Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte






descargar 64.21 Kb.
títuloRama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte
página2/3
fecha de publicación18.07.2015
tamaño64.21 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3
El arte como forma: Lo propio del arte es la forma y no el contenido o historia que pueda contener. Para los formalistas , el arte debe vaciarse de todo contenido, porque lo específicamente artístico es la forma. Por eso, reivindican la autonomía del arte respecto de toda intención representativa de la realidad. El arte abstracto es el exponente más claro de esta concepción.

  • El arte como realidad imaginativa: Sostiene que el arte no es una realidad física como, por ejemplo, Las meninas de Velázquez, sino una realidad imaginativa. La idea que tenía Velázquez al pintar Las meninas y, también, la imagen mental que se forma cada espectador. Por lo tanto, según estga concepción, es preciso diferenciar el arte en tanto que imagen mental de su plasmación física que es en sí la obra de arte.

    6. SENTIDO Y FUNCIÓN DE LA OBRA DE ARTE

    A la diversidad de concepciones acerca del arte, se le añade la pluralidad de opiniones sobre cuál es el sentido y la función que éste ejerce en el seno de la cultura humana. Las posturas a este respecto son muchas y muy variadas, pero conviene señalas entre las más importantes las siguientes:

    • El arte por el arte: Hay quienes manifiestan que la pregunta por la función que desempeña el arte es una pregunta ilegítima. El arte no cumple ni debe cimplir ninguna utilidad. Por ello, consideran rechazable cualquuier criterio utilitarista que se imponga a la creación artística. Además, sostienen que es injustificado valorarlo según determiandos aspectos, como los valores éticos que entraña, lo que nos puede enseñar o la serenidad que puede proporcionarnos. El arte debe tener como último criterio el arte mismo, en otras palabras, que hay que defender la idea del arte por el arte para alcanzar la exclusiva pureza del arte.

    • El arte como necesidad de la naturaleza humana: Los defensores de esta postura coinciden con los partidarios de la anterior en que el arte no cumple ni debe cumplir ninguna utilidad o función. Sin embargo, las razones en las que se sustentan son algo distintas a las anteriores. El arte nodebe justificarse pragmáticamente, pues su valor reside en la satisfacción de una necesidad específicamenrte humana. El hombre, a diferencia de los demoás seres vivientes, siente la necesidad de expresar su personalidad y sus vivencias de forma artística, aunque de ello no extraiga aparentemente ninguna compensación material ni ninguna ventaja para su superviviencia. La producción de arte y su contemplación son actividades que deleitan por sí mismas, porque respoden a una íntima y profunda inquietud característica del ser humano.

    • El arte como evasión: Una de las utilidades que proporciona el arte, tanto al artista como al espectador, es ser un medio para huir de una realidad que no le satisface. Ante la fealdad,la miseria, la depravación, la rutina que rodea la existencia cotidiana, el arte proporciona una manera de escapar a otro mundo, a un mundo extraordinario y bello, capaz de hacer olvidar al espectador su insignificante vida. De esta forma, al asistir a un concierto, a un cine para ver una película…, el público se adentra e identifica tanto con lo que contempla que se olvida por unos instantes de sus problemas y obligaciones.

    • El arte como purificación: Una de las funciones que cumple el arte es purificar al artista y al espectador de ciertas pasiones que podrían ser perjudiciales ni no se liberase indirectamente de ellas. Esta concepción surgió con Aristóteles quien mantenía que en la tragedia y en la música, el espectador se conmueve y revive las pasiones que mueven a los poersonajes. Este contagio de sentimientos consigue liberarle de esas mismas pasiones, que,vividas personalmente, serían desastrosas para el que las padece. Esta reviviscencia purificadora de pasiones nocivas se denomina catarsis.

    • El arte humanizador: Para algunos filósofos, el arte posee una función o finalidad que va más allá de lo puramente artístico. Esta función, en la que sí reside el auténtico valor y digniddad del arte, consiste en la transmisión y promoción de valores éticos, sociales, culturales… que hacen del hombre un auténtico ser humano. El artista no puede tener como única intención crear formas bellas y sublimes que deleiten al espectador, sino que debe intentar que esas mismas formas bellas logren educarlo moral, social y humanamente. Precisamente, porque el arte logra agradar y divertir por sí mismo, debe someter esa capacidad a un fin más elevado como es el enseñar deleitando o educar divirtiendo. Los convencidos de esta postura exigen del artista un compromiso más profundo que el exclusivamente estético y le piden que pongan su arte al servicio de una sociedad más humana y digna.

    • El arte como signo de poder y riqueza: Tanto en la Antigüedad como en la Edad Media, el arte iba dirigido al pueblo, a las masas, precisamente por la función educativa que debía cumplir. A partir del Renacimiento, las creaciones artísticas se destinan a élites económicas, especialmente la burguesía, con lo que se genera una ruptura con la masa popular, que queda marginada del arte.

    • El arte como forma de conocimiento: El ideal humanista del Renacimiento, que entiende al hombre como conocedor de todos los saberesde su tiempo, hace que las creaciones artísticas se consideten también como manifestaciones del saber. Este saber es a la vez arte, ciencia, filosofía, es decir, conocimiento de la realidad. La pintura, por ejemplo, es entendida como un experimento intelectual, un intento de comprensión y análisis de la realidad que asume también funciones de ciencia y saber teóricos, filosófico y matemático. En el taller del pintor se realizan estudios de perspectivas, análisis de las condiciones del espacio y de los volúmenes de los cuerpos. En realidad, en toda contemplación estética se actualiza el contenido de verdad que hay en la obra de arte.

    • El arte como conciencia crítica de la sociedad: El arte acentúa el aspecto realista y pretende describir las condiciones reales de la vida desde un punto de vista crítico. En contra de la teoría de la catarsis aristotélica que pretende que el espectador se implique emocionalmente en la obra, autores como Bertold Brecht sostienen la teoría del extrañamiento en el teatro, según la cual, el espectador debe distanciarse del espectáculo para poder reflexionar críticamente sobre lo expuesto en la obra. Para la Escuela de Frankfurt, el arte debe realizar un análisis social de la realidad. Sartre, por su parte, defiende la teoría del compromiso que mantiene que el escritor debe estar al servicio de la lucha por la libertad. Sólo la poesía,como algo creativo y experimental, se libra de esta exigencia.

    7. LA INTERPRETACIÓN DE LA OBRA DE ARTE

    Una vez que estamos ante una auténtica obra de arte, al espectador le surge un problema sobre cómo debe acercarse a esa obra para aprehender de ella lo artístico en toda su plenitud. Los críticos y los filósofos del arte señalan que en la función estética se pueden diferenciar claramente dos momentos:

    1. Momento de la contemplación: Mantienen que hay que acercarse a la obra de arte con una actitud desinteresada y , simplemente, gozar de ella, sentir lo que comunica. Para sentir ese placer y vivir esta experiencia no es necesario ningún conocimiento sobre arte. Todos podemos gozar de la belleza y la sublimidad que porporciona la obra artística.

    2. Momento de la reflexión: En este estadio es cuando se analiza y estudia la obra de arte para poder interpretarla y entenderla. A este respecto existen dos posturas:

      1. Contextualismo: Para entendere interpretar correctamentela obra artística de un autor, así como para poder apreciarla en su justa medida, es encesario conocerel contexto global o el marco en el que se inserta esa obra particular. Así, se hacen necesarios ciertos conocimientos acerca de la vida del artista, la intención que perseguía, el bagaje cultural y artístico que poseía, la época y el lugar en el que desarrolló su actividad, los adelantos técnicos que estaban al alcance… Todos estos datos se consideran imprescindibles para entender esa obra en particular y poder, también,enriquecer y hacer más plena su contemplación.

      2. Aislacionismo: Para poder apreciar y entender una obra de arte no esnecesario salir fuera de la obra misma. El arte sólo requiere una contemplación abierta y una auténtica atención, pero no precisa de ningún otro conocimiento externo. Si para valorar una obra es necesario, por ejemplo, compararla con las demás producciones de su época o tener en cuenta los medios técnicos que se han aplicado, entonces es que ese objeto no es una verdadera obra de arte. Una obra artística es autosuficiente y autónoma, no necesitamos saber nada de su autor ni de su época para darnos cuenta de su grandiosidad y belleza. El arte auténtico conmueve y deleita por sí mismo.

    8. ANÁLISIS FILOSÓFICO SOBRE LAS ÚLTIMAS TEORÍAS ESTÉTICAS SOBRE EL VALOR ESTÉTICO

    Las obras de arte pueden impresionarnos profundamente, reorientar nuestras ideas o nuestros sentimientos, conmovernos o aturdirnos, pero no necesitamos encontrarlas agradables; y, sin embargo, es esta cualidad hedonista la ordinariamente connotada cuando deniminamos a algo bello, pudiendo considerar lo bello como sinónimo de valor estético. Ahora bien, qué se debe entender por valor estético y cómo y en base a qué se debe atribuir el valor estético a un objeto. En el deseo de clarificar esta cuestión existen especialmente dos teorías acerca del valor estético:

    • Teoría subjetivista: El subjetivismo en teoría estética defiende tenazmente que no se dan en los objetos estéticos propiedades realizadoras de belleza, sino sólo diversas reacciones ante ellos; y que la atribución de valor estético sóo puede hacerse válidamente cuadno el observador reacciona en determinada forma al objeto. Con otras palabras, la belleza es siempre una característica para ti o para mí. La expresión esto es bello para mí carecería de sentido si la belleza fuese una característica objetiva de las cosas. Cuando el especialista en arte denomina bella a un pintura, se está refiriendo a alguna relación entre él mismo y el objeto estético; generalmente, a la relación de gustarle o agradarle estéticamente.

    Ahora bien, la teoría subjetivista, aunque tiene un cierto atractivo superficial, es indudablemente errónea. A una persona puede agradarle una pintura sin considerarla buena; y puede también considerarla buena sin que le agrade realmente. Por otro lado, hace inviable el desacuerdo en materia estética. Si alguien dice X es bueno y otro replica X no es bueno, pretendiendo el oprimero decir me gusta x y el segundo no me gusta X, no hay ningún tipo de desacuerdo entre ambos. Las dos afirmaciones son probablemente verdaderas; ninguno de ellos sobre su agrado o desagrado. Ninguna de las dos afirmaciones es considerada por uno verdadera y por el otro falsa.

    Para superar algunas de estas dificultades, cabría adoptar la postura sociológica de que X es estéticamente bueno significa, no a quien lo afirma le agrade estéticamente X, sino que agrada también a la mayoría de la gente. Dicho sondeo establecería un genuino desacuerdo; pero, desafortunadamente para la teoría, sería un desacuerdo relativo que no serviría para encontrar una solución satisfactoria. Porque una cosa es discutir sobre lo que prefiese la mayoría de la gente y otra muy distinta hacerlo sobre si las obras de arte son buenas. Una persona que se pronuncia con entusiasmo a favor de cierta obra de arte, no sería disuadida de su entusiasmo por saber que la mayoría piensa lo contrario. El hecho de que la mayoría prefiera A o B, no nos dice nada sobre A o B, sólo nos dice que es más numerosa la gente que prefiere A que la que prefiere B. Pero la mayoría puede estar equivocada, ya que en el concepto de la mayoría no se encuentra implícito ni el concepto de la verdad ni la aplicación de la verdad a un consenso mayoritario. En este sentido, se podría intentar subsanar este defecto especificando que en el sondeo sociológico sólo se tiene en cuenta las respuestas de cierta clases de personas. Así, X es bueno significaría que a la mayoría de los mejores críticos les agrada. Pero entonces habría que determinar y en función de qué quiénes son los mejores críticos. Lo que sí parece estar claro es que parece haber una diferencia de significado entre una afirmación sobre el mérito de una obra de arte y otra afirmación sobre el veredicto de quienes la juzgan.

    • Teoría objetivista: Esta teoría postula que cuando atribuimos valor estético a una obra de arte estamos atribuyendo valor a la obra mismo. Estamos diciendo que tiene valor estético, y que este valor se basa en la misma naturaleza del objeto, no en el hecho de que a la mayoría de los observadores les guste o les agrade. El que les agrade sería consecuencia del hecho de poseer valor est´ñetico; pero la atribución de valor no consiste en elhecho de que la obra agrade a cualquier crítico u observador. Lo que una obra de arte exige del observador, es un juicio ponderado de su mérito; y este juicio se basa únicamente en las propiedades de la obra, no en las cualidades del observador o en su relación con ella.

    Ahora bien, ¿hay alguna propiedad o serie de propiedades que constituya valor estético? ¿Hay alguna serie finita de propiedades que si están presentes, garantizan que el objeto estético es bueno, y si no lo están garantizan que no lo es? Una postura en torno a esto asegura que existe una propiedad común a todos los objetos estéticos que puede hallarse presente en diversos grados de tal forma que el grado de su presencia confiera a la obra el valor estético que posee. Esta propiedad se denomina generalmente belleza.

    Cabe, no obstante, preguntar: ¿Qué es lo que constituye la belleza y cómo reconocer su presencia? A esto se responde a menudo que la belleza es una propiedad simple, inanalizable, cuya presencia sólo puede ser intuida, pero no determinada a través de test empíricos, ya que la propiedad en cuestión no es empíricamente verificable, sino que sólo puede ser intuida. Y es un hecho notorio que las personas tienen intuiciones conflictivas.

    9. ARTE Y VERDAD

    Un juicio estético no es un juicio sobre la bondad o maldad de algl en sentido moral, ni tampoco sobre la verdad o falsedad de las afirmaciones. Una obra de literatura no se considera mejor o peor estéticamente por basarse en hechos históricos, o por contener descrpciones verdaderas sobre diferentes tipos de conocimientos como pudiesen ser, por ejemplo, la geología o la astronomía entre otros muchos; ni incluso por presentarse en ella una concepción verdadera de la vida. Sin embargo, las obras de arte tienen cierta relación con la verdad, relación sobre la que sí se puede reflexionar filosóficamente a través de la Estética, como rama de la Filosofía.

    Hay muchas proposiciones explícitamente formuladas en las obras de literatura, y sólo en la literatura, porque sólo ella utiliza las palabras como medio. Ahora bien, dado que toda proposición es verdadera o falsa y dado que la literatura contiene muchas proposiciones, el arte literario debe contener verdad o falsedad en este sentido. Por ejemplo, una novela sobre la vida de Napoleón contiene sin duda muchas proposiciones supuestamente verdaderas acerca de su vida, aunque es obvio que también podría contener proposiciones falsas bien por falta de un riguroso estudio histórico por parte del novelista, o bien porque en el novelista hubiese una malintecionada intención de mentir o tergiversar ciertos aspectos biográficos de Napoleón.

    Pero de mayor interés e importancia son aquellas proposiciones que se hallan implícitas, en vez de ser explícitamente formuladas. Esto plantea de inmediato la siguiente cuestión: ¿Cuál es el sentido de implicar en el que las obras de literatura pueden contener proposiciones implícitas? El sentido en cuestión de implicar o dejar entrever es probablemente el mismo en que lo utilizamos en la vida ordinaria cuando decimos, por ejemplo: Él no dijo que ella le había rechazado, pero lo dio a entender. La afirmación explícita ni implicaba lógicamente la proposición, pero sí contextualmente. Esto significa que el empleo de ciertas afirmaciones, no tanto por las afirmaciones en sí mismas, acompañadas de ciertos gestos y tonos de voz especiales, implican una proposición en el sentido de que nos permiten deducir su auténtico y verdadero significado. En otras palabras, que la manifestación implícita que no aparece objetivamente en la expresión artística se capta por medio de una inferencia a partir de unas proposiciones que sí están explícitamente presentes en dicha expresión artística. Y, sin embargo, la objetividad de lo que está explícito no es el auténtico sentido ni significado de lo que se pretende comunicar. De una manera más compleja, aunque no distinta en principio, muchas concepciones sobre la vida del hombre, la muerte, el amor y el entorno cósmico de la vida humana se hallan implicadas en innumerables obras de arte literarias.

    Leyendo obras de literatura se pueden a veces inferir proposiciones acerca del autor: sus intenciones, sus motivos conscientes o inconscientes, su mentalidad general, sus deseos y simpatías, etc. Estas inferencias son a menudo peligrosas, aunque la inferencia puede ser perfectamente válida: en una novela puede inferirse qué tipo humano considera más favorablemente el autor, partiendo de la simpatía con que describe sus caracteres; o qué temas le preocupan especialmente, partiendo de la frecuencia con que los trata. Las deducciones relacionadas con los móviles del autor, especialmente con los inconscientes, son mucho menos seguras; pero con el avance de los conocimientos psiquiátricos, no hay razón alguna para que no podamos lograrlo.

  • 1   2   3

    similar:

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa preocupación por el arte es visible en gran parte de los escritos...
    «La voluntad de poder como arte», persigue la historia de la estética, con el fin de averiguar su origen y vicisitudes, qué era el...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa commedia dell’arte (entendiendo arte como saber hacer, oficio)...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconResumen El acento del trabajo está en el cruce de la filosofía, la...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconE L arte que propone un análisis del concepto del arte que se valora...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLas matematicas y su relacion con el arte

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa Rama Secular del Instituto religioso de los Sagrados Corazones...
    «tercera rama» del árbol congregacional. En éste, que es el último número de Com-Union del sexenio, hemos podido reunir las experiencias...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconDichos talleres están siendo impartidos por estudiosos del arte,...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconTextos de las vanguardias y del novecentismo
    «pueblo». Habituada a predominar en todo, la masa se siente ofendida en sus «derechos del hombre» por el arte nuevo, que es un arte...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconEl arte puede definirse como las actividades o producciones del ser...

    Rama de la Filosofía que se ocupa de las artes y de las experiencias que tienen relación con la obra de arte. La estética, también conocida como filosofía del arte iconLa música (del griego: μουσική [τέχνη] mousikē [téchnē], "el arte...






    © 2015
    contactos
    l.exam-10.com