La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días






descargar 14.25 Kb.
títuloLa poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días
fecha de publicación12.09.2015
tamaño14.25 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días


La segunda mitad del siglo XX está condicionada por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945): se produce una reorganización del mundo en manos de EEUU y la URSS, que formaron dos bloques y mantuvieron una larga etapa de Guerra Fría. En cuanto al pensamiento, marxismo y existencialismo1 son las tendencias más influyentes. En los años 60, se produce un auge de la economía, que propicia el Estado del Bienestar y el aumento de derechos sociales, así como al consumo de masas. Al mismo tiempo, crece el inconformismo juvenil (movimiento hippy, mayo del 68) y se habla de la posmodernidad, caracterizada por el cansancio de la sociedad moderna frente al racionalismo, la heterogeneidad y el individualismo. El cambio de siglo y de milenio lo marcó el 11 de septiembre de 2001, con la destrucción del World Trade Center y la amenaza fundamentalista.

En España se vive un largo periodo bajo el régimen franquista (1939-1975), marcado por la autarquía y el aislamiento en los años 40, así como por la división de la sociedad (los no afines al Régimen o se exilian o viven sometidos a su control ideológico). En los años 50 hay un cierto aperturismo (ingreso en la ONU en 1955) y en los años 60 se vive el “desarrollismo” (ascenso de la clase media, industrialización). A la muerte de Franco, se restaura la monarquía con Juan Carlos I y se promulga la Constitución y el Estado de las Autonomías en 1978. La mejora y consolidación del estado del bienestar ayuda a la estabilización del país.

Tras la Guerra Civil (durante la cual la poesía era “de circunstancias”, una poesía comprometida y propagandística en cada bando), nos encontramos un panorama empobrecido por la muerte (Unamuno, Antonio Machado, García Lorca) y el exilio de los grandes poetas (solo permanecen en España Gerardo Diego, Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre), así como un profundo aislamiento por el ambiente de posguerra. Miguel Hernández, considerado por algunos como feliz epígono de la Generación del 27, sirve de nexo con la generación poética posterior desde la cárcel (Cancionero y romancero de ausencias).

En la poesía de los años 40, las principales tendencias de los autores de la llamada Generación del 36 son la poesía arraigada (cultivada por autores complacientes con el régimen de la dictadura, reflejan un mundo armónico y ordenado, sin angustia, desde las revistas Escorial y Garcilaso, autor este que se convierte en modelo a seguir a través sobre todo del soneto, con temas tradicionales como el paisaje, el amor y la religión: Luis Felipe Vivanco, Leopoldo Panero -La estancia vacía-, Dionisio Ridruejo, José García Nieto y Luis Rosales) y la poesía desarraigada (de tono trágico, existencial, refleja el dolor del ser humano, su desesperación y su angustia ante un mundo caótico; aparece en 1944 con la publicación de Hijos de la ira, de Dámaso Alonso, y la aparición de la revista Espadaña; lenguaje directo, coloquial, duro, apasionado, se abandonan, en general, las formas clásicas y se prefiere el versículo: Victoriano Crémer, Eugenio de Nora, Ángela Figuera, Carlos Bousoño).

Otras tendencias minoritarias en los 40 fueron el postismo (cuyo nombre proviene del postsurrealismo), que se caracteriza por su experimentalismo y su afán de ruptura, su defensa de la imaginación y del humor, en la línea vanguardista heredera del surrealismo y el dadaísmo, con Carlos Edmundo de Ory y Juan Eduardo Cirlot; y por otra parte, está el grupo “Cántico” en Córdoba, que cultivan una poesía intimista, de gran rigor estético y lenguaje neobarroco, con Ricardo Molina o Pablo García Baena.

La publicación de Historia del corazón (1954), de Vicente Aleixandre, Pido la paz y la palabra, de Blas de Otero, y Cantos íberos, de Gabriel Celaya, señalan el paso de la angustia existencial a la poesía social que predomina en los años 50. La poesía quiere ser testimonio crítico de la época y pretende incidir en la vida política mediante la denuncia de la injusticia y la solidaridad con los oprimidos. El poeta se dirige a la “inmensa mayoría” con un estilo claro y sencillo, cercano al lenguaje coloquial, a veces prosaico, para hablar del tema de España y otros como la solidaridad, el anhelo de libertad, la injusticia social... Los autores fundamentales, aparte de Blas de Otero (Ancia) y Gabriel Celaya (Las cartas boca arriba), son los poetas que en un principio fueron existencialistas, incluyendo también a José Hierro (Quinta del 42).

En los 60, la llamada Generación del 50 o Generación del medio siglo, cuya existencia es muy discutida, empieza a alejarse de la poesía social: Ángel González (Áspero mundo), Carlos Barral, José Agustín Goytisolo, Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente, Francisco Brines, Claudio Rodríguez, Antonio Gamoneda...A pesar de su diversidad, tratan temas personales e íntimos (amor, erotismo, soledad, amistad, evocación de la infancia y de la adolescencia...) con un estilo poético muy depurado, irónico y humanista, que mantiene la naturalidad y el tono conversacional, con poemas de estructura muy elaborada y predominio del verso libre, con el claro referente de Luis Cernuda.

En 1970, el crítico José Mª Castellet publicó una célebre antología titulada Nueve novísimos poetas españoles, que incluía a Antonio Martínez Sarrión, Manuel Vázquez Montalbán, José Mª Álvarez, Félix de Azúa, Pere Gimferrer (Arde el mar), Vicente Molina Foix, Guillermo Carnero, Ana Mª Moix y Leopoldo Mª Panero, como representantes de la nueva estética. A estos nombres habría que añadir los de Juan Luis Panero, Antonio Carvajal, Antonio Colinas, Luis Antonio de Villena, Luis Alberto de Cuenca o Jaime Siles. Proclaman la autonomía del arte, rechazan la métrica tradicional y buscan el experimentalismo formal y lingüístico. Propugnan el culturalismo (venecianismo) y el esteticismo, reaparece el gusto por lo decadente, lo exquisito y lo refinado y, a la vez que la cultura elitista, introducen los mitos contemporáneos del cine, del cómic, del deporte...

Los últimos años de la poesía española significan la coexistencia de varias promociones y tendencias, aunque predomina la reacción contra los Novísimos por medio de una estructura narrativa, un rechazo del irracionalismo y acercamiento a la poesía clásica. Se la conoce como poesía de la experiencia, con un tono irónico, intimista, conversacional y temas cotidianos y urbanos: Luis García Montero (Habitaciones separadas), Jon Juaristi, Felipe Benítez Reyes, Carlos Marzal, Eloy Rosillo... Otras tendencias son el surrealismo de Blanca Andreu, el erotismo de Ana Rosseti o la poesía épica con César Antonio Molina.

En la actualidad, la gran fuerza de las nuevas tecnologías (Internet, autopublicación, blogs, ebooks...) impulsan que las corrientes se dispersen aún más, aunque podemos destacar a Andrés Sánchez Robayna, Javier Vela, Javier Cánaves o Elena Medel (Mi primer bikini, 2002)...

1 Existencialismo: parte de las ideas de Martin Heiddegger, que afirma que el hombre es un “ser para la muerte” y esa certeza produce angustia. Por su parte, Jean Paul Sartre, señala que se evidencia la angustia del ser humano en un mundo sin valores desde la proclamada “muerte de Dios”.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconLa poesía española posterior a 1936: tendencias, rasgos principales,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconLa poesía española posterior a 1936: tendencias, rasgos principales,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconLa poesía española posterior a 1936: tendencias, rasgos principales,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconLa poesía de 1939 a finales del siglo XX. Tendencias, autores y obras principales

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconUnidad 10: la poesía de 1939 a finales de la déCADa de 1970. Tendencias,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconEl teatro posterior al 39: tendencias, autores y obras principales

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconTema 23. El teatro posterior al 36: tendencias, rasgos principales,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconUnidad 12: la narrativa española desde 1975 hasta finales del siglo...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconLa poesía española a partir de 1936: tendencias, rasgos principales,...

La poesía posterior a 1939. Tendencias, autores y obras principales hasta nuestros días iconTendencias, rasgos principales, autores y obras más significativas. Valle incláN






© 2015
contactos
l.exam-10.com