¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…?






descargar 61.09 Kb.
título¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…?
página3/6
fecha de publicación09.07.2015
tamaño61.09 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6

2.3  la third quest (1980−…)


Aunque no es fácil identificar los orígenes de lo que se viene conociendo hoy con el nombre de Third Quest (45), se podría decir que entre1965 y 1975 se comienzan a enunciar los temas de discusión que con mayor claridad aparecerán a partir de 1980, fecha en que se considera que propiamente empieza este tipo de investigación. Tampoco es fácil encontrar unas características comunes y compartidas de manera absoluta por todos los autores que se inscriben dentro de este horizonte investigativo ni tampoco se puede decir que todos los que hoy investigan sobre Jesús puedan clasificarse dentro de él.

Varios elementos significativos es posible resaltar en esta línea de investigación: 1. El desplazamiento del mundo alemán al mundo anglosajón; 2. El trabajo investigativo no se realiza ya en instituciones teológicas sino profanas y con un carácter netamente interdisciplinario en el que participan no solo exegetas y teólogos, sino también historiadores, sociólogos, arqueólogos y antropólogos; además de interdisciplinar, la nueva búsqueda se ha vuelto interconfesional, interreligiosa, e internacional; 3. Es tal la producción actual de obras sobre Jesús que bien se puede afirmar que en ninguna otra época se han escrito tantas y tan importantes obras sobre él como en este tiempo.

Se presentan algunas características marcadamente nuevas: (1) El reconocimiento de que los cuatro evangelios canónicos –sobre todo los sinópticos– son las principales fuentes históricas que poseemos sobre Jesús. A ellos se les concede un cierto grado de credibilidad histórica y se consideran una plataforma válida para acceder al Jesús de la historia; (2) La importancia decisiva que se le concede a la fuente Q; (3) La valoración sin restricciones de la literatura apócrifa, tanto judía como cristiana, los targumes y los documentos de Qumran y Nag Hammadi (Alto Egipto).

Eso lleva aparejado la plena colocación de Jesús en el ambiente y el contexto sociohistórico judío. En este contexto se revalúa la criteriología de autenticidad histórica, sobre todo, el criterio de discontinuidad con el ambiente judío al que tanta importancia le daba la New Quest. Se considera que Jesús no es un “extraño” a su ambiente, sino que más bien, está completamente inserto en él. Lo que interesa propiamente es rescatar la imagen de Jesús de y para la historia.

De la lectura global de las principales obras que se publican en torno a Jesús dentro de la Third Quest es posible sacar a la luz algunas cuestiones que son las que ocupan el centro de interés de estos investigadores y que todavía no han encontrado una clarificación precisa: (1) En lo que respecta a la metodología dos temas son relevantes para la Third Quest: por una parte, el de la importancia que se debe conceder a la literatura apócrifa y, por otra, el de los criterios de autenticidad histórica y su uso. (2) La situación real de Galilea, en lo que implica para la comprensión de la acción de Jesús; (3) La relación de Jesús con el judaísmo; (4) Una última cuestión es la relación recíproca entre la comprensión del Reino de Dios y la idea que se tiene del Jesús histórico. Con acentos diversos dos grupos destacan:

2.3.1  El «Jesus Seminar».


Es un colectivo no confesional de estudiosos norteamericanos, constituido en 1985 por algo más de 70 exégetas e historiadores, dedicados a determinar la autenticidad histórica de los dichos y hechos de Jesús y hacer conocer a la opinión pública el resultado de sus investigaciones. Su sede es en Sonoma (California) y sus directores son: Robert W. Funk y John Dominic Crossan. Su conclusión es que solo el 18 por ciento de las palabras que los evangelios ponen en boca de Jesús pudieron haber sido pronunciadas por él. Al evangelio de Juan le conceden muy poco valor histórico y, aunque aceptan la teoría de las dos fuentes, al evangelio de Marcos lo consideran tardío y de poco valor. La importancia decisiva se la conceden a la fuente Q y al evangelio de Tomás. La figura de Jesús que resulta de sus consideraciones es la de un sabio marginal, contracultural al estilo de los filósofos cínicos, que predica un Reino ya presente sin ninguna connotación escatológica o apocalíptica y que critica fuertemente la organización de su entorno, promoviendo una auténtica revolución social. En general, las cuestiones discutidas en este ámbito sería el papel y significación de los evangelios apócrifos, especialmente Tomás (volveremos sobre el tema), y cuáles son los criterios de autenticidad histórica. Los estudiosos vinculados a la Third Quest han intentando la reformulación del criterio de discontinuidad y se ha hecho ver la necesidad de usar con prudencia y de una manera nueva los criterios que desde la New Quest se habían establecido.

2.3.2  El carácter “biográfico” de los evangelios .


Ha sido a partir de la crítica literaria llevada a cabo, sobre todo, por estudiosos ingleses y norteamericanos (Peter Georgi, David Laurence Barr, Judith L. Wentling; Gilbert G. Bilezikian, entre otros) que se ha ido superando la posición de la FG de considerar los evangelios como relatos legendarios y desinteresados por la historia. En este sentido es de especial importancia la aportación de Graham N. Stanton en 1974 quien, analizando el evangelio de Lucas, asegura que este evangelista presenta una abundante información sobre la vida y el carácter de Jesús de Nazaret. A partir del análisis de las biografías antiguas que él mismo realiza, llama la atención sobre el hecho de que en muchas de ellas faltan algunos elementos que hoy se consideran importantes, como son la cronología y el desarrollo del carácter psicológico del héroe y concluye que los evangelios son escritos de carácter biográfico en el sentido que ellos son verdaderas y propias vidas de Jesús, a la manera de los relatos biográficos antiguos del mundo grecorromano (en esta misma línea, Charles H. Talbert Philip Schuler y, sobre todo, Klaus Berger y Richard A. Burridge −los evangelios bien pueden considerarse dentro del género literario Bíoi (vidas)−). Se concluye, entonces, que el género biográfico bien se puede aplicar a los evangelios en correspondencia con la concepción literaria del tiempo. Así, los evangelios no son solo historia de la experiencia cristiana de las primeras comunidades, sino que ellos tienen un verdadero interés en la historia de Jesús y, al estilo de la época, ellos se ocupan en sus relatos de narrarla.
Pero dentro de su variedad, la third quest ha añadido, un carácter interconfesional e interdisciplinar a la investigación, una valoración crítica de las fuentes bíblicas como nunca antes, una atención a los testimonios extrabíblicos. Hoy, además, es una ganancia de la Third Quest el tomar en serio, en toda su complejidad y riqueza, el judaísmo palestinense del siglo I y la pertenencia y ubicación de Jesús en él. El recurso a las ciencias sociales ha ayudado a ubicar mucho mejor históricamente hablando a Jesús.

1   2   3   4   5   6

similar:

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconI: Introducción a Los Cuatro Evangelios

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconLos otros evangelios heterodoxos

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? icon¿De qué nos hablan entonceslos evangelios?

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconLos Evangelios de Tomás, Felipe y la Verdad

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconLa pedagogia de jesus en los equipos docentes de america latina
«¿Qué es esto? Una doctrina nueva, y ¡con qué autoridad! Miren cómo da órdenes a los espíritus malos ¡y le obedecen!»28. Así fue...

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconLa Biblia que leyó Jesús Phillip Yancey
«detrás de la cortina» para especular por qué el autor usó cierta ilustración, escogió una metáfora poco común o comenzó aquí y no...

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconSantiago viajó a Santiago en busca de un trabajo, se alojará en casa...

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconEl Libro De Urantia Página 1997 documento 186
«Judas, se me ha encargado que te pague por la traición de Jesús. Aquí está tu recompensa». Hablando así, el siervo de Caifás le...

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconCastidad
...

¿Leer sólo los evangelios de nuestra Biblia para conocer a Jesús? ¿Por qué no los evangelios de Judas, María Magdalena, Santiago…? iconA ¿Qué representa para el poeta el río Duero y el discurrir de sus...






© 2015
contactos
l.exam-10.com