Orinoco y la del Guainía-Río Negro.

El Orinoco es el río más importante del área, que lo cruza de sureste a noroeste y su recorrido por el Estado alcanza una longitud de unos 960 Km. mientras que su cuenca tiene una superficie aproximada de 125.000 Km2. Esta cuenca se conecta con la cuenca de Río Negro, por medio del Canal de Casiquiare que actúa como aliviadero del Orinoco, desviando parte de su caudal hacia el Río Negro, y por ende al Amazonas.

El Orinoco recibe importantes aportes por su margen derecha con los afluentes Ocamo, Padamo, Cunucunuma, Ventuari, Sipapo y Cataniapo, y por su margen izquierda los ríos Mavaca y Atabapo y los procedentes de Colombia: Inírida-Guaviare, Vichada y Tuparro.

El Guainía que nace en la zona Oriental de Colombia, se enrumba hacia el sur a partir de la Isla de Venado, sirviendo de límite entre Colombia y Venezuela a partir de Victorino.

Antes de recibir los aportes del Caño Casiquiare, el Guainía recibe de Venezuela los Caños Pimichín, San Miguel y Tiriquín. Después de recibir al Casiquiare, el Guainía toma el nombre de Río Negro y sigue hacia el sur, haciendo límite con Colombia hasta la Piedra de Cocuy, por donde se adentra en Brasil para drenar en el Amazonas.

La red hidrográfica del Estado fue ancestralmente, y sigue siendo su más importante red de comunicación y a lo largo de ella se concentra la mayoría de la población.(15)
7. Suelos y Vegetación
La plataforma granítica es un factor determinante en el drenaje de los suelos. La alta impermeabilidad ocasiona una baja retención y a su vez, es un factor importante de meteorización de los suelos.

Los suelos se caracterizan por ser muy lixiviados y alterados, con escasas reservas de base en su fracción mineral. El material parental y el clima son los factores más importantes en la conformación del suelo. Los granitos, predominantemente ácidos, constituyen la base mineralógica y las temperaturas altas, sumadas a una cuantiosa pluviosidad, actúan como agentes de desagregación química, transporte y deposición de sedimentos. (16)

La zona más estudiada del Estado, en lo que se refiere a suelos, es la de Río Negro-Casiquiare, conocida por su alto nivel de lixiviación, por su alta acidez y muy baja fertilidad. Después de una profundidad de 40 cm. cesa prácticamente la actividad biológica. (17)

La fertilidad natural de este ecosistema, depende en un 90% de los nutrientes que son aportados por el propio bosque y sólo el 10% restante es aportado por el suelo, llegándose a determinar que menos del 1% de los nutrientes añadidos logra atravesar la capa de raíces sin ser retenido o absorbido por éstas.

Muchos de estos factores ecológicos limitan fuertemente un tipo de desarrollo agrícola en la zona: la pobreza geoquímica de los suelos, las altas precipitaciones y su irregularidad durante el año, las variaciones de nivel de los ríos que dificultan el uso de los terrenos ribereños, relativamente enriquecidos.

El Estado Amazonas junto con el Estado Bolívar ofrecen el mayor potencial forestal de Venezuela y presentan la mayor diversidad de formaciones vegetales del país. De los 178.095 Km2 que conforman el Estado Amazonas un 90% está cubierto de bosques, un 5% de sabanas y un 5% de otras formaciones vegetales. Los bosques del Estado Amazonas representan el 30% de los bosques del país. (18)

Varios autores resaltan algunas características del bosque húmedo tropical:

1. Su exhuberancia en contraste con la pobreza del suelo.

2. Su aparente uniformidad con relación a la inmensa variedad de especies pueden identificarse por Ha. en comparación con las 20 aproximadamente que se pueden encontrar en clima templado.

3. Esta gran diversidad de la flora, con relación a su extrema fragilidad significa que sólo pocos individuos de cada especie habitan en una determinada superficie y la explotación de alguno de ellos puede conducir a su extinción local, ya que estos árboles han desarrollado semillas de gran peso que les limita la capacidad de colonizar por dispersión, nuevas áreas. (19)
NOTAS:

(11. Gaceta oficial de los EE.UU. de Venezuela. LXV, 19.241 (Caracas, martes 20 de abril de 1.937) 112.490-1937).

(12. MARNR 1983, III pág. 26).

(13. MARNR 1983, I pág. 29).

(14. MARNR, 1980: 149)

(15. MARNR, 1983.)

(16. Ibídem)

(17. HERRERA 1977, IVIC, Caracas.)

(18. MARNR, 1983.)

(19. HAMILTON y otros, 1976:9).

CAPITULO II
El hombre amazonense
1. Orígenes y migraciones.
En la discusión sobre la antigüedad, dispersión y variedad etnolingüística en la Amazonía, hay diversidad de opiniones.

Meggers (1) propone explicar la gran heterogeneidad lingüística y cultural existente en esta zona basándose en el modelo de Haffer (2) quien relaciona las últimas alteraciones climáticas con el proceso de especiación de la avifauna amazónica.

Hasta hace poco, dice Meggers, se había supuesto que la selva amazónica había alcanzado su extensión actual a principios del Pleistoceno y que había sido poco afectada por los drásticos cambios climatológicos que cubrieron de hielo las zonas templadas y las sierras andinas. Sin embargo, esta estabilidad del ambiente no se podía conciliar con la enorme diversidad biológica existente.

Por los últimos estudios, se estima que la selva tropical ha fluctuado profundamente en extensión y que las dos últimas variaciones climatológicas más fuertes fueron posteriores a la llegada del hombre. Dos grandes épocas de sequía, una hace 11.000 años y otra hace uno 3.000 años, redujeron la selva a parches situados en las riberas más húmedas de las cuencas y a lo largo de los ríos más largos, siendo muy probable que gran parte de la Amazonía se viera transformada en praderas y sabanas.

Las especies que vivían en los hábitat selváticos permanecieron aisladas y empezaron a diferenciarse unas de otras. Las especies que no lograron alcanzar esos refugios o adaptarse al nuevo hábitat, emigraron o se extinguieron. (3)

Las pruebas aportadas por Meggers son de naturaleza geológica basándose en los análisis de sedimentos marinos que demuestran que entre los 18.000 y 13.000 años A. C. las regiones continentales no glaciales experimentaron una baja de temperatura y una sequía mayor. Otras pruebas aportadas por Meggers, se refieren a la diferenciación lingüística. En las tierras bajas predominaron tres familias lingüísticas: el Arawak, el Tupí-guaraní y el Caribe. Dos de ellas, el Arawak y el Caribe serán fundamentales en la población de todo el territorio venezolano, y por ende, del actual Estado Amazonas.
2. Familia lingüística Arawak
Las reconstrucciones lingüísticas de las familias Arawak y Tupí-guaraní, según Meggers, evidencian un lugar de origen común: el sudoeste de la Amazonia. De ambas familias, una rama se difundió en las tierras bajas orientales. Y se estima que esas dos migraciones ocurrieron alrededor de 1.500 años A. C. Esta fecha correspondería con el período de sequía o aridez más reciente. Además, para Meggers, las dos familias lingüísticas más afectadas, habitaban la zona más seca del lugar de origen, por lo que se vieron afectados más rápidamente.

Lathrap (4) considera en cambio que, a pesar de posibles influencias de tipo diverso, hubo poblaciones autónomas, y que la difusión de grupos y lenguas proviene más bien de causas demográficas con sus correspondientes migraciones, y que la llamada «cultura de selva tropical» no es un momento evolutivo, sino más bien una regresión condicionada por factores múltiples.

Lathrap opina que gran parte de los grupos que iniciaron el poblamiento del medio tropical, lo hicieron basados en una economía orientada hacia la caza de los grandes animales de sabanas, pastizales y orillas de selva. La competencia que se habría producido con los grupos que ya habitaban esas regiones impulsó a una expansión territorial, sobre todo de grupos pequeños y móviles, en dirección hacia las cabeceras de los grandes ríos y regiones interfluviales.

Lathrap supone como epicentro de los proto-Arawak la llanura de inundación de la Amazonia central; según esta teoría los grupos de lenguas hijas comenzaron a salirse por los ríos buscando tierras de tipo aluvional.

Uno de estos grupos (Maipure), se movió Río Negro arriba encontrando pocas tierras aluvionales, por lo que, siguiendo el Casiquiare, bajaron el Orinoco hallando las tierras aluvionales del Medio y Bajo Orinoco, y otros grupos, presionados por oleadas posteriores fueron desplazados hacia las islas caribeñas (Taínos). Este desgajamiento Proto-Maipure lo coloca Lathrap de 2.500 a 3.000 años A. C. Las migraciones arawak antecedieron unos 1.000 años a las migraciones caribes y se supone que, por la presión de estas oleadas, los Arawak se vieron obligados a migrar de las Guayanas.

Los primeros datos y nomenclatura de las diversas etnias pertenecientes a esta familia lingüística los proporcionan los registros y crónicas misionales.

Los misioneros jesuitas registraron los siguientes pueblos Arawak en el actual Estado Amazonas. (5)
Los misioneros Capuchinos también enumeran varios pueblos o naciones de procedencia lingüística Arawak: «Marivisana, Manitivitana, Marivigena, Daritivitana, Maripizana, Urbanabis, Maldavaca». (6)

Vemos pues, que los Arawak en su mayoría se mantenían ocupando los hábitat de los ríos Atabapo-Negro-Casiquiare y Atabapo-Orinoco, con excepción de pocos grupos que, voluntariamente o no, se trasladaron más al norte.

Los pueblos Arawakos actuales son prácticamente los mismos que encontraron los primeros misioneros salesianos a su llegada al Amazonas: Baré, Baniba, Curripaco, Piapoco y Warekena. Seguramente las etnias Maldávaca y Yavitero, aunque en poco número, sobrevivían ciertamente.

A esta población Arawaka hay que añadir la población de lengua Yeral o Nhengatú, de familia Tupí-guaraní abundante en el Río Negro y muy ligada a estos pueblos.
3. Familia lingüística Caribe
Con respecto al stock lingüístico Caribe, Durbin cita a Layrisse, el cual precisa el primer desgajamiento Caribe hace unos 4.500 años. Un segundo desgajamiento más numeroso entre 2.500 y 3.400 años y un tercero entre 1.000 y 2.300 años.

Los cronistas misioneros dan una larga onomástica de naciones caribes sobre todo el jesuita Gillij (7).
Hoy, como a la primera llegada de los salesianos al Amazonas, esta familia lingüística está representada fundamentalmente por los Yekuanas o Maquiritares, pueblo que vive en las fuentes del Ventuari, Caura, Cunucunuma, Padamo y Cuntinamo.

Los Yabarana, también Caribes, se sitúan en Manapiare y los Joti al NO. del Amazonas en los caños Iguana y Asita.
4. Grupos lingüísticos independientes
a) Familia Sáliva-Piaroa-Maku
Los cronistas y misioneros colocan al Piaroa como una lengua muy parecida o como un dialecto del Sáliva.(8) Su hábitat para el tiempo del contacto, se situaba a partir del Cataniapo y en el río Auvana, aunque grupos Sálivas se encontraban también en Barraguán, Atures y Carichana.(9). Para ese tiempo sumaban un total de 4.000 personas. El Censo Indígena de 2001 da un total de 9.651 en todo el Estado Amazonas. Actualmente, algunos grupos piaroa dejaron su hábitat del Autana-Sipapo-Cuao para trasladarse a zonas del Orinoco y cercanías de Puerto Ayacucho.
b) Jivi o Guajibo
Otra familia independiente importante en el Edo. Amazonas es el Guajibo, que ancestralmente tenía su hábitat en las llanuras y sabanas del Casanare, Vichada y Guaviare. De ese gran tronco Guajibo se desprenden varios subgrupos como son los Chiricoas, Cuivas, Sikuani etc. como nos lo recuerda Gumilla. (10)

La característica esencial d esta nación indígena es el amor a la libertad e independencia «que con dificultad se les sujeta al suelo y se les habitúa a trabajos regulares».(11) Esta independencia innata resultó históricamente beneficiosa al pueblo Guajibo, ya que no sólo no decrecieron, sino que aumentaron en número a través del tiempo, signándoseles con justicia el nombre de «maestros de la supervivencia».

A comienzos de siglo se trasladan a la margen derecha del Orinoco, trabajaron en la explotación del caucho y hoy residen en el eje vial Puerto Ayacucho-Samariapo, en Manapiare y varios barrios de Puerto Ayacucho. El Censo indígena de 2001 nos da un total de 8.861 en todo el Estado Amazonas.
c) Yanomami
Uno de los pueblos indígenas más numerosos en el Estado Amazonas es el Yanomami, llamados también en épocas pretéritas: Guajaribos, Shirianas, Guaicas, etc. que habitaban tradicionalmente las cabeceras de los ríos Orinoco, Orinoquito, Putaco, Ocamo, Inajá, Parima, etc. A comienzos de siglo empezaron a expandirse en todas las direcciones hasta alcanzar las riberas del Orinoco. Su carácter expansivo, generoso y alegre dista mucho de la imagen peyorativa que nos dejaron los primeros exploradores y caucheros. Es la etnia con más bajo nivel de aculturación y una gran esperanza para el mundo indígena. El Censo Indígena de 2009 da un total de 7.856 Yanomami en el Estado Amazonas, incluyendo a los Sanema, que según varios autores son un subgrupo Yanomami.

En el Brasil, son un poco menos.
d) Puinabe
Otro grupo independiente es el Puinabe, algunas veces confundidos con el Guaipuinabi de la época colonial. Según Gillij, vivían a la izquierda del Ventuari, pero él mismo se percató que no tenía nada que ver con los Guaipuinabi, al describir su lengua como un dialecto difícil, tal vez «semitanianaco» (12). Habitaron también la zona del Inírida y Guaviare. El Censo Indígena de 2009 da un total de 529.

Es interesante saber que para la época de la fundación de la Prefectura del Alto Orinoco, el Estado Amazonas contaba con un total de 40.165 habitantes, de los cuales 39.450 eran indígenas. (13)

Cuando se piensa en la población del Amazonas venezolano, se percibe inmediatamente la idea de una población preponderantemente indígena. Sin embargo, a partir de mediados del siglo XIX, con los trabajos de explotación cauchera, aparecieron personas de todo el territorio nacional y extranjeros que echaron bases a un mestizaje creciente y a la futura movilización de población criolla hacia esta región. Puerto Ayacucho en la actualidad, es un centro poblado con las características y problemas propios de los demás centros urbanos del país, donde conviven la gran variedad de culturas con rasgos fisonómicos propios.

La caída de la dictadura de Pérez Jiménez en el año 1958, y el establecimiento del sistema democrático de gobierno, sirvieron para dar comienzo a una nueva realidad en el Amazonas venezolano. El gobierno nacional, la función pública, fue factor estimulante para el desarrollo de otras actividades, especialmente las referidas a comercio y servicios, lo que a su vez atrajo numerosas personas hacia esta región. (14)

A lo largo de los diversos años de gestación democrática de Venezuela, se hicieron varias reformas a la Ley Orgánica de Territorios Federales hasta que el 31 de diciembre de 1992, bajo la presidencia de Carlos Andrés Pérez, el Congreso de la República promulgó la Ley en la que el T.F.Amazonas se convirtió en Estado de la República.

En 1994 finalmente, se creó la Ley de División político territorial, con la que el Estado Amazonas quedó conformado en 7 Municipios: Atures, Autana, Atabapo, Guainía, Manapiare, Río Negro y Alto Orinoco.

La utilización del río como vía de transporte, condujo a una desigual distribución de la población, la cual se halla ubicada preferentemente en el eje Oeste, de norte a sur, en donde encontramos los principales poblados: Puerto Ayacucho, S. Fernando de Atabapo, Maroa y San Carlos de Río Negro, capitales de sus Municipios.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

similar:

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconLa familia salesiana de don bosco llamados a vivir una auténtica vocacióN
«Familia Salesiana». Es una realidad eclesial presente, como dijo Pablo VI, allí donde está presente la Iglesia Tiene las dimensiones...

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconHistoria novelada sobre amazonas

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconIii congreso de la federación regional de rondas campesinas de amazonas

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconCulminó en Amazonas la Feria Internacional del Libro de Venezuela 2011

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconVenezuela: Nicia Maldonado: Amazonas listo para darle triunfo a la Revolución el 16-D

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconObra de la Infancia y Adolescencia Misionera en Venezuela

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconEl corazon materno de maria, memoria de la iglesia misionera

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconFamilia misionera que forma apostoles convencidos de cristo. 5

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconEfam escuela de Formación para Animadores Misioneros Pastoral Misionera Arquidiocesana Salta

La primera expedición misionera salesiana al Amazonas iconEspiritualidad y disponibilidad misionera del sacerdote segun la...






© 2015
contactos
l.exam-10.com