Escuela de Periodismo Carlos Septién García






descargar 14.25 Kb.
títuloEscuela de Periodismo Carlos Septién García
fecha de publicación02.07.2015
tamaño14.25 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Derecho > Documentos
Escuela de Periodismo Carlos Septién García

Maestría en Periodismo

Periodismo en el siglo XXI II

Yenise Tinoco Sotomayor

Turno Matutino

OPERACIÓN MASACRE
“Escribí este libro para que actuara; en este momento no reconozco ni acepto jerarquía más alta que la del coraje civil. No puedo, ni quiero, ni debo, renunciar a un sentimiento básico, la indignación ante el atropello, la cobardía, el asesinato. Este caso está de pie resuelto a impedir para siempre que un militarote prepotente juegue con la vida de la gente mansa. Sólo un débil mental puede no desear la paz. Pero la paz no es aceptable a cualquier precio”, Roberto Walsh.

A finales de los años 50 y 60 Truman Capote con A sangre fria, y Norman Mailer autor de La canción del verdugo fueron considerados los pioneros en la corriente Nuevo Periodismo. Este genero era la combinación de la literatura con el periodismo; en particular el de investigación.

Llamadas las novelas de no ficción, les dieron a ambos autores reconocimiento a nivel internacional, por su talento para incorporar la literatura en sus reportajes. Sin embargo, antes de ellos, el argentino Rodolfo Walsh, ya había hecho lo propio.

Walsh, un reportero poco conocido en su país, con una carrera insipiente dentro del mundo editorial, se aventura en la investigación de lo ocurrido el fatídico 9 de junio de 1956 lo que dio como resultado su primer novela de no ficción Operación Masacre.

En la primera obra del nuevo periodismo, se hace una reconstrucción de lo que ocurrió la noche el 9 y madrugada del 10 de junio del 56, cuando supuestamente son fusilados 12 argentinos acusados de subversión.

“En la noche del sábado 9 de junio de 1956, a nueve meses del derrocamiento del presidente constitucional Juan Domingo Perón por la autodenominada "Revolución Libertadora", militares y civiles peronistas intentan recuperar el poder por las armas.

Los generales Juan José Valle y Raúl Tanco, junto con el teniente coronel Oscar Lorenzo Cogorno, encabezan una dispersa rebelión cívico-militar que tiene sus focos aislados en Buenos Aires, La Plata y Santa Rosa, capital de La Pampa. El intento es abortado en unas cuantas horas y concluye en un baño de sangre”1.

El autor más que describir los horrores que vivieron los fusilados, plasma la miseria tanto económica, ideológica, política y social que vive un pueblo. Que desafortunadamente no fue, y no es particular de Argentina, sino de la mayoría de los pueblos latinoamericanos, en donde como una constante se repiten escenas similares; cada país ha vivido su propia Operación Masacre.

Roberto Walsh traza a través de una interesante estrategia narrativa la violencia política y su relación con el Estado que vive en los 50 Argentina. “… le permite a Walsh descubrir y exponer a la luz la siniestra trama de impunidades, corrupción y complicidades que, generadas desde el corazón mismo del Estado se extienden oscuramente bajo los pies de la sociedad”.2

A través de las páginas del libro, se puede conocer la historia desencarnada que vivió más de una decena de personas, que acusadas de insurrectos y bajo el amparo de la “Ley Marcial”, fueron fusilados por policías. Sin embargo, siete de ellos corrieron con la suerte de su lado, y de una u otra escaparon de las balas de sus verdugos.

Cada frase, cada oración traslada al lector a la noche de los fusilamientos, se convierte en un espectador de los sangrientos hechos, y lo envuelve en la historia, haciéndolo participe de ella.

“La escritura de Walsh asume elementos estilísticos del periodismo y de la literatura: el ritmo de las frases, las reiteraciones, las descripciones, el recurso de las imágenes, los diálogos, la figura del narrador colocado en rol participativo, la trascripción textual de los testimonios, la reconstrucción de las escenas, las argumentaciones y verificaciones, la utilización ejemplar de analogías en determinados pasajes entre el drama global del hecho y el caso particular”.3

Por momentos, pareciera que juntos el autor y el leedor van descubriendo la verdad que se trato de ocultar.

“Una verdad que, como iría descubriendo Walsh, no era otra cosa que la infamia, la complicidad y la impunidad de un poder omnímodo que fusilaba de noche y lo ocultaba de día”.4

“La obra periodística de Walsh, a partir de Operación Masacra, va a ir construyendo una imagen de la realidad argentina a través de sus dos caras: la verdad y la mentira; ambas van a ser confrontadas en el espacio histórico en el que se desarrollan los hechos”.5

El autor se aventura a realizar un trabajo diferente, se atreve a hacer lo que para muchos estaba prohibido, el dar a conocer las infamias de los gobiernos dictatoriales que pululan en esas décadas en los países latinoamericanos. Plantea un periodismo de denuncia, pero que en muchas de las ocasiones va más allá, “la exposición del fracaso de una ideología o de un proyecto político”.

Walsh lleva hasta sus últimas consecuencias una de las principales labores del periodista, que son la verificación y demostrabilidad de los hechos. Queda para la reflexión y el análisis para todos aquellos que son participes desde las diferentes trincheras de la labor editorial la metodología de investigación empleada.

“Si bien la metodología reconstructiva basada en la sucesión de testimonios es básicamente policial, Walsh la expandió y la utilizó como proyector con la finalidad de que el testimonio cumpliera una doble función: dar su versión de los hechos y alumbrar y describir las zonas oscuras donde estaba el motivo histórico de la tragedia. Los testimonios así utilizados acaban describiendo las causas y los efectos y conforman una radiografía política y social tanto de las victimas como del marco general donde se desarrolla la historia”.6

El mayor talento que sin lugar a dudas presenta Walsh en Operación Masacre es la redacción que le dio a toda la información recabada. “La investigación no consiste en levantar información y luego ordenarla en relato. La investigación produce un saber que permite unir los fragmentos esparcidos tras la masacre, en la cual las víctimas pueden reconocer el lugar que ocupan en relación, en la cual las víctimas pueden reconocer el lugar que ocupan en relación a los asesinatos y a las víctimas”.7

Gabriel García Márquez escribó que había sido Rodolfo Walsh quien descubrió que los Estados Unidos estaban entrenando exiliados cubanos en Guatemala para invadir a Cuba por Playa Girón en abril de 1961. Walsh era en esa época el jefe de Servicio Especiales de Prensa Latina, en la oficina central de La Habana. Su compatriota, Jorge Ricardo Masetti, que era el fundador y director de la agencia, había instalado una sala especial de teletipos para captar y luego analizar en juntas de recreación el material informativo de la agencias rivales. Una noche, por un accidente mecánico, Masetti se encontró en su oficina con un rollo de teletipo que no tenía noticias, sino un mensaje largo en clave muy intrincado. Era en realidad un despacho del tráfico comercial de la Tropical Cable de Guatemala.

Rodolfo Walsh murió el 25 de marzo de 1977, unos días después de haber escrito una carta abierta de un escritor a la Junta Militar, justamente al cumplirse un año del golpe cívico-militar.


1 http://www.rodelu.net/bardini/bardini54.htm

2 Malharro, Martín - Lopez Gusberts El Periodismo de denuncia y de investigación en Argentina (1810-1957)

3 Idem. Pag. 160

4 Idem. Pag. 156

5 Idem. Pag 156

6 Idem. Pag. 158

7 Idem Pag. 173

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconCarlos iba caminando por la calle cuando un moderno automóvil rojo...

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconEscuela normal profesor carlos a. Carrillo

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconMaestro durante varios meses en una aldea de Páramo del Sil, León,...

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconEscuela secundaria of. No. 063 “benito juárez garcíA”

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconEscuela secundaria of. No. 063 “benito juárez garcíA”

Escuela de Periodismo Carlos Septién García icon1. Define periodismo participativo y periodismo cívico ¿cuáles son...

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconXimena Septién Mata

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconEscuela de Bellas Artes “Carlos Morel”, durante los días miércoles...

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconCarlos Fuentes fue uno de los cuatro notables miembros de lo que...

Escuela de Periodismo Carlos Septién García iconEl poder del periodismo de intermediación José Ignacio López Línea...






© 2015
contactos
l.exam-10.com