Competencia Lectora






descargar 1.66 Mb.
títuloCompetencia Lectora
página1/17
fecha de publicación31.03.2017
tamaño1.66 Mb.
tipoCompetencia
l.exam-10.com > Literatura > Competencia
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17



Cuaderno de Clase
… … …
UN PLAN LECTOR
PARA

SECUNDARIA
Leer Más Para Leer Mejor

Julián Montesinos Ruiz

CUADENO

PARA EL

PROFESORADO
Un Plan Individual de Lectura (PIL)
Índice
1. Presentación. Punto de partida.
2. Pautas para utilizar este cuaderno.
3. Un Plan Lector Abierto.
4. Lectura. ¿Por qué es importante leer?

4.1. Breve fundamentación teórica.
5. Textos para detectar el Nivel de Comprensión Lectora (NCL): una medida de atención a la diversidad.
5.1. El informe Pisa y la Competencia Lectora.

5.2. De 1º ESO a 4º ESO.

6. Vocabulario. Parque Léxico.
6.1. Textos para reflexionar.
7. De la Lectura a la Escritura.
7.1. Propuestas de corrección.

7.2. Propuestas de escritura.
8. Tablas de Gestión de la Lectura.
8.1. Una programación procedimental de la asignatura.

8.2. Lectura Grupo/Aula.

8.3. Biografía Lectora del alumnado.
9. La Evaluación de la lectura.
10. Recursos.
10.1. Webs.

10.2. Blogs.
11. Poemas para memorizar.
12. Textos y notas.

1. Presentación. Punto de partida

“Lo fundamental, lo esencial es leer y escribir, cualquiera que sea el modo. Mientras que la persona conserve el disfrute placentero por la lectura y la escritura, cualesquiera que sean las circunstancias que la rodean, conservará a la vez lo mejor de su condición humana”.

Mariano Baquero Goyanes


 A través de estas páginas, queremos reflexionar no sólo sobre el valor educativo, didáctico y formativo que tiene la lectura, sino convocar a todo el profesorado en torno a una idea insoslayable: la comunidad educativa debe liderar la reivindicación de la lectura en el aula en todos los niveles del sistema educativo, porque el aprendizaje de la lectura no acaba en Primaria, ni Secundaria, ni siquiera en el Bachillerato.

Para que el alumnado alcance la Competencia Lectora que con tanta insistencia exige el informe PISA como destreza imprescindible para la mejora del sistema educativo, es necesario programar la lectura en relación con las otras habilidades lingüísticas. Sólo así se puede conseguir que el alumnado domine la Competencia en Comunicación Lingüística, recogida en la LOE.

En estas páginas que siguen se ofrecen recursos para programar la lectura en aula, así como argumentos para reivindicar la importancia que tiene el desarrollo de una programación procedimental que incida en las habilidades lingüísticas básicas. Una vez ojeado este Cuaderno, el profesor sacará una idea básica: que la Lectura no puede ser una actividad colateral, programada como un quehacer extraacadémico y escasamente temporalizada y evaluada. La lectura debe ser un ítem que vertebre todo el sistema educativo, pues su práctica

garantiza la consecución de muchos contenidos curriculares.

 Asimismo, queremos compartir otra idea esencial: la lectura también sirve para crecer como personas. Debe asumirse que la promoción lectora no tiene edad. El descubrimiento de la lectura es azaroso, circunstancial, y depende de encontrar el libro adecuado en el momento justo. Por eso no hay que desfallecer. Nuestra labor será mostrarles variadas obras a los alumnos: la libertad de elección es el camino para atender a la rica diversidad lectora del alumnado. No habrá, por otra parte, que desilusionarse si los resultados no se corresponden con los objetivos perseguidos: el entusiasmo es el camino para el aprendizaje del hábito lector.
Necesitamos profesores activos que conviertan la lectura en parte esencial de su quehacer docente. Hay en este Cuaderno textos para conocer el Nivel de Comprensión Lectora (NCL) del alumnado de cada nivel de Secundaria, en relación directa con el informe PISA 2009, que se centra ahora en la importancia de la Competencia Lectora. Asimismo, se ofrecen un conjunto de Tablas para gestionar todos los ítems evaluables que consideramos básicos; se seleccionan páginas webs y blogs esenciales relacionados con la lectura; se sugieren propuestas para trabajar el vocabulario y la escritura, habilidades todas ellas interrelacionadas con la lectura.

Perseguimos en esencia fortalecer el hábito lector a través del desarrollo sistemático del acto de leer concretado en un Plan Global de Lectura (PGL) para un centro educativo y un Plan Individual de Lectura (PIL). Ambos proyectos, que se plasmarán en un libro aparte, persiguen ensanchar la Biografía Lectora el alumnado de Secundaria. Fundamentalmente, porque leer no sólo es una técnica para acceder a las fuentes de información (la habitual lectura instrumental y pragmática), sino que se trata de una actitud, un hábito (a través de una lectura estética y literaria, menos frecuente) hasta convertirlo en una fuente de enriquecimiento personal del alumnado.
2. Pautas para utilizar este cuaderno

¿Cómo evaluar la lectura? La certeza de que la programación sistematizada de la lectura en todos los cursos de Secundaria contribuye a consolidar el hábito lector y a conseguir otras destrezas fundamentales para el proceso de aprendizaje del alumnado es la razón que nos mueve a presentar este Cuaderno para el Profesorado. Forman parte, pues, de nuestro Plan Lector, al que hemos denominado “Leer más para leer mejor”, porque estamos convencidos de que sólo a través de la frecuentación del acto de leer se consigue aumentar “el intertexto lector” del alumnado, es decir, ese bagaje imprescindible para acceder al conocimiento y, por ende, alcanzar la competencia comunicativa y lingüística. Se trata, en esencia, de una medida de atención a la diversidad lectora de un aula.

Por otra parte, se ofrecen diversas tablas para el control de la lectura de los alumnos: Tabla-propuesta de programación de la Asignatura, Tablas para el Aula, Tabla para el profesorado, la Biografía Lectora del alumno/a, y tabla de valoración del Plan Lector para el alumnado.

La evaluación de la lectura requiere que el profesorado disponga de las tablas anteriormente citadas, conozca con detalle los libros que leen sus alumnos, acceda a las guías didácticas que ofrece nuestra editorial y tenga claro que si es importante realizar una evaluación sumativa (al final de la lectura del libro), también lo es valorar el proceso y el grado de comprensión lectora que el alumnado demuestra.

Tanto si se realizan exámenes orales como escritos, se relativizará las penalizaciones ortográficas, porque ya existen otros momentos durante la evaluación para puntuar la capacidad de expresión escrita: valoraremos la comprensión lectora más que el documento escrito resultante de ese proceso lector.


Aprender vocabulario. Para llegar a la comprensión lectora hay que tropezar lo menos posible en las dificultades que supone para el alumnado el desconocimiento del léxico. De ahí que los docentes deban desarrollar herramientas didácticas para conseguir que el alumnado amplíe su caudal léxico. Hay que convencerles de que sólo a través del léxico se puede nombrar la realidad exterior y expresar su realidad interior (sentimientos, conceptos…). El profesorado leerá textos y corregirá los ejercicios que figuran en el Cuaderno del Alumno/a.

Practicar la escritura. A menudo, se soslaya la práctica de la escritura creativa porque los docentes están obligados a impartir todo los contenidos conceptuales, y también porque la corrección de las redacciones exige un trabajo añadido. Como consecuencia propia de nuestro modelo de programación que hace hincapié en los contenidos procedimentales sin reducir la exigencia de los conceptuales, es necesario programar dos redacciones por evaluación. Asimismo, se ofrece un sistema de corrección con unos conceptos de evaluación y una extensión determinada para las redacciones.

Documentación y recursos para el Profesorado. Dado que la formación constante del profesorado ha ser una prioridad personal, queremos mostrar varios bloques de información para contribuir a mejorar la praxis de la lectura en el aula: los blogs y las webs de expertos en Literatura Juvenil, y una sucinta relación de textos para reflexionar sobre el valor de la lectura.

Asimismo, el en libro teórico titulado Un Plan Lector para Leer Mejor se puede consultar la fundamentación teórico-didáctica que sostiene nuestro proyecto.
3. Un Plan Lector Abierto

 Existen muchos planes lectores, selecciones de libros adecuados, webs interactivas que almacenan guías didácticas. En fin, hay muchos proyectos para convertir la lectura en una actividad presente en el ámbito educativo. Nuestra propuesta nace con una clara vocación de servicio al docente y al alumnado por medio de la creación de sendos cuadernos de trabajo, que ayudan a que la didáctica de la lectura abandone su erudición teórica y aterrice en las programaciones de aula de un modo natural.
 No cabe duda de que todo programa de lecturas debe ser ordenado y consecutivo. Esto nos lleva al convencimiento de que no es suficiente contar con un profesorado bien formado desde el punto de vista metodológico, sino que se habrá de diseñar un plan global de lecturas para todo un Centro Educativo, que guíe el proceso didáctico posterior.

Creemos que no existe mejor animación lectora que un Plan Lector en Secundaria. En este sentido, se echan en falta unas directrices pedagógicas claras (tanto en la LOGSE como en la LOE) que incidan en la creación de planes de lecturas, pues no hay otro camino para abordar con éxito la educación lectora de los alumnos que ofrecerles un corpus amplio de lecturas.

El paupérrimo nivel lector que constatamos en cierto alumnado de la ESO ha de servir de acicate al docente para programar dicho Plan Lector, un programa de intervención didáctica desarrollado durante todo un año académico, con objetivos, metodología activa y procedimental, y sistemas de evaluación claros tanto para el profesor como para el alumno. Este escaso interés por la lectura de una gran mayoría de jóvenes demuestra que es más fácil leer cognitivamente con el objeto de obtener una información (tarea también compleja para quienes carecen de una buena competencia lectora, y suelen estar atrapados por la pereza que alimentan los medios audiovisuales) que poseer el hábito de la lectura, fundamentado en lecturas literarias.


Qué leer, dónde y cómo. Consideramos que todo Plan Lector debe articularse en torno a un corpus lector lo más variado posible, es decir, habrá libros de diversa dificultad lectora y variedad temática.

Aunque sería aconsejable que hubiera una oferta variada en función de cada grupo, consideramos que siempre deben coincidir:
-Libros de Literatura Juvenil (los planes lectores del primer ciclo de ESO debería basarse fundamentalmente en este subgénero; la LJ también ha de estar presente en el corpus lector del segundo ciclo de Secundaria).

-Libros clásicos en castellano y otras lenguas peninsulares (en todos los grupos de Secundaria).

-Libros clásicos universales (en todos los grupos de Secundaria)

No hay que olvidar que lo importante es la metodología que se desarrolla con la intención de fomentar el hábito lector. La inclusión de un determinado libro dependerá, como hemos dicho ya, de muchas variables (intereses temáticos personales, madurez cognitiva del alumno, capacidad psicolingüística y nivel de competencia lectora, peculiaridades propias de cada centro educativo...). En cualquier caso, es útil intentar seleccionar, entre lo mucho que se publica, aquellos títulos que posean una contrastada calidad literaria, porque toda selección de obras posee en sí misma una valoración y una clara intención orientadora.

Por otra parte, y tal y como se muestra más adelante en las tablas, hay que programar la lectura de modo que se convierta en una actividad perfectamente temporalizada y evaluada en el aula.

4. Lectura. ¿Por qué es importante leer?

“Un curso de literatura no debería ser mucho más

que una buena guía de lecturas”
Gabriel García Márquez


4.1. Breve fundamentación teórica

Sobre el fomento de la lectura en la ESO. ¿Cómo mejorar la Educación Lectora en un IES?
Podemos distinguir tres ámbitos para la promoción de la lectura, a sabiendas de que es un derecho y una obligación de la comunidad educativa promover actividades favorecedores para mejorar la formación lectora.


  • Ámbito social

  • Ámbito familiar

  • Ámbito educativo


Desde el ámbito educativo, hay que establecer medidas para mejorar la Educación Lectora. Ténganse en cuenta las siguientes propuestas:

1. Habría que crear la figura del coordinador de lecturas, un profesor encargado de enriquecer la formación del profesorado, mejorar la dotación de las bibliotecas, coordinar las lecturas de los diversos departamentos, inculcar el gusto por la lectura, así como favorecer cuantas actividades vayan encaminadas a convertir la lectura en una práctica habitual.
2. Hay que programar la lectura de manera sistematizada y razonable en los centros escolares. Pero sucede que en la escuela y en los IES hay que dar cuenta de los excesivos contenidos conceptuales que lastran cualquier intento favorecedor de la lectura y la escritura, hecho que dificulta atender “a lo fundamental” para un futuro individuo: la capacidad de leer y expresarse correctamente, logros que farisaicamente se dan por adquiridos. Nacemos ágrafos y no lectores, y necesitamos por ello de la frecuentación para adquirir el hábito. Y este hábito sólo se logra, en el ámbito educativo, por medio de la creación de planes lectores.
3. Habría que acabar con el enfoque gramaticalista e historicista que prevalece, en detrimento de un enfoque más procedimental. En esta misma línea argumentativa, el eminente lingüista y académico E. Alarcos Llorac expuso: “La enseñanza gramatical es inútil antes de los 14 años. A los niños hay que darles ciertas píldoras gramaticales –que puedan distinguir más o menos un sustantivo, un adjetivo y un verbo–, pero no abrumarles con más complicaciones y análisis, porque no los entienden. Hasta los 14 años, nadie reflexiona sobre la lengua que habla, y enseñar teoría gramatical es inútil...” Habría, pues, que prestar más atención a la práctica de las habilidades lingüísticas.
4. Hay que impulsar las bibliotecas escolares.
5. Carecemos de una legislación en materia lectora que regule la lectura en el ámbito educativo. La programación de la lectura, actualmente, depende del criterio del profesorado y no existen indicaciones para leer determinados títulos en la ESO. Es en esta etapa educativa donde debemos y podemos desarrollar un Plan Lector necesario para conseguir la Competencia Lectora del alumnado.
Véase la escasa alusión que a la lectura se realiza en nuestra legislación educativa.


LEY

DESARROLLO DE LA LECTURA

LOGSE, 1992

7. “Utilizar la lectura como instrumento para la adquisición de nuevos aprendizajes”.

11. “Beneficiarse y disfrutar autónomamente de la lectura”.


LOCE

El anexo III se recogía la creación de un Coordinador de Lecturas en Primaria.


LOE

(Artículo 23)

h) Comprender y expresar con corrección, oralmente y por escrito, en la lengua castellana y, si la hubiere, en la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma, textos y mensajes complejos, e iniciarse en e conocimiento, la lectura y el estudio de la literatura.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Competencia Lectora iconCompetencia comunicativa. Competencia lectora

Competencia Lectora iconCompetencia lectora

Competencia Lectora iconCompetencia lectora

Competencia Lectora iconMejora de la competencia de la comprensión lectora

Competencia Lectora iconTaller de refuerzo competencia lectora tercer periodo

Competencia Lectora iconCompetencia lectora es el nombre de la estrategia que le permite...

Competencia Lectora iconCompetencia primer nivel de la competencia, acciones interpretativo

Competencia Lectora iconComprension lectora

Competencia Lectora iconComprensión lectora

Competencia Lectora iconCompetencia de productos importados (por calidad y denominación de...






© 2015
contactos
l.exam-10.com