He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5)






descargar 8.48 Kb.
títuloHe aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5)
fecha de publicación17.04.2016
tamaño8.48 Kb.
tipoDocumentos






EDITORIAL












Hay escape
Oct | 2007 (GMT-3)

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21:5).
Dedicada especialmente a Laura y a Valeria, a quienes el 5 de septiembre una tragedia les desarmó sus vidas.






Laura Bermúdez
Una vez leí que la desilusión viene cuando una expectativa no se ve cumplida. ¿Habría que vivir sin expectativas, entonces? No; sería muy aburrido. 

El ser humano fue creado con la capacidad de soñar y de anticipar aquello que espera. Esa es la idea de Eclesiastés 3:11 cuando utiliza la palabra eternidad “Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin”.

La palabra que se usa en el hebreo es haOlam, tiempo eterno. El comentario de la Biblia Reina Valera 1995 explica: “Término hebreo que da la idea de lo infinito o, con más exactitud, el tiempo que se prolonga indefinidamente hacia el pasado y el futuro.
Aquí se refiere con mucha probabilidad, a la capacidad humana de abarcar con el pensamiento la totalidad de los acontecimientos pasados y futuros, y al irresistible deseo de comprender su sentido y su porqué”.

Un deseo de más, un sentido de trascendencia, una esperanza de algo mejor, podríamos parafrasear. Así fueron creados por Dios el hombre y la mujer. Siempre soñadores, eternos optimistas. Como lo refleja el poema de Robert Browning cuando dice: “Envejece conmigo, lo mejor está aún por venir”. 

E l ser humano lleva en sí la capacidad de mirar más allá de sus circunstancias presentes. Si cae, vuelve a levantarse. Si se desilusiona, recobra fuerzas y sigue adelante. Podrá ser que le lleve un tiempo, quizá esto esté relacionado con el temperamento, o tal vez con la profundidad del golpe. Pero un día vuelve a empezar.
Así como el Sol se levanta cada mañana, como los árboles se llenan de retoños al llegar la primavera, del mismo modo el hombre se endereza y retoma su camino. 

¿Habrá algo en la vida tan trágico que no pueda superarse? 
Viéndolo con ojos eternos, más allá de lo breve y efímero de la vida en esta Tierra, podremos afirmar que no. Algunas tragedias son más difíciles, eso es seguro. Pero ¿no nos impulsan a anhelar un día mejor? 
Aquel DÍA (con mayúsculas) en el que la Palabra dice: “Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos” (Apocalipsis 7:16-17). Y también:  “Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir” (Apocalipsis 21:4).

Habrá consuelo, la Palabra nos dice que habrá un mañana mejor. Tal como le respondieran a Russell Elliot cuando comentaba: “No estamos exentos de dificultades. Algunas personas han tenido más problemas después de su conversión, que antes de ella. He conocido cristianos con problemas a la derecha y a la izquierda, por delante y por detrás... Un anciano que había servido a Dios durante setenta años gritó: ‘¡Gloria a Dios! Siempre hay un escape por arriba’”. 

Es así, el plan de Dios para nuestras vidas no acaba acá, es eterno, es haOlam.

Bendiciones.

Laura Bermúdez
http://lacorriente.com/article/Editorial/116/

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconLas memorias de un ufólogo
«La materia –lo dijo Pauwels– es, tal vez, únicamente una máscara entre todas las máscaras». Hago estas referencias marginales por...

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) icon¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconPrólogo
La proposición general es ésta: Puesto que nada fue, en consecuencia todas las cosas son

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconAl frente de este libro significa el coto de tiempo que corresponde...

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) icon“Todas las grandes cosas al principio llevan una terrorífica y monstruosa...

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconLos cambios no son fáciles. Las cosas nuevas pueden ser extrañas....

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) icon"Aquí, en la selva, nacieron ideas nuevas"

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconUn crepúsculo de cobre y oro había culminado desmenuzándose en el...

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconDr. Roberto Brólio
«choque» a muchas personas, por no comprender o asimilar el abordaje de conceptos espiritualistas en los dominios medico-científicos...

He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5) iconY de todas las ciencias de la antigüedad reforma sintética de todas las Artes Contemporáneas






© 2015
contactos
l.exam-10.com