Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a






descargar 5.49 Kb.
títuloDespués de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a
fecha de publicación08.03.2016
tamaño5.49 Kb.
tipoDocumentos
PROPUESTA Nº 2
Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a llamar y en la otra había poemas. Las otras tres eran de otros chicos que me pedían que me curase. Después de leer la última carta, empezó a sonar la música de Avril Lavigne en mi móvil. Cogí:

-Si, ¿Quién es?

-Eh…hola…soy Jon. ¿Podemos quedar para hablar mañana a las cinco en el cajero de la BBK, frente al parque Gernika?

-¿No me lo puedes decir ahora?

-No, prefiero a la cara.

-Vale, pues allí estaré. Adiós…
A las cinco, más o menos, me encontraba junto a la salida del metro de Las Viñas, frente a la oficina de la BBK. El día era muy frío y yo iba muy abrigada. Me había puesto un gorro, bufanda y guantes, pero aun así tenia frío. Poco después apareció Jon.

-¡Hola! ¿Cómo estas?- me preguntó.

-Bien, ya estoy mejor.

-¿Quieres que vayamos a un bar y así hablamos más tranquilos?

-Vale, me parece buena idea.
Nos pusimos a andar y entramos en un bar. Había mucha gente y nos sentamos en un rincón. Después de pedir 2 Coca-colas, Jon me dijo:

-Estos días que no te he visto, te he echado de menos. Tenía muchas ganas de estar contigo.

-Yo también tenia ganas de estar contigo.-Dije.

-Lo que te quería decir era…

-¿Qué?

-¿Quieres…que…salgamos juntos?

-Si, menos mal que te has decidido. Llevaba mucho tiempo esperando que me lo preguntases. Cuando me dijiste que querías hablar conmigo esperaba que fuese para esto.

-Uff, con lo mal que lo he pasado, pensando en que me contestarías que no.
Nos estuvimos riendo y hablando de lo mal que lo habíamos pasado. Fue una tarde maravillosa, cuando volví a casa estaba muy contenta. Por fin salía con el chico que me gustaba

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconDespués de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconDespués de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconDespués de recuperarme de una grave pulmonía, fuí a casa. Allí, encima...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconPreambulo
«Una de estas cartas está dirigida a Aristodemo, dos a Arquiras, cuatro a Dionisio, una a Hermias, Erasto y Corisco, una a Laodamas,...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconEl apareció dos o tres minutos después que yo. Parecía que se había...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconLa ecología como nuevo espacio de lo sagrado
«casa humana». ¿Cómo vamos a construir la casa, una casa que no es la casa de mi barrio, ni la casa de mis padres, sino la casa humana...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a icon1, 4-6); el Señor me ha tomado desde el caballo de mi papá y desde...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconUrsula y Gudrun Brangwen se sentaban una maña­na en el balcón de...
«Es una mujer lista.» Acababa de volver de Londres, donde había pasado varios años trabajando en una academia de arte como estudiante...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a iconSinopsis: ‘Il Mare’ cuenta la historia de dos personas, un hombre...

Después de recuperarme de una grave pulmonía, fui a casa donde, encima de mi escritorio, encontré cinco cartas de amos. Dos eran de Jon: una decía que me iba a icon¿Quieres venir a mi casa a almorzar mañana? Primero, hay una deliciosa...






© 2015
contactos
l.exam-10.com