Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas






descargar 30.11 Kb.
títuloTema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas
fecha de publicación29.07.2016
tamaño30.11 Kb.
tipoDocumentos
l.exam-10.com > Literatura > Documentos
Tema 1.- El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas.

MARCO HISTÓRICO Y CULTURAL

El siglo XVIII se caracteriza, básicamente, por la caída del Antiguo Régimen y sucesos históricos de gran calado como la Revolución Francesa. El sistema político imperante en la época es el denominado Despotismo Ilustrado, como el practicado por el rey Carlos III en España. La sociedad está marcada tanto por transformaciones económicas como por el auge del capitalismo y del valor del dinero. Comienza la revolución industrial y, con ella, una modernización de las vías terrestres y marítimas, y un mayor intercambio comercial con las colonias, que proporcionan materias primas y metales preciosos. Pero todo este panorama se desarrolla en un clima de inestabilidad política y de continuas guerras (Guerra de Sucesión española o la Guerra de los Siete Años, que consolida a Inglaterra como primera potencia). En el caso concreto de España, el siglo XVIII comienza con un país sumido en una profunda crisis y con constantes contiendas que durarán buena parte del siglo. Un buen ejemplo de ello será la Guerra de Sucesión entre los partidarios de Felipe de Borbón y los del archiduque Carlos. Tras el fin de la contienda ocupa el trono Felipe V cuyo reinado se caracteriza por continuas guerras e inestabilidad social. Un período de mayor paz fue el de los reinados de Fernando VI y Carlos III, aunque, en el caso del último, no exento de conflictos –como el de la expulsión de los jesuitas-. Las reformas más acusadas –en el terreno agrícola, comercial, vías de comunicación, etc.- vendrán con el mandato de Carlos IV.

En el campo de la estética aparece el Neoclasicismo, según el cual las obras de arte deben estar sujetas a la razón. En el campo de la literatura se siguen una serie de reglas: distinción entre lírica, épica y dramática; separación de tragedia y comedia; respeto de las unidades de lugar, tiempo y acción. Sin embargo, más adelante, los artistas dieciochescos se insertan en una corriente sentimental, impregnada de individualidad, denominada por algunos como Prerromanticismo. En la difusión y conocimiento de las ideas ilustradas tuvo una enorme importancia la consolidación del libro como vehículo de la cultura moderna. De este modo, cambia también la condición social del escritor que busca, en la sociedad dieciochesca, un hueco y una función que será el preludio de la figura del escritor contemporáneo.

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El movimiento cultural e ideológico del siglo XVIII se denomina Ilustración. Las características de esta nueva concepción son:

  1. El Racionalismo: la fuente de conocimiento es la razón, lo cual desarrolla el pensamiento científico y técnico.

  2. El utilitarismo: concepción materialista y burguesa del mundo. La virtud se relaciona con lo que es útil.

  3. El progreso: mejora constante de las condiciones de vida tanto materiales como espirituales.

  4. Lo natural: se insiste en el concepto de que algo es más humano cuanto más conforme está con su naturaleza.

  5. El reformismo: los ilustrados aspiran a que sus ideales tengan una concreción práctica en la realidad (ideología ilustrada y despotismo ilustrado son inseparables).

AUTORES Y OBRAS MÁS SIGNIFICATIVAS

La prosa española del siglo XVIII.

Muchas de las obras del siglo XVIII tienen un carácter doctrinal y pretenden difundir las ideas de la Ilustración. El periódico ayudó, en gran manera, a forjar un nuevo estilo dentro de la prosa literaria. Aparecen las primeras publicaciones periódicas y las revistas especializadas. La prosa de ficción es muy escasa en esta época pero merece destacar a algunos autores como Diego de Torres Villarroel (1694-1770) y su obra más importante titulada Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras del doctor don Diego Torres Villarroel. José Francisco de Isla (1703-1781), y su novela satírica del año 1758 Historia del famoso predicador fray Gerundio de Campazas, alias Zotes. Fray Benito Jerónimo Feijoo (1680-1768) con su Teatro crítico universal y Cartas eruditas. Ignacio Luzán (1702-1754) destaca en este siglo por su Poética, donde establece los preceptos que deben guiar las obras que quieran ajustarse a los modelos clásicos. Mención aparte merece José Cadalso (1741-1782, autor de obras como Los eruditos a la violeta (1772), Noches lúgubres (1772) y, sobre todo, Cartas Marruecas, obra de tono conversacional que resume el estilo sobrio, alejado del barroco, del gaditano. Y, por último, Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811) que es el autor más representativo de la Ilustración. De sus obras en prosa destacaremos, Memorias sobre espectáculos y diversiones públicas (1790), Informe sobre la ley agraria (1794) y Memoria sobre educación pública (1802).

La lírica española del siglo XVIII

La poesía ilustrada o neoclásica triunfará en la segunda mitad del siglo XVIII. Antes de ésta, la poesía estaba dominada por una estética posbarroca de gran influjo gongorino. Poco a poco la manera de escribir se va haciendo más sencilla y refinada. Poetas ilustrados tempranos son García de la Huerta, Fernández de Moratín y Cadalso, pero la esencia ilustrada florecerá con autores como Cándido María Trigueros o el propio Moratín, sin olvidarnos de fabulistas como Félix María de Samaniego y Tomás de Iriarte. Además de Madrid, Salamanca también fue un foco culturalmente intenso en cuanto a la lírica neoclásica, y de su influjo nacieron poetas como Diego Tadeo González y, sobre todo, Juan Meléndez Valdés (1754-1817). La poesía de éste último suele clasificarse en cuatro grupos: poesía anacreóntica, poesía de la naturaleza, poesía sentimental y poesía filosófico-doctrinal.

A finales de siglo, nuevos poetas se suman a la poesía ilustrada, pero ya con ciertas diferencias lo cual ha dado lugar a que se hable de una poesía prerromántica. Es ésta una poesía donde conviven el sentimentalismo exacerbado y un acentuado tono social. Es el caso de Nicasio Álvarez Cienfuegos (1764-1809) y Manuel José Quintana (1772-1857), donde se divisa una poesía que anticipa los usos retóricos del Romanticismo.

Hay que citar, por último, el surgimiento de un grupo sevillano de poetas animados por Pablo de Olavide, que también presagian, en su poesía, la estética romántica. Nos referimos a autores como José María Blanco-White (1771-1820) y, sobre todo, Alberto Lista (1775-1848), maestro de Bécquer y Espronceda.

El teatro español del siglo XVIII.

El teatro neoclásico tuvo que luchar, para encontrar su sitio en la historia, con el popular teatro barroco que tenía las preferencias del público. Poco a poco, sin embargo, las obras ilustradas ocuparon las carteleras teatrales sobre todo en géneros como el sainete y la comedia sentimental.

El más destacado autor de sainetes fue Ramón de la Cruz (1713-1794), quien refleja en sus obras la vida popular madrileña y las costumbres de la clase media. La comedia sentimental es un género híbrido entre tragedia y comedia que da protagonismo a personajes de baja condición social, ejemplares y sensibles. Fue cultivado por autores como Jovellanos con una obra titulada Pelayo; García de la Huerta y su célebre Raquel, Nicolás Fernández de Moratín, con su tragedia Guzmán el Bueno, o Ignacio López de Ayala con su célebre obra Numancia Destruida (1775).

Pero donde los principios neoclásicos se aplican de manera estricta es en la tragedia y la comedia. El intento de crear una tragedia española no tuvo éxito, pero la comedia neoclásica logró el favor del público, mucho más tarde, con Leandro Fernández de Moratín (1760-1828) e Tomás de Iriarte, éste último con obras como El señorito mimado (1783) y La señorita malcriada (1788). Leandro Fernández de Moratín, pese a su valor como dramaturgo, su producción es corta: sólo cinco comedias donde prevalece la intención didáctica y moralizante. Citaremos títulos como El viejo y la niña (1790), El barón (1803), La comedia nueva o El café (1792), y, sobre todo, su célebre El sí de las niñas, una crítica hacia los matrimonios concertados.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconTema El Romanticismo: marco histórico y cultural. Características....

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconLiteratura: el romanticismo: marco histórico y cultural. Características....

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconLiteratura: el romanticismo: marco histórico y cultural. Características....

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconLiteratura. El siglo XVIII: marco histórico-cultural. Características...

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconPregunta 3ª. El realismo literario: marco histórico y cultural. Características...

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconEl realismo: marco histórico y cultural. Características de la novel...

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconEl siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. La prosa...

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconTemas La Generación del 27: características, autores y obras más significativas

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconTema 23. El teatro posterior al 36: tendencias, rasgos principales,...

Tema El siglo XVIII: marco histórico y cultural. Características. Autores y obras más significativas iconTendencias, rasgos principales, autores y obras más significativas. Valle incláN






© 2015
contactos
l.exam-10.com