Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia






descargar 2.08 Mb.
títuloBibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia
página4/70
fecha de publicación29.06.2015
tamaño2.08 Mb.
tipoBibliografía
l.exam-10.com > Derecho > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   70
legislación supone siempre la creación de una regla de derecho (48) . Si bien a tal regla se le atribuye habitualmente el carácter de "general" y "abstracta" (49) , puede darse el caso de leyes aplicables a un hecho o supuesto "individual" (50) . Pero la legislación no es actividad inmediata, sino "mediata", lo mismo que la actividad judicial: a través de la legislación el Estado establece cómo determinados intereses deben ser atendidos, pero no los atiende directamente; con la función judicial, el Estado dispone que la voluntad legislativa sea cumplida, pero no es ella quien la hace efectiva (51) .

La "jurisdicción" fija en los casos individuales el derecho incierto (52) : es, pues, una actividad "concreta" (53) . Pero no es una actividad "inmediata" (54) . Su "fin" esencial es la tutela o defensa del derecho objetivo; la protección de los derechos subjetivos  lograda con el acto jurisdiccional  traduce un momento secundario y una consecuencia de lo anterior. La función judicial se ejercita en el "interés de la ley", es decir objetivamente. El juez, como el legislador, hállase "supra partes", el administrador "es parte" (55) . "Para la justicia  y en esto estriba la diferencia entre ésta y la Administración  su propio fin es la aplicación del derecho, en tanto que respecto de la Administración la aplicación del derecho no es más que el medio para un fin" (56) .

La "Administración" es una actividad "concreta" (57) y "práctica" (58) . ¿En qué consiste esa actividad? Consiste en actos jurídicos y en operaciones materiales (59) . Es, además, una actividad "inmediata" (60) , pues la realizan y llevan a cabo los propios órganos administrativos con el objeto de lograr los fines que la motivan.

Por otra parte, como ya quedó dicho en un parágrafo precedente, con relación al tiempo la Administración es una actividad "permanente" o "continua" del Estado (actúa para el "presente"), en tanto que la legislación y la justicia son actividades intermitentes o discontinuas, que obran con relación al futuro o al pasado, respectivamente (61) .

No faltaron quienes consideran el "libre arbitrio" como elemento esencial de la Administración, presentando a ésta en evidente contraste con la justicia, que se somete a la ley. Este punto de vista, dice Fleiner, se basa en un error: en el Estado de Derecho sólo se concibe una "Administración conforme a la ley" (62) .

Pero la actividad administrativa no sólo puede consistir en actos individuales o particulares, sino también en actos de contenido general, verbigracia, los "reglamentos" que, a pesar de su contenido abstracto, han de tenerse como actos administrativos (reglamentos de "ejecución" y "autónomos") (63) . El reglamento es un acto administrativo general. Es un acto administrativo en sentido formal. "No puede existir duda al respecto: en el plano formal el reglamento no es ley" (64) .

El precedente análisis permite establecer los caracteres específicos de la Administración, como así las diferencias y eventuales afinidades intrínsecas con la legislación y la justicia. De ello resulta que la Administración es una actividad "permanente", "concreta", "práctica" e "inmediata"; todo esto con las particularidades y el alcance a que también hice referencia.

En su mérito, sobre tales bases, puede definirse la Administración como la actividad permanente, concreta y práctica, del Estado que tiende a la satisfacción inmediata de las necesidades del grupo social y de los individuos que lo integran.

En la definición de Administración no basta con hacer referencia a las "necesidades del grupo social" (o necesidades colectivas, como generalmente dicen los autores); es indispensable agregar que esa actividad estatal puede tender, también, a satisfacer necesidades de los "individuos" que integran dicho grupo, pues, en efecto, la actividad de la Administración no siempre tiende a satisfacer necesidades "generales", sino a resolver situaciones "particulares" de los individuos; verbigracia, cuando otorga una concesión de uso sobre el dominio público.

En el terreno doctrinario abundan las más variadas definiciones o nociones conceptuales de Administración Pública. Cada autor propone la suya, de acuerdo con su concepción sobre la materia. La definición que he dado responde a los puntos de vista que dejo expuestos (65) .

6. Antaño la noción de "gobierno" difería de la actual.

En un principio, las funciones estatales no se hallaban divididas, como hoy, y atribuidas a órganos distintos; todas ellas estaban reunidas. En esa etapa la idea de "gobierno" comprendía la actividad total del Estado. Posteriormente, a medida que avanzaba el proceso de evolución del Estado, fue produciéndose la paulatina separación de esas funciones. La justicia fue la primera en separarse; luego ocurrió lo mismo con la legislación. De esa forma la actividad "ejecutiva" quedó separada del conjunto originario (66) .

Para los que aceptan la existencia de los llamados "actos de gobierno" como categoría especial  de los cuales me ocuparé en el lugar oportuno de esta obra , dentro mismo de la actividad "ejecutiva", aunque sin producirse al respecto una división de órganos, se operó una nueva división: la actividad administrativa se distingue de la actividad "gubernativa", vale decir, dentro del órgano "ejecutivo", "Administración" y "gobierno" aparecen como actividades distintas. Pero la existencia del "acto de gobierno", como acto de "naturaleza" especial, es hoy discutida en doctrina (67) .

Sin perjuicio de lo expuesto, cabe advertir que el "gobierno" (expresión final de "poder") no sólo está constituido por el órgano ejecutivo, sino también por el legislativo y el judicial. Así como el "poder" del Estado es único, aunque distribuido en funciones, así también el "gobierno" es único, aunque  en lo atinente a su ejercicio  hállase distribuido entre los tres órganos esenciales del Estado: ejecutivo, legislativo y judicial (68) . El "gobierno" lo constituyen esos tres órganos, poniéndolo de manifiesto cada uno de ellos en su esfera de competencia (69) .

Si bien antaño la idea de "gobierno" comprendía la actividad total del Estado, porque en aquel entonces aún no se había producido la división de funciones con asignación de ellas a "órganos distintos", en la actualidad la idea de "gobierno" también se refiere a la actividad total del Estado, puesto que cada uno de los tres grandes departamentos  legislativo, judicial y ejecutivo  ejerce una porción del gobierno, que, como expresión de "poder", es único. La diferencia entre lo que, al respecto, ocurría antaño y ocurre hoy, consiste en que antes el gobierno hallábase concentrado en un solo órgano, mientras que actualmente lo ejercitan los tres órganos esenciales, cada uno de ellos dentro de la esfera de competencia atribuida por la Constitución.

Sobre tales bases, hoy se entiende por gobierno la alta dirección, la impulsión que parte del centro para activar los negocios en el sentido de una buena política y del interés general (70) . La acción complementaria de "gobierno", subordinada al mismo, es "Administración". Como lo recordé en un parágrafo anterior (nº 4, letra b), Esmein equiparaba la sociedad política a una máquina. El gobierno sería el motor. Los funcionarios de la Administración serían los órganos de transmisión y las piezas de la máquina.

7. El Estado de policía y el Estado de Derecho difieren esencialmente entre sí. Esa diferenciación repercute, asimismo, en la "Administración" de esos tipos de Estado.

"El Estado de Derecho significa que a todo principio de derecho acompaña la seguridad de que el Estado se obliga a sí mismo a cumplirlo; en otros términos, que el derecho sujeta tanto a gobernados como a gobernantes". ..."A diferencia del Estado de policía  inspirado en el principio de que el fin justifica los medios, y dentro de cuya concepción la autoridad actúa de manera discrecional y sin ninguna traba frente al individuo, como que todos los poderes se refunden en un poder único avasallador que opera sin el freno de la ley , el Estado de Derecho únicamente se desenvuelve secundum legem, y, en sus relaciones con los ciudadanos, se somete él mismo a un régimen de derecho" (71) .

"El régimen del Estado de Derecho se establece, dice Carré de Malberg, en interés de los ciudadanos y tiene por fin especial preservarlos y defenderlos contra la arbitrariedad de las autoridades estatales". ..."El Estado de Derecho se establece simple y únicamente en interés y para la salvaguardia de los ciudadanos; sólo tiende a asegurar la protección de su derecho o de su estatuto individual" (72) . La Corte Suprema de Justicia de la Nación sigue dicho criterio; en una de sus sentencias dijo: "Las disposiciones constitucionales establecidas en garantía de la vida, la libertad y la propiedad de los habitantes del país, constituyen restricciones establecidas principalmente contra las extralimitaciones de los poderes públicos" (73) .

No deben vincularse o adscribirse el Estado de policía o el Estado de Derecho a una forma determinada de gobierno, pues, tanto uno como otro pueden darse, indistintamente, en cualquier forma de gobierno, ya se trate de una monarquía o de una república, de una democracia o de una oligarquía. La calidad de "Estado de policía" o de "Estado de Derecho" no depende de la forma de gobierno, sino del régimen jurídico que impere en el respectivo país. En este orden de ideas, sería impropio vincular, por ejemplo, la existencia del Estado de policía a la monarquía absoluta, o la del Estado de Derecho a la república. Tampoco es admisible vincular el Estado de Derecho al Estado constitucional, pues no todo Estado constitucional es Estado de Derecho: para que un Estado constitucional sea, a la vez, Estado de Derecho, debe reunir determinadas características (74) .

¿En qué forma inciden el Estado de policía o el Estado de Derecho en la Administración? ¿Cómo se manifiesta ésta en esos tipos de Estado? La Administración en el Estado de policía se halla legalmente incondicionada, mientras que el Estado de Derecho ofrece una Administración condicionada legalmente. El Estado de policía es un Estado sin derecho administrativo; el Estado de Derecho lo es con derecho administrativo. La Administración del Estado de policía se caracteriza por un poder discrecional ilimitado, y porque el individuo o administrado carece de acción para discutir u oponerse a las resoluciones de la autoridad. En cambio, en el Estado de Derecho el individuo o administrado posee acción para conseguir el respeto de su derecho. La Administración del Estado de Derecho se realiza con sujeción a un derecho administrativo que condiciona al órgano administrativo como el derecho judicial condiciona al juez, y que reconoce derechos subjetivos del individuo o administrado. En el Estado de Derecho existe un ordenamiento jurídico administrativo que pone frenos o límites a la arbitrariedad de la Administración (75) . "La teoría del Estado de Derecho se completa, así, con la fundamentación, impecable, de la necesidad del contralor jurisdiccional de la Administración" (76) .

8. Vinculada a la noción de "Estado", aparece la noción de "Fisco". ¿Qué es el Fisco? ¿Cuál fue el origen de la "teoría" del Fisco y cuál es su significado actual?

La noción de Fisco aparece, primeramente, en el derecho romano. Luego fue retomada, con nuevas proyecciones, en la época de auge del Estado de policía. La doctrina actual le atribuye un significado especial.

En el derecho romano el Fisco aparecía como una persona moral junto al emperador, a la cual pertenecían los bienes que el Estado utilizaba para el cumplimiento de sus fines, y a la cual le correspondían ciertos privilegios de derecho civil y de procedimiento (77) .

En la época de auge del Estado de policía la "doctrina del Fisco" contribuyó a atemperar el rigorismo a que se hallaban supeditados los habitantes frente al Estado, en materia de responsabilidad estatal. El Fisco aparecía equiparado al "hombre común u ordinario que administraba sus bienes", hallándose sometido al derecho civil y dependiendo de la jurisdicción civil. Se lo diferenciaba del "Estado", propiamente dicho, que carecía de bienes, pero que poseía imperium. En esa forma la doctrina del Fisco adquirió gran importancia en la organización del derecho durante el llamado "régimen de policía" (78) , porque en defecto de protección jurídica frente a la Administración, dicha doctrina suministra un sustitutivo al establecer que el Jefe del Estado, o el Estado mismo, pueden ser demandados como Fisco ante los tribunales civiles (79) .

Fleiner ha resumido con claridad el origen y los alcances de la "teoría del Fisco" en la época del Estado de policía. Los tribunales del Príncipe en cada territorio, dice, no se hallaban facultados para tramitar demandas contra su autoridad o contra sus funcionarios, pues el Príncipe no estaba sometido a su propio Poder Judicial; en cambio, el demandante podía acudir a los tribunales del Imperio. Pero el poder absoluto del Príncipe procuró, mediante la obtención de imperiales privilegios, sustraerse al control de los tribunales imperiales. Cuando no podía obtener un privilegio imperial, lograba frecuentemente su objeto acudiendo a la violencia. La laguna que ocasionó la supresión del control de los tribunales se pretendió llenar mediante la llamada teoría del Fisco. Según esta teoría, el patrimonio público no pertenecía ni al Príncipe ni al Estado soberano, sino a un sujeto jurídico distinto de ambos: al Fisco, o sea a una persona sometida al derecho patrimonial. La teoría del Fisco consideró el derecho patrimonial como una parte del derecho privado; por lo tanto, no se encontraron dificultades para someter el Fisco, como un particular cualquiera, a la justicia y a las normas jurídicas, es decir al derecho civil. Esta nueva concepción imprimió a los "asuntos fiscales" el carácter de asuntos litigiosos. Paralelamente a la teoría del Fisco, se desarrolló la de la independencia de los tribunales frente a la Administración. De este modo, esta teoría proporcionó al súbdito la posibilidad de demandar a la autoridad, en la persona del Fiscus, ante sus propios tribunales territoriales, con tal de que la relación litigiosa tuviere carácter patrimonial. La teoría del Fisco sometió numerosas relaciones jurídicas en que la Administración Pública intervenía como participante, al dominio del derecho privado; por ejemplo: las relaciones económicas entre el Estado y sus empleados; las pretensiones de los particulares frente al Estado fundadas en títulos de derecho privado. Mas no se agota con esto la teoría del Fisco. Su conquista más interesante hállase contenida en el intento de lograr también protección jurídica para el súbdito frente a los actos soberanos de la autoridad. Esto no se logró directamente, pues los tribunales territoriales no tenían competencia para anular decisiones de la autoridad en "asuntos gubernativos"; no obstante, los tribunales civiles obtuvieron, en virtud de la teoría del Fisco, la facultad de condenar al Fisco al pago de una suma como "indemnización" a favor del administrado cuyo derecho había sido lesionado por una decisión de la autoridad (80) . Hasta ahí llegaron los efectos de la teoría del Fisco durante el Estado de policía. Como lo advertiré en el lugar oportuno de esta obra, el derecho administrativo actual ofrece nuevas soluciones cuando se trata de enjuiciar al Estado por actos realizados en ejercicio de su actividad en la esfera del derecho público o en la del derecho privado.

Actualmente, denomínase "Fisco" al Estado cuando desenvuelve su personalidad en el campo del derecho privado (81) . El Fisco no es sino un aspecto de la personalidad del Estado (82) . La palabra "fisco" sirve para designar el Estado considerado como sujeto de derechos pecuniarios (83) , pero, bien entendido, derechos de índole
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   70

similar:

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconBibliografía Obras citadas

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconHazlo de todo corazón
«empeño». Podría ser que lo único que queramos es salir de la tarea sin que nos importe la calificación que obtengamos. Tal vez se...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconEn los últimos años el estudio de las revistas literarias ha cobrado...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconA don José Ferrer Canales, Con el mayor de los agradecimientos y aún mayor admiración y afecto

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconTema 18. Las personas jurídicas: su naturaleza y clases. ConstitucióN,...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconCriticar al medio televisivo es fácil, sin embargo con frecuencia nos olvidamos de que

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconLa enamorada con frecuencia desprecia al amante, lo rechaza e impide...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconLos aficionados a libros suelen cegarse con frecuencia y prestar...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconExpresa el poder evocador de los materiales, con frecuencia inusuales,...

Bibliografía colecciones de fallos y revistas jurídicas citadas con mayor frecuencia iconSalí de mi profesión renunció en el rango de contralmirante en 2010....






© 2015
contactos
l.exam-10.com