Taller de castellano






descargar 67.29 Kb.
títuloTaller de castellano
fecha de publicación04.06.2015
tamaño67.29 Kb.
tipoTaller
l.exam-10.com > Literatura > Taller
calimiodesepaz

TALLER DE CASTELLANO

GRADO OCTAVO

ORÍGENES DE LA LITERATURA COLOMBIANA

Contexto histórico y social

Antes de la llegada de los conquistadores españoles a las tierras que hoy se conocen como Colombia, existían pueblos que habían desarrollado ricas manifestaciones artísticas y culturales. Algunos de estos pueblos tenían modelos de vida sedentaria, otros entre tanto  eran nómadas, y se habituaron a la caza y recolección (sistemas semisedentarios), acordes con el entorno natural que habitaban.

Estos pueblos generaron no sólo sistemas de producción agrícola, de intercambio comercial o esquemas complejos de organización social y política, sino elaboradas manifestaciones culturales: religiones, muestras escultóricas, pictóricas y artesanales de gran valor, y desde luego riquísimas tradiciones orales que en la forma de mitos y leyendas reflejaban su concepción del mundo.

Tales tradiciones son, sin lugar a dudas, uno de los patrimonios más valiosos de un pueblo, pues en ellas se articulan los valores, las formas de entender qué es el ser humano y su posición en el mundo, sus orígenes, su organización social y la importancia de la naturaleza.

Contexto literario

Cuando Colón y, posteriormente, los conquistadores, trajeron el español a América, en Colombia no había una lengua común, ni una escritura, sino una diversidad de lenguas.Al hablar de literatura precolombina, se hace referencia al conjunto de relatos tradicionales creados antes del descubrimiento de América y transmitidos de generación en generación, a través de un lenguaje oral. Esto quiere decir que, en el sentido estricto de la palabra, en Colombia no se alcanzó a desarrollar una literatura. Sin embargo, a través de estudios antropológicos; de crónicas de los siglos XVI y XVII hechas por españoles y mestizos; y de relatos orales de los descendientes lejanos de las culturas precolombinas, han llegado hasta nosotros versiones de los mitos creados por las culturas que habitaron nuestro territorio. Esos mitos se han mezclado y modificado con los relatos de las actuales tribus indígenas.

Características literarias

La temática y la forma de la literatura que se produjo, estuvieron sometidas a una estructura propia de la comunicación oral. Por lo tanto, es pertinente mirar ciertos elementos tanto del contenido como de la forma, que caracterizaron esta específica manera de transmitir un conjunto de relatos.

Temas: Los textos aborígenes relatan aspectos de la creación del mundo, de los animales y de los hombres, en una versión mítica y sagrada. Existe en ellos la presencia de un ser superior, creador de la vida y de los primeros hombres quienes, siguiendo los designios del dios creador, cumplen con la tarea de poblar la tierra. Igualmente, los seres superiores anuncian las leyes y los castigos que conforman los patrones de comportamiento que debe seguir la comunidad.

Personajes: los relatos indígenas colombianos cuentan con personajes que se podrían clasificar en los siguientes cuatro grupos:

Los dioses: seres superiores que poseen unas facultades omnipotentes, es decir, tienen todo el poder, todo lo pueden hacer y son los que deciden dar origen al mundo. Son inmortales.

Los primeros padres: son los primeros seres humanos creados por los dioses, tiene como encargo poblar la tierra. Son los encargados de mediar entre los dioses y la comunidad para conseguir los favores requeridos por los indígenas.

Los animales y los astros: los primeros son de carácter sagrado; los astros, son para algunas culturas los padres que toman la forma del Sol y de la Luna para vigilar el comportamiento de los hombres en la tierra, por ejemplo, Chía y Sue para los Chibchas.

Los mortales: son los indígenas de la comunidad y de todas las generaciones posteriores. Muchos de los que relatan las historias que conocemos de una cultura indígena, son descendientes de los primeros padres.

Formas: el mito y la leyenda fueron las formas fundamentales en que se concretaron las historias que se transmitían oralmente en las culturas precolombinas.

Los avatares de la palabra MITO

Aunque es frecuente aludir al mito como una narración fabulosa que relata acciones con personajes imaginarios, y que explica la realidad de una manera no racional o científica, hay que anotar que todo mito surge como respuesta a una necesidad de conocimiento.

El mito responde a la necesidad que tiene un grupo humano de averiguar acerca de su origen. El mito establece las relaciones entre el grupo y el ecosistema. En cuanto el mito es necesario para un grupo, es real, y por eso mismo, verdadero, dentro de su contexto y circunstancia.

Hoy la palabra MITO se utiliza no sólo para referirse a las narraciones, creencias o explicaciones pre-científicas que todos los pueblos del mundo han creado en algún momento de su historia, sino también, al universo imaginario que rodea al ser humano.

Así, por ejemplo, las personas de esta época vivimos en los mitos creados por los medios masivos de comunicación y la publicidad. Mitos como el éxito, el progreso, la belleza, los cuales atraviesan las más firmes convicciones y creencias más allá de todo juicio racional.

Fuentes de la Literatura colombiana aborigen

En la literatura aborigen colombiana pueden identificarse tres fuentes originales:

La tradición precolombina, que alude a las tradiciones anteriores a la llegada de los españoles y que fue recogida durante la conquista y la colonia por misioneros y evangelizadores.

Las sagas mitológicas y las tradiciones transcritas, cuya recuperación ha sido gracias a la obra de etnólogos, antropólogos y lingüistas que desde finales del siglo XIX se ha internado en las selvas y las montañas colombianas y en las comunidades indígenas para aprender sus mitos, su lengua y cultura.

Finalmente, una fuente inagotable y viva, aún en nuestros días, es la de la tradición vigente, a la cual puede  recurrirse cada vez que entra  en contacto con los habitantes  no sólo de la comunidades indígenas, sino con los pueblos mestizos, negros, mulatos y zambos que hacen parte de la vanidad étnica y sociocultural llamada Colombia, un país que tiene necesidad del reconocimiento de la diversidad pluricultural que lo constituye.

Yurupary: la gran epopeya del Vaupés

Aunque existen numerosas versiones del mito de Yurupary, la más reconocida es la del indio Maximiliano José Roberto, traducido del ñengatú, lengua hablada en la frontera colombo-brasileña amazónica, al italiano por el conde Ermano Stradelli hacia 1890 y luego al español por Susana N. Salessi. Poco se sabe de la biografía de Maximiliano José Roberto, salvo que era descendiente de jefes indígenas manaos y tarianas, y que vivió en la región del Vaupés a finales del siglo XIX. Fue importante recolector de leyendas y un hombre culto, guía y consejero de científicos y antropólogos.

El manuscrito original del Yurupary en lengua ñengatú se perdió. Pese que su autor es brasileño, el contexto en el cual se da la leyenda es el alto Vaupés y sus lugares más significativos estás situados en Colombia, en la Sierra de Tunahi, en el actual departamento del Guaviare y hacia los ríos Isana y Vaupés que penetran en Brasil.

La leyenda de Yurupary, más que la narración del héroe legislador y fundador del culto de las flautas sagradas llamadas también Yurupary, es la base de un ritual mágicocelebrado por numerosos pueblos de la región y en el cual se rememoran la explicación de los orígenes del mundo, el origen del ser humano, la comunión con la naturaleza, la iniciación a la muerte y las claves de la organización social.

Yurupary es engendrado cuando Seucy, madre del cielo o doncella virgen, otro nombre de la Vía Láctea, come la rica fruta de pihycan. La tribu obliga a la joven a declarar el nombre de su violador, pero ella da la versión mágica de la fruta. A la primera luna, el niño es declarado Tuixava (cacique) es llamado Yurupay que significa “Engendrado por la fruta”.

Yurupary desaparece y de él sólo se escucha su llanto o su risa y su madre es sorprendida en las noches cuando alguien se amamanta de sus senos. Cuando el joven regresa, recibe los ornamentos del sol y le entregan el matyri – especie de bolsita mágica- de la que extrae una ollita y un pedazo de xicantá (resina) que pudo sobre el fuego dentro del recipiente. Con el primer  hervor salió una cantidad de murciélagos, lechuzas y otros pájaros semejantes que se dispersaron en el espacio. Del segundo hervor nacieron guacamayas, papagayos, periquillos y otros pájaros por el estilo, que también se dispersaron en el aire.

Toda la historia de Yurupary está dominada por el ritual mágico, por ciclos vitales que evocan los de la naturaleza: el nacimiento, la desaparición, el regreso, el sacrificio, la traición, la pérdida, la memoria; Yurupary consagra las leyes, los deberes, el orden, impone los castigos y las diferencias entre los hombres y las mujeres.

En este mito se fundan las prácticas religiosas y agrícolas y la comunión con la naturaleza. A través del canto, los payés vuelven a ser Yurupary para luchar contra la oscuridad y dominar el mundo con el ritual del Sol.

 En conclusión, Yurupary, al igual que las estatuas de San Agustín o las tumbas de tierradentro, sigue hablándonos de una memoria, de un orden cósmico, en el cual los colombianos hemos de buscar nuestras raíces poéticas más profundas.


  • A partir del contenido del texto, responde las siguientes preguntas:

1.       Antes de la llegada de los conquistadores, ¿cuáles eran los modelos de vida de los pueblos y qué generaron?

2.       ¿por qué son importantes las manifestaciones culturales que estos pueblos generaron?

3.       ¿A qué hace referencia la literatura precolombina?

4.       Describa qué relatan los textos aborígenes y qué características tienen.

5.       ¿Qué significado tiene la palabra mito y qué connotación tiene actualmente?

6.       ¿Cuáles son las fuentes originales de la literatura colombiana?

7.       ¿En qué consiste el mito del Vaupés colombiano, Yurupary?

 

LEYENDA DE ANACHUE

(LEYENDA CHIBCHA)

Biachú había llegado a la más alta prominencia de la montaña que circundaba el valle. Su mirada inquieta volviéndose sobre el camino recorrido fatigosamente y diviso allá lejos, todavía entres las brumas del amanecer, una multitud de techumbre, pajizas que empezaban a engalanarse con leyes espirales de humo azulado una construcción magnifica sobresalía de aquel conjunto miserable era el templo del sol refugio de la religiosidad y del sentimiento de aquellos hombres se mi desnudos y hermosos, que cada día elevaban a su dios una oración sencilla y ferviente. El paisaje comenzaban a desnudarse y los jirones de niebla, dispersos, como corderos perseguidos, corrían a esconderse más allá del aquel lago encantador que pertenecía a los dominios del Cacique Suamox; lago tembloroso y cambiante primorosamente decorado por altos juncales donde saltaban aves suntuosas y desconocidas. Las colinas descendían suavemente sobre el hecho de aguas transparentes, y se adornaba con árboles gigantes en cuyas copas se diluían un verde primaveral, símbolo de vida y esperanza.

Cuando Biachú apartó los ojos de aquel paisaje donde había dejado la mitad de su vida, sintió nostalgia por el abandono del surco amado y fecundo, por la fuga de romanzo familiar, donde al lado del fogón que cuece el sustento y calienta los músculos, donde dejaba salir su corazón en busca de recuerdo.

Biachú sintió el ansia de volar, de hacerse sutil como el viento y sus ojos negros, de una profundidad escalofriante, brillaban sobre un fondo de sombras. El ansia se dibujaba en su rostro moreno y sensual curtido por el frío del páramo, y así quería que sus brazos fuertes, convertidos en alas, lo llevaran más allá de la montaña azul. Sudoroso y cansado, con los pies sangrantes, llegó a la cima del monte y mientras el sol se filtraba por entre las ramas de los arbustos, decidió descansar a orillas de un manantial semioculto por la fronda, donde el agua nacía fresca y pura como la risa de Anachué.Y así empezó a soñar aquel hombre primitivo, noble y valeroso como todos los de su raza. Fue una noche, cuando la tribu reunida alrededor del templo, celebraba con danzas y música la visita de un cacique de lejanas tierras. Había llegado de los dominios de Suamox, precedido de un enorme séquito de guerreros armados. Lo acompañaba su hija, la indiana Anachué. Suamox y su huésped presenciaban las danzas, sentados en el suelo y ataviados con vistosos adornos de oro y de plumaje. Biachú repartía la chicha a los altos personajes en recipientes de oro, y a danzarinas acompañantes en odres de cuero y tazas de cerámica. Cuando tendió a Anachué el dorado vaso, sintió que sus ojos humedecidos se clavaban en él. Un estremecimiento nunca presentido corrió por sus venas, como si el veneno de aquel licor amargo y enervante se hubiese transportado a los ojos de ella. Anachué lo siguió con los ojos durante el festín, por entre aquella loca confusión de cuerpos semidesnudos y sudorosos que se retorcían poseídos por el demonio de la danza lujuriante.

La noche era magnífica y la luna arropada con su manto color de tisú, presidía aquella fiesta rumorosa y sensual.

¡Cuántas estrellas seguían el ritmo voluptuoso de la danza! Y qué intensamente seguían brillando en la oscuridad de su noche los ojos de Anachué.Y Biachú dialogaba consigo mismo.

¿Por qué aquella noche, toda la naturaleza salvaje y primitiva tenía para él un encanto tan hondo? ¿Qué tendría de extraño y de enigmático, que parecía que toda ella penetrara en su ser de manera tan espontánea y sencilla, hasta hacerle sentir la armoniosa simplicidad de las cosas?
Ya, a la media noche, la tribu dormía sobre el campo, al conjuro de las estrellas. Solamente permanecía despierto y vigilante Biachú, quien presentía la dura lucha, quizá el desafío de la muerte, si se atrevía a llegar a lado de Anachué. Cautelosamente se deslizó hasta el arroyo y allí estuvo mirando largamente el cielo en sus aguas dormidas. Qué cerca de él contemplaba ese cielo inmenso y cuántos ojos titilantes vigilaban su vida. Fue muy breve pero muy dulce el amanecer cerca de ella, y la luna ya había recogido su manto de tisú, cuando resonó una nota prolongada y melancólica, que anunciaba a la tribu la proximidad del día. Biachú había visto en los ojos abiertos de su amada, ¡todas las maravillas del amanecer!

Cuando el lago maravilloso apareció ante sus ojos, el canto de la naturaleza, rudo y primitivo, llegó a sus oídos. ¿Quién más que él podía ser el dueño de esa visión esplendorosa del cielo y del agua; quién más, con un oído escrutador, podría oír la infinita melodía de las cosas, cuando los árboles, las flores, las mismas montañas, queriendo dialogar con el cielo, se purifican y se hacen tan profundas?

La barca que conducía a Anachué hacia el rito despertaba las aguas del lago. Una leve brisa irisaba la superficie tranquila, donde parecía que el arco iris convertido en pedazos flotara al capricho del viento. La barca avanzaba, seguida por muchas canoas, y el cuerpo de la mujer indiana parecía una estatua de oro; tal brillaba su cuerpo, sus largos pendientes y sus brazaletes, que al chocar producían un retintín sonoro, como si mil campanitas estuviesen anunciando su fiesta triunfal.

La mañana era hermosa y propicia para aquel acto imponente y salvaje. El rito exigía el sacrificio de ella, elegida como esposa del Sol, luego que hubiese sumergido en las aguas su cuerpo sagrado; despojada de esa envoltura humana, podría emprender un viaje sin ruta a las regiones donde moraba el Dios, y allí, en un trono fulgurante de luz, sería la reina de todos los mundos y podría mirar su rostro moreno en el espejo luminoso del lago.

Mientras Biachú dirigía su barca, en la que pensaba rescatar a la indiana, pensaba en que la lucha sería dura, pero solamente él sería capaz de abatir a todos esos hombres; su coraje, su amar y su sangre impetuosa, serían suficientes para triunfar gloriosamente, levando a la postre en sus brazos el cuerpo desfallecido pero palpitante de Anachué, y ya lejos de todas las furias, más allá de las montañas azules, a orillas de un río rumoroso y claro, levantarían su rancho para ella. Cuando Biachú fue divisado, una enorme algarabía se formó alrededor de la barca sagrada. Él disparaba su arco vigorosamente, y ya cuando la victoria le sonreía y empezaban a huir los guerreros, sorprendidos y atónitos, una flecha le atravesó el corazón. Aún con vida, alcanzó a llegar a los brazos de Anachué, y los dos se consumieron, dejando sobre las aguas impasibles una huella eterna de oro y sangre.

Tomado de Leyendas de amor, selección de Pío Fernando Gaona P.


  1. Consultar y escribe el significado de las siguientes palabras: primor, ferviente, odre, remanso, voluptuoso, circundar, sequito.

  2. Describe cada uno de los personajes de la leyenda

  3. Explica a qué o a quién se refiere los términos subrayados en cada expresión:

  1. Fue muy breve pero muy dulce el amanecer cerca de ella.

  2. Cuando el lago maravilloso apareció ante sus ojos, el canto de la naturaleza, rudo y primitivo, llegó a sus oídos

  3. Qué cerca de él contemplaba ese cielo inmenso y cuantos ojos titilantes vigilaban su vida

  4. Anachuélo siguió con los ojos durante el festín



  1. En la leyenda de Anachué el tiempo es

a. ( ) Circular, porque el desenlace es el inicio del texto.

b. ( ) Lineal, porque las acciones están organizadas cronológicamente.

c. ( ) Espiral, porque se gira en torno a las mismas situaciones.

d. ( ) Parabólico, porque en el desenlace se retoman los acontecimientos del inicio.

  1. La personificación es un recurso literario a través del cual atribuyen acciones o cualidades humanas a los objetos inanimados o a los animales. Por ejemplo, la barca que conducía a Anachué hacia el río despertaba las aguas del lago. Escribe otros tres ejemplos de personificación que aparezcan en los relatos

  2. En el enunciado, …donde el agua nacía fresca y pura como la risa de Anachué, que recurso literario se utiliza y porque.

  3. Menciona 3 hechos fantásticos de la leyenda de Anachué

  4. Consulta y escribe en que consistió el cacicazgo

  5. Explica que papel cumplían el Zipa y el Zaque en esta organización

  6. Mediante el conocimiento científico se ha podido entender muchos de los fenómenos de las comunidades indígenas explicaban a través de mitos y leyendas. Consulta y realiza el siguiente cuadro.



LITERATURA PRECOLOMBINA EN COLOMBIA

La invasión española fue vivida por los indígenas como un proceso de imposición ideológica. Para algunos humanistas y pensadores europeos, los indígenas eran la representación del buen salvaje, el hombre que vive en paz consigo mismo y con la naturaleza. Desafortunadamente, no todos los que llegaron a América pensaban de la misma manera.

La llegada de los españoles a América, a finales del siglo XV, interrumpió el proceso de tradición oral y el desarrollo de las lenguas indígenas hacia la escritura. Los conquistadores impusieron sus normas y religión en lengua española. Los indígenas que no querían ser tratados como animales tuvieron que aprender la lengua española para desempeñarse como traductores o como guías de los españoles a través de los territorios indígenas.

Algunos misioneros se internaron en regiones inexploradas por los conquistadores y se propusieron rescatar la cultura, el pensamiento y el lenguaje de estos pueblos primitivos, con el fin de convertirlos al catolicismo. Mientras que la lengua española había desarrollado la escritura con muchos siglos de anterioridad al descubrimiento, las lenguas indígenas no llegaron a desarrollar una escritura tan especializada, lo cual se convirtió en una de las causas para que lenguas como el cueva, el malibú, el zenú, el tairona, el muisca, el pijao, el opón, el carare, el vetoi, el situfa, el airica, entre otras decenas de lenguas, desaparecieran rápidamente.

Por estos motivos hoy en día no contamos con relatos escritos en lenguas indígenas. Los misioneros, que estaban preocupados por el bienestar de los indígenas rescataron la cultura y la tradición oral indígena pero en idioma castellano.

En la traducción se han perdido muchos de los elementos y de las imágenes a las que hacían referencia los indígenas en su propia lengua. Por esta razón hay quienes afirman que no se puede hablar de literatura precolombina.

Existen mitos y leyendas que se cuentan de distintas formas en muchas culturas del territorio colombiana pero que, en esencia, hacen referencia a los mismos personajes y situaciones similares. El hecho de que los relatos no hayan sido tomados de la escritura sino la tradición oral, hace que se puedan construir versiones diferentes de los mitos y de las leyendas de los pueblos aborígenes.

CARACTERÍSTICAS DE LA LITERATURA PRECOLOMBINA

Las características de la literatura precolombina podrían ser las mismas de la literatura de los pueblos primitivos alrededor del mundo:

Son producto de la tradición oral, es decir, se transmiten de generación en generación de manera verbal.

Los mitos buscan, especialmente, organizar a la comunidad, influyendo en su forma de pensar, enseñando conductas adecuadas a partir de historias, donde los personajes que no cumplen con el comportamiento que favorece a la comunidad sufren, distintas formas, el peso de su desobediencia.

Incluyen elementos y sucesos sobrenaturales los relatos, que dan explicación a lo desconocido

LOS TEMAS DE LA LITERATURA PRECOLOMBINA

Los temas alrededor de los cuales giran Los relatos precolombinos son:

La naturaleza. Para Los indígenas existe un Lazo vital que Los une a la madre tierra. Los lugares se convierten en personajes de los relatos. La madre tierra se encarga de castigar a quienes le hacen daño y de bendecir a Los hijos que son buenos con ella.

La historia. Algunos de los relatos indígenas muestran La genealogía de su sociedad como testimonio de su vida en la tierra y de su semilla en otras generaciones. La historia hace que el pueblo pueda aprender de sus orígenes, de sus tradiciones y de su lugar en el mundo. Se crea la idea de identidad por el origen común.

La religión. La religión para las comunidades primitivas servía como herramienta para educar a la población sobre las costumbres y actitudes adecuadas de Los miembros de la comunidad. Para controlar su comportamiento se crean seres sobrenaturales.

La diversión. Otros relatos precolombinos son creados para divertir a la población. Tienen un fin lúdico en el que Los

Lectores pueden disfrutar imaginando los sucesos que le ocurren, a un personaje o las relaciones controvertidas entre los animales.

PRINCIPALES GÉNEROS DE LA LITERATURA PRECOLOMBINA

En literatura se puede hablar de tipos de textos o géneros. EL género depende de la temática y de La forma en la que se emplea el lenguaje dentro del relato. En La literatura precolombina se habla de dos géneros: el mito y la leyenda. Sin embargo, Los dos tienen elementos muy similares en cuanto a temática y forma. Por ejemplo, ambos incluyen elementos sobrenaturales, están narrados originalmente en verso y plantean un conocimiento que debe ser aprendido por la comunidad. Las diferencias fundamentales son:

El mito describe los orígenes de una comunidad, de un fenómeno ambiental o de un astro. Esta explicación permite que los miembros de La población configuren un pensamiento religioso y adapten sus comportamientos y pensamientos en torno a dicha divinidad.

La leyenda hace referencia a aspectos de moralidad y de comportamiento dentro de la sociedad. Los protagonistas son seres, que en la mayoría de ocasiones, padecen la justicia o injusticia de los miembros de su comunidad. A diferencia del mito, en la leyenda se pueden hacer interpretaciones sobre las situaciones que le acontecen a un miembro del grupo y se puede valorar la forma como procedió o como debió actuar. En el mito, el comportamiento de las divinidades se enseña, pero es incuestionable.

Teniendo en cuenta la información anterior responde los cuestionamientos.

  1. Consulta el siguiente glosario: Profano, genealogía, lúdico,

  2. Establece la diferencia entre mito y leyenda

  3. Explica las siguientes causas de desaparición de las lenguas indígenas

  1. Invasión de territorio.

  2. Imposición cultural

  3. Ausencia de escritura en una lengua.

  4. Copia en el cuaderno y completa los enunciados.

  1. Los misioneros preservaron la cultura y la tradición oral indígena en lengua española porque...

  1. El desarrollo social que encontraron los españoles en el momento del descubrimiento demuestra que...

  2. La composición en verso de mitos y leyendas permite que.

  1. Elabora y completa la siguiente sinopsis de conceptos de acuerdo al texto literatura precolombina en Colombia.




  1. Escribe los adverbios poco, allá tampoco, bastante, poco, mucho, según corresponda.

Arturo y los minimoys

En medio del valle, junto al río, hay un jardín y una casa __________ extraña. De estilo vagamente colonial. ________ en el fondo hay un espacioso garaje que sirve de taller. Un __________ más lejos, un viejo molino de viento domina el jardín, como un faro erguido en la costa. Parece girar un _________ para agradar la vista.

Hay que decir que en este rinconcito del paraíso, incluso el viento sopla __________.

___________ lo que se dispone a invadir esta casa apacible será un sopló de terror.

Luc Besson, Arturo y los minimoys. Ediciones B, 2005

  1. Completa cada oración con la palabra o grupo de palabras que corresponde. Luego, di qué circunstancias se expresa en cada caso.

Ayer me sentí _______________.

La liebre corre ______________.

¡Llegamos _________________!

El experimento salió ______________.

La casa queda ______________ de la carretera.

Pedro diseña __________ el plano.

  1. Lee el texto y responde las preguntas con adverbios.

Tarde de cine

Ayer fui a cine con Carlos y con Luisa.

El teatro estaba bastante lejos del barrio, así que fuimos con mi papá.

Tardamos mucho en llegar, pero la pasamos muy bien. Sin embargo, más tarde llovió torrencialmente y llegamos empapados a casa.

¿Cuándo fueron a cine?___________

¿Dónde estaba el cine? ___________

¿Cuándo tardaron en llegar? __________

¿Cómo la pasaron?___________

¿Cuándo llovió? ___________

¿Cómo llovió? _____________
Realiza la lectura del siguiente fragmento del escritor Gabriel García Márquez

Cien Años de Soledad

Fragmento

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaba su carpa cerca de la aldea y con un grande alboroto de pitos y timbales daban a conocer los nuevos inventos. Primero llevaron el imán. Un gitano corpulento, de barba montaraz y manos de gorrión, que se presentó con el nombre de Melquíades, hizo una truculenta demostración pública de lo que él mismo llamaba la octava maravilla de los sabios alquimistas de Macedonia. Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían por donde más se les había buscado y se arrastraban en desbandada turbulenta detrás de los fierros mágicos de Melquíades. “Las cosas tienen vida propia -pregonaba el gitano con áspero acento-, todo es cuestión de despertarles el ánima.” José Arcadio Buendía, cuya desaforada imaginación iba siempre más lejos que la magia, pensó que era posible servirse de aquella invención inútil para desentrañar el oro de la tierra. Melquíades, que era un hombre honrado, le previno: “Para eso no sirve.” Pero José Arcadio Buendía no creía en aquél tiempo en la honradez de los gitanos, así que cambió su mulo y una partida de chivos por los dos lingotes imantados... Exploró palmo a palmo la región, inclusive el fondo del río, arrastrando en voz alta el conjuro de Melquíades. Lo único que logró desenterrar fue una armadura del siglo XV con todas sus partes soldadas por un cascote de óxido cuyo interior tenía la resonancia hueca de un enorme calabazo lleno de piedras...


  1. Clasifica en un cuadro como el siguiente, los sustantivos que encuentre en los primeros ocho renglones del texto de Gabriel García Márquez.




    propio

    común

    concreto

    abstracto

    individual

    colectivo

    fórmula




    X

    X




    X













































































































  2. Escribe una oración con cada uno de los siguientes sustantivos.

Arboleda niñez José Arcadio olvido yunque


  1. Haz un dibujo donde representes la palabra soledad.

  2. En el texto La amnesia en Macondo, el autor muestra una situación que está sucediendo.

Responde.

  1. ¿Cuál es esa situación?

  2. ¿Qué hace Aureliano para recordar el nombre de cada objeto?

  3. ¿Qué hace Aureliano para poder recordar la utilidad de los objetos marcados?

  4. ¿Cómo resolverías el problema de olvido sino existieran palabras?

  1. Elabora una lista de objetos que José Arcadio marcó en su casa y responde.

  2. ¿Qué características tienen en común todas las palabras de la lista que hiciste?

  3. ¿Todas las palabras de la lengua castellana nombran objetos?

  4. ¿Crees que José Arcadio habría podido marcar con sus nombres, elementos como la alegría, la oscuridad o la soledad? ¿por qué?

  5. Lee la lista de palabras y encierra las que nombran objetos

Meses fórmula primera hasta

Del explicó metales hombre

Laboratorio papel Macondo memoria.

  1. Define:

  1. Sustantivo

  2. Adjetivo

  3. Verbo

  4. Adverbio

  5. Preposición

  6. Conjunción

  1. Escribe un ejemplo de cada una de las categorías gramaticales anteriores

  2. ¿Qué es una palabra aguda? Escribe tres ejemplos

  3. ¿Qué es una palabra grave? Escribe cinco ejemplos.

  4. ¿Qué es una palabra esdrújula? Escribe dos ejemplos

  5. Clasifica las siguientes palabras según su acento

    1. Libro ______________________

    2. Décimo ____________________

    3. Mamífero ___________________

    4. Dígaselo ____________________

    5. Jarrón ______________________

    6. Árbol _______________________

    7. Huésped______________________

    8. Préstamo _____________________

    9. Álbum________________________

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Taller de castellano iconTaller de castellano

Taller de castellano iconPolémica en torno a español o castellano
«correcto» denominar a una de las lenguas hablada en España, en Hispanoamérica, en Guinea Ecuatorial y en otras zonas hispanohablantes...

Taller de castellano iconOrigen y desarrollo del castellano y de las demás lenguas peninsulares....

Taller de castellano iconResumen del artículo Taller de poesía. Un taller de creación y lectura...

Taller de castellano iconCastellano

Taller de castellano iconCastellano

Taller de castellano iconTrabajo de castellano

Taller de castellano iconÁrea de castellano

Taller de castellano iconArea: castellano

Taller de castellano iconBibliografía castellano






© 2015
contactos
l.exam-10.com