El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y






descargar 12.1 Kb.
títuloEl fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y
fecha de publicación18.07.2015
tamaño12.1 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
COMENTARIO PRUEBA 1

Santiago Gómez M.

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y asaltada por un fantasma durante la noche. Sus rasgos literarios y la fecha de publicación hacen de este texto un ejemplar de la literatura contemporánea: éste exhibe una serie de tendencias tanto a nivel lingüístico como literario que vale la pena someter a un minucioso análisis.

En primera instancia, es evidente que la idea principal del texto es que se desea retratar el terror vivido por la víctima del fantasma durante el ataque y sus consecuencias a través del sueño de otra persona. De esta idea se desprenden varios temas tratados a lo largo del texto: por ejemplo, cuando el narrador establece que “Muchas veces bromeábamos sobre el asunto. Discutíamos si en realidad el Fantasma del Archivo, del que todos sabíamos que se alimentaba de legajos y que, opcionalmente enriquecía su dieta con la energía desprendida por el horror de algún incauto, podría alguna vez, apoderarse de nosotros”, hay una referencia al tema de la subestimación. De la misma manera, es recurrente la alusión que existe al sentimiento de miedo de la víctima, evidenciado en citas tales como “Tus lágrimas, de desesperación primero, y de miedo resignado después, dibujaban en tu rostro infantil, de permanentes y asombrados ojos, unos surcos salados y resecos…”. Estos temas son los que constituyen, junto con la idea principal, la esencia del fragmento en términos de estilo: el carácter macabro de la escena, la agitada interioridad de los personajes y el misterio son los axiomas principales sobre los que la narración se estructura. Veremos a continuación como la transmisión de estas ideas es lograda a partir de los elementos formales y estilísticos.

Resulta interesante la manera en la cual el autor ha dispuesto los recursos formales: las peculiaridades de los personajes, el tiempo, la narración y el espacio demuestran una clara tendencia hacia lo moderno en términos literarios. La voz narrativa, por ejemplo, exhibe características tanto de homodiegético como de heterodiegético: por el hecho de ser un personaje con un rol activo en la acción, se le podría clasificar como un narrador “testigo” u homodiegético. Sin embargo, por el hecho de que la acción se desarrolle en el sueño de este personaje, se le concede la posibilidad de tener focalización cero y de conocer todo el universo lingüístico, cosa que va en contra de la definición tradicional del narrador espectador y es más afín a la voz omnisciente. Esto se refleja en la frase “Y de tu risa, cuando comprendiste, en un momento, que la trampa había sido abierta y que finalmente habías caído en ella”; el hecho de que se pueda conocer la interioridad y exterioridad del universo literario a través de una homodiégesis rompe con el modelo común. También cabe resaltar que el narrador, en vez de narrar a una audiencia genérica, se dirige a un “tú”, la cual resulta ser la misma vícitma; es casi como si estuviese teniendo una conversación con ella. El sacrificio de las formas convencionales en aras de una exploración de la nuevos moldes y maneras de escribir, muy usual en la literatura moderna, también están presentes en los factores del tiempo y del espacio. Llama la atención, por ejemplo, que en el último párrafo se haga evidente que lo que sucedió en el sueño ocurrió realmente; las oraciones “A pesar de ello, nunca imaginé que tuviera que susurrar mi sueño de este modo: tú delirante, con los ojos llenos de imágenes remotas y terribles. La enfermera, un ser odioso que quiere deshacerse de mí, me asegura que no tienes pulmonía a pesar de la fiebre” implican que, una vez el narrador se levanta de su sueño, va a algún centro de salud (lo cual se infiere a partir de la presencia de la enfermera) y le susurra su sueño a aquella persona, que exhibe heridas consistentes con el ataque soñado. Por tanto, la cadena de eventos relevantes al ataque del espíritu, junto con el espacio y tiempo donde ocurren, sufren una especie de duplicación: ocurren tanto en un ámbito onírico como en un ambiente real, lo cual constituye, junto con la presencia fantasmagórica, el elemento fantástico del texto. A esto, se le suman los demás rasgos del espacio-tiempo: la “laberíntica biblioteca podrida y oscura de la casa” se configura como un locus tremens con un ambiance gótico. El tiempo ambiental es otro indicio que no engaña, puesto que la tormenta le añade un clásico toque de terror a la escena. La consignación precisa y recurrente del tiempo ( llamadas cronografías y presentes en oraciones como “Soñé que te encontraban por la mañana, minutos antes de las ocho”) En pocas palabras, es evidente que hay una concentración significativa de elementos que producen el misterio, el suspenso y, en últimas, el terror.

El orden temporal también evidencia la búsqueda de la innovación en este texto, dado que no se utiliza la estructura lineal básica. En vez, el fragmento inicia por el final y, a manera de recuerdo, relata todos los eventos principales. Por tanto, se ve la presencia de una estructura in extrema res . Incluso dentro del relato de los recuerdos del sueño hay rupturas temporales (una analepsis, para ser más exacto). La retrospección comienza en la línea once y alude a la subestimación que el narrador y la víctima hacen del fantasma. Esto le permite al lector contrastar los prejuicios de estos personajes con el asalto del fantasma y así poder crear una idea de la dimensión del peligro que la presencia de ultratumba implica.

El texto también es rico en términos estilísticos: hay una serie de recursos a nivel semántico y morfosintáctico cuya relevancia hace imperioso su análisis.

En cuanto a las consideraciones morfosintácticas, cabe resaltar el uso excesivo de adjetivos y comas. La adjetivación recurrente se refleja en frases como “Soñé que tu cuerpo frágil y enjuto se doblaba sobre la mesa de tu despacho perdido en la laberíntica biblioteca podrida y oscura de la casa” o “Durante largas horas me persiguió el tormento, esta noche, de tu rostro pálido y dolorido, que gritaba” y se utiliza para añadir suspenso e intensificar el efecto sobre el lector mediante la atención al detalle. Igualmente, la presencia del asíndeton le da una ligereza al texto (ejemplificase esto en la oración “Y de tu risa, cuando comprendiste, en un momento, que la trampa había sido abierta y que finalmente habías caído en ella.”) que es congruente con la intriga que se quiere lograr. También es necesario resaltar la reticencia del último párrafo, que cierra el fragmento de manera contundente: “tan fría..., estando el Fantasma allí, aún, en acecho”. La frase deja una impresión terrorífica y funesta alcanzada mediante el uso de puntos suspensivos. Es de esperar, dado el contexto literario, que las oraciones sean simples y concretas y que carezcan de una sobrecarga de adornos a nivel gramatical.

Los elementos del nivel semántico también son de gran importancia, a pesar de la simplicidad exhibida en el texto. Por ejemplo, los entes estilísticos que más contribuyen al efecto del suspenso son la descripción y la imagen sensorial, especialmente las de corte feísta. Frases como “Acuérdate que comentábamos siempre que el Fantasma no conseguiría romper nuestra barrera; no podría subyugarnos con su lengua fría y grande” o “…medio muerta de frío entre los polvorientos legajos amarillos y hediondos del archivo de la casa” ejemplifican esta afirmación: es lógico pensar que en una narración de terror se apele a los sentidos y a las descripciones minuciosas para generar terror. De igual manera, la consolidación de campos semánticos de lo fúnebre y lo mórbido, evidenciados en alabras como “trampa”, “atrapada”, “herida”, “malestar” , etc. Son determinantes en la creación de una atmosfera de miedo. Hay además metáforas tales como “unos surcos salados y resecos que resbalaban hasta la barbilla temblorosa y terminaban al filo de la garganta, irritada de tanto gritar y pedir socorro.”que, junto a los campos semánticos en mención, aluden a la idea de sufrimiento.

En síntesis, vemos que, a partir de una economía de elementos formales y estílistioc, se logra obtener la atmosfera deseada y se impacta al potencial lector al envolverlo en una escena de suspenso y terror que combina elementos clásicos e innovaciones propias de las tendencias más recientes. Está además la ruptura del espacio-tiempo tal y como lo conocemos, lo cual da pie para que la configuración de un elemento fantástico trascienda el estereotipo de un fantasma y llegue a formas más interesantes como lo es una fusión entre lo onírico y lo real. El fragmento de “La larga noche” es, en suma, el ejemplar de la versión moderna del miedo, la concentración exagerada de catalizadores emocionales y el frenesí de ficción mórbida.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y iconComentario de texto narrativo: “la noche larga”

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon1. Clasifica a qué género y subgénero literario pertenece este fragmento. Explica tu respuesta

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon1. Clasifica a qué género y subgénero literario pertenece este fragmento. Explica tu respuesta

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon3. El cuento como género narrativo

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon3. El cuento como género narrativo

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon3 el cuento y el microcuento el cuento el cuento es un texto narrativo breve

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y icon” -aldous Huxley. Número 10. México, Miércoles 26 de Marzo del 2014....

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y iconEs un territorio desconocido, sobre todo porque ha funcionado como...

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y iconEl texto de este Romance se incorpora, en consideración a la dificultad...

El fragmento de “La noche larga” de Carmen Botello, perteneciente al género narrativo y al subgénero de cuento, trata sobre una mujer que ha sido depredada y iconEl cuento que vamos a leer fue escrito por Enrique Anderson Imbert,...






© 2015
contactos
l.exam-10.com