Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad






descargar 62.66 Kb.
títuloSoy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad
fecha de publicación15.07.2015
tamaño62.66 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos




José Alfredo González Celdrán

jagceldran@hotmail.com

José Alfredo González Celdrán.

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad

y ahora soy profesor de Griego en Bachillerato. Descubrí los enteógenos por pura casualidad, leyendo el primer volumen de la

Historia de las Drogas de Antonio Escotado, y ahora me dedico a investigarlos desde la vertiente humanística: rastreo aquellos

mitos tras los cuales se halla un enteógeno y los analizo a conciencia. He publicado varios artículos sobre enteógenos, también

sobre chamanismo y arte rupestre, en colaboración con Juan Jordán Montés, y soy autor de los libros Hombres, Dioses y Hongos,

publicado por Edaf en 2000, y The Hidden World, en colaboración con Carl A. P. Ruck, Blaise D. Staples y Mark A. Hoffman, de

próxima publicación por la Universidad de Carolina (USA). En la actualidad llevo a cabo, con C. A. P. Ruck y Steve Berlant un

estudio sobre las claves chamánico-enteogénicas de la religión egipcia.

AOL2002

17

Al Otro Lado de la Ciencia

Publicación Mensual Gratuita dedicada a la divulgación de artículos sobre Ciencias Alternativas.

Difundida desde la WEB http://www.alotrolado2002.com

V Año

3ª Época, Num 9

Mayo 2007

Todos los derechos Reservados

Los artículos son propiedad

intelectual del autor/es.

El asunto UMMO, que pudiéramos considerar una anécdota, fue algo más importante que

eso dentro de la historia de la Ufología Española. No sólo aquí, sino en muchos otros sitios

originó, como sucede desgraciadamente con frecuencia, movimientos de seguidores, que

como la mayoría de estos movimientos se rigieron por los parámetros que definen a un

grupo sectario, con las connotaciones negativas que ello supone.

Y cuando José Luis Jordán Peña se atribuyó la autoría de todo cuanto se relacionaba con

UMMO en 1993, declaró asimismo que se encontraba arrepentido por no haber previsto

estas consecuencias, cuando según sus palabras, sólo buscaba llevar a cabo un experimento

psico-social.

Independientemente de que Peña se declare autor de los hechos y la mayoría de los

ufólogos estén de acuerdo en admitirlo así, yo, estando también de acuerdo en admitir el

fraude, me resisto no obstante en creer que haya sido este hombre solamente quien

organizó tal montaje. Tiendo a pensar en que hay algo más, o para expresarme mejor "hay

alguien más" detrás de todo ésto. Y creo que se trata de algún Servicio Secreto, o alguna

Agencia de Seguridad del Estado quien lo organizó, utilizando a Jordán Peña como cabeza

visible, o bien una vez iniciado el experimento por el tal Jordán, se agregaron y

participaron activamente en el fraude.

¿Con qué objetivos? Ese es el quid de la cuestión. Bien pudo ser para comprobar la

facilidad de manipulación social, (yo mismo me he visto sorprendido por la facilidad con

que se manipula a la sociedad, en cualquier orden de cosas), o para llevar a cabo algún tipo de control sobre los grupos e

investigadores que conformaban estos movimientos ufológicos en una época en que las conspiraciones políticas estaban a la orden

del día. No olvidemos que entre los tertulianos de "La Ballena Alegre" se contaban embajadores, políticos e intelectuales de

diverso pelaje e ideología, y se "camuflaban" bajo estas reuniones platillistas personas que tenían otros objetivos.

Existe una referencia del propio Jordán Peña en cuanto a que el OVNI que él vió "no era extraterrestre", sino un prototipo militar

de una potencia de este planeta. Pero, ¿realmente llegó a ver algún OVNI? También afirmó que en todo el asunto estaba implicada

la CIA, realizando un experimento de control social. ¿Es cierto cuanto dice Peña? Su credibilidad está bajo mínimos, la verdad sea

dicha.

Para añadir más leña al fuego, en plena España Católica, Apostólica y Romana, donde el Franquismo se había erigido como

garante de la espiritualidad de Occidente, un cura, el párroco de la localidad sevillana de Mairena del Alcor, publica a los cuatro

vientos que los extraterrestres, los ummitas, habían aterrizado y establecido una colonia en España. Pero fue más allá, llegando a

afirmar que Jesucristo era un ummita, y que se había encarnado hacía miles de años en ese planeta, como un esclavo de nombre

Ummo-Woa. ¿Un cura, diciendo eso en esos tiempos, en España? ¡Sorprendente! Los medios de comunicación se hicieron rápido

eco de ésto, y el cura acabó publicando un libro titulado "Mirando a la lejanía del Universo", que me apresuré a comprar sin dar

crédito a lo que estaba pasando. Seiscientas páginas del libro dedicadas a UMMO. ¡Alucinante!.

Con estos ingredientes, la ufología fue llegando al conocimiento del público en general, aderezado con algunos casos más o menos

sorprendentes de avistamientos OVNI en nuestro país. Los implicados (los serios y los alucinados), salían con frecuencia en

programas de radio y televisión, y las revistas y publicaciones sobre el tema OVNI fueron ganando adeptos. Y comenzaron a

proliferar los grupos ufológicos, muchos de los cuales duraban muy poco tiempo, pero otros se estabilizaron y muchos sobreviven

en la actualidad. Pero también aparecieron personajes que protagonizaron episodios lamentables en nuestra historia ufológica: Los

suicidas.

AOL2002

18

Al Otro Lado de la Ciencia

Publicación Mensual Gratuita dedicada a la divulgación de artículos sobre Ciencias Alternativas.

Difundida desde la WEB http://www.alotrolado2002.com

V Año

3ª Época, Num 9

Mayo 2007

Todos los derechos Reservados

Los artículos son propiedad

intelectual del autor/es.

Se tumbaron en el suelo, colocando la cabeza sobre los raíles de la vía. Sus compañeros de grupo, que les habían acompañado, les

miraban en silencio, sin actuar, sin intervenir para impedir aquel drama, como si fueran autómatas sin voluntad propia. Una fría

determinación se hallaba en el cerebro de José Rodríguez, quien vió que su amigo Turú, sin embargo, vacilaba. Lo animó. Le

dijo que debería tener confianza. Y le ayudó a colocarse un algodón empapado en éter sobre la nariz y boca, para que sus sentidos

quedasen adormecidos y pudiera superar aquella dura prueba que, según afirmaban, era necesaria para poder reunirse con sus

hermanos del Cosmos, los extraterrestres, que les esperarían en el planeta Júpiter. Pero para poder llegar a ese destino deberían

antes desembarazarse de su cuerpo físico, pues sólo en astral penetrarían en su nueva vida. Era pues necesario morir para renacer a

la nueva vida. Era la nueva teoría místico-cósmica nacida de la mente de José Rodríguez, teoría que en sólo 15 días trasladó a la

mente de Juan Turú, llevándolo a la muerte con él, lo que da idea de su poder de convicción; si es que no hay nada más detrás de

esta macabra historia, claro. Un tren se acercaba. La vibración de los raíles así lo confirmaba, e instantes después, a gran

velocidad, las frías ruedas cortantes como cuchillas, separaban las cabezas de los dos desdichados de sus cuerpos. El tren se alejó

velozmente, perdiéndose en la lejanía, y en el lugar reinó un espantoso silencio. Los acompañantes, atónitos, sobrecogidos, una

vez que el convoy cumplió con su fatal destino de segar las vidas de los dos "contactados", se acercaron tímidamente y dejaron

sobre el cadáver de Turú una nota escrita por los suicidas como despedida. El texto decía:"Los extraterrestres nos llaman. WKTS

88". Después, lentamente y en silencio, se alejaron. Era el 19 de Junio de 1972. Fecha fatal, de horrible recuerdo para la Ufología

Española. El lugar: Km. 335 del ferrocarril Tarrasa-Barcelona.

Han pasado casi 35 años desde este luctuoso y sorprendente suceso, y las cosas no están nada claras. Todavía nadie ha llevado a

cabo una investigación en condiciones para esclarecer los motivos que llevaron a los dos "contactados" a tomar la fatal decisión de

acabar con sus vidas. ¿Lo hicieron libremente, convencidos en su locura de que era la forma idónea de ir a vivir con los supuestos

seres extraterrestres? ¿Se suicidaron José Rodríguez Montero, de 47 años, y Juan Turú Valles, de 21 años, o "los suicidaron",

dentro de algún tipo de experimento de control mental, llevado a cabo por algún organismo oficial de algún país? ¿Qué tenía que

ver ésto con el caso UMMO?.

Todos los ufólogos de la época quedaron hundidos psicológicamente, y alguno, como Marius Lleguet, perteneciente al C.E.I.

(Centro de Estudios Interplanetarios, del que también había formado parte Juan Turú, uno de los fallecidos), destinatario de alguna

carta póstuma de los suicidas, se desligó definitivamente de la ufología, aterrado por lo sucedido. Nadie entendía nada. La

investigación judicial se hizo superficialmente, pues consideraron que era un caso claro de dos "chalados de los ovnis" que en su

locura habían tomado esa fatal decisión de acabar con sus vidas.

Pero, ¿fue realmente así? 2 de Abril de 1978, Lérida. Dos jóvenes llamados Juan José Gómez Vargas, de 18 años y Francisco

Sauren Prim, de 16 años, deciden poner fin a sus vidas sobre las vías del tren, para poder reunirse con sus "Hermanos del

Cosmos". Otras dos jóvenes vidas segadas en aras a un supuesto contacto extraterrestre. Y el mismo sistema para el suicidio. Es la

triste repetición de la historia de los suicidas de Tarrasa. ¿Qué relación existe entre ambos casos?.

Por aquellos tiempos se había dado a conocer lo que se ha dado en llamar

el "Caso Tivissa", que toma el nombre de esa localidad, existente en la

provincia de Tarragona. Todo partió de unas noticias publicadas en la

Prensa, concretamente a partir de una carta recibida en la redacción del

noticiario barcelonés "Tele Express", en la que un supuesto testigo de un

avistamiento narraba un aterrizaje de una nave en el área de Tivissa,

nave de la que supuestamente descendió un ser morfológicamente

parecido a un pulpo, pero con cuatro tentáculos, en lugar de ocho. En este

asunto se interesaron muchos investigadores, entre ellos Vicente Juan

Ballester Olmos, quien posteriormente lo calificó de fraude. Ballester es

quien conserva los informes completos del caso, copias de ellos, pues

la información original desapareció misteriosamente de los archivos del

CEI, por alguien que estaba interesado en silenciar el asunto.

Otro investigador, Julio Roca Muntañola también se interesó por el caso, pero fue excesivamente reservado, guardando silencio,

siguiendo las instrucciones de alguien que nunca se pudo conocer. Este investigador sí estaba convencido casi totalmente de la

realidad de los sucesos de Tivissa. En esta zona, los avistamientos de objetos no identificados eran muy comunes, hasta el punto

de que los habitantes de la zona los consideraban como algo normal. Se habló de que existía una puerta dimensional en Tivissa, y

el lugar se convirtió en lugar de peregrinación de creyentes y de contactados. Allí fueron los suicidas de Tarrasa, y a la misma

zona fueron, también, los suicidas de Lérida, que siguieron paso por paso cuanto habían hecho los anteriores.

Bebieron, pues, de la mismas fuentes, se alimentaron con las mismas falsas ilusiones, adoraron a los mismos ídolos con pies de

barro, y se inmolaron estúpidamente por la misma causa. Curiosamente, las personas que más contacto tuvieron con los suicidas

AOL2002

19

Al Otro Lado de la Ciencia

Publicación Mensual Gratuita dedicada a la divulgación de artículos sobre Ciencias Alternativas.

Difundida desde la WEB http://www.alotrolado2002.com

V Año

3ª Época, Num 9

Mayo 2007

Todos los derechos Reservados

Los artículos son propiedad

intelectual del autor/es.

de Tarrasa, como Lleguet y Martín José Labay, intentaron suicidarse ellos también. Marius Lleguet dos veces, acabando en un

psiquiátrico por espacio de un año, y Martín lanzándose al patio de su vivienda, desde una altura de siete pisos. Por cuestiones de

contactismo hubo otras muertes, gente que se levantó la tapa de los sesos, o se disparó mortalmente en el pecho, dejando notas

sobre el motivo que les llevaba a semejante acción fatal. Niños y jóvenes, supuestos "contactados", que a través de la oui-ja o de

la psicografía recibieron las indicaciones de sus "guías" para poner fin a sus vidas, desembarazándose de sus cadenas físicas que

les impedían reunirse con tales "guías".

A partir de éstos sucesos, y precisamente debido a esa causa, comenzaron a aparecer investigadores que se mostraron críticos y

comenzaron a poner algo de orden en tamaña locura. El ya nombrado Vicente Juan Ballester Olmos, Félix Ares de Blas, David

Gustavo López, Luis R. González, José Ruesga Montiel y otros trataron de racionalizar la Ufología Española, a quienes se fueron

uniendo las nuevas generaciones de ufólogos. Revistas como "Stendek", en el seno del C.E.I, otras como "Karma-7",

"Contactos Extraterrestres", "Mundo Desconocido", etc. algunas ya desaparecidas y otras aún supervivientes popularizaron

aún más el tema.

En la parte “tradicional”, (por llamar de alguna forma a la Ufología de espectáculo y poco crítica), estaba Antonio José Alex, con

su programa radiofónico "Medianoche", que hizo furor y llenó de fantasía las noches de millones de españoles. El

pseudoinvestigador Juan José Benítez, que fue muy contestado, muy criticado por sus compañeros ufólogos, por su forma de

entender el tema y su casi nula credibilidad, y en televisión el Dr. Jiménez del Oso, que fue un personaje muy controvertido. No

faltaban en la parte "alienada", los grupos y misiones de contactados, como Misión Rama o Fraternidad Cósmica.

Se hizo una diferenciación clara entre lo que era o debía ser Ufología y lo que debía llamarse Ufolatría, aunque aún hoy existen

muchas personas incapaces de hacer esa diferenciación. En Televisión aparecían tanto personas serias y racionales hablando del

Fenómeno OVNI, como programas en los que se incluía a desequilibrados y bufones, que contribuían al desprestigio del tema.

Hubo una fuerte escisión entre dos formas de concebir el tema. Por un lado, los considerados fabuladores, liderados por Juan José

Benítez, que tuvo fuertes enfrentamientos con Vicente Juan Ballester Olmos, y el sector crítico, considerado por Benítez como el

"Lado Oscuro", entre los que incluyó a nuestro Grupo GEIFO, grupo a quienes nos declaró la guerra sin cuartel, afirmando que

obedecíamos a Servicios de Inteligencia del Estado, como el C.E.S.I.D. Y así están aún las cosas en la actualidad, con el agregado

de grupos llamados escépticos, que bajo mi punto de vista son, en ocasiones, excesivamente radicales.

¿Y qué fue de Jordán Peña y sus maquinaciones? José Luis Jordán Peña, como ya hemos adelantado, confesó ser el autor del

fraude UMMO en 1993. Según decía, lo había hecho como experimento social, aunque son muchos los que opinan que más bien

lo hizo porque era una persona irresponsable, incapaz de calcular el alcance de sus acciones, o porque le faltaba un tornillo.

Acabó en la Sociedad Española de Parapsicología, donde continuó con

sus tonterías. Porque por esta estupidez del fraude Ummita, se

cometieron muchas barbaridades, y aún hoy en la actualidad se siguen

cometiendo.

No olvidemos la fundación, basándose en este tema, de la secta

EDELWEISS (creada en Madrid, en 1970, por Eduardo González

Arenas, alias "Eddie" -supuesto extraterrestre, que acabó sus días

degollado por un joven-, secta que tenía por objetivo captar a menores

de edad, a quienes se les marcaba a fuego el símbolo de UMMO, que

eran inducidos a prácticas homosexuales al servicio de los jefes de la

secta), ni de los suicidios de personas, ya de por sí mentalmente

desequilibradas, a quienes se les llena aún más su cerebro con historias

y tonterías de esta naturaleza, que ellos toman en serio y que les lleva a

realizar acciones con desenlace fatal, en ocasiones.

Luchar contra la mentira, contra la superchería, contra el fraude, está

bien, es encomiable, se debe hacer siempre, pero nunca a base de

elaborar otros fraudes, para demostrar tonterías que están más que

demostradas.

No sé si Jordán Peña es o no psicólogo, pero compadezco a quien caiga

en sus manos. Dios libre a la sociedad de "cerebritos" como éste, y de

quien dudo que las razones para realizar este fraude fueran las que él

comenta. Algo más sucio existía en este asunto.

AOL2002

20

Al Otro Lado de la Ciencia

Publicación Mensual Gratuita dedicada a la divulgación de artículos sobre Ciencias Alternativas.

Difundida desde la WEB http://www.alotrolado2002.com

V Año

3ª Época, Num 9

Mayo 2007

Todos los derechos Reservados

Los artículos son propiedad

intelectual del autor/es.

Y a los grupos de escépticos, que celebran estas imbecilidades con mucho ja, ja, y ji, ji, pedirles un poco de responsabilidad. La

misma que se pide a los que ellos atacan, con razón en muchas ocasiones. Porque los fraudes, cuando no son vistos como tales por

personas mentalmente desquiciadas como los suicidas de determinados grupos, lo que hacen es "confirmarles" en sus locuras, y

darles un empujoncito más en su caída por la pendiente de la alienación y a veces, demasiadas veces, en el suicidio ritual. No se

puede jugar con según qué cosas.

Bajo mi punto de vista, José Luis Jordán Peña debe pasar a la Historia de la Ufología como un irresponsable, e irresponsables

también quienes le apoyen. Tan irresponsables como aquellos que intentan mantener como realidades hechos que no lo son, los

que defienden el contactismo, y los engañabobos y mercachifles del OVNI.

Ese experimento ha escapado a su control. Él mismo lo reconoció, y se sintió culpable de lo que ocurrió con EDELWEISS y otros

movimientos. Hoy día existen grupos e individuos que mantienen vivo el asunto UMMO, absolutamente convencidos de su

realidad. La estupidez humana es infinita. Son grupos, sectas, apoyados por publicaciones, programas, etc. que manipulan a la

gente, sobre todo a jóvenes, y que se constituyen en semillero de futuros suicidas.

Ya va siendo hora de parar estas estupideces, y decirles a

estos elementos, escépticos o no, aquella frase que en su

día dijo un político español: "Los experimentos en casa y

con gaseosa". Y vamos a ver si de una puñetera vez la gente

se entera de que nunca, hasta hoy día, nadie ha podido

demostrar que el fenómeno OVNI sea de origen

extraterrestre.

Que no se esté matando la gente por culpa de fenómenos

meteorológicos más o menos conocidos, inversiones

térmicas, alucinaciones, montajes, y sobre todo prototipos

militares y determinadas actuaciones de control sobre la

sociedad por parte de determinados grupos estatales, tal y

como hizo el CESID en su día con el caso de los mendigos

y con "añadirse" al tema UMMO de forma activa.

Y si dentro del fenómeno que nos ocupa hay algo de "raro",

investiguémoslo, pero nunca perdiendo de vista que nuestra

actividad debería ser un divertimento, como para otras

personas lo es el fútbol. No lo convirtamos en algo

trascendental para la Humanidad, porque meteremos la pata.

Al menos mientras no se pueda demostrar nada. No

juguemos con el cerebro de las gentes. Se dijo que fue "Un

Caso Perfecto", pero resultó ser todo lo contrario.

Según declaraciones de Vicente Juan Ballester Olmos, "cualquier comentario sobre el panorama ufológico español deberá

establecer una separación entre el período anterior y posterior a 1968". Efectivamente es así. Se produce un rechazo serio entre un

sector de la ufología española contra la ufología espectáculo, y contra aquellos ufólogos empeñados en presentar el fenómeno

como relacionado con seres procedentes de otros planetas, con historias absolutamente propias de relatos de ciencia-ficción, sin

nada que ver con la realidad. Los enfrentamientos en ocasiones son muy fuertes, particularmente entre Ballester Olmos y

J.J.Benítez, a quien se le considera por la casi totalidad de los ufólogos como un fabulador y manipulador, empeñado en explotar

el filón de lo extraterrestre, que se reveló económicamente muy productivo. Muchas revistas y libros se orientaron,

desgraciadamente, en este camino, sin importar que para ello hubiese que sacrificar la verdad y la racionalidad.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconCatedrático de filología clásica en la universidad de Basilea

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconHola yo soy Juan Pablo Zamarripa pero mis amigos me llaman Juanpi....

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconPara Vos Nací “Vuestra soy, Para Vos nací, ¿qué mandáis hacer de...

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconSoy Gloria Fuertes. Nací en Madrid

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconUniversidad de Murcia

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconSu nombre completo es Luis Cernuda Bidou, nació en Sevilla el 21...

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconUniversidad Nacional de La Plata Facultad de Humanidades y Ciencias...

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconFacultad de ciencias de la salud, la actividad física y del deporte de la universidad de murcia

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconBibiana Collado Cabrera (Burriana, 1985) es licenciada en Filología...

Soy natural de Murcia, donde nací el 24 de septiembre de 1963. Me licencié en Filología Clásica en la Universidad de mi ciudad iconCrítica e L mayor poeta del mundo Autor: Julio Rodríguez Editorial: Universidad de Murcia






© 2015
contactos
l.exam-10.com