Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico






descargar 17.4 Kb.
títuloLiteratura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico
fecha de publicación16.03.2016
tamaño17.4 Kb.
tipoLiteratura
l.exam-10.com > Literatura > Literatura

LITERATURA UNIVERSAL 2º BACHILLERATO

5. ORIENTACIONES PARA EL COMENTARIO CRÍTICO
El comentario crítico es una exposición libre y personal sobre lo que el texto sugiere. En el examen de Selectividad se incluye un tema concreto que hay que desarrollar en el comentario, además de esa reflexión personal. Por lo general, suele ser la vigencia de la obra en la actualidad, su influencia o su relación con determinadas expresiones culturales, como el cine.

Para la reflexión personal, es conveniente hacer una pequeña síntesis inicial que recoja las ideas o aspectos concretos del texto y la obra que se van a tratar. Es conveniente centrarse en el texto lo más posible, de forma que las referencias a la obra tengan algo que ver con el fragmento propuesto y no sean excesivamente generales. En otras palabras: no vale prepararse un esquema general válido para cualquier texto del Decamerón, aunque sí unos puntos básicos que puedan desarrollarse en todos los casos.

Una vez expuesta esa síntesis, se exponen las ideas y valoraciones personales. Es importante redactar en tercera persona y no en primera, como si fuera una especie de ensayo. Y hay que cuidar la expresión.

Por último, en cuanto al tema específico propuesto en el examen, suele ser muy amplio, de forma que no debe plantear ningún problema imposible de resolver. En general se pregunta sobre la vigencia de lo que la obra plantea: temas, actitudes… o sobre su influencia posterior, tanto cultural como artística.

He aquí algunas sugerencias, que pueden servir también para ser integradas en el comentario personal:

Influencia de Boccaccio en la literatura europea.

Bajo la influencia de Boccaccio, Chaucer escribe Los cuentos de Canterbury, una recopilación de relatos enmarcados por una situación que les confiere unidad, siguiendo el modelo del Decamerón. En este caso se trata de un grupo de peregrinos que se dirigen a la tumba de Thomas Beckett y coinciden en una posada; allí el mesonero propone que cada peregrino narre cuatro historias, dos camino de ida y otras dos camino de vuelta, reservando un premio para el mejor narrador.
Otros sucesores de Boccaccio en el cultivo del relato breve son Franco Sachetti, autor de Trecentonovelle, y Masuccio Salernitano, con Il Novellino. Ya en el siglo XVI encontramos a Mateo Bandello y a Margarita de Navarra, autora del Heptamerón.
Influencia de Boccaccio en la literatura española.

En España, mientras la obra poética de Garcilaso será la adaptación a nuestras letras de la poesía de Tetrarca, Boccaccio, en cambio, puede compararse con el Lazarillo: en esta obra, considerada por muchos la fundadora de la novela moderna, el espíritu erasmista lleva al anónimo autor a plasmar con ojo crítico las asperezas, vicios y múltiples defectos de su época; se denuncia la falsedad y los abusos de la Iglesia, se deja constancia de la degradación física y moral de la sociedad. Al mismo tiempo, el Lazarillo es una obra divertida llena de anécdotas curiosas, recogidas de las tradición oral o, tras la edición de la obra, convertidas a su vez en patrimonio del vulgo.

Además de ese paralelismo, existen múltiples huellas de la influencia de Boccaccio en nuestra literatura:

  • La Elegía de Madonna Fiammetta fue el modelo de la novela sentimental española del siglo XV, con títulos tan señeros como el Siervo libre de amor, de Jorge Rodríguez del Padrón o Cárcel de amor, de Diego de San PedroCiertos rasgos propios de este género pueden hallarse también en La Celestina.

  • En la primera mitad del siglo XV, el Arcipreste de Talavera compuso una obra imitando el Corbacho de Boccaccio, con el mismo nombre y el mismo tono antifeminista, notable por la recreación del lenguaje popular.


En cuanto al Decamerón, es sin duda la obra más influyente de Boccaccio En España, hay menciones de la obra ya desde 1440, y en la biblioteca de El Escorial se conserva el manuscrito más antiguo de la obra en lengua castellana, de mediados del siglo XV. La primera edición castellana de la obra data de 1496, en Sevilla; siguieron después las de Toledo (1524), Valladolid (1539) y Medina del Campo (1543). Desde entonces han sido numerosísimas las ediciones de la obra. El género del relato o novela corta —del italiano novella, que pasó al español como «novela»— tardó en cuajar en la literatura castellana. Son obras claramente deudoras del Decamerón las Novelas ejemplares (1613), de Cervantes, o las Novelas a Marcia Leonarda (1621–1624), de Lope de Vega.


La importancia del Decamerón
El Decamerón rompió con la conservada tradición literaria de relatos místicos e hizo de Boccaccio el padre de la novela moderna, al desarrollar el tradicional cuento medieval añadiéndole una dote psicológica de la que carecía, presentando al ser humano como lo que es: una persona con virtudes y defectos, con sus penas y glorias.

Boccaccio pretende dotar a su obra de una cohesión interna de la que carecían las obras narrativas de su tiempo: se trata de un paso más hacia la creación de la novela moderna. Lo que hoy entendemos por novela es un texto de gran extensión con una estructura bien definida, coherente, con sentido unitario, que desarrolla por lo general un argumento de principio a fin. Este género, sin embargo, no aparecerá en la literatura europea hasta el surgimiento del Lazarillo y el Quijote, mucho tiempo después. El Decamerón  no desarrolla un argumento unitario y carece de la cohesión de una novela, pero Boccaccio, consciente de las carencias de la narrativa de su tiempo, hace un esfuerzo por ir más allá de la mera recopilación de cuentos e historias: las cien narraciones que componen la obra cuentan con un hilo conductor, con unas características comunes y con unos personajes y un ambiente que sí le dan cierta unidad.
Por primera vez en la Edad Media, Bocaccio presentó al hombre como artifice de su destino, más que como un ser a merced de la gracia divina.

Añadir el documento a tu blog o sitio web

similar:

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura: Poesía del XX. Orientaciones para la interpretación y comentario de textos

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconOrientaciones para la materia de lengua castellana y literatura de...

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconOrientaciones para el 2º curso de bachillerato de la materia de

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura Universal 2º de Bachillerato Tema 7

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato goethe y su época

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato temas de werther

Literatura universal 2º bachillerato orientaciones para el comentario crítico iconLiteratura universal 2º bachillerato baudelaire y su época






© 2015
contactos
l.exam-10.com