La literatura española después de la Guerra Civil






descargar 76.34 Kb.
títuloLa literatura española después de la Guerra Civil
página2/3
fecha de publicación31.03.2017
tamaño76.34 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura
1   2   3

LA GENERACIÓN DEL 98:

El Modernismo y la Generación del 98 son las dos caras de una misma moneda. Tanto Modernismo como Generación del 98 surgen a finales del siglo XIX como producto de la crisis universal y ambos movimientos van en contra de la estética realista. Sin embargo, el Modernismo es una literatura de evasión y elitismo, y la Generación del 98 se caracterizada por un temperamento crítico y radical.

Con este nombre de Generación del 98 se conoce a un grupo de escritores que surge como reacción a dos aspectos: la crisis económica, política y moral de España que ocasionó en 1898 la pérdida de las últimas colonias (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) y el agotamiento de las formas narrativas del movimiento realista de finales del XIX.

Literariamente, este grupo generacional se centró en un nuevo interés por el paisaje espa­ñol y en la creación de un nuevo estilo. Frente al Modernismo, a la Generación del 98 le corresponde una preferencia por la prosa, con la novela y el ensayo como géneros predominantes, y una mayor preocupación por los problemas sociales y políticos del país.

TEMAS DE LA GENERACIÓN DEL 98:

La obra de cada uno de los autores del 98 se caracteriza por una acusada personalidad individual. No obstante, se pueden establecer algunas características comunes a los temas tratados:

- La preocupación por España. Tratan de captar la esencia de España trabajando tres aspectos: el paisaje, la historia y la literatura. Fueron grandes viajeros. Una especial atención prestaron al paisaje castellano. Las tierras de España fueron recorridas por todos ellos y descritas con dolor y con amor al mismo tiempo. Junto a una mirada crítica, que descubre la pobreza y el atraso, en­contraremos una exaltación lírica de los pueblos y del paisaje. Por otro lado, los noventayochistas bucean en la historia. Muy significativo es que, por debajo de la historia externa (reyes, héroes, hazañas), les atrajera lo que Unamuno llamó la «intrahistoria», es decir, «la vida callada de los millones de hombres sin historia» que, con su labor diaria, han ido haciendo la historia más profunda. La intrahistoria es la vida diaria del hombre humilde. El último aspecto es la literatura. Recurren a los autores medievales, como Berceo o Manrique, o a obras clásicas como La Celestina y el Quijote.

- La preocupación existencial (reflexión sobre el sentido de la vida, el más allá…) es otro gran tema junto con el papel de la religión en la sociedad.
Autores destacados de esta generación son Miguel de Unamuno, Pío Baroja y Azorín.
NOVECENTISMO:

La época histórica que se extiende entre las dos guerras mundiales (1914-1939) configura una etapa en la literatura y las artes que denominaremos Novecentismo. Es una época de grandes convulsiones políticas y sociales, heredadas en parte del anterior régimen (la Restauración), que se van agravando conforme avanza el siglo y que desembocarán en un enfrentamiento armado en 1936.

Este periodo se caracteriza en España por un afán regeneracionista (de cambio) heredado de la generación anterior (98).El objetivo de los novecentistas es conseguir la transformación social del país a través de la cultura y la ciencia.

El rechazo de la estética modernista es una de las principales características de las nuevas generaciones. La estética que va a predominar en la época se centra en el arte puro que huye del sentimentalismo, en el equilibrio formal, la sobriedad, la depuración y pulcritud en el lenguaje. La irrupción de las vanguardias, en la década de los 20, acabará con algunos de estos postulados estéticos.

En este largo período se suceden dos generaciones artísticas:

- Generación de 1914 (aquellos artistas nacidos hacia 1880, y herederos directos del Modernismo y la Generación de 1898).

- Grupo del 27 (formado por artistas nacidos a finales del siglo XIX, e imbuidos por la estética vanguardista)
GENERACIÓN DE 1914:

La Generación del 14 o "Generación de los intelectuales" está integrada por un grupo de artistas, escritores, intelectuales, nacidos hacia 1880 y que tuvieron su época de plenitud creadora entre 1915 y 1930.Sus rasgos característicos los alejan de sus predecesores:

- La postura antirromántica, alejada de todo sentimentalismo.

- El intelectualismo de los hombres de esta generación.

- El europeísmo, alejándose del casticismo decimonónico (aprecio por las costumbres y lo genuino o típico de nuestro país), y la preferencia por lo urbano frente a lo rural.

- El interés por las cuestiones políticas y sociales desde posturas reformistas liberales.

- El ideal del arte puro, deshumanizado (sin referencias al hombre).

- En literatura, la preocupación por un estilo muy cuidado y bello.

- La creación de un arte para minorías (elitista).

Los géneros literarios que se cultivan preferentemente en esta época son:

- El ensayo, que es un texto, de amplitud temática, donde se incluyen las reflexiones, opiniones y teorías sobre un tema. Tiene carácter didáctico y divulgativo porque trata de dar información sobre un tema y que esta llegue a mucha gente. Es un género muy apropiado para temas históricos, políticos, científicos, filosóficos, etc. Destacan en él autores como Ortega y Gasset, Gregorio Marañón, Manuel Azaña…

- La novela, que sufre una importante renovación gracias a escritores como Ramón Pérez de Ayala, Gabriel Miró, Benjamín Jarnés, Wenceslao Fernández Flórez, etc.

- La poesía, con autores como León Felipe, Alonso Quesada, Ramón Basterra, y que alcanza una de las cotas más altas de su historia gracias a la figura de Juan Ramón Jiménez.

- El teatro en sus dos vertientes: una vanguardista, con nombres como Jacinto Grau, Carlos Arniches, Valle-Inclán, Ramón Gómez de la Serna, etc.; y otra tradicional y comercial, que tiene sus puntales en Pedro Muñoz Seca y los hermanos Álvarez Quintero (teatro cómico).
LAS VANGUARDIAS EUROPEAS:

Desde comienzos del siglo XX se observan en algunos países europeos corrientes artísticas que tienden a provocar una ruptura con las estéticas vigentes, desde un punto de vista inconformista y rebelde con la sociedad y la política del momento. Estas corrientes artísticas que se enfrentan a todo lo anterior son las vanguardias. Algunos de estos movimientos artísticos de las dos primeras décadas del siglo XX son el Futurismo, Cubismo, Creacionismo, Dadaísmo, Ultraísmo, Surrealismo o Expresionismo. Puede señalarse como característica común a las vanguardias la renovación, tanto a nivel formal como de contenidos, en las distintas artes del mundo occidental. Las vanguardias artísticas fueron muy efímeras, y los grupos creados se fueron devorando unos a otros, aunque la influencia de algunos movimientos, como el Surrealismo o el Expresionismo, ha perdurado hasta nuestros días en la obra de grandes artistas.
EL “GRUPO DEL 27”:

La denominación del grupo del 27 se debe a la conmemoración, en el año 1927, del tercer centenario de la muerte de Góngora, lo que reunió en el Ateneo de Sevilla a un grupo de escritores, admiradores todos del gran poeta cordobés (Góngora).

Aunque cada miembro del grupo posee una personalidad literaria muy definida y distinta de los demás, pueden señalarse varios rasgos comunes a todos ellos:

a) La antes mencionada admiración por Góngora, que se verá reflejada en sus escritos, como el magisterio de autores de la generación anterior (J. Ramón Jiménez, Machado o Pablo Neruda) y de otros más jóvenes, como Ramón Gómez de la Serna.

b) La colaboración permanente en revistas literarias (Revista de Occidente, Cruz y Raya, etc.).

c) La influencia de algunas de las vanguardias europeas en sus obras (por ejemplo, el Surrealismo en Lorca o Aleixandre), y también la influencia de otras corrientes como la "poesía pura" (de Juan Ramón Jiménez). Hay que recordar que la poesía pura es un tipo de poesía donde no cabe la expresión de los sentimientos o las referencias al hombre.

d) La mezcla entre intelectualismo y sentimentalismo (razón y corazón), entre deshumanización y humanismo en el arte, entre lo cosmopolita y lo popular, junto con lo tradicional y lo nuevo.

e) El afán de renovación del lenguaje literario, lo que les lleva a ensayar formas nuevas que se complementan con otras formas tradicionales (por ejemplo, el uso del verso del romance junto al verso libre). Hablaremos, ahora, de algunos autores de esta generación.
FEDERICO GARCÍA LORCA (1898 - 1936):

Poeta, dramaturgo y prosista español. Es el escritor de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX.

La obra poética de Lorca constituye una de las cimas de la poesía de la Generación del 27 y de toda la literatura española. La poesía lorquiana es el reflejo de un sentimiento trágico de la vida, y está vinculada a distintos autores, tradiciones y corrientes literarias. Aunque es difícil establecer épocas en la poética de Lorca, algunos críticos diferencian dos etapas: una de juventud y otra de plenitud.

La muerte y el mundo gitano son los dos grandes temas del Romancero gitano. En esta obra emplea el verso tradicional del romance (versos octosílabos con rima asonante en los pares); su lenguaje es una fusión de lo popular y lo culto.

Lorca escribe Poeta en Nueva York a partir de su experiencia en EEUU, donde vivió entre 1929 y 1930. Su visión de Nueva York es de pesadilla y desolación, propia de un mal sueño. Para expresar la angustia y el ansia de comunicación que lo embargan, emplea imágenes surrealistas. Su libertad expresiva es máxima, aunque junto al verso libre (que es el que no está sujeto a ninguna rima ni a ningún esquema métrico) se advierte el uso del verso medido (octosílabo, endecasílabo y alejandrino).

El teatro de García Lorca es, con el de Valle-Inclán, el más reconocido a nivel mundial en castellano. Es un teatro poético, en el sentido de que gira en torno a símbolos —la sangre, el cuchillo o la luna son símbolos de muerte-, sucede en espacios míticos (irreales) y se enfrenta con problemas sustanciales del existir. El lenguaje, aprendido en Valle-Inclán, es también poético.

La producción dramática de Lorca puede ser agrupada en cuatro conjuntos: farsas, comedias «irrepresentables» (según el autor), tragedias y dramas.

Entre las farsas, escritas entre 1921 y 1928, destacan La zapatera prodigiosa, en la que el ambiente andaluz sirve de soporte al conflicto entre imaginación y realidad. Los «dramas irrepresentables» de 1930 y 1931, El público y Así que pasen cinco años, son obras bajo la influencia del teatro de vanguardia y constituyen una indagación en el hecho del teatro y la existencia humana.

Su mayor éxito vino con los dramas rurales poéticos, Bodas de sangre (1933) y Yerma (1934), conjugación de mito, poesía y realidad.

Los problemas humanos determinan los dramas: el tema de la «solterona» española (Doña Rosita la soltera, 1935), el de la represión de la mujer y la intolerancia en La casa de Bernarda Alba, su última obra y, para muchos, la obra maestra del autor.
VICENTE ALEIXANDRE (Sevilla 1898 – Madrid 1984):

Uno de los mejores poetas del siglo XX. Premio Nacional de Literatura en 1933 por La destrucción o el amor. Premio de la Crítica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumación. Premio Nobel de Literatura en 1977.

Su obra poética presenta varias etapas.

-Poesía pura. Su primer libro, Ámbito, compuesto entre 1924 y 1927 y publicado en Málaga en 1928, es la obra de un poeta incipiente, que aún no ha encontrado su propia voz. Predomina el verso corto y la estética de la poesía pura.

-Poesía surrealista. En los años siguientes, entre 1928 y 1932, se produce un cambio radical en su concepción poética. Inspirado por los precursores del surrealismo y por Freud, adopta como forma de expresión el poema en prosa (Pasión de la Tierra, de 1935) y el verso libre (Espadas como labios, de 1932); La estética de estos poemarios es irracionalista. El poeta celebra el amor como fuerza natural ingobernable, que destruye todas las limitaciones del ser humano.

-Poesía rehumanizada. Tras la guerra, su obra cambia, acercándose a las preocupaciones de la poesía social imperante. Desde una posición solidaria, aborda la vida del hombre común, sus sufrimientos e ilusiones. Su estilo se hace más sencillo y accesible. Dos son los libros fundamentales de esta etapa: Historia del corazón, de 1954 y En un vasto dominio, de 1962.

-Poesía última. En sus últimos libros (Poemas de la consumación, de 1968, y Diálogos del conocimiento, de 1974), el estilo del poeta vuelve a dar un giro. La experiencia de la vejez y la cercanía de la muerte lo llevan de vuelta al irracionalismo juvenil, aunque en una modalidad extremadamente depurada y serena.
La Generación de las vanguardias, en la que se incluye el Grupo poético del 27, desaparece en 1936 con el comienzo de la guerra civil. Esta significará para algunos la muerte, para otros un largo exilio, y para todos los que quedaron vivos el comienzo de una nueva forma de ver y de hacer la literatura. Con la guerra se cierra uno de los períodos más ricos y fructíferos de la literatura y las artes en España.
MÓDULO IV. BLOQUE 12. TEMA 6: LITERATURA DEL SIGLO XX (2ª PARTE)
1. LA LITERATURA ESPAÑOLA DESPUÉS DE LA GUERRA CIVIL
1. 1. LA POSGUERRA (AÑOS 40):
En la década de los cuarenta la literatura trata de abrirse caminos tras la tragedia bélica. Gran parte de la clase intelectual se había marchado al exilio por sus ideas políticas, contrarias al bando vencedor. Francia, Inglaterra, México y Argentina fueron algunos de los países que la acogieron. Desde allí, estos intelectuales exiliados continuaron su obra aislados de la evolución literaria de España y sumidos en la nostalgia de la tierra abandonada. Entre los autores exiliados del momento, podemos mencionar a Ramón J. Sénder (Réquiem por un campesino español), Max Aub (conocido por su colección de novelas El laberinto mágico y por su teatro, reflejo de una parte de la historia reciente) o Francisco Ayala. Los intelectuales que permanecieron en el país estaban fuertemente condicionados por la censura.
En España, la sociedad estaba destruida moral y físicamente, no solo por la reciente Guerra Civil – que estalla en 1936 y termina en 1939 con el triunfo del general Franco y la implantación de un régimen conservador-, sino también por los ecos de la Segunda Guerra Mundial (1939 -1945). Por ello, la sociedad europea, en general, vive una fuerte
1   2   3

similar:

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa literatura española después de la Guerra Civil

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa novela española de posguerra. Selección de fragmentos
«los diez mejores libros escritos en España después de la Guerra Civil» por Gabriel García Márquez

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa poesía española posterior a la Guerra Civil española

La literatura española después de la Guerra Civil iconActas del Congreso Internacional sobre la Guerra Civil española :...

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa guerra civil española y sus repercusiones culturales y sociales

La literatura española después de la Guerra Civil iconLas víctimas inocentes de un conflicto: Niños asilados y exiliados...

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa literatura desde la guerra civil

La literatura española después de la Guerra Civil iconLa literatura anterior a la Guerra Civil

La literatura española después de la Guerra Civil iconNotable novelista y, también, cronista de la guerra civil española,...

La literatura española después de la Guerra Civil iconNenni: "La guerra civil española fue un acto del fascismo internacional"...






© 2015
contactos
l.exam-10.com