Tirso de Molina El Burlador de Sevilla






descargar 11.22 Kb.
títuloTirso de Molina El Burlador de Sevilla
fecha de publicación30.03.2017
tamaño11.22 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
Margarita Martínez

Español 304

Ovidio Casado-Fuente

11/8/11

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla

Tirso de Molina nació en Madrid en 1584, cuyo nombre real era Gabriel Téllez. Se dice que, fue hijo ilegitimo del duque de Osuna. De joven ingreso en la Orden de la Merced, y rápido fue transportado a América. Después de dos años, lo vemos en Toledo, en donde vivió la mayor parte de su vida. Al nombrar a Tirso de Molina de inmediato nos viene a la mente lo del drama del Siglo de Oro español. Para ello no tenemos más que mencionar dos de sus dramas muy reconocidos en el mundo de las letras: El Burlador de Sevilla y El condenado por desconfiado. Este escritor pertenece a los Siglos de Oro, los mejores años de producción literaria española. El Consejo de Castilla le prohibió escribir porque sus temas eran demasiado “humanos”; aunque se dice que escribía igualmente. Lo que le distingue es el estudio psicológico que hace de la mujer, la perfila con mucha exactitud. Es curioso que utilizase la poesía en el teatro, cosa que ahora ocurre poco. Además escribió en casi todas las formas poéticas, cosa difícil. El tema principal del libro son las hazañas de Juan Tenorio para poder gozar a las mujeres. Solo el tema ya hace que te adentres en el libro. El libro del que te hablo es “El burlador de Sevilla” atribuida a Tirso de Molina, está escrito en verso.

El libro empieza con un engaño que comete don Juan a la duquesa Isabela. Don Juan se hace pasar por el duque Octavio para poder gozarla. Don Juan tiene que huir de Nápoles, igual que Octavio ya que lo ha metido en líos. Cuando don Juan llega a Tarragona con su criado Catalinón, ya se prepara para burlar a Tisbea, una pescadora, aunque a ella también le interesaba juntarse con él porque sabía que era noble. Juan le promete matrimonio y goza de ella, dejándola desolada. Prometen a Juan con Ana de Ulloa, pero la promesa se rompe porque le desterraban de Sevilla y porque le habían prometido con Isabela. Octavio llega a Sevilla sin saber del engaño con Isabela. Don Juan también engaña al marqués de Mota, que este está prendado de su prima Ana de Ulloa. Don Juan mata a Gonzalo, ya que este intenta vengarse. Después don Juan se promete con Amita, que ya estaba desposada con Batricio. Todos los engañados por don Juan se encuentran y quieren venganza. Pero se adelanta Gonzalo de Ulloa que para vengarse mata a don Juan. Catalinón es un criado de don Juan, que por mucho que don Juan le desprecie, él siempre le sigue fiel.

Lo temas que más me ha gustado que tratase es la honra y el mito de don Juan. Es sorprendente como la gente puede querer más su honra que a ella misma. Don Juan llega a decir que le maten antes de perder su honra. Don Juan prefiere a matar para recuperar la honra. La venganza también está muy representada. En los tiempos de hoy en día esto no sucede, aunque si que hay gente que anda guardando la apariencia. Me ha gustado que el autor tratase este tema porque creo que refleja plenamente la época del Barroco. Otra cosa que también es interesante es que cuando don Juan engaña a Isabela, todo el mundo corre a cazar al que se ha acostado con ella, pero no piensan en que ella ha dejado perder la honra. El mito de don Juan también es muy interesante, ya que se han hecho miles de versiones diferentes y se ha utilizado en miles de cosas. El don Juan de esa época era un burlador, una persona despreciada por los demás, que burlaba a todas las mujeres para acostarse con ellas. Actualmente, se le dice más don Juan a un chico que despierte pasiones en las mujeres, que sin hacer nada las mujeres vengan a él, aunque también se le dice a los que intentan ligar con todas. Podemos ver el cambio de tratamiento que ha hecho el mito; ahora que le digan don Juan a un chico es como un piropo.

El tercer acto comienza con el monólogo de Batricio 64 versos en redondillas, continúa con el diálogo dramático Batricio-Don Juan, y termina con un breve monólogo de Don Juan 20 versos. La escena total son 128 versos, íntegramente en redondillas, y anuncia ya el cambio de tono en ese verso final temático, tan largo me lo guardáis. La escena siguiente consta de cinco secuencias, y el cambio de tono lo da la primera, un breve diálogo entre Arminta y Belisa. El tema ¿qué caballero es este que de mi esposo me priva? Va a ser desarrollado manteniendo como nexo de unión el romance.

En el acto tercero, con otro engaño Don Juan convence a Batricio de que Arminta es amante del propio Don Juan desde hace tiempo, y bajo promesa de matrimonio y, con la aprobación del padre de Arminta, la seduce y como siempre después de quitarle la honra la abandona. Entre tanto, la Duquesa Isabela y la pescadora llegan a Sevilla, tras haber descubierto la argucia de Don Juan; el Duque Octavio y el Marqués claman venganza.

El Rey ya ha decidido una solución, pero Don Juan, en Sevilla, sigue haciendo de las suyas: entra en una iglesia, se burla de la Estatua del Comendador ante su sepulcro, y le invita a cenar. La Estatua acepta la invitación y ante el asombro de todos, la estatua de don Gonzalo se presenta en la posada de don Juan y con voz de ultratumba le cita para las diez de la noche siguiente en el cementerio. Don Juan aunque asustado por primera vez, promete que irá y la estatua desaparece .Don Juan acepta el reto y al día siguiente, en vez de asistir a las bodas preparadas por el Rey, cumple su palabra y devuelve la visita al Comendador. Don Juan acude al cementerio, acompañado, como siempre, por su fiel Catalinón. La cena era alacranes, y guisado de uñas de sastre. Después de cenar levanta la mesa.

Don Gonzalo le dice a don Juan “Dame esa mano. No temas; dame la mano.” Don Juan le da la mano y le dice “¡No me abrases con tu fuego!” y don Gonzalo le responde que es poco para el fuego que se busco. “Las maravilla de Dios son, don Juan, investigables, y así quiere que tus culpas a mano de un muerto pagues, y si pagas desta suerte esta es justicia de Dios. Don Juan grita “¡que me quemo, que me abraso! ¡Muerto soy! Cae muerto don Juan. Así es como don Gonzalo le mata a don Juan. Muere quemado lo cual la lumbre (llamas) representa el infierno, que es a donde don Juan se fue, al infierno por haberse burlado de tantas mujeres. Catalinón su fiel acompañante logra escaparse y va a contar lo ocurrido.

Todas las mujeres que habían sido engañadas por don Juan fueron con el rey para que hiciera justicia. El rey había mandado la ejecución de don Juan pero cuando Catalinón les dice que ha muerto, como la causa ha muerto, cosa que hizo tantos desastres todos se son felices, le piden permiso al rey para poderse casa, y todos son felices.

Me gusto mucho esta obra, y me recuerda mucho a este refrán que mi familia dice mucho, “el que mal anda, mal acaba.” Así fue como acabo la vida de don Juan. Pago por su mal comportamiento, por verse burlado de tantas mujeres que creían en el, por que les prometía casamiento. También me gusto el feliz fin que tuvieron las victimas de don Juan. Me fue posible entender la obra por que esta escrita en versos lo cual lo hace mas fácil de leer. Le he recomendado a mi hermana leer esta obra, y con solo leer la introducción se le hizo interesante.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconEl burlador de Sevilla y el convidado de piedra Tirso de Molina (Gabriel Téllez: [1584-1648])

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconDireccióN: C/ Tirso de Molina, S/N

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconComedia famosa del maestro Tirso de Molina

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconEl Burlador de Sevilla

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconEl Burlador de Sevilla

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconOrganización dramática del burlador de sevilla

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconMarco historico del libro “el burlador de sevilla

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconDavid J. Calzado Molina (Sevilla, 17/05/1979)

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconServa y Uliya,nombres gitanos de Sevilla. Tambien Serva a Barí, (Sevilla la Grande)

Tirso de Molina El Burlador de Sevilla iconAlejandro Molina Rodríguez






© 2015
contactos
l.exam-10.com