Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo






descargar 451.99 Kb.
títuloIncluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo
página10/11
fecha de publicación12.09.2015
tamaño451.99 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Anexo

BIOGRAFÍA

Apunte biográfico


por Mariano Calvo

Año de nacimiento: ¿1498?, ¡1499?, ¿1501?, ¿1503?

Eustaquio Fernández de Navarrete supone a Garcilaso nacido en 1503; Hayward Keninston, en 1501. Ambas fechas se han admitido como probables por unos u otros autores posteriores, sin que en ningún caso estuviesen avaladas por razones concluyentes.      El documento más explícito al respecto es el que, con fecha 11 de septiembre de 1523, se realiza para la prueba de nobleza de Garcilaso, al objeto de ser investido Caballero de la Orden de Santiago. Con este motivo, un testigo llamado Pedro Cabrera dice "que conoce a García Laso de la Vega e que será de edad de 25 años, poco más o menos"... De tomar este dato en consideración, Garcilaso habría nacido alrededor de 1498.  Por otra parte, si consideramos que en septiembre de 1519 se sirve de un "curador", acaso por ser menor de edad, ello nos llevaría a considerar que el poeta nació a partir de septiembre de 1498.

Lugar de nacimiento

Diversos documentos lo indican explícitamente, afirmando que era "natural de Toledo". Además de la tradición que señala las casas de Garcilaso en la plaza toledana hoy denominada "de Padilla", están las numerosas alusiones notariales que sitúan las casas de la madre de Garcilaso entre las parroquias de San Román y Santa Leocadia. Sin embargo, no puede descartarse que el poeta hubiese nacido en Batres (Madrid), señorío de su madre.   

FamiliaSu padre fue educado en la corte de Enrique IV. Luchó en la guerra de Granada. Fue embajador de los Reyes Católicos en Roma, ante Alejandro VI. Ayo del infante don Fernando. Comendador mayor de la Orden de Santiago. Ostentó numerosos cargos en la corte de los Reyes Católicos. Pertenecía a la nobleza, pero de recursos económicos vinculados a su servicio palaciego. Adquiere el señorío de Cuerva en 1493, en cuya iglesia parroquial fue enterrado enterrado junto con su mujer y su primogénito Pedro Laso de la Vega.         Su madre, doña Sancha de Guzmán, era la VI señora de Batres, biznieta de Fernán Pérez de Guzmán, autor de Generaciones y Semblanzas (tío del Marqués de Santillana).    Garcilaso tiene seis hermanos. Garcilaso es segundón y, por tanto casi completamente desheredado por la ley del mayorazgo. Sólo recibe, como herencia a la muerte de su padre, 80.000 maravedís sobre los derechos de pasto de la ciudad de Badajoz.    Leonor, la mayor, casa con don Luis Portocarrero, conde de la Palma, corregidor de Toledo.   Pedro, el primogénito.Será uno de los principales jefes de la sublevación Comunera.   – Fernando, soldado. Morirá en el cerco francés a Nápoles– Francisco, canónigo de la catedral de Badajoz.    – Gonzalo, profesor en Salamanca.    
– Juana, monja en el convento de Santo Domingo el Real (Toledo).      

El nombre

En su época, nombres y apellidos se cambiaban a voluntad; no había una norma establecida. Su padre, que se llamaba Pedro Suárez de Figueroa, decidió cambiar su propio nombre por el de Garcilaso de la Vega, que ya habían llevado algunos ilustres antepasados.

Su época

Descubrimiento del Nuevo Mundo. Inquisición. Judíos recién expulsados-falsos conversos. La Reforma Protestante. El fulgor renacentista en Italia. Años de inestabilidad política por la muerte de Isabel de Castilla en 1504. Los nobles castellanos rebrotan sus aspiraciones de poder. Luchas entre los Ayala (Pedro López de Ayala, conde de Fuensalida) y los Silva (Juan de Ribera) en Toledo.   

Infancia en Cuerva y Batres

Se educa probablemente con Pedro Mártir de Anglería. Recibe una educación esmerada. Domina los idiomas: griego, latín, italiano, francés (el idioma que se hablaba en la corte de Carlos V). Toca la cítara, el arpa y el laúd. Pasa temporadas en Batres, así como en los señoríos de Cuerva (Toledo) y Los Arcos (Badajoz).   

Llegada a España de Carlos V

En 1517 llega Carlos V a España. Garcilaso ha estado preparándose para este momento. Su objetivo es pasar al servicio del nuevo monarca y escalar posiciones en la corte. Cuenta con la protección clientelista de los Duques de Alba. Era costumbre que el rey tomara a su cargo a los segundones de las grandes familias, exquisitamente educados pero privados de medios económicos por la ley del mayorazgo.      En Valladolid tiene lugar el acto de la presentación oficial, y probablemente asistió Garcilaso junto con su hermano mayor Pedro Laso a rendir pleitesía junto con los caballeros y grandes del reino.    Los toledanos aguardan la venida de Carlos V a Toledo para que asiente aquí la corte y reparta cargos entre la nobleza toledana. Carlos V viaja a Zaragoza y a Barcelona, pero no a Toledo, al mismo tiempo reparte cargos sólo entre los cortesanos flamencos, lo cual origina el resentimiento de los castellanos en general y de los toledanos en particular.    Pedro Laso y Garcilaso intentan entrevistarse con Carlos V para pedirle que viaje a Toledo pero el secretario de Carlos V, Chievres, se lo impide. En Toledo los Ayala y los Silvas se dividen, aquellos en contra de Carlos V y estos a favor.      

Incidente del NunciEl 1 de junio de 1519, Garcilaso entra espada en mano en la reunión del patronato de la fundación del Hospital del Nuncio, en Toledo, formado por los canónigos de la catedral. Por ese incidente, en septiembre es condenado a un destierro de tres meses y a 4.000 maravedís de multa.   

La Guerra de las Comunidades Se convocan Cortes en Santiago de Compostela. El hermano mayor de Garcilaso, Pedro Laso, va encabezando la delegación de Toledo. Garcilaso probablemente lo acompañase. Los procuradores de Toledo y los de Salamanca se niegan a participar en las Cortes. Intrigan y Carlos V destierra a Pedro Laso a su alcaidía de Gibraltar. Toledo se alza en rebeldía. Cuatro días antes de que Carlos V emprenda viaje, los toledanos asaltan las puertas y puentes de la ciudad y expulsan a Juan de Ribera y los suyos (entre ellos a Garcilaso, que por esas fechas es nombrado "contino" (la originariamente llamada "Compañía de los cien continos de don Alvaro de Luna", había sido creada a fines de la Edad Media por el poderoso valido de Juan II para guardia personal del rey y se integraba de un centenar de jóvenes caballeros, todos ellos de relevantes nombres entre la nómina de segundones de las grandes familias).   Los destinos de Garcilaso y su hermano Pedro Laso se separan. Garcilaso se reúne en el castillo del Aguila con don Juan de Ribera y los imperiales y desde allí hostigan el avituallamiento de la ciudad. En las cercanías de Olías, el 17 de agosto de 1521, tiene lugar una importante batalla en la que Garcilaso es herido en el rostro. Pedro Laso, al ver el cariz popular que adquiere la rebelión comunera, huye a Portugal. Hay un armisticio entre los sitiadores y los sitiados; entre las condiciones figura que Garcilaso, entre otros, no entre en la ciudad hasta tanto no regrese el Emperador. Entretanto, se produce un incidente armado y María Pacheco tiene que huir y los comuneros son duramente represaliados.     Garcilaso entra en Toledo el 6 de febrero de 1522. Su casa ha sido saqueada. Se esforzará en adelante en recomponer el patrimonio familiar y conseguir el perdón para su hermano Pedro Laso.   

En VitoriaApenas un mes después de entrar en Toledo, Garcilaso viaja a Vitoria (donde se encuentran los gobernadores imperiales intentando recobrar Fuenterrabía a los franceses), para cobrar los atrasos (126.000 maravedís) que le debe la Chacillería.   Lleva un documento acreditativo de Juan de Ribera. Quizá participase en la toma de Fuenterrabía, como parece dar a entender la alusión testamentaria: "En un lugar de Navarra a uno que se llamaba Martín debo un rocín que le tomaron los franceses por mi causa".    

El regreso de Carlos V

El 16 de julio de 1522 regresa Carlos V a España y Garcilaso está entre los nobles que le esperan en Santander. Entre los que regresan está el duque de Alba, don Fadrique, protector de Garcilaso. Lo que acuciaba a Garcilaso en esos días era conseguir el perdón para su hermano Pedro. En la corte se configuran dos bandos: los partidarios del perdón y los partidarios del castigo para con los comuneros. Carlos V viene con un fuerte ejército y apenas desembarca ordena decapitar a algunos de los principales cabecillas comuneros que aguardaban en las cárceles. Además, inicia gestiones con el rey de Portugal para conseguir la repatriación de los comuneros como Pedro Laso que permanecían refugiados en la corte portuguesa. Al fin, la intercesión de muchos nobles y clérigos, incluso del mismo Papa, consigue que el día de Todos los Santos Carlos V proclame en la plaza mayor de Valladolid el llamado "perdón general", con excepción de 293 cabecillas comuneros, entre los que se encontraba Pedro Laso.      

Ambiente de corte

Por aquellos días en Valladolid, el ambiente de la corte es de enfrentamiento entre los cortesanos flamencos y los españoles, así como entre los que admitían la política imperial de Carlos V y los que la criticaban.    Por estos días tiene lugar el proceso contra el "curador" de Garcilaso, Juan Gaitán. Este morirá poco después en la cárcel, antes de que el juicio concluya.    Por esas fechas, en Valladolidí, Garcilaso estrechará amistad con Juan Boscán, al que ya conocía como ayo de don Fernando Alvarez de Toledo (éste cuenta por entonces con 15 años de edad;  llegará a ser el célebre Gran Duque de Alba, gobernador general de Flandes y prestigioso general de Carlos V y Felipe II). Boscán se convierte en el mejor amigo y confidente de Garcilaso. De noble familia barcelonesa, educado en el conocimiento de los clásicos, Boscán se determinó en su primera juventud a seguir la carrera de las armas sirviendo en el ejército del rey Católico, aunque a partir de 1519 abandonó el oficio militar y viajó por Italia como criado de la casa real. El nombre de Juan Boscán quedará unido para siempre al de Garcilaso de la Vega no sólo por haber sido su alter ego y destinatario de algunos de sus poemas sino, sobre todo, por haber constituido el detonante inmediato de esa explosión italianizante cuyo mejor fruto fue el Garcilaso que admiramos.    Boscán fue designado por el anciano don Fadrique, duque de Alba, para ayo de su nieto don Fernando en virtud de las prendas caballerescas del catalán y según costumbre de la época, que separaba la instrucción de tipo académico, a cargo de un preceptor, de la formación del carácter y modales caballerescos, confiada a un ayo, que con su ejemplo y conversación sirviera al pupilo de permanente modelo de conducta.    Garcilaso se refiere a Boscán en la Égloga II:   

"...Era el que había dado a don Fernando,
su ánimo formando en luenga usanza,
el trato, la crianza y gentileza,
la dulzura y llaneza acomodada,
la virtud apartada y generosa,
y en fin, cualquiera cosa que se vía
en la cortesanía, de que lleno
Fernando tuvo el seno y bastecido".

     Don Fadrique pensó para preceptor de don Fernando, en Luis Vives, pero una anécdota lo frustró, según lo dejó escrito Luis Vives: Durante la estancia de don Fadrique en Bruselas, el duque envió a Lovaina a un fraile italiano llamado Severo Varini con el encargo de ofrecerle a Luis Vives el cargo de preceptor de don Fernando. Pero el fraile benedictino no se lo dijo nunca y consiguió ser él el nombrado para el cargo. Garcilaso lo elogia en su Égloga II:    

"Temo que si decirte presumiese
de su saber la fuerza con loores,
que en lugar de allaballo, lo ofendiese".

     Garcilaso trata de afianzarse en su posición de protegido de la casa de Alba y establece sólidos lazos clientelistas (Los grandes, a semejanza del rey, reunían en torno a sí una pequeña corte de caballeros e hidalgos, trabándose entre estos servidores y el magnate una relación de mutuo provecho donde se entrecruzaban la protección y el servicio).   

La leyenda de Rodas

A mediados de 1522, llega a España una delegación de la isla de Rodas. La isla está siendo cercada por el Gran Solimán. A finales de 1522 y principios de 1523 se organiza una pequeña expedición, en la que el fantasioso cronista Luis Zapata dice que va Garcilaso, sin embargo esto no parece cierto porque por esas fechas hay testimonios documentales de que se halla acompañando al emperador.    Por esas fechas se le concede a Garcilaso la Orden de Santiago.    

Gentilhombre de Borgoña y caballero de Santiago

A primeros de julio de 1523 se convocan Cortes. Los procuradores conceden 400.000 ducados al emperador a cambio de 105 peticiones. Esencialmente, los castellanos pedían su pronto matrimonio; que afincase la corte en Castilla; que redujese los gastos de su corte; que protegiese las costas de los corsarios berberiscos y especialmente que los cargos de su servicio se diesen "a naturales de estos reinos". Unos días después Garcilaso es nombrado Gentilhombre de Borgoña con un sueldo que doblaba el anterior de contino.    En la probanza de nobleza de Garcilaso, Pedro Cabrera declara que aquel tiene 25 años más o menos y que es vecino de Toledo. El poeta es investido caballero de la Orden de Santiago el 16 de setiembre de 1523.     Mientras tanto, Carlos V pone en venta el señorío de los Arcos. Como consecuencia, Pedro Laso se encastilla con algunas tropas dispuesto a impedirlo. Intercede el rey de Portugal y se evita la venta.    

La campaña de los Pirineos y de FuenterrabíaDespués de las cortes de Valladolid, Carlos V hace un llamamiento general a grandes y caballeros para la guerra contra Francisco I de Francia. Se trata de hacer desistir a éste de su propósito de invadir los territorios imperiales de Italia Consigue reunir en Pamplona 30.000 infantes, 3.000 jinetes y gran provisión de artillería. Garcilaso parte con el ejército de Pamplona hacia los Pirineos. Era la primera vez que Garcilaso veía los Pirineos y la impresión que le causó se describe en la Égloga II:   

"Los montes Pirineos, que se estima
de abajo que la cima está en el cielo,
y desde arriba el suelo en el infierno"...

     El invierno ha anticipado su llegada y todo está cubierto de nieve, haciendo intransitable los caminos. Durante seis días no tienen qué comer y se alimentan de cortezas de árboles "y cosas peores", al decir del cronista Santa Cruz. Cuando cruzan los Pirineos toman sin dificultad los pueblos fronterizos. En su testamento hay una alusión a su estancia en uno de estos pueblos: "En un lugar que se llama Salvatierra debo a un cirujano, en cuya casa posé cuando tomamos aquel lugar, algunas cosas que se comieron de mantenimiento allí en su casa; montaría, a mi parecer, cinco o seis ducados. Si se puede pagar sin hacer más gasto en la diligencia de lo principal, y se hallare el dueño o sus herederos, páguese; y si no, hágase lo que determinare un buen letrado para asegurar la conciencia".      El objetivo siguiente era Bayona, pero calibrando su mermado poder ofensivo, se decide recuperar Fuenterrabía. También este hecho se registra en su testamento: "Porque en la Guerra de las Comunidades, o en la que se hizo en Francia cuando se tomó Fuenterrabía, yo o criados míos seríamos en algún cargo, que ni la cantidad ni el dueño no se pudiese averiguar, tengase alguna manera, o haciendo alguna composición con la Cruzada u otra cosa alguna con que la conciencia quede segura, a consejo de algún letrado".    Se bombardea intensamente Fuenterrabía pero la lluvia impide el asalto. Son los comienzos de la artillería, que Garcilaso verá, como tantos caballeros de la época, como una novedad que nada tiene que ver con el antiguo honor de la guerra. Al final, Fuenterrabía se rinde con generosas condiciones de capitulación. Don Fernando Alvarez de Toledo, a los 16 años, es nombrado gobernador de la plaza y entra presidiendo el desfile militar. A su lado, Boscán y Garcilaso.   

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconInforme sobre las perspectivas de futuro en el abordaje de las actuales...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconRellene los datos sombreados en gris del siguiente formulario siguiendo...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconHay que situar a la batalla de las ideas en el escenario central...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconCompetencia identifica en diferentes textos académicos las ideas...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconTodas las listas, excepto la de Vincenç Pagès, que responde a un...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconTÍtulos originales de las obras y traducciones
«serias»; pero, dentro de sus límites, la Ciencia-Ficción es un trabajo fascinante. Permite una dilatada visión del futuro, da oportunidades...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconPlenitud hermética del orden jurídico. Por lo consiguiente, si en...
«Las leyes penales, las excepcionales y las de ámbito temporal no se aplicarán a supuestos ni en momentos distintos de los comprendidos...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconDurante el siglo XVII desaparecen las novelas de caballerías, las...
...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconDurante el siglo XVII desaparecen las novelas de caballerías, las...
...

Incluyo las poesías de Garcilaso en orden cronológico siguiendo a Lapesa para ir comprobando las características de las dos etapas. El estudio de las églogas lo iconTe presento las dos primeras estrofas de un poema y el solucionario...






© 2015
contactos
l.exam-10.com