La literatura en el siglo XV






descargar 29.93 Kb.
títuloLa literatura en el siglo XV
fecha de publicación28.07.2016
tamaño29.93 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura

LA LITERATURA EN EL SIGLO XV

1.º BACH.




  1. CONTEXTO HISTÓRICO Y CULTURAL


El siglo XV constituye un puente de transición entre la Edad Media y el Renacimiento. Los rasgos principales de esta etapa podemos resumirlos en los siguientes puntos:
 Se introduce, poco a poco y procedente de Italia, la filosofía humanista. El humanismo viene a suplantar a la filosofía medieval. Defiende el “antropocentrismo” (el hombre es el centro, lo más importante, y no Dios) y el goce de lo terrenal. Desde el humanismo se defiende que es el hombre (y no Dios) el que tiene en sus manos el control de su vida y de su destino.

 El matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón consigue la unificación de los dos grandes reinos. Los Reyes Católicos emprenden la tarea de la Reconquista que culmina con la expulsión de los judíos en 1492. La diversidad cultural y religiosa, por lo tanto, se ve así atacada por las ansias de unificación de los monarcas.

 Los nobles, que hasta este momento poseían un enorme poder, se revelan contra los intentos de control por parte de los Reyes Católicos.

 Para vigilar los desórdenes internos se crea la Santa Hermandad. Y para supervisar la pureza de la fe, nace la Santa Inquisición.

 El XV es también una época de expansión gracias al descubrimiento de América, que abre nuevos horizontes.

 De forma definitiva el Latín es suplantado en la escritura por las lenguas romances. Un buen signo de esto es que se redacta la primera gramática del español de manos de Elio Antonio de Lebrija (1492).

 Desde el punto de vista literario, podemos decir que surgen obras en este momento que rompen con los moldes establecidos.

 En la lírica, se cultivará una poesía muy cuidada y reflexiva. Se tratarán temas cruciales para el ser humano como la fugacidad de la vida, la crueldad del destino o el poder de la muerte. Se trata de una literatura culta representada por autores como Jorge Manrique, Juan de Mena o el marqués de Santillana (en la lengua castellana) o Ausiàs March (en lengua catalana).

 Aparte de la lírica de autores concretos, debemos destacar la existencia de la lírica cortesana. Se trata de literatura culta, creada en el ambiente de la corte, y que trata diferentes temas (el amor, la fama, la sátira, etc.). Estos poemas se recogen en cancioneros (Cancionero de Baena o Cancionero de Stúñiga).

 En la narrativa comienza a introducirse la novela de entretenimiento de mano de las novelas de caballerías. Sobresale el Amadís de Gaula, novela originalmente anónima que se convirtió en un auténtico bestseller y que fue continuada en el siglo XVI por Garci Rodríguez de Montalvo. Junto al Amadís debemos señalar Tirant lo Blanc de Joanot Martorell, escrita en catalán.

 Pero sobre todo esto, destaca una obra difícil de catalogar en los géneros literarios: La Celestina (teatro para ser leído). En ella se rompen las ataduras de la literatura anterior, estamos ante la primera novela crítica con la sociedad de la época, que rompe con las normas del amor cortés y con la idealización de la realidad que predominaba en la literatura anterior.

 La literatura culta no suplantó del todo a la popular. En esta época sobresalen los romances y las canciones. Los romances pueden tratar numerosos temas, pero todos ellos mantienen algo en común: su estructura métrica.

El siguiente esquema recoge las vertientes literarias del XV que debemos conocer:




  1. ÍÑIGO LÓPEZ DE MENDOZA: EL MARQUÉS DE SANTILLANA


Fue uno de los cortesanos más influyentes del reinado de Juan II. Fue además un gran humanista, llegando a reunir una de las más importantes bibliotecas de su tiempo. Era un gran conocedor de los escritores clásicos e italianos (Dante y Petrarca).

La producción poética de este autor puede clasificarse en tres bloques:

  1. Poemas italianizantes (Sonetos fechos al itálico modo), de tema amoroso en su mayoría.

  2. Obras doctrinales: obras religiosas, dedicadas a la virgen y a los santos.

  3. Obras populares: Refranes que dicen las viejas tras el fuego.

  4. Piezas de diversión y pasatiempo: aquí se incluyen sus canciones, decires líricos y serranillas1. En ellas no aparecen alegorías ni contenidos profundos. En sus canciones (breves y sencillas) se hace transparente los tópicos del amor cortés.




  1. JUAN DE MENA

Este escritor es la verdadera encarnación del intelectual del momento. Fue un gran hombre de letras. Conocía la cultura y los escritores clásicos. Estaba muy familiarizado con la cultura medieval y con el humanismo italiano (Dante, Petrarca, Boccaccio). Sabía perfectamente latín e italiano y estaba al corriente de las teorías literarias del momento. En sus obras intenta integrar la cultura clásica y el humanismo italiano con la tradición castellana. Pero aun así, mantiene usos medievales en el recurso constante a los mitos clásicos como “exemplum”, como cuento ejemplificador que sirve para enseñar.

Su composición más célebre es Laberinto de Fortuna. Consta de 297 coplas en arte mayor. Es un escrito alegórico, dedicado a Juan II (en cuya corte trabajó como secretario de cartas latinas y cronista mayor), con una intencionalidad moral y política. Mena ofrece en esta obra una catalogación de vicios y virtudes con el fin de presentar al rey unas pautas de comportamiento político, y a cualquier caballero castellano del momento unas normas de correcta actuación ante situaciones de la vida.


  1. JORGE MANRIQUE


Es el más joven de los poetas del XV. Dedicó toda su vida al mundo de las armas y murió, aún joven, en el asalto al castillo de Garci Muñoz. Manrique era un noble y soldado que, al igual que otros muchos de su época, cultivaba la poesía en los ratos de ocio, una poesía amorosa de salón, de estilo retórico.

Su producción literaria no es extensa. En sus escritos se muestra como un poeta cortesano, de cancionero. Sus poemas se distribuyen en tres grupos:

a) amorosos (la mayoría)

b) burlescos (tres)

c) morales (Coplas a la muerte de su padre)

Las Coplas a la muerte de su padre son su legado más importante. Debió de concluir su redacción poco después de 1476, año del fallecimiento de Rodrigo Manrique, padre del poeta. Son 40 coplas de pie quebrado2 con un contenido bastante simple y falto de originalidad e invención. Los temas que trata son los mismos que los tratados por otros poetas del momento (la muerte, la vanidad, la brevedad de la vida), sin embargo, lo original está en el tratamiento que Manrique le otorga a estos tópicos, a los que pasa por su propia experiencia personal.

En su conjunto la composición constituye una elegía3 a la muerte del padre. Manrique se lamenta en ellas de la inestabilidad de la fortuna, de la fugacidad de las glorias humanas y del poder igualatorio de la muerte. Sólo los méritos personales, la fama, vencen all tiempo.
Partes de las Coplas a la Muerte de su Padre:

1) Exposición en abstracto de una teoría sobre la muerte y una meditación sobre la brevedad de la vida.

2) Reflexión sobre la muerte de personajes históricos importantes. Para ello utiliza el tópico del “ubi sunt” (¿dónde están...?), esto es, de la pregunta sobre el paradero de determinados individuos o hechos históricos.

3) Representación concreta de la muerte encarnada en el fallecimiento de su padre, ofreciendo un relato de su vida y de su muerte. Introduce un diálogo entre Don Rodrigo y la muerte. Esta es la parte elegíaca propiamente dicha.

Este poema condensa los principios fundamentales de la filosofía cristiana. Destacan en él su sobriedad expresiva y su llano lenguaje. Con respecto a la forma, la estrofa con pie quebrado (de ritmo lento interrumpido por versos tetrasílabos) sugiere un ritmo funeral. Con respecto al contenido, merece ser señalado el hondo sentimiento, sereno y comedido. Todo ello hace de esta composición una de las obras maestras de la lírica española y el punto de enlace con la literatura de la nueva etapa: el Renacimiento.


  1. LA TRAGICOMEDIA DE CALISTO Y MELIBEA (FERNANDO DE ROJAS)


Se trata de una creación literaria surgida en las circunstancias sociales, políticas y culturales de la transición del XV al XVI. Por eso se suele entender la Celestina como la confluencia de las corrientes medievales y la apertura hacia una nueva etapa: el Renacimiento. Su mérito precisamente está en haber aprovechado los viejos moldes para lograr infundirles nuevos valores artísticos y sociales.

  • Su autor es Fernando de Rojas, sin embargo, este escritor no quiso poner su nombre en la primera edición (1499). Sí que se atreve a ponerlo en los versos acrósticos de la tercera edición (1502). Fernando de Rojas pertenecía a una familia de ascendientes judíos de Puebla de Montalbán (Toledo). Poseía el grado de bachiller por la Universidad de Salamanca. Según él mismo confiesa escribió la Celestina durante quince días de vacaciones. Murió probablemente en 1541.

  • Género al que pertenece: se trata de teatro para ser leído. A simple vista por su configuración externa puede parecer una obra teatral pura (diálogos en los que no aparece la voz de un narrador, división en actos). Sin embargo, una mirada más detenida enseguida nos conduce a detectar ciertas anomalías: excesiva longitud que la hace irrepresentable, número de actos inusitado (16 en la primera versión y 21 en la segunda), tratamiento dinámico y novelesco del tiempo y del espacio.

  • Ediciones: podemos diferenciar dos grandes etapas en su publicación: (a) una versión corta titulada Comedia de Calisto y Melibea (Burgos 1499) [16 actos] y (b) una versión larga con título Tragicomedia de Calisto y Melibea ((Zaragoza 1502) en donde se añade un prólogo [“El autor a un su amigo”], versos acrósticos que desvelan el nombre del autor, un “concluye el autor…”, no pocas enmiendas y cinco actos más que se interpolan entre el XIVy el XVI antiguos, formando así un total de 21 actos..

  • Objetivo de la obra: lo que el autor pretende es denunciar las injusticias y las desigualdades sociales, la marginación y los continuos abusos cometidos por el Santo Oficio. Además, pretende ridiculizar los cánones del amor cortés y la filosofía de la literatura sentimental de la época. En definitiva, lo que persigue Rojas es poner en contraste el tono altisonante de las convenciones literarias de la época y el tono grisáceo de la realidad histórica. Por eso Rojas mezcla el molde literario propio de la época en el que se trata del amor cortés con personajes humanos y reales, con todos sus defectos y virtudes. El choque es brutal. Según nos informa el autor en el prólogo, la misión de esta obra es aleccionar a los “locos” amantes con un ejemplo “ex contrario”.

  • La finalidad paródica: la obra busca ante todo romper con el tópico del amor cortés acabando con muchos de sus principios: período de espera, secreto y recato, abnegación y entrega gratuitas, renuncia sexual, elección de un confidente amigo, etc. Del amor cortés se mantiene solamente el cascarón y se suprime el meollo. Queda en forma vacía de contenido. En definitiva, Rojas convierte a sus enamorados en amantes anticortesanos y construye una fuerte crítica contra los principios no solo amorosos, sino también religiosos y morales en los que se sustentaba la sociedad medieval.

  • Finalidad moral: Final trágico cuya pretensión es la de aleccionar al lector de los peligros del “amor loco”, y, al mismo tiempo, alerta de los peligros de la codicia desmedida. Por lo tanto tiene una finalidad moralizadora: la muerte de todos los personajes constituye una lección por su rebelión contra las normas morales de la época.

  • Concepción del amor: a diferencia de lo que sucede en la novela sentimental y en la lírica amorosa tradicional (en donde el amor se ve como la fuerza del espíritu) en el caso de esta obra el amor se considera un sentimiento enajenador y trágico (todos los personajes principales acaban muriéndose). De ahí que la muerte sea el otro gran tema de esta obra. De todas formas, el autor contempla la muerte como el fin inevitable al que debían ir personas de conducta tan reprobable. Calixto y Melibea se mueren para pagar su ciega pasión; Celestina y los criados se mueren también para pagar por su avaricia.

  • Dos grandes líneas temáticas: A la vista de todo lo anterior es posible diferenciar en la obra dos grandes líneas argumentales: la línea amorosa protagonizada por los jóvenes amantes (Calisto y Melibea) y la línea económica y viciosa protagonizada por la avaricia que muestran Celestina y los criados, así como sus vicios y defectos. La vieja alcahueta funciona como nudo de enlace entre ambas líneas de la historia.

  • Características lingüísticas. Mezcla de lenguajes: lengua vulgar (Celestina y criados); lenguaje culto (Calisto, Melibea y padres de ésta). La mezcla de variedades lingüísticas representa una novedad en la literatura: cada personaje habla como corresponde a su condición social.

  • PERSONAJES:

    • Calisto: loco amante de Melibea, que, aunque pretende ajustarse al modelo de caballero, representa todo lo contrario. No tiene valores y está dispuesto a todo por conseguir a su amada. Rompe con las normas del amor cortés.

    • Melibea: hace del amor la razón única de su existir. Rompe con las normas de la dama cortesana ya que se entrega en cuerpo y alma a su amado y sucumbe muy pronto a sus encantos. Melibea no es capaz de anteponer su honor, y el de toda su familia, a sus deseos amorosos.

    • Celestina: recupera el personaje del Arcipreste de Hita (trotaconventos). Destina su quehacer diario a asuntos amorosos. Concibe el amor como fuente de placer y disfrute. Ahora comercializa con el cuerpo y con los sentimientos. Tiene todos los defectos posibles (buhonera, alcahueta, hechicera, bruja, lujuriosa, sagaz y astuta, embaucadora, avarienta y codiciosa).

    • Criados y muchachas: todos disfrutan del amor “libre” e “impuro”. El goce sexual es fundamental para ellos. Todos participan de la explotación de Calisto y se aprovechan de su “atontamiento” amoroso. Durante el transcurso de toda la pieza tratan a Calisto como un demente.

1 Las serranillas del Marqués de Santillana idealizan a la mujer (eliminando su forma ruda de hablar) y anulan el habitual forcejeo entre ambos protagonistas de la composición, como era el caso de las serranas protagonistas de las composiciones de Juan Ruiz, El Arcipreste de Hita. Estos poemillas han dado al Marqués toda su gloria. La escena representa el encuentro de un caballero y una pastora. El caballero requiebra a la pastora que lo rechaza. A veces, el caballero se hace pastor, para gozar de la compañía de la bella pastora. En sus diez serranillas, el culto Santillana alcanza las máximas cotas de un lirismo suave y cándido, absolutamente inhabitual en la poesía cortesana de su tiempo. El ritmo corto y saltarín de los hexasílabos confiere alegría y gracia a un universo bucólico. Las serranas ya no son hembras forzudas y peligrosas como hemos visto en el Arcipreste de Hita, sino que poseen gracia y encanto cortesano.


2 Doce versos, de los cuales, 1º y 2º, 4º y 5º, 7º y 8º son octosílabos, y 3º, 6º, 9º, y 12º son tetrasílabos.


3 Elegía: tipo de poema en el que se expresa la tristeza ante una desgracia.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

La literatura en el siglo XV iconLa literatura del siglo XVIII: el neoclasicismo
«Siglo de las Luces» o de la Ilustración: desde Francia, se va imponiendo en toda Europa

La literatura en el siglo XV iconLiteratura Literatura Canaria
«La literatura de Canarias (del siglo XVI al XIX)», Historia General de las Islas Canarias, tomo IV, 1977]

La literatura en el siglo XV iconLiteratura. Tema la literatura del siglo XVII. El barroco. Prosa y poesíA

La literatura en el siglo XV iconLa literatura inglesa del siglo XX está prácticamente unificada con la literatura irlandesa

La literatura en el siglo XV iconPablo Neruda, fue un gran poeta, considerado entre lo mejores y más...
«el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma». Ganó el Premio Nobel de Literatura en 1971. Considerado uno de los veintiséis...

La literatura en el siglo XV iconLiteratura original y literatura traducida en el fin de siglo: el caso de

La literatura en el siglo XV iconEl Modernismo Teoría: Introducción. Definición. Corriente cultural...

La literatura en el siglo XV iconLa literatura en el siglo XV

La literatura en el siglo XV iconLa literatura en el siglo XV

La literatura en el siglo XV iconLiteratura 4º eso el siglo XX






© 2015
contactos
l.exam-10.com