Ponencia “3er Encuentro de Cronistas”






descargar 53.93 Kb.
títuloPonencia “3er Encuentro de Cronistas”
fecha de publicación03.09.2015
tamaño53.93 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
Ponencia “3er Encuentro de Cronistas”

ABIGAEL BOHÓRQUEZ

Abigael Bohórquez, decir el nombre de Abigael Bohórquez bien puede ser reconocido y significativo para varios de ustedes, pero no para muchos de mi generación. Poeta, dramaturgo, promotor cultural, editor, director de teatro por mencionar algunas de sus actividades profesionales. Nace en Caborca, Sonora (1936-1995). Publicó 12 libros de poesía y tiene varias obras teatrales inéditas.

Supe de su poesía a la edad de 12 años, una profesora de la Secundaria “Nochcalco” nos pidió memorizar y declamar un poema, al parecer buscaban buena madera para un concurso que se llevaría a cabo sobre declamación. Mi actuación no fue la mejor, los nervios me traicionaron y tal vez cambié algunas palabras en donde no iban, además de que mi poema no era conocido.

Para esta actividad recurrí al apoyo de mi padre quien entusiasmado me declamó el poema y yo gustosa lo transcribí. Era el poema de Abigael Bohórquez “Llanto por la muerte de un perro”. Sin tomarle importancia al autor pero sí al poema lo memoricé. Tiempo después en la universidad me encontré nuevamente con el poema al tomar un libro del estante con el título de Heredades, después de 16 años volví a leer lo que me había memorizado.

Hoy me llegó una carta de mi madre

y me dice, entre otras cosas: —besos y palabras—

que alguien mató a mi perro…

Abigael Bohórquez

Me dio sin duda alguna mucho gusto volver a deleitar nuevamente el poema completo, (puesto que con el paso del tiempo mi memoria había ya mutilado algunos versos). Decidí al momento sacar el libro y ya en casa me sorprendió saber que Abigael Bohórquez de quien yo había declamado un poema en la secundaria fue poeta que vivió en Villa Milpa Alta, mi sorpresa fue aún mayor cuando encontré dos poemas sobre la región de Milpa Alta los cuales son: Mipa Alta´s Blues y Panorámica de Milpa Alta, este último con cuatro divisiones, nombrados solamente tres de ellos empezando por Panorámica de Milpa Alta, Vista del Teutli y Parroquia de la Asunción.

La poesía es una de las tantas formas de plasmar como se percibir el mundo, la verbena de acontecimientos en la que cada poeta se ve inmerso es lo que lo lleva a percibir la vida de manera distinta, algunos entres luciérnagas apagadas, otros entre cactus de rocío, pero con las palabras precisa el poeta se desnuda ante el lector para transmitir como perciben el entorno, su entorno.

Así percibe Abigael Bohórquez a Malachtepec Momoxco en “Panorámica de Milpa Alta”

I

PANORÁMICA DE MILPA ALTA

Esto es Milpa Alta, amor: colmena ardida,

comarca del geranio y su techumbre;

esto es Milpa Alta, amor, adormecida

en la paz de su propia dulcedumbre. ………………….. pacífica

Esto es Milpa Alta, amor, y su estatura

de lluvia macho y gérmenes amantes;

esto es su vientre mineral, su agrura,

y éstos los altos soles caminantes.

Esto es Milpa Alta, amor: arma del canto,

esto el corno de aromas que la encierra, ………..abundancia

vena frutal, lunario del acanto;

esto el atlas de llamas y de tierra,

el idioma nopal, del amaranto,

y los diez mandamientos de la sierra.

II

VISTA DEL TEUTLI

Esto es Milpa Alta, amor, desenterrada

de jazmines a nardo, arpa secreta;

limón en vilo, soledece alada

su decidida situación violeta.

Esto es Milpa Alta, amor: el sobresalto

de la piedra y su luz paralizada,

la osatura violeta del basalto

y su cráter de estatua derrotada.

Esto es Milpa Alta, amor: la primavera

que a pulso y puño y a sudor camia

desde el pómulo tibio de la pera.

Y allá en el corazón de la neblina,

un puma de esmeraldas y madera,

sobresalta la noche campesina.

III

PARROQUIA DE LA ASUNCIÓN

esto es Milpa Alta, amor, hay un osario

que bajo fresnos el candor irriga;

quema un viejo dolor el incensario;

de estar en pie la torre se fatiga.

Esto es Milpa Alta, amor, el campanario

carga la cruz a cuestas del convento;

y el corazón levita y milenario

se da golpes de pecho con el viento.

Dinastía de miel, descalzo asombro,

gracia de ave maría bajo el cielo,

zenzontle y toronjil en que te nombro;

esto es Milpa Alta, amor, el pardo vuelo

de las palomas, la semilla al hombro

y sólo hacer la voluntad del suelo.

IV

Ésta mi madre donde fui nacido

y en la que prolongué la desterneza;

ésta su piel en la fui dolido,

el pez argente, el ánade turquesa.

Este es mi cuerpo, amor, la quemadura

donde al viento manoso soledeces,

éste mi corazón, quebrajadura

donde tú, entrinecido, veraneces.

Y finalmente, amor, este paraje,

la espiga abigarrada y comunera,

el maguey y la vid, el huerto en viaje,

el relincho, el zorzal, la sementera;

esto es Milpa Alta, amor. Y, en el paisaje,

vuelve a creer en dios la primavera.

Abigael Bohórquez cristaliza a Milpa Alta dando una descripción de creación pura. En cada estrofa encontramos algún elemento muy propio de la región, geranio (mejor conocido en la región como malvón), nopal, amaranto, jazmín, nardo, limón, pera, toronjil, maguey. En su conjunto forman el corno de la abundancia como él lo llama.

Dentro de su poesía encontramos poemas civiles, el amor, la muerte, soledad y a la poesía misma

Memoria en la alta milpa, encotramos palabras populares, arcaísmos, neologismos y vocabulario técnico de los oficios

Poeta sensitivo a su entorno, conocedor y estudioso

Entonación viva.

Poemas con movimiento, se vislumbra a partir de los versos polimétricos, breves y con una fuerza en las palabras que bien acusan al que se pone el saco.

, seguramente varios de ustedes han tenido la dicha de escuchar hablar de él, pero ¿qué hay de las nuevas generaciones? Y de las que no tan jóvenes no saben que este poeta vivió en la comunidad de Milpa Alta en la década de los sesentas. Acogido por la familia Chavira, Abigael Bohórquez Vivió alejado de los círculos literarios de su época; su obra fue catalogada de irreverente y subversiva razón por la cual fue relegado y olvidado. Su obra es una crítica abierta a la situación social y política que se vivía en el país y puede bien situarse al tiempo actual. El poema más conocido de Abigael Bohorquez es Llanto por la muerte de un perro.

si no porque fue Malacachtepec Momoxco fuente de inspiración así como sus albores. Surgen dos poemas haciendo referencia a Milpa Alta son: Mipa Alta´s Blues y Panorámica de Milpa Alta con cuatro divisiones, tres de ellos nombrados Panorámica de Milpa Alta, Vista del Teutli y Parroquia de la Asunción.

Las nuevas generaciones no saben quién es este personaje que exalta a Milpa Alta, no conocen su obra, es importante darle a conocer dentro de los habitantes y quitarle la etiqueta de lo que su poesía simplemente es y existe gracias a ello. Para ustedes daré lectura en voz alta al poema Panorámica de Milpa Alta.

¿Qué elementos usa para exaltar a Milpa Alta?

¿Cómo la exalta?

MILPA ALTA`S BLUES

Y aquí te amo,

Aquí:

donde verde de sí,

lo verde hace

alverdedor del agua

vocación del amor,

aquí

por encima del sur y del añil y el tallo,

donde algo que inventamos no sé cómo,

no me dirá que nunca.

En esto:

cuando regreso a casa,

harto de masticar, remasticar

todos los pedacitos de la cólera;

de dale y dale y dale desolado;

sobre las botas de las estatuas;

de ponerme regocijadamente

a celebrar las aventuras de rintintin

porque no me apaleen;

de dar satisfacciones

a las serpientes emplumadas;

de permitirme no discutir;

de conformarme

con los sexeniagonizantes innumerables;

arrepentido de no haber sido el que soltó la trompetilla

en el salón de té;

cuando regreso a cada como trofeo de la prostitución;

de reemplazar a Job con el alma deshilachada;

de quedarme con gana de haber sido

la quijada de arcángel con que mataron a Abel,

o aquel que sí se atrevió a lanzar la primera piedra;

cuando regreso a casa

una palabra basta y todo cesa:

aquí

te amo,

aquí donde el azul

azulpluvía

y la lluvia al cantar

florazulea;

aquí donde el cenzontle,

solecito salterio,

de sol a sol arpada arborescencia,

enseñoréase;

donde el nopal pencaporfiado mura,

y el maíz se mimbrea

y el sol puntea la guitarra jocunda

del herbecer;

aquí te amo:

galerna del espliego,

incendio en flor,

raíz de todo lo que he dicho,

colúmbido,

clave de sol,

jamás,

puntero de la albahaca,

hálito en la montaña,

aquí te aguardo.

A la sobra de aquel

que mi corazón deseaba,

me senté.”

Y he aquí que hubimos lo elemental,

no teníamos ojos que perder,

el ruido subtraqueano de la boca

con rumbo a la palabra revolaba,

y éramos dos

prensando el asidero terrestre,

todo lo que nos era prohibido,

compartidamente acotado,

dos

que se tomaban de la mano

pese a nosotros mismos

bajo el aire nocturnoferial de cada quien,

vertiginoso,

como el segundo en que arribó

tu nombre:

¿Cuánto has vivido?

Nada,

¿Quién eres?

Lo que tú presientes y no comprendes. Llegué y eso es suficiente.

Me gustas de tan rubio y tan rojo,

de tanta voz a la intemperie,

de tanta mano ardiendo.

¿Y, si no fuera cierto? Tanta vida esperando su oportunidad de ser

vivida y, llegado el momento, otro día que llega y todo es diferente;

pediremos excusas; diremos otro día… tanta pasión consumiéndose

sin remedio y llegado el momento daremos la espalda; diremos:

todo viento su ayer:

Pero somos inalcanzables en uno para el otro;

Prefiero que todo quede en un recuerdo pacífico y cruel.

Te sabes libre y limpio,

Amando todo lo tuyo;

Yo no tengo derecho a nada.

Ese amor no me asusta.

¿Vino?

Vino vino vino vino vINO VINOVINOVINOVINO

Tienes los ojos como los vi en otra parte.

Te amaré.

Yo no diré no.

¿Cómo te llamas?

Desierto del ocio. Carta de enero. ¿Y tú?

Avenimiento.

Cuando ya no esperaba el santo advenimiento del amor:

Y aquí te encuentro

alverdedor del agua,

amor

ca ticuacualtzin

Coyocali;

memoria en la alta milpa:

juguedecen los élitros:

y en el diuturno corazón del barro

el tiempo logra concreciones;

mira

cómo la tierra cántara rebosa

los jugos persistente del maguey;

cómo del peñascal

polifonízase el zumbo del aroma,

la solana entremedias del alminar,

el jilguero haciendo serenata;

y el maíz paternóstero

subibajando

ese paisaje tuyo,

irrebatible amor,

maná

la fragancia matutinal,

el refulgir de la oropéndola,

el basalto

que alguna vez antes que tú

fue luminar,

el arpa canora de David

en la garganta de los labradores,

la cactácea fidelidad

del aguamiel;

de ahí todo el sueño,

pomarrosa del ámbito,

laboreo de Dios.

Milpa Alta valle del Anáhuac Malacachtépetl Momozco alguna vez

acerca de cerca de sesenta minutos en camión

desde la noble insigne muy leal e imperial ciudad del desamor

a hora y media pues de la catedral de Sanborn´s

de la Basílica de Bombay de la Rotonda de los hombres ilustres

y de alguna que otra mujer del museo de cera

del rastro federal del panteón civil de Tlatelolco de la morgue

de la cárcel de mujeres de la Sagrada Mitra de las cámaras

Kodak y de las otras dos del Zoológico del Palacio Nacional

del Palacio de las exBellas Artes del Palacio bastante negro

de Lecumberri del Palacio de Hierro

del partido institucional del partido por en medio

o del partido de todas maneras en toda su

soberanía aproximadamente a cuarenta y cinco kilómetros vía Tláhuac

Amalia Hernández se pararía de pestañas –o de cuencas –

al llegar a Tecómitl derecha

los príncipes aztecas venden ahora desnudos de Eulalia Guzmán

en los tianguis y ay que si Tata no hubiera muerto rriacatán

lindera de dos volcanes de telón de cristal

oh it´s wonderful gringos ojetes

sobre los que vuela cada mañana Aeroméxico Acapulco Zihuatanejo

y dieciocho mil habitantes censo 70 muy aproximados

y mi madre don paco cara de emmanuel andrés modesto Alfredo

griselda blanca –julia Felipe almangelina tito ballena silveti benvenutto

salvador felix paulino la eri el señor cura

jonás titina Octavio dionicio margarito

el señor delgado butcher el gancho el señor veterinario

la señora casera la quetita doña emma el señor volcán don teutli

doña raquel comequecome pepe paulo moisés arturo carlos

jesús iván olaf victoria –eugenia y las parcelaciones frumentales;

gemación del poema,

redoma de tu presencia,

aquí te amo.

No sé

hasta cuántas veces

te estoy dado:

una sola no basta si te sueño;

vuelvo a pensar en ti:

lo que deseo:

el asedio y el riesgo,

la captura

la voraz acrecencia,

la estatuaria

punzadura savial y sumergida,

el opreso aluvión;

no aguardo nada,

y ruedo de tus labios a tus manos

y sé hasta donde llego si te sueño,

si te sigo

pensando.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconPonencia IX encuentro Virtual Educa. Zaragoza 2008. 14-18 julio 2008

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconConvocatoria al 3er Maratón de La Paz

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconExamen mensual 2- 3er grado

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconExamen bimestral 2- 3er grado

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconPonencia de acción sindical

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconExamen de español correspondiente al 3er bimestre

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconProgramación 3er festival de circo de calle

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconExamen de español correspondiente al 3er bimestre

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” icon3er Grado dosificación bimestral noviembre Diciembre

Ponencia “3er Encuentro de Cronistas” iconPonencia IV cómo vivir la comunión en la iglesia






© 2015
contactos
l.exam-10.com