En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder






descargar 241.42 Kb.
títuloEn un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder
página1/2
fecha de publicación08.07.2015
tamaño241.42 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
  1   2
CAPITULO I

DIOS QUIERE HABLARNOS
En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder, aprenda a escuchar la voz de Dios. Se han visto extremos en los círculos evangelísticos con relación a este tema, un ejemplo de esto es, que existen personas que no creen que Dios habla hoy. Simplemente, creen que es un Dios que habló en algún tiempo, pero que ahora se ha callado. Sin embargo, mediante la lectura de la Biblia, podemos ver que Dios siempre ha querido hablar y comunicarse con su pueblo.
Por otro lado, se debe tener en cuenta que existen muchos creyentes que utilizan el nombre de Dios en vano, diciendo frases como éstas "Dios me dijo", "Dios me habló que me divorcie", "Dios me habló que usted tiene que casarse conmigo", etcétera. Usan el nombre de Dios para manipular, controlar y hacer cosas que están en contra de la voluntad de Dios; yen realidad, El no les ha dicho nada.
Algunos de los pecados que Dios odia son: la mentira y el tomar, su nombre en vano, por lo que declarar algo que El no dijo, trae consecuencias de maldición a nuestra vida, según lo expresa el siguiente versículo bíblico:

"'No tomarás el nombre de Jehová, tu Dios, en vano, porque no dará por inocente Jehová al que tome su nombre en vano".

Éxodo20.7

Ahora, el hecho de que hayan personas que utilicen el nombre de Dios en vano, no significa que no existan personas genuinas en Dios que sepan oír su voz y hablen lo que El les dice. El propósito de este libro es aprender a oír la voz de Dios, y también, enseñar a otros a hacer lo mismo.
Somos el producto de nuestras propias decisiones. Por eso, es importante reconocer que lo que decidimos hacer hoy, eso es lo que vendremos a ser mañana. No podemos tomar decisiones basadas en la opinión de otras personas, o según las experiencias pasadas, sino que debemos aprender a oír la voz de Dios, buscar su rostro y no tomar decisiones a la ligera. ¡Aprendamos a oír la voz de Dios!
¿Dios habla hoy?
Según mencioné anteriormente, algunas personas tienen ideas y patrones del pasado que los han hecho creer que Dios no habla hoy a su pueblo. La palabra de Dios nos enseña que El habló ayer, habla hoy y seguirá hablando. Su deseo es comunicarse con su pueblo.
"'Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo y por quien asimismo hizo el universo".
Hebreos 1.1, 2

A continuación, veamos algunos ejemplos bíblicos donde Dios le habló a personas que sabían oír su voz.

En el Antiguo Testamento...

• Dios habló a Moisés.

La palabra de Dios nos enseña que Dios habló a Moisés cara a cara sin ningún intermediario.

""Respondió Dios a Moisés: YO SOY E L Q UE SOY Y añadió: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros ". Éxodo 3.14

• Dios habló a Samuel.

En este caso, vemos cómo Dios habló a Samuel en voz audible, y él responde de una manera obediente.

"10Vino Jehová, se paró _y llamó como las otras veces:

¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, que tu siervo escucha". 1 Samuel 3.10

En el Nuevo Testamento...

• Dios habló al apóstol Pablo.

Cuando el apóstol Pablo perseguía a la iglesia e iba con cartas para capturar y matar a los creyentes, el Señor se le apareció en visión y le habló.

"'Pero, yendo por el camino, aconteció que, al llegar cerca de Damasco, repentinamente lo rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por que' me persigues?" Hechos 9.3, 4

• Dios habló al apóstol Juan.

Juan estaba preso en la isla de Patmos, pero estaba buscando al Señor con todo su corazón, y vemos cómo Dios le habló y le dio el libro de Apocalipsis.

'''''Estando yo en el Espíritu en el día del Señor oí detrás de mí una gran voz, como de trompeta..." Apocalipsis 1.10
Como podemos ver, Dios siempre ha deseado hablarle a su pueblo, tanto en el pasado como en el presente. El es un Dios vivo y real. Tenemos que cambiar nuestra mentalidad vieja, que dice que Dios habló en el pasado y a ciertas personas solamente.
¿Por qué Dios quiere hablarnos?

• Dios desea comunicarnos sus planes y propósitos para nuestra vida.

La comunicación es parte de su ser. La naturaleza de Dios es hablar con su creación. El comunica sus deseos, planes, el presente y el futuro, porque es parte intrínseca de su ser.
Las Escrituras nos hablan lo siguiente: "...si oyes hoy su voz...", nos está hablando en tiempo presente y Dios habita en el eterno presente; por eso, su nombre es "El Gran Yo Soy". Dios es hoy, es decir, habla hoy y sana hoy. Si estamos dispuestos a obedecerle, podremos escuchar su voz. Algunas veces, nuestro oído espiritual está bloqueado, y no sabemos oír al Señor cuando nos habla. La palabra de Dios nos enseña que El es espíritu y, por lo tanto, una condición fundamental para poder oírlo es vivir en el espíritu.
En el Antiguo Testamento, Dios hablaba directamente a los profetas, reyes y sacerdotes, pero el pueblo tenía que ir a consultar al profeta para encontrar una respuesta de Dios. En el Nuevo Testamento, Dios renueva nuestro espíritu y ahora podemos oírlo directamente. No significa que Dios no nos puede hablar a través de un profeta; sí, El lo puede hacer, así también puede hablar directamente a nuestro espíritu.
El hombre es un ser tripartito
Cuando Adán pecó, el hombre perdió la habilidad de oír a Dios. El espíritu del hombre fue invadido por las tinieblas. Después, vino Jesús, quien murió y resucitó al tercer día para restaurar al hombre de su pecado y, de esta manera, todo aquel que cree en El, tiene vida eterna y recibe el nuevo nacimiento.

El nuevo nacimiento trae varios cambios o beneficios al espíritu del hombre. Estos son:

'25Esparciré sobre vosotros agua limpia y seréis purificados de todas vuestras impurezas, y de todos vuestros ídolos os limpiaré.

26Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vosotros el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. "Pondré dentro de vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis estatutos y que guardéis mis preceptos y los pongáis por obra': Ezequiel 36.25-27

•Un nuevo espíritu o corazón. En el corazón del hombre, ocurre una renovación completa, que le devuelve la habilidad de oír nuevamente la voz de Dios, como un día la oía Adán en el huerto del Edén.

3 Dividido en tres partes, órdenes o clases.



El Espíritu Santo viene a morar en nosotros. Al estar limpios y cambiados, Dios mismo viene a hacer morada en nosotros. La palabra de Dios nos enseña que somos templo del Espíritu Santo de Dios.



Un corazón de carne. Dios nos da un corazón sensible para poder oír su voz y para ser dóciles a su guía. El hombre pecador no puede oír la voz del Señor porque su espíritu y su conciencia están cauterizados por el pecado, pero un creyente nacido de nuevo tiene la habilidad de oír al Señor.



Un corazón que puede oír, entender y hacer la Palabra. Cuando todas estas cosas ocurren, nuestro espíritu está listo para caminar en lo sobrenatural. Nuestro espíritu fue renovado y hecho nuevo por medio del nuevo nacimiento. Por lo tanto, todo nuevo creyente puede oír a Dios y caminar en lo sobrenatural.

Cuando decimos que el hombre es un ser tripartito, nos referimos a que éste está compuesto de tres partes: Espíritu, alma y cuerpo.

Espíritu - Es el medio por el cual nos comunicamos con Dios, porque Dios es espíritu.

"23Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque también el Padre tales adoradores busca que lo adoren.

24Dios es Espíritu, y los que le adoran en espíritu y en verdad es necesario que le adoren". Juan 4.23, 24

Este pasaje está diciendo que Dios le habla al hombre y se comunica con él por medio de su espíritu renovado. ¡Qué maravilloso es saber que ahora podemos comunicarnos con el Padre, podemos hablar cara a cara con El y nos puede contar de sus planes y sus propósitos!

Alma - Es la esfera emocional y mental del hombre, donde se originan los sentimientos. Dios no se comunica con el hombre por medio de su alma, sino por medio de su espíritu.

Cuerpo - Es el recipiente donde están depositados el espíritu y el alma del hombre. Dios, tampoco nos habla por medio del cuerpo.

El medio por el cual el hombre se comunica con Dios, es "su espíritu renovado"¿Cuáles son las tres grandes voces en el mundo?

En un mundo de tinieblas y oscuridad, tenemos que aprender a conocer y a discernir las tres diferentes voces, y a tomar decisiones correctas basadas en la voz de Dios, únicamente.

1. La voz de nuestro espíritu. Esta voz es la que en la Biblia se denomina como la conciencia. Es parte de nuestro espíritu y, además, nos enseña a discernir entre el bien y el mal.

"'Por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios ante los hombres". Hechos 24.16

2. La voz del diablo. Así como Dios habla a su pueblo, también el enemigo habla; y trata de imitar la voz de Dios, con el propósito de engañarnos. He visto muchos creyentes engaña-dos por el enemigo porque nunca han aprendido a discernir las tres diferentes voces.

3. La voz de Dios. El Señor nos puede hablar de diferentes maneras, y una de ellas es por medio de su Espíritu Santo. La mayoría de las veces, cuando el Espíritu Santo nos habla directamente, es porque Dios quiere comunicarnos algo demasiado importante, ya sea de vida o muerte, un llamado ministerial o cualquier otra cosa de gran revelación para el Reino.

¿Cómo podemos discernir estas voces?

Hay muchos creyentes que me dicen: Pastor, ¿cómo puedo saber cuándo es la voz del diablo, la voz de Dios o la voz de mi espíritu que me habla? Esto, usualmente, sucede cuando las personas no están familiarizadas con la voz de Dios. Veamos la siguiente ilustración:
En el sistema de radio, por ejemplo, existen varias frecuencias radiales: SW, AM, FM y FM estéreo.

•Frecuencia SW u onda corta. Hay que tener una antena especial para poder oírla, ya que tiene más interferencia que la frecuencia AM. Regularmente, la mayor parte de las frecuencias de onda corta son de larga distancia, y por esa razón, no se oyen bien.



Frecuencia AM. En general, tiene una pequeña interferencia por las noches, y a veces, no se puede oír con claridad.



Frecuencia FM. Es más clara y nítida que las anteriores, pero todavía tiene un poco de interferencia o ruido.



Frecuencia FM estéreo. Es la más nítida de todas. Se escucha clara, y algunas veces, parece que la persona nos está hablando de cerca o al frente de nosotros. Esta frecuencia no tiene ninguna interferencia.
De la misma manera que hay niveles de frecuencia en el sistema de radio, así también hay muchos creyentes que oyen a Dios en diferentes frecuencias. Algunos no pueden oírlo muy claro, otros lo oyen mejor, pero con interferencia, y otros saben oír la voz de Dios, claramente.
¿Qué ejercicios espirituales se deben practicar para oír mejor la voz de Dios?



El ayuno y la oración. El ayuno crea gran sensibilidad en nuestro espíritu para oír la voz de Dios.

•El orar abundantemente en el espíritu. Cuando oramos en lenguas, nuestro espíritu se edifica y se desarrolla. Procure orar una hora en lenguas o en el espíritu todos los días, y después de cierto tiempo, algo le sucederá a su espíritu; se volverá sensible ala voz del Señor.

•Meditar en la palabra de Dios. El meditar la Palabra crea sensibilidad a la voz de Dios. Tome un versículo de la Biblia diariamente y medítelo, háblelo, susúrrelo para sí mismo y empezará a ver resultados.

El poder discernir las tres voces viene como resultado del cumplimiento de dos condiciones:



Madurez espiritual. Una señal de madurez espiritual se da cuando el creyente es guiado por el Espíritu Santo. El creyente maduro ha llegado a conocer con claridad la voz de Dios.

"14Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, son hijos de Dios". Romanos 8. 14
El uso. Cuando continuamente estamos utilizando los sentidos para oír al Señor, logramos discernirla voz de Dios. Cualquier don espiritual es desarrollado cuando lo usamos o lo practicamos a menudo.

4E1 alimento sólido es para los que han alcanzado madures para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal". Hebreos 5. 14

Cuando nos ejercitamos continuamente en oír la voz de Dios, vamos creciendo, nos familiarizamos con su voz y podemos decir como Jesús dijo en Juan 10.27:

"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen". Escuchar la voz de Dios, es un ejercicio que debemos practicar de continuo para poder desarrollarla capacidad de discernir su voz de las otras voces. El hombre fue creado para oír la voz de Dios, y por esta razón, debería ser fácil para los creyentes oír su voz a menudo.
¿Cuál es la clave fundamental para oír la voz de Dios?
• Estar dispuesto a obedecer.

Una de las razones por las cuales Dios deja de hablarle a muchos creyentes, es porque no están dispuestos a obedecer. Muchos me dicen:"Pastor, Dios a mi no me habla". Si éste es su caso, antes de decir esto, pregúntese cuándo fue la última vez que el Señor le habló y usted no hizo lo que El le pidió. Cuando la identifique, arrepiéntase, pida perdón a Dios, y verá que pronto, él le volverá a hablar. Cuando somos obedientes, Dios nos habla.

La palabra obediencia implica dos cosas en el griego:

"akouo" que significa oír para obedecer, y "bupakouo ", que significa persuadir, escuchar, oír para hacer. En esencia, obediencia es oír con oídos espirituales y poner por obra lo que Dios nos ordene hacer.

Algunas veces, Dios nos pedirá hacer cosas que vanen contra de nuestro razonamiento, que no serán fáciles de hacer, pero tenemos que estar dispuestos a obedecer, a pesar del lugar, las circunstancias o las personas. Si deseamos oír su voz, la obediencia es la clave para lograrlo. En mi caso, prefiero equivocarme pensando que estoy obedeciendo a la voz de Dios, que quedarme estático sin hacer nada.
CAPITULO II

MEDIOS Y METODOS POR LOS

CUALES DIOS HABLA
Anteriormente, estudiamos que Dios desea hablarnos hoy a cada uno de nosotros, y que lo hace por medio de nuestro espíritu renovado. Dijimos también, que las razones fundamentales por las cuales El quiere hablarnos, son: porque es su naturaleza y porque anhela comunicarnos sus planes y sus propósitos.

Ahora, estudiaremos tres medios por los cuales Dios se revela y se comunica con su pueblo. Estos son:

•El oír

Cuando hablamos de oír, no es un oír físico, sino espiritual. Nuestro espíritu tiene un oído espiritual, al igual que nuestro cuerpo tiene un oído físico, yes un medio por el cual el Señor nos habla.

""Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto, salió y se puso a la puerta de la cueva. Entonces, le llegó una voz que le decía: —Q u é haces aquí, Elías?"1 Reyes 19.1
El ver Cuando hablamos de ver en el espíritu, es cuando el Señor nos deja ver el mundo espiritual, y cuando esto sucede, podemos ver imágenes mentales, visiones y sueños.

Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él:¡Aquí está un verdadero israelita en quien no hay engaño!48Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces? Jesús le respondió: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi". Juan 1.47, 48

•El sentir

El sentir es una percepción interior, una intuición del Espíritu Santo dentro de nosotros; es un saber interior que no tiene nada que ver con un sentir físico o carnal, sino que es un testimonio interior, un sentir en nuestro espíritu.

.13 .salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio de que me esperan prisiones y tribulaciones.

24Pero de ninguna cosa hago caso ni estimo preciosa mi

vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo,

y el ministerio que recibí del Señor Jesús,

4 Percibir: recibir impresiones, apreciar algo por medio de los sentidos o por la

inteligencia.

5 Conocimiento inmediato de una cosa, idea o verdad, sin el concurso del

razonamiento.

para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios".

Hechos 20.23, 24

Cada creyente debe familiarizarse con la forma o elmedio como Dios le habla. En mi caso, la mayorparte de las veces, el Señor me habla por medio delsentir y el ver, pero Dios le habla a cada creyente deuna forma diferente.

¿Cómo podemos estar seguros que estamos oyendo

la voz de Dios?

Usted no puede identificar un billete de cien dólaresfalso si antes no se ha familiarizado con un billetegenuino. El billete falso es detectado cuando se co-noce bien el billete genuino6. De la misma manera,cuando un creyente conoce la voz de Dios, fácilmentepuede identificar la voz del enemigo, porque estágenuinamente familiarizado con la voz de Dios.

"3A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voy y a sus ovejas

llama por nombre y las saca.4Y cuando ha sacado fuera todaslas propias, va delante de ellas; y las ovejas lo siguen porqueconocen su voz. 'Pero al extraño no seguirán, sino que huirán de

él,porque no conocen la voz de los extraños. Esta alegoría' les

dijo Jesús, pero ellos no entendieron qué era lo que les quería

decir". Juan 10.3-5

6 Que conserva sus características propias y originarias.

7 Ficción en virtud de la cual una persona o cosa representa o simboliza otra

distinta
¿Cuáles son los métodos que Dios utiliza para

hablarnos?

Anteriormente, señalamos los medios por los cualesDios habla, que son: el oír, el ver y el sentir. Ahoraestudiaremos losmétodos queEl utiliza para hablar.

1. Eltestimonio interior

¿Qué es el testimonio interior? Es una impresiónen lo profundo de nuestro espíritu, una intuicióninterior, una percepción, un saber, es un sentir yun impulso en nuestro espíritu.

En nuestro espíritu, tenemos algo llamado in-tuición, con la cual conocemos y percibimos lascosas espirituales. El testimonio interior no es unavoz, sino un sentir. Es una pequeña impresión, unsaber en nuestro espíritu dado porel EspírituSanto. Recuerde que las cosas espirituales seconocen por esa intuición interior. Sin embargo,el entender las cosas espirituales es obra de lamente. Así como el alma tiene sentimientosemocionales, el espíritu tiene sentimientosespirituales. El testimonio interior es el métodomás frecuente, usado por Dios para hablar a su pueblo.

La palabra de Dios dice: El Espíritu da testimoniode que somos hijos de Dios. Es un saber quetenemos todos los creyentes, que si morimos,

MEDIOS Y MÉTODOS POR LOS CUALES DIOS HABLA

vamos al cielo. Hay un saber interior, una intui-ción, un testimonio que nos dice que somos hijosde Dios.

Pablo tuvo un testimonio

23...salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me

da testimonio de que me esperan prisiones j/ tribulaciones".

Hechos 20.23

El apóstol Pablo no dice: el Espíritu Santo mehabla. En lo espiritual, él dice: "el Espíritu Santome da testimonio" (yo percibo, yo siento en miespíritu) que "prisiones me esperan".

Jesús tuvo un testimonio

"12Luego el Espíritu lo impulsó al desierto". Marcos 1.12

`8Y conociendo luego Jesús en su espíritu que pensaban de

esta manera dentro de sí mismos, les preguntó: ¿Por qué

pensáis así?"Marcos 2.8

La traducción amplificada dice:"ycuando Jesús vino

a darse cuenta totalmente en su espíritu... ".Jesús

percibió, se dio cuenta, estaba consciente en suespíritu de lo que ellos cavilaban en sus corazones.

8Cavilar: reflexionar tenazmente sobre algo.

CÓMO OÍR LA VOZ DE DIOS

El sentido espiritual de Jesús era extremada-mente puro y sensible. El captó lo que estabanpensando. Ese percibir no vinode, una vozaudible, sino de un sentir del corazón; El tuvo untestimonio interior.

A continuación, veremos algunos testimonios enmi vida de cómo Dios me ha hablado por mediodel testimonio interior.

Nuestro testimonio como Iglesia

Cruzada de milagros y sanidades

Tuvimos una cruzada de sanidad y milagros enuna escuela de la ciudad de Miami. Desde quellegué al servicio, le pregunté al Señor cómoElquería llevar a cabo la sanidad sobre el pueblo. Lepregunté qué método debía usar para orar por losenfermos, que siEl quería que yo impusiera lasmanos a todos los enfermos, o que si quería queles hablará la Palabra. Inmediatamente, tuve untestimonio, un saber, un sentir de imponer manossobre los enfermos. Le volví a preguntar al Señory tuve el mismo sentir: "pon las manos sobre laspersonas". Cuando llegó la hora de orar por losenfermos, hice todo lo contrario. Ore por losenfermos, predique la Palabra sobre ellos, perome di cuenta de que nada sucedía. Ya casi seestaba terminando el servicio; así que, llamé a laspersonas que estaban en sillas de ruedas y a las

MEDIOS Y MÉTODOS POR LOS CITALES DIOS HABLA

que estaban caminando con muletas. A estaspersonas, sí les impuse las manos, y de pronto, dospersonas se levantaron de sus sillas de ruedas, y tresde los cuatro que andaban con muletas, las dejarona un lado y empezaron a caminar. Cuando llegué ami casa, iba un poco frustrado porque solamenteesas pocas personas habían sido sanadas, peroinmediatamente, Dios me habló y dijo: "por quéme desobedeciste? Yo te mandé a poner las manosy hablaste la Palabra"; lo mismo que le dijo aMoisés: "háblale a la roca", pero Moisés golpeó laroca. Si hubiese seguido el testimonio interior, dehaber puesto las manos desde el principio, hubiesetenido maravillosos resultados, y Dios hubiesesanado más enfermos.

Dios sana los ojos

En otra ocasión, estaba enseñando en un disci-pulado bíblico en la iglesia (en Miami); y derepente, sentí un impulso del Espíritu en micorazón: "ora por todos los que tienen problemasen los ojos". No fue una voz, sino una percepción,una intuición. Tuve un saber en mi espíritu paraorar por todos los que tenían problemas en los ojos.Cuando los llamé a todos al frente, casi todas laspersonas obtuvieron la sanidad de enfermedades,tales como: cataratas, miopía y astigmatismo, entreotras. ¡Gloria a Dios si seguimos el testimonio del Espíritu Santo
Viaje a Venezuela

En otra oportunidad, fui enviado a predicar aVenezuela; pero, en ese tiempo, las huelgas ymanifestaciones causaban graves problemas algobierno.

Un pastor amigo me llamó y me dijo que viajara aese país; pero, cuando me habló, tuve untestimonio en mi espíritu y sentí en el corazón queno debía ir. Era una pequeña impresión en miespíritu de no ir, pero no le hice caso a esetestimonio. Mi esposa, también sentía que nodebía ir, sin embargo, compré mi pasaje y me fui.Para mi sorpresa, Cuando llegué a Venezuela,habían declarado toque de queda. Cerraron todoslos lugares públicos, incluyendo las iglesias. Perdítiempo y dinero, y no pude predicar. Dios que-ríaevitarme ese viaje, pero no le hice caso altestimonio interior.

Algunas veces, Dios, de antemano, me hace sentirlo que quiere hacer antes de cada servicio. Otrasveces, siento en mi espíritu solamente alabar yadorar a Dios y así sucesivamente. Sigamos esetestimonio interior dado por el Espíritu Santo ytendremos victoria en todo lo que hagamos.

MEDIOSY MÉTODOS POR LOS CUALESDios HABLA

porque todos los pastores son unos ladrones".Tratan de justificar su acción para aliviar suconciencia, y de esa manera, no obedecer lapalabra de Dios.

Alivian su conciencia haciendo muchas obras.

Las obras son hechas con el propósito dedisminuir los sentimientos de culpa que surgen ennuestro espíritu de parte de Dios, donde nos diceque estamos actuando en desobediencia.

Existen tres tipos de conciencia:

1.Conciencia buena. Es aquella que no tieneninguna acusación delante de Dios ni delantede los hombres. Este tipo de conciencia estálista y sensible para oír la voz de Dios.

2.Conciencia débil. Es aquella que se con-tamina, que se deja influenciar fácilmente y elenemigo la acusa. Una persona con concienciadébil puede ser contaminada fácilmente, y elenemigo la puede acusar en cada momento.

3.Conciencia cauterizada. Es aquella quepresenta un estado de indiferencia ante elpecado; producto de pecar continuamente.Una persona con una conciencia cauterizada,peca sin sentirse mal. Estas personas son lasque, mayormente, terminan por apartarse delevangelio.

CÓMO OÍR LA VOZ DE DIOS

"'Pero el Espíritu dice claramente que, en los últimos

tiempos, algunos apostatarán de la fe, escuchando aespíritus engañadores y a doctrinas de demonios,'dehipócritas y mentirosos, cuya conciencia estácauterizada". 1 Timoteo 4.1, 2

Cuando no tenemos cuidado de oír la voz denuestra conciencia; cuando somos reprendidos einsistimos en pecar, podríamos llegar hasta laapostasía. ¿Ha tomado usted una decisión en suvida y después de haberla hecho, se ha sentidomal? ¿Siente que la voz de su conciencia le habla yle dice: "no lo hubieses hecho"? Pues quierodecirle que ése era Dios hablándole a su con-ciencia y dejándole saber que lo que hizo estuvomal. Nuestra conciencia nos defiende o nos acusade lo que hacemos para Dios y para los hermanos.

"15...mostrando la obra de la Ley escrita en sus corazones,

dando testimonio su conciencia y acusándoles o defendién-

doles sus razonamientos". Romanos 2.15

Pablo vivía con una buena conciencia.

"'Entonces Pablo, mirando fijamente al Concilio, dio:

Hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de

Dios hasta el día de hoy". Hechos 23.1

12Nuestro motivo de orgullo es éste: el testimonio de nuestra

conciencia, de que con sencillez y sinceridad de

MEDIOS Y MÉTODOS POR LOS CUALES DIOS HABLA

Dios (no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios)

nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con

vosotros". 2 Corintios 1.12

Pablo sabía vivir delante de Dios con una buenaconciencia.El sabía cuándo Dios le estabahablando, y cuándo estaba haciendo lo correcto yagradable delante de Dios.

Mi testimonio: El primer domingo de cada mes,

acostumbrábamos hacer una cruzada de sanidad ymilagros. Ese domingo que hicimos una cruzadafuera de la iglesia, no estuve satisfecho con lo quesucedió. Quería más milagros, más sanidades ymás salvaciones. Entonces, me fui para mi casa yme quejé con Dios, diciéndole: "Señor, ya novuelvo a hacer cruzadas de milagros, no se salvótoda la gente que quería. No hubo las sanidadesque esperaba ni tampoco los milagros que deseaba.Señor, ya no hago más servicios de este tipo;invierto mucho dinero, ayuno, oración y noobtengo los resultados que espero". Cuandoterminé de orar, Dios comenzó a hablarme pormedio de mi conciencia. Empezó a decirme queera un mal agradecido, que no apreciaba todas laspersonas que se salvaron y que se sanaron; másbien, lo tenía en poco. Mi conciencia me acusó yme sentí muy mal delante de Dios. En otraspalabras, Dios me estaba diciendo: "tu queja y turebeldía han llegado a mi trono". El Señor me lodejó saber por medio de mi conciencia, al

sentirme mal. Después, le pedí perdón a Dios, mearrepentí y la acusación en mi conciencia se fue.Dios habló a mi conciencia, mediante la voz demi espíritu, reprobando mi acción.

La conciencia trabaja según el conocimiento de laPalabra. Cada vez que recibimos luz de la Palabraen algún área de nuestra vida, nuestra concienciase activa en esa área específica. Si somos fieles anuestra conciencia, que es la voz de nuestroespíritu, empezaremos a caminar en santidad; y simantenemos una conciencia limpia, habrá unacomunicación directa con Dios y oiremos mejor su voz.

¿Cómo podemos mantener una conciencia

limpia?

Cada vez que pequemos u ofendamos al Señor, noesperemos un largo tiempo para arrepentimos ypedirle perdón. En el momento que sintamos lareprensión de nuestra conciencia, debemos pedirperdón al Señor y corregir la ofensa. De esamanera, mantendremos una conciencia limpia ypura para oír su voz.

3. La voz del Espíritu Santo

Anteriormente, estudiamos que Dios nos hablapor el testimonio interior, por la conciencia, quees la voz de nuestro espíritu. Ahora, vamos aestudiar la forma como Dios nos habla por medio

MEDIOS Y MÉTODOS POR LOS CU,4LES DIOS HABLA

de la voz del Espíritu Santo. La mayor parte de lasveces que el Espíritu Santo habla a nuestra vida, esporque desea comunicarnos algo de sumaimportancia. Puede ser algo que tenga que ver connuestro llamado, que sea de vida o muerte paranosotros, o que pueda afectar positiva onegativamente a muchas personas. También, puedeser algo que cambie el rumbo de un ministerio ouna visión. Dios se asegura que oigamosdirectamente la voz del Espíritu Santo.

¿Cómo es la voz del Espíritu Santo?

Es una voz suave y tierna, pero al mismo tiempo,con gran autoridad. Algunas veces, parece que escomo si alguien nos estuviera hablando con vozaudible, fuertemente. El Espíritu Santo no noshabla en todo momento de forma directa. CuandoEl habla, lo hace en un momento específico. Lamayoría de las veces, habla por media deltestimonio interior y trae paz al corazón. Su vozsiempre viene desde adentro y desde nuestro espíritu.

Cómo diferenciar la voz del enemigo y la voz

del Espíritu Santo?

La voz del diablo...

• Trae temor, ansiedad y preocupación.

  1   2

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconNo debemos olvidar como fue que todo empezó. Nuestro pasado es tan...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconNo debemos olvidar como fue que todo empezó. Nuestro pasado es tan...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder icon«Yo he venido al mundo como luz, y así, el que cree en mí no quedará en tinieblas»
«¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?» (Jn 11,40). Quien cree ve; ve con una luz que ilumina todo el trayecto del...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconSor Juana era una mujer extraordinario. Su vida es una muy interesante...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconTodo ser humano, sin excepción, tiene algo importante que aportar al mundo

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconOlvida las complicaciones y entra en el maravilloso mundo donde todo es fácil
«cronometría», pero es una cronometría que nada tiene que ver con los relojes. Nunca necesitas un reloj porque la sintonización de...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconUna recopilacion de relevantes acontecimientos para el 'Mundo de...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconHace las conexiones entre la biosfera, atmósfera, hidrosfera, litosfera...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconPoemas que reflejan la naturaleza que rodea al joven-poeta-pastor,...

En un mundo de tinieblas, como en el que vivimos, de inseguridad, temor y donde escuchamos diferentes voces, es importante que todo creyente, ministro y líder iconColección Las Tres Edades, nº 198
«¡Que todo el mundo se vaya al diablo!» Beto comienza a caer. El mundo ha desaparecido. Su deseo se ha hecho realidad. ¿Y ahora qué?...






© 2015
contactos
l.exam-10.com